Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: INFORME: PELIGRA LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA

14 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 11/10/10

El Gobierno pretende crear la “Agencia para la Promoción y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Terciaria”

udelar

El Poder Ejecutivo pretende no solamente violar la autonomía de la Universidad de la República (UdelaR) con los artículos incluidos en el proyecto de presupuesto quinquenal, en los cuales se quiere imponer el control externo de la Corporación Nacional para el Desarrollo y de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, sino que también, por otro lado, el Gobierno avanza contra la autonomía de la UdelaR buscando someterla al control externo de una nueva Agencia de “Calidad de la Educación Terciaria”, cuya creación está a estudio del Parlamento.

Esta nueva agencia de control de calidad, cuya creación fue acordada en el “Acuerdo Interpartidario sobre Educación”, será jurídicamente una persona pública no estatal y es promovida por el Banco Mundial. Su objetivo general es adecuar la educación terciaria y universitaria nacional a los parámetros internacionales

La agencia tendrá dos grandes ámbitos de competencia: 1) la acreditación (certificación de calidad) de las carreras universitarias públicas y privadas; y 2) la aprobación de la creación de nuevas universidades privadas y de nuevas carreras universitarias en el ámbito privado (exigencias de horas docentes y de temáticas a tratar en los planes de estudio).

Si bien, como vemos, algunos de los objetivos de la Agencia fueron expuestos en principio únicamente para el ámbito universitario privado, a pedido de legisladores de la oposición varios legisladores del Frente Amplio quieren incluir ahora también a la UdelaR dentro del ámbito de control de la nueva Agencia. Ello representaría una clara violación de la autonomía universitaria y un desconocimiento a la ley Orgánica de la UdelaR.

Para colmo, el propio Rector de la UdelaR, Arocena, dijo públicamente que está de acuerdo con que la UdelaR sea controlada por esta nueva Agencia. Y, como claramente ello contraviene la Ley Orgánica de la Universidad, el Rector promueve una reforma de la Ley Orgánica. La maniobra del Rector Arocena es poner en discusión del Parlamento la mismísima ley Orgánica de la Universidad, a sabiendas de que lo que va a votar el Parlamento no será lo que envíe la UdelaR, sino lo plasmado en el “Acuerdo Interpartidario sobre educación”, con lo cual seguramente se ajustará la nueva Ley Orgánica de la UdelaR a los criterios establecidos en la Ley General de Educación Nº 18.437, aprobada en el período de gobierno anterior, en diciembre de 2008

Recordemos que la Ley General de Educación la aprobó el Parlamento violando lo resuelto en el Congreso de la Educación “Maestro Julio Castro”, surgido del famoso Debate Educativo que el gobierno finalmente no respetó. La Ley General de Educación, además de no respetar los principios de autonomía y cogobierno para la educación pública, sigue los lineamientos del Banco Mundial, favorece a la educación privada, y crea el Instituto Nacional de Evaluación Educativa, persona pública no estatal, dedicada a evaluar, de acuerdo a parámetros internacionales, la educación de los niveles inicial, primaria y secundaria.

El Rector Arocena pretende hacerle creer al demos universitario que el Parlamento aprobará el proyecto de nueva Ley Orgánica de la UdelaR tal cual lo mande la UdelaR, pero esta creencia no resiste el más mínimo análisis de la realidad: ¿si el gobierno del Frente Amplio no respetó el proyecto de Ley General de Educación surgido del Debate Educativo, que se desarrolló a lo largo y a lo ancho de todo el país, por qué habría de respetar el proyecto de ley que le envíe el Consejo Directivo Central de la UdelaR?. Pero además de este antecedente, es notorio que existe un acuerdo interpartidario para modificar la Ley Orgánica de la UdelaR, y culminar el proceso de reforma educativa iniciado en el período anterior, que alcanzó todos los niveles de enseñanza menos la universitaria.

Contexto de creación de la “Agencia de Calidad de la Educación Terciaria”

El gobierno de Tabaré Vázquez dejó expresamente fuera del ámbito del Instituto Nacional de Evaluación Educativa a la enseñanza universitaria, ya que se respetó la autonomía de la Universidad de la República. Como señalamos dicho instituto abarca únicamente los niveles inicial, primario y secundario de educación.

Sin embargo, actualmente, el gobierno de José Mujica avanza contra la autonomía de la UdelaR. Originalmente el proyecto de “Agencia para la Promoción y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Terciaria” involucraba únicamente a las instituciones universitarias privadas, pero a pedido de la oposición, legisladores oficialistas plantean ahora incluir dentro del ámbito de control de la nueva Agencia a la UdelaR, lo que hecha por tierra con la autonomía universitaria, dejando expuesta a la UdelaR al control de una Agencia externa, cuyos parámetros se los fija además el Banco Mundial.

El actual Poder Ejecutivo ya ha dado muestras claras de no respetar la autonomía universitaria, como se ve por ejemplo en el proyecto de presupuesto quinquenal enviado al Parlamento. Pero además el gobierno de Mujica parece querer ir mucho más lejos en lo que tiene que ver con la privatización y la coparticipación público privada en la enseñanza universitaria.

De las actas de la presentación que el Poder Ejecutivo realizó a la Comisión de Educación y Cultura del Senado el día 15/09/10, del proyecto de creación de la “Agencia para la Promoción y Asesoramiento de la Calidad de la Educación Terciaria” (publicado en página web del Parlamento), surge que el Poder Ejecutivo pretende, al igual que lo estableció por ley para el resto de la enseñanza, establecer una especie de sistema integrado público – privado de la educación terciaria.

El Ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, expresó en dicha presentación que: “...tenemos un sistema terciario con componentes públicos y privados. Por su parte, el componente privado ya tiene un cuarto de siglo de historia. No obstante, entendemos que ambos componentes se encuentran en una interacción que esperamos que pueda seguir avanzandopara integrarse en ese sistema de alta navegabilidad que queremos desarrollar”.

El Director General de Educación, Luis Garibaldi, hablando del proceso histórico que llevó al Gobierno a proponer la creación de la Agencia de Calidad de Educación Terciaria en el Uruguay, que: “Podríamos señalar el año 2006 como el momento en  que empezamos a trabajar, aunque ya en 2005 nos incorporamos a la Red Iberoamericana de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior -RIACES-, en la que participan todas las Agencias de acreditación de los países iberoamericanos y donde hemos recibido apoyo y asesoramiento”... “Trabajamos desde diciembre de 2006 hasta abril de 2008 y realizamos más de 30 reuniones, cotejando documentos nacionales e internacionales y participando -por segunda vez como RIACES- en un encuentro realizado en Montevideo con representantes de agencias internacionales, no sólo de Iberoamérica, sino también de Europa y Estados Unidos. Allí tuvimos oportunidad de intercambiar opiniones y conocer la calidad de la acreditación a nivel internacional. Cabe destacar que esta actividad fue apoyada por el Banco Mundial”.

Garibaldi afirma que: “los procesos nacionales de acreditación deberán estar en sintonía con los principios de buenas prácticas que internacionalmente orientan estas actividades. Los señores Senadores encontrarán en el proyecto, que se establece expresamente que debe haber convergencia entres las prácticas nacionales y las internacionales, entendiendo que Uruguay participa en procesos de acreditación regional”

Agrega Garibaldi que: “Por último, me interesa señalar que esta historia no termina porque participamos -en lo personal, lo hice en representación del Frente Amplio- en laComisión de Acuerdos Interpartidarios en Educación, en la que se trabajó durante varios meses y que tiene un producto que, a nuestro modo de ver, es realmente trascendente e importante. No es un acuerdo formal, sino que tiene muchos aspectos sustanciales e incluye un párrafo, en el punto 6 del Capítulo XI, relativo a la educación terciaria, que voy a leer textualmente porque, luego de haber escuchado al señor Ministro y a quien habla, y de lo que hayan podido leer en el proyecto de ley, van a ver que lo que presentamos está dentro de esto y que hay un aspecto que se expresa al final que también fue mencionado por el señor Ministro. Este párrafo dice así: “Promover y asegurar la calidad de las instituciones públicas y privadas. Con ese propósito existe acuerdo en la creación de una Agencia independiente del sistema político, de las propias instituciones educativas y de las corporaciones, que cuente con recursos y personal técnicamente capacitado, con autonomía de gestión financiera e independencia de criterio para asegurar la calidad de la educación terciaria. Esta Agencia también se ocupará de desarrollar procesos nacionales de acreditación y de continuar la acreditación de carreras universitarias en el marco regional, con los mejores estándares internacionales. Los partidos aspiran a consensuar la ley de creación de dicha Agencia en el marco del mayor acuerdo posible.”

Con respecto al alcance de la acreditación, el Ministro Ehrlich expresó: “queda claro que en un proceso de acreditación, se van a evaluar distintos aspectos de las carreras propuestas  por las instituciones; queda claro también que se van a establecer una serie de definiciones relacionadas con estándares de calidad, mínimos de horas o de créditos para fijar los parámetros, que podrán ser modificables o no. De ese modo, se darán señales al conjunto de las instituciones para seguir su evolución”.

El Senador Amorín planteó en la comisión que: “Cuando comenté que era voluntaria la acreditación, el señor Garibaldi me dijo que  en el mundo es así y que en ningún lado es obligatorio. Por lo que sé del tema -seguramente, menos que las autoridades aquí presentes -lo que ocurre en el mundo con estas acreditaciones es que se obtienen algunos beneficios, es decir que la acreditación implica la obtención de algunos incentivos. En los casos en que se alcanza la acreditación, el Estado otorga fondos para avanzary, en otros, se permite a las instituciones tener cierto grado de autonomía en las carreras universitarias. Por ello, creo que es bueno que exista un sistema de incentivos para que las universidades públicas y privadasse sometan a este proceso de acreditación, pues en definitiva es lo que levanta la calidad  de la educación terciaria. A este respecto, quisiera saber cuáles son los incentivos  previstos en el proyecto de ley para estos casos”.

A lo que el Ministro Ehrlich respondió: La observación que realiza el señor Senador es muy interesante y la compartimos en todos sus términos. En este sentido, me remito a lo expresado al inicio de la sesión en cuanto a que se trata de una pieza central en la construcción de un nuevo sistema terciario nacional. Pero vuelvo a decir que esta no sería una ley fundacional de todo el sistema, sino una piedra muy importante en la base de este proceso. Por supuesto, vamos a tener que seguir construyendo, pero entendemos que con la puesta en marcha de una agencia de estas características estaremos dando un paso trascendente pues con ella se estaría contemplando un aspecto importantísimo de la vida académica de los sistemas terciarios.

Lo que estaba plantando el Senador Amorín, y que el Ministro Ehrlich tomó de tan buen grado, es nada más y nada menos que el subsidio a la educación privada por parte del Estado, viejo planteo de los partidos tradicionales que ahora el Frente Amplio parece ver con buenos ojos.

 

ADJUNTO: NOTA EN EL DIARIO EL OBSERVADOR

VER: http://www.espectador.com.uy/1v4_contenido.php?id=193082&sts=1

Buscan cambios en proyecto para incluir a Udelar en control

21.09.2010 | 7.29

Los legisladores del Frente Amplio están dispuestos a modificar el proyecto que crea la Agencia para la Promoción y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Terciaria para que este mismo órgano no solamente controle a las universidades privadas del país sino también a la Universidad de la República (Udelar).

Uruguay está ampliando el sistema educativo. Eso a su vez debe ser evaluado en cuanto a los resultados. Es altamente conveniente para las instituciones. La gente, que es la que financia y es la que revive todo el proceso de educación, debe tener resultados”, dijo a el matutino el senador Enrique Rubio.


Por su parte, el rector de la Udelar, Rodrigo Arocena, dijo a El Observador que está de acuerdo y que ese centro de estudios acepta ser evaluado.


 Esta nueva agencia regulará la creación de nuevas universidades y autorizará y acreditará las nuevas carreras.


El proyecto ya ingresó al Parlamento. La oposición reclamaba que se evalúe a la Udelar.

Compartir este post

Comentar este post