Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

Uruguay: ESTÁN TODOS EMBARCADOS EN EL PACTO DEL SILENCIO.

20 Marzo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

LOGO RADIOESTÁN TODOS EMBARCADOS EN EL PACTO DEL SILENCIO.
www.radio36.com.uy
Desde Suecia se comunica con la radio el ex militar uruguayo Julio Cooper (teniente primero, estaba con el curso para capitán y en ese momento fue cuando lo pasaron a retiro en mayo del año 77) expulsado del ejército en el año 1978. “El pasado está muy cerca, está muy vivo, los sentimientos son tremendamente fuertes, así lo entiendo yo, las fuerzas armadas no han cambiado para nada ideológicamente ni siquiera en su misión y en su doctrina. Pese a los años y a las décadas que han pasado, mi opinión es que no han cambiado para nada. Si enfocamos esta reunión del señor presidente de la República con los mandos y personal militar yo considero que es un panorama muy preocupante por lo que puede venir atrás de todo
Viernes 19 de marzo de 2010 –

Ángeles:   La verdad que nos da mucha alegría poder recibir aquí vía telefónica a Julio Cooper, un oyente de la 36, un gran colaborador de la radio, del diario.
¿Estás por allí Julio?

Cooper: Sí, buenos días María de los Ángeles

Ángeles: ¿Cómo te va?

Cooper: Muy bien, muy bien.

Ángeles: ¿Estás en Estocolmo mismo?

Cooper: No, no, no me encuentro en Estocolmo. Yo vivo en una ciudad distante a 350 kilómetros al norte de Estocolmo.

Ángeles: ¿Hace mucho?

Cooper: Hace 32 años que me encuentro viviendo acá en el reino de Suecia.

Ángeles: ¡Son unos cuántos años!. Vos fuiste militar Julio

Cooper: Si. ¿Estamos saliendo al aire María de los Ángeles?

Ángeles: Sí, ya estamos saliendo al aire

Cooper: Bueno, yo quisiera hacer una pequeña reseña  a modo de presentación. Para los oyentes en primer lugar, buenos días. Quisiera hacer una pequeña presentación tal vez para la mayoría que no me conocen. Yo soy un ciudadano uruguayo que reside en el reino de Suecia desde hace 32 años, al cual llegué en agosto de 1978 junto a mi familia, en calidad de refugiado político. Tengo 66 años actualmente y en cuánto al período de mi vida allá en el paisito, en cuanto a los antecedentes míos de tipo profesional, yo fui integrante de las fuerzas armadas en la rama del ejército nacional en el cual permanecí durante 14 años prestando servicios.
En el año 1970 fui trasladado a Montevideo, donde pasé a integrar como un militar más, el estado de cosas que se estaban viviendo en nuestro país en la represión contra los grupos revolucionarios de izquierda y poco a poco fui tomando conciencia y conocimiento de la problemática que se estaba viviendo en nuestro país.
Debido a eso, al tomar conciencia empecé a tener choques en la interna del ejército. Eso me ocasionó un largo proceso de persecuciones en el orden ideológico y político más que nada.
Esa persecución se prolongó durante un período de cinco años hasta que en el año 1978 fui expulsado del ejército siendo pasado a retiro obligatorio. Posteriormente permanezco un año más en el país. Mediante contactos con medios diplomáticos consigo la ayuda humanitaria del reino de Suecia, país que me concede el asilo político. Y a este país viajo como he dicho anteriormente, en el mes de agosto de 1978.

Ángeles: ¿Vos llegaste a hacer denuncias en el ejército de lo que estabas viendo, de lo que te estabas enterando?

Cooper: Al llegar a Suecia inmediatamente tomé contacto con los distintos grupos que actuaban políticamente y que estaban en el exilio en especial los grupos de uruguayos en el exilio. Inmediatamente empecé a revelar todos los antecedentes, todo el testimonio que portaba conmigo desde la interna de las fuerzas armadas y el conocimiento que tenía de la problemática que se estaba viviendo en el Uruguay.

Ángeles: O sea que allí hablas de detenciones, del trato a los prisioneros, de ese tipo de cosas.

Cooper: Bueno, en especial se enfocó el tema de violación de derechos humanos, lo cual para mí era de amplio conocimiento por haber sido uno más dentro del aparato represivo del estado uruguayo y tenía mucho para revelar. De esa forma fui entrevistado en distintos medios de prensa, fui a distintos países donde presenté mi testimonio como en el caso de la Comisión de derechos humanos en las Naciones Unidas con sede en Ginebra, en Suiza; también viajé a Inglaterra donde se me hizo una entrevista para la BBC de Londres y en fin, una serie de medios de prensa tanto aquí en el país donde vivo como en el extranjero.

Ángeles: ¿Cómo recibieron las denuncias tuyas en aquel momento los que estaban exiliados?

Cooper: Bueno, yo creo que había mucha expectativa por mi testimonio ya que creo que era medio inédito ese fenómeno. Entonces fue muy, muy, muy explotado en el momento de parte de las distintas organizaciones de distintos grupos en el exilio.

Ángeles: Han pasado muchos años pero vos escuchando la radio obviamente estás enterado que el tema de los derechos humanos ha quedado aquí sobre la mesa, no ha tenido solución, no se ha encaminado. Es un tema que ahora está como que al rojo. ¿Vos tenés más denuncias?

Cooper: En cuanto al tema de los derechos humanos, yo creo que todo lo que yo expuse, todo lo que presenté testimonialmente, quedó documentado en manos de los distintos representantes de distintos grupos acá en el exilio. Por lo tanto, yo considero que como fue muy extenso todo el testimonio yo no tengo más antecedentes o denuncias de aquella época para hacer. Lo único que podría...

Ángeles: Claro, fue todo documentado en su momento

Cooper: Sí, quedó todo documentado. Qué se hizo con eso no sé. Eso es responsabilidad de cada agrupación política.

Ángeles: Cuando te enterás ahora desde allá en todos estos años cómo se ha tratado el tema desaparecidos, ¿vos que opinás? Las pistas que se han seguido, etc. ¿qué podés saber vos en aquellos tiempos qué pasó con los desaparecidos? Con tanta gente que incluso muchas veces nosotros hablamos acá y decimos en aquel momento los que eran militantes, los luchadores, el tema desaparecidos no existía. Después cuando pasa el tiempo se empieza a saber que habían detenidos que desaparecían.

Cooper: Yo creo que ante esa interrogante yo estoy casi igual que tú María de los Ángeles, igual que toda la opinión pública uruguaya, me hago las mismas interrogantes. Y yo en mis 32 años acá estuve ausente muy lejos, pasé 28 años sin volver a la patria, recién hace 4 años que volví a Uruguay. En los últimos 4 años estuve dos veces en Uruguay por dos períodos relativamente largos: uno de 14 meses y el último de 6 meses y hoy hace exactamente un año que regresé de  Uruguay para Suecia.

Ángeles: Julio, ¿y nunca la justicia uruguaya te citó para declarar por violaciones a los derechos humanos por lo que ya hiciste?

Cooper: Bueno, sorprendentemente, a mí nunca nadie en las dos idas a Uruguay, nadie se me acercó, ninguna autoridad ni siquiera del Poder Judicial. Hasta el día de hoy sigo impactado del desinterés que hay. Yo no sé cuáles son las razones, yo estoy como siempre a las órdenes

Ángeles: Si hay algún juez que esté escuchando que quiera preguntar puede

Cooper: Sí, pero te reitero que yo todo lo que pueda hablar de aquí en adelante fue justamente lo que yo presenté en mi testimonio hace 32 años atrás.

Ángeles: ¿Y cómo estás viendo lo que está pasando en Uruguay ahora? Habrás escuchado también que hay mucha sorpresa, hay gente que no puede creer que estemos viviendo el momento que estamos viviendo, el tipo de relación que está manteniendo el gobierno con las fuerzas armadas, con los militares. La forma en que está tratando el tema de los militares y las violaciones que cometieron en la época de la dictadura. ¿Cómo lo ves vos, qué opinión tenés?

Cooper: Yo pasé 28 años acá en Suecia bastante aislado, con una información bastante recortada, y volví hace 4 años al Uruguay. Volví esperando encontrar un panorama que yo idealizaba pero al llegar, al poco tiempo me empecé a dar cuenta y me sentí sacudido al empezar a palpar la realidad que tú me estás diciendo que se vive todavía hoy.
Bueno, para mí fue solamente una sensación de asombro. Todos los cambios, los giros que hubo, principalmente en las fuerzas de izquierda englobadas adentro del Frente Amplio. Cuando yo volví a Uruguay creí que iba a encontrar un proceso de cambios revolucionarios en marcha y desgraciadamente encuentro un panorama increíble de cambio de rumbo pero ese cambio de rumbo que todos nosotros palpamos hoy en día. El Frente Amplio de izquierdas como se llamaba cuando fue fundado allá por el año 71 con sus 30 medidas las cuales fueron quedando en la nada, a mí me llena de asombro, me llena de dolor y felizmente yo estoy reconfortado pese a todo, porque al volver encontré que todavía quedaban buenos orientales. Esos orientales que están hoy encuadrados, militando adentro de la auténtica izquierda, que es la llamada Asamblea Popular.
Eso me reconforta, eso me llena de esperanzas para el futuro.

Ángeles: Claro, eso es lo que nos pasa a nosotros acá también

Cooper: Veo que el panorama es muy negro, yo diría que casi trágico es el panorama que se está viviendo en Uruguay  

Ángeles: Este capítulo que se ha abierto en estas últimas semanas a partir de la asunción del nuevo gobierno fundamentalmente, por el hecho de tu historia personal, a nosotros nos impacta, pero imagino que a vos también. ¡El relacionamiento con los militares! Ayer aparecían cartas de militares dirigidas al presidente, dirigidas a otros integrantes del gobierno, recordando reuniones y cosas del Batallón Florida. Uno de los militares incluso dice "nunca imaginamos que íbamos a vivir lo que estamos viviendo ahora", son cosas realmente                  muy fuertes ¿no?

Cooper: Sí, son cosas muy impactantes, muy fuertes. ¿Me pedís un comentario sobre eso?

Ángeles: Sí porque imagino que a vos también te impactará eso

Cooper: Sí, a mí me impacta, me impacta como todo lo que pasa. Hoy escuché de mañana la carta de un ex camarada mío de armas, el Coronel Orosmán Pereira dirigida a la primera dama de la República.
Yo hago simplemente una apreciación con respecto al contenido: Pereira expresa un gran respeto al orden institucional uruguayo. Hoy, año 2010. Ese respeto lo considero falso y lo considero que en otra época, 15, 20 años atrás, esa carta no habría sido ni siquiera escrita.
Pero las expresiones del Cnel. Pereira representan -a mi modo de ver- cómo los militares ven las condiciones de la posible violación de los derechos humanos hoy en día. En otra época, ellos no tenían miramientos. Hoy creo que están frenados, hoy están muy cautelosos incluso en sus expresiones. Yo no le otorgo ningún valor moral a la carta de este ex camarada.

Ángeles: Es que a partir de las estrategias que está usando el gobierno -por llamarlo de alguna manera- pero a partir de eso me imagino que hay un reacomodo de las cosas y el pasado está bien cerca, no está tan lejos, los protagonistas están todos

Cooper: El pasado está muy cerca, está muy vivo, los sentimientos son tremendamente fuertes, así lo entiendo yo, las fuerzas armadas no han cambiado para nada ideológicamente ni siquiera en su misión y en su doctrina. Pese a los años y a las décadas que han pasado, mi opinión es que no han cambiado para nada.
Si enfocamos esta reunión del señor presidente de la República con los mandos y personal militar yo considero que es un panorama muy preocupante por lo que puede venir atrás de todo.
Lo reitero: las fuerzas armadas siguen siendo las mismas de hace 30 años atrás; siguen pensando igual, yo estuve dos veces en Uruguay y no encontré la más mínima  expresión de cambios. El pacto del silencio sigue en marcha, nadie reconoció nada, nadie reveló nada y los sentimientos de ellos hacia el pueblo siguen siendo igual de fuertes.

Ángeles: Sí, incluso en el caso de los que reconocieron, Bonilla por ejemplo cuando reconoció que había sido copiloto de los vuelos de la muerte...

 

Cooper: Bonelli 

Ángeles: Sí, Bonelli.  No recibió de parte del sistema político una reacción que pueda llevar a pensar que eso no se vuelva a cometer. Y hasta lo ascendieron

Cooper: Sí, sí, sí. Hay muchas cosas que yo no las puedo aceptar.

Ángeles: Al Cnel. Pereira éste de la carta que recién nombrabas, ¿lo conociste personalmente?

Cooper: Sí, ingresamos juntos a la escuela militar o sea que durante cinco años fuimos compañeros dentro del mismo colegio militar.

Ángeles. Y se ve que era un hombre que -como se dice- cortaba el bacalao. Por lo que cuenta, por lo que hacía y su papel en el Batallón Florida demuestra que estaba en actividad muy conscientemente

Cooper: No, no daba para tanto en el caso de él como para cortar el bacalao porque era un oficial joven, subalterno. En el período en que estaba prestando servicio en el Batallón Florida creo que no había llegado todavía al grado de capitán.

Ángeles: Porque él dice "después nos encontró la vida   en el Batallón Florida peleando contra los delitos económicos, como un Quijote" o una cosa así decía él. Pero seguramente por la experiencia que adquiere después es que asume ese papel.

Cooper: Con respecto a los ilícitos económicos toda la oficialidad joven fuimos empeñados allá por el año 71, 72.

Ángeles: Claro. Julio, ¿hubo otros casos como el tuyo de gente que estando en las fuerzas armadas empezaba a tomar conciencia y decía las cosas y terminaron sacándolos, mandándolos a retiro?

Cooper: Bueno, me sorprende que no haya aparecido más gente. El núcleo más típico en aquel entonces fue el grupo de oficiales que estaban en contacto con el general Seregni y otros oficiales superiores que acompañaban a Seregni luego de la fundación del Frente Amplio. Eran allegados a la cúspide del Frente Amplio. Esos oficiales sufrieron persecución, muchos fueron expulsados de las fuerzas armadas y algunos tuvieron que emigrar al extranjero.

Ángeles: ¿Y de aquella generación? porque tenías 31 años cuando te mandaron a retiro

Cooper: Yo tenía 33 años cuando me pasaron a retiro obligatorio. Era teniente primero y estaba con el curso para capitán pronto y en ese momento fue cuando me pasaron a retiro en mayo del año 77.

Ángeles: ¿Y el ahora Cnel. Pereira era más o menos de tu misma edad?

Cooper: Si, llegamos más o menos a la misma altura en la carrera.

Ángeles: ¿Y llegaste a saber cómo pensaba, si él estaba afín a lo que estaban haciendo los militares, cuál era su posición?

Cooper: Sí, él era un oficial más que cumplía con las tareas represivas del momento. No le conocí jamás ninguna disidencia ni nada de eso o sea que no creo que haya cambiado en absoluto

Ángeles: Alguna gente tenía datos pero la mayoría hoy se sorprende cuando se habla de que hacían cosas en forma conjunta los que estaban presos con los que los tenían presos, los militares con los presos. Que hacían operaciones conjuntas y cosas por el estilo. Pero en aquel momento, ¿se sabía eso, se manejaba eso como información?

Cooper: Sí, sí. En primer lugar se veía en todas las unidades desplazamientos en operaciones especiales de distintos efectivos, distintos oficiales... Además era vox pópuli y se pasaba mucha información en el boca a boca. Todo eso era conocido por nosotros desde la interna o por lo menos era conocido por mí desde la interna. Yo en los pocos años hasta que fui expulsado recogí una experiencia y un conocimiento de todo lo que estaba pasando que luego lo vertí al llegar al extranjero en mi denuncia. Y a mí me sorprende que los que siguieron adelante hasta el año 85, siguen callados, nunca revelaron nada. Lógicamente que están todos embarcados en el pacto del silencio.

Ángeles: Julio, nosotros valoramos muchísimo que estemos conversando así, nos gusta mucho además es un orgullo que seas oyente de la radio además de ser un colaborador de la radio, cosa que agradecemos mucho, vos sabés el valor que tiene para nosotros, pero creo que va a ser bueno seguir conversando en estos tiempos. Las distancias se han vuelto muy cortas ahora

Cooper: Yo estoy a las órdenes de que ustedes me contacten cuando necesiten hablar conmigo en el futuro, estoy a las órdenes

Ángeles: Perfecto. Acá me preguntan si esto de las actividades conjuntas de algunos presos con los militares eran en un solo cuartel o era en muchos cuarteles.

Cooper: Ocurría en casi todos los cuarteles. En todos los cuarteles había gente apresada, se hacían tareas conjuntas, por lo tanto se compartía y se distribuía la información. En la parte operativa las distintas unidades actuaban conjuntamente, era un contacto permanente entre unidades. O sea que todos compartían, todos participaban, todos sabían de todo.

Ángeles: Julio, ¿cómo te estás informando de lo que pasa en Uruguay después de tantos años para estar tan atento y tan interesado?

Cooper: Bueno, yo estoy interiorizado diariamente ya que vía Internet escucho la radio, leo los diarios del día, o sea que estoy en contacto con ustedes durante muchas horas al día. Estoy permanentemente con el oído pegado a cx 36

Ángeles:  Muy bueno. Julio, muchísimas gracias por el contacto, acá nos está diciendo alguien que también fue colega tuyo de carrera que en el FUSNA también pasaba. Nos manda un mensaje

Cooper: Y era un compañero de carrera.

Ángeles: Si y dice que corrobora lo que estás diciendo

Cooper: Bueno. Y a modo de despedida María de los Ángeles quiero mandar un saludo a todo el personal de la radio, de cx 36, y un afectuoso saludo a toda la militancia de la Asamblea Popular, la auténtica izquierda uruguaya

Ángeles: Bueno. Acá están llegando muchos mensajes, muy contentos.
Alguien que firma siempre Robespierre dice: un saludo a Julio, te está saludando desde el trabajo. La gente agradece mucho esta actitud y nosotros te agradecemos muchísimo y por supuesto sos uno más con nosotros en esta gran familia que es la 36.

Cooper: Estamos Ángeles, gracias a tí por la oportunidad brindada y un saludo a todos

Ángeles: Un abrazo y vamos a estar nuevamente en contacto sin dudas.
Allí estaba Julio Cooper, un oyente de la 36, un lector del diario La Juventud, un hombre que tuvo su carrera militar y que en los años de la dictadura por hacer conciencia como decía él, por ir generando su propia conciencia, terminan mandándolo a retiro. Pero ese papel de la denuncia que hizo en su momento, con todo lo que quedó registrado y que nadie la haya llamado, que la justicia nunca lo haya citado a declarar. ¡Un militar que quiere declarar, que quiere decir, y no lo cita nadie!
Uno ahora lo primero que dice es bueno, yo quiero conocer qué es lo que declaró en aquel momento, vamos a buscar los materiales, vamos a ver que fue lo que denunció en su momento.

 LOGO RADIO

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post