Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - Elecciones internas de Uruguay de 2014

18 Septiembre 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Abella-Gonzalo

El esfuerzo electoral que está haciendo la Unidad Popular (lema Asamblea Popular) es inmenso. El muro que tenemos enfrente parece indestructible, pero no lo es.

La lucha electoral, en las condiciones uruguayas, forma parte de las grandes tareas que corresponden a esta etapa histórica del país y de la Humanidad. Es un aporte necesario en la construcción de nuestra trinchera de ideas y acciones.

Cierto es que el escenario principal de la gran  batalla definitoria y urgente por recuperar nuestra soberanía y nuestro patrimonio, por construir la Patria Grande, no se está dando por ahora en el terreno electoral.

Empieza a darse en las calles y en las rutas, en los gremios y en los barrios, como expresión del creciente rechazo al modelo neoliberal de saqueo que se nos impone. Pero en la coyuntura uruguaya el frente electoral es una dirección de trabajo importante, una batalla compleja y desigual, que se libra en el marco de esta creciente movilización ciudadana y que se pone a su servicio.

La Unidad Popular da una respuesta política concreta, como otras instituciones la dan en el plano social, al desafío principal que se yergue hoy ante el pueblo oriental.
Nuestros éxitos beneficiarán también a aquellos hermanos de la lucha social y ambiental que aún no nos comprenden.

Nuestra más firme decisión es no abandonar ningún frente en la lucha contra los malos europeos y peores americanos. 

Como no tenemos recursos financieros, debemos optimizar el tiempo.
Muy pronto una gigantesca aplanadora de jingles, imágenes, colores, promesas, chantajes afectivos y presiones económicas se descargará sobre el electorado. Así nos bombardearán los 4 partidos políticos controlados ahora por los ricos.

Todo será contra  nosotros, para negarnos el derecho a existir, para impedir que la ciudadanía piense.
Hasta habrá falsas oposiciones entre ellos, falsos y falsas profetas de un cambio interno, cambio ya imposible,  para aturdir a los descontentos, que son la mayoría, especialmente en la noble y esforzada base frenteamplista.

El tiempo para nosotros es hoy, por eso debemos forjar una organización de base de la UP en cada lugar del país, en cada rama productiva, en cada sector de de servicios y en cada institución educativa. Esa es la única respuesta.

En las internas del 1º de junio nos jugamos una gran parte del éxito de nuestra batalla  electoral de octubre.

Los partidos tradicionales ya no logran seducir a nadie. Conseguirán el voto de mucha gente todavía apegada a sus tradiciones, más el voto de aquellos que deseen “castigar” al Frente, que los ha decepcionado.

El Partido Independiente seguirá haciendo su pequeño juego de invertir en política (como quien invierte en forestación o en bonos del tesoro), para negociar después con los partidos grandes determinados cargos para sus jerarcas.

Por su parte, el Frente Amplio sabe que Tabaré se ha desenmascarado ante los sectores más lúcidos de su base.
Tabaré apunta ahora a disputar el voto “moderado” a los partidos de la derecha tradicional, y necesita dar señales tranquilizadoras al empresariado, para lo cual cuenta con toda la simpatía y el apoyo de la Embajada Norteamericana.

Pero ante este “desplazamiento” fríamente calculado de Tabaré, el Frente necesita cierto contrapeso interno: necesita fabricar un opositor interno (si es mujer mejor aún) para sembrar la ilusión de que aún puede retomar una senda patriótica.
Para crear esta falsa ilusión trabajan los que (habiendo perdido la vergüenza) no pierden la apariencia de ser “cuestionadores”: el PVP, más algún sector de jóvenes envejecidos por los vicios de la carrera política, más algún sector del mal llamado Partido Comunista.

Sin la presencia de este(o esta) falso(a) opositor(a), muy pocos votarían en las internas del FA. ¡Total, ya se sabría el resultado, y los vazquistas son un poco cómodos! Pero con esta falsa oposición muchos frenteamplistas honestos pensarán que votar en la interna por el otro o la otra candidata es frenar a Tabaré.

¡Es una trampa! Votar en la interna del FA es votar por Tabaré, aunque no se lo vote directamente. Cada voto ayudará a la falsa ilusión de que este FA puede volver a ser aquel FA puro y principista de 1971.

Cada voto en la interna del FA consolida un proyecto siniestro que sepulta la posibilidad de la soberanía del Estado, la protección de los recursos naturales y del patrimonio, y la posibilidad de una vida digna y productiva para nuestra gente.

Ya he oído algunas voces que dicen: “Voto en la interna (del FA) contra Tabaré y si sale él como candidato electo, voto a la UP en octubre”. ¡Pero nosotros necesitamos esos votos ya en las internas!

¡Esos votos serán la demostración de nuestro crecimiento, de que somos una opción real para alcanzar cargos en el Parlamento y ponerlos a disposición de las luchas sociales y ambientales más urgentes!¡Esos votos se necesitan para impactar en la opinión pública y conseguir aún más votos”

Por eso a los frenteamplistas honestos, nuestros hermanos de sueños, les sugerimos dos cosas:

1) revisen cuáles han sido las opciones de estos pseudo-opositores cuando debieron votar, cuando debieron decidir, más allá de sus discursos izquierdistas; y

2) recuerden que, más allá de las presiones que reciban, en el cuarto secreto cada uno de ustedes está solo con su conciencia. En ese momento, desde una mesita muy sencilla, las listas de la UP los estarán esperando. 

GONZALO ABELLA

Compartir este post

Comentar este post