Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Forjando la Memoria: LOURDES PINTOS

29 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Desde el norte, con su consigna "Por la tierra y con Sendic", marchan a la capital reclamando tierra y condiciones de vida dignas.
"Todo parecía tranquilo, porque los gringos mal acostumbrados y prevalecidos, abusando de su ignorancia, no pagaban los salarios mínimos, ni licencias, ni aguinaldos, ni indemnización por despido. Se reían de las leyes uruguayas. Y un grupo de uruguayos traidores a su patria se juntaban con los gringos para explotarlos.
Entonces llegó un hombre a Bella Unión. Era un estudiante de abogacía, que no quiso ser doctor, que dejó la carrera y se vino al campo. Le faltaba solo un examen para recibirse de abogado. Era un hombre manso y tranquilo, de ojos claros, limpios, que hablaba fácil y despacio, para que todos lo entendieran. Este hombre se llamaba Raúl Sendic. Él les abrió los ojos, les explicó sus derechos, y gracias a él se agremiaron y presentaron a los gringos sus reclamos. Se puede leer en el manifiesto cañero de 1962.
Eran los trabajadores zafrales de la caña de azúcar y del arroz que se organizaban en Bella Unión; allí se forma un sindicato que hará historia, la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA).
En Uruguay existe la pobreza más despiadada; aunque no todos la conocen, de pronto se ve llegar a la capital, en sucesivas marchas cañeras exigiendo tierra y dignidad.

Lourdes Pintos tendría unos 17 años y su esposo unos 22 años, de ese matrimonio nacieron 4 niños que engrosaron las marchas cañeras que conmovieron a la capital, habitualmente de espaldas al terruño que la alimentaba. Lourdes tenía un cuerpo esbelto y una amplia sonrisa. Era solidaria por naturaleza y compañera por decisión propia. Participaba de todo, en el campamento se ocupaba de coser los pantalones de los compañeros, de cuidar a los niños, de hacer las polleras. Era casi la única que sabía leer y escribir.
La comida siempre era escasa allá en el norte, y en las marchas también. Las casas eran de piso de tierra y las paredes de caña tacuara y barro con arpillera blanqueada con cal para que no se filtrara el frío. No tenían para comer, Lourdes no le podía dar guiso a su bebé, le daba té de marcela, ni leche tenía para darle.
Cuando mueres su hijita de desnutrición, sus ojos negros permanecieron mirando el vacío, como buscando respuestas.
Cuando la marcha llega a Montevideo acamparon en los alrededores del Palacio Legislativo. Sabían que iba a ser difícil y les dijeron a las mujeres que se quedaran, que no fueran, pero ellas pelearon un lugar en la lucha junto a los compañeros. Se juntaron las mujeres y formaron montones de piedras para abastecerlos y repeler la agresión de balas y gases... así los recibieron en la capital.
Quizás haya sido en alguna de las marchas, nadie sabe bien, pero el tétanos entró en el cuerpo de Lourdes. Volaba de fiebre... no me voy a morir, verdad? dicen que preguntó. Todo intento de evitar la muerte fue en vano, el suero que le administraban pasó inadvertido frente a la vida que se perdía, tenía 23 años. Fue velada junto al Olimar, con los honores y el reconocimiento de luchadora de sus compañeros de marcha. El entierro de Lourdes fue multitudinario, llegaron delegaciones de distintos gremios, de Montevideo y de muchos lugares del interior. Su féretro fue cubierto con la bandera de UTAA y con la bandera nacional. La policía intentó impedirlo, pero la gente no permitió que se acercaran ni que interrumpieran la marcha; finalmente desistieron.
Lourdes fue enterrada en el panteón de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU).
Los cañeros fueron desalojados del campamento con la prohibición de permanecer en Treinta y Tres. Fueron albergados en un colegio de curas. Allí permanecen varios días decidiendo qué hacer con los niños de Lourdes que tenían 5 años, 3 años y 9 meses. Interviene el Estado y otra vez da la espalda a la pobreza y a la vida declarando al padre no apto para cuidar a sus hijos. El compañero Germán Vidal se los lleva y los pone a resguardo con distintas familias.
La voz de una compañera llamada Chela, se levanta en el sepelio diciendo: "Venimos a enterrar una nueva víctima del latifundio. No es la primera que enterramos a lo largo de la República, desde Bella Unión a Montevideo, seguramente no ha de ser la última, mientras permanezcan en manos de una minoría de parásitos los destinos de tres millones de uruguayos".

CUARENTA AÑOS DESPUÉS... "Talía Soledad Souza tenía 6 meses cuando falleció el 11 de mayo de 2003, en Artigas. Talía vivía en un vagón abandonado de AFE junto a su familia. La mamá les contó a los médicos del hospital de Bella Unión que hervía zapallo para sus hijos más grandes y le daba el agua de zapallo a la nena. Era lo único que le daba. El forense dijo que Talía era piel y hueso, que no tenía un gramo de masa muscular. Murió por desnutrición. El diagnóstico fue que aspiró un vómito, pero eso es sólo una consecuencia final, el tema era la desnutrición", dijo la pediatra Elena Curbelo, que trabajaba en el hospital de Bella Unión.

MARCHA DE LOS CAÑEROS DESDE ARTIGAS HASTA MONTEVIDEO
MARCHA DE LOS CAÑEROS DESDE ARTIGAS HASTA MONTEVIDEO
NUNCA MÁS PUEDEN PASAR ESTAS COSAS!!
Gracias Marys Yic

Compartir este post

Comentar este post

Gustavo (Tito) Spera 05/29/2010 19:47


Un pequeño testimonio sobre Lourdes y la marcha cañera.Los Cañeros pasaron primero por Melo, aquí el responsable del Partido Comunista recomendó que no habían condiciones para realizar ninguna
movida, les facilitó el traslado al departamento de Treinta y Tres. Enterados, se moviliza a la Asociación de Bancarios.Ésta realiza gestiones; una delegación de Cañeros, viajan a Melo, entre ellos
Lourdes, aquí, comenzò su fiebre...


El polvorín 05/29/2010 20:11



Gracias Tito por el aporte