Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: El largo y tortuoso camino de la unidad de la izquierda

3 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

 

(mas peros que pros) (parte 1)




Se acabaron las elecciones. Ya está. Paró el circo. Con menos vorágine encima podemos encarar la temática que he leído por tantos compañeros, de los que estamos del otro lado de la vereda. Es decir, el proceso -inexorable si pretendemos que pase algo- de la unidad de la izquierda extrafrentista, la unión de los "radicales" como dirían los medios progres. He leído a los compañeros que escriben en la Posta sobre el tema y aportan cosas interesantes, temas que debieran ser estudiados en mayor profundidad. A algunos de ellos incluso los he oído personalmente, dado que los conozco, como el profesor Abella o a los compañeros del ProUnir, o a Irma. Todas son declaraciones hermosas sobre como debiera ser ese clímax de fuerzas que apuntan al mismo fin : la derrota de la burguesía. Pero debo hacer mis planteos, y ser abruptamente honesto : estamos a años luz de la unidad.

Si si, años luz. La situación es propicia para la desunión por infinidad de motivos. Como ejemplo, tenemos las elecciones, el mapa electoral uruguayo tanto en octubre, como ahora en mayo (en noviembre se actuó de única manera, en algo teníamos que patear todos pal mismo lado, era tiempo). Lo de octubre simplemente fue pasmoso. En lo único que se hizo común acuerdo fue en el dolor horrendo que sentimos todos los que tenemos ética ante una injusticia avalada por voto popular. Si si, es verdad, el FA hizo todo lo que estaba a su alcance para trancar a la rosada, y si no hizo mas es porque sus bases -desorganizadas y solas, pero que dan coletazos aun- trancaron lo que podía ser, sencillamente, una paliza de la impunidad. Miremos a los que estamos fuera del FA. Por esta aberrante ley electoral que pide un mínimo de gente para poder participar de las elecciones nacionales, los cros del PT y del Comuna quedaron fuera de la ronda electoral. La lógica de los programas y los lineamientos podria haber convertido en entendible (no digo plausible) la inclinación del voto a la AP, que era, dentro de lo que se podía votar, lo mas izquierdista que había; oí un par de voces jóvenes del PT que decían que Sarthou y Rubio eran la misma mierda que la que pulula dentro del FA, pero no me consta que sea esa la opinión del grupo, no pude indagarlo. No lo hicieron, no hicieron siquiera a regañadientes. Ni ellos, ni los demás grupos extrafrentistas y no-AP. Al contrario, muchos festejaron con sorna que tan solo sacaran 16 mil votos, y antes se mofaban del viejo Rodriguez en su debate televisivo contra Bordaberry y Mieres. Mientras tanto, la AP tomo esos 16 mil votos como una victoria. Puede ser, si, una victoria humana, un premio al esfuerzo de aquellos que se deslomaron por este grupo, pero no puede ser, de ninguna manera, una victoria política. Porque el común de la gente, el que hace ocho horas, ni siquiera los considero como opción. Prefirió entregar su voto a la demagogia del FA, a la cual no costo responder los ataques desde la AP con un simple "estamos para construir, no para tirar mierda". Y es mentira, la AP (ni ningun grupo de la izquierda extrafrentista) esta para ello, pero hemos puesto mas énfasis en atacar al FA (cosa que no es muy dificil, y no se precisa ser un virtuoso) que en plantear las propuestas, el plan de gobierno. Es lo que menos convenía hacer. Porque en tirar mierda, no hay un solo partido que no lo haga. Era la oportunidad de decir "che, somos distintos en ideas, pero ademas no nos morimos envenenados si nos mordemos la lengua". Era lo que menos servia a la AP, era lo que mas servia a los partidos parlamentarios.

Naturalmente, creo que lo mejor es estar unidos. Pero antes de unirnos, ya que somos poquitos, seamos sinceros entre nosotros. Porque hablar de unidad, y no querer estar al lado del "nuevo aliado", es revolucionariamente hablando, hacer la contra. Hay mas cosas para agregar, acerca de la unidad, que las haré a posteriori, pero creo que es justo dejarnos de tanta poesía unitaria, y mirar primero los escollos a vencer, que son los que hacen que, en el fondo, tengamos mas peros que motivos

(parte 2 : falsas victorias)



Domingo 9 de mayo. Un domingo soleado, que a mi no me movió un pelo. Voté como mi conciencia, Marx y Dios mandan (aunque no acepte la sugerencia del paladín de Dios en el paisito de votar a los PP.TT) (partidos tradicionales) y luego me las tomé a casa de mi "media naranja" a pasar el día. En ningún momento tomé conciencia de que estaba ante un hecho tan importante como un alto porcentaje de votos en blanco o anulados...tan importante y tan atribuido falsamente.


Podría escribir un pergamino bastante grandecito con todos los grupos que se atribuyeron ese porcentaje magnánimo. Un pergamino como los de la época de Cristobal Colon, de esos que arrancan a la altura del mentón y ruedan por el piso en su otro extremo. Muchos de quienes se felicitaron a si mismos -pecando de falsa humildad- son conocidos amigos, amigos incluso. Pero están en su derecho a enojarse conmigo si les digo que, políticamente, ese juicio simplón que hicieron me parece una reverenda pelotudez. Me explico?

Desde la AP (de los grupúsculos izquierdistas el mas grande) hasta aquellos zurdos que no cuadran un núcleo fijo de 50 personas se felicitaron por ese porcentaje, pero mas que por el numero en si, por la caída del FA. Todos estamos de acuerdo en que el Frente, como todo artilugio demagogico con alma burguesa, debe caer y rodar como la cabeza de Luis XVI en la Revolución Francesa. Ahora bien...la gente, el ciudadano común que sufre cuando le desvalijan la casa, que sufre cuando las tarifas van al cielo, que sufre cuando el patrón les rasquetea el sueldo...reconoce a la izquierda verdadera? No! No sabe que es la AP, ni el CoMuNa, ni el PT...tan solo diferencia a la Plenaria porque los massmedias los signaron como "enemigos del imperio del orden cívico" en esta macabra campaña de fascistización de las masas, matrimonio previo con los partidos parlamentarios. Ahora, nadie reparo tampoco en que los votos de blancos y colorados han crecido también, y eso no es buena señal. Nadie se ha planteado nada al respecto. En un clima de marasmo político, de desmilitantización de los movimientos sociales...solo nos hemos preocupado en llevar agua inexistente a nuestros molinos resecos y harapientos. Sin darnos cuenta que todos esos votos blancos/anulados (el cual mayoritariamente se dieron en circuitos donde votaba la gente joven) no son ni elogios para nuestra diminuta y desperdigada izquierda, ni frutos de una campaña anarquista de "avivar a las masas" sino, simplemente, un cartel que dice "váyanse todos a cagar, no me representa nadie"

Así que, amigos míos con hábitos de "pirañas electorales", ahí tienen un interesante guarismo de "mojarras" políticamente aisladas. Cambien la táctica y tengan autocritica, fíjense porque no tenemos donde caernos muertos. Teoricen un poco menos, y cuando en la calle, en la parada del bondi o en el barrio vean a un joven, a alguien que hace malabares o vende caramelos en el bondi para remarla...o mejor aun, a gente que apenas puede vestirse y comer bajo la sombra de un asentamiento, dejen de mirarlos como si fueran aliens o portadores de balconeras. No les hablen de Marx, de la lucha de clases, de Kropotkin o de lo traidores que son el PIT-CNT-FA...hablen de las cosas cotidianas. De buscar laburo, de donde venden la harina mas barata, de cual es la forma mejor de colgarse de la luz. Quizás, hablando con los mas desprotegidos y vapuleados por la sociedad, sepamos como cambiar la pisada y entender como debe desarrollarse una izquierda : con la gente mas de abajo. Y quizás esta experiencia popular nos ayude a aceitar un poquito mas la teoría, a la cual somos muy adictos a debatir pero no a tunear. Y menos que menos a cuestionar si la llevamos bien a practica o no


Por Pablo Mato

 

Prisionero de los traidores

http://prisionerodelostraidores.blogspot.com/

Compartir este post

Comentar este post