Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: LAS MUJERES DE RILOMAN SE PUSIERON LOS PANTALONES MIENTRAS LOS DIRIGENTES DE AEBU SE LOS BAJARON

20 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

Entrevista a  Giovanna Alvez y Patricia Méndez trabajadoras de la
Ex – Rilomán de Salto de pendientes de AEBU.

Martes 14 de setiembre de 2010.

“Yo quiero no dejar pasar por alto que somos trece compañeras. Me gustaría nombrarlas porque nos nombraron en el diario por otra cosa pero me gustaría nombrarlas para reivindicar en cada una de ellas que todo lo que nosotros hacemos es porque ellas están detrás.

Ellas son: Estela Bravo, Andrea Martinicorena, Rosana Aramburu, Zulma Nogueira, Carolina Menoni, Lucía Braseiro, Leticia Cordone, Zully Fernández, Mónica Rinaldi, Joana Alvez, Patricia Méndez, Graciela Rosas y Ana Arroz”

thumb.jpg

Diego: Bueno, estamos con las trabajadoras de lo que era Riloman, Giovanna Alvez y Patricia Méndez que están hoy en Montevideo. Son trabajadoras de Salto que formaron una cooperativa luego de la disolución de Riloman. Trabajaban dependientes de AEBU en su momento, o sea que financiaba AEBU de alguna manera el trabajo de ustedes en el propio local de AEBU.
Primero que nada, buenos días, bienvenidas…

Giovanna: Buenos días Diego y buenos días a toda la audiencia también.

Diego: Y vamos a contar cómo se fueron dando los hechos. Si quieren cuenten un poco cómo era la situación previa a esto que pasó. ¿Cómo era el grado de dependencia que tenían con AEBU y por qué? ¿Y qué pasó el día que ustedes decidieron salir a la calle a manifestarse?

Patricia: Bueno, primero que nada buenos días. Es bueno aclarar el tema de entrada porque nosotros, si bien estuvimos cuatro años y medio en el seguro de paro, luego se crea una cooperativa de servicios empresariales pero donde no estaba bien delimitado cuál es el trabajo que íbamos a hacer.
En principio no hicimos nada durante mucho tiempo hasta el 28 de diciembre aproximadamente que nos citan por el tema de los limpiasueldos del BPS. En ese momento no estaba diagramado y en un ir y venir de cosas lo que nosotros hacemos durante varios meses es el limpiasueldos de ocho carpetas solamente del BPS de Salto.

Diego: Cuando dicen que no hacían nada es que iban al local de AEBU…

Patricia: Solamente a cumplir horario…

Diego: ¿Y quién les pagaba el sueldo?

Giovanna: AEBU.

Diego: O sea que ustedes eran dependientes de AEBU directamente…

Patricia: Exactamente.

Giovanna: Claro, nosotros trabajábamos en el local de AEBU, el dinero que cobrábamos por la CSE lo pagaba AEBU, los medios que utilizábamos nosotros para desarrollar nuestra actividad los proporcionaba AEBU y la comisión directiva de la cooperativa está integrada mayoritariamente también por compañeros dirigentes de AEBU. El gerente contratado también es un compañero afiliado a AEBU. O sea, relación de dependencia me parece que hay bastante.

Diego: Entonces, se dio una situación, AEBU peleó por ustedes para tratar que recibieran un aplazamiento en el seguro de paro, se llegó hasta cuatro años y medio, no se pudo más y entonces AEBU empezó a subsidiar a las trece trabajadoras que habían quedado sin solución laboral después de que cerró Créditos Naranjas. A partir de ahí ustedes generan un lazo directo con AEBU, su patrón pasa a ser AEBU, si tenían que reclamar algo era a AEBU…

Giovanna: Por supuesto…

Patricia: Y lo hicimos, lo hicimos muchas veces. Todo empieza a raíz de unas declaraciones que hace Martín Erniaga en una radio de AEBU en la cual dice que el futuro de la cooperativa es incierto ya que no han logrado captar trabajos para el interior.
Ahí nosotros empezamos a indagar y a movernos para ver cómo era la mano y la verdad que no había grandes cosas. También tomamos contacto con todas las compañeras del interior y estábamos en una disyuntiva, no sabíamos para qué lado agarrar.
Es ahí que acudimos al PIT-CNT porque no sé si sabés que en Salto AEBU no tiene representación, porque el presidente del seccional de Salto se retira en febrero porque fue acusado de inorgánico por una serie de actividades gremiales que estaba haciendo. Él toma la postura, se enoja y se va, AEBU lo ratifica y quedamos despojadas de ese otro ámbito. Y como también fuimos al seccional varias veces a plantear distintos temas internos y no nos dieron cabida, fuimos a golpear al PIT-CNT. Y somos consientes que fuimos a buscar porque no encontrábamos solución.
Es ahí que la mesa representativa nos da una instancia de 10 minutos de oratoria para el paro con ocupación del Ministerio de Trabajo (MTSS) del día 19 de agosto. Nuestra oratoria fue más bien una queja desde adentro nuestro porque estábamos muy dolidas, hacíamos muchos años que estábamos a la espera y nombramos solamente una vez a AEBU porque más bien queríamos que el gobierno en sí le diera otro carácter a la cosa porque eran directamente involucrados. Fijate que en el año 2002 nadie discute la colateralidad que teníamos la empresa con el banco y hoy por hoy nadie nos poya, y eso es lo que vimos.
Y bueno, tal es así que lo que pensamos que en su momento AEBU nos había dado todas las armas sindicales para salir a la calle y para darle otra connotación a nuestro tema y al otro día ya toman esa medida radical de echarnos, de sacarnos del seccional, que no teníamos más cabida ahí que era nuestro lugar físico de trabajo.

Diego: Para que la gente sepa, cuando se da toda la situación en el 2002, aparte de los bancos Montevideo de Crédito y Comercial había un montón de empresas que estaban ligadas. Por ejemplo, la empresa COSEMM tiene a SEMM. O sea, ese tipo de relaciones de empresas que dependían de los bancos directamente y que se solucionaron todas las situaciones laborales, en algunos casos con incentivos para que la persona se fuera, etc. AEBU logró que todos quedaran con trabajo o con retiros incentivados salvo en el caso de ustedes que quedaron como colgadas…

Patricia: Es que fuimos tomadas como trabajadoras de segunda categoría, no nos dieron acceso a concursos ni otra actividad de otro tipo. Es más, cuando ingresamos al seccional ya tenían pronto los lampazos y los trapos de piso porque nosotros les debíamos porque ellos nos pagaban y nosotros teníamos que limpiar el salón de fiestas, los baños, todo. Eso era lo que los compañeros de Salto tenían para trabajar en primera instancia para nosotros.

Giovanna: Claro, supuestamente además de tener esa relación de dependencia con AEBU, AEBU también era nuestro primer cliente en la cooperativa, entonces debíamos hacer lo que nos mandaran y en la seccional Salto no hubo más trabajo para nosotros que limpiar los pisos y los baños.
Nosotros nos preguntamos un montón de veces, no es indigno limpiar los pisos y los baños, todos lo hacemos en nuestras casas y bien que lo hacemos todos los días, pero nuestro perfil es financiero, lo hacemos en casa pero acá no.
También nos preguntamos muchas veces, cuando pasó con el resto de los bancarios, ¿Se les entregó un trapo de piso y se les dijo que fueran a fregar los baños y los pisos? No. entonces ya entrábamos en un tema de discriminación de género también.

Diego: Exactamente.
¿Siempre fueron trece? ¿Fueron quedando algunas compañeras por el camino? ¿Cómo fue el grupo a partir del 2002?

Patricia: Éramos veintitrés al principio, pero después se jubilaron algunas compañeras, otras se retiraron porque viste que te empiezan a surgir otros problemas, otras cosas y tomás esa decisión.
Se fueron retirando porque era demasiado tiempo de espera.

Diego: ¿Y qué pasó el día que se movilizaron?

Giovanna: Bueno, eso fue un jueves, el día del paro.
El viernes cuando fuimos a trabajar viene el presidente del seccional Salto, Miguel Cantos, con otra gente de la mesa también de Salto y nos dice de boca, nos golpea la puerta de la oficina y nos dice que teníamos que retirarnos, que entregarle la llave y que no éramos bienvenidas nuevamente al seccional. O sea que no solamente nos habían echado de nuestro lugar de trabajo sino también de nuestro sindicato, sin mediar y sin seguir los caminos correspondientes para echar a un afiliado del sindicato. No pareció a nosotros que no nos podían prohibir la entrada a nuestro propio sindicato sin antes comprobar realmente mediante el tribunal de disciplina y todo eso, si éramos responsables o no de una indisciplina.
Una compañera le preguntó a Miguel si era porque habíamos leído la proclama en el paro y la única respuesta de él fue: “es de público conocimiento”.
Entonces le dijimos: -Está bien Miguel, le entregamos la llave, pero nosotros estamos cumpliendo un horario acá y estamos dentro del horario de trabajo. Por lo tanto hacenos un nota firmada de lo que nos estás diciendo porque sino estamos haciendo abandono de trabajo.
-No porque yo recibí la orden del consejo central y se los estoy transmitiendo personalmente.
-Bueno pero hacenos una nota porque sino hacemos abandono de trabajo.
-No les voy a hacer ninguna nota firmada.
-Y bueno, lamentablemente así no nos podemos ir y el lunes vamos a venir a cumplir nuestro horario.

Patricia: Y te dijo además, decile quién lo mandó a que nos echara, decíle…

Giovanna: Gustavo Pérez.
Y bueno, el lunes fuimos a trabajar y estaba la cerradura de la puerta de nuestra oficina cambiada. Fue ahí que llamamos a la escribana y decidimos la ocupación.

Diego: ¿Ustedes olfateaban este ambiente de antes?

Giovanna: La relación creo que estuvo dañada desde el año pasado que teníamos como delegada a otra compañera, Beatriz Cardoso, que pertenecía también a la Lista 98 de AEBU y por ciertas situaciones que la comprometían un poco todas las compañeras en asamblea decidimos sacarla de delegada y nos nombraron a nosotras dos, a Patricia y a mí.
Desde ese momento, al quebrar un poco la relación con esta compañera ya se quebró la relación con el seccional Salto porque son todos de la Lista 98, la mayoría. Y ahí empezamos en una persecución sindical de todos los días, desde las cosas más pequeñas que te puedas imaginar hasta lo último.

Patricia: Hasta pedir para hacer una llamada y que te tengan una hora esperando.

Giovanna: Entonces, la relación ya estaba deteriorada.
Y bueno, cabe mencionar que esta compañera que te acabo de mencionar, Beatriz Cardoso, como la sacamos de delegada de allá nunca cumplió el horario en nuestra oficina sino que lo cumplía con la secretaria del seccional dentro de la secretaría. Y nunca se dirigió más a nosotros.
Después, cuando quisimos acordar estaba nombrada como coordinadora general del río Negro para arriba, de todo el norte de la cooperativa, nombrada también por el presidente de la cooperativa que también es de la Lista 98, el señor Martín Erniaga, dirigente de AEBU…

Diego: Y sin consultarlas a ustedes…

Giovanna: Y es más, los dirigentes de la cooperativa fueron puestos por AEBU. Yo soy primer suplente de Martín Erniaga y jamás tuve, no solo una consulta, una reunión, nada absolutamente…

Diego: Menos una asamblea de trabajadoras para resolver quién puede ser…

Giovanna: Y esta compañera está hoy por hoy trabajando ahí, suponemos nosotros que de secretaria o algo así, coordina todo en Montevideo.

Diego: El República tiene empresas privadas. ¿Qué posibilidades tiene AEBU de colocarlas ahí? -pregunta Nelson de Lagomar.

Patricia: Bueno, no manejamos ese tema porque somos carentes de información en su totalidad. Lo que sí ellos crearon fue la microfinanza pero abarcaba solamente a compañeras de Montevideo y zonas aledañas, las compañeras del interior que quisieran participar tendrían que trasladarse a la capital. Pero tampoco podemos decir que está funcionando plenamente, como que está en sus inicios.
Lo que nos dijeron que no desesperanzáramos porque en un año o dos estarían en el interior. Ahora, yo pregunto, con el sueldo que nos impusieron sin decisión por asamblea de $U 4.500 nominales, después de haber esperado ocho años, ¿es justo? ¿Es justo que no podamos alzar la voz y reclamar? ¿Vos podés mantener a tu familia? Te quedás con $U 4.000 y pocos en la mano. ¿Es justo?

Diego: No, no es justo. Y más sabiendo de qué tipo de sindicato estamos hablando, AEBU seguramente sea de los sindicatos más fuertes económicamente hoy…

Patricia: Y más solidario, no te olvides ¿no? porque está en todos los diarios, es el más solidario de todos los sindicatos.

Giovanna: Aparentemente la solidaridad, en ciertos lugares, se echa en cara.

Diego: Estoy leyendo un poco lo que fue la consigna de ustedes en la que hablan justamente de eso, que la canasta es de $U 40.000 y están cobrando $U 5.400...

Patricia: Pero no solo eso, somos compañeras que tenemos de 25 a 30 años de trabajo, es inadmisible desde el punto de vista que lo mires que te vengan con eso. Después de haberte hecho esperar y haberte mantenido la esperanza de un trabajo que el propio sindicato te da las armas para que salgas a pelear, porque a nosotros nos dieron un micrófono, nosotros salimos allá a hablar defendiendo nuestra fuente de trabajo.

Diego: ¿Y por qué creen que a ustedes las dejaron solas y que al resto de los funcionarios de los bancos les consiguieron los lugares?

Giovanna: Por lo que te decía la compañera hoy, porque somos trabajadoras de segunda.

Diego: Pero cuando dicen que son trabajadoras de segunda...

Giovanna: No digo que nosotras lo creamos...

Diego: No, pero cuando ellos dicen que son trabajadoras de segunda, ¿con qué tiene que ver, con que no trabajaban directamente en el banco? ¿Por qué ellos las consideraban trabajadoras de segunda?

Giovanna: A mí me parece que son varias razones, son un montón de factores. Es porque nosotros no tenemos una línea política dentro del sindicato. Decir que no tenemos una línea política no es solamente decirte que no somos de la Lista 98, no somos de ninguna lista política dentro del sindicato y entonces a ellos les molestó...

Diego: O sea, para buscarles una solución tenían que ser de la Lista 98...

Giovanna: A nosotros nos parece que sí, es más, ya lo han demostrado. Lo han demostrado no solamente con lo que pasó con esta compañera que te digo, Beatriz Cardoso, sino que una semana antes de destrabar todo esto que pasó, otra compañera que es del mismo clan que se llama Fabiana Batista que es compañera de allá de Salto, también fue ubicada en Prosegur en Salto y todo por atrás. Nosotras éramos 15 y fijate que la llaman a escondidas a esta compañera a la casa y le dicen que va a entrar a trabajar. Si había un puesto para Prosegur en Salto lo más justo hubiera sido informarnos a todas y ver la manera de quién ocupaba ese puesto, pero...

Diego: ¿Todas cobran lo mismo?

Giovanna: Deberíamos...

Patricia: Esa muchacha cobra $U 12.000, pero cumple 8 horas, nosotras estamos cumpliendo 4 horas semanales...

Giovanna: Pero nosotros queremos cumplir 8 horas, ese es el tema, nos dicen que estamos ganando esto porque cumplimos 4 horas por día. Pero nosotros no queremos trabajar 4 horas por día, ese es el punto por el que nosotros salimos, queremos un trabajo digno, sabemos que hay que trabajar 8 horas.

Patricia: Y no solo eso, nosotros desde el 20 de junio pedimos una asamblea a la cooperativa. Nosotras somos más del 10% de las trabajadoras pero a su vez tuvimos el apoyo de todas las compañeras del interior porque no sabíamos cómo se estaba manejando todo el tema interno de la cooperativa. No se había respetado que a los seis meses se iban a renovar los cargos, ellos mismos estaban diciendo que no estaban saliendo los negocios que habían planeado. Por ejemplo, nos habían dicho que teníamos trabajo para rato porque habían obtenido las carpetas del Ministerio del Interior pero nunca salió nada. Todo cosas así, como que lo planificaban, lo largan como un hecho y entonces, mientras tanto nosotros pensábamos que teníamos trabajo pero...

Diego: Amainaban las aguas...

Patricia: Claro, claro.

Diego: Bien.
¿La cooperativa está conformada por ustedes más un montón de otras compañeras en el interior del país que también eran trabajadoras de Riloman o de otras empresas?

Patricia: No, solo de Riloman.

Diego: ¿La situación esta se da particularmente en Salto pero hay situaciones similares en el resto del interior?

Patricia: Sí, exactamente. Mirá, si lo decís por el tema de las compañeras, están expectantes, están a la espera de ver qué pasa con nosotros. Demás es decir que están bastante atemorizadas porque viste que con el tema del pasaje al consejo de disciplina nuestro que no solo publicaron en primera plana los nombres de las trece compañeras, como que eso le dio otra connotación al tema. Nosotros ya estábamos al borde y eso te supera todo porque no salimos a robar, no agraviamos, hicimos un reclamo justo. Nos parece que es una falta de inteligencia, si ellos dicen que somos compañeras, al otro día podían mandar una comitiva a dialogar con nosotras para resolverlo de la mejor manera y se saca un comunicado de prensa, podría haber algún revés o algo en la situación pero ahora no puede haber ningún revés...

Giovanna: Diez días esperaron para ir...

Patricia: Porque nosotros nos mantenemos firmes, queremos trabajar, queremos un salario digno, no podemos esperar más. No sé de qué manera esta gente puede entender cuál es nuestra situación. Ahora es por nuestra dignidad, no podemos dejar que nos sigan avasallando de continuo. Hubo un antes y un después. En el antes lo hubiéramos hablado de una manera, ahora... Bueno, de más está decir que la gente nos dice: -vamos arriba compañera, algo tienen que sacar. Y de eso estamos convencidas, por eso vinimos acá a Montevideo buscando el apoyo de dirigentes políticos y de dirigentes sindicales. Con ellos nos vamos a reunir a partir de hoy.

Giovanna: Las compañeras nos hacen llegar su solidaridad a través del teléfono, de los mails, de los celulares, están de continuo llamándonos y dándonos fuerza también.
El hecho de que ellas no hayan tomado la misma decisión de ocupar o de otras medidas de lucha fuertes como las que tomamos nosotros...

Diego: ¿Cuántas son en total en la cooperativa?

Giovanna: Somos 140 en todo el Uruguay.
Sí sabemos que están con nosotros y no lo hacen porque tienen miedo. Es más, ahora empezaron a salir, qué casualidad, compañeros de acá de la directiva a hablar con estas compañeras que saben que están con nosotros y nos están apoyando porque van específicamente a esos lugares a hablar con ellas, creemos que a tratar de poner más miedo para que no vaya a pasar una cosa de estas en otro lugar.
Pero de todos modos sabemos porque ellos nos llaman y nos dicen que ya no les creen más nada y les hacen frente a esta gente, les hacen frente.

Diego: ¿Cuál es la situación de Riloman hoy como empresa?

Giovanna: Bueno, nosotros prácticamente no fuimos muy informadas sobre el tema de Riloman, de cómo habían quedado las cosas. Lo que sí sabíamos obviamente que era una Sociedad Anónima, que era colateral al banco de Crédito, por muchos años fue colateral al banco de Crédito y que de buenas a primeras, cuando se liquidó el banco debería haberse liquidado la empresa también pero por equis razones que tampoco tenemos mucho conocimiento de eso no fue liquidada la empresa junto con el banco y ahí fue cuando quedamos a la deriva. Empezamos a consumirnos el dinero que tenían, inclusive el de nuestros despidos también porque nunca se nos pagó despido. Y bueno, ahí quedamos en banda, quedamos a la deriva. El dueño de Riloman nunca apareció, hasta el día de hoy no sabemos quién es. Hasta por ahí sabemos.

Diego: O sea, un día fueron a trabajar y se encontraron con la empresa cerrada...

Giovanna: No, no fue tan así, o sea, no nos encontramos con la empresa cerrada, lo ideal hubiera sido que nos liquidaran junto con el banco porque así entrábamos en las negociaciones del personal del banco de Crédito. Nosotros quedamos con las puertas abiertas, mientras supuestamente AEBU seguía con las negociaciones nosotros fuimos a trabajar un tiempo más. Después pasamos a una cantidad de compañeras al seguro financiándonos con nuestra propia plata, o sea, con la plata que tenía la empresa. Ya que no aparecía dueño la empresa siguió financiándose por un tiempo más con la propia plata de la empresa, sin el banco.

Diego: O sea, ese capital que tenía la empresa se lo comieron ustedes en salarios...

Giovanna: En salarios sí durante dos años creo, no recuerdo el tiempo exacto.

Diego: O sea que en realidad ese dinero que era para pagarles a ustedes lo que les correspondía por cierre de la empresa, por despido y cosas que les correspondían, en realidad ustedes lo administraron para poder cobrar un salario.
¿Eso lo administró AEBU o ustedes directamente?

Patricia: AEBU.

Diego: O sea, AEBU se hizo cargo de la empresa...

Giovanna: Prácticamente sí y administró el capital de la empresa.
¿Y para qué era esto? Para que mientras la empresa estuviera abierta, había más posibilidades de que alguien la capitalizara, de que viniera algún inversor, etc. Estos fueron los temas que se manejaron en un principio también, cosa que nunca pasó porque cada inversor que venía no era del agrado de AEBU por distintas razones.

Patricia: Sí, decían que era trabajo para hoy y hambre para mañana. Vinieron inversores españoles y venezolanos y estuvieron más de un mes en la empresa porque la empresa estaba trabajando, cuando cae todo la empresa estaba en su apogeo. Nosotros éramos un pequeño banco que prestábamos mucho dinero diariamente, fijate que era e el tiempo de la crisis y la gente iba desesperada a sacar un préstamo para poder pagar la luz para que no se la cortaran. Otro pedía un préstamo porque el hijo se iba del país y venían con garantías. Y nosotros todo el día atendiendo un montón de situaciones.

Giovanna: Trabajando con la oficina llena todos los días.

Diego: ¿Y la caja la manejaba AEBU?

Patricia: No, no, eso fue antes de que cayera el banco de Crédito y de un día para otro fue en decadencia...

Diego: Pero desde que cerró a ustedes las administraba AEBU, me refiero, si alguien iba a pedir un préstamo...

Giovanna: No porque seguían los directores también de la empresa acá en Montevideo y ellos eran los que daban las órdenes y todo lo demás. Ellos capaz que no respondían a un patrón porque no existía tal patrón...

Patricia: El tema se cierra cuando nos pasan a todos al seguro de paro.

Diego: Y ahí las acciones o el capital queda en manos del banco Central...

Giovanna: Bueno, nosotros en ese tema, lo único que te puedo decir es que una vez se habló hace muchísimo tiempo de eso en una asamblea y se dijo que las acciones quedaban en el banco Central en custodia de AEBU. Luego no supimos más nada, hasta el día de hoy no sabemos en qué situación está eso. Si sigue ahí, si se consumió o no. por ejemplo, por parte de AEBU se llevó a remate todo el mobiliario, la infraestructura de ex-Riloman, computadoras, todo...

Diego: ¿Y el dinero que se recaudó de ahí?

Giovanna: Lo administraron ellos, nosotros no sabemos nada, nunca fuimos informadas de eso.

Diego: ¿No se pagaron los despidos de ustedes ni nada de eso?

Giovanna: No y ya caducó el plazo para solicitarlo, en junio de este año...

Patricia: Se lo hicimos ver, porque tuvimos una entrevista con Lucía Topolanski un mes antes más o menos y ella reconoció que eso fue una gran estafa al Estado, que tanto ella como Ivonne Pasada se encargaban de que nosotros tuviéramos la extensión del seguro de paro y que conocían muy bien el tema.

Diego: ¿Y por qué ustedes no ocuparon en su momento los locales de Riloman?

Giovanna: Y porque nos mantenían la esperanza continuamente de que este inversor salía ya, de que capitalizaban ya y después resultó que no. que el trabajo salía para la semana que viene, que nos iban a ubicar en el tres por uno también...

Diego: ¿Eso les decía AEBU?

Giovanna: AEBU, nos mantuvieron la esperanza continuamente durante todos estos años, por eso nunca tomamos estas medidas que después de tantos años tuvimos que hacerlo ¿no?

Diego: ¿Qué pasa con la administración de la cooperativa? ¿Tienen asambleas para resolver el futuro de la cooperativa? ¿Quiénes toman las decisiones por la cooperativa? ¿Qué autonomía tienen como cooperativa en relación a AEBU?

Giovanna: Una cosa es lo que debería ser...

Patricia: No tenemos autonomía. Pedimos una asamblea, porque nunca hubo una asamblea en esta cooperativa, la pedimos para el 20 de junio, apoyadas por todas las compañeras del interior y hasta ahora estamos esperando una respuesta. Todavía no hubo una asamblea.

Giovanna: Y seguimos los caminos orgánicos.

Patricia: Es más, después de eso recibimos un reglamento interno de trabajo que salió de la dirigencia de la cooperativa, que no fue ratificado por la asamblea porque ya te digo, nunca hubo una asamblea.
Entonces, yo me pregunto: ¿Son patrones o no son patrones?

Diego: ¿Nunca hubo elección de autoridades en la cooperativa?

Patricia: No, cuando se crea la cooperativa nos dijeron a los 6 meses nos bajamos del cargo reconociendo que ellos eran dirigentes de AEBU y quedan los compañeros como debe ser, formal, una cooperativa debe estar integrada en su totalidad por los socios y nunca fue así.

Giovanna: Ahora también cabe mencionar porque nos han consultado, nos han dicho que nosotros alzamos la mano en la única asamblea que fue cuando se formó la cooperativa, nos dijeron ustedes alzaron la mano y votaron para la conformación de la cooperativa, los dirigentes y todos lo demás. Eso lo queremos dejar bien claro, nosotros fuimos a la asamblea, somos todos mayores de edad y es cierto que alzamos la mano para votar, pero la cooperativa ya estaba toda organizada, estaba formada, inclusive ya estaban los estatutos hechos cuando fuimos a esa asamblea, o sea que salía o salía la asamblea, estaba hecho por gente del CLAE también contratada por AEBU.

Patricia: Yo te voy a decir una cosa, somos mujeres, somos del interior y no nos da vergüenza, tuvimos que aprender a golpes y esto es un peregrinaje que no tiene nombre, cuando fuimos a esa asamblea las compañeras de Montevideo defendieron la postura de no a la cooperativa, porque no podían aceptar todas las medidas, todas las cosas que nos planteaban, pero Martín Erniaga arengó a toda la asamblea hacia las sacrificadas compañeras del interior.

Giovanna: Llegó a llorar.

Patricia: Y nosotras ignorantes levantamos la manito.

Giovanna: Pero además cabe mencionar que fue con mentiras esa asamblea, levantamos la mano porque fue con mentiras como por ejemplo el tema de los sueldos, nos dijeron, compañeras ustedes nunca van a percibir menos de lo que estaban percibiendo en el seguro de paro, van a ganar igual hasta que se empiecen a conseguir trabajo, cuando empiecen a ingresar los trabajos a la cooperativa van a ganar eso más las comisiones de los trabajos que realicen, cosa que nunca jamás pasó al contrario, no solamente no ganamos las comisiones sino que ahora nos bajaron los ingresos a lo que nombrábamos anteriormente.

Patricia: Aquí tenemos el documento escrito por Elbio Monegal donde dice eso justamente, que nunca vamos a ganar menos vamos a ganar más.
Hoy por hoy la cooperativa te consigue un trabajo, por ejemplo Prosegur, no sé los sueldos que paga Prosegur pero la cooperativa por 8 horas te paga $12.000, ahora si Prosegur paga $20.000 como nos hemos enterado por fuera, los $8.000 se los queda la cooperativa o sea que están traficando con la necesidad nuestra.

Diego: A mí me llama la atención que AEBU le diga cooperativa a eso, porque se supone que una cooperativa debe tener una administración de todos sus integrantes, no me refiero a que todos participen de todas las decisiones pero sí que elijan a sus autoridades, que estén al tanto de todo lo que pasa, que tengan reuniones periódicas para saber que camino seguir y hacia donde ir, que resuelvan sobre la vida de ese instrumento tan importante como son las cooperativas. Me llama la atención que nunca haya habido elecciones de autoridades por ejemplo, ¿cuánto hace que se formó la cooperativa?

Giovanna: El 2 de octubre del año pasado, no habido una asamblea para elección de autoridades, para resolver como está la cooperativa, ni para informar. Nos habían dicho que a los 6 meses ellos se bajaban del cargo y quedábamos los suplentes que éramos todos, los propios socios de la cooperativa, eso nunca pasó. También nos llama poderosamente la atención que de Salto habemos varias que deberíamos ocupar esos cargos, por ejemplo yo tendría que haber ocupado el cargo de Martín Erniaga y mi compañera un cargo en la comisión fiscal, esas elecciones nunca se llevaron a cabo.

Diego: ¿Los integrantes de la dirección de la cooperativa también reciben salario o reciben solamente la renta por sindicato?

Patricia: La verdad que no sé, el único que sí sé que es contratado es el gerente Carlos Trigo que sí es agremiado de AEBU y percibe su buen sueldo.

Diego: Cobra más que ustedes...

Patricia: Obviamente y tampoco fue aprobado por asamblea.

Diego: Ustedes ocupan y a partir de ahí cuál es el relacionamiento con el dirigente Miguel Canto, con AEBU Montevideo o AEBU central, con el resto de los trabajadores del PIT-CNT de Salto, con la coordinadora de Salto. ¿Cómo funciona eso ahí? ¿Cómo empieza a ser el relacionamiento de ustedes con el resto de los trabajadores?

 Patricia: Con respecto a AEBU Salto no tenemos relacionamiento, pero te explico, como ellos estaban tan heridos de que no tenían donde reunirse se reunieron a la vuelta en el local del Partido Socialista, me duele decirlo por comprometer a la fuerza política pero más me dolió verlos ahí y se los hice saber y lo plantee en la mesa representativa del Frente y lo plantee en la bancada cuando fuimos citadas del FA y esto para mi tiene que tener un antes y un después, esto tiene que ser tomado con gran responsabilidad. Acá el FA tiene un pasado muy importante donde dejó muchas vidas atrás, mucha gente que se la jugó por entero, yo lo pongo en conocimiento público. AEBU Montevideo jamás se comunicó con nosotros, nos enteramos por el INFOAEBU de nuestro pasaje al consejo de disciplina, nunca hubo un acercamiento.

Diego: Ni siquiera una llamada a las compañeras para ver qué está pasando, por qué se tomó esta decisión...

Patricia: No, nos dijeron que nosotras teníamos el teléfono de AEBU que éramos nosotras las que teníamos que haber llamado.

Diego: ¿Y por parte del resto de los sindicatos de Salto?

Patricia: Para el resto de los sindicatos de Salto no tenemos más que palabras de agradecimiento, esa misma noche nos llamó por ADEOM el compañero Aníbal Varela solidarizándose con nosotros y poniendo a las órdenes toda su orgánica para ayudar, después COFE, todos los compañeros de los distintos sindicatos y de los sindicatos de compañeros de clases más humildes que te aparecen con un surtido, todos los días van, nos apoyan, nos dan una palabra de aliento y sabemos que la cosa no es fácil pero nosotros tenemos todo tirado al asador.

Diego: ¿Y cómo funcionan hoy esas redes solidarias?

Giovanna: A veces hacen colectas, nos traen surtidos.

Diego: ¿Ustedes se quedan a dormir ahí?

Giovanna: Sí pero vamos rotando, todas tenemos familia, hijos chicos.

Diego: ¿Funciona una olla popular en el lugar de ocupación?

Giovanna: Claro, ustedes tratan de tener un vínculo en ese sentido ahí...

Patricia: Sí, te cuento porque fue buenísimo lo que nos pasó, no teníamos ni idea lo que era una ocupación, lo que traía aparejada la ocupación y pasamos 6 días a refuerzos y mate, el día que hicimos un ensopado fue una fiesta.
No nos queremos olvidad de ninguno de los sindicatos, pero fueron compañeros de la enseñanza, jubilados.

Diego: ¿Y los de AEBU de ahí?

Patricia: Nosotras en la proclama nos solidarizamos con los compañeros del BANDES por la situación que estaban atravesando y hemos recibido saludos y todo pero es difícil y nosotros entendemos como es, sabemos que nos enfrentamos a un grande y estamos sobrellevando esta situación como podemos y tampoco los queremos comprometer, pero compañeros de los distintos bancos van personalmente o nos hacen llegar los saludos. El interior no es Montevideo lo tenemos muy claro.

Diego: ¿Cómo es el trato que ustedes reciben de parte de los dirigentes de AEBU y sobretodo a partir de esta medida, en el local que ustedes están ocupando hay roedores, hay ratas? ¿Cómo está la situación?

Patricia: En higiene es pésimo, ahora brilla porque todos los días lo higienizamos para poder convivir y llevar a nuestros hijos que andan ahí adentro todo el día.

Diego: Pero es cierto que hay ratas en el local de AEBU...

Giovanna: Totalmente, se lo podes preguntar al compañero Juan Castillo que no caía del asombro. Cuando ellos fueron que viajó la comitiva el otro viernes, nosotros le permitimos el acceso a Castillo para hablar en el local ocupado, también entró Pérez y otro compañero Ismael Sequeira en representación del PIT-CNT en Salto y apenas se sentaron aquello fue un silencio total antes de comenzar hablar y las ratas empezaron a chillar mal, de una forma que Castillo miró para atrás con una cara que dijo todo, con miedo, pero lo que más nos asombró que todavía no termino de entender fueron las palabras del propio Gustavo Pérez cuando nos dijo, y bueno compañeras las ratas conviven con las ratas.

Diego: Ese es el trato que están recibiendo ustedes por parte de dirigentes sindicales avezados, de muchos años...

Patricia: Y tal vez somos merecedoras porque alzamos la voz, nos portamos muy mal.

Diego: Ya se ve el panorama de agresión. Más allá de esto que me parece que es como un paréntesis impresionante de los que es un ser humano tratando a otro ser humano, cómo es hoy para ustedes estar ocupando en cuanto a lo que está pasando por afuera, más allá del tribunal de disciplina reciben presiones, reciben llamados, más allá de los apoyos algunos que les cuestionen las medidas, como está siendo la convivencia para ustedes ahí adentro con el resto del aparato sindical...

Patricia: Con respecto al aparato sindical como vos decís, cuando va la mesa del PIT CNT a reunirse a Salto con el resto de los compañeros, ellos los alinean para que nosotros desocupemos porque por propia palabra de ellos dijeron, que no pueden concebir de ninguna manera que de un lugar sindical que es la casa de los trabajadores esté ocupada por trabajadores. Nosotros por contrapartida le decimos que si bien es cierto, que eso es lo primero que tiene que hacer nosotras fuimos echadas de nuestro propio lugar de trabajo, de nuestro sindicato y de nuestra casa también, entonces como funciona, como podes ser echada también de tu propia casa, a ver si nos ponemos de acuerdo.

Giovanna: Nos han pedido de AEBU, siempre por intermediarios, que bajáramos la pelota al piso, que bajáramos un cambio que están en la prenegociación, no salgan tanto a la prensa; hicimos eso, demostramos la voluntad que teníamos para tratar de solucionar este conflicto. Después dijeron públicamente que el pasaje al consejo de disciplina no se negociaba que teníamos que pasar, nosotros lo estudiamos, lo aceptamos también a eso, era uno de los puntos que teníamos en la plataforma, nos bajamos del caballo dijimos está bien.

Diego: ¿Por quién está integrado el tribunal?

Giovanna: Son 11 y 10 son de la Lista 98, después integra la 17 y la 810 que también está medio alineado con la 98.

Diego: Es decir que ustedes saben que van al horno...

Patricia: Claro, obvio, aún de todos modos aceptamos eso si se cumple y resulta que Juan Castillo llama a nuestra abogada y le dice que no se va aceptar que nosotros sigamos funcionando como cooperativa dentro del seccional Salto, por lo tanto que él no tienen ningún problema en conseguirnos o que nosotros busquemos para funcionar como cooperativa.

Diego: Que ustedes no puedan ocuparle el local a su patrón digamos...

Giovanna: Claro y que busquemos en otro sindicato para funcionar como cooperativa, una cooperativa que sabemos se termina en octubre, esto dicho en una audición radial de la radio de AEBU por el propio presidente Martín Erniaga.

Diego: ¿Y qué va a pasar no solamente con ustedes, un 10% de la cooperativa que ustedes decían sino también con el resto?

Patricia: Y capaz que la gente de la 98 está salvada ¿no?

Giovanna: A mí me gustaría hacer un llamado al género porque esto es un grave ataque a las mujeres y que se pongan a pensar un poco. Cuando nosotros leemos la proclama ellos hacen hincapié en que fuimos mal asesoradas, que no somos capaces de pensar, ahora si te pasa todo eso que nosotros estamos contando, si te lastiman de todas las maneras, ¿no podemos pensar, no podemos opinar, no podemos tomar una resolución entre nosotras? Entonces si hay alguna compañera del interior que nos esté escuchando me gustaría decirle simplemente luchar para no someterse.

Patricia: Estamos luchando por todas, más de 100 compañeras, no solo por nosotras.

Diego: Ustedes lo que están pidiendo hoy es que la cooperativa continúe después de octubre, que les paguen un salario acorde, que les consigan un trabajo de acuerdo también en lo que ustedes están preparadas, en lo que ustedes venían trabajando, cual es el punto hoy para poder decir me siento satisfecha logramos lo que queríamos..

Giovanna: Nosotros le dimos una serie de puntos que Pérez se llevó para dialogarlo que nos pidió un cuarto intermedio el otro viernes que fue y que el lunes nos contestaba, bueno se dilató toda la semana como ya te expliqué anteriormente y salieron con eso último de que la cooperativa no podía funcionar más ahí, entonces ahí fue cuando dijimos ya está, sabíamos que esto se trata de dignidad y la dignidad no se negocia, en eso estamos todos de acuerdo. Planteamos que, volvimos a reivindicar de nuevos los puntos, que no seamos pasadas a un consejo de disciplina, que la cooperativa se mantenga funcionando dentro del seccional Salto, pero lo importante que es lo que nosotros queremos es que se conforme una comisión integrada por dos compañeras nuestras de Salto, un integrante del PIT-CNT de Salto y un integrante de AEBU, donde en esa comisión se fije un plazo razonable y busquemos entre todos una solución a un trabajo genuino para las trece compañeras de Salto, que entre todos nos fijemos un plazo no esperemos 6 años más y nosotros contribuir para eso.

Y mientras tanto, obviamente seguir funcionando allí en el seccional Salto como cooperativa y seguir percibiendo los ingresos pero tal cual los ganábamos durante el seguro de paro, no lo que los sigan bajando. Porque hay compañeras que la rebaja esta que para ellos no es rebaja salarial es rebaja de ingresos porque según ellos el salario subió, según los recibos de sueldo subió el salario, pero el ingreso implicó una baja impresionante en compañeras de más de $U 4.000 de un mes para el otro.

Diego: ¿es verdad que figura como que ustedes cobraron un aguinaldo y en realidad no lo cobraron?

Giovanna: Sí, es verdad.

Patricia: Sí, es cierto. Para sorpresa nuestra una compañera fue a pedir porque necesitaba otros papeles al BPS y pidió la historia laboral y ahí figuraba como que nos habían pagado el aguinaldo en diciembre y en junio. Fuimos todas y lo pedimos y todas figurábamos con lo mismo.

Diego: ¿Y quién figura como pagador, la cooperativa?

Giovanna: Nosotros tenemos un recibo de sueldo, los recibos nuestros de sueldo en los que figuramos como subservicios, como call center y la dirección de los recibos es Camacuá y Reconquista. Nosotros los citamos a ellos al Ministerio de Trabajo por el tema de los aguinaldos y el abogado de ellos reconoció que no se nos había pagado el aguinaldo, el abogado de la cooperativa...

Diego: ¿Pero es una Sociedad Anónima la cooperativa? Porque tiene nombre de cooperativa pero tiene cede en AEBU...

Giovanna: Claro pero no dice “S.A.”, no dice Sociedad Anónima...

Patricia: Es una cooperativa sin fines de lucro.

Diego: Con su local central en AEBU...

Giovanna: Exacto.
Y cuando los citamos al Ministerio por este tema de los aguinaldos ellos reconocieron que no los habían pagado, que no tenían plata...

Patricia: AEBU no tiene plata para pagarnos los aguinaldos.

Diego: Bien, o sea que para el BPS sí paga los aguinaldos pero no se los paga en concreto a las trabajadoras...

Patricia: Exacto.

Diego: Entonces, ustedes están reclamando una comisión que se junte, que busque una solución para ustedes y todas las trabajadoras de Riloman, que se les pague un salario digno y que puedan seguir funcionando mientras tanto en el lugar donde estaban trabajando porque su relación de dependencia es con AEBU y por lo tanto tienen que trabajar allí ¿no?

Giovanna: Exactamente.
Acordate cuando dijo Miguel Cantos también que nos fuéramos a trabajar a otro sindicato, que fuéramos a FUECI...

Patricia: Vayan a trabajar a FUECI a ver si les van a dar algo...

Giovanna. El propio presidente del sindicato...

Patricia: Está grabado eso, por eso lo decimos.

Diego: Bueno, les queremos agradecer y preguntarles si hay algo más que quieran señalar como para ir cerrando...

Giovanna: Bueno, nosotros podemos decirte que es nuestra primer experiencia ocupando pero esto nos ha unido más que antes. Antes éramos compañeras de trabajo y hoy somos amigas porque estamos conviviendo juntas todo el día, porque nos damos fuerzas una a la otra.
Y decirles a estos dirigentes de AEBU que están hoy que si piensan que nos están debilitando con el paso del tiempo que están muy equivocados, que estamos más fuertes que el primer día, que estamos más unidas que el primer día y que el día que tengamos que salir de allí lo vamos a hacer con la frente bien en alto porque defendimos a rajatabla la dignidad que tenemos, la que queremos seguir manteniendo y la no traición hacia ningún compañero, hacia ningún trabajador.

Patricia: Yo quiero no dejar pasar por alto que somos trece compañeras. Me gustaría nombrarlas porque nos nombraron en el diario por otra cosa pero me gustaría nombrarlas para reivindicar en cada una de ellas que todo lo que nosotros hacemos es porque ellas están detrás.
Ellas son: Estela Bravo, Andrea Martinicorena, Rosana Aramburu, Zulma Nogueira, Carolina Menoni, Lucía Braseiro, Leticia Cordone, Zully Fernández, Mónica Rinaldi, Joana Alvez, Patricia Méndez, Graciela Rosas y Ana Urroz. En nombre de ellas muchas gracias.

Giovanna: Gracias compañeras.

Diego: Bueno, la dirección donde pueden colaborar, sean organizaciones sindicales, sociales, personas que tengan ganas de ayudarlas, es Brasil 765 en la capital de Salto en el local de AEBU, no lo manden a AEBU Montevideo porque no va a llegar...

Giovanna: Y nuestros celulares los dejamos aquí en la radio y si se quieren comunicar llaman a la radio.

Diego: Bueno, queda acá en la radio el teléfono de Giovanna y de patricia para que se puedan comunicar directamente con ellas.
Agradecerles nuevamente que hayan estado por acá, para nosotros es algo muy grato hablar con trabajadoras que están en esta posición de lucha por la dignidad...

Giovanna: Gracias a vos Diego, gracias a todo tu equipo y muchísimas gracias a toda la audiencia que nos hace llegar esos mensajes de apoyo. Y nuevamente gracias a nuestras compañeras que quedaron en Salto dándonos toda la fuerza, que hasta último momento en el viaje nos han estado mandando mensajes de apoyo. Y a todos los sindicatos, a todos los compañeros bancarios que nos están apoyando hoy por hoy. Gracias a todos.

Diego: De nada, ha sido un placer. Obviamente que el tema Riloman va a seguir estando, vamos a seguirlo de cerca como ha sido hasta ahora.

 

Tomado de Cx 36 Radio Centenario

 

Compartir este post

Comentar este post