Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: EN LAS PIEDRAS, MALESTAR POR NUEVO TRASLADO DE FERIANTES

31 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

CONSULTAS CON FERIANTES SOBRE EL TRASLADO DE LA FERIA DEL DOMINGO EN LAS PIEDRAS

"CREO QUE LA FERIA TENDRÍA QUE SER UNA SOLA"

MWSnap172.jpg

Algunos muebles usados, un pequeño ropero, una cama. La señora se instaló en la calle Colman casi en la esquina con la calle Espínola.

Nosotros estábamos también allá, estábamos bien, era otra cosa porque la gente entraba y salía,era otra cosa. Nos sentimos totalmente desubicados y además nos parece que estamos molestando a la gente porque allá era una calle que se podía entrar y salir y no se molestaba a nadie, eran todos comercios y se unía una feria con la otra y entonces era una feria sola, pero ahora estamos aparte de aquella que era un lugar mucho más cómodo para el traslado de las cosas pero además esta toda la feria desparramada.

Pienso también que acá se molesta a los vecinos, porque estamos en la puerta de la casa de la gente y a mi no me gustaría que me pusieran una feria en la puerta de mi casa. Acá no me parece que funcione igual que antes, señaló la señora. Consultada sobre el sorteo de los permisos para instalarse en la feria que realizó la Intendencia Municipal de Canelones y que dejó la mitad de los feriantes fuera, la entrevistada dijo que era su caso: a mi me pasó, señaló.

Hice el formulario cuando me dijeron y hasta hora no he tenido respuesta, llevé el formulario pero no me dieron el lugar. Cuando dijeron que iban a trasladar la feria para acá llené el formulario con todo y me quedé sin nada, cuando vine que ya estaba la feria planteada, me dijeron que quedaban tres puestos nada más y que si quería tenía que ir a la Intendencia.

Yo les dije que ya había hecho todos los trámites y me dijeron que ahora no hay lugar, que tenían que ver porque no hay lugar. Me dijeron que me instalara igual, pero que tenía que esperar a que me dieran el puesto.

Pero no me dieron el permiso; hice enseguida el trámite pero no me lo dieron, hay gente que hizo el trámite después y si le dieron el permiso, no se en que va, señaló la feriante.

Esto que hacemos nosotros es una entrada extra porque mi marido hace changas, precisamos esto, y cuando no venimos un domingo la verdad que se siente, agregó.

Ahora mi marido está enfermo y está sin trabajo, dijo la señora. Además creo que el viene a vender a la feria viene porque tiene necesidad.

La feriante agregó que en la zona designada para los feriantes, además de la calle Espínola, las calles paralelas y transversales a la misma, no hay mucho espacio, es muy chica la calle, no se puede poner nada para atajar el sol por ejemplo, señaló.

Consultada sobre el resultado de las ventas, dijo que no es lo mismo que cuando la feria estaba en la anterior ubicación; la gente iba a comprar la fruta y verdura y esta feria estaba al lado, era una feria sola, ahora la gente ya no viene para acá, señaló.

No se porqué trasladaron la feria para acá, pero creo que la feria tendría que ser todo una sola feria, agregó.

 

"TENÉS QUE ANDAR DISPARANDO PARA GANARTE UN PESO"

El hombre se cubría del sol debajo de un Paraíso plantado en la vereda, y sobre la calle, encima de una lona, ofrecía herramientas usadas.

Nos estamos juntando porque han partido la feria y la gente que va la otra parte no viene para acá, señala.

Y el que viene para acá no va ir para arriba con un montón de fierros, agrega. Deberían poner la feria como estaba antes, donde estaba todo unido, pero no, ahora tiene los puestos todos separados.

El hombre hace 20 años que vende en la feria. Consultado sobre la decisión de la Intendencia Municipal de Canelones de un nuevo traslado, el vendedor dijo te sacan de acá y te llevan para allá, cada vez más lejos, y dicen que querían eliminar esta parte de la feria... la gente viene a vender porque no tiene laburo, no tiene nada, dice el feriante ubicado en la calle Colman.

No nos dan ningún argumento, comenta molesto; vienen y te dicen: los vamos a cambiar porque vamos a hacer esto, primero nos trasladaron por el Parque Ecológico, después por el hospital, y ahora no sabemos porque nos trajeron para acá.

La feria se quiebra y se extiende por varias calles del barrio: consultado sobre el tema el entrevistado dice que "vino la Intendencia marcó un pedacito de terreno, un metro para fulano, un metro para mengano, y acá todo lo que está marcado hay que pagar, y así te tienen, y la gente tiene que estar disparando hasta para ganarse un peso", afirma. "Se saca para la diaria", agrega.

 

"EL ÚNICO INGRESO QUE TENGO ES ESTO", DICE DIANA CÁCERES

 

Muy cerca del vendedor de herramientas, una señora mayor, ofrece unas poquitas cosas.

Algunas prendas de mujer y bijutería. Se nota en su forma de expresarse que Diana Gladis Cáceres tiene necesidad de compartir la situación por demás precaria en la que se encuentra.

Prolijamente vestida, se expresa correctamente y habla de su realidad: tuve ocho años con mi madre y no me dieron pensión ninguna, soy hija soltera, estoy completamente sin recursos, sin familiares, perdí mis tres familiares .

Estoy totalmente desamparada y lo único que tengo es el comedor municipal que fue lo que me cedieron después de un chequeo tremendo que me hicieron en el hospital para poder lograr eso.

Vivo solamente de la venta de estas cositas en la feria, y me da para sacar para la luz y el agua.

Consultada acerca del traslado de la feria, la señora agrega que está convencida que esto ha provocado la perdida de clientela, porque la gente está acostumbrada a la feria de los días jueves, donde se conocen todos, porque cada vendedor va haciendo sus clientes según el tiempo que están en el lugar. Pienso que esto ha perjudicado a muchas personas. Vendo ropa y algunas chucherías y a veces sacó $100 por feria. Como estamos a fin de mes se vende menos pero además como hay mucha gente que gana eso por día, no les da para comer.

Habría que solucionar de otra forma y tendrían que cobrarle realmente a las personas que tienen que cobrarle y no a las personas carentes...hay personas que son carentes y como tienen un poquito más de recursos igual les cobrarán el impuesto, agregó la señora.

Yo tuve que hacer carta abierta al alcalde de la ciudad para que exonere de pagar ese impuesto. Presenté la carta y estoy esperando. Nunca pensé que debería estar en la feria vendiendo. Falleció mi madre, tenía pensión y jubilación cerca de 10 mil pesos por mes y estábamos bien las dos, pero ahora me quedé absolutamente sin recurso ninguno. Cumplo 65 años y el Mides vendrá a inspeccionar para ver si me dan una pensión porque de algo tengo que vivir. Tengo 22 años como trabajadora doméstica y nadie aportó nada, tengo todo firmado por los patrones pero como nadie aportó no me sirve; era empleada doméstica y de la gente de más plata, agrega.

Y no era porque no tuvieran para hacer los aportes, señala.

Incluso escribí la historia de una de las últimas patronas que tuve, porque también escribo, nos informa la señora.

Por costear los estudios de una hermana que estudiaba de maestra, y la muchacha se viene a morir ahora de cáncer de pulmón, falleció con 49 años y es la muerta que más siento, mi madre murió con 85 años.

Diana Gladis Cáceres realizó varias gestiones en el Banco de Previsión Social pero no me contemplan nada, sostiene. Dijo que tiene familiares que están en buena posición y estoy aislada completamente que no puedo tampoco vincularme con ellos.

La cantante Elsa Morán es tía mía, la hermana más chica de mi padre, y ni sabe ella en la situación en que estoy yo, señala la señora.

 

"TRABAJÉ EN EL FRIGORÍFICO PERO REDUJERON EL PERSONAL"

Sentada en una silla plegable, Estela, está ubicada sobre la calle 25 de Mayo, a pocos metros de la calle Colman. En una tela, extendida sobre la calle, fundamentalmente vende ropa usada, aunque también se pueden ver algunos libros.

Dependo de esto, no tengo otro ingreso, afirma. Si vendo algo llevó plata para mi casa, si no vendo no llevo nada. Trabajé en el frigorífico Tres Palmas y cuando hicieron recorte de personal quedé afuera por ser nueva, trabajaba en la sección desosado. Después de esto me vi obligada a hacer feria y además tengo cáncer en los huesos, y tengo papeles que lo demuestran. No podría trabajar pero tampoco me dan una pensión, agrega, y entonces algo tengo que hacer. Entre lo pobre que uno es trata de ser lo más gente que puede y tratar de sobrevivir. Esto es lo único que tengo, sostiene Estela.

Estuve tratándome en Oncología, y tendría que seguir el tratamiento pero trato de hacer la mayor cantidad posible de ferias posible, también voy a la feria de los jueves. Vivo de esto, la medicación la necesito, Salud Pública me da algunas cosas y otras no, agrega.

MWSnap174.jpg

"ESTE GOBIERNO ES EL QUE MENOS VIDA LA DA AL FERIANTE"

El vendedor de calzado Gabriel López fue uno de los que se mostraba más molesto por la situación que afecta a los feriantes de la ciudad de Las Piedras.

Su puesto se ubica en la calle Espínola y Colman. Esta molesto no solamente por el traslado sino también por el manejo que las autoridades municipales han hecho de la situación.

No quedamos conformes con todo el manoseo que hizo la intendencia con los feriantes, dice Gabriel López. No lo esperábamos, no lo esperábamos de un gobierno del Frente Amplio que todos los feriantes luchamos para que estuviera y menos esperábamos todavía de un señor que dice ante las cámaras que estaba orgulloso de haber sido feriante y ahora nos da con el ojo del hacha.

El hizo delante de la prensa como que todo era cristalino, todo limpio pero en si nos dio con el ojo del hacha porque nos separó; cosas nuevas para allá, cosas viejas para allá, nos tiró acá donde el diablo perdió el poncho, mucha gente no tiene ómnibus para trasladarse, estamos muy alejados, agrega.

Estamos muy en desacuerdo con todo este manoseo, agregó López.

Cualquiera puede ir presentarse como que es feriante y ver todo lo que cuesta sacar un permiso en la Intendencia. Mucha gente vivimos de esto y en nuestro caso hace 25 años que vendemos en la feria.

Hemos pasado por dos gobiernos de Sanguinetti, uno de Batlle, uno de Lacalle y uno del Frente.

Este gobierno es el que menos le da vida al feriante, y que no se olviden que en cuatro años vuelven a haber elecciones y que cada feriante son cinco o seis votos. Cuando están las elecciones cerca, vienen todos a hacerse los buenos a la feria, te dan la mano, no te molestan para nada.

A los pocos meses, al año ya te dan con todo, como que fuéramos millonarios... si estamos acá es porque no podemos estar establecidos. No digo que nos regalen nada, pero si que nos cobre lo justo y nos dejen en un lugar tranquilo. En mi caso estuve en la calle 25 de Mayo. Nos corrieron para el Pozo; hicimos la clientela en el Pozo, nos corrieron para el mástil; hicimos la clientela en el mástil y ahora nos corrieron para acá, y así estamos.

A los compañeros que quedaron en la calle San Antonio los mataron, allí no pasan ni los perros, agrega el vendedor de calzado.

Los feriantes contamos con los domingos para poder pagar los recibos de luz, agua, estar al día con la patente. Nos quitaron la principal fuente de trabajo y como que no se dan cuenta de eso, están muy inflados, uno los ve pasar por acá y en el poco tiempo que están ya se les subió a la cabeza peor que blancos y colorados. Esa es mi manera de ver las cosas, dijo López.


MWSnap175.jpg

"ESPERAMOS QUE EL ALCALDE ASUMA SUS RESPONSABILIDADES"

En la calle Espínola y Atanasio Sierra, en la antigua garita policial, se construyen dos baños para los feriantes. A pocos metros de allí, los delegados de los feriantes Mateo Martínez y Guevara, venden piezas de automóviles, que traen del desarmadero propiedad de Martínez.

Me costó un poco de trabajo entre los vecinos y los feriantes cuando nos instalamos el primer día pero estuvo todo ordenado y muy calmo. Falta terminar los baños pero por lo menos las cosas anduvieron. Falta ordenar un poco más porque hay gente de licencia, falta el marcado de puestos, hay algunos puesteros molestos que venden mercadería nueva y se consiguió el cobro del 30 % con la Alcaldía por cuatro meses.

En estos momentos les estamos notificando que acá solo puede vender solo cosas usadas, esta es una feria de cosas usadas, por eso se separó la feria, señala Martínez.

Todo traslado cuesta, dijo el delegado, al ser consultado sobre el traslado de la feria.

Hemos tenido varios traslados y cuesta, afirma.

Comenzó en el año 1963 cuando la feria comenzó del otro lado de la vía, señala. Martínez defiende la idea que tanto la venta de artículos nuevos como los usados deben comercializarse en la misma feria; propuse la idea de que se hicieran tres cuadras en la misma, separados, pero todo en la misma feria.

Guevara por su parte señaló falta organización en el tema de la organización de la feria. Siempre se ha trabajado en conjunto lo usado y lo nuevo, en la misma feria. Por parte de la Intendencia se está dividiendo entre nuevo y usado y yo creo que somos un equipo solo, agregó.

Tenemos que trabajar en conjunto, espacio hay, y creo que se debe unir como antes la venta de lo nuevo con lo usado, manifestó. Se necesita una mejor organización, señaló.

Martínez informó que como parte de la organización de la feria la Intendencia entregará un carné a cada feriante, un carné de vendedor, se le cobrará por una única vez media unidad reajustable.

Los que puedan pagar tienen derecho a dos puestos y comenzaremos a pagar dentro de cuatro meses.

Los feriantes esperan que el Alcalde asuma la responsabilidades que debe asumir, señalaron los delegados, al referirse a la mejoras que deben realizarse en la zona donde se re ubicó la feria.

 

EN LAS PIEDRAS, MALESTAR POR NUEVO TRASLADO DE FERIANTES

La feria, reflejo de cómo marcha la economía para el pueblo

MWSnap173.jpgEl domingo 23, a las diez de la mañana, el sol calentaba bastante la mañana de la ciudad de Las Piedras. Caminando por la Avenida Gral. Artigas hacia la calle Espínola, a pocos a pocos metros de donde nos había dejado el ómnibus ya se encontraban los carteles anunciando el desvío del tránsito y se podían observar la maquinaria utilizada para realizar las obras iniciadas de la construcción de una senda semi peatonal.

En la esquina de Espínola y General Flores, frente a la carnicería, Carlos Mendoza y su esposa ya tenían instalado el puesto de venta del diario La Juventud.

Una bandera del Movimiento "26 de Marzo" colocada en la mesa donde se oferta el diario, resalta con su colorido.

Se sumó el Profesor Pablo Guerra y un vecino que llegó a retirar su diario y a conversar de temas actuales. Por allí, a esa hora de la mañana, comienzan a transitar los vecinos que salen a realizar sus compras habituales.

Muchos de ellos, y en número cada vez mayor, caminan por la calle Espínola rumbo a la feria popular, trasladada allí por decisión de las autoridades municipales.

Es el cuarto traslado de la feria y los comentarios de la mayoría de los entrevistados expresaron su malestar por la decisión de la autoridades municipales.

El alejamiento del resto de los feriantes, las pésimas condiciones de higiene de las calles por donde corren aguas servidas, el poco espacio que queda en las calles del barrio entre las dos filas de puestos para el tránsito de la gente. La distancia que separa a los puestos donde se venden frutas y verduras y la zona donde se trasladó a quienes venden artículos usados es grande, lo que también es señalado como un inconveniente por aquellos que cuentan - en muchos casos- con lo que puedan vender el domingo como única fuente de ingresos; $30, $40, tal vez $100. Herramientas, ropa, libros, revistas, cubiertos, calzado nuevo y usado, partes de electrodomésticos, partes de automóviles.

A veces los artículos son exhibidos sobre una tela, directamente sobre la calle o sobre una mesa.

Pero queda en evidencia que a quienes se instalan todos los domingos tratando de vender su mercadería no les sobra el dinero.

En su anterior ubicación, a lo largo de la Avenida Artigas - entre el mástil y el obelisco- se estimaba que unas 1400 personas se instalaban en el intento de vender algo; para la nueva ubicación la Intendencia Municipal de Canelones sorteó 600 puestos.

El domingo 23 y del diálogo con los feriantes, surgía la incertidumbre de que ocurrirá cuando los inspectores municipales lleguen pidiendo los permisos y exigiendo que se cumpla con la reglamentación vigente.

Testimonios conmovedores de cómo está sobreviviendo la gente; como el de la señora de más 70 años que no tiene ingreso económico alguno, al fallecer su madre con quién vivía.

Trabajé 22 años como empleada doméstica y ninguno de mis patrones aportó al BPS, nos comenta y agrega que en estos días espera una respuesta del MIDES.

O el cuida coches y motos que con su esposa hacían esa tarea en los alrededores del obelisco cuando la feria llegaba hasta allí. Del diálogo con los feriantes surgió también, el creciente malestar hacia la administración Carámbula, por la política aplicada hacia los sectores de menores recursos.

 

 

Tomado de Diario La Juventud

imagen1

www.diariolajuventud.com.uy

Compartir este post

Comentar este post

sergio 02/15/2011 22:08