Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY- “LA GENTE ESPERABA DEL FA UN CAMBIO EN EL MODELO DE PRODUCCIÓN, DE GENERACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA, PERO MANTUVO LOS MISMOS LINEAMIENTOS DE LOS PARTIDOS TRADICIONALES”

22 Junio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

El Director de la empresa encuestadora Interconsult, Juan Carlos Doyenart, fue el invitado central de “Mañanas de Radio” para analizar los resultados de las elecciones internas del Frente Amplio, fuerza política en el gobierno. “El gobierno significa muchas cosas, para cualquier partido político significa desgaste, en el caso del FA se agrava porque generó durante mucho tiempo expectativas de que su gobierno iba ser una cosa totalmente distinta a lo que fueron los gobiernos de los partidos tradicionales. Y esto no ocurrió así”, señaló el especialista al referirse a la caída de la cantidad de votantes y el aumento de los votos en blanco en esa interna partidaria. 

 

Chury: Estamos recibiendo al director de Interconsult Juan Carlos Doyenart a quien el damos la bienvenida. ¿Cómo te va?

Doyenart: Muy bien. Muy buenos días a todos y como siempre un gusto de estar acá.

Chury: Estuve leyendo en El País un material interesante de análisis que hacías sobre las elecciones internas del FA y donde hablas del voto blanco a la presidencia, esto aparece como que ninguno de los candidatos convencía al votante ¿Eso es una acción de protesta?

Doyenart: En alguna medida sí porque esta no era una elección obligatoria obviamente, con lo cual el que no quería votar no iba y el que iba a votar quería expresar algo, o apoyar un candidato o decirle al FA ninguno de los candidatos me convence y el voto en blanco siempre implica eso. En este caso -un porcentaje no menor, el 13%- dice ninguno de los cuatro candidatos me convence.
Quizás esta sea la gente que sigue añorando o esperando que en el FA el presidente de la coalición sea un líder político y no un dirigente sectorial de segunda línea, porque no olvidemos que la presidencia del Frente supo ocuparla el General Líber Seregni, después el doctor Tabaré Vázquez…  hasta que el Frente empieza a cambiar su modalidad, (Jorge) Brovetto es el presidente, con lo cual la presidencia del FA cambia de sentido porque si no está el principal líder… Como ocurre en los partidos tradicionales, fíjense que luego de las elecciones el presidente del comité ejecutivo del Partido Colorado es Pedro Bordaberry y en el Partido Nacional el presidente del directorio fue el doctor (Luis Alberto) Lacalle. O sea esos cargos los asumen los principales líderes de cada partido, sin embargo el FA esto no lo ha hecho así lo cual -yo digo- burocratiza el cargo, lo hace más bien de manejo de organización interna y no un cargo político de relevancia como fue históricamente la presidencia del FA.
Desde la época que yo era frenteamplista a nadie se le pasaba por la cabeza que la presidencia del Frente no estuviera ocupada por el candidato a la presidencia.

Chury: ¿Ha venido en caída también la significación de la presidencia del FA con estos dos gobiernos?

Doyenart: Sí, lo que pasa que acá viene el otro aspecto: una cosa era el FA en la oposición y otra cosa es el FA en el gobierno.
El gobierno significa muchas cosas, para cualquier partido político significa desgaste, inevitablemente desgaste, en el caso del FA se agrava porque el FA, la izquierda en el Uruguay, generó durante mucho tiempo expectativas de que su gobierno iba ser una cosa totalmente distinta a lo que fueron los gobiernos de los partidos tradicionales, esto no ocurrió así. Si bien no estoy de acuerdo con aquellos que dicen el Frente hizo lo mismo que blancos y colorados, pero en las grandes líneas sí mantuvo quizás -para bien del país, pero para decepción de muchos frenteamplistas- mantuvo los mismos lineamientos que históricamente criticó.
Es decir que seguimos viviendo en una sociedad de mercado donde los indicadores macro económicos son lo más importante para el gobierno, a pesar que el Frente llevó adelante sobretodo en el primer gobierno algunos cambios en materia social no hubo cambios estructurales. Volvió a traer los consejos de salario que ya los había traído Sanguinetti a la salida de la dictadura, que después Lacalle los había dejado sin efecto, así que no estaba inventando nada nuevo pero estaba restituyendo garantías para los trabajadores que son lo que los consejos de salarios dan. Más allá de las críticas que pueda haber, que estos consejos no sirven, que son los mismos del año 42, lo que se quiera. Pero son consejos, hay un ámbito donde el trabajador puede negociar.
Hubo planes sociales de ayuda a los sectores más carenciados, también pueden ser criticados pero lo hubo. Hubo una reforma en la salud y apareció el famoso impuesto a las rentas personales, al ingreso, pero en definitiva los grandes capitales no se tocan, el inversionista externo no se toca, las cuentas bancarias no se tocan. Todo lo que quieran pero el Frente cumplió, algunos cambios hizo.
Pero lo que no hizo el Frente que mucha gente en la izquierda esperaba del Frente fue un cambio en el modelo de producción, de generación y distribución de la riqueza en el Uruguay. No lo hizo.
Yo no lo estoy acusando de nada, simplemente estoy diciendo que muchos frenteamplistas pensaron que en el gobierno iba a ir más allá de lo que efectivamente fue.
Incluso en este segundo gobierno hay un ex guerrillero que asume la Presidencia de la República, fue muy sintomático que el mundo entero puso atención en Uruguay y dijeron se viene el socialismo al Uruguay. Pero no, no vino el socialismo. No sé si podía venir pero no vino.
Entonces, sin meterme yo a opinar si está bien o si está mal, simplemente anoto, hay un conjunto de frenteamplistas que es más o menos importante que están descreídos del FA, que están molestos, decepcionados y que obviamente no van a votar a los partidos tradicionales seguirán votando al Frente, pero cuando pueden hacen un llamado de atención, lo hicieron en las departamentales del 2010, 14% de votos en blanco y en ese sentido acá está pasando un poco lo mismo.

Chury: ¿Los que no votaron puede haber sido por la misma causa? Porque también hay una caída en cantidad de votos muy expresiva respecto a otra elección.

Doyenart: Ahí es más difícil de responder, porque acá al no ir a votar juegan otros factores. El tema de la participación en las internas partidarias en el mundo entero tiende a disminuir y en Uruguay también.
El interés por la política, el interés por participar, por estar en esas instancias, lamentablemente la nueva era en la cual estamos viviendo ha ido generando una desmotivación por la cosa pública, por lo comunitario y un incremento del individualismo. Tiene cosas buenas pero entre las cosas malas aparece este fenómeno, la gente está más preocupada por tener la posibilidad de alcanzar tal o cual cosa y cada vez se despreocupa más por la cosa pública, por la comunidad en la que vive. Eso hace que inmediatamente empiece a despreocuparse de la actividad política incluso a veces de la sindical, entonces a veces se hace muy difícil mover a la gente para ir a votar cuando no es obligatorio.
Acá puede ocurrir otro fenómeno. Yo igual digo 177 mil votos, son 177 mil personas que se logran movilizar e ir a votar, no es despreciable mirando el contexto mundial en el que vivimos. Todavía los uruguayos seguimos siendo unos bichos raros que la política nos sigue interesando, porque no hace mucho hubo una instancia de elección de jóvenes blancos y hubo cuarenta y pico mil votos.
En realidad, en proporción y tomando en cuenta las limitaciones de quienes votaban en el Partido Nacional, fue mejor la votación del jóvenes del Partido Nacional que la del FA. Tengo la impresión que el Partido Nacional ha logrado encontrar un mecanismo de motivación en los jóvenes, ya no solo en estas instancias sino en otras y recuerdo las elecciones del 2009 donde los blancos lograron una movilización de jóvenes importante, o sea que el monopolio de la juventud ya no la tiene la izquierda.
Eso es cierto. Y movilizar jóvenes en el día de hoy es muy importante porque nuestros jóvenes están sujetos a una sociedad muy tecnificada donde las nuevas tecnologías resulta más atractivas que los contactos personales a veces y que los estilos de participación personal y la gente prefiere comunicarse por las redes sociales y los jóvenes tienden a desinteresarse más de la cosa pública y política. O sea que movilizarse esta bueno.
No tengo datos del FA por edad, los datos que tengo son por encuestas previas y los jóvenes eran los que menos participaban.

Chury: ¿Como se dio la votación entre interior y Montevideo? ¿Cómo anduvo Montevideo? 

Doyenart: En Montevideo anda mal porque el FA anda muy mal. El episodio de Carlos Baráibar expulsado de una reunión es un hecho no menor. Es decir que los vecinos no querían saber de nada con un político frenteamplista que venía a explicarles nada ni a decirles nada ni lo que había que hacer y lo echaron. Una cosa muy dura, muy triste, muy poco tolerante

Chury: Que se pierde en el tiempo porque uno no recuerda un hecho más o menos similar.

Doyenart: Sí, debe haber ocurrido pero yo no lo recuerdo. Lo lamento porque Baráibar es una persona de bien y muy respetable pero fue horrible lo que pasó, para cualquier político.
Creo que hay momentos en que las sociedades empiezan a sincerarse y hay que ver que Montevideo es una ciudad que está estancada, luego de veinte y pico de años de gobierno frenteamplista no pasa desapercibido.
La gente quizás no lo sabe, yo he tenido la oportunidad de viajar y puedo comparar. Hace veinticinco años, Montevideo era un lujo comparado con Quito, con Lima, con La Paz. Hoy todas esas ciudades han avanzado, están más limpias, más prolijas, funcionan mejor. Y Montevideo no.
Hoy el paisaje ciudadano es deplorable, de suciedad, de papeles volando, es cierto que los centros de las ciudades, de las capitales han ido muriendo, pero el nuestro está en una situación de deterioro impresionante.
Ver familias enteras durmiendo en las calles, contenedores volcados con toda la basura tirada en la calle, mugre por doquier, calles donde no funciona una sola lámpara y uno camina por una boca de lobo, las calles con luz fueron iluminadas a contramano, como digo yo, porque iluminan las calles donde pasan los autos y no las veredas. Pregunto: ¿quién organizó esto? ¡Las veredas están oscuras y las calles están iluminadas!
Pero bueno, los montevideanos y los frenteamplistas de Montevideo están enojados con el Frente Amplio.

Chury: Llegan mensajes de los oyentes. “¿Se le está yendo gente por izquierda al partido de gobierno, porque cada vez se va más a la derecha?”, pregunta Ángel de Paso Carrasco.

Doyenart: Es difícil de decir, por lo menos electoralmente no se demuestra. Hoy hay entre un 1 y un 2% que podría votar a la izquierda por fuera del Frente Amplio. Eso por ahora, no sabemos si después de completados dos gobiernos del FA no hay más gente que se va. Eso dependerá de la capacidad del FA para seguir manteniendo a ese electorado más de izquierda. Puede ser dramático también que la gente se le vaya por derecha, a los partidos tradicionales, lo que lo haría perder el gobierno.
 
Chury: ¿La elección puede tomarse también en sus resultados y en lo que finalmente quedó como lectura que era una especie de castigo al MPP cabeza del gobierno?

Doyenart: Más que castigo yo digo que el MPP es el que sufre, cuando una fuerza política se desgasta el grupo mayoritario es el que más se desgasta, o sea que el partido o el sector del Presidente de la República, es el que sufre un mayor desgaste, porque es el que está más expuesto, por varios motivos. Pero de todas maneras se mantiene como la primera fuerza, pierde, baja, deben estar preocupados pero todavía la situación no se puede llamar de dramática.
Pero yo pregunto, ¿qué pasa con en el MPP en las próximas elecciones cuando Mujica no sea candidato? Porque creo que el MPP tuvo su mejor momento electoral más que por el MPP por la figura y el atractivo que generó José Mujica, que en la elección que viene no va a estar. Ayudará, apoyará, pero por el estilo de Mujica, no creo que se juegue mucho por el MPP y obviamente no va a ser candidato. Ahí el MPP puede perder el liderazgo del Frente, en el 2014.

Chury: ¿Los líderes no jugaron de alguna manera a quitarle fuerza, valga la redundancia, a la fuerza política en si misma? Al no participar directamente en esto los líderes, nada más que en la recomendación de votar a quien, ¿no hay una suerte de debilitamiento progresivo de la fuerza política y queda todo librado a la acción del gobierno y sus líderes?

Doyenart: Yo no sé si fue deliberado pero sí hay un proceso de tradicionalización del FA. Quiero decir que el FA cada vez se parece más a lo que históricamente han sido los partidos tradicionales, donde el partido la fuerza política quedaba totalmente relegada cuando el partido llegaba al gobierno y ahí era el gobierno el que mandaba, los líderes quienes mandaban, pero la estructura interna del partido dejaba de funcionar prácticamente.
Esto le pasó a blancos y colorados históricamente y le comienza a pasar al FA.
Por ejemplo, yo creo que en el caso de Tabaré Vázquez hubo un esfuerzo deliberado por quitarle peso a la estructura del Frente, porque obviamente el que está en el gobierno además de ser fiscalizado por la oposición se da cuenta que está fiscalizado por su propia fuerza política. Y eso no le gusta, trata de quitarle peso.
Entonces me parece que en el caso de Tabaré fue un esfuerzo deliberado, en el caso de Mujica no lo tengo claro para decirlo de esa manera, pero ya estamos en pleno proceso de deterioro del poder interno que puede tener la mesa política, el plenario y todos los organismos frenteamplistas y la tendencia es a un manejo entre líderes de sectores, como fue toda la vida entre blancos y colorados, y una concentración de poder en la estructura de gobierno más allá de la estructura de la fuerza política.
Creo que esto es una tendencia que va a seguir en crecimiento, o sea va hacer menor el peso y eso tiene que ver también con quienes eran los candidatos a la presidencia del FA. 

 

Chury: ¿Hay cifras de los niños que votaron y que no serán votantes en las elecciones?, pregunta Marilú.

 

Doyenart. No tengo esas cifras. Me faltan también otras cifras que me parecen muy importantes. Tenemos el voto en blanco a la candidatura del presidente del FA 13%, tenemos un 27% que no votó a ningún sector partidario.
Tengo información pero no cifras oficiales, de que es muchísimo más alto el porcentaje que no votó delegados de base, es decir no eligió sus representantes de las Bases que son la mitad del Plenario. Ese es todo un tema.

 

Chury: ¿Podemos decir que el segmento del FA que estuvo más fuerte y más presente en esta elección es el moderado y pro - vazquizta?

Doyenart: Sí, exacto. Yo lo definiría exactamente así. O sea, ganó el voto moderado pro Vázquez, fue el que mejor salió de esta elección interna.
Es cierto que los otros sectores fueron separados –como el MPP y el PCU-, pero aún uniéndolos el voto moderado pro vazquizta es mayor.
Por tanto, creo que Tabaré Vázquez vuelve a triunfar en esta instancia sin haber participado, y que su presencia está ahí con mucha fuerza como alternativa que tiene el FA para mantenerse en el poder.
La figura de Tabaré Vázquez tiene un peso enorme en la gente que quizás nosotros con las encuestas ayudemos en ese sentido, porque a medida que nos acerquemos a las elecciones y las encuestas siguen mostrando que el Frente gana con Tabaré pero no gana con otro candidato, lo más probable es que la lógica, la inteligencia política, lleve a decir: ‘Tabaré tiene que ser el candidato del Frente porque es el que nos permite el tercer período consecutivo de gobierno’.
A pesar de que el gobierno está desgastado el Frente podría volver a ganar porque ha pasado en la historia del Uruguay y en el mundo, dentro del mismo partido aparece una figura que representa algo diferente y un cambio con respecto a quien está presidiendo si el gobierno está desgastado, pasó con Jorge Batlle con respecto a Sanguinetti. No hay dudas que Vázquez es distinto a lo que es Mujica, en su estilo, en su forma de ser, no estoy yendo a lo ideológico ni a lo programático siquiera.
Tengo una teoría: la próxima elección la gente va a buscar orden, confiabilidad en la Presidencia y capacidad de mando y que José Mujica se va a convertir en una especie de símbolo de lo que no hay que votar.
Si uno lo ve así, hay dos candidatos con mucha chance, que tienen ese perfil, Tabaré Vázquez y Pedro Bordaberry. Por distintas razones, la gente va a ir hacia ahí, creo que Bordaberry no tienen chance y que el ganador va hacer Vázquez; esto le va hacer muy mal al Partido Nacional, por ejemplo.

Chury: ¿Cómo se perfila el Partido Nacional en ese plano?

Doyenart: Ya sabemos que un partido no gana si no tiene dos alas claramente definidas y con liderazgos claros. El retiro de Luis Alberto Lacalle le hace mucho mal a Larrañaga, porque le queda un sector del Partido Nacional que no se siente representado por Larrañaga y que no tiene a Lacalle como alternativa. Entonces puede mirar a Bordaberry como alternativa. Ese es un grave problema que tiene el Partido Nacional que es la construcción de una candidatura clara en el espacio herrerista de la UNA que no existe; hay varios postulantes pero no existe quien sustituya en parte el espacio que ocupó Luis Alberto Lacalle, que hoy no podría ganar quizás una interna pero que podría evitar que haya votos blancos que se vayan al Partido Colorado.
Además, el Partido Nacional no llega a convencer al votante frenteamplista desconforme con el FA. La elección municipal del 2010 fue un ejemplo claro de esto.
En ese momento lo dije, un 14% de los montevideanos no quería votar al Frente pero tampoco votó a los candidatos de los partidos tradicionales, prefirió votar en blanco. Entonces los partidos tradicionales todavía no están teniendo la capacidad de ser atractivos para un sector de centro que votó al Frente, que no está conforme con el Frente y que sí les podría ser atractivo Tabaré Vázquez.
Es que Tabaré Vázquez demostró ser un hombre con mucho olfato político y  siempre cuidó mucho que su imagen no se desgastara, él siempre optó desde que era candidato a la presidencia, recordemos que lo fue dos veces antes de ganar. Vázquez entraba y salía, renunció varias veces, se fue a su casa y dijo voy a salvar vidas y no hago más política y volvió.
En situaciones complicadas daba un paso al costado para no desgastar su imagen y volver cuando las cosas estuvieran más claras. Yo creo que ahora claramente está haciendo lo mismo, muchos de mis compañeros dijeron que se había equivocado cuando aquello de Argentina que pidió ayuda a Estados Unidos, cunado contó eso.
Pero no, Vázquez no se equivoca, nunca habló sin pensar lo que iba a decir, nunca lo agarraron desprevenido. En eso se parece mucho a Sanguinetti, en el estilo.
Y cuando Vázquez dijo eso a muchos uruguayos les encantó porque fue el hombre duro con Argentina, hoy los uruguayos están desconformes con Mujica porque no demuestra la dureza y la firmeza que debería demostrar con los argentinos.
No fue un error de Vázquez, pero además le sirvió de pretexto para irse, dijo ‘me voy un rato, vuelvo de a poquito’. Ahora empezó aparecer de a poquito, pero yo creo que hasta el año que viene Vázquez no va a estar en política. Y cuando vuelva va a tratar de hacerlo con un panorama donde en el FA tengan claro que la salvación del Frente es él. Es así, uno ve las encuestas y se da cuenta que si el FA quiere ganar las próximas elecciones necesita de Tabaré Vázquez, porque sino el voto del centro se le puede ir.
Creo que la clase política ha perdido capacidad de contactarse con la gente, de comunicarse, yo sigo viendo discursos de políticos que fueron de otra época. Ya por el estilo en que hablan a la gente no les interesa, usan términos, frases hechas que la gente está cansada. No se dieron cuenta que cuando un porcentaje importante se volcó hacia José Mujica era porque estaba cansado del viejo político tradicional y buscó algo totalmente distinto como era el ‘Pepe’ Mujica. 

Chury: Que rompió el esquema.

Doyenart: Que rompió el esquema porque la gente estaba cansada del esquema, pero sin embargo no veo cambios, no veo reacciones del dirigente político para acercarse a la gente.
Tal es así que ellos creen que usando las nuevas tecnologías, las redes sociales se acercan más a la gente, mandan proclamas por Facebook o por Twitter, se creen que por ahí está la forma de comunicarse con la gente. Y no es así.
Es el estilo de comunicación, la gente quiere hoy una comunicación más directa, más clara, no me des vuelta el tema, dime sí o no, trasmíteme confianza, seguridad y claridad en tus dichos.
Esto todavía es un proceso que la clase política no ha hecho y ayuda a ese alejamiento y descreimiento de la gente en la política y en los partidos por lo tanto. Cosa muy mala porque finalmente los sistemas democráticos republicanos de gobierno sólo se sostienen en base a partidos políticos. Y todas las experiencias en América Latina demostraron que los Mesías que aparecían por encima de los partidos llevaron a sus países a grandes desastres, como Fujimori en Perú, etcétera.

Chury: Hablemos de las Intendencias. Se ha dicho siempre que el que gana Canelones gana el país ¿Está compleja la situación en Canelones?

Doyenart: Acá tienes otro resultado de estas internas del Frente donde hubo mucho voto en blanco. Yo creo que al igual que Montevideo fueron los dos departamentos que votaron peor, que cayó más su votación y eso es un tema municipal me parece más que político, hay disconformidad en Canelones no tan alta como en Montevideo, pero en definitiva después de todo un período de gobierno del FA, el inicio de otro segundo período de gobierno municipal del FA, en Canelones sigue con los viejos problemas de la época Hackembruch. Hay falta de realización de obras, hay falta de concreción de mejoras que Canelones necesita muchísimo y no me refiero sólo a Ciudad de la Costa que no tiene saneamiento, no tiene bitumen, no tienen cordón cuneta para que corra el agua, etc.; es una situación muy primitiva en la que está esa zona, con gente de clase media y media alta que se fue a vivir ahí. Pero está Pando, el Santoral, la capital canaria misma, la caminería rural de Canelones está en muy mal estado. Y este departamento se caracteriza por pequeños productores que producen diferentes cosas –pero fundamentalmente productos de granja y vinos- y necesitan de buenos caminos para sacar sus productos y venderlos en el mercado.
Por tanto, no sólo es arreglar las ciudades, sino toda la zona agropecuaria muy importante para el país, recordemos que la granja del país está en Canelones y algo en Montevideo.
Además, a eso se suman muchos rumores de corrupción en la Intendencia, muchos familiares del Intendente trabajando en la Intendencia y eso nunca es bueno. Siempre se va a interpretar mal ese tipo de cosas, aunque no lo llame nepotismo, no quiero acusar a Carámbula de nada. Pero es lo mismo que han hecho históricamente blancos y colorados. Por eso la gente no se lo perdona, porque la izquierda siempre tuvo una prédica histórica en contra de estas prácticas de gobierno. Y cuando llega al gobierno las repite, la gente no se las perdona.
El Frente, la izquierda, para gobernar el país está obligada a una transparencia total. Porque si tiré piedras durante mucho tiempo en contra del nepotismo, del clientelismo, de la corrupción administrativa, etc., cuando me dieron el gobierno a mí, cuando la gente dijo -entre otras cosas- ‘estos nos están robando y ustedes son honrados y les doy el gobierno nacional’, estoy obligado a una transparencia impresionante.
Nadie duda de Mujica, nadie piensa que Mujica roba, incluso yo creo que Mujica ha dado ejemplos buenos que un Presidente tiene que dar como el de donar el sueldo; o sea no se van arreglar los problemas del país por esto obviamente, pero da el ejemplo. Entonces, nadie lo va acusar pero mucha gente muchos frenteamplistas habla de qué pasa con la gente que está alrededor de él, con los que están en las empresas públicas, y qué pasa con los Intendentes fretneamplistas.
Entonces con Canelones creo que está pasando un poco eso, Carámbula debería cuidar esas cosas y creo que inevitablemente tiene que haber obras en Canelones antes de que se termine el segundo gobierno del Frente Amplio.

 

Chury: otro oyente pregunta por qué las encuestadoras siempre ponen a Asamblea Popular en “otros”, es Figueroa que lo pregunta.

 

Doyenart: Interconsult pone al Partido Independiente y a Asamblea Popular y en el gráfico pone la cantidad que le corresponde en intención de votos. Tiene razón el oyente, nosotros lo hicimos en un momento, hasta que alguien nos hizo notar que era como despreciar a un partido político. Que aunque tenga el 1% de los votos no importa, es una fuerza política que no se podía poner en el anonimato del “otros”. La gente que me hizo ver eso fue la de la Unión Cívica, y desde ahí lo ponemos siempre.

 

Chury: Juan Carlos Doyenart te agradezco como siempre que hayas venido a compartir este rato.

Doyenart: Muy agradable como siempre. 

Chury: Que pases muy bien.

Doyenart: Un gusto

Compartir este post

Comentar este post