Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - La voracidad mundial de las trasnacionales

28 Marzo 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Abella-Gonzalo

                   Gonzalo Abella.

Uno piensa que el engaño y el saqueo ambiental sólo se produce en nuestros países empobrecidos. Sí, por aquí  y “por ahora” (como profetizó Chávez) “un traidor puede con mil valientes” (como profetizó Alfredo). Por ahora.

Pero uno creía que los ciudadanos de los países “adelantados” gozarían de más protección ambiental. Bueno, depende. La “ciudadanía superior” no te da garantías si sos pobre.

El jueves santo “la 36” nos trajo la voz de un productor rural alzado contra la mentira trasnacional-rivera-mujiquista, y tuvo la buena idea de emplear como cortina la música de nuestro olvidado Norte fronterizo. Todavía nos resonaba la voz valiente de Panario, el científico que habló claro sobre la mala calidad del agua que bebemos..

Un día antes (o una noche atrás en Sydney) llamó mi esposa desde Australia con profunda indignación. En “The Australian”, el periódico de mayor circulación allá, había salido el 25 de marzo un suplemento a todo color exaltando lo que se viene en todo el Oeste de ese país-continente: la extracción a escala gigantesca del gas de exquistos o shale gas al que llaman “liquifed natural gas”.  

Europa y USA ya saben el desastre ambiental que deja esta extracción masiva y la contaminación a escala gigantesca del agua potable. Pero en su nuevo rótulo el “liquifed” (licuado) parece menos malo porque se pone a continuación “natural gas”, como algo menos contaminante que el petróleo o el carbón.

Cambiando un poco lo que dice Rousseau, en el inicio del “Emilio”, podríamos decir “todo se echa a perder en manos de las trasnacionales”. Hasta un parque eólico que altera las condiciones  de vida y ambientales de una comunidad originaria puede ser una agresión a ese pueblo, como pasó recientemente.

Bien, en Australia el fracking con alto consumo de agua va a destruir un delicado ecosistema único y va a destruir (cuándo no) la vida tradicional de las comunidades.

Pero el suplemento del 25 de mayo en The Australian habla maravillas del mega emprendimiento (ver “The Australian.au, liquifed natural gas, issue may 25th”).

Según anuncia el suplemento de este famoso periódico de la cadena Murdoch, Australia entrará al mundo de la alta tecnología con abundancia de energía; se acabará toda discriminación de género pues habrá nuevas oportunidades para que las mujeres muestren su capacidad (¡!) y para los aborígenes habrán nuevas oportunidades de estudio como técnicos especializados, gracias a la capacitación a la que accederán los jóvenes aborígenes, financiada por las propias empresas, y no habrá que traer técnicos de otros países asiáticos. Australia evitaría en su desarrollo la contaminación que sufren las ciudades chinas por el uso de los llamados combustibles fósiles, y su región occidental sería “el nuevo Quatar sin jeques y con democracia” (para mayor gloria de la Reina, recordamos nosotros).  Uno de los artículos del suplemento es una propaganda lujosa de Chevron.

Quise volver a leer el suplemento en Internet pero me equivoqué y en lugar de poner “The Australian- shale gas” puse “Australian shale gas”… y se abrió ante mis ojos un ejemplar del periódico norteamericano “The Walll Street Journal” que hablaba de este tema un mes antes, precisamente el 25 de febrero de 2013.

El periódico norteamericano anunciaba la inversión de Chevron en Australia. Pero como siempre ocurre entre empresarios, el lenguaje es más sincero que el que usan sus voceros  en los mensajes al gran público.

La inversión inicial de Chevron en prospección es U$ 349 millones.  Apuesta junto a Beach Energy Limited a “replicar en Australia el éxito de la extracción del gas de exquistos en USA” .El artículo no habla de la penuria de agua potable que va creciendo en USA, porque eso no es problema de los inversores. Sí aclara (porque es un problema de costos) que los márgenes de ganancia en Australia pueden no ser los mismos porque allí la dureza de la roca exigirá más agua y más químicos.

Más agua y más químicos. Bueno, es un detalle.

Recientemente hubo en Sydney un encuentro de mujeres aborígenes y mujeres vietnamitas, Tienen un problema común: sigue naciendo un elevado número de niños con graves malformaciones, aún hoy, en el caso vietnamita por el agente naranja que derramó USA en Vietnam hasta 1975 y en el caso aborigen por las explosiones nucleares que hicieron los británicos en el desierto central australiano en los 60.

Pero estas mujeres hablan de un dolor actual, de las jóvenes mamás del 2013.

¡Carajo! Si valdrá la pena pelear en cada rinconcito del planeta.

Compartir este post

Comentar este post