Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - Intervención del Movimiento 26 de Marzo en la Comisión Especial de Drogas y Adicciones con fines legislativos.

6 Abril 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

logo26grande
Jueves 4 de abril de 2013


Muy buenas tardes, en nombre de nuestra organización la Juventud del Movimiento 26 de Marzo agradece la invitación a este recinto parlamentario que nos permite exponer humildemente nuestra opinión sobre los temas relacionados a las drogas y adicciones.
En el transcurso de nuestra intervención destacaremos tres aspectos relevantes a la hora del análisis y la comprensión de nuestra postura sobre la ley de comercialización de la marihuana y sobre las drogas en general.
Primero, reafirmar y subrayar nuestro más profundo rechazo a esta ley que habilita la comercialización de marihuana por parte del Estado así como también de cualquier estupefaciente.
Estamos convencidos que uno de los motores de la lucha contra las drogas es a nivel filosófico ya que es una forma de comprender el mundo, puntualmente a la sociedad.
Nadie que tenga amor por la vida puede aceptar que una persona se este matando lentamente, en el mejor de los casos, drogándose. Nadie que tenga amor por la vida puede aceptar que una persona se enriquezca con la enfermedad de otra. Nadie que se llame revolucionario le puede abrir las puertas a la destrucción de la vida y en particular de los jóvenes, ningún revolucionario puede aceptar y defender el asesinato en masa del futuro del país.
En una sociedad socialista no ha de existir el problema de las drogas como lo conocemos nosotros simplemente porque no existen las drogas. Veamos los casos de Cuba, Irán, Corea del Norte, Bolivia, Venezuela. Países que verdaderamente desarrollan revoluciones y que han sabido desempeñar una dura batalla contra una de las herramientas más destructoras y letales de la política imperialista. Estos países se enfrentan al mismo problema con tácticas similares, es decir enfrentándose directamente a las drogas y el narcotráfico.
Algunos de estos países con un claro rumbo socialista y otros de carácter antiimperialistas no recurrieron a la demagogia de la legalización de las drogas, sino aplicaron y aplican el combate abierto al problema y sus agentes sociales.
Y cabe preguntarse, ¿qué es lo que ha llevado a estos países a luchar contra las drogas y el narcotráfico?, y veremos que el motor fundamental es el filosófico, estas sociedades y los verdaderos revolucionarios en el mundo aspiramos a una sociedad en la cual no existan las drogas, pero no a través del destino divino sino por la voluntad política de sus gobernantes.
Es esta misma filosofía y amor por la vida la que carecen todos aquellos que defiendan la legalización de la marihuana. De hecho ya lo demuestran diariamente en cada una de las puertas que les cierran a los cientos de jóvenes que son adictos y buscan en el estado un respaldo, una salida a su enfermedad.

Nuestro planteo no es nuevo, es el mismo que ha reivindicado la verdadera izquierda, la revolucionaria, la que esta dispuesta a dar la vida por la revolución y el socialismo y que no vive de ello, sino para ello.
Basta recordar la postura de los revolucionarios ante la invasión del imperio ingles a China con el fin de monopolizar el comercio de Opio, o recordar la devastación que hizo el imperialismo yankee con las drogas dentro del movimiento hippie para destruir la resistencia a la invasión de Vietnam, entre otros. Donde quedaba de manifiesto el accionar imperialista de dominación a través del narcotráfico.

Entendemos que la drogadicción y el consumo abusivo de drogas en Uruguay no se resuelven colocando al Estado como regulador de su comercio, creemos que esta ley impulsada por el gobierno fomenta el consumo y aumentará el mismo. Es por ello que acusamos al gobierno de irresponsable de sus actos porque de esta manera no estará velando por la salud de todos los habitantes del país.
Los defensores de esta ley se manifiestan con respecto a la política de drogas planteando que la existencia de las mismas en la sociedad es inamovible, que no tendrá modificaciones y que habrá que adaptarse a esta tesitura. Estas afirmaciones se hacen con la clara intención de desconocer y ocultar los ejemplos que ya mencionamos y que evidencian que sí es posible una sociedad sin drogas.
La Juventud del Movimiento 26 de Marzo exclama con firmeza que erradicar las drogas de nuestra sociedad e impedir el ingreso de la mismas dentro de los límites de nuestro territorio nacional es posible, afirmamos que se puede alcanzar una sociedad sin drogas, pero claro, para lograr estas condiciones se necesitan deseos y voluntad política, y eso es justamente de lo que carece este gobierno y todos aquellos que respalden esta medida.
Como segundo elemento nuestro informe también abarca lo relativo al consumo y sus consecuencias a nivel sanitario. La Sociedad de Psiquiatría del Uruguay y la Sociedad Uruguaya de Psiquiatría de la Infancia y la Adolescencia se han opuesto a la legalización y casualmente ninguna de ellas fue convocada por los técnicos del gobierno a la hora de redactar la ley. A continuación citaremos los efectos adversos del consumo de marihuana de acuerdo al informe de estos especialistas, cito: “La intoxicación aguda (efecto buscado por los consumidores debido a la sensación de bienestar, euforia y distorsión de la percepción) produce alteraciones a nivel del estado del ánimo, la atención, la concentración, la memoria, la ubicación en el tiempo y la coordinación motora que persiste entre 8 a 12 horas", detallan en su informe y agregaron que esto “puede derivar en un aumento del riesgo de accidente de tránsito u otros siniestros.” Y también advierten que cuando el consumo es frecuente, intenso y crónico puede generar : ” síndrome amotivacional con apatía, desinterés, indiferencia, disfunción de las capacidades cognitivas (atención, memoria, procesamiento de la información, razonamiento), afectación de reflejos, actividad motora y coordinación” . Esto incluye alteraciones emocionales, cansancio y aumento de peso. Se deterioran las actividades interpersonales, sociales, el desempeño escolar, laboral y atlético. La marihuana también puede inducir episodios psicóticos agudos: experiencias e ideas delirantes, alucinaciones. Además es un factor de riesgo para la esquizofrenia. Fin de la cita.
Difícilmente se puede argumentar a favor de la legalización de la marihuana teniendo en cuenta todos estos elementos científicos irrefutables. Difícilmente se pueda sostener que se desea lo mejor para nuestra sociedad sabiendo lo que causa el consumo de esta y otras drogas.
En tercer lugar pensamos que el gobierno manipula políticamente el tema con claros fines, intenta evadir las críticas y los lamentables resultados de su política a nivel social, económico y cultural. Veamos el desastre de las privatizaciones como la de la Pluna, AFE y la mismísima ley de Participación Público Privado que administra la Corporación Nacional para el Desarrollo. La crisis económica que golpea la capacidad adquisitiva de los trabajadores, una crisis que frena las exportaciones y genera mayor desempleo. La crisis interna del Frente Amplio producto de la paupérrima votación en las internas que mostró el descenso de 50000 votos. La gran incapacidad de movilización que vive la fuerza de gobierno producto de sus intenciones desarticuladoras de participación del pueblo. El rechazo a los pactos con los militares de la dictadura que los lleva a mantener la impunidad y prohibir a este pueblo saber la verdad, los vínculos militares con los EEUU e Israel, el envío de tropas militares uruguayas a Haití y el Congo, la admisión y multiplicación de plantas de celulosa, la extranjerización de la tierra, el puerto de aguas profundas para que ingresen los buques Yankees, la megaminera Aratirí, la crisis en la salud producto de nefasto sistema integrado, la gran crisis en la educación profundizando la mercantilización de la misma, etc, etc.
Es por esto y mucho más que de forma espontánea e improvisada lanza la “iniciativa” de legalizar la venta de marihuana por parte del Estado. Es preciso contextualizar cada accionar del gobierno, no podemos analizar fenómenos aislados de la realidad sino como parte de un conglomerado de fenómenos y objetos que se hallan relacionados entre sí, que dependen unos de otros y se condicionan los unos a los otros.
Condenamos a los dirigentes frenteamplistas que propagandean esta ley como un supuesto avance o logro del gobierno cuando en realidad supone todo lo contario. Lamentable cortina de humo para despistar y seguir engañando al pueblo. Todos estos hechos y muchos más le quieren ocultar al pueblo, y que forman parte de una política mezquina que trasviste sus verdaderas intenciones.
Otro elemento trascendental que sería imposible desconocer es la coyuntura política del Uruguay, a un año y medio de las elecciones nacionales y sabiendo que la mayoría de los consumidores de marihuana son jóvenes, no podemos pensar otra cosa que en la manifiesta intención de captar votos entre este rango etario, corrompiéndolo aún más y condenándolo a otros de los flagelos de esta sociedad capitalista sumergida en una crisis de valores y que no resuelve los problemas fundamentales de la gente.
Algunos afirman que el consumo de estupefacientes sugiere cierto grado de “libertad” o de autonomía del individuo frente a la penosa realidad, pero nada de esto es verdad, el consumo problemático de drogas hace al individuo prisionero de la sustancia y lo evade de la realidad, con lo cual tampoco le permite visualizar las soluciones, se convierte lisa y llanamente en una escapismo inconducente y perjudicial para la salud. Es decir crea individuos manipulables, dependientes, enajenados. Individuos perfectos para este tipio de gobierno que pretende gobernar sin el pueblo.
Hablando más específicamente sobre la ley, acudimos a la pregunta que define nuestro accionar y pensamiento, ¿A quién beneficia esta ley? ¿A quién beneficia el consumo de drogas? ¿A la juventud uruguaya? ¿A los trabajadores? ¿Es que acaso podemos creer que la gente necesita consumir marihuana para mejorar su relacionamiento con sus pares y su vínculo con la sociedad? ¿Quien puede creer esa barbaridad? Eso sólo lo pueden pensar personas que desean descomponer aún más a nuestra juventud, en otras palabras quienes quieren destruir el futuro del país.
El gobierno dice querer combatir el narcotráfico sin eliminar las drogas, lo único que generan es la confusión, enredar a nuestro pueblo y a las masas más atrasadas en conciencia política. El mismísimo Mujica expresa de forma muy jovial que el problema no son las drogas sino el narcotráfico, pues entonces erradique de una vez las drogas y de esa manera no habrá más comercio. Es una ecuación bastante comprensible. Ejemplos de cómo hacerlo sobran. Y cabe preguntarnos, habiendo tantos acuerdos firmados con EEUU y con Israel sobre Seguridad y Defensa Nacional (dos potencias a nivel mundial en armamento, y tecnologías sofisticadas de espionaje y prevención del delito) ¿cómo puede ser que el gobierno no sepa quién introduce la droga a nuestro país? ¿Por qué callan respecto a este particular? Como nunca van al fondo de la cuestión nos permitimos hacer uso del beneficio de la duda. Lo único que percibimos es la clara intención de hundir a la juventud en el flagelo de la droga, a la barbarie del consumo abusivo.
Y como si todo lo que hemos expuesto fuera poco debemos mencionar una vez más los lazos del gobierno del Frente Amplio con el imperialismo norteamericano y con sus agencias corruptas. La DEA ha vuelto al país gracias al FA luego de 19 años de ausencia. Es conocido el papel de la DEA, no combate el narcotráfico, sino que monopoliza el comercio de drogas, en más de un país la DEA está involucrada con el lavado de activos, violencia indiscriminada, en la compra de informantes, de diputados y de senadores también. Es imposible creer que exista realmente una voluntad política para poner fin a este flagelo universal cuando observamos el papel que ha desempeñado el narcotráfico en la contrainsurgencia, la expansión de las transnacionales y las ambiciones geopolíticas de Estados Unidos y otras potencias.
Parecería una rara coincidencia que justo se recibe ayuda del país líder en producción de drogas y de consumo, y que además ha fracasado sistemáticamente en su política de drogas. Como afirma el comandante Fidel Castro “Si nos atenemos a los hechos históricos, podríamos afirmar que la política de Estados Unidos no ha sido la de “guerra contra las drogas” sino la de “drogas para la guerra”.
Mientras tanto Bolivia con el Presidente Morales a la cabeza expulsó a la DEA por considerarla una agencia injerencista del imperialismo norteamericano y además esgrimiendo que lo hacía por una cuestión de dignidad y soberanía. Por otro lado desarrolla vínculos con Irán para combatir de forma conjunta el narcotráfico, así como Rusia desarrolla tecnología satelital con el mismo fin. Vemos el caso emblemático de Cuba que combate diariamente los distintos intentos de introducir droga a la isla.
Para nosotros es muy claro, la lucha contra las drogas no se resuelve legalizándolas y aceptando de forma cómplice su existencia. Solo hay un camino , detener el ingreso de la drogas a nuestro país, eliminar las redes de narcotraficantes y emprender una política educativa por un lado preventiva y por otro para recuperar a los uruguayos consumidores de estupefacientes. Lo único que garantiza el gobierno del FA con su alianza política a nivel parlamentario con el Partido Colorado, Partido Nacional y Partido Independiente es una vez más la pérdida de soberanía y la penetración imperialista a través de la DEA.

Expresamos una vez más con firmeza y claridad que aspiramos a un mundo sin drogas, sin imperialismo, sin capitalismo, es decir sin explotados ni explotadores.
Por la liberación Nacional y el Socialismo Juventud del Movimiento 26 de Marzo

Muchas gracias.

Compartir este post

Comentar este post

arlette 04/07/2013 19:21


Dosis tóxica:


La toxicidad
esta relacionada con la dosis, pero allí existe mucha variabilidad individual, influidaen parte si es primera experiencia y el grado de tolerancia. No se han reportado casos de muerte por consumo
de marihuana inhalada únicamente.


Los
cigarrillos de marihuana típicos contienen entre 1-3% de THC, pero variedades mas potentes pueden contener más de 15% de THC. Los hachís contienen entre 3-6% y hachís con aceite 30-50%.Dronabinol
esta disponible en capsulas de 2.5, 5y 10 mg.


Manifestaciones
clínicas:


La marihuana
no debe ser considerada una droga benigna.


 Su consumo se ha asociado con trastornos cardiovasculares, pulmonares, reproductivos y posiblemente
inmunológicos.



El uso por primera vez de marihuana puede precipitar un episodio psicótico agudo persistiendo por muchos meses, sin historia psiquiátrica previa.



 



Después de fumar un cigarrillo de marihuana puede presentar euforia, palpitaciones, consciencia sensorial elevada y alteración de la percepción del tiempo después de 30 minutos por sedación.
También se puede presentar distorsión del espacio. Intoxicación más severa puede resultar en alteración de la memoria a corto plazo, irritabilidad, desorientación, despersonalización,
alucinaciones visuales y psicosis paranoide aguda.



 



. Hallazgos físicos: taquicardia, hipotensión ortos tatica, inyección conjuntival, incoordinación, lenguaje alterado y ataxia. Estupor, palidez,



 



Temblor fino y ataxia han sido observados después de ingerir galletas con marihuana. Hipertermia, hipotermia, urticaria, prurito, exantema, constipación,  retención urinaria, impotencia, trismos, nistagmos lateral, midriasis, irritación bronquial, sed



 



Disminuye la presión intraocular, produce bronco dilatación.



El riesgo de comer marihuana radica en que su efecto es mas tardío y,por tanto, los consumidores, al ver que no obtienen los resultados pensados, toman m&aacu

arlette 04/07/2013 19:20


excelente articulo


busquemos las drogas en los bandidos de cuello o guante blanco...


INFORME CIENTIFICO


 “MARIHUANA”   


 “ASESINA DE LA JUVENTUD”


http://www.minsalud.gov.co/Documentos%20y%20Publicaciones/Gu%C3%ADa%20de%20Manejo%20de%20Urgencias%20Toxicol%C3%B3gicaas.pdf


 


Generalidades:


Según
criterios de expertos de la Organización Mundial de la Salud, la droga ilícita de consumo más común por los jóvenes de todo el planeta es
la marihuana, razón por la cual ha sido apodada como


“ASESINA DE
LA JUVENTUD”


 Se conoce
como la “gran reveladora” ya que facilita la expresión de enfermedades mentales.


 



Numerosos estudios han demostrado que la intoxicación por cannabis empeora la conducción de vehículos y otras actividades relacionadas con habilidades complejas, por provocar disminución de la
atención, de la coordinación y de la percepción, durante 10 o más horas después del consumo.


 En
un estudio publicado por el


NIDA
(Instituto de Drogas de Abuso de Estados Unidos) sobre conductores de vehículos con test positivo de marihuana, el 88% oscilaron entre estado moderado o de extrema intoxicación y el 12% no
mostraron tener signos de intoxicación.


Usualmente 
es fumada en cigarrillos, pipas o adicionada a alimentos como galletas, brownies y te de hierbas.


Este
canabinode alcanza una mayor concentración en las floraciones de las plantas femeninas, también puede venir en forma decapsulas (dronabinol o marinol).


 GUÍAS
PARA EL MANEJO DE URG