Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - ¿HARÍA USTED NEGOCIOS CON UN CHANTAJISTA?

15 Enero 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

5690894426_4ab0fdc195.jpg

 

 

Escuchando en la radio al Presidente del Sindicato de Trabajadores de Aratirí, pensaba en lo bien que cumple este dirigente el rol que le sirve a la empresa, con un discurso abiertamente favorable a la minería como una gran generadora de puestos de trabajo.

Reparaba luego en la redacción del comunicado del pasado jueves 3 de enero, en el que Aratirí informa de la reducción de la plantilla de trabajadores, con elogiosos conceptos de la empresa para los operarios por su buen desempeño. Evidentemente a Zamin Ferrous le conviene por ahora, cuidar muy bien a sus aliados circunstanciales, los obreros, que defendiendo su fuente laboral, en esta tan especial

coyuntura, indirectamente defienden a sus patronos.

El tema ahora es que solo 20 personas conservarán su trabajo mientras la mayoría va al seguro de paro y 14 optaron por el despido. Aunque no lo dice explícitamente, la empresa insinúa que cumplió a satisfacción con su parte y ahora solo resta esperar que las autoridades uruguayas cumplan con la suya. Si se lee entre líneas, el mensaje es claro: los permisos están demorando demasiado. Para reforzar el mensaje, deja fluir en la prensa noticias de sus fuertes inversiones en Brasil, donde parece que son menos puntillosos, como para que tomemos nota de que los puestos de trabajo que dejemos escapar nosotros los puede aprovechar el vecino.

Esta forma de actuar tiene un nombre: chantaje. Aratirí quiere presionar al gobierno uruguayo y lo hace usando sin escrúpulos las expectativas de cientos de familias preocupadas por la fuente laboral que está en riesgo. La empresa muestra así, sin disimulo, su forma artera de proceder. Su verdadera cara asoma y queda expuesta la falta de compromiso con la comunidad, lo poco o nada que le importa jugar con las ilusiones de la gente. Ejerce su poder de dar y quitar trabajo, como un delincuente usa un arma para amenazar.

Aratirí creó enormes expectativas al contratar demasiados funcionarios para la fase de exploración de su proyecto, buscando despertar la falsa sensación de que llegaban oportunidades laborales muy atractivas y preparó un ejército de aliados a los que ahora lanza al combate. "¿Quieren trabajo? Presionen al gobierno para que me dé los permisos", le dice la empresa a sus agentes. Su arenga es: "Ya probaron un poco del dulce que les puedo dar… ¿quieren más? Ustedes saben lo que tienen que hacer…".

Además de confundir con la estrategia de dar informaciones contradictorias, Aratirí practica una forma de chantaje especialmente repudiable al jugar con las expectativas de unos cuantos uruguayos. Si esto es lo que está haciendo ahora, cuando trata de introducir su negocio: ¿Qué sería capaz de hacer después si se sintiera segura con los documentos firmados autorizando el saqueo? ¿Tendría contemplaciones a la hora de dejar sin trabajo al número de obreros que fuera necesario para proteger sus intereses? ¿Dudaría en darle la espalda a sus anteriores aliados cuando ya no los necesite? ¿Vacilaría un instante antes de dejarlos en la calle después de haberlos usado?

Hacer negocios con un chantajista no es conveniente. Una razón más para impedir que se concrete este nefasto proyecto megaminero.

 

Aníbal Terán Castromán

 

Compartir este post

Comentar este post