Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Magurno, El Padrino.

18 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Miedo y asco en MVD
La columna de Daniel Figares.


Magurno, El Padrino…

imagesPara encarar un libro sobre la vida y obra de Óscar Magurno Souto (2 de marzo de 1930), gerente empresarial y político uruguayo, diputado Nacional x el Partido Colorado en las últimas elecciones, un fervoroso anticomunista que acompañó a Jorge Pacheco Areco siendo electo diputado en 1984 y 1989; que en 1994 se pasó al Foro Batllista y fue una vez más electo diputado en 1999 (aunque también se postuló, sin éxito, a la Intendencia Municipal de Montevideo), … para encarar un libro sobre la vida de este hombre, Amado tiene MUY buenas credenciales.

Fernando Amado (Montevideo, 11 de setiembre de 1982), politólogo, escritor y político uruguayo perteneciente al Partido Colorado (primera buena credencial), es hijo del ex comandante en jefe del Ejército, Tte. Gral. Fernán Amado (interventor de la Intendencia de Maldonado durante la pasada dictadura militar; acusado de presuntas irregularidades en el manejo de fondos durante su gestión al frente de la Cooperativa de Ahorro y Crédito de las Fuerzas Armadas (Caofa); y muy cuestionado x su apoyo incondicional a los militares violadores de los derechos humanos durante la dictadura, así como la integración a su Estado Mayor Personal de figuras emblemáticas de la represión como el tristemente célebre coronel Jorge "Pajarito" Silveira, actualmente en prisión). Se podría decir que ésta es su segunda gran credencial.

Pero, x si fuera poco, Amado es actualmente diputado x el Partido Colorado, proviene de la juventud del Foro Batllista e integró el equipo fundador de Vamos Uruguay. Además, es uno de los principales colaboradores de Pedro Bordaberry (hijo del ex dictador Juan María Bordaberry, actualmente en prisión domiciliaria) en el plano político y estratégico. (Y ÉSTA ES LA SELLADA.)

X si todo esto fuera poco como para allanar el camino de entrevistarse con los más allegados a Magurno -lamentablemente no pudo entrevistarse con Magurno antes de que éste cayera enfermo-, hay que decir que Fernando Amado es un muy buen escritor: “En penumbras: La Masonería uruguaya (1973 - 2008)”, y el más reciente “El peso de la Cruz”, sobre el Opus Dei, demuestran con su éxito de críticas y ventas que no es ningún pelotudo.

QUIERO DECIR QUE PARA ESCRIBIR SOBRE MAGURNO AMADO ES –PARA MI- PALABRA AUTORIZADA.

El libro repasa historias, anécdotas y testimonios que permiten trazar una biografía suficientemente aproximada –si es que se puede- de este personaje particular, Óscar Magurno, “Integrante de la Junta de Vecinos de la dictadura, administrador general de la Asociación Española de Socorros Mutuos, vicepresidente del Club Nacional de Football, presidente de la divisional B del fútbol uruguayo, presidente de Welcome, síndico del Banco de Crédito [justo en momentos de la última crisis del sistema financiero, allá x el 2002], director del Radisson Victoria Plaza Hotel, presidente de la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer, presidente de la Federación Uruguaya de Boxeo, copropietario del club de pesca Armonía”.

Magurno era amigo de Alfredo Stroessner, al mismo tiempo que de Lino Oviedo, Germán Araújo, Julio Sanguinetti, Tabaré Vázquez, Jorge Pacheco Areco, Cachete Espert o el vasco Laris Iriondo.

Además de ser el padrino en la masonería del ex presidente uruguayo, doctor Tabaré Vázquez.

Como resalta la investigación realizada x Amado, quizá el secreto de Magurno es tan viejo como el mundo: LA AMISTOCRACIA. Un culto exacerbado a la amistad -alguno de cuyos múltiples componentes pueden encontrarse en el comportamiento de las ‘coscas’ de la mafia italiana. No es casual el nombre del libro. A Magurno el mote de “El Padrino” le cae como anillo al dedo.

X las páginas del libro editado x Sudamericana desfilan las fotos con Pacheco (para la risa, a imagen y semejanza: las mismas camisas, las mismas patillas, el mismo look); fotos con Vázquez (y de Vázquez en presidencia con “Charleta” Guldenzoph, dirigente de la Secta Moon, hoy editorialista, columnista y vicepresidente del directorio del diario ULTIMAS NOTICIAS, propiedad de Moon. Oficialmente colaborador activo de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia hasta 1982, acusado de torturador); fotos con Salgado, con Damiani, con los embajadores yankees Baxter o Silverstein; o incluso en fiestas en la Parva Domus o hechos de violencia, como la final del torneo de básquetbol entre Welcome y Aguada del año 2000, donde volaron piedras, bancos y otros objetos.

Siempre con La Española como su base de apoyo, se pueden leer cosas como éstas: “Cae el Cachete [Espert, empresario turfístico y de distribución de diarios y revistas, presidente de Daecpu] con veinte monos y le dice a Magurno: “Óscar, acá tenemos los muchachos para lo que sea”. Fue muy gracioso. Óscar dice: “Bueno, a la hora del escrutinio” [se refiere a unas elecciones en La Española]. Me agarra a mí y me instruye: “Vos sabés donde quedan las calderas, escondelos ahí y si hay lío en el escrutinio yo te aviso y que vengan y que rompan todo”. Al final no fue necesario. Pero los amigos fueron a darle una mano aquel día”. Quien dice esto es su gran amigo y mano derecha, el edil colorado Guillermo Facello. [El significado del concepto ‘amistad’ que tiene esta gente daría para un libro entero.]

En la mutualista, vestido de uniforme blanco como de médico pero sin serlo, Magurno daba altas y bajas a ‘sus’ enfermos, hacía que atendieran a gente que no era socia de la mutualista, o permitía que algunos pacientes tuvieran el extraño privilegio de tomarse unos whiskies en sus salas de internación.

Tanto amiguismo, tan común en Uruguay, hacía que cada cumpleaños de Magurno fuera una autentica y variada mezcolanza: Julio María Sanguinetti, Tabaré Vázquez, Walter Nessi, el fiscal Enrique Moller y el juez Ruben Eguiluz, el “Tano” Gutiérrez, Hugo De León, Víctor Della Valle, Jorge Guldenzoph, los Romay, Enrique “Cachete” Espert, Óscar Moglia, jefes médicos y directivos de La Española, gerentes de TODOS los laboratorios, proveedores, empresarios de distintas ramas, gente del fútbol y del básquetbol, de la política y de los negocios asistían a todas sus fiestas.

Y si no, obsérvese sus listas: su última plancha electoral, correspondiente al 2009, contaba con éstas presencias, entre otras: Julio Maglione, presidente del Comité Olímpico Uruguayo; Tabaré Hackenbruch, diputado x Canelones; el doctor Ariel Moller, ex vicepresidente de OSE y director de la Terminal de Contenedores; José Villar, ex presidente de la Cámara de Industrias y ex ministro de Turismo; la viuda de Pacheco Areco, Graciela Rompani; el profesor Jorge Carbonell, ex director de Enseñanza Secundaria; el profesor Sirio Nadruz, ex presidente de Primaria y vicepresidente del Codicen; el doctor Luis Ney Castillo, médico oncólogo, presidente de la Federación Uruguaya de Básquetbol (después candidato a la intendencia de Montevideo x el Partido Colorado); el vicealmirante (r) Tabaré Daners, ex comandante en jefe de la Marina y director de un Hospi Saunders; el inspector principal (r) Nelson Rodríguez Rienzo, ex jefe de Policía de Montevideo; el ex basquetbolista Óscar Moglia; o el conocido técnico de fútbol (y empleado de La Española) Luis ‘Ronco’ López.

Señala Amado que, si se observa las listas que apoyaron la continuidad de Magurno en La Española, la diversidad es aún mayor:”el presidente de CUTCSA, Juan Salgado; el ex presidente de Cerro, Mortimer Valdez; el empresario Eddie Espert; el integrante de la AUF, de la murga Falta y Resto y del laboratorio Biocare, Ovidio Cabal; el empresario y ex asesor del ex presidente Julio Sanguinetti, Walter Nessi; el dirigente de fútbol Nelson Spillman; el ex asesor del Intendente de Montevideo, Mario Areán; el empresario y dueño de El Maestro Cubano, José Villar; y el ex venerable gran maestro de la Gran Logia de la Masonería del uruguay y grado 33, Carlos Bolaña.”

“Soy poderoso en lo que le decía antes: en la amistad. Soy un hombre agradecido y eso lo pago de la manera que yo puedo, estando al servicio”, le declaraba el propio Magurno a un periodista de El Observador, en 1998.

Reitero, en un país que ha hecho del amiguismo un culto, Magurno, sin saberlo, entendió muy bien aquello que decía Schopenhauer, que los médicos ven la debilidad humana (los juristas la maldad, y los religiosos la estupidez).

Agradezcamos cuando menos que no fuera un hombre religioso… o un jurista.


DanielFigares

Compartir este post

Comentar este post

Néstor 01/18/2011 14:52



Daniel como siempre un fenómeno, la explicación sobre porqué Amado es el indicado para escribir este libro, está genial, en fin de un individuo como Daniel, lo único que podemos esperar son
genialidades.


Un abrazo al amigo Daniel Figares, y como siempre sus agudos y certeros comentarios son de mi total coincidencia.