Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - “LA OFERTA DE UNA TABLET ME HIZO ACORDAR A LOS BÁRBAROS ESPAÑOLES QUE VENÍAN CON LOS ESPEJITOS DE COLORES. ES UN AGRAVIO A LA PERSONA”

6 Junio 2014 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica


El demógrafo Guillermo Macció analiza el resultado de las elecciones internas uruguayas en Radio Centenario, 2 de junio de 2014
 “yo creo que la elección, esta elección nos muestra a nosotros, militantes de la Asamblea Popular, Unidad Popular, que lo que prevaleció sobre todas las otras adversidades fue el entusiasmo de los compañeros. Ninguno de los compañeros abandonó sino que se multiplicó. Las compañeras en las barriadas, en los cantones, en las mesas de distribución de listas, e todo el proceso de lucha, siempre en la más absoluta de las pobrezas hizo que el entusiasmo hiciera que creciéramos, en un proceso electoral de una altísima abstención. Y sin embargo la Asamblea Popular pasa hoy a ser la cuarta fuerza política del país”

El demógrafo Guillermo Macció realizó un pormenorizado análisis de los discursos del día de las elecciones internas. Dijo que Lacalle Pou, candidato del Partido Nacional fue un candidato producido publicitariamente. “No hay un programa, hay 4 ó 5 frases hechas que fueron repetidas hasta el hartazgo”.  Sobre Bordaberry dijo que se trata de la línea uribista en Uruguay y destacó la ideologización de antología que hizo el domingo. De Tabaré Vázquez afirmó que es el candidato de la Soberbia. Tiene tanta soberbia que no le permite ver más allá de dónde está. Finalmente a Larrañaga lo calificó como el candidato más triste o el Mariscal de la derrota.  
Transcribimos el análisis de Guillermo Macció del  lunes 2 de junio que usted puede volver a escuchar aquí: 

http://www.ivoox.com/guillermo-maccio-3-junio-audios-mp3_rf_3183735_1.html

 

Chury: Es un gusto muy grande saludar y recibir a Guillermo Macció que nos está acompañando en el día de hoy lunes. Y se me ocurre que Guillermo va arrancar con la elección interna…

Macció: Voy arrancar y voy a terminar.
Buenas tardes a la audiencia, a los compañeros de la Radio. En primer lugar mis felicitaciones al trabajo magnífico que hicieron todos los compañeros de la Radio, en particular Diego Martínez y Hernán Salinas, en esa maratónica impresionante.
Yo estuve el fin de semana en Colonia del santísimo, allí voté después de un largo peregrinar porque la organización electoral de la Corte Electoral fue muy precaria, muy desordenada. Tuve que irme a fijar en 4 lugares donde finalmente iba a votar. O sea que la organización...

Chury: Hizo 4 ensayos…

Macció: Estaba anunciado en un lugar, ese lugar estaba clausurado porque no estaba habilitado, era un edificio de OSE, decía los circuitos tales y cuales que eran 6 votan en la escuela tal. Fui a la escuela tal pero la mesa mía no estaba allí, fui a otra escuelita no estaba, al final era una única mesa en una oficina muy pequeña del MGAP.
Ya se veía que la abstención iba a ser enorme y creo que Colonia tiene una de las cifras más altas, porque la gente con la que hablaba me decía para qué va a ir a votar si usted no necesita. Una cosa muy apática.
Pero también uno se daba cuenta en los días previos que el Partido Nacional, Lacalle en Colonia arrasaba y así sucedió.
Creo que el esfuerzo que hizo la Centenario me parece excepcional como forma de trasmisión, sobretodo comparándolo con las radios de mayor potencia.
Yo lo que quería hacer esta tarde es un poco analizar los discursos y las actitudes de los candidatos para ver qué lectura se puede hacer para descifrar lo implícito, no tanto lo explícito sino lo implícito. Y empiezo por el ganador, cuando Lacalle Pou lanzó su candidatura dije en esta radio que llamaba la atención los carteles de Lacalle Pou, fueron únicos y universales. Uno solo que estaba en formato cuaderno, en formato periódico y en gigantescas pancartas carreteras de 8 por 5 más o menos, 40 m2. Y esa imagen es una típica, de libro, producción publicitaria, Lacalle Pou es un candidato producido que se imagina una imagen, se lo viste y se bombardea en todos los espacios, en las carreteras, en los pueblos, las entradas de la misma manera.
Y yo dije entonces que la imagen de Lacalle Pou iba a vender mucho porque era un retrato estilo Georgio Armani, uno de los perfumes más caros de Francia, incluso su vestimenta, su cuello, el tipo de camisa que no se compra en cualquier tienda, todo eso era una imagen.
El discurso también fue una producción, una producción muy inteligente, publicitaria, no ideológica. No hay un programa, hay 4 ó 5 frases hechas que fueron repetidas hasta el hartazgo, no levantar muros, bajar muros, respetar a los otros, no criticar, encontrar las virtudes, convocar, dialogar, no ofender, ser el más humilde y presentarse siempre con su familia de una manera sistemática, sistemática.
Y yo creo que ese es un factor que llega mucho a la gente, es una formidable estrategia publicitaria, por eso insisto, con los méritos personales que no se ponen en discusión, familiares, de trayectoria, un candidato producido con una estrategia promocional, no hay en ningún documento de programa ninguna discusión, voy a hacer tal cosa, voy hacer tal otra, nada más.
O sea, hubo una uniformidad fantástica de publicidad. Era como un producto universal en todo el país, en la entrada de todos los pueblos, en todas las ciudades, el cartel en la misma posición con las mismas dimensiones, por todos lados.
Una persona joven, atractiva, bien hablada, de apariencia humilde, vendió el producto. El producto se vendió y su discurso de cierre después de electo fue un ejercicio de humildad política. Eso es lo que compra una ciudadanía no motivada, después vamos hablar de la abstención.
Sorprendente, lo que más me sorprendió de la campaña fueron los discursos de Larrañaga y de Bordaberry.

Chury: ¿Ah sí?

Macció: Sí.
El discurso de Bordaberry en la sede del Partido Colorado es un documento ideológico de antología. Ojalá, como la gente estaba muy cansada seguramente no la atendió, porque él hace una apología de Rivera a Batlle. Nombra de una manera muy manifiesta, muy explícita, a su mentor político que es Sanguinetti, que lo coloca en la lista de los líderes históricos.
No hay ninguna propuesta tampoco.
Yo a estos discursos les llamo los discursos de la catarsis post electoral. Todos los candidatos viven una carga de emoción muy fuerte, muy intensa y hacen la catarsis que es reencontrarse con el equilibrio, un acto de purificación, después que se hace la descarga emocional, positiva si es ganador y negativa si es perdedor.
La catarsis era como terminaba la tragedia griega, la descarga del público frente a la pasión sufrida o la pasión exaltada. Ejercicios catárticos, todos los hicieron. Y a mí me sorprendió el discurso de Bordaberry por su línea de pureza ideológica, es una persona que dice: arrancamos en Rivera, pasamos por Batlle, terminamos con Sanguinetti y ahora sigo yo. Hay una coherencia ideológica, no importa lo que se haga como propuesta de gobierno después, ahí está la coherencia, hay que ir a la historia.
Ni uno solo de los candidatos, salvo nuestro querido Gonzalo, mencionó a Artigas, el ideario artiguista y latinoamericanista está absolutamente erradicado de los discursos políticos de las candidaturas presidenciables. Simplemente así.
O sea que si uno lee esos discursos no tiene dificultad en inscribir en la lista de Latinoamérica en qué columna va cada cual. Lacalle en la línea de Piñera, Bordaberry en la lista de la ultra derecha colombiana o paraguaya. No hay ningún problema, está dicho, porque implícitamente convalida todos los actos de barbaries cometidos por la historia del Partido Colorado.
Larrañaga es el viejo perdedor cuyo talento político no le da para el combate. Es el abandonado de los dioses y estoicamente dice me refugio en mi estancia de Río Negro. A ver quién lo convoca, se va a retiro...

Chury: Hay momentos en los que uno no entiende, salvo lo del Río Negro, pero no entiende si se va o se queda…

Macció: Ah ese es el detalle, se va con la esperanza de que lo llamen.

Chury: ¿Y por qué va a elegir trinchera si él mismo, palabras más adelante, dice que seguirá luchando con el Partido Nacional, pero que él elegirá la trinchera?

Macció: Bueno, esos son los últimos restos de una egolatría, pero es bien interesante. Él se va como el viejo luchador después de muchas lides que se refugia esperando que lo convoquen.

Chury: ¿Él esperará a que lo convoquen todavía?

Macció: Y sí porque quedó claro que en el directorio no tiene mucho sitio.

Chury: Él enfatizó la escalera ¿vio?

Macció: Sí, la subiré por última vez, eso quiere decir muchas cosas. Si fuera un gran filósofo podía admitir muchas lecturas, yo al directorio del Partido no tengo que venir más.
Él hizo su catarsis del guerrero perdedor. Ahora, su electorado quedó en desbandada...

Chury: Sí, el electorado quedó desaparecido, digamos, después de sus dichos…

Macció: Huérfano.
Todo el show post electoral de los discursos puede ser leído a través de una tragedia de Esquilo o de Sófocles, es muy interesante refugiarse en el teatro griego para reencontrar a esos personajes con su drama, que el drama es siempre el mismo, la derrota por el designio superior que no se puede cambiar y la catarsis, como lo trago, como lo asimilo, como lo digiero, es el más triste de los personajes de esta elección.

Chury: Puede competir con las 10 promesas de Tabaré Vázquez…

Macció: Voy a dejarlo para lo último porque ahí hay que hacer una lectura más profunda y yo diría menos clásica, menos griega, porque le falta lo que confería a los héroes derrotados o triunfadores a este personaje, a Vázquez, el areté, el areté es el brillo de la personalidad que ahí no está, está ausente, hay otros elementos sustitutos. El ejercicio de compararlo con el teatro griego me parece muy útil porque uno encuentra en el teatro griego todos los repertorios.

Chury: Y se encuentra mucho más en los vaivenes de Larrañaga…

Macció: Sí.

Chury: Por aptitud…

Macció: Se encuentra un poquito en Lacalle el elegido, el elegido por el poder publicitario que lo convierte en el personaje bien producido y el elegido de otra vertiente, que podría ser Agamenón Bordaberry y Larrañaga que es el derrotado por su propio drama, por su propia tozudez, por ser abstracción del transcurso de los tiempos y por no estar en el entorno apropiado simplemente y es uno de los que termina su ciclo político de primera línea.
Dejé por último a Tabaré Vázquez, primera cosa, Tabaré Vázquez es tan pro yanqui pero tan pro yanqui que la ciudadanía no se da cuenta, porque él cuando fue electo presidente hizo el acto en el Hotel Presidente, hoy clausurado, en 18 de Julio y Río Negro, que era un hotel de medio pelo y terminó cerrándose, conozco bien porque ahí los funcionarios de Naciones Unidas nos alejábamos cuando veníamos a Montevideo, vine muchas veces, hoy eligió el Four Points (Cuatro Puntos), pero la gente se olvida que dice Four Points by Sheraton, es una cadena de hoteles súper ejecutivos de la cadena Sheraton de los Estados Unidos y a mí me parece que hay una coincidencia perfecta, maravillosa entre el candidato Tabaré Vázquez y que haga el acto post electoral en el Sheraton, que mejor tribuna para la publicidad del Sheraton en las cadenas internacionales que el candidato a presidente en Uruguay esté saliendo en el edificio Sheraton de todo el mundo, publicidad gratis, seguramente no le cobraron nada porque hay que verlo, el mundo mirando la televisión vea al futuro presidente de la República Oriental del Uruguay, una aliada sumisa de los Estados Unidos haciendo ese cierre de campaña en un hotel de la cadena Sheraton, perfecto, yo creo que no hay imagen más coherente que ese acto. Seguramente muchos frenteamplistas no se dieron cuenta y si se dan cuenta hoy les deberían estar retorciendo los intestinos.

Chury: No, no se van a dar cuenta, no llegan a eso…

Macció: Yo creo que sí.

Chury: No mire, hay que hacer un análisis neuronal que nos puede dar un resultado que no, porque no pueden estar tanto tiempo engañados en lo mismo…

Chury: Cuando yo escuchaba a Tabaré Vázquez no podía sacar de mi mente el cuadro Los Siete Pecados Capitales de Hieronymus Bosch, porque uno de los pecados capitales es la soberbia y yo creo que hubo una obtención de soberbia con un discurso de propuestas ridículas.

Chury: Absolutamente ridículas…

Macció: Porque las tablets hoy las distribuye gratuitamente una prestigiosa cadena de elementos de limpieza Ultra Wash, la regala por una compra de 5 mil pesos.

Chury: Sí hace tiempo que las está regalando…

Macció: Hace rato, entonces salir a ofrecer tablets me parece que él se descuidó, tendría que haber ofrecido algo de mucho mayor valor pero la soberbia le jugó sucio.

Chury: Perdón, pero yo creo que hay otra equivocación, salir a ofrecer una tablet a 400 o 500 mil jubilados que no llegan a cobrar 5 mil pesos mensuales en el Uruguay, es como si le hubiera faltado agregarle “esto es para que hagan números y saquen la cuenta el hambre que van a pasar”, porque encierra una broma macabra además…

Macció: Es el pecado de soberbia que uno está tan por encima que no ve al resto.

Chury: No ve al resto…

Macció: Y pecado de soberbia se representa mirándose al espejo y creyéndose que uno es el mejor, esa es una representación de la soberbia.

Chury: Yo creo que la tablet es un elemento insuperable y que creo tiene que quedar en la historia de esta campaña política como uno de los elementos más absurdos, más ridículos, más hipócrita, que un candidato puede manifestar...

Macció: Pero hay que agregarle un elemento Efraín, cuando la soberbia es tan intensa, que ha penetrado tan profundamente el personaje en el teatro griego es incapaz de hacer la catarsis porque no tiene fuerzas para reconocer su drama, su drama era él, la afrenta que le estaba haciendo a la ciudadanía con sus propuestas, pero su soberbia es tan alta que no le permite reconocer que ese acto no era de triunfo era de catarsis, de descarga de su tensión emocional y ofrece algo ofensivo y tan patético como eso es la adhesión a pie juntillas y condicional de la senadora Moreira.

Chury: Ah bueno…

Macció: Porque 48 horas antes en los spot publicitarios ella comparaba el salario de los maestros y sus jubilaciones con el salario y las jubilaciones de los militares, esas eran las cosas de atracción; el fracaso ha sido rotundo, el doblez, la genuflexión, la adhesión, tirar todo antes de las 24 horas para decir acá estoy a sus órdenes, muy poco digno y es maltratar a la ciudadanía.

Chury: Sí y la peor sensación que deja es que tengamos que convivir en un país con un ser tan triste, tan poco, tan nada ¿no?

Macció: Bueno, quiero volver a lo de Bordaberry, porque escuchando atentamente a Bordaberry estamos en la línea de Uribe en Colombia, hay un resurgimiento republicano neoliberal furibundo en este país que viene saliendo por distintas ventanitas, uno lee los editoriales de el País o lee algunos editoriales de El Observador, escucha el discurso de Bordaberry, se instala un neoliberalismo furibundo que es finalmente una antesala del régimen autoritario neo fascista, que no es ninguna novedad en el mundo  porque hoy está en todas partes y el Uruguay no tiene por qué estar exento de ese proceso político ideológico, de manera que hay que prestar atención. 
Esas son mis evaluaciones de los discursos en paralelo con una referencia que es muy importante para mí que es el teatro griego, porque uno encuentra en el teatro griego un espectro amplísimo de personajes triunfadores y fracasados y ahí están expuestos de una manera lo más sencilla que he podido.

Chury: En realidad estaríamos en que la lectura que hemos hecho no admite triunfadores, son fracasados…

Macció: Triunfadores no es la palabra porque triunfo es una coronación, hay ganadores electorales, indudablemente el ganador con todas las de la ley es Lacalle, sin duda, aplastante, yo lo atribuyo -no conozco sus virtudes intelectuales ni académicas- a una campaña de producción publicitaria, es un producto magistralmente vendido.

Chury: No hay duda, una excelente campaña…

Macció: Eso se llama producto, es un candidato fashion, se compra y está muy bien vendido, cual es el programa de gobierno, cuál es el esquema ideológico, lo desconocemos porque él repitió siempre los mismos clichés.

Chury: Ha dicho que seguirá repitiendo…

Macció: Bueno, pero si uno escucha con mucha atención olvidándose del acento, de los gritos, de las palabras, de lo que dice, toma nota y lo analiza, se da cuenta que son 4 o 5 elementos que se repiten permanentemente con distintas acentuaciones, con distintas posturas, hay mucho de teatral en las candidaturas.

Chury: ¿Para que eso tenga efecto hay que encontrar la ciudadanía adecuada?...

Macció: Hay que producir la ciudadanía adecuada delante de un mecanismo que es muy costoso que es la publicidad, la cantidad de dólares que se gastaron las campañas electorales, Lacalle Pou particularmente y el Frente son cantidades muy importantes, la producción publicitaria que tiene toda una estrategia altamente especializada que se hace en el exterior, acá no hay esos recursos publicitarios, estuvo muy bien hecha, se creó el producto, el producto se vendió y la ciudadanía lo compró porque era un lenguaje que llegó simple, reiterativo, esquemático que toca preocupaciones de la gente como una telenovela.

Chury: ¿Tenemos una crisis semiótica los uruguayos?

Macció: Sí, claro que sí.

Chury: Que interesante eso…

Macció: Tenemos una crisis semiótica entre otras causas porque hemos reducido nuestro lenguaje de una manera patética, entonces obviamente todo loo que es la simbología cobra fuerza en reemplazo del símbolo, los símbolos, la gente vota desde Georgio Armani, la foto primigenia, la única foto que usó el candidato a presidente Lacalle es una foto que está hecha en un estudio fotográfico al estilo de Georgio Armani, magistralmente hecha como fotografía, fue lo único, no son tantos lo que hicieron eso, saben mucho y todo el país cubierto por esa imagen, es respetable, no tienen nada que ver con lo que pueda ser una gestión de gobierno, es el producto.

Chury: Es el producto…

Macció: Exactamente

Chury: Estaba pensando que vamos a tener que ver de vuelta Odisea del Espacio de Kubrick 

Macció: Sí.

Chury: Y dijimos que empezábamos con las elecciones internas y terminamos con las elecciones internas...

Macció: Sí, el compañero Nelson Díaz que está en los controles me hacía notar otro detalle, de que la única foto en blanco y negro de los candidatos era precisamente la de Lacalle Pou. Y todo fotógrafo sabe que para destacar una imagen no hay que usar color sino el blanco y negro. Hasta ese detalle se cuida.
Ahora quiero hablar de nosotros, e lo que queda de la audición, de la Asamblea Popular, de la Unidad Popular. Y también voy a seguir un esquema griego.
Para mí la palabra más hermosa que conozco es la palabra “entusiasmo”, porque entusiasmo tiene todas las vocales, para empezar. Pero además “entusiasmo” es una palabra que viene del griego antiguo y quiere decir “tener los dioses dentro de uno”.
Y en los grandes combates de la historia de la mitología griega, los que triunfaban eran aquellos que tenían mayor entusiasmo porque los dioses en la pelea no los habían abandonado. En los grandes combates entre Héctor, Aquiles y todos los otros, el que perdía era porque los dioses lo habían abandonado y no tenían la fuerza para prolongar la lucha.
Y yo creo que la elección, esta elección nos muestra a nosotros, militantes de la Asamblea Popular, Unidad Popular, que lo que prevaleció sobre todas las otras adversidades fue el entusiasmo de los compañeros. Ninguno de los compañeros abandonó sino que se multiplicó. Las compañeras en las barriadas, en los cantones, en las mesas de distribución de listas, e todo el proceso de lucha, siempre en la más absoluta de las pobrezas hizo que el entusiasmo hiciera que creciéramos, en un proceso electoral de una altísima abstención. Y sin embargo la Asamblea Popular pasa hoy a ser la cuarta fuerza política del país.
Apenas con una cifra inferior de concurrentes a las urnas de menos del 40%. Todavía no sabemos porque está colapsado el sistema electoral, cosa que me parece una barbaridad con los sistemas de información rápida que hay hoy que sin embargo...

Chury: Será una herencia del censo...

Macció: No, no menciones al diablo, porque en la campaña electoral pensé en el censo, dije: no vaya a ser como en el censo.
Entonces, este espacio, esta parte de la audición, para aquellos que puedan sentirse un poco deprimidos porque hubieran esperado mayor cantidad de votos, hay que decir que no, que el triunfo es rotundo, es innegable la presencia de nuestra fuerza política en el espectro electoral, les guste o no, sigan desapareciendo la imagen de Gonzalo y de Gustavo. Hoy, la Asamblea Popular tiene una presencia y se la tienen que comer. Y vamos a seguir creciendo, porque este flujo de nuevos votantes va a seguir en la medida en que el proceso de deterioro de degradación de la fuerza gobernante hoy hace que el desbande de la periferia sea creciente. Y nosotros, no tenemos que cederle la derecha a Lacalle, tenemos las puertas abiertas para aquel ciudadano honesto que tenga ganas de seguir bregando en una postura clara, definida, coherente, con base en el pensamiento artiguista, ausente totalmente en los otros discursos, en lo nuestro es el eje principal. Y convocarlos a los que ya han demostrado, no tengo yo autoridad para decir, convocar a los que ya han demostrado un esfuerzo ímprobo de lucha, de dedicación, de horas, de esfuerzo entusiasta, todos ellos, no se escapa nadie.
Pero todavía falta un caudal de elementos de movilización, porque el sistema electoral uruguayo es perverso, está hecho para que ganen 2 fuerzas políticas y sigue siéndolo. Todo lo que es nuevo en el sistema electoral uruguayo se lo rechaza, se lo refracta. Y nosotros somos nuevos por muchos años, tenemos que seguir apostando a este esfuerzo porque la meta no está tan lejana, la meta está cercana.
A veces, en el fragor del esfuerzo, el desgaste cotidiano, la carencia de recursos, suplantar los recursos por todo el esfuerzo personal que implica, todo eso nos tiene que llenar de orgullo, es el trabajo del colectivo Asamblea Popular, Unidad Popular. Y con las puertas abiertas y con un espíritu de captación, de atracción, de entusiasmo, no perder.
Si yo tuviera que elegir una palabra para definirnos, somos ciudadanos plenos de entusiasmo con una ideología muy clara, muy contundente y con dos candidatos de primera línea. La labor que han hecho los compañeros Gonzalo y Gustavo es admirable. Y todos para abajo, cada cual en su esfera de acción, merece nuestro más amplio reconocimiento, nuestra más amplia admiración y nuestra más amplia adhesión. Aquí estamos todos, con más entusiasmo -vuelvo a repetir la palabra- que nunca.
Y no hay por qué abatirse, los derrotados son otros, son los que están en el borde, nosotros no estamos nada en el borde, estamos en la meseta de un ideario, de un programa, de una propuesta y de una determinación.

Chury: Los derrotados se ven obligados permanentemente, y ayer lo notaba yo en los derrotados, y no estoy mencionando a Larrañaga, otros derrotados que hubo ayer, encuadran dentro de eso que tú decías. Trata de disimular la derrota que ya está arriba

Macció: Claro, yo me atrevería a decir, sin conocerlo, que el derrotado más honorable es Larrañaga, porque él lo reconoce, lo hace público y dice “me voy”. Hay otros derrotados que tiene viscosidades para acomodarse en los nuevos envases. Así de simple.
Usando la terminología de Zygmunt Bauman, son los derrotados líquidos, se acomodan al envase de la derrota.
Pero nosotros estamos en una plataforma política clara, definida, el que viene a la fila sabe a qué atenerse. Y lo único que se le ofrece es luchar, pelear, confrontar donde sea, sanamente por una ideología, un ideario que queremos instalar en la sociedad uruguaya y que está ausente en todas las otras propuestas electorales.
Somos únicos en el manejo del siglo XXI del ideario artiguista, somos únicos en el pensamiento latinoamericanista, somos únicos en el pensamiento de la solidad continental, no tenemos competidores y nuestras conductas son transparentes. Metemos la pata como todos, pero creo que hay una coherencia, una masa que no necesita presentarse porque en el programa, en las acciones, en los dichos, hay una coherencia totalmente consolidada. Tenemos que crecer para mayor seguridad nuestra, nada más.

Chury: Quiero recordar algo de las emisiones de la televisión ayer, que me sorprendió y por eso lo cuento. Donde estaban los partidos políticos, menos los que no son tomados en cuenta, los demás estaban todos. No oí nombrar nunca a José Artigas, ni siquiera la gesta.
Pero sorpresa la mía cuando sale un spot, que realmente felicito porque está muy bien hecho, un spot en un canal de reconocimiento a la liberación de este pueblo y al federalismo, pero tristemente es la adhesión por un mes de ese spot que está saliendo que el Canal 4 hace por la fecha de nacimiento de José Artigas...

Macció: Claro, el mes de Artigas...

Chury: Los partidos políticos no se acordaron de nada...

Macció: No, ninguno, no existe, no existe.
Pero eso es palmario, es contundente irrefutable para el ideario político, gobernante y pretendiente a gobernar en este país. Artigas no existe, el único nombrado de la historia fue de Rivera a Batlle. ¡De Rivera! A mí se me pusieron los pelos de punta.
De Rivera a Batlle, y después Sanguinetti. La única referencia, de los otros partidos no hubo referencia, ni siquiera a Aparicio Saravia...

Chury: No, Aparicio fue un gran ausente...

Macció: Pero no es casual, no es casual...

Chury: Con toda la sorpresa del Partido Nacional, Aparicio fue un ausente...

Macció: Exactamente.
Bueno, esas presencias y esas ausencias a nosotros nos confirman que estamos en una posición de caminar hacia adelante. Y a todos los compañeros, a los que conozco y a los que no conozco, mis sinceras felicitaciones por el esfuerzo enorme del núcleo familiar, de la persona, de los hijos, de los vecinos. Acuérdense, el lema nuestro es el entusiasmo, mientras tengamos los dioses adentro podemos seguir andando.

Chury: Guillermo, lo que no sabemos es si hemos terminado con la interna o si el próximo lunes todavía nos quedará un saldo...

Macció: Habrá que hacer algún análisis. Lo que yo les digo a los compañeros es que tenemos una identidad ética, tenemos una identidad ideológica y tenemos una identidad de determinación, queremos ir para adelante para construir una masa política que diga las cosas como nosotros las pensamos, transparentes, honestas, coherentes, sin espíritu de beneficio para darnos.
Tomamos la antorcha, los candidatos lo ha expresado muy bien, todo lo que nos deja el legado de Artigas convertido en los tiempos actuales frente a tanta traición, claudicación, oportunismo, trampas en el lenguaje, trampas en los ideales, trampas en las acciones.

Chury: Ciertamente.
Guillermo, te quiero agradecer como siempre el que hayas venido a charlar con nosotros, y tan fresquito. Tan fresquito porque las elecciones terminaron anoche y hoy estamos haciendo...

Macció: Lo que pasa es que es tan clara la lectura de la post elección, de la conducta de los candidatos, porque al menos que uno esté muy aturdido, que esté muy golpeado, si no hace una lectura inteligente los militantes de la Asamblea Popular, de la Unidad Popular, tenemos que hacer lecturas inteligentes, porque es un juego de inteligencia, de conciencia y de coherencia. Y todos los demás se queda en el camino.

Chury: Así es.
Guillermo, yo como soy un ciudadano esperanzado, por las dudas y adelantándome, esta noche voy a dejar los zapatitos afuera porque de repente quién le dice que al lado de los zapatitos no encuentre después una tablet...

Macció: No, yo contestaría Efraín, en estos 2 minutos, yo creo que la ciudadanía puede esperar algo más...

Chury: Tiene todo su derecho...

Macció: Es que la oferta de una tablet me hizo acordar a los bárbaros españoles que venían con los espejitos de colores. Es un agravio a la persona, te doy un regalito, que lo canjeaban por el oro...

Chury: Claro, hoy la tecnología permite otras cosas...

Macció: ¿El oro de hoy qué es? La conciencia de los ciudadanos, nosotros en eso tenemos mucho oro.

Chury: Muy bien...

Macció: Muchas gracias...

Chury: Faltó agregarle a la frase, pero no podía porque no pertenece a las mismas filas, “habrá tablets para todos o no habrá tablets para nadie”...

Macció: Me parece muy buena la conclusión.

Compartir este post

Comentar este post