Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Manifestación en apoyo al juez Baltasar Garzón

29 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Ha lugar

Esta tarde, dirigentes de izquierda y organizaciones de DDHH realizarán una manifestación frente a la Embajada de España en apoyo al juez Baltasar Garzón, acusado por investigar la dictadura franquista. “Quiero expresar mi solidaridad con un hombre que ha sido consecuente con sus valores democráticos”, afirmó a Montevideo Portal el senador Daniel Martínez.
imagen
EFE

La convocatoria fue fijada para las seis de la tarde frente a la embajada española, en Av. Brasil y Libertad, y es apoyada por varios dirigentes frenteamplistas como el socialista Daniel Martínez, la dirigente de Asamblea Uruguay, Alejandra Ostria, o la Dra. Hebe Martínez Burlé.

”Yo quiero expresar mi solidaridad con un hombre que ha sido consecuente con sus valores democráticos y su lucha contra los crímenes de lesa humanidad”, afirmó el senador socialista Daniel Martínez.

El legislador aclaró que no podrá estar porque debe viajar al interior pero “respetando las normas” consideró importante manifestarse en apoyo del juez español: “Hagan como que estoy porque mi corazón está”, agregó.

Consultado sobre la dicotomía entre el derecho de los pueblos sobre su destino y el derecho internacional, del que el juez Baltasar Garzón fue precursor, Martinez sostuvo que hay múltiples causas que hacen a la jurisdicción internacional y puso como ejemplo las causas contra alemanes acusados de violaciones a los derechos humanos.

El juez Garzón actualmente trabaja como asesor en la Corte Internacional de La Haya, luego de que el pasado 10 de mayo fue sancionado con una suspensión cautelar como magistrado de Audiencia Nacional, en donde trabajaba desde 1988.

El nombre del magistrado español trascendió a nivel internacional en 1998 cuando ordenó la detención del ex dictador chileno Augusto Pinochet, quien se encontraba en Londres recuperándose se de una intervención jurídica.

Garzón, junto al también juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón investigaba la desaparición de unos 80 ciudadanos españoles en las dictaduras en Chile y Argentina.

El magistrado puso su foco en violadores a los derechos humanos de Argentina, Guatemala, se opuso al apoyo español a la guerra contra Irak, abrió causa contra una importante red de narcotráfico, visitó Honduras durante la actual dictadura, llevó a tribunales al ex presidente del PSOE Felipe Gonzalez al investigar los grupos paramilitares GAL y se ganó el rechazo de la ultraizquierda cuando apuntó sus investigaciones a la organización Euskadi Ta Askatasuna (ETA).

Las investigaciones de Garzón en la Audiencia Nacional encontraron su punto final o sus puntos suspensivos cuando se dispuso a investigar los crímenes del franquismo, tanto los cometidos durante la guerra civil española, como durante la dictadura de Franco, entre 1939 – 1975.



En su investigación están incluidos los asesinatos de cien mil republicanos y la desaparición de 30 mil niños, en manos de Franco, lo que derivó en la acusación contra el juez ante el Supremo Tribunal por el delito de prevaricación que se constituye cuando un juez actúa arbitrariamente y dicta a sabiendas una sentencia injusta.

“Éste no es sólo un asunto jurídico. Si tanto apasiona a millones de españoles es porque sienten que, más allá del caso Garzón, lo que está en juego es el derecho de las víctimas a una reparación moral, el derecho colectivo a la memoria, a poder establecer oficialmente, sobre la base de atrocidades demostradas, que el franquismo fue una abominación. Y que su impunidad es insoportable”, afirma una columna de Ignacio Ramonet publicada en Le Monde Diplomatique.

La suerte de Garzón se jugará en el marco del Supremo Tribunal que tiene otras dos causas en contra del magistrado español, relacionados con unos honorarios que habría recibido por una conferencias realizadas para el grupo Santander y por escuchas telefónicas en el marco de una investigación judicial.

La Ley de Amnistía de 1977 y la legislación española que prohíbe investigar casos con más de 30 años de antigüedad son los principales argumentos contra Garzón que podría estar entre 20 y 30 años suspendido en sus funciones si se confirma la decisión del Tribual, que provocó la indignación de buena parte de la comunidad internacional.

Montevideo Portal

Compartir este post

Comentar este post