Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: 'El miserable y envilecido habitante de nuestros rancheríos'

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

El sistema del latifundio pastoril, origina a partir del último tercio del siglo XIX, la ociosidad, la miseria y la degeneración de gran parte de la población rural.

 

El dictador militar Coronel Lorenzo Latorrehabía prometido limpiar la campaña de matreros, suprimir de raíz el abigeato.

 

Y lo cumplió de modo brutal y sangriento, matando cientos de gauchos y trayendo otros cientos a los cuarteles para convertirlos en milicos.

 

Bajo su régimen de terror, por robar una oveja se pegaba cuatro tiros a un hombre.

 

Y es preciso hacer constar, a este respecto, que el gauchaje conservaba aún en gran parte los hábitos y los conceptos de la jurisprudencia primitiva, cuando el ganado cimarrón era de todos, o por lo menos había de él tanta abundancia, y era tan mínimo su precio, que apoderarse de una animal no constituía delito.

 

La familia propiamente dicha, escasea; la prostitución, la promiscuidad y el matriarcado es lo general.

 

En los ranchos pequeños y míseros, viven mezclados hombres, mujeres, niños, viejos, enfermos y sanos.

 

Los hermanos son hijos de varios padres y a veces de padres desconocidos; son frecuentes el incesto y la rufianería.

 

Así, de consuno con los factores políticos reinantes, estos, económicos, van haciendo perder cada día más al paisano su altivez, su concepto de honor, su austeridad varonil, su sencillez patriarcal de otros tiempos.

A la degeneración moral se suma luego la degeneración fisiológica; la mala alimentación, la vivienda infecta, la miseria, en fin, hacen tuberculosos en gran número.

 

La prostitución propaga desde los arrabales de los pueblos, su sífilis, como una plaga.

 

La obra de Javier de Viana, planteaba pues, a la conciencia del país, un grave y vastamente extendido problema social.

 

No se supo o no se quiso tomarlo en cuenta; solo se vio la obra literaria.

 

Más, el problema sigue todavía hoy sin resolver, casi sin tocar.

 

Todos los males que esa obra literaria ponía de manifiesto al terminar el siglo pasado, lejos de amenguar, han proseguido su rápido proceso degenerativo.

 

Se ha intensificado el "progreso"; paralelamente, se ha extendido la miseria –moral y física– del proletariado rural.

 

Un escritor del carácter verista de Viana, no podría trazar hoy, de nuestro paisanaje, un cuadro menos sombrío.

 

En estos últimos años se ha legislado mucho –y en parte muy bien– en materia económico-social; pero se ha legislado casi exclusivamente para la ciudad.

 

Ninguno de los beneficios de las llamadas leyes sociales, alcanzan al miserable y envilecido habitante de nuestros rancheríos, menguados descendientes de los gauchos heroicos de las patriadas, a quienes, por ironía, la ciudad ha levantado un monumento.

 

El problema social de nuestros campos, que ya, de modo tácito, planteaban hacia 1900 los relatos de Viana, siguen reclamando aún, en vano, la atención de los hombres de Estado.

Alberto Zum Felde

Proceso Intelectual del Uruguay

Editorial Claridad

Montevideo - 1931


 

Zfelde

Fotografía Alberto Zum Felde. dictando una conferencia en el entonces Ministerio de Instrucción Pública en el año 1938. Gentileza del Archivo de la Imágen (SODRE)

 

Uruguay: Brutal crecimiento de la Pobreza Rural

Enviado por Julio Néstor Sosa

Compartir este post

Comentar este post