Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - MENSAJE DE LA 36 - PESE AL BLINDAJE DE MUJICA …COMENZÓ A SUBIR EL DÓLAR

9 Agosto 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

MENSAJE DE LA 36

 36

PESE AL BLINDAJE DE MUJICA …COMENZÓ A SUBIR EL DÓLAR
LA CAIDA DEL MURO CAPITALISTA
Obama dice que EEUU es triple A, mientras Wall Street se desploma
EUROPA: SAQUEOS, COMBATES CALLEJEROS Y  REPRESIÓN
ESTADOS UNIDOS: POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA SIN SOBRESALIENTE   
LA AGENCIA DE CALIFICACIÓN STANDARD & POOR,S QUITÓ POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA “LA TRIPLE A”, EL SOBRESALIENTE A LA DEUDA SOBERANA DE LOS ESTADOS UNIDOS
“Hoy el dólar subió $ 0,40 debido a las turbulencias financieras mundiales”
“Uruguay se endeuda más todavía para poder mantener liquidez”
“El Presidente actuará como un ama de casa, recortando gastos de publicidad oficial”

La cotización del dólar en el mercado local sube $ 0,40 en lo que va de la jornada, 2,1% más que el viernes, debido a las fuertes turbulencias que azotan a las bolsas de valores de todo el mundo, que registraron caídas mayores a 5% en determinados casos.
El tipo de cambio en el mercado interbancario se ubicaba esta mañana en $ 18,80, pero rápidamente fue subiendo hasta los $ 19,05 de esta tarde. Al cierre del viernes valía $ 18,65.
En pizarras al público del Banco República, que es tomado como referencia por las casas de cambio, la cotización de compra está en $ 18,70 y la de venta en $ 19,35, 45 centésimos más que el viernes, antes de que la agencia calificadora de riesgo Standard & Poor’s degradara la deuda soberana de Estados Unidos de "AAA" a "AA+" por primera vez en su historia y tras 70 años de ostentarla.
"El tema son los pánicos afuera; no es por lo local", dijo una fuente del circuito bancario al diario El País, quien agregó que los fundamentos de la economía uruguaya siguen siendo los mismos que avalan una apreciación del peso.
El aumento en la cotización del dólar está alineado con la fluctuación del dólar en Brasil hoy, que pasó de 1,576 a 1,605 reales, variación de 1,8%.
Los bancos estatales no intervinieron en el mercado cambiario hoy y la suba fue propiciada exclusivamente por los agentes privados, que llevan comercializados unos US$ 17 millones esta jornada a través de la Bolsa Electrónica de Valores.

Ante la crisis, Mujica ha dicho que recortará gastos con criterio de “ama de casa”. 

  •  

La situación económica internacional, particularmente en Estados Unidos y en la Zona Euro, tiene en vilo a los gobiernos del mundo entero. El presidente José Mujica manifestó que el panorama en el mundo desarrollado "es bastante decepcionante" y que la recuperación en esas latitudes será "muy lenta y llena de incertidumbre"
Si bien el Ejecutivo uruguayo ha salido a dar reiteradas señales de que el país está blindado económicamente, Mujica puntualizó que, ante una situación de incertidumbre, se recortarán aquellos gastos que sean menos necesarios, "como por ejemplo la publicidad oficial", afirmó.
El mandatario dijo al diario La República que tendrá el mismo criterio que una "ama de casa" para decidir qué gastos quedarán de lado.
Reiteró que Uruguay se encuentra "cubierto en las necesidades financieras del Estado por lo menos hasta 2013", pero advirtió que "nunca hay que descartar que, ante la incertidumbre, haya que acotar los gastos". Ayer, en diálogo con El Espectador, descartó que Uruguay pueda vivir una nueva crisis como en el 2002.
"En ese caso es obvio que aquellos que parezcan no tan imprescindibles serán los primeros en ser recortados. No hay otra forma de razonar que con el criterio de una buena ama de casa a pesar de las complejidades de estos asuntos", agregó.
Si se llegara a esto, Mujica dijo que "una de las primeras cosas serían aquellos gastos como la propaganda y otros con destinos que no parecen fundamentales. Pero nada de eso está estudiado hoy", aclaró.
Mujica opinó también de la realidad norteamericana para el presidente es "dolorosa" la disputa entre republicanos y demócratas.
Interpretó este enfrentamiento como "una maniobra a la distancia que tiene que ver con socavarle la perspectiva electoral al presidente, Barack Obama, sin reparar para nada en las consecuencias que esa actitud tiene en el mundo entero”.
Dijo que la economía "estará globalizada, pero los dirigentes están a leguas de estar globalizados".

  •  

  •  

"Lo que está claro es que no vamos a vivir un 2002, que quede claro", afirmó ayer el Presidente José Mujica consultado por la situación financiera del país en medio de la crisis financiera global.
En diálogo con radio El Espectador el primer mandatario afirmó ayer tener confianza en las prevenciones que el gobierno ha tomado y "en el estado de la economía uruguaya".
"Es posible que haya un enlentecimiento del intercambio internacional, todo muestra que la demanda asiática de los productos básicos que vendemos tiende a sostenerse de acuerdo a la evolución de los precios. Eso es relativamente tranquilizador. Lo que está claro es que no vamos a vivir un 2002, que quede claro", sentenció ayer el primer mandatario.
"Creo que la economía tiene un poder de resistencia importante. Esto no significa que no tengamos un enlentecimiento del crecimiento de la economía, pero descarto cualquier debacle", insistió Mujica.
El primer mandatario aseveró que ve bien la economía del país porque tiene financiadas sus obligaciones "para adelante" al tiempo que confirmó que tiene una "serena confianza".
"Uruguay tiene tres años para adelante financiado en base a sus obligaciones, más que tiempo prudencial. Se nos puede criticar, pero en estas cosas nadie sabe. Tengo confianza, aunque sé que es grave el horizonte internacional", dijo.
El ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo dijo la semana pasada que "quizás" el gobierno esté "sobreprotegiendo" a la economía uruguaya en materia financiera por si la "incertidumbre" internacional deriva en un freno al acceso al crédito en los mercados.
En un seminario organizado por la revista Somos Uruguay, Lorenzo señaló que esa es la manera de que las políticas fiscal y monetaria "pueden ejecutarse sin dificultades" y así "dotar de menores incertidumbres" a las mismas.
Según el ministro de Economía y Finanzas, "no hay otra forma" de hacerlo que "endeudándose", incrementando la deuda a futuro para "tener liquidez hoy".
Es por ello que la estrategia es tener "altos niveles de liquidez", el gobierno tiene una "caja" de poco más de US$ 2.000 millones y "líneas de crédito contingente", ante "dificultades de acceso a financiamiento, que no digo que vayan a ocurrir" pero "las crisis fiscales" que vivió Uruguay y terminaron en ajustes de esa política mediante recortes de gastos y subas de impuestos "fueron motivadas por posiciones fiscales no sustentables y dificultades de acceso a financiamiento".

Estados Unidos no emboca una sola. Para colmo de males a la crisis económica se le suma la derrota en la guerra de Afganistán. Esta semana en dos días seguidos el talibán le tumbó a las fuerzas especiales dos helicópteros matando a casi ochenta soldados norteamericanos.

Wall Street ha recibido con un desplome la decisión de la agencia de calificación Standard & Poor's de quitar por primera vez en la historia la 'triple A', el sobresaliente, a la deuda soberana de Estados Unidos.
Los índices Dow Jones (-4,4%), Nasdaq (-5,7% y S&P 500 (-5,6%) sufrían un duro castigo que arrastró a los parqués europeos a las pérdidas al cierre: el Ibex español se dejó un 2,4%, igual que el Mibtel de Milán (-2,43%) aunque menos que el Ftse británico (-3,39%) y el Dax alemán (-5%), protagonista este último del desplome europeo.
Las fuertes caídas del cierre contrastan con el optimismo con el que abrieron los parqués europeos tras el apoyo del Banco Central Europeo (BCE) a Italia y España, países de los que ha comprado deuda en los mercados secundarios para reducir sus costes.
Algunos de los valores más castigados por los mercados eran los bancarios. Bank of America, al que AIG le ha demandado para reclamar 10.000 millones de dólares por la venta de “hipotecas basura”, perdía más de un 18% de su valor. Por su parte, Goldman Sachs (-8,3%), Morgan Stanley (-13,4%) y Citigroup (-16,6%) sufrían otros severos castigos.
Standard & Poor's aseguró este lunes que hay un 33% deprobabilidades de que aplique una nueva rebaja a la calificación de deuda de Estados Unidos entre los próximos seis y 24 meses.
"Si hubiera un mayor consenso entre los partidos políticos de EEUU sobre la política fiscal o sobre un paquete de estabilización fiscal, esto haría que el país recuperase la triple A, pero no vemos ese escenario como posible en el horizonte inmediato", señaló este lunes el director general de S&P, John Chambers, durante una conferencia.
Chambers ofreció esa conferencia junto al jefe global de la agencia de calificación, David Beers, para argumentar su rebaja de la máxima nota de la primera potencia mundial, una decisión que ha sido duramente criticada desde el gobierno de Estados Unidos y ha polarizado aún más a los dos principales partidos de este país.
Precisamente la tensión política que llevó a que el Congreso de Estados Unidos no consiguiera aprobar un aumento del endeudamiento público hasta el mismo día en el que el Departamento de Trabajo había anunciado que no podría afrontar sus obligaciones, el lunes pasado, es uno de los principales motivos por los que esta agencia decidió degradar la máxima nota del país.
"Nuestros análisis para llevar a cabo acciones en la calificación de la deuda soberana de un país tienen en cuenta tanto riesgos políticos como económicos, fiscales y externos", detalló Chambers.
Por su parte, Morgan Stanley advirtió el lunes de que los temores por la deuda soberana en Estados Unidos y Europa podrían tener un "impacto material adverso" para el banco y sobre los mercados financieros en general, que no será aparente inmediatamente.
Morgan Stanley anotó que la rebaja podría afectar a los mercadosfinancieros y a la economía de Estados Unidos. Como resultado, el negocio del banco, su condición financiera y su liquidez podrían sufrir.
Moody's ha repetido este lunes la advertencia de que recortará la calificación de Estados Unidos antes del 2013 si la perspectiva fiscal o económica del país se deteriora significativamente.
Sin embargo, dijo que hay posibilidades de que se produzca un nuevo acuerdo sobre la deuda en Washington para recortar el déficit presupuestario antes de esa fecha.
Con los mercados estadounidenses todavía por abrir tras conocerse el viernes que su rival Standard & Poor,s retiró la calificación AAA al país,  Moody's dijo en un comunicado que su decisión de mantener la nota de Estados Unidos el pasado 2 de agosto estaba condicionada a que se encuentren nuevos recortes.
La agencia dijo que Washington tenía un duro trabajo por delante y que se necesitaban medidas adicionales de reducción de déficit para conservar la máxima calificación crediticia de Aaa, aunque señaló que no era imposible que se alcance un nuevo acuerdo sobre la deuda antes del 2013.
Moody's ha manifestado que seguirá los pasos de su rival antes de 2013 si la disciplina fiscal se debilita en los próximos meses o si la economía se deteriora de manera notable.
Los interrogantes respecto a si los legisladores serán capaces de acordar nuevos ahorros presupuestarios el año que viene se encuentran en el centro del desacuerdo entre las dos agencias de calificación.
Mientras que S&P recortó la nota de Estados Unidos a AA+ después de que el acuerdo de del 2 de agosto no colmó sus expectativas, Moody's concedió más tiempo al Gobierno para resolver sus problemas de deuda.

El Gobierno afgano atribuye a los talibán el derribo del helicóptero de la OTAN.

El helicóptero estadounidense accidentado el pasado sábado en Afganistán, en el que murieron 31 militares de dicha nacionalidad y otras siete personas afganas, fue abatido por los talibán que tendieron una trampa a las fuerzas especiales norteamericanas dándoles informaciones falsas, según ha afirmado este lunes una fuente del Gobierno afgano.
Más de 20 de los 38 soldados estadounidenses muertos eran miembros de los SEAL, la mejor fuerza de las Operaciones Especiales de EEUU, que estuvo al mando de la operación que acabó con Osama Bin Laden.  
Sin duda, este ha sido el incidente más mortífero para los estadounidenses desde el comienzo del conflicto en Afganistán, hace ya casi 10 años.
Por otra parte, otro helicóptero de la OTAN ha realizado este lunes un aterrizaje forzoso sin producirse bajas en el este de Afganistán.
El aparato es un Chinook de doble hélice, el mismo modelo que el abatido por los talibán.
Un portavoz de la OTAN, Pietro d'Angelo ha declarado este lunes que algunos soldados han resultado heridos de levedad, pero que aún se están recabando datos sobre las circunstancias del aterrizaje.
"Estamos investigando y no tenemos los datos exactos, pero sabemos que no había actividad insurgente en la zona", afirmó d'Angelo.
Los talibán, mediante declaraciones de uno de sus portavoces a la agencia afgana 'AIP', afirmaron haber derribado el helicóptero de este lunes y dijeron haber acabado con la vida de sus 33 ocupantes.
El presidente afgano, Hamid Karzai, anunció este sábado que 31 soldados de EEUU y siete afganos han fallecido al estrellarse su helicóptero en el centro del país asiático. Según fuentes locales, los militares estaban realizando una operación contra los talibán.
Según ha podido saber Associated Press más de 20 de los 31 soldados estadounidenses muertos eran miembros de los SEAL la mejor fuerza de las Operaciones Especiales de EEUU, que estuvo al mando de la operación que acabó con Osama Bin Laden.
El presidente de EEUU, Barack Obama, ha lamentado el suceso. "Su muerte es un recordatorio de los sacrificios extraordinarios que hacen nuestros hombres y mujeres en el Ejército y sus familias, incluyendo aquellos que prestan servicio en Afganistán", dijo en un comunicado emitido por la Casa Blanca.
"Buscaremos inspiración en sus vidas, y continuaremos la labor de resguardar a nuestro país y defender los valores que los soldados encarnaron", aseguró Obama. Asimismo, el mandatario estadounidense lamentó la muerte de los siete afganos que combatieron junto a las tropas estadounidenses "en la búsqueda de un futuro más pacífico y esperanzador para su país".
"En esta difícil hora, todos los estadounidenses se unen para apoyar a nuestros hombres y mujeres soldados que prestan servicio para que podamos vivir en libertad y seguridad", puntualizó.
Por su parte, el secretario de Defensa de EEUU, Leon Panett elogió el "valor ejemplar" y la determinación de los soldados estadounidenses y afganos de fortalecer la seguridad mundial. "Mantendremos la marcha para completar esa misión, para la cual ellos y todos los que han prestado servicio y perdido la vida en Afganistán han hecho el mayor sacrificio", dijo Panetta.
Es el suceso más sangriento para las tropas estadounidenses desde el inicio del conflicto, en el año 2001. "El aparato se estrelló por la noche [del viernes al sábado] en la provincia de Maidan Wardak", anunció en un comunicado el jefe de Estado. Las autoridades no han desvelado todavía las causas del accidente, aunque se baraja que pudiera ser atacado por un misil.
La OTAN ha confirmado simplemente "un incidente con un helicóptero", sin más detalles. "La ISAF sigue investigando las circunstancias del incidente. Se ha informado de actividad enemiga en la zona cuando se estrelló, añadió la Alianza Atlántica”.
Un portavoz talibán, Zabiulá Muyahid, declaró a la agencia afgana AIP que el aparato fue derribado por sus milicias con un proyectil. Una versión que confirmaron las autoridades de la mencionada provincia afgana. El helicóptero, un 'Chinook' de doble hélice, se estrelló en el distrito de Saydabad en el marco de una operación contra los talibán en la que murieron ocho insurgentes, señalaron las mismas fuentes.
En Afganistán hay desplegados unos 133.000 soldados extranjeros, que ya han iniciado un proceso de retirada. En el último año han sido varios los helicópteros accidentados en el este del país asiático y los insurgentes suelen atribuirse esas acciones, aunque es imposible verificarlas de manera independiente.

Saqueos y ataques a la policía en el tercer día de violencia en Londres

Mientras las autoridades se reúnen en Londres para solucionar el brote de violencia que ha elevado la temperatura de la ciudad, las calles comienzan a caldearse por tercera jornada consecutiva.
Varios jóvenes han arrojado objetos contundentes contra las fuerzas policiales en el este de la capital británica en la tarde de este lunes. Los manifestantes usaron botes de basura y carros de supermercado para agredir a los antidisturbios que intentan controlar la situación en previsión de una nueva noche de violencia, esta vez en torno a la estación central del conflictivo barrio de Hackney.
Además, hay constancia de que los asaltantes han saqueado varias tiendas de la zona para robar y acaparar material para hacer frente a las fuerzas del orden. Según informa la cadena BBC los disturbios se originaron después de que la policía efectuara registros en la calle cuando un grupo de encapuchados cargó contra ellos.
Esta es la primera vez que los disturbios llegan a Hackney después de haberse propagado a varios barrios de Londres desde que en la madrugada del domingo se desatase en Tottenham norte de Londres una grave ola de violencia que ha causado daños superiores a los 115 millones de euros. Hasta ahora, unas 215 personas han sido detenidas por desórdenes públicos y saqueos, que la policía achaca a "delincuentes".
Entretanto, la titular de Interior de Reino Unido, Theresa May, ha interrumpido sus vacaciones para afrontar la situación. Esta tarde ha tenido lugar una reunión con las autoridades policiales para estudiar la manera de cortar la violencia. El alcalde la ciudad, Boris Johnson, también regresará este martes renunciando a su descanso estival.
En la rueda de prensa posterior, May achacó hoy a "delincuentes" la ola de violencia: "Es pura delincuencia", dijo la ministra, que se mostró muy firme al señalar que los responsables de los disturbios serán llevados ante la Justicia y castigados con toda la fuerza de la ley, además de prometer "más arrestos".
Los barrios Lewisham y Peckham, en el sureste de Londres, también han sufrido actos vandálicos a última hora de la tarde de este lunes. En la zona de Lewisham, grupos de jóvenes prendieron fuego a dos coches y a contenedores, mientras las calles adyacentes han sido cortadas por la policía.
En el colindante barrio de Peckham, también en el sureste de Londres, un autobús ha sido quemado por alborotadores, según una portavoz del servicio de transportes de Londres.
La génesis del conflicto se produjo el pasado sábado, cuando más de 100 personas se congregaron para protestar ante la comisaría del área de Tottenham. El motivo era la muerte de un hombre de 29 años por disparos de la policía en un incidente acaecido el jueves anterior.
Londres vivió una segunda noche de violencia. Los disturbios que el sábado por la noche tuvieron lugar en el barrio de Tottenham se han diseminado hoy lunes, aunque con menor intensidad, por el norte y surde la ciudad, donde cientos de personas se han dado cita en sus calles y varias tiendas y locales han sido saqueados.
La policía ha tenido que actuar en Enfield, Walthamstow y Waltham Forest, en el norte de la capital británica y en Brixton, al sur, todos barrios periféricos. Según ha informado Scotland Yard, hay más de 100 detenidos por los actos que se han expandido a varios suburbios de la capital.
Además, hay 35 agentes heridos, tres de ellos fueron arrollados por un vehículo mientras intentaban realizar una detención. Han sido trasladados al hospital.
Tras una mañana con algunos problemas, las revueltas volvieron a última hora de la tarde de ayer en el barrio de Enfield, al norte, cuando un grupo de jóvenes destrozaron un coche policial y rompieron los escaparates de dos tiendas.
El diputado conservador de ese distrito, Nick de Bois, dijo en su cuenta de Twitter que había "muchísima gente" en Enfield, aunque para referirse a la situación habló de "alboroto grave", pero no dedisturbios.
Un empleado de la BBC indicó a esa cadena pública que entre 100 y 120 jóvenes encapuchados deambulaban por la estación de Enfield, aunque la situación parecía estar controlada.
Horas más tarde, la tensión se trasladó al barrio de Brixton, donde la Brigada de bomberos de Londres ha confirmado el envío de seis de sus unidades para tratar de extinguir un fuego que se ha iniciado en una de las tiendas 'Foot Locker', según recoge Sky News.
Otros 'pequeños' grupos, de acuerdo con la descripción de fuentes policiales, han atacado diversas tiendas y locales de la zona, entre los que se encuentra algún establecimiento de 'Body Shop' y de 'Halfords'.
Las autoridades también han tenido conocimiento de otros hechos violentos en las zonas de Turnpike, Walthamstow, Chingford y Leyton, donde varios establecimientos también han sido objeto de la violencia de un grupo de jóvenes organizados.
La policía centró parte de sus detenciones entre los individuos que habían saqueado tiendas en las áreas de Chingford Mount y Waltham Forest.
"Estamos ante una situación difícil, con pequeños focos de violencia, saqueos y desorden que han ido surgiendo en diferentes barrios", ha asegurado la comandante Christine Jones.
"Hemos desplegado unidades por todo Londres", explica Jones a Sky News, para tratar de frenar los brotes violentos que surgen en diversos extremos de la capital.

Violencia en Tottenham.

Estos nuevos altercados se producen después de que otro barrio del norte de la capital, Tottenham, viviera el sábado por la noche una escalada de violencia desproporcionada entre grupos de vándalos y agentes de la policía que se ha saldado, hasta la fecha, con 61 personas detenidas, que están siendo interrogadas por la policía, y 26 agentes heridos, además de otras tres personas con daños físicos.
Durante esos disturbios, decenas de jóvenes causaron cuantiosos daños materiales, entre ellos edificios y vehículos quemados como dos patrullas de la policía y una furgoneta policial, así como un autobús de dos pisos, y saquearon los comercios del barrio, de los que robaron objetos de valor, como aparatos electrónicos o ropa metidos en carritos de supermercado y maletas.
Además, en esa oleada violenta los autores de los destrozos prendieron fuego a un supermercado del barrio y a una tienda de alfombras, además de sembrar el pánico y la desconfianza de los vecinos.
El incidente se desató después de que una pequeña manifestación de unas 120 personas se congregara anoche cerca de la comisaría de esa área para protestar por la muerte de un joven de 29 años por disparos de la policía en un incidente ocurrido el pasado jueves.
El hombre fallecido, Mark Duggan, que tenía cuatro hijos, se encontraba en un taxi cuando recibió los disparos de los agentes en un suceso en el que otro policía resultó herido y que actualmente investiga una comisión independiente.
Ese suceso ha sido firmemente condenado por el Gobierno británico, donde un portavoz del primer ministro, David Cameron, lo tildó de "completamente inaceptable", mientras que el alcalde de Londres, el conservador Boris Johnson, se mostró "consternado" por lo ocurrido y dijo que los disturbios "no evitarán que Londres despliegue los mejores Juegos Olímpicos" el próximo verano
Lo que comenzó el sábado por la tarde como una reducida manifestación pacífica, en protesta por la muerte de un joven de 29 años de la zona por disparos de la policía, desembocó en unos violentos altercados y en una batalla campal.
Bajo el ensordecedor ruido de los helicópteros, los vecinos se agrupaban en corrillos, observando todo con curiosidad e incluso haciendo fotos, y discutiendo sobre lo sucedido.
Aunque condenan la violencia contra sus comercios y sus casas, no se ponen de acuerdo sobre las causas de lo sucedido:unos culpan a la policía y otros insisten en que no hay justificación para lo que ha pasado.
"Esto es solo el principio, no va a parar aquí" comentó una vecina que asegura que la policía tiene miedo y que esta situación "solo se puede solucionar si sale el Ejército a la calle".
Los disturbios de esta madrugada no son una novedad en este vecindario del norte de Londres con alta tasa de desocupación pero no se habían repetido con esta magnitud desde 1985, cuando otra manifestación pacífica acabó con violentos enfrentamientos con la policía y la muerte de un agente.
En aquel momento la violencia se desató también por la muerte de una joven durante una redada policial y puso de manifiesto un secreto a voces: las tensiones entre la numerosa comunidad negra de la zona y las fuerzas de seguridad, algo que décadas después se consideraba ya un problema erradicado.
La diversidad racial de Tottenham es evidente. Residentes subsaharianos, afrocaribeños, polacos, judíos ortodoxos, turcos e ingleses blancos se mezclan por unas destartaladas calles repletas de pequeños comercios, restaurantes de diferentes nacionalidades, polígonos industriales y talleres de reparación de coches.
Mientras observaba con indignación los restos de las viviendas afectadas, una vecina que empujaba un carrito con un niño calificaba de "repugnante" lo sucedido.
"Han quemado nuestras tiendas, nuestras casas, somos pobres, muchos se van a quedar en la calle", se lamentó, para agregar que los que provocaron la violencia eran vecinos de otros barrios limítrofes, algo que todavía no ha esclarecido la policía.
Los residentes de Tottenham, una de las zonas de Londres con mayor tasa de desempleo, aprovechan para quejarse del abandono que presentan algunos bloques de viviendas de protección oficial y la falta de actividades para los más jóvenes.
"Quizá influya el ambiente de crisis económica" comentó uno de ellos, que reconoció estar "realmente impactado" con lo sucedido.
James, de 29 años, tiene otra versión de los hechos. "Es inaceptable, pero la policía tuvo la culpa de que la violencia se incrementara".
Esa versión es compartida por Ralf, de origen caribeño y vecino del barrio desde hace 35 años y que asegura que el problema se arrastra desde los años 60. "Yo trabajaba como conductor de un taxi hasta hace muy poco, era raro el día que la policía no me paraba para registrarme sin ninguna razón, ahora siguen provocando a los jóvenes", denunció mientras se alejaba murmurando que "todo volverá a suceder otra vez".

Los disturbios se extienden a la periferia de Londres.

Londres ha vivido una segunda noche de violencias y saqueos, pero con un carácter muy distinto a lo que ocurrió el sábado en Tottenham. Si aquellos incidentes fueron el estadillo de indignación de todo un barrio tras la muerte de un joven local días antes a manos de la policía, Scotland Yard calificó los incidentes de anoche de "imitación" y de "actos de vandalismo". Bandas de jóvenes asaltaron tiendas de electrodomésticos, de teléfonos móviles y de ropa deportiva en Enfield, al norte; en Walthamstow, al Este; y en Brixton, en el sur de la capital. También se registraron incidentes e Islington, al norte, y en Oxford Circus, en el corazón comercial del centro de la ciudad, donde medio centenar de jóvenes intentaron cometer actos de vandalismo.

Aunque es pronto para sacar conclusiones demasiado tajantes, lo incidentes de anoche parecen sobre todo producto de una táctica organizada de grupos de activistas más que de jóvenes locales indignados por la situación social en su barrio.

Aunque los incidentes no alcanzaron en ningún momento la intensidad y violencia que se vivió el sábado en Tottenham, la policía ha practicado un centenar de detenciones, frente a las 48 de la noche del sábado en Tottenham, aunque esta mañana Scotland Yard ha elevado a sesenta los arrestos en ese barrio entre el sábado y el domingo. Esas cifras parecen un indicio de que la Policía Metropolitana intenta atajar la protesta con gran número de detenciones para limitar los efectos del contagio. Scotland Yard ha contabilizado nueve agentes heridos esta noche, frente a los 26 que hubo durante los disturbios de la víspera en Tottenham.

Los primeros incidentes de esta noche empezaron a última hora de la tarde del domingo en Edmonton, donde los antidisturbios se emplearon con gran contundencia. Pero los corresponsales radiofónicos de la BBC han mostrado su sorpresa por el escaso número de agentes desplegados a lo largo de la noche en Brixton mientras grupos de jóvenes asaltaban varios comercios. No está claro si es una táctica policial o un problema de abastecimiento en plenas vacaciones. Policías de varias zonas del país han tenido que desplazarse a Londres para apoyar a sus colegas de la capital.

No sólo la policía está de vacaciones. También la clase política. A lo largo del fin de semana no se ha visto ni al primer ministro, Cameron, David ni a su adjunto, Nick Clegg. Tampoco se le ha visto el pelo a la ministra del Interior, Theresa May, que se ha limitado a ir emitiendo comunicados de una superficialidad pasmosa, llenos de frases de condena y muy parcos en información.

"Anoche, los oficiales de policía han vuelto a arriesgarse para proteger a los londinenses y a sus propiedades", arranca el comunicado hecho público por May esta mañana. "Los responsables de esta violencia y pillajes tendrán que afrontar las consecuencias de sus actos.
Muchos han sido detenidos y se harán nuevos arrestos", continúa. "Los londinenses han dejado claro que no hay excusas para la violencia y hago un llamamiento a los miembros de las comunidades locales para trabajar de forma constructiva con la policía y ayudar a llevar a estos criminales ante la justicia", concluye la responsable del Home Office.

Compartir este post

Comentar este post