Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: LOS JOVENES INFRACTORES

17 Abril 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Baja de la imputabilidad

Hace unos 34/35 años era un joven infractor. Mi abuela me decía, que cuando mi padre tenía 15/16 años le decía “¡¡ay m´hijito, que va a ser de vos, ¡¡que futuro te espera!!. Al final mi padre fue maestro, profesor de historia, periodista y preso político. Fernández Huidobro “le afanó” el auto al padre para hacer el “tiro suizo” cuando tenía 17 años (historia de los tupamaros escrita por Huidobro). Mujica cayó preso a los 20 y pocos años cuando intentó una expropiación para el MLN, “cayó” como delincuente común, para proteger la orga. (reportaje de Campodónico), y su Madre sufrió mucho el disgusto, de su hijo “infractor”.

 

Todos fuimos jóvenes, nadie nació viejo. Todos en distintas etapas y coyunturas fuimos infractores. Yo, perdí un año de liceo por faltas, ya que sistemáticamente no me dejaban entrar por “infrigir” la regla de que el pelo no podía tocar el cuello de la camisa, o dejarme el bigote mas largo de la hitleriana ley.

 

Hoy, luego de un largo proceso de desideologización, y descomposición de los valores revolucionarios  o “rebeldes”, de los otrora jóvenes, vemos como muchos, una gran cantidad de “viejos tupas” y “viejos bolches”, la embisten sin piedad contra los jóvenes de hoy. Actitudes reaccionarias y casi fascistas de estos “viejos”, que muchos están cobrando un jugoso P.E.R. (Pensión por Ex Revolucionario) que asciende a los $ 21.000.- por mes, y desde ese lugar, conceptualizan a los jóvenes como “vagos”, “atorrantes”, “drogadictos”, “chorros”, “que hacen la de ellos”, “cómodos”, etc, etc,.

 

Y lo mas patético, es que no hay grandes diferencias entre los planteos de inimputabilidades, mas cárceles, mas represión, mas persecución, mas desconfianza, mas discriminación, de Bordaberry, Lacalle, Larrañaga, Mieres, Bonomi, Mujica, Huidobro, es decir, todos, se posicionan igual, HAY QUE BARRER CON LOS JOVENES INFRACTORES. Hay que perseguirlos, aislarlos, criminalizarlos, tratarlos con desprecio. Esto, está instalado. Desde los informativos televisivos, desde el parlamento, las entrevistas a los “representantes del pueblo”. El bombardeo es constante.

 

¿Cuántos son los jóvenes hijos de la clase obrera “delincuentes”? ¿400? ¿500? ¿600? ¿Cuánto significa respecto a los “infractores” viejos y de cuello blanco? ¿Cuántos infractores y delincuentes había en el Conrad en la última reunión de “empresarios e “inversores”? ¿1000? ¿1200? ¿1500?

 

De los 115.000 desocupados (aproximadamente según I.N.E.) el 47% son jóvenes menores de 26 años. 3 de cada 4 jóvenes (75%)  no termina secundaria. Los jóvenes que ingresan al mercado laboral en su gran mayoría lo hacen por $ 7.000.- por mes (promedio). Trabajo de alta exigencia y presión (física y sicológica). 450.000 trabajadores no tienen ninguna cobertura del sistema social (bps, bse). 132.000 son subempleados. ¿Cuántos jóvenes hay en estas cifras que son discriminados, ultra explotados, perseguidos (con las camaritas en los lugares de trabajo)?

 

VICTIMAS Y VICTIMARIOS

 

Es real, que muchos trabajadores, jubilados, explotados, son diariamente “víctimas”, de robos, rapiñas, asaltos, agresiones, amenazas, y hasta muertes por parte de algunos jóvenes. Es real que la droga (cualquiera sea ella) afecta principalmente a los jóvenes, es real que las “picadas” de motos – aparte de muchos que mueren o quedan gravemente accidentados – molestan a los vecinos trabajadores que quieren descansar, es real que toman vino o cerveza en las esquinas, y piden alguna “chapa pa´l vino”, es real que se arman “bandas” que se enfrentan violentamente con otras de otro barrio, o liceo, o cuadro de fútbol. Esto los hace “victimarios”.

 

Pero también es real que son hijos y nietos de trabajadores y explotados que llevan 3 y 4 décadas de degradación, represión, desocupación, desalojos, y todo tipo de despojo. No en vano hay un núcleo duro de 400.000 pobres, y casi 300.000 que viven en asentamientos irregulares (otrora cantegriles). El 79% de los jóvenes debe vivir en la casa de sus padres hasta los 34 años porque no tienen acceso a vivienda digna, decorosa, que les genere autonomía. Es real que no hay proyectos (ni del estado ni privados) de recreación, educación, deportes, que les permita encontrar un “sentido” a la vida que sea superador, colectivo, esperanzador. Es real, también, que están expuestos “al libre mercado”, este monstruo que no “regula” nada, sino, que privilegia el consumo, el individualismo, la hipocresía, la mentira “salvadora”. Entre los patrones que explotan, persiguen, discriminan, no aportan al BPS, los tienen “en negro”, el estado que “mira para el costado” y busca soluciones en la represión y mas cárceles, y deja que el sacrosanto libre mercado ordene las cosas, los “viejos” “ex revolucionarios”, que los desprecian (a los jóvenes), y se organizan en “comisiones vecinales” de “vecino alerta”, llamando a la policía por cualquier “incidente”, el miedo como factor de dominación, queda claro,  que esto los hace “víctimas”.

 

CAUSAS Y CONSECUENCIAS

 

Los trabajadores sufrimos las consecuencias. De ambas partes. Hasta ahora, (seguro estamos no será por siempre) hemos pagado las consecuencias. De las crisis económico-financieras, cíclicas, que generan crisis sociales, de valores, morales, culturales. El deber nuestro, como ex – jóvenes, pero no ex – revolucionarios, es dar la batalla ideológica. Recuperar la ideología de los trabajadores, implica recuperar los valores morales, culturales, del proletariado. Que, por supuesto, son bien diferentes a los valores burgueses. Esto también nos llevará a atender las causas que originan estos problemas. Atender las causas, implica entre otras cosas, dejar de correr detrás de las consecuencias, que en definitiva, es como “tomar una aspirina” para curar un cáncer. Los jóvenes infractores de hoy, son un producto social, son una consecuencia. Lograr canalizar esa “rebeldía”, ese estado de “infractor”, lograr que los jóvenes encuentren un “sentido” a la vida, que sea superador del individualismo, la hipocresía, la superficialidad de “matarse” en una “picada”, o agredir y enfrentarse con “cualquiera” como si todos fuéramos iguales, y no lograr discernir “quienes son los verdaderos culpables y victimarios”, con quién hay que tener “tolerancia cero”, que son los patrones, los burgueses, los explotadores, es el real objetivo para quienes tenemos una visión revolucionaria y socialista de la sociedad.

 

Bajo esta desideologización, para los jóvenes hoy, no hay dos opciones, dos caminos, dos alternativas. Hay una sola, “matar o morir”, por un poco de “pasta”, o un “porro”, una “picada”, una rapiña a algún jubilado, o algún trabajador del taxi, o algún trabajador de una estación de servicio. Así como van las cosas, mientras Mujica recibe con los brazos abiertos a 1.500 infractores de toda laya en el Conrad, y abre las puertas a toda inversión que venga a “podrirnos” el medio ambiente, llevarse el agua y todos los recursos naturales que quieran para seguir acumulando riqueza y seguir generando pobreza, y Bonomi, piensa en mas cárceles y “enlatados” para los jóvenes, así, de seguro, el futuro, será la multiplicación de jóvenes infractores “desideologizados”, donde todos los explotados padeceremos las consecuencias.


 

Carlos Alberto Boga – Agrupación Militantes Guevaristas – 9 de abril de 2011

Caricatura de Gervasio Umpierrez para Diario La Juventud.

Compartir este post

Comentar este post