Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Ley de Caducidad. Pienso para mí.

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Miedo y asco en MVD
La columna de Daniel Figares.



imagesLey de Caducidad. Pienso para mí, que algún día la historia repasará el derrotero que ha seguido este despropósito judicial, esta verdadera aberración jurídica -una Ley que propone ya en su primer enunciado reconocer “que, como consecuencia de la lógica de los hechos originados x el acuerdo celebrado entre partidos políticos y las Fuerzas Armadas en agosto de 1984 y a efecto de concluir la transición hacia la plena vigencia del orden constitucional, ha caducado el ejercicio de la pretensión punitiva del Estado respecto de los delitos cometidos hasta el 1º de marzo de 1985 x funcionarios militares y policiales, equiparados y asimilados x móviles políticos o en ocasión del cumplimiento de sus funciones y en ocasión de acciones ordenadas x los mandos que actuaron durante el período de facto.”; o sea una Ley que protege a quienes cometieron delitos, con lo que se asume la existencia de tales-. Decía que a esta “ley” la repasará la historia como el zigzag de un borracho que se balancea sobre la vereda intentando avanzar, tomándose de un lado una vez, cambiándose al otro, a los bandazos, yendo más para atrás que para adelante. Los idas y vueltas de este oscuro telenovelón, que no es otro que el de sus principales figuras dirigentes, personeras eternas de la inhumanidad, serán recordados x siempre.

No quedan dudas que el Pacto del Club Naval fue el primer movimiento concreto hacia la democracia, en donde quedó sellado lo que vendría después: la seguridad de los superpoderes de impunidad para todos los involucrados en las peores páginas de la historia de la República Oriental del Uruguay: el golpe de estado cívico-militar del 27 de Junio de 1973.

Si como gustan pensar y argumentar en toda ocasión los hombres de la derecha más rancia del país que lo que hubo acá fue una guerra –cosa que de todas formas no es cierta-, la guerra fue ganada x los milicos; y, como pensaba el filósofo neerlandés Spinoza, “cada cual tiene tanto DERECHO como PODER. El DERECHO de cada cual se define x el PODER que tiene.”

En las cárceles de la dictadura uruguaya llegó a haber CINCO MIL PRESOS, con lo que podemos decir que si Argentina tuvo la mayor proporción de muertos y desaparecidos en una especie de ranking macabro de dictaduras o gobiernos de facto, Uruguay tuvo la mayor proporción de presos.

Pero también hubo asesinatos, desapariciones, secuestros, torturas, violaciones, apropiación de niños, robos, estafas,… y todo tipo de delitos de lesa humanidad.

Durante los años de dictadura se pasó de tener una deuda externa de 500 millones de dólares a deber 4.500 millones de dólares, casi DIEZ VECES MÁS.

Muchos de los apellidos de las figuras más acomodadas económica, social y políticamente de aquella época siguen en plena actividad económica, social y política hoy mismo.

Los firmantes de la Ley de Caducidad no son otros que el ex presidente JULIO MARÍA SANGUINETTI (a quién con justeza han tildado de Padrino, Padre, Rey o Paladín de la Impunidad en el Uruguay), JUAN VICENTE CHIARINO, ANTONIO MARCHESANO y JULIO AGUIAR.

La redacción de la infausta ley quedó a cargo del entonces diputado HÉCTOR MARTÍN STURLA, extinto integrante del herrerismo dentro del Partido Nacional, y GONZALO AGUIRRE, luego vicepresidente de la República (1990-1995). (No consigo los nombres de los colorados que co-redactaron, pero supongo que son sospechosos todos, –el único a no considerar sería Victor Vaillant, que me conste.)

Los plebiscitos para anular la ley deberían hablarnos de qué tipo de sociedad somos. Qué tipo de valores tenemos. Valores que, naturalmente, son sugeridos x el comportamiento de los dirigentes de la nación, referentes lógicos de toda ciudadanía. Flaco favor le hacen todos estos que hoy empujan para que los criminales estén libres de culpa y cargo aún a casi CUARENTA AÑOS DESPUÉS de los hechos que a algunos se les imputan. E impulsar un debate a propósito de no respetar el voto popular sobre una cuestión que nace espuria, algo que degenera de su origen o naturaleza, como bien dice el diccionario, es como querer creer que como millones de moscas van a la mierda la mierda es buena.

X otra parte, en el marco del proceso x la muerte de Nibia Sabalsagaray en 1974 (el caso Dalmao), la fiscal Mirtha Guianze interpuso un recurso de insconstitucionalidad de la Ley de Caducidad, el cual fue remitido a la Suprema Corte de Justicia, lo que terminó de complicarle a todos la cosa.

Tras varios meses de análisis, el 19 de octubre de 2009, la Suprema Corte de Justicia declaró x unanimidad la inconstitucionalidad de la Ley de Caducidad. En su fallo, los ministros consideraron que la ley era inconstitucional xque viola las leyes 4, 82 y 233 de la Constitución de la República, así como diferentes normas de Derecho Internacional que el Estado uruguayo ha suscrito. El organismo, integrado x Jorge Larrieux, Jorge Ruibal Pino, Leslie Van Rompaey, Jorge Chediak y Daniel Gutiérrez tuvo como uno de sus principales argumentos para esta declaratoria, el hecho de que la norma “excluyó de la órbita del Poder Judicial el juzgamiento de conductas con apariencia delictiva, lo cual transgredió el principio de separación de poderes y afectó muy seriamente las garantías que el ordenamiento constitucional puso en manos de aquel”.

Ya la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA en su informe anual de 1992-1993 concluía que la Ley de Caducidad era “incompatible con el artículo XVIII (Derecho de justicia) de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, y los artículos 1, 8 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos” al tiempo que recomendaba que el Gobierno de Uruguay otorgara “a las víctimas peticionarias, o a sus derecho-habientes, una justa compensación x las violaciones a las que se hace referencia en el párrafo precedente” y adoptara las “medidas necesarias para esclarecer los hechos e individualizar a los responsables de las violaciones de derechos humanos ocurridas durante el período de facto”.

Y es que la presión de la OEA es la que está funcionando con más fuerza en este momento, debería decirse acá que mucho más que la conciencia de los políticos de este país –si es que tienen. Les son más caras las posibles sanciones de este tipo de organismos internacionales (la consecución de estas demandas van a terminar en la mismísima Corte Interamericana de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, ONU), que los remordimientos naturales que deberían atormentarlos como simples seres humanos. (Salga o no salga aprobado el proyecto.)

Si no fuera así no se explicaría cómo teniendo las amplias mayorías parlamentarias en el período anterior no se les ocurrió el proyecto de Ley Interpretativa que expone hoy a consideración el Canciller Almagro, como principal redactor, o algún sucedáneo x el estilo.

Si así hubiese sido no habría que andar sacando cálculos sobre qué hará Nin Novoa el día de la votación en la cámara de senadores, o qué piensan hacer en la interna del MPP con Saravia, un blanco como güeso de bagual que no se sabe muy bien qué hace en una formación política pretendidamente de ‘izquierda’ (invitado x el propio presidente), cuando cualquiera se da cuenta que es un hombre de derecha a muerte.

Dejo atrás las idas y venidas del presidente Mujica (Un tema que se va a terminar cuando estemos muertos), el vicepresidente Astori (Reiteró que no firmará para anular la ley xque asumió un compromiso con los compañeros en el congreso de no plantear la nulidad), y el ex presidente Vázquez (Responsabilidad de TODOS/Día del Nunca Más/ Reconciliación). (Y la subida al carro a último momento en el plebiscito pasado. ¡Vergonzoso!)

Cierro comentando que, como todos sabemos, el ex mandatario Tabaré Vázquez se refirió brevemente al tema desde Buenos Aires, al ser condecorado como "Líder Internacional de la Salud y la Educación" en la Academia Nacional de Medicina. "Yo luché para que fuera abolida la Ley de Caducidad y seguiré luchando para eso", dijo, en palabras que fueron recogidas tanto x el diario El Observador como El País, e incluso acá en Montevideo Portal.

¡¡Ya decía yo que era un fantasma!!

Los pleitos no durarían tanto si la culpa no estuviese más que en una de las partes, dice una vieja máxima con fundamento.


DanielFigares


(Predicar moral es fácil; fundar moral es lo difícil.//Schopenhauer.)

Compartir este post

Comentar este post

silvia 10/31/2010 20:14



Muy bueno el articulo de Figares(un buen periodista que por no casarse con nadie ha caido en desgracia) yo agregarìa que me quedan dudas si no hbieron otros pactos ademas del Club Naval, o tal
vez si en este no participaron muchos mas de los que visiblemte apareecieron? Vieron que Rosale hablo de  "la palabra empeñada"



ramon santos 10/28/2010 14:40



la verdad escribo esto por impotencia y a la vez por ver que aca no se quiere hacer nada por la vida humana. en estos dias que todos los medios de comunicacion solo tienen tiempo para la ley
maldita de caducidad nuestros jovenes se nos estan muriendo O LOS ESTAN MATANDO CON LA DROGA no se si son integrantes del gobierno o de que otros medios pero si me doy cuenta que los intereses
creados son muchos, de mucha desfachates y muy poca sencivilidad. por que lo digo, todos los dias se nos estan muriendo nuestros hijos adictos a alguna droga y a eso no lo ve nadie. pero ayer se
murio un ex presidente de otro pais que nos llego a odiar en su momento y declaramos tres dias de duelo nacionmal. usted perdone mi presidente pero yo como padre e integrante de este que era un
hermoso pais me siento desepcionado, angustiado dsemoralizado de ser parte de esto que para lo unico que sirve es para engordar los bolcillos de unos pocos y hecer sufrir las consecuencias a todo
el pueblo. Perdon por las faltas pero espero les alla llegado el mensaje y quedo a las ordenes para luchar contra este mal. Soy orientador deportivo.