Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay - MUJICA: “AMOR CON AMOR SE PAGA”

19 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

José Mujica, Raúl Sendic, ministros y Paco Casal junto al franquista  Florentino Pérez Presidente del Real Madrid  en el estadio Santiago Bernabeu.

 

traidores.png

 


 

Los militares han dicho que el Presidente de la República, José Mujica es de origen maoísta. El mismo Mujica ha desmentido esa afirmación y se ha declarado a sí mismo anarquista libertario. El pasado reciente lo señala como un tupamaro proveniente del partido nacional, es decir nacionalista.  

 

En 1960 José Mujica tenía 26 años y era un destacado militante del Partido Nacional desde hacía varios años. Su madre tenía un comité blanco en su casa y Pepe se había incorporado al sector nacionalista de Enrique Erro

El joven Mujica llegó a ser Secretario General de la Juventud Herrerista y trabajó activamente por el triunfo del Partido Nacional, de Herrera y de Nardone en el 58. Fue su primera campaña electoral triunfante. Luego fue secretario de Erro cuando lo nombraron Ministro de Industria del primer gobierno blanco. Aquella fue su primera experiencia de gobierno.

 

En realidad Mujica es un oportunista, o un pragmático político en términos más modernos. Ahora Mujica suele fundamentar su posición actual, negando la posibilidad de que en el marco capitalista subdesarrollado, exista  la viabilidad revolucionaria para la toma del poder político por parte de la clase obrera.

Nosotros comprendemos y conocemos bien las razones por las que estos líderes y sus organizaciones -MLN Tupamaros, Partido Comunista del Uruguay, Partido Socialista, etc.- descartan en la actualidad la posibilidad de acceder a través de la revolución social al poder.

 

Y también comprendemos por qué los frenteamplistas, en general desinformados e ignorantes de los verdaderos hechos políticos transcurridos durante el proceso uruguayo, sigan creyendo en estas organizaciones históricas cuyos militantes generosamente derrocharon tanta entrega y heroísmo en defensa de la vía revolucionaria para alcanzar el poder político, hoy hayan descartado de plano ese camino.

Para los dirigentes frenteamplistas el haber recuperado la democracia burguesa es el máximo posible y entonces a partir del desarrollo de la misma, los planteos progresistas van a llevar más temprano que tarde inevitablemente a la transformación de la sociedad en “profundización de la democracia”, y a la postre en un camino directo hacia la liberación nacional, y la construcción de la sociedad socialista.  

 

El progresismo frenteamplista se olvida de las enseñanzas históricas, no solamente las propias, donde la burguesía, las Fuerzas Armadas y hasta el propio Parlamento, cuando vieron peligrar su situación y su hegemonía prestaron sus votos, sus diarios, sus radios y canales de televisión para apoyar el golpe militar de más de una década de duración. Los mismos que después de trece años bajo la tutela imperialista de los yanquis volvieron a situarse en el campo democrático burgués, y por tanto en el poder, con el Frente Amplio ya derrotado y transformado en progresista. No tienen en cuenta la experiencia chilena, o la de Nicaragua, o la actual de Honduras.  

 

Estas son posiciones netamente idealistas acerca del carácter del estado burgués, dejan de lado las enseñanzas leninistas, que explican claramente al Estado como representante del ejercicio de la violencia de una clase determinada sobre otra. Para Mujica y sus compinches, el estado capitalista ha dejado de ser el instrumento de la burguesía con el cual mantener su dominación. Ahora se le ve tan solo como la forma de garantir los derechos de todos los ciudadanos.

 

Vaya olvido histórico y amnesia sobre el presente, idealismo perfecto de quienes piensan que lo acertado de su pensamiento poco a poco va a llevar inexorablemente a la toma del poder, de elección en elección y sin ningún tipo de violencia. Mujica pasó entonces por la prueba de las urnas tal como lo señalara en su oportunidad su camarada tupamaro Julio Marenales: Nosotros elegimos a Mujica porque el Pepe había sido secretario de un ministro del Partido Nacional, Enrique Erro. Eso le dio una experiencia política en los ámbitos de la política tradicional. Entonces nos pareció que era el hombre más adecuado. Creo que no nos equivocamos.”

(Julio Marenales en página 270 de “Una historia de los tupamaros” de Alain Labrousse. Fin de Siglo, 2009). 

 

Solamente la “profundización de la democracia” burguesa nos llevará a la victoria, entonces los demás caminos se abren por si solos, dicen. Se refieren al electoralismo de abrazarse con las culebras, por ejemplo el actual líder de la columna blanca, Jorge Saravia.

Sus organizaciones han quedado sin militantes, simplemente cargos de confianza, rentados o aspirantes cargos públicos. A cada rato un nuevo pacto social esa es la práctica permanente, y así hasta la propia organización sindical, donde la habilidad de quienes negocian se expresa en tratar de arrancar a los patrones o de la otra parte todo lo más que se pueda o esté dispuesta a dar. 

Dialogar, coordinar, tender puentes, consejos salariales,  y así por el estilo, es hacer todo lo que esté al alcance para seguir convalidando el sistema capitalista, cada vez más seguro y convencido que con esta izquierda progresista de mierda jamás va a peligrar su hegemonía.

 

Figúrense entonces si los dirigentes piensan y actúan así: ¿Cuál será el nivel medio de las grandes masas frenteamplistas?  

La decadencia ideológica y política ha sido trasladada a la estructura sindical, los líderes políticos comunistas, socialistas y tupamaros han sido influenciados y hoy son cautivos de sus posiciones. Ninguna lucha sindical y en ninguna época se puede sostener sin contar con el apoyo y respaldo de una fuerza política de izquierda consecuente.

 

Los sindicatos en el PIT-CNT, son expresión del progresismo en el poder y de manera desvergonzada llevan a la clase obrera al servilismo, sumisión y resignación, de las políticas neoliberales del Frente Amplio y de Mujica. 

Hoy a los trabajadores se les mete miedo, con argumentos tales como que si se exige demasiado a los patrones se “puede matar a la gallina de los huevos de oro”. En caso de parar o de ir a la huelga, “se pueden espantar a los inversores extranjeros”. Es decir que si se llevara a los trabajadores a las ocupaciones, huelgas, paros, manifestaciones, se les podría mandar a la ruina y se pondría en riesgo los logros alcanzados hasta el momento gracias a la generosidad de los progresistas, “recuperación salarial”, “servicio de salud único”, “convenios salariales” etc. Con esto tratan de meter miedo a los trabajadores sobre las ideas que proponemos, que según ellos solamente son incertidumbres de futuro.

 

Mujica, Astori y su banda, con el apoyo de los grandes medios de comunicación y toda esa gama de politólogos, encuestadores, y especialistas de toda clase, aseguran a diario que “se recupera el salario de los trabajadores”, “cae la desocupación”, “se afirma la economía”, “se derrota la inflación”, “se supera la inestabilidad”, “nos alejamos de la crisis capitalista”, etc. Y la gente común el pueblo, los sindicatos carece de otro análisis que no sea el oficial. Porque no se tiene la menor idea sobre el proceso económico uruguayo actual, de qué manera se produce y se roba la plusvalía generada por los trabajadores uruguayos, cuales son las formas de circulación de capital.

Y el trabajador no comprende cuando los comercios del centro le ofrecen una inmensa gama de productos de consumo del primer mundo a los cuales puede acceder en función del salario como garantía de un crédito que se le ofrece a través de los bancos y entra en una calesita de compromisos económicos, a la larga convertidos en un cáncer imparable de sustracción de su mísero salario.

Si se trata de su vivienda, veinte o treinta años de cuota y el cobro de intereses de buena parte de su salario cada mes, terminando de pagar dos o tres veces el valor real del inmueble. A lo cual se le debe agregar, los innumerables electrodomésticos, el celular, la vestimenta, las vacaciones y festividades de fin de año, para lo cual el trabajador hipotecará permanentemente la otra parte del salario que le queda. Buena parte del dinero cobrado no será tocado por parte de los trabajadores directamente marchará mes a mes a la tarjeta de crédito.

La fracción menor le quedará para comer, él y su familia.

 

De manera que podemos decir que el capitalismo mediante este mecanismo de las tarjetas de crédito y venta compulsiva de productos para el día del amigo, el día de la madre, el día del niño, navidad, fin de años, reyes, el día del centro, etc., etc. ha establecido mecanismos de aceptación social para recuperar prácticamente con plazos de un día para otro y recuperar así los salarios abonados a los trabajadores.

 

Es cierto que antes a los peludos del norte se les pagaba con bonos para comprar en la cantina de los patrones. ¿Pero qué diferencia tienen los trabajadores de hoy? Las empresas recuperan inmediatamente mediante este sistema las rentas salariales pagadas a sus trabajadores.

Sistema por el cual los empresarios acumulan grandes cantidades de capital financiero que les permite nuevas financiaciones e imponen a otros trabajadores con empleo nuevas pautas de explotación de la cual solo se podrá salir mediante la consciencia y el compromiso revolucionario.

 

Por eso la llamada oposición burguesa esta satisfecha con Mujica y sobre manera con Astori, pues la oligarquía se ha adecuado a esta coyuntura para favorecer sus intereses de clase.

El planteo estratégico del Partido Comunista Uruguayo, surgido en épocas de Arismendi en tiempos de la existencia del sistema socialista mundial, estaba en esa época unido al proletariado mundial, y a las luchas de la clase obrera. Por eso el PCU sostenía que su estrategia era “profundizar la democracia” y ello significaba aumentar el estado de bienestar de la clase obrera, mediante reivindicaciones sociales y económicas de los trabajadores uruguayos. La burguesía aceptaba esto como un mal menor y transitorio. En el Uruguay una parte del reparto de las plusvalías obtenidas, en la Segunda Guerra mundial, vivienda, salario, salud, educación eran la base del discurso reformista del batllismo y del cual ahora se han apropiado los frenteamplistas.

Pero ahora, ya desaparecida la Unión Soviética y el campo socialista, pretenden “hacerle tragar ese sapo” a los trabajadores acerca de la posibilidad de mejorar mediante la “profundización de la democracia”, las condiciones de vida de los trabajadores, en esta época no solamente puede vérsele como un idealismo,sino más bien como un engaño.                

 

Hoy apareció en el portal 180.com.uy una nota del periodista Diego Muñóz en la cual afirma que el presidente de la República, José Mujica, dio un respaldo explícito a la continuidad de la empresa Tenfield en el fútbol uruguayo. Lo hizo en una reunión organizada por Francisco Casal, de la que Mujica participó junto a los presidentes de Peñarol y Nacional.

 

A mitad de semana, el presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, y el de Nacional, Ricardo Alarcón, recibieron la llamada de Casal quien los invitó a un almuerzo el viernes al mediodía con la intención de hablar de la prolongación del contrato entre la empresa Tenfield y los clubes del fútbol uruguayo. Antes de cortar, el empresario les comunicó que también estaría presente Mujica.

 

Esa reunión se dio en un restaurante de la zona de Carrasco y en ella, según confirmaron al portal 180 fuentes cercanas a los participantes, integrantes de la empresa Tenfield explicaron a Damiani y a Alarcón por qué los derechos deben continuar en poder de la empresa de Casal. El presidente de la República avaló los dichos.

 

No hubo propuesta económica sobre la mesa ni otros temas puntuales respecto de la extensión del vínculo. “El encuentro fue para mostrar que Mujica respalda a Casal y a buen entendedor, pocas palabras bastan”, dijo la fuente.

 

La reunión en la que Mujica apoyó al empresario acusado por Impositiva como el mayor defraudador de la historia del Uruguay, se produjo un día después de la intervención del ministro de Turismo y Deporte, Héctor Lescano, en ADM.

 

Allí, Lescano pidió que la Asociación Uruguaya de Fútbol tenga “soberanía y autonomía” y se refirió específicamente a los derechos televisivos. “La AUF tiene un formidable instrumento que tiene que ver con los derechos de televisación de los campeonatos locales, internacionales y, muy particularmente, de los partidos de la celeste”, dijo el ministro.

 

Lescano agregó que “la retoma de la soberanía no es contra nadie en particular, sino a favor de razones de competencia y posibilidades de apertura que garanticen los recursos necesarios para una camiseta que no tiene dueño, que es de todos”.

 

Las declaraciones del ministro motivaron la respuesta del director de Tenfield, Nelson Gutiérrez, quien en una entrevista, sin preguntas, publicada este lunes en El País, atacó fuertemente contra la gestión de Lescano. “Ha despilfarrado, sin ton ni son, los cuantiosos fondos que recibió en volumen histórico demostrando el daño que manos inexpertas le pueden ocasionar al Estado”, dijo Gutiérrez.

 

El directivo de la empresa dueña de los derechos televisivos dijo que “no es nada nueva esta persecución contra Tenfield por parte de Lescano y de muy poderosos intereses económicos privados”.

Anteriormente Paco Casal había contactado a Mujica con el presidente del Real Madrid, eso fue el 27 de noviembre.

Antes de su visita a España el presidente José Mujica le pidió al empresario Francisco “Paco” Casal que gestionara una reunión con el empresario y presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

 

“Le habíamos pedido a Tenfield que hiciera los contactos con Florentino”, dijo el presidente José Mujica a la salida de la base aérea Nº 1 tras su regreso de España.

“Yo fui buscar a inversores no fui a buscar villanos. Trato de sacar todos los recursos que me puedan vincular”, dijo el presidente.

Florentino Pérez, confirmó al presidente José Mujica la decisión “política” de asociar su holding empresarial al Estado uruguayo en proyectos de generación de energías alternativas.

El director de Energía, Ramón Méndez Galain, dijo a radio El Espectador que el grupo empresarial de Florentino Pérez tomó la “decisión política” de invertir en proyectos energéticos en Uruguay.

 

El funcionario señaló que el grupo empresarial realizará inversiones que incluirán negocios con UTE y Ancap en los que el Estado pondría la mitad del capital.

El grupo empresarial del presidente del Real Madrid cuenta con importantes inversiones en generación de electricidad en base a energía eólica.

 

El presidente Jose Mujica se reunió con el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y visitó el Estadio Santiago Bernabeu.

Mujica estuvo acompañado por el ministro de Industria Roberto Kreimerman, el presidente de Ancap, Raúl Sendic y el contratista y empresario Francisco “Paco” Casal.

El mandatario también compartió la visita junto al jugador uruguayo José Emilio Santamaría quien le entregó una réplica del estadio y una camiseta de Cristiano Ronaldo dedicada a Mujica.

 

www.radio36.com.uy

 

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post