Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Fue liberada la ex policía acusada de escribir las cartas

29 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Al pie de la letra

283978.jpg

La ex policía María Lemos fue dejada en libertad tras varias horas declarando ante la jueza Gabriela Merialdo, que investiga el caso de los vinos envenenados, en el que murió Cecilia Fontana de Heber. La decisión se tomó ante fallos contradictorios de los peritos calígrafos que analizaron la carta con la que fueron enviados los vinos. La carta
imagen

"Gloria a dios", gritó la acusada luego que la jueza tomara la decisión de dejarla en libertad ante dos fallos contradictorios de los peritos gráficos. María Lemos negó en todo momento ser la autora de las cartas.

Mientras el informe de Roberto de los Santos aseguraba que la letra correspondía a la indagada el de otro técnico consideraba que no correspondía por lo que la jueza optó por llamar a una junta de peritos para dilucidar el tema.

Durante la indagatoria, la ex funcionaria policial María Lemos negó las acusaciones en su contra y dijo desconocer los motivos por los que fue citada. Se trata de una ex comisaria policial de unos 60 años que había sido identificada por el perito Roberto de los Santos como la persona que escribió las cartas y los nombres de los destinatarios en las que se invitaba a "brindar por la patria" con el vino envenenado que mató a Cecilia Fontana, la esposa del senador nacionalista Mario Heber y madre de Luis Alberto Heber.

Según explicó a Montevideo Portal el abogado querellante, durante la investigación la defensa realizó una revisión minuciosa de la causa y encontró que luego de que el diputado Germán Araujo señalara a dos policías sospechosos de ser quienes escribieron la carta, estos fueron dejados en libertad por no tener vinculación con el caso, pero las pericias caligráficas no figuraban ni en el expediente policial, ni en el judicial.

Ante esto se pidió a la Justicia que ordenara una pericia caligráfica a ambas personas para determinar eventuales responsabilidades. El comisario inspector Roberto De los Santos, en calidad de perito realizó las pruebas en varias oportunidades, determinando en tres oportunidades la coincidencia de la letra de la detenida con las cartas que llegaron con los vinos.

Este viernes ante la opinión de otro perito calígrafo que entendió que no se trataba de la misma persona, Merialdo dispuso su libertad y recordó que tiene hasta el próximo sábado a la una de la tarde para tomar una resolución.

La liberada tenía antecedentes penales y es hermana de una persona muy vinculada al Servicio de Información y Defensa durante la década del setenta, colaborador del inspector Hugo Campos Hermida, director de Inteligencia policial durante la dictadura.

Barrrios Bove dijo a Montevideo Portal que una de las hipótesis es que, al recibir una advertencia de Estados Unidos sobre los perjuicios de las actividades políticas de los dirigentes nacionalistas fueron "más realistas que el rey" y procedieron a los atentados.

"Esperamos que sea la punta del ovillo, mi corazón me dice que no actuó sola", afirmó el abogado en referencia a la persona que escribió la carta. Durante toda la investigación se trabajó sobre la hipótesis de que los asesinatos se dieron en el marco de una división interna entre las Fuerzas Armadas.

Por un lado la corriente de Gregorio Álvarez-que declaró varias veces en la causa-, dispuesto a negociar con algunos sectores políticos y otro más cerrado, liderado por Aparicio Méndez, también representada por José "Nino" Gavazzo y el general Cristi.

La hipótesis de que se actuó en función de un pedido de Estados Unidos tomó fuerza en febrero de 2008 cuando el directorio del Partido Nacional pidió intervención al gobierno de Tabaré Vázquez para que solicite los archivos desclasificados del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre el tema.

Los archivos llegaron en mayo pero no daban demasiada información sobre el autor del hecho. Se manejaba la información que la botella que llegó a Luis Alberto Lacalle, no fue tomada por una "premonición de su esposa", así como también la hipótesis más fuerte es que se trató de un "acto de terrorismo" en busca de evitar un acuerdo entre políticos y militares afín del sector más dispuesto a negociar de las Fuerzas Armadas, en aquel momento representado por Gregorio Álvarez.

Sobre esa hipótesis, el Departamento de Estado señaló la existencia de una conversación informal entre el dirigente nacionalista Dardo Ortiz y los generales Raimundez y Borad, hombres de confianza de Álvarez.

En cuanto a la relación entre el caso del vino envenenado y el asesinato del sobrino de Fontana, el abogado Roberto Sáenz Gallinal, que apareció muerto en Shangrillá, el documento no descarta relación pero tampoco agrega ningún elemento para continuar con mayor firmeza sobre esa tesis.

El caso ocurrió en agosto de 1978, cuando tres botellas de vino blanco fueron recibidas en el domicilio de Luis Alberto Lacalle, dirigidas al propio ex presidente, al ex senador Carlos Julio Pereyra y al ex consejero Mario Heber. La esposa de este último bebió un poco el 6 de setiembre, muriendo casi inmediatamente.

El vino envenenado que mató a la señora de Mario Heber, Cecilia Fontana, fue entregado a los tres líderes nacionalistas en 1978, con este mensaje: "El jueves 31 al mediodía brindaremos por la patria en su nueva etapa".

 

Montevideo Portal

Compartir este post

Comentar este post