Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay -mas corruptela-Defensa compró a empresa de la asesora de Huidobro

19 Febrero 2014 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

El Tribunal de Cuentas observó la compra por parte del Ejército de equipos informáticos a la empresa Ritelur S.A porque la presidenta de su directorio, Carmen Deambrosis, es adscripta al ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro.

Fernández Huidobro: una de sus adscriptas ofrecía equipos informáticos al ejército. Foto: Leonardo Carreño

Empresas de distintos insumos para las Misiones de Paz que cumple el Ejército en el exterior. Ritelur S.A resultó adjudicataria de una compra por US$ 11.858 que estaba previsto que se pagara con recursos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La condición de Deambrosis como adscripta del ministro quedó en evidencia cuando el 29 de noviembre pasado la auditoría del tribunal en el Ministerio de Defensa solicitó copia del certificado notarial de la empresa adjudicataria. El certificado debía contener la constitución de la sociedad, sus socios, representantes y administradores e indicar la cédula de identidad de cada uno de ellos.

"Con fecha 23 de diciembre de 2013 se adjunta al expediente el mencionado certificado, del cual surge que la funcionaria de la Unidad Ejecutora, contadora Carmen Cecilia Deambrosis Reyes, encargada del Departamento de Contabilidad y adscripta al ministro, actúa en nombre propio y representación de Ritelur, en calidad de presidente del Directorio", dice la resolución del organismo de contralor a la que accedió El País.

Otros ítems del llamado fueron adjudicados a Insumos para Computación S.A, Abacus S.A, Escar LTDA. Abacus S.A y Menasol S.A.

Deambrosis fue designada en mayo de 2011 como adscripta al ministro con reserva de su cargo en el Ministerio de Educación y Cultura (se desempeñaba en el Sodre). Su remuneración fue fijada entonces en $ 51.384 mensuales nominales.

Fuentes del organismo dijeron a El País que "no nos consta que se haya excusado (Deambrosis) de participar en el llamado". Por ese motivo, se consideró que el asunto era "flagrante y ni siquiera fue muy discutido".

Ritelur se adjudicó dos licitaciones abreviadas en 2013 sin observaciones. Pero en una licitación posterior, la 970/13 se constató que Deambrosis se presentaba en nombre y representación de la empresa. Por ese motivo, el procedimiento fue devuelto al Ministerio y se le pidió que dejara constancia que las firmas cuyos integrantes tienen vínculo laboral con el organismo contratante deben aclarar que no tuvieron intervención en el proceso de adquisición. En una licitación abreviada posterior (la 472 de 2013) ya se dejó sin efecto una adjudicación a Ritelur y se la otorgó a otra empresa, Paldir S.A. En esa oportunidad se entendió que Ritelur no estaba capacitada para contratar con el Estado, en cumplimiento de lo que establece el artículo 46 del Tocaf, que regula todo lo vinculado a la realización de licitaciones. Ese cuerpo normativo determina que no pueden contratar con el Estado los funcionarios públicos o las personas con vínculo laboral de cualquier tipo con los organismos de la administración contratantes. En este caso, se entiende por parte del tribunal que se contraviene el artículo.

 

Ritelur se ha presentado en los últimos años a otras licitaciones en el Estado y ha sido la adjudicataria en llamados del Ministerio Público y Fiscal y de la Junta Departamental de Montevideo.

Además, en 2009 participó en una licitación de la Secretaría Nacional de Drogas, a la que vendió 30 computadoras y 30 monitores LCD por $ 462.331.

La empresa también le vendió a la Administración Nacional de Puertos 70 microcomputadores, mediante licitación abreviada, por un monto de US$32.760. También le entregó cuatro procesadoras a la intendencia de Rivera (no figura el monto de la compra). En 2012 la Administración Nacional de Educación Pública le adquirió 10 computadoras con monitor por US$9.198 destinadas a las escuelas de Tiempo Completo. Y se ha presentado a llamados para la compra de equipos de la oficina local del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La empresa, que es la razón social de GHM Uruguay, explica en su sitio en Internet que su visión "es acercar la tecnología a la gente desarrollando una marca exitosa, reconocida a nivel regional, en la cual aspiren a trabajar los mejores profesionales del sector".

La firma vende mouses, teclados, tabletas, computadoras y monitores, entre otros productos, de acuerdo con el sitio web. Según el sitio es "gestionada bajo la meta de alcanzar el liderazgo del mercado, a través de sólidos valores y prácticas comerciales regidas por la transparencia, la ética y la confianza, obteniendo utilidades que nos permitan mejorar e impulsar nuevos emprendimientos".

Recibió del Instituto Uruguayo de Normas Técnicas (UNIT) el certificado Unit-ISO 9001 2000. La certificación alcanza al armado de computadoras, la comercialización de insumos informáticos, hardware y software, servicios técnicos de reparación de hardware y diseño y desarrollo de sitios web. También ofrece líneas trifásicas y monofásicas.

De acuerdo con el instituto Uruguay XXI hasta 2007 realizó exportaciones. En ese año sus ventas al exterior llegaron a US$139.835. Integra la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información.

La auditoría del Ministerio de Defensa podría haber intervenido la compra pero "dada la complejidad del caso" remitió sus actuaciones al Tribunal de Cuentas para su intervención.

El País intentó consultar los expedientes del Ministerio de Defensa Nacional pero no funcionaba el acceso a los mismos ayer en su página web.

En 2011 la empresa objetó ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo una licitación de la Intendencia de Montevideo por un total de US$1 millón.

Las cifras

11

Son los miles de dólares de la compra de Defensaque cuestionó el TCR

139

Son los miles de dolares, que exportó la empresa Ritelur en 2007.

Compartir este post

Comentar este post