Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: HAY 20 MIL NIÑOS QUE VIVEN DE LA BASURA

22 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

URUGUAY EL FRACASO DE LAS POLÍTICAS DE SUBSIDIOS O ASISTENCIALISMO


HAY 20 MIL NIÑOS QUE VIVEN DE LA BASURA

Nombre-copia-2.jpg

 

 

Las políticas de subsidios o simplemente el asistencialismo llevado adelante por el Frente Amplio en sus dos gobiernos no han solucionado la pobreza, ni el trabajo infantil y mucho menos ha mejorado la distribución de la riqueza. Simplemente ha funcionado como un dique de contención para que no aumenten las cifras y un bolsón de donde sacar votos al momento de las elecciones.

Estudios recientes, y no tan recientes, como el del economista Joaquín Etchevers (julio de 2010) demuestran lo que afirmamos.. El 31% de los uruguayos es asistido monetariamente por el gobierno con prestaciones miserables que solo sirven para impedir que toquen el fondo. Unos 20.000 niños y adolescentes “están involucrados de una u otra forma con las tareas de recolección y clasificación. Esto implica tareas que pueden ser en los carros recolectando o en los hogares clasificando”, sostiene otro de los informes, y agrega: “No hay que perder de vista la gravedad de las cosas. El trabajo de niños, niñas y adolescentes constituye la vulneración de los derechos.”

 

 

 

URUGUAY EL FRACASO DE LAS POLÍTICAS DE SUBSIDIOS O ASISTENCIALISMO

LA BASURA, FUENTE DE TRABAJO DE 20.000 NIÑOS 

Las políticas de subsidios o simplemente el asistencialismo llevado adelante por el Frente Amplio en sus dos gobiernos no han solucionado la pobreza, ni el trabajo infantil y mucho menos ha mejorado la distribución de la riqueza. Simplemente ha funcionado como un dique de contención para que no aumenten las cifras y un bolsón de donde sacar votos al momento de las elecciones. Estudios recientes, y no tan recientes, como el del economista Joaquín Etchevers (julio de 2010) demuestran lo que afirmamos. Unos 20.000 niños y adolescentesestán involucrados de una u otra forma con las tareas de recolección y clasificación. Esto implica tareas que pueden ser en los carros recolectando o en los hogares clasificando” El 31% de los uruguayos es asistido monetariamente por el gobierno con prestaciones miserables que solo sirven para impedir que toquen el fondo.

 

 

Nombre-copia-3.jpgLa semana pasada se divulgaba un estudio de la politóloga Rosario Queirolo para el Barómetro de las Américas, en el que se afirmaba que el 30,7% de la población uruguaya recibe algún tipo de transferencia monetaria. El dato surgía de una encuesta realizada en el mes de marzo de este año El estudio señalaba que el 85% cobra asignaciones familiares, el 15% pensiones a la vejez o la invalidez, ambos derechos consagrados que son históricos y que no pueden considerarse asistencialismo. Pero el 19,7% de la población recibe canastas alimenticias y otro 21,2% recibe las ayudas del “Plan de Emergencia” y actualmente “Plan de Equidad” siendo que en algunos caso las personas reciben más de un tipo de ayuda estatal.

La misma politóloga concluye en otro de sus estudios que evidentemente el subsidio y el voto del beneficiario del mismo coinciden: “entre los beneficiarios de los programas de apoyo del gobierno, el porcentaje que votó por la reelección del Frente Amplio es mayor que entre los no beneficiarios”.

Las conclusiones son similares a otro estudio, en este caso de Andrea Vigorito, Marco Manacorda y Edward Miguel, realizado en 2009, en el que se afirma que los beneficiarios del Panes “son entre 21 y 28 puntos porcentuales más proclives a favorecer al gobierno del Frente Amplio” que los hogares que no recibieron asistencia estatal, señalan. «Trabajo Infantil en el Uruguay: la paradoja de la sobrevivencia en la basura”, estudio presentado por la Intendente de Montevideo, la Ministra de Desarrollo Social y José Pedro Derrégibus del Programa Proniño de Telefónica de prevención y erradicación del Trabajo el director de relaciones institucionales de Teléfonica, en realización coordinada entre Gurises Unidos y el Centro de Informaciones y Estudios del Uruguay (CIESU), quienes redactaron el informe, afirma que entre 16.000 y 20.000 niños y adolescentes están involucrados de una u otra forma con las tareas de recolección y clasificación.

Esto implica tareas que pueden ser en los carros recolectando o en los hogares clasificando. Pero sostienen que es una cifra que impacta pero que es un número

que con “coordinación de esfuerzos y una buena estrategia de políticas sociales, se puede revertir”. Lamentablemente esto se está tratando de hacer desde el 2005 cuando asumió el primer gobierno del Frente Amplio, y no se logró. Al contrario, la situación no solo se incrementa sino que tiende a ser definitiva.

No hay que perder de vista la gravedad de las cosas. El trabajo de niños, niñas y adolescentes constituye la vulneración de los derechos. El estudio implica lo visible y lo invisible de esta realidad. Lo visible es el carro que anda por las calles, pero lo que no se ve es el niño o adolescente que trabaja clasificando en la casa. En definitiva, el niño vive y trabaja en la basura”, señaló la coordinadora del Programa Proniño por Gurises Unidos, Cecilia Menoni, quien agregó que la situación actual de la educación formal y la exclusión social que caracteriza a las familias que trabajan en la recolección y clasificación, hace difícil el sostén de las propuestas educativas.

La problemática se arrastra hacia el futuro, pues para los adultos también es dificultoso insertarse en un mundo laboral formal. Si bien tienen hábitos de trabajo de extensas jornadas – revela el estudio- no es fácil la adaptación a espacios formales o a relaciones de dependencia. “El bajo nivel educativo, sumado a los procesos de exclusión social, comprometen sus posibilidades laborales en otros escenarios”, se manifiesta en la última sección del trabajo. Joaquín Etchevers, afirmaba en su estudio de julio de este año que “Los escandalosos niveles de pobreza entre los niños, no sólo son un problema ético, también desmienten las promesas de mayor bienestar futuro para las mayorías. Con estos guarismos no hay futuro feliz” y agregaba que “el nivel de la deuda pública y su servicio, en un contexto de política económica de sometimiento a los mercados financieros globalizados, consolida, cimienta, con bases firmes, casi indestructibles, la concentración del ingreso y la pobreza.” En pocas palabras lo que nos está diciendo es que las política asistencialistas no sirven cuando realmente se quiere dar solución a la pobreza y redistribuir el ingreso.Para eso es necesario voluntad política para cambiar realmente el país y construirlo sobre nuevas bases económicas totalmente diferentes a las que actualmente se practican.

Etchevers le dice en ese informe a su fuerza política: “Se verifica que el salario real permanece casi estancado (a niveles de 1993) con una tendencia decreciente mientras que el PBI por habitante presenta una clara tendencia creciente. Entre las puntas el salario real no varía y el PBI aumenta un 41,3%. A esta altura cabe preguntarse: honestamente no debemos reconocer que estamos siendo derrotados en una las banderas mas queridas por nuestra fuerza política. Si es así. Algo hay que cambiar y debe ser ya, sin dilatorias.”. Lamentablemente la realidad demuestra que no lo escucharon ni lo van a escuchar. Si se quisieran cambiar, no se debería insistir con las “coordinaciones de políticas” o con los “planes” elaborados desde un escritorio y acordados con el Banco Mundial o el BID; no podemos seguir con la política de delegar a las ONGs (organizaciones no gubernamentales) lo que es obligación del gobierno.

 

 

Tomado de Diario La Juventud

imagen1

www.diariolajuventud.com.uy


 

 

 

 

 

Compartir este post

Comentar este post