Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Este 24 de agosto lloraré

24 Agosto 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Este 24 de agosto yo lloraré a Morroni, junto con su dolida madre, y al otro muchacho asesinados por el operativo del Ministro del Interior Angel María Gianola.

Recordaré la foto de la tapa de Brecha, tomada por Gabriel García, armado con su cámara fotográfica, quien documentó la VIOLENCIA DEL ESTADO, el ESTADO DE VIOLENCIA, pues son intercambiables.

Recordaré el relato de mi hermano que justo pasaba en el 181 por allí, desconcertado por tanta violencia.

Recordaré la audición radial de CX44. Quien hablaba hoy es un senador de la CAPL. Se le notaba un poco exaltado.

Recordaré la arbitrariedad con la que el ESTADO VIOLENCIA dá y quita medios de comunicación a grupos de poder.

Recordaré que había gente que caminaba y protestaba por una extradición FAST TRACK a un ESTADO que al mismo tiempo deja morir a inmigrantes africanos.

Esa noche Lacalle oteaba la operación represiva desde el piso siete del edificio libertad. Los palazos y golpes quedaron documentados. Una verdadera acción policial estúpida, basada en una concepción sádica del ejercicio de la autoridad (no sé si hay otra, es posible que la haya , pero hay que buscarla y producirla en el plano de inmanencia): la que el oteador Presidente admiraba y admira en el autócrata Francisco Franco, el generalísimo, quien se mantuvo 45 años en el poder luego de asesinar y desaparecer y secuestrar a centenas de miles de españoles, no por sus dotes españolísimos, sino por el sostén del imperio norteamericano, igual de violento, igual de estúpido, luego de la caída suicida y asesina , asesina y suicida, del Reich alemán expansionista y asesino y suicida y suicidante. Ese presidente que tuvo "la suerte" de que nunca le llegara una orden judicial por la que tuviera que decidir por el artículo 4to (el artículo wilsonista, el que no le costó el cáncer) de la ley de impunidad uruguaya, pero nunca movió un dedo para quitarla de en medio.

Pero yo a la ETA no se la llevo. Cuando se le pregunta a alguien de batasuna en Euskadi por las operaciones de ETA, los veteranos contestan "son cosas de gurises" en vasco, que no sé cómo se dice. Es decir, carne de cañón, cañón que mata, y luego muere, o termina reprimido violentamente por izquierdas (recordar los grupos paramilitares promovidos por el PSOE) y derechas (recordar los dichos iniciales y estúpidos de Aznar sobre Atocha) herederas del Carlismo y del Falangismo franquista, productoras de las peore experiencias e ideología del miedo que el pueblo español conozca.

En Euskadi reivindican lo justo: abolir el imperio español y la "francesidad" sobre los habitantes del territorio vasco. Hay causas por las que vale la pena morir (o no hay más remedio, si sos Juana de Arco), y hay causas por las que vale la pena vivir (si sos Galileo Galilei).

Ningún proyecto en la península ibérica debió jamás hablar en nombre de todos los españoles, y al mismo tiempo embanderarse con la libertad y la justicia. A los que en Cataluña quisieron autonomizarse libertariamente, les fue violentado su proyecto por ser "inoperantes", así tildados por otros que querían una libertad hegemónica. Luego a estos últimos la bestia militarista franquista los destrozó también. Entonces me pregunto quiénes eran los inoperantes.

Quizás sí algún proyecto Federal, como el que Artigas promovió en la decadente colonia del IMPERIO ESTADO ESPAÑOL en las provincias del Río de la Plata.

Pero no puedo pensarlo desde un apoyo acrítico a la práctica de ETA, aún sabiendo que me llega distorsionada por los medios aristocráticos españoles.

El ESTADO REPRIME, mata, roba, viola derechos elementales, y nunca se hace cargo, porque "estamos en democracia" (y porque hay armas y "especialistas" en usarlas), y se erige en portador legítimo del monopolio del uso de la violencia.

Por eso ETA violenta al ESTADO, pero no sólo al ESTADO.

Y yo los "daños colaterales" no se los llevo a nadie. Ni a Lacalle, ni a Bush , ni a Obama , ni a Fidel, ni a Mujica, ni a Mao, ni a Stalin, ni a la RAF en Alemania, ni a las FARC, ni a Uribe, ni a Kirchner, ni a Perón, ni al IRA, ni al imperio británico, ni a la República Española, ni al MLN, ni a ETA.

Este 24 de agosto yo lloraré a Morroni, junto con su dolida madre.

Este 24 de agosto yo me solidarizaré con todos los espíritus y cuerpos humanos y cuerpos colectivos libertarios, y no quiero más muertos ni "ejemplarizantes" ni "colaterales".

No quiero más imperialismo. No quiero más micro imperialismo disfrazado de democracia. No quiero más capitalismo deshumanizante, que destroza vidas solapadamente, y suicidantemente.

No quiero más hipocresía socialdemócrata ni reformista ni gradualista guetthizante.

Quiero que haya amor al prójimo, al otro diferente, adentro de las casas, en las calles, de día, de noche, y en la campaña oprimida por el latifundismo.

Quiero ARTIGUISMO federal y libertario. Y lo quiero ya. No me voy a ir al Paraguay, ni voy a morir por ello, ni le voy a pedir a nadie que muera ni mate por ello, al menos no por ahora. No quiero política barata, quiero discusión política, con el pueblo y desde el pueblo. El para el pueblo lo decide el pueblo. Y qué es un pueblo lo decide cada comunidad. Y defiendo el nomadismo y la trashumancia. Esa que es tan mal vista y tan hipócritamente y funcionalmente eufemismizada y reducida como "libre circulación de factores productivos" en el Tratado de Asunción.

Este 24 de agosto, también lloraré a los millones de muertos en la Guerra del Paraguay, impunes hasta hoy.

Haroldo Stenger

 

Compartir este post

Comentar este post