Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - En el pais de Mujica honoris causa, la policía de hoy es igual a la del siglo pasado y hoy con el gobierno del Frente Amplio continúa siendo la misma que en la época de la Dictadura Mil

18 Octubre 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Cientos de miles de uruguayos/as viven en estas condiciones.
Otros solo ven  Punta del Este y los Shoppings.
Al mismo tiempo esto sucede en una coyuntura de espectacular crecimiento del PIB, pero.....¿quien se lo queda?.
El pueblo no, por supuesto.
"Qué los más infelices sean los más privilegiados" ARTIGAS






Gatillo fácil en el Marconi

ImageProxy.mvc?bicild=&canary=uGB8suiEEV


http://youtu.be/XZMF7ioqS48

La policía de hoy es igual a la del siglo pasado y hoy con el gobierno del Frente Amplio continúa siendo la misma que en la época de la Dictadura Militar.

Es una policía que al igual que las FFAA están formados y guiados por la Doctrina de la Seguridad Nacional.

ImageProxy.mvc?bicild=&canary=uGB8suiEEV

Además la policía joven de hoy ha sido ENVALENTONADA por todas las políticas del Ministerio del Interior  en su concepción represora, en aumentos de sueldos, en mas combustible (además del que roban) en ayuda para encubrir asesinatos a gurises pobres en los barrios,  en disparos que son ejecuciones, en razzias que son de la época  de la dictadura.

Sino se solucionan los problemas sociales el Frente Amplio y sus aliados blancos y colorados continuaran incorporando niños pobres, empujándandolos a la VIOLENCIA.

Los policías viven en barrios igual de pobres donde en los tachos de basura se disputan la comida los perros con niños y mayores
Son policías que surgen de esa pobreza con gatillo fácil para asesinar a otros pobres.

11/10/2012

Policía disparó su arma para dispersar marcha del Sunca

ImageProxy.mvc?bicild=&canary=uGB8suiEEV

JEFE POLICIA - SUNCA (video)

http://youtu.be/irGo4GCn9tA

No
más Mentiras.

El Ministro Bonomi, su sub -secretario Vázquez y Guarteche mienten y ocultan todo.

No se trata de un solo funcionario que “desprestigia” a 26 mil policías Son centenares de policías que están presos, también se equivoca al defender “el prestigio” del cuerpo ya que debería decir que los asesinatos, demuestran el DESPRETIGIO de todo este cuerpo policial en todos sus grados.

Son los planes de estudio de la época de la dictadura los que forman y deforman a los policías actuales.

Con la llegada de la  DEA al Uruguay   forman estos policías asesinos.

Es manteniendo la impunidad dictatorial de esta policía formada por la dictadura la que causa tanto atropello.

EL Frente Amplio es el Gran Responsable

Son las nuevas leyes como La ley de Procedimiento Policial, aprobada en 2008 durante el gobierno de Tabaré Vázquez (Frente Amplio) que prevé el uso racional del arma de fuego por parte de los efectivos policiales.

El artículo 18 de la referida norma señala: “El uso de la fuerza, incluyendo los distintos tipos de armas, debe ser moderado, racional, progresivo y proporcional, considerando el riesgo a enfrentar y el objetivo legítimo que se persiga”. Sobre el arma de fuego en particular, el artículo 23 precisa que se actuará “con moderación y en proporción a la gravedad de la agresión o la conducta ilícita que se trate de reprimir”, que “reducirá al mínimo los daños y lesiones que pudieran causar al agresor” y “procurará que los familiares de las personas heridas o afectadas tomen conocimiento de lo sucedido en el plazo más breve posible”.

No es “solo un hecho aislado” La moderación de la racionalidad en una policía represora No existe.

Quien nos defiende de la policía?

ImageProxy.mvc?bicild=&canary=uGB8suiEEV

“Yo los defiendo”

En setiembre de 2011 el Ministerio del Interior lanzó una campaña publicitaria, diseñada por funcionarios del área de comunicación de la propia cartera, con el objetivo de “promover la integración social” e “invitar a la reflexión” sobre la estigmatización de los barrios “más afectados por la delincuencia”. Incluyó dentro de este grupo a los barrios capitalinos Marconi, Borro, Paso de la Arena y 40 semanas.

En el caso de Marconi, la publicidad indicaba: “En el Marconi hay mucha gente que marca tarjeta. Yo los defiendo”, y el texto iba acompañado de la imagen de una policía. “Le recordamos a la gente que aún en esos lugares donde el conflicto social es más potente que en otros, vive mucha gente de trabajo, que estudia o que trata de mantener una buena convivencia”, explicó en aquel momento al Portal 180 uno de los directores de la Unidad de Comunicación del ministerio, Marcelo Barzelli. Sobre las críticas que surgieron luego de la campaña, que señalaban que la publicidad generaba el efecto opuesto al pretendido, Barzeri dijo al mismo medio que hay gente que considera que la campaña “estigmatiza por mencionar a los barrios, pero nosotros sabemos que esto no ocurre porque esos barrios son mencionados por la prensa y por la gente todos los días”.(La diaria 16.10.2012)

Yo soy Marconi Don Cony

.http://youtu.be/6Ve8obdjCmI

Los cinco policías quedaron en libertad
La Justicia dejó en libertad a los cinco policías que participaron de los graves incidentes en el barrio Marconi. Alegaron legítima defensa.

 

Los gráficos de Gabriel Carbajales

1.jpg

Nacional - ANÁLISIS - GABRIEL PEREYRA

Marconi: 40 años entre la mierda

Hace 40 años los pibes de esas zonas ya andaban descalzos y tirando carros porque ni caballos tenían

+ Gabriel Pereyra @gabrielhpereyra - 16.10.2012, 12:16 hs - ACTUALIZADO 14:24 Texto: El Observador
  • © N. Garrido
    ImageProxy.mvc?bicild=&canary=uGB8suiEEV
     

 

Hace casi 40 años, solía jugar al fútbol en las calles aledañas al Marconi. Hace 40 años que los pibes del Marconi pasaban por ahí, descalzos, a veces en harapos, tirando ellos de carros cargados de todo porque ni caballos tenían.

Hace 40 años jugábamos al fútbol en las canchas del Marconi y será imposible olvidar el olor a orín y a excremento que había en los pasadizos repletos de ranchos, de perros y de pibes revisando la basura.

Hace 40 años que pasan cosas horribles en el Marconi. Lo de esta semana fue una más, horrible, pero una más al fin.

Aquellos pibes que hace 40 años pasaban tirando carros, nunca salieron de ahí. Ni ellos, ni sus hijos, ni los hijos de los hijos. Porque si vivis en el Marconi y tuviste hijos y no te moriste antes de esas muertes imprevistas que a veces ocurren en esas zonas, ahí podés ser abuelo con 30 años, mamá con 15 y con 10 tenés muchos kilómetros de calle recorridos.

Apenas uno de cada 10 muchachos termina el liceo. Hay quienes dicen que es mucho peor ahora por la pasta base y todo lo demás, pero en aquellos días, hace 40 años, conocí a muchos que solo iban a la escuela de General Flores y Guerra porque ahí daban de comer. Y era lo único que comían en todo el día.

Hace 40 años. Hay algunos, de esos que solo conocen al Marconi en períodos electorales, que dicen que en esto de la seguridad pública no hay herencia maldita. La visión cortoplacista de nuestros hombres públicos no es sólo hacia adelante; también tienen roto el espejo retrovisor. No sé dónde estarían hace 40 años, ni sé si saben a qué huele un rancho levantado en el medio de la mierda y el orín. Hace 40 años que viven entre la mierda y el orín y eso no les da patente de nada ni los pone por encima de la ley. Pero lo extraño no es que haya pasado lo que pasó en estos días; lo extraño es que no pase más seguido.

Cerco policial en el Barrio Marconi, en la esquina de San Martín y Aparicio Saravia. Foto:
Cerco policial en el Barrio Marconi, en la esquina de San Martín y Aparicio Saravia. Foto: Pablo Nogueira

Sitiados

Un joven asesinado, autos incendiados y un cerco policial en el barrio Marconi.

En la tarde del domingo, luego de un procedimiento policial de detención a raíz de la rapiña a una panadería en el barrio Marconi, un joven fue asesinado. El juez de la causa investiga si la bala provino de las armas policiales. Posteriormente, dos taxis fueron incendiados y en la tarde de ayer permanecían en el lugar. Algunos niños que estaban apostados junto a ellos contaron que lo hicieron porque “alguien tiene que hacerse cargo” del asesinato. La Policía cercó el barrio con dos vallados el domingo de noche, efectúa requisas y recomienda no ingresar.

Hay muchas barreras simbólicas que separan a la mayoría de los periodistas y de los lectores de diarios de los vecinos de Marconi. Ayer había una física: dos vallados dispuestos por la Policía en la calle Aparicio Saravia entre San Martín y Mendoza. Apostados, pidiendo documentos y revisando a la gente que salía, había cinco funcionarios. Al lado de la barrera, aguardaba una camioneta de la Guardia Republicana con 15 efectivos fuertemente armados. Una pareja joven cruzó la frontera llevando a su bebé en un cochecito. “Allá no pasa nada”, se apresuró a aclararnos el hombre, y opinó que la Policía “no está donde tiene que estar”, que es donde “pasan las cosas”. “Yo tengo un hijo, ¿te parece que puedo vivir así?”, preguntó y se marchó sin esperar respuesta.

Rony Trinidad, integrante de la Asociación Civil Casavalle, se acercó y nos pidió que miráramos para la vereda de enfrente, donde se amontonaba la basura junto a las viviendas precarias. Contó que varias veces pidió una pala para sacar él mismo los desechos, para que sus hijos no se criaran entre la mugre, pero sus niños ya cumplieron los 18 años y la pala nunca apareció. “A veces dan ganas de justificar las cagadas”, deslizó.

“Yo los defiendo”

En setiembre de 2011 el Ministerio del Interior lanzó una campaña publicitaria, diseñada por funcionarios del área de comunicación de la propia cartera, con el objetivo de “promover la integración social” e “invitar a la reflexión” sobre la estigmatización de los barrios “más afectados por la delincuencia”. Incluyó dentro de este grupo a los barrios capitalinos Marconi, Borro, Paso de la Arena y 40 semanas.

En el caso de Marconi, la publicidad indicaba: “En el Marconi hay mucha gente que marca tarjeta. Yo los defiendo”, y el texto iba acompañado de la imagen de una policía. “Le recordamos a la gente que aún en esos lugares donde el conflicto social es más potente que en otros, vive mucha gente de trabajo, que estudia o que trata de mantener una buena convivencia”, explicó en aquel momento al Portal 180 uno de los directores de la Unidad de Comunicación del ministerio, Marcelo Barzeri. Sobre las críticas que surgieron luego de la campaña, que señalaban que la publicidad generaba el efecto opuesto al pretendido, Barzeri dijo al mismo medio que hay gente que considera que la campaña “estigmatiza por mencionar a los barrios, pero nosotros sabemos que esto no ocurre porque esos barrios son mencionados por la prensa y por la gente todos los días”.

Eran las 17.00 y en la parada el grupo de siete personas que esperaba desde hacía más de una hora el 405 se fue dispersando. Un policía advertía a los periodistas que querían traspasar la frontera que no se hacía responsable por su integridad física, que podían robarles o pegarles un tiro. Algunos efectivos de la Seccional 12ª, asignados en la garita de la Policía Comunitaria, contaron que sufrían pedreas a diario. Afirmaron que el vallado se colocó por el incendio de los vehículos y coincidieron en que las cosas nunca habían llegado a ese extremo.

Una vez traspasado el límite físico y varias horas después de lo sucedido, la calle Aparicio Saravia parecía tranquila. En la puerta de su casa, un vecino, con termo y mate en mano, no tenía muy claro qué había pasado. “Si pensabas sacar algo en claro, no lo vas a sacar. Habría que terminar con todo el malandraje”, sentenció. Los comercios que podían verse en el entorno eran casas particulares con carteles escritos a mano en la puerta, que en general ofrecían cerveza, vino en caja, cocacola, tabaco y cigarrillos. Había un kiosco de “productos varios” que ampliaba la oferta a pizzas, hamburguesas, panchos y milanesas. Una comerciante protegía los clásicos cajones de frutas y verduras con una reja.

A una cuadra del “lugar de los hechos”, una madre llevaba a su hija en brazos. Su esposo no la dejó salir la noche que incendiaron los taxis; era vecina de la madre del joven muerto. Lo conocía desde los dos años -el domingo, cuando fue asesinado, tenía 26-, y asegura que no tenía “nada que ver”. “Vayan a ver a la madre, está ahí sentada abajo de un árbol”, señaló. Se quiere ir del barrio, puso en venta su casa tres veces, pero cuando se dan cuenta de que es en Marconi nadie quiere comprarla.

Junto a los autos quemados, un grupo de niños y adolescentes, todos varones, de entre diez y 16 años, explicaron por qué los prendieron fuego. Dijeron que después de la rapiña a la panadería, la Policía se puso a detener gente y empezaron a “disparar para todos lados”. Un video filmado por una vecina, que ayer transmitió Canal 4, muestra a un efectivo que dispara al aire en medio de las detenciones, aparentemente sin que haya existido una provocación, y después no muestra más. Los niños afirmaron que una bala policial impactó en el joven de 26 años que estaba “requechando”, revolviendo la basura. Y que prendieron fuego los taxis porque “alguien tiene que hacerse cargo” de eso. “Lo hicimos, pensamos ‘que venga alguien’, pero nadie vino”, dijo el que parecía el mayor de ellos.

Denunciaron que la Policía les pega, que pasan con los autos y les gritan “chupapijas” y “muestran la nueve milímetros”. Estaban muy serios, lúcidos y enojados. Recomendaron que fuéramos a hablar con la madre del asesinado, que “estaba ahí”. Admitieron que estaban armados, pero aseguran que ninguno disparó y que todo se desencadenó cuando la Policía mató al joven. No se explicaban cómo empezaron a disparar cuando había gente que “no tenía nada que ver”. “Estaban todos los pibes del barrio por ahí, había uno de dos años ahí”, señaló un niño que rondaba los diez. Después de eso, incendiaron vehículos, agredieron a un taxista y cortaron la calle. “Estaba toda la gurisada ahí, empezaron a quemar todo, y no había forma de controlarlos”, relató una vecina.

En el camino de regreso se habían secado los charcos que había dejado la breve lluvia, pero el 405 seguía sin pasar. “Parece que no pasa en todo el día”, comentó un vecino y una mujer dijo que iba a ir a buscar a su hija a Mendoza para evitar que tuviera que caminar varias cuadras “en lo oscuro”.

“La mayoría de esos gurises, cuando vos los agarrás solos y les preguntás cuáles son sus sueños, terminan llorando”, dice Rony. Los técnicos del Estado y de las organizaciones sociales que desembarcan en Marconi se van cuando se acaba el financiamiento. La desigualdad es, para Rony, el principal problema, más que el trabajo y más que la inseguridad. Pero la gente del barrio en general no puede verbalizarlo. “Gruñen, putean. No entienden por qué viven una vida miserable en un país que no tiene necesidad de eso”, afirma. El problema empieza desde la nutrición de las madres en el embarazo, continúa.

Cruzamos la frontera, y la parada del 405 estaba irremediablemente vacía. Un policía nos aseguró que en la noche del domingo hubo un tiroteo y a raíz de él “murió” el joven. Su versión no coincide con la de los niños que parecían hacer guardia junto a los autos incendiados. Tampoco con la Diego Fernández, jefe de Policía de Montevideo, quien no descartó que el homicidio se deba a un “ajuste de cuentas” y habló de la “desobediencia ciudadana” como raíz de los disturbios. No se sabía cuándo se levantará el vallado, pero se preveía que el sitio durara un par de días por lo menos. Es la segunda vez que la Policía cerca el barrio; la primera motivó una marcha.

El juez que investiga el asesinato, Nelson dos Santos, cotejaba ayer las armas de los policías con la bala que mató al joven. En la noche había cinco funcionarios emplazados; ocho ya habían sido liberados al igual que nueve vecinos. En la órbita judicial todavía no está claro lo sucedido el domingo, que para el barrio se transformará seguramente en una anécdota más. Porque, como dice al pasar Rony, mientras transita a paso lento por Aparicio Saravia, “en el reino de la inequidad, ¿qué es lo justo?”.

Natalia Uval
La Diaria

La Diaria / Barrio Marconi

Ya me había enterado de la noticia X el pasquín virtual subversivo NOTICIAS URUGUAYAS y ahora leo éste artículo no menos subversivo de LA DIARIA; X que la realidad es que es  subversiva, X eso hay que ocultarla. Más allá del dolor humano por la muerte inútil de un inocente más, que ni siquiera sirve para crear el útil clima de terror para que López Mena lleve a buen término su negocito con PLUNA,ésta noticia me conmueve cómo muestreo de una realidad que no sólo se soslaya sino que aumenta,porque no es otra cosa que la consecuencia de un proceso de deterioro iniciado hace 1/2 siglo y que sólo una revolución puede detener;de lo contrario - como dice Caetano - dentro de muy poco, "Haití es aquí".-

Sólo los desubicados como chupete en el culo,los ignorantes que no leen historia o los distraídos que no se dan cuenta de lo que está pasando en el mundo,pueden apostar a aplicar las recetas capitalistas neo/liberales en ésta republiqueta eucaliptera y sojera. Marconi vá a crecer y a multiplicarse y se vá a llegar a un punto que no vá a haber milicos que alcancen. Desde hace 30 años en que comencé a trillar X las favelas brasileras,conozco como viven,como piensan y como se organizan los excluídos de la fiesta,los que integran la "sociedad de la necesidad",los que sólo tienen su ingenio o  vender su barata fuerza de trabajo pa' sobrevivir,viviendo siempre contando las moneditas y asistiendo al luminoso y colorido espectáculo de la sociedad del derroche y del desperdicio.Soy de extracción,formación,educación e ideología pequeño/burguesa pero mi snobismo idealista felizmenteme me llevó a la más absoluta miseria en mi auto-exilio brasilero. Uds. saben lo que se siente cuando viene una rata y te muerde un dedo de un pié X que estás durmiendo en una playa de Salvador? ...

Y saben para qué sirve? Para que yo pueda entender,comprender y sentir como la gente del Marconi y si yo estuviera allí,los habría ayudado a prenderle fuego a los autos pa' atraer la prensa,aún sabiendo que al ex-cro. Bicho le iba a caer mal.-                                              MAU-MAU       


Portada - BARRIO MARCONI

"La policía reprime y tira indiscriminadamente"

Juan Carlos Silva, concejal del Municipio D, contó cómo se maneja la Policía en el barrio y consideró que la muerte del joven fue una "injusticia"

+ - 17.10.2012, 11:23 hs - ACTUALIZADO 13:06 Texto: El Observador

 

Luego de la muerte de un joven en el Marconi, los vecinos comenzaron a denunciar malos tratos de parte de la Policía cuando los efectos ingresan al barrio. Juan Carlos Silva, concejal del Municipio D, opinó que la muerte de Álvaro Sosa fue una "injusticia".

Usted ha calificado este hecho como una injusticia, pero la Policía alega que fue agredida con piedras y balas.
El saldo de todo esto fue una familia destrozada, una madre enloquecida con un dolor tremendo y una persona inocente muerta. Estas cosas se han ido reiterando y anteriormente no ha habido otras muertes porque Dios es grande, como ya lo dije en otros oportunidades. Acá siempre hay muchos niños jugando y en otros procedimientos la Policía es desconsiderada, inconsciente y cuando viene a reprimir al barrio tira tiros indiscriminadamente. Ya había sucedido en otras oportunidades y ya ha habido tiroteos así y por suerte no han muerto niños.

La Policía plantea que hay muchos delincuentes en el barrio y que cada vez que entran a hacer un procedimiento los agreden.

En todos los barrios hay delincuencia. Este barrio no escapa a eso. Es un grupito que tiene los problemas y todo el barrio los sufre pero hay que reconocer que lo que pasó en esta ocasión fue que murió una persona que estaba mirando y que no tenía nada que ver.

¿Pero los vecinos quieren que la Policía venga o no?

Obviamente. Nadie va a defender la delincuencia. Lo que ocurre es que el saldo es negativo. Yo soy un simple concejal y no puedo enseñarle a la Policía a hacer un procedimiento pero comprendo que un policía sabe que no tiene que tirar horizontal, tendría que hacer disparos hacia arriba y no lo hizo. Y luego en el video se ve claramente que el muchacho estaba herido y no le prestaron asistencia. Y ante esa situación los vecinos se indigaron. Por eso quemaron las cubiertas y los autos. Por donde se lo mire fue un mal procedimiento. Claro que todo el mundo se indignó.

Si la Policía vuelve a hacer un procedimiento, ¿cuál será el ambiente en el barrio?

Esta bien que vengan a hacer los procedimientos. Tienen que luchar contra la delincuencia. No hacemos apología de la delincuencia. Nadie quiere defender a la delincuencia, simplemente queremos que las cosas sean bien hechas. Que se cuiden los que andan en la delincuencia, no nosotros que somos gente de trabajo.

Barrio Marconi: insubordinación en un territorio de pobreza 

por Redacción de Correspondencia de Prensa

Miércoles, 17 de Octubre de 2012 14:42
Kaos en la Red

Cerco policial en el Barrio Marconi, en la esquina de San Martín y Aparicio Saravia
Cerco policial en el Barrio Marconi,
en la esquina de San Martín y Aparicio
Saravia Foto: Pablo Nogueira
No fue una huelga salvaje. Ni una protesta sindical "desproporcionada". Allí -en el "movimiento obrero organizado"-, la "auto-regulación" funciona de la mano del PIT-CNT. Por si acaso, la mesa de negociación siempre está servida.
Tampoco fue una acción de la disminuida "izquierda radical", donde los "violentos" -dice un informe de la Dirección Nacional de Inteligencia-, "no son más de 50" en 1.500. Alcanza con tenerlos "bajo observación".
 
Se trató de otra cosa. Mucho más seria y preocupante para el gobierno progresista. Una insubordinación social en pleno territorio de la pobreza extrema. Donde -según el Jefe de Policía de Montevideo-, ocurrió una "grave desobediencia ciudadana". Que enfrentó el accionar represivo de la "fuerza pública". Inadmisible. Porque el monopolio del uso de la violencia le corresponde a las instituciones armadas del Estado.
 
Desde el domingo 14 hasta el martes 16 de octubre, el barrio Marconi fue una zona de guerra. Más de 100 efectivos de la Seccional 12, la Guardia Republicana y el Grupo Especial de Patrullaje Preventivo, acompañados de perros y francotiradores, tendieron un cerco de hierro. Las calles estuvieron cerradas. No circularon ni ómnibus ni taxis. Nadie entraba, nadie salía. (Ver nota de La Diaria a continuación).
 
Todo empezó cuando la Policía entró al barrio en busca de unos "rapiñeros" que habían asaltado una panadería. Apresaron a nueve sospechosos. Alrededor de 100 vecinos reaccionaron indignados, violentamente, con insultos, pedradas y alguna bala. Decenas de niños respondieron a la presencia policial: "Parecían palestinos tirándoles piedras a un tanque israelí" (El Observador, 15-10-2012). La Policía respondió con disparos y se retiró del barrio con los detenidos. En la calle quedó caído Álvaro Nicolás Sosa Gutiérrez, un joven de 25 años que, según los vecinos, no robaba ni estaba junto a los presuntos "rapiñeros". Murió más tarde en una policlínica cercana.

Testigos aseguran que un policía gatilló la bala que lo mató. Autoridades del Ministerio del Interior "no lo aseguran ni lo descartan". El juez Nelson Dos Santos, a cargo de la causa, dijo a la prensa que el caso es "confuso". Otra fuente judicial señaló que de acuerdo a la declaración de los policías "es probable que la bala haya salido de una de sus armas", pero puede tratarse de "legítima defensa".

Cuando los vecinos se enteraron que Álvaro había muerto, "el Marconi ardió". Se incendiaron neumáticos. Luego taxis y autos. El concejal municipal Juan Carlos Silva explicó las razones que motivaron la reacción. En primer lugar, el joven era inocente. "Fue una injusticia tremenda: el muchacho no tenía nada que ver". En segundo lugar, la Policía se alejó del barrio a los tiros y dejó a un joven herido de muerte sobre el asfalto: "Hubo omisión de asistencia: se fueron cuando había una persona desangrándose". Un amigo del joven asesinado argumenta: "Si no quemamos autos, no nos dan bola (.) si solo quemamos gomas, no pasa nada, nadie se entera que la Policía mata, como mataron en el barrio la semana pasada a un pibe". (El Observador, 16-10-2012). El joven se refería a la muerte de Néstor Silva (29 años), el martes 9 de octubre. Murió desangrándose luego de un tiroteo con policías.
 
Un centenar de personas concurrieron al Cementerio del Norte el lunes 15. Acompañaron el funeral de Álvaro. "Fue una injusticia", repitió el concejal vecinal. Y agregó: "la respuesta de la Policía fue brutal y desmedida, por eso todo el barrio está indignado".
 
El Marconi no es uno de esos tantos asentamientos donde habita el 12% (160 mil personas) de la población de Montevideo. Pero está clasificado como "zona roja". Donde se reproduce la "delincuencia". Según el Ministerio del Interior es el barrio más "inseguro". Fue blanco de los "operativos de saturación" y sufre las periódicas razzias policiales. Las ambulancias no entran, los proveedores de gas y otros productos tampoco. El transporte se reduce al caer la tarde. Las viviendas están construidas con materiales de desecho, chapas viejas y madera. Campea la mugre. Las esquinas son pastizales o lugares de clasificación de basura. Faltan los servicios más esenciales. La pobreza afecta a más del 60% de los habitantes. El desempleo entre jóvenes y mujeres supera el 40%. La deserción estudiantil llega al 70%. Aquellos que tienen la suerte de trabajar lo hacen en ramas donde predominan la precariedad y el salario mínimo. La "asistencia social" se sustenta, en lo fundamental, por actividades que desarrollan diversas Ongs, entidades religiosas, y algunos programas de la Intendencia Municipal y el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES).
 
El martes 16, la Jefatura de Policía de Montevideo anunció que levantaba el bloqueo al Marconi. Aunque mantendrá el operativo de vigilancia. Porque la guerra social contra los más pobres es permanente. Y para que el ejemplo de insubordinación no se propague a otros barrios "peligrosos". Mientras tanto las "actuaciones judiciales" siguen su curso. Deberán aclarar (o no) el asesinato del joven Álvaro, y laudar las denuncias que, sobre un "desbordamiento civil", hizo la propia Policía.
 
Hasta el momento, ninguna organización o institución de derechos humanos, ni ningún sindicato o movimiento social se ha pronunciado al respecto. Como si la sociedad terminara justo allí, en la línea donde empieza el mundo del "lumpenproletariado".

Los gráficos de Gabriel Carbajales

1.jpg

 

Repudiar la fripurización del pueblo, todos los días,

en el bondi también

por Gabriel Carbajales

 

“No somos nada sobre esta tierra, a menos que seamos esclavos de una causa,

la causa de los pueblos, la causa de la justicia y de la libertad”

 

Quienes viajamos a diario en las líneas del transporte colectivo urbano desde y hacia el oeste montevideano, vemos con perplejidad y mucha bronca cómo muchachas que no habiendo llegado aún a los 30 años, parecen madres de sí mismas y abuelas de sus propios hijos.


Por su aspecto de cincuentonas ya reventadas en un trajín cotidiano que es como la condena a un oprobio sin fin y sin más consuelo que la repudiable paga de una suerte de hipócrita limosna vaticana como salario, son mujeres que aparentan estar más próximas a la edad jubilatoria o a la muerte, que a la adolescencia que recién quedó atrás en el “Uruguay productivo” co-gobernado desde hace dos décadas por el Frente Amplio y las otras dos fuerzas políticas “tradicionales” exponentes clásicas de la burguesía local dependiente.


Son las víctimas más castigadas y visibles del inútil salvataje progresista del sistema capitalista, en su empeño por preservar y “mejorar” el modelo neoliberal aniquilador del salario real y responsable del agravamiento, día a día, de condiciones de explotación cada vez más aberrantes y antihumanas.


Suben al bondi, en general, en grupo, y contrastan entre estas jóvenes-viejas obreras, la más buyanguera extroversión y estruendosas risotadas, con cerrados mutismos de miradas sin luz y sin esperanzas, que hacen de cada conjunto, tanto a la ida como a la vuelta, una rara y patética combinación de depresión y timidez, con gestos claros de búsqueda de una alegría que está afuera de cada cual y que muestra, a la vez, parámetros culturales que de algún modo son como la arraigada “justificación” de una desgracia sin remedio que es el rasgo característico de las trabajadoras de la industria pesquera “nacional”, rubro que opera de hecho como auxiliar sujeto al monopolio multinacional de la captura y manufacturación del pescado a escala internacional.


A lo largo de la Avda. Rondeau y en lo que fuera la desaparecida “estación Agraciada”, suben y bajan cual hormiguitas sufridas y resignadas, centenares y centenares de mujeres proletarias a las que casi nunca oirás quejarse de su vida, ni, menos, referirse a alguna cuestión de tipo sindical.


Jamás, como norma, una expresión de reivindicación social mínima; jamás una protesta expresada al menos como reacción indignada o reflejo instintivo elemental.


Si buscás dialogar con alguna de ellas en ese sentido, te encontrarás casi invariablemente con algo muy evidente: el miedo, el fantasma de la desocupación, el prejuicio de que nada puede hacerse para cambiar unas cosas que aparentan ser inamovibles y como el fruto de los designios de la fatalidad escrita no se sabe dónde ni por quiénes.


A lo sumo, podrás oír casi siempre el triste consuelo de que “hay otras que están peor que nosotras”… y, enseguida, otros juicios y prejuicios que denotan que en realidad se está en guardia para salvaguardarse de opiniones “corrosivas” que contradigan y cuestionen los intereses de un empresariado cruel e inmoral, pero “que te permite” parar la olla y que tus hijos puedan tomar leche y comer pan, todos los santos días, o casi…


La inmensa mayoría de esta multitud esclavizada, es integrante de la plantilla del personal de la negrera “Fripur SA”, enclaustradas jornadas enteras entre letales cámaras de frío, el levantamiento de pesadísimas cajas y el desmenuzamiento del pescado utilizando rudimentarias herramientas artesanales, con frecuentes cortes en las manos y los nocivos efectos del contacto permanente con elementos químicos altamente perjudiciales para los pulmones y el sistema respiratorio.


Tienen reglamentada la ida al baño –que sólo es por autorización de otras mujeres que actúan como si fueran las “kapos” de los campos de concentración nazis-, y no hay contemplación para las obreras que están embarazadas o menstruando y requerirían de un aseo y un ritmo de trabajo especiales.


En general, las operarias están constantemente vigiladas por personal tercerizado cuya función es la de registrar e informar “irregularidades” en el cumplimiento de esta auténtica esclavitud “moderna”.

 

Una publicación virtual en circulación, resume así la situación actual de la empresa, de la que no te enterás por algún comentario en el ómnibus, sino por la misma industria mediática al servicio de la patronal pesquera, entre otras:

 

Fripur es una de las empresas líderes en procesamiento de alimentos en Sudamérica. Entre sus clientes se encuentran las más famosas marcas de alimentos del mundo.

En el Gobierno existe preocupación por el cierre de mercados europeos para la empresa pesquera Fripur, a raíz de la crisis internacional que viven esos países. En caché - SimilaresCompartir 

Compartido en Google+ Ver la publicación

Has publicado que a ti también te gusta esto. Deshacer

Según publica este jueves el semanario “Búsqueda”, la situación de la firma pesquera derivará en el envío al seguro de paro de centenares de trabajadores.

Fripur tiene 1.500 empleados y el 85% son mujeres madres jefas de familia, de hogares pobres.


El presidente José Mujica dijo al semanario que “no hay mercado para vender el valor agregado que hace la empresa, porque no se trata de vender pescado sino del valor que le agregan”.


  

“A esta altura puedo decir que es un dolor de cabeza para el Gobierno (…) Hemos intentado buscarle la vuelta pero no tenemos repuesta; quisiera decir otra cosa, pero no tenemos respuesta. Estos son coletazos de la crisis europea”, dijo el mandatario” (sin mencionar siquiera de pasada, que, en realidad, Fripur es responsable de haber tirado abajo el prestigio de los productos derivados de la pesca en aguas uruguayas, por haber exportado reiteradamente alimentos a base de pescado, en malas condiciones sanitarias, en ocasiones decididamente podrido, y que, devueltos, se los intentó “reciclar” con total inescrupulosidad, para volver a exportarlos, si cuadraba, o colocarlos criminalmente en el mercado interno, en general sin controles bromatológicos adecuados, casi).

 

A nadie de la “casta política” se le ocurre siquiera esbozar la posibilidad de reactivar una industria pesquera que supo ser pujante medio siglo atrás, cuando el Estado como tal competía con intereses privados y actuaba de hecho como regulador de precios de un producto que debería tener la misma incidencia económica en el mercado interno, al menos, que la carne vacuna, en un país rodeado de agua y de vida orgánica útil.


Entre la dictadura y empresarios-políticos como Jorge Batlle, se fue liquidando y rifando toda la infraestructura pesquera de aquel país al que no se bautizó como “productivo”; vuelto el espejismo de democracia, el Estado dejó exclusivamente en manos de delincuentes como los propietarios de Fripur SA, la producción, comercialización y exportación de prácticamente toda la captura ictícola, amparándolos y protegiéndolos con “excepciones” que tienen mucho que ver con el amiguismo político y la falta de principios.

 

En el mundo de la internet, redescubrimos a Frantz Fanon, psiquíatra negro argelino que en los ´60 impactó fuertemente con su libro “Los condenados de la tierra”, en el que analiza múltiples aspectos psico-sociológicos del neocolonialismo a la luz del imperialismo moderno.

 

Sobre este libro “RedBetances”, de Puerto Rico, publica el siguiente comentario sobre Fanon.

 

Dice: “Fanon plantea que «la independencia no trae un cambio de dirección [...] en base a un nuevo programa de relaciones sociales» en la medida que el poder y el proceso sea presidido por una burguesía e intelectuales colonizados que configuran un régimen neocolonial de corte despótico subordinado al capitalismo occidental. Critica severamente a la burguesía nacional por su debilidad estructural en el capitalismo mundial, por su actitud pusilánime con los poderes occidentales y opresora contra las masas subalternas. Fanon ve a las burguesías emergentes como asumiendo «el rol de gerentes (e intermediarios) para las compañías occidentales» y como una «casta que no ha hecho más nada que prolongar el legado colonial de economía, pensamiento e instituciones». Políticamente operan por mediación de partidos que se transforman de ser «vehículos de empoderamiento colectivo» en las luchas anticoloniales a «instrumentos de coerción y claramente anti-democráticos», a la cabeza de Estados neocoloniales que se tornan en «dictaduras de administradores civiles, entrenados por las metrópolis, que no son capaces de entender la nación».


 Aquí Fanon postula lo que denominó como una independencia neocolonial que interpretamos como una estrategia de recolonización de parte de las élites nativas en alianza con las clases dirigentes occidentales y los Estados metropolitanos, caracterizada por la dependencia económica, el autoritarismo político y la occidentalización cultural. Paradójicamente, se trata de un nacionalismo antinacional”.

 

Las obreras de Fripur, es seguro, jamás podrán tener acceso por si solas a estas lecturas antiguas pero súper vigentes, que ilustran y apuntan a la conciencia política popular más allá de caudillos, caudillitos, partidos, partiditos, coaliciones y fabulosas políticas de alianzas.

 

Lo que Fanon señalaba lo viven y lo sufren estas obreras-esclavas sin poder saber las causas y sin siquiera sospechar que ellas existen.

 

Pero sí es seguro también que están en condiciones de entenderlo mejor que nadie, mucho más después de vivencias como la de hoy con una Fripur que convierte a los seres humanos en harina de pescado, pulverizando de un día para el otro hasta estas tristísimas expectativas de vida infra humana que hasta hace un rato era “la única salvación” para miles de hogares en los que humildísimas pero heroicas mujeres hacen lo indecible para que mañana sus hijas y sus hijos no sean la carne de cañón de ministros demagogos que se vanaglorian de combatir eficazmente la inseguridad ciudadana, mediante fusilamientos por la espalda de desgraciados jóvenes y el despliegue del terror sobre un barrio entero de “condenados de la tierra y del mar”.

 

No sé si Fanon proponía algo al respecto, pero está muy claro que de nada sirve la comprensión militante clásica, si ella no es parte activa, comprometida y consustanciada, del mismo mundo sumergido del que puede esperarse la necesaria e impostergable rebelión “de las masas” sin la que nada nuevo ocurrirá bajo las sombras del salvataje burgués.

 

Yo, al menos, interpreto que Fanon, sin decirlo, nos proponía de hecho emular lo que los mismos argelinos fueron entretejiendo para sacar del culo al imperialismo francés, pero que no pudo desarrollarse lo suficiente como para evitar que los chupasangre de extramuros fueran sustituidos por los subordinados de adentro autoerigidos en “héroes” de la lucha antimperialista independentista:

 

Lazos humanos desde lo cotidiano que no debemos inventar, que ya lo ha inventado el mismo sistema.

¿O acaso un ómnibus en el que vamos y venimos todos los santos días a la explotación y de la explotación capitalista, no es el ámbito social natural en el que deberían establecerse vínculos bien directos y fecundos entre seres que padecen lo mismo y cuyo futuro solamente podrá construirse entre ellos (entre los de este 124 y los del bondi que viene adelante o atrás)?.

 

Tal vez haya gente que deba vencer el “asquito” que le produce una piel que huele a merluza casi descompuesta por más que se haya bañado un millón de veces. Tal vez debamos simplemente hacernos cargo de que aquí jedemos todos, a sobacos, a hastío, a acostumbramiento, a ese olor que es en realidad el que nos hace esclavos o serviles: el de la indiferencia o esa discriminación absurda entre nosotros mismos que los esclavistas saben muy bien enseñarnos desde la cuna.

 

Bien lo decía Frantz Fanon: “No somos nada sobre esta tierra, a menos que seamos esclavos de una causa, la causa de los pueblos, la causa de la justicia y de la libertad”.

 

Gabriel –Saracho- Carbajales, Montevideo, 17 de octubre de 2012.


https://mail-attachment.googleusercontent.com/attachment/?ui=2&ik=96f3404f00&view=att&th=13a72764bfcd64a0&attid=0.1&disp=inline&realattid=f_h8f4qf5i1&safe=1&zw&saduie=AG9B_P8fJUFfIRug1YoqCgaC9jWI&sadet=1350541052600&sads=hLuaY5MK-GoKL6FEtDYneh4MP7c

Lo Que Se Ve y Lo Que No Se Ve

El jueves 11 participamos en Montevideo en una de las más grandes manifestaciones realizadas en el Uruguay en defensa de los recursos naturales, y que se convirtió también en la manifestación más grande contra la política productiva que lleva este gobierno.

Sin dudas, más de 10.000 personas, la mayoría del Interior del país, llegaron a la capital para “hacerse ver”, y hacer ver a los capitalinos, la entrega que se está haciendo de los recursos naturales de nuestro suelo.

Una enorme cantidad de jóvenes, -que serán los herederos del futuro-, participaron en la marcha junto a nosotros, los más veteranos.

Con sus rostros pintados, sus disfraces payasescos, los globos, etc., llenaron de alegría a la Marcha, juntos con ellos y a nosotros,  marcharon las caballerías que vinieron de diferentes pueblos del país, y no faltaron los tractores, y algunos carritos de recolectores.

Pero todos gritando al unísono: “La tierra no se vende, la tierra se defiende!! “

Todo empezó en Tacuarembó, donde unas 36 organizaciones de diferente tipo coincidimos que era hora de luchar contra la entrega de los recursos naturales de nuestro suelo, recursos de todo tipo, en esa asamblea se programó entonces la Marcha, y se pasó a cuarto intermedio para analizar el resultado de la misma, y hoy, ya culminada la misma, informamos que la asamblea continuará el 10 de Noviembre, en la ciudad de La Paloma, Rocha..

Se coincidió que se está entregando el recurso tierra a los capitales extranjeros.

Ya las  plantas de celulosa, y sus respectivas forestales, poseen un millón de hectáreas, y van por más.

Las empresas sojeras multinacionales , -en propiedad o en régimen de arrendamiento-, poseen más de un millón de hectáreas , y van por más.

Y ahora las multinacionales mineras, que se interesaron en el mineral de nuestro sub suelo, quieren sacar todo el material que puedan en el menor tiempo posible, y para eso proponen la mega minería a cielo abierto.

Que es esto?,

Se calcula que existe una cantidad de hierro , (un 28 % entreverado en la roca subterránea de algunas zonas del país), y que para sacarlo rápidamente, lo mejor es hacer unos enormes cráteres de 100 hectáreas y con una profundidad de hasta 400 metros, cráter que se hace gracias a la utilización de 43.000 toneladas de explosivos por año.

Luego con energía eléctrica (192 megavatios, energía más barata que la que utilizamos en nuestras casas), muelen esa roca y por magnetismo extraen el hierro.

Y luego de 12 años de extracción, no queda otra cosa que esos enormes cráteres vacíos, que no se sabe qué hacer con ellos.

Pero estas futuras minas no están ubicadas en una cadena montañosa o en un desierto, como ocurre el Chile, sino en el centro del país, y en un área ganadera donde viven miles de personas.

Por eso, tampoco va a quedar ningún productor rural que viva en el área.

Como tampoco va quedando gente donde hay monocultivos de Eucaliptus, basta ver y recorrer el departamento de Río Negro y Paysandú, como así también conocer los porcentajes de desocupación en los mismos.

Ya lo dijimos hace años, estos emprendimientos traen consigo la concentración y extranjerización del suelo uruguayo, pero también la desocupación y la emigración de la población rural.

Lo que pasa es que esa desocupación y emigración se va dando silenciosamente, día a día, casi no se ve,.

A las escuelas rurales, año a año va un alumno menos, y cuando pasan varios años realmente se ve el resultado del abandono del campo por parte de la gente, en cambio la construcción de una súper planta se ve, se ven fotos de su crecimiento en la prensa día por día..

El problema es el después.

Y ese después, es el ahora en algunos lugares, en nuestra zona por ejemplo.

Sí se ven camiones cargados de troncos todos los días, pero no se ven las taperas en los campos forestados, casas donde nacieron y vivieron muchas personas.

Troncos de eucaliptos, soja, y ahora hierro, son tres recursos que tienen algo en común, sus dueños son multinacionales, que son fuentes de ingresos a los fondos financieros internacionales, y que tienen un proyecto llamado Plan IIRSA para Latinoamérica, que tiene como fin extraer masivamente los recursos naturales.

Estos servicios financieros aportan créditos a los países para construir caminos, puentes y puertos de aguas profundas, es decir vías para la mejor extracción de esos recursos, de los cuales son sus dueños, eso sí, a los créditos los pagan los pueblos.

Las obras si se ven, el pago de los mismos el pueblo no lo ve , pero a la larga o a la corta si lo va a sentir. 

Nos preguntamos asiduamente, ¿se seguirá el pueblo uruguayo embebiendo del espíritu artiguista para defender su patria ?.

Por lo visto en la Marcha, sospechamos que sí.

Dr. Horacio Zefferino de la Fuente

Enviado por Ariel Ferré

 

Asamblea de los ex trabajadores de Pluna, ayer, en la sede del PIT–CNT. Foto:
Asamblea de los ex trabajadores de Pluna, ayer, en la sede del PIT–CNT. Foto: Andrés Cuenca

Cielos abiertos

Secretario de Presidencia confirmó que BQB aún no retiró boleto de compra de aviones de Pluna SA; ex trabajadores suspendieron paro.

Los ex trabajadores de Pluna resolvieron en asamblea suspender en forma provisoria el paro iniciado en las primeras horas de ayer. La Organización de Técnicos Aeronáuticos del Uruguay-Organización de Funcionarios de Pluna (OTAU-OFP) había decidido la medida el viernes, al conocerse la noticia de la adquisición por parte del empresario Juan Carlos López Mena del boleto de compra de los siete aviones subastados el 1º 
de octubre.

En la asamblea desarrollada ayer en el local del PIT-CNT, el dirigente de OTAU-OFP Cesar Iroldi informó al resto de los trabajadores sobre las reuniones que se mantuvieron con las empresas interesadas en la creación de una nueva aerolínea en conjunto con los trabajadores. Iroldi expresó que BQB “no es la única alternativa” y por eso se propuso el levantamiento de las medidas. Explicó que durante la asamblea se estableció una comunicación telefónica con el secretario de Presidencia, Alberto Breccia, quien les confirmó “que BQB no ha retirado aún el boleto de la subasta” y que el gobierno “está considerando todas las propuestas”. Breccia los recibirá en el día de hoy para “explicar las razones jurídicas de por qué BQB no se hizo aún del boleto”, agregó Iroldi.

Breccia dijo ayer a Radio Carve que López Mena “es uno más de los varios interesados” en el negocio de Pluna y que el gobierno está considerando “todas las propuestas”. Breccia aclaró que “nadie nos ha puesto un revólver en el pecho” y que la oferta del empresario argentino “es bienvenida como todas”. Según el jerarca, el gobierno tiene “otras ofertas y otros caminos a explorar”.

De reunión en reunión

El integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT Ismael Fuentes, que ha acompañado a los dirigentes del sindicato de Pluna en las negociaciones, dijo a la diaria que ayer se mantuvieron reuniones con dos empresas interesadas en el negocio. Una fue con representantes del grupo Molinari, del empresario argentino Carlos Molinari. Este inversor confirmó que mantiene la propuesta realizada semanas atrás, para “constituir una aerolínea de bandera nacional, contemplar la situación de la mayor cantidad de ex trabajadores posible y poner arriba de la mesa la negociación de las deudas que tiene Pluna con el Banco República y con Ancap”, explicó Fuentes. La otra empresa interesada con la que se reunieron ayer es Air Nostrum, la aerolínea regional española subsidiaria de Iberia, que según Fuentes también mantiene el interés manifestado hace dos semanas a los ex trabajadores de Pluna.

El dirigente del PIT-CNT señaló que estos grupos están dispuestos a invertir pero “obviamente a cambio de la explotación de todas las frecuencias” que pertenecían a Pluna. Además, aclaró que el PIT-CNT “nunca planteó” que se esté pensando en la posibilidad de establecer dos aerolíneas de bandera, sino que “nos oponemos al monopolio” en la conectividad del país. “Eso es negativo porque en algún momento nos puede dificultar cuestiones que tienen que ver con la soberanía nacional. En este marco es que, sin apoyar a ninguno de los proyectos que se están negociando, sí identificamos a uno que es monopólico”, dijo Fuentes en referencia al empresario López Mena, propietario de la aerolínea BQB y de Buquebus.

Con respecto a la propuesta que podría incluir a Venezuela, Fuentes dijo que puede haber una “posibilidad de capitalización” de ese país. Es una opción que “no es descabellada”, afirmó, e incluso podría haber una propuesta “combinada” entre “los grupos con los que se está negociando actualmente y Venezuela”, agregó. Los dirigentes esperan la llegada del senador frenteamplista Eduardo Lorier (Partido Comunista) porque “va a venir con información” de primera mano. Lorier se reunió en Venezuela con diversos actores del gobierno de ese país en busca de una alternativa a la situación de Pluna que cuente con la participación del Estado venezolano, a través de la aerolínea Conviasa o el Banco de Desarrollo (Bandes).

Fuentes agregó que los ex trabajadores de Pluna y los dirigentes del PIT-CNT mantienen conversaciones “todos los días” con los ministros de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, y el de Trasporte y Obras Públicas, Enrique Pintado, y con autoridades de Presidencia.

Ruido mediático

Paralelamente a la búsqueda de una solución definitiva, el gobierno avanza también en el estudio de la implementación de una política de cielos abiertos. Fuentes del Ejecutivo explicaron a la diaria que esta medida se tomaría para atender la temporada estival, pero no se está pensando en hacerla permanente, como sí ocurre en países como Chile. En Carve, Breccia aseguró que la implementación de la política de “cielos abiertos” y la “búsqueda de otros actores” son algunos de los caminos a seguir por el gobierno, que mantiene las negociaciones con López Mena.

Sobre la participación del Estado en una solución del tema, el secretario de Presidencia dijo que eso “es otro tema a discutir” y agregó: “¿De quién son las aeronaves? Son del Estado”. También criticó a la oposición por haber generado “ruido mediático” con manifestaciones “muchas veces simplistas” que “enturbian la comunicación”. Finalmente se refirió a las críticas realizadas por legisladores del Frente Amplio respecto de la posibilidad de que López Mena termine con el monopolio de la conectividad. Dijo que “se está omitiendo toda la complejidad” del caso y que “no se puede guiar por lo que aparece en primera instancia y actuar en base a emociones”, agregó.

El Partido Nacional (PN) presentará hoy en la Cámara de Senadores la propuesta de interpelación al ministro Lorenzo. El senador Carlos Moreira, quien será el miembro interpelante, planteará en el directorio del PN hoy la posibilidad de interpelar también a Pintado. Los blancos solicitarán que Lorenzo concurra acompañado por los presidentes del Banco República y del Banco Central, Fernando Calloia y Mario Bergara, para pedirles explicaciones sobre el aval otorgado a la empresa Cosmo para participar en la subasta de los aviones Bombardier.

La Diaria

Compartir este post

Comentar este post