Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - MOMENTOS IMBORRABLES

19 Diciembre 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

 SFGDFGDFG.JPG

 

 

 

Hay pequeñas cosas grabadas en la memoria, que aparecen de inmediato cuando se evocan los recuerdos de la Segunda Marcha Olimareña en Defensa de la Tierra del pasado sábado 1 de diciembre.

Por ejemplo, a las cinco de la tarde, la sorpresa de ver en plena Ruta 8 rumbo al punto de concentración en Villa Sara, bajo un terrible sol, a José Romero pedaleando con una bandera de Artígas atada al manubrio de su bicicleta, manejando con una mano, porque va apretando bajo el otro brazo un manojo de cañas de tacuara, que le habían pedido los compañeros del Callejón de la Universidad, para sujetar su cartelería.

Está grabada la alegría del rostro de Teresa, que no puede acompañarnos, pero nos está esperando frente a su casa. Se para en el cantero del bulevar hasta que pasa el último auto de la caravana. A todos les muestra su bandera uruguaya, esa que tiene apretada con los puños en medio de sus dos brazos extendidos. Igual que la dueña de un almacén, que dejó el mostrador y salió a la vereda para saludarnos. La acompaña uno de sus hijos. La bandera que muestran la sostienen entre ambos. ¡Qué lindo es ver a madre e hijo juntos saludando la marcha!

Como es lindo oír de nuevo una voz de trueno, enseguida que el "Tigre Ortíz" nos invitó a todos a cantar el himno. Empezaron a sonar las notas de introducción, y dijo Jhon Píriz: "Cantamos los que estamos aquí por principios y por militancia… los políticos arribistas, no…". A pocos pasos, el Senador Jorge Saravia se hace el desentendido, como si el comentario no hubiera sido por él.

Como olvidar la cara de solemnidad con que la señora de Uría canta el himno nacional a toda voz. Siente cada frase, la hace suya al entonarlas, su registro de soprano resalta poniéndole un énfasis especial a "tiranos temblad" y "sabremos cumplir". Cómo no recordar el gesto del joven que me dice cuando estamos a punto de empezar el acto: "Terán, ¿no tiene una bandera que me preste?, y ver lo contento que quedó cuando le presté la mía. "Cuidamelá", le dije, y así fue. Para poder aplaudir, se abraza de la caña que la sostiene y queda medio envuelto entre el celeste y el blanco asomando la cabeza sin dejar de batir las manos.

Como no volver a ver al "Chumbo", luciendo su camiseta celeste que dice Partido Ecologista Radical Intransigente. El cordón que sostiene sus lentes le cuelga por los costados de la cara y se le pega a las mejillas cuando grita sus consignas. Una vieja guitarra lo acompaña metida en su estuche que lleva a la espalda.

Una señora se acerca después del acto y me dice: "mire que lo escucho todas las mañanas…soy de Zapicán y estoy al firme contra Aratirí…" Hasta recuerdo mi propia voz amplificada por el micrófono cuando leo el mensaje que llegó de parte del CONACHA, con las palabras "basquadé inchalá", que traduzco con emoción porque me estremece decir en lenguaje charrúa "Levántate hermano".

 

Pasamos calor y nos cansamos, pero de eso apenas me acuerdo.

  

Aníbal Terán Castromán   

 

 

 

Son pequeños recuerdos, pero se agigantan, cuando uno piensa en la dignidad de esta lucha en la que todos somos guerreros y no hay caciques. O si acaso los hay, nos mandan desde la historia, donde se ganaron un lugar a fuerza de sacrificios, porque nunca fue cómoda ni fácil la resistencia al saqueo y la expoliación. 

   

Compartir este post

Comentar este post