Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - MUJICA EN CAÍDA LIBRE, TABARÉ COMO EL AVESTRUZ, Y ASTORI CON CARA DE CERCO

15 Julio 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

36

 

MENSAJE DE LA 36  

!LOS TRES MONOS SABIOS!
MUJICA EN CAÍDA LIBRE, TABARÉ COMO EL AVESTRUZ, Y ASTORI CON CARA DE CERCO
EL 2 DE AGOSTO ESTADOS UNIDOS PODRÍA ENTRAR EN RECESIÓN Y DESESTABILIZAR LOS MERCADOS FINANCIEROS MUNDIALES
El presidente José Mujica consideró que en medio de un entorno económico mundial "incierto", Uruguay necesita "un buen colchón de fondos disponibles para enfrentar un temporal"
"Obama abandona una tensa reunión con los republicanos sobre la deuda"
"La amenaza de Moody's a EE UU lastra a los mercados europeos"
"La crisis de deuda soberana en Europa representa un riesgo para EEUU"
"China pide a EU responsabilidad en deuda"
EL SENADO ITALIANO APRUEBA EL AJUSTE QUE GOLPEA A LAS FAMILIAS Y SUBE LOS IMPUESTOS
Giulio Tremonti ministro de Finanzas, "O hay una solución común o no la habrá. Como en el Titanic, no se salvarán ni los pasajeros de primera clase"

Uno de los líderes republicanos que negocian para elevar el techo de la deuda en EEUU ha dicho que el presidente Barack Obama abandonó enervado una de las reuniones, aunque los demócratas aseguran que el encuentro había concluido.
"Se dio la vuelta, dijo "les veré mañana", y se marchó", señaló a los periodistas en el Congreso el "número dos" de los republicanos en la Cámara Baja, Eric Cantor, después de una de las reuniones diarias que los congresistas mantienen en la Casa Blanca desde el domingo para tratar de encontrar una solución a la crisis de deuda.
Según informa la revista Político, el desencuentro se produjo cuando el congresista republicano indicó que ambos partidos estaban demasiado distanciados como para llegar a un acuerdo antes del 2 de agosto, fecha en la que el Tesoro ha anunciado que el país entrará en suspensión de pagos.
Entonces, Obama instó a Cantor a "no dejarle en evidencia" en su misión de rendir cuentas "ante el pueblo estadounidense", y aseguró que ningún otro presidente, "ni siquiera Ronald Reagan", habría tolerado que se dirigieran a él como lo estaba haciendo el líder republicano, según el relato del propio legislador.
Fuentes del partido demócrata citadas por Político y la cadena CNN niegan que el presidente abandonara abruptamente la reunión, puesto que ésta "estaba a punto de terminar", pero sí reconocen que estaba "exaltado".
Según esas fuentes, Cantor "interrumpió groseramente al presidente en tres ocasiones para abogar por aumentos del límite de la deuda a corto plazo, mientras el presidente estaba dando por concluida la reunión", en lo que calificaron como una "conducta infantil".
Cantor aseguró, a su vez, que Obama estaba frustrado por la incapacidad de los negociadores de "entrar en modo de trabajo" ya que van a tener que "decidir para este viernes hacia dónde nos dirigimos".
El presidente trata de convencer a los republicanos, en una serie de negociaciones a contrarreloj en la Casa Blanca, de que adopten un ambicioso plan para elevar el tope de endeudamiento del país, ligado a una reducción del déficit en unos 4.000 de dólares en los próximos diez años.
Pero ese plan incluye recortes de impuestos a los más adinerados, lo que ha llevado a los republicanos encabezados por el presidente de la Cámara Baja, John Boehner, a rechazarlo y proponer en cambio un recorte más modesto, de unos 2.400 millones de dólares.
Ante la posibilidad de que no se alcance un acuerdo en los próximos 20 días, la agencia de calificación de riesgos Moody,s ha colocado bajo revisión la calificación "Aaa" de la deuda de Estados Unidos.
El Departamento del Tesoro consideró esa acción un "oportuno recordatorio de la necesidad del Congreso de moverse rápidamente para evitar la entrada en moratoria" del país, uno de los pocos del mundo que establece un límite de endeudamiento, que actualmente es de 14.290 millones de dólares.
Wall Street no ha encajado bien el paso atrás que ha dado Bernanke sobre las posibles medidas de estímulo. El presidente de la Fed ha asegurado que ahora no es momento de aplicar ninguna y que el banco central esperará antes de tomar ninguna decisión al respecto. El mercado neoyorquino se desinfla y entra en zona de pérdidas.
A media sesión el Dow Jones de industriales se anota un 0,04%, hasta 12.497 puntos, mientras que el selectivo Standard & Poor´s 500 cae un 0,41%, hasta 1.312 puntos. El índice tecnológico Nasdaq Composite cede un 0,84%, hasta 2.773 puntos.
La bolsa neoyorquina ya no saca provecho a las referencias macroeconómicas de la jornada y deja en segundo plano la rebaja en la perspectiva que Moody,s aplicó al ráting de EEUU. La agencia de calificación esperó a que Wall Street cerrase ayer sus puertas para añadir algo más de presión sobre la Casa Blanca. Moody´s dejó claro que la falta de acuerdo entre Demócratas y Republicanos para aumentar el techo de deuda del país es una amenaza seria para la economía y no dudó en poner en revisión para una posible rebaja la triple A que EEUU ostenta desde la II Guerra Mundial.
Desde China también llegan más presión para Wall Street. El Ministerio de Asuntos Exteriores del gigante asiático ha pedido a EEUU mayor responsabilidad a la hora de garantizar los intereses de los inversores. Esta petición se produce justo después de que Moody’s amenazara con bajar la calificación estadounidense y en medio de las negociaciones que los dos partidos políticos de la principal potencia del mudo mantienen desde hace semanas para elevar el techo de deuda.
Aunque en más de una ocasión el Tesoro de EEUU ha advertido de las consecuencias negativas que implicaría no aumentar la deuda, los Demócratas no están del todo convencidos. Y eso que si no se aumenta el límite de deuda antes de 2 de agosto EEUU podría entrar en recesión y desestabilizar los mercados financieros mundiales.
Pese a estas amenazas Wall Street había resistido en terreno de ganancias hasta media sesión, momento en el que Ben Bernanke ha entrado en escena. El presidente de la Fed ha matizado sus palabras de ayer y ha asegurado que ni ahora es momento de tomar nuevas medidas de estímulo ni el banco central está preparado para adoptarlas. En resumen, que el regulador quiere esperar antes de mover ficha, algo que no ha gustado nada en el mercado. Estas palabras han borrado el efecto balsámico que tenían a primera hora los datos macro.
Por un lado, las peticiones semanales de subsidio por desempleo sorprendieron al reducirse en 22.000 personas, mejor de lo que habían pronosticado los analistas. Los precios de producción también han dejado muy buen sabor de boca al registrar en junio su primer retroceso en un año una bajada del 0,4%, mientras que las ventas minoristas registraron un inesperado repunte del 0,1% en ese mismo mes. Los expertos apuntaban a un descenso del 0,1%.
En el mercado de divisas el euro sigue avanzando posiciones espoleado por la posibilidad de que la Fed ponga en marcha un QE3 y por la amenaza de Moody’s. La divisa europea se paga ya a 1,422 dólares. El oro sigue la estela alcista del euro y se mueve en nuevos máximos históricos de 1.588 dólares. El crudo West Texas, de referencia en EEUU, también sube y se aproxima a los 99 dólares el barril.

Entre las empresas destacadas de la sesión está JPMorgan (+3%). El banco recibe un caluroso aplauso por parte de los inversores después de cerrar el segundo trimestre del año con unas cifras superiores a las que barajaba el mercado. El beneficio por acción de la entidad fue de 1,27 dólares, superior a los 1,22 dólares que esperaban los analistas.
El presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Ben Bernanke, ha enfríado las expectativas de una reedición de las medidas de estímulo económico del banco central estadounidense e instó a demócratas y republicanos a alcanzar un acuerdo sobre el límite de deuda que evite la suspensión de pagos del país, un evento que calificó como "calamitoso" y que podría sumir al sistema financiero "en el caos".
En el segundo día de su comparecencia bianual ante la Comisión de Banca del Senado, Bernanke, afirmó que la Fed "no está preparada en estos momentos para adoptar nuevas medidas".
"No estamos proponiendo nada así en estos momentos, queremos ver como se comporta la economía, solamente queremos asegurarnos de contar con todas las opciones disponibles cuando fuera necesario", dijo Bernanke, quien además, apuntó la posibilidad de que una tercera ronda de estímulos quizás no resultara tan efectiva como las anteriores.
Por otro lado, el presidente de la Fed instó a los congresistas demócratas y republicanos a alcanzar cuanto antes un acuerdo para ampliar el techo de deuda de EEUU y evitar así la suspensión de pagos de la primera potencia económica mundial, algo "calamitoso" y con el potencial suficiente para "sumir en el caos al sistema financiero".
Hasta la fecha, S&P y Moody's han advertido de manera más o menos explícita de que están preparadas para rebajar la nota de solvencia de EEUU en el caso de que el país incumpla alguna sus obligaciones.
Por otro lado, el presidente de la Fed reconoció que, a pesar de que la exposición directa del sector financiero estadounidense a Grecia, Irlanda y Portugal es "bastante pequeña", aunque, sin embargo, la evolución de los acontecimiento en Europa amenaza la situación del país por sus consecuencias indirectas en los mercados.
"La exposición directa a estos tres países es bastante pequeña y manejable, por lo que, en el caso de que hubiera problemas, como un 'default', no sería crítico. Sin embargo, este tipo de acontecimientos representa un riesgo para EEUU porque el deterioro de las condiciones en Europa puede aumentar la aversión al riesgo y una caída del precio de los activos y mayor voltilidad en los mercados".
Respecto a las recientes tensiones que han ampliado a España e Italia la crisis de deuda soberana, Bernanke subrayó que estos dos países "son mucho mayores que los tres que han sido rescatados y, si se llegara a ese punto, cosa que digo que vaya a suceder, Europa debería realizar una sustancial contribución a la estabilización de estos países".
China pidió hoy a Estados Unidos que adopte una “política responsable” para reducir su deuda y “tome medidas” para preservar los intereses de los inversionistas.
Pekín ha instado los últimos meses a Washington a que tome medidas para reducir su deuda, ya que China es el mayor tenedor mundial de bonos del Tesoro estadounidenses, 1.15 billones de dólares, según cifras publicadas por Estados Unidos en junio.
Esta cifra corresponde a una tercera parte del total de las reservas de divisas chinas, que se elevan a 3.2 billones de dólares, según cifras publicadas esta semana por Pekín.
“Esperamos que el Gobierno estadounidense adopte medidas y políticas responsables para preservar los intereses de los inversionistas”, dijo este jueves el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Hong Lei.
El llamado se produce un día después de que la agencia Moody's amenazara con rebajar la calificación de la deuda estadounidense, actualmente la mejor posible (AAA), posición a la que hoy se sumó la agencia calificadora de riesgos china Dagong.
“Varios factores que afectan a la solvencia del gobierno federal estadounidense continuarán degradándose”, dijo hoy en un comunicado Dagong, que en noviembre había rebajado un escalón la calificación de la deuda de la primera potencia económica, de AA a A+.
Las agencias cuestionan la capacidad de Estados Unidos de devolver a los inversionistas las compras de deuda pública, a causa de la desaceleración de su crecimiento económico y el endeudamiento de las finanzas públicas para los próximos años.
A ello se suma la incertidumbre que provoca la falta de entendimiento entre Demócratas y Republicanos para acordar un aumento del techo de la deuda estadounidense.
El Ibex cierra con un recorte del 0,70% en línea con el resto de Europa. El anuncio de la agencia pasa más inadvertido en la deuda, donde las primas de Italia y España se estabilizan.
Las Bolsas europeas y las turbulencias en los mercados de deuda, que han empezado la jornada con un nuevo correctivo tras la amenaza lanzada a última hora de ayer por la agencia Moody's sobre la deuda de Estados Unidos, que puede perder su matrícula de honor si no soluciona su problema con el techo de deuda, se han repuesto del susto pasado el mediodía gracias a la apertura en verde de Wall Street. No obstante, al final han acabado cerrando en rojo.
Moody's anunció ayer que la triple A de la deuda de Estados Unidos está en revisión ante la falta de acuerdo político sobre el techo de deuda. Hace dos semanas advirtió que tomaría esta medida si se llegaba a mediados de julio sin acuerdo en el Congreso para elevar el techo de la deuda. Ahora ve posible que no haya pacto.
A la amenaza de Moody's, además, hoy se ha sumado Standard & Poor's, que ha advertido de forma confidencial y privada a los congresistas republicanos y demócratas que deben llegar a este acuerdo de que rebajará la calidad crediticia de EE UU si el Tesoro incumple algunos de sus compromisos de pago. Si los políticos no elevan el techo de deuda, el país, que ha alcanzado ya su límite de endeudamiento, no podrá acudir al mercado a financiarse y tendrá que elegir que pago decide hacer y cuáles no, ya que no tendrá fondos para cumplir con todos ellos.
Sin embargo, la Bolsa neoyorquina, que ayer no llegó a cotizar la decisión de esta sociedad ya que se publicó al cierre de los mercados, ha preferido celebrar los buenos resultados de uno de sus buques insignia, JP Morgan, en lugar de empezar a lamerse las heridas que podría causar un eventual impago de la primera potencia mundial. Gracias a ello, las principales plazas europeas han reducido tras la hora de la comida las caídas de por la mañana y que, en el caso del español Ibex 35 han llegado a ser superiores al 1%. Así, a las 16.30, el selectivo del parqué madrileño, que al igual que la mayoría de plazas de referencia del Viejo Continente logró poner fin ayer a una racha de siete jornadas consecutivas a la baja, se dejaba en torno a un 0,5% tras llegar a transitar por el verde durante algunos minutos. Sin embargo, las dudas han vuelto a marcar el ánimo de los inversores a última hora y, el regreso de las ventas han llevado al Ibex a cerrar con un recorte del 0,70%, con lo que mañana abrirá en 9.598 puntos.
En el resto de Europa, las pérdidas también eran más moderadas que a primera hora en la apertura de Wall Street. En concreto, los recortes iban del 0,40% de París al 0,19% de Londres pasando por el 0,20% de Fráncfort. No obstante, ante la pérdida de fuelle de las subidas en Nueva York, que al cierre en el Viejo Continente reducía los avances al 0,10%, ha aumentado los números rojos. Al final, la Bolsa de referencia británica ha cedido un 0,91%, la francesa otro 1% y la alemana un 0,60%.
Milán, por su parte, ha acabado perdiendo un 1,7%, con lo que repite como farolillo rojo en Europa y demuestra su incapacidad para dejar atrás los mínimos de dos años en los que ha caído tras el fuerte varapalo que los inversores han propinado a la deuda y la banca italiana en las últimas sesiones por las dudas sobre sus planes para reducir el déficit. Tampoco la aprobación hoy en el Senado de Italia de un corregido programa de austeridad, que eleva el valor de los ajustes a 79.000 millones ha logrado disipar del todo la incertidumbre sobre el futuro financiero del país.
Junto al visto bueno al plan del Gobierno de Silvio Berlusconi, que mañana será aprobado de forma definitiva si no hay sorpresa, también ha condicionado la sesión el resultado de la primera subasta a largo plazo que ha realizado el Tesoro italiano desde que el país cayera al foco de las dudas de los mercados. Aunque Italia se ha visto obligada a elevar la rentabilidad de los títulos hasta niveles desconocidos, un 5,9% en los bonos a 15 años, y ha sido forzada a comprometer el interés más alto en tres años en los títulos a 5 años, los analistas han considerado que la emisión ha sido un éxito relativo, ya que ha alcanzado sus objetivos máximos al colocar cerca de 3.000 millones. La demanda, añaden los expertos, también ha sido alta.
Pese a ello, en los mercados secundarios de deuda, donde se negocian los títulos de deuda soberana una vez emitidos por los Estados, se mantenía la presión en contra de Italia y el conjunto de los llamados periféricos del euro, entre los que también está España, por las dudas sobre la capacidad de la UE, para lidiar con esta crisis. No obstante, el acoso al menos se ha estabilizado en los niveles del cierre de ayer a medida que avanzaba la sesión. En concreto, la prima de riesgo de Italia o España, que equivale al diferencial entre los bonos a 10 años y los alemanes, de referencia, y que indica el grado de confianza de los inversores en las finanzas de un país, aumentaba en unos 10 y cinco puntos básicos, respectivamente. Con este repunte, que durante la mañana ha llegado a ser de más de 15 puntos básicos, la prima o riesgo país de estos dos Estados se situaba en 289 y 312 puntos básicos.
En cuanto al resto de los países bajo sospecha, solo Irlanda, muy castigada en la jornada anterior tras la decisión de Moody's de rebajar la nota de solvencia de la deuda del país al nivel de bono basura, ha mejorado frente al cierre de ayer, aunque no con la suficiente intensidad como para bajar de la cota psicológica de los 1.000 puntos básicos. A ello también ha ayudado el anuncio realizado por parte de la UE, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo de que el país está cumpliendo con "solidez" las condiciones impuestas en el rescate financiero al país, cuantificado en 85.000 millones de euros. Por ello, han confirmado que seguirán prestando su ayuda a Dublín. En los mercados de divisas, el euro recuperaba posiciones frente al dólar y se intercambiaba en 1,42 dólares.
El Senado de Italia ha aprobado hoy el plan de ajuste reforzado con el que el Gobierno de Silvio Berlusconi quiere ahorrar 79.000 millones de aquí a 2014, año en el que confía en alcanzar el equilibrio presupuestario entre los ingresos y los gastos, para atajar el acoso de los mercados. Aunque el déficit de Italia no es de los más altos de la eurozona con un 4,6% del Producto Interior Bruto sí es campeona en cuanto a volumen de deuda, que con 1,8 billones de euros alcanza el 120% del PIB y supera a la de España y los ya rescatados Grecia, Portugal e Irlanda juntas.
El Gobierno prevé recaudar 24.000 millones más con la supresión de deducciones fiscales como la ayuda por hijo y recortar en 7.000 millones el gasto en Sanidad con la recuperación del copago. http://www.google.com/reader/link?url=http://www.elpais.com/articulo/economia/claves/ajuste/italiano/elpepueco/20110714elpepueco_21/Tes&title=Las+claves+del+ajuste+italiano
Por objetivos de ahorro y mejora de los ingresos, el plan se resumen en cuatro fases: 3.000 millones de euros para 2011, 6.000 millones de euros para 2012, 25.000 millones de euros para 2013 y 45.000 millones de euros para 2014. Para lograrlo, el Gobierno ha aprobado actuaciones en diversos ámbitos que van desde la sanidad a los impuestos, pasando por las pensiones o los gastos corrientes de los altos cargos.
Congelación de las pensiones y adelanto de la jubilación: Se adelanta a 2013 el aumento de la edad de jubilación, hasta ahora 65 años para los hombres y 60 para las mujeres, vinculándolo a la expectativa de vida y un recorte en la asignación de las llamadas "pensiones de oro", que son las superiores a 90.000 euros al año. A estas también se les aplicará un recargo en concepto de "solidaridad" de entre el 5% y el 10%. Así, solo se se revalorizarán con el IPC las pagas menores de 2.380 euros brutos, el resto se congelan durante dos años.
Menos deducciones fiscales: El Gobierno eliminará, a partir de 2013, una buena parte de las deducciones ahora existentes, que actualmente son más de 400, como la de nacimiento de hijo, o pago por guardería. En 2013 la desaparición de esas deducciones sumará 4.000 millones de más a las arcas públicas, pero la medida tendrá mucha más repercusión a partir de 2014, con 20.000 millones de euros de ingresos extra.
Copago sanitario: El plan reintroduce el copago sanitario en Italia, donde los pacientes que acudan a visitas de médicos especialistas tendrán que pagar 10 euros cada vez y 25 cuando por urgencias y no requieran de ingreso hospitalario. Con esta medida, el Ejecutivo prevé recortar en 7.000 millones el gasto sanitario entre 2013 y 2014, cuando entrará en vigor la medida.
Medidas de control del gasto de los cargos públicos: Se limita el uso de los vuelos de Estado, salvo a los presidentes del Gobierno, de la República y de las Cámaras Baja y Alta. En los coches oficiales se establece un tope en la cilindrada de 1.600 centímetros cúbicos, excepto los de los cargos mencionados.
Tasa sobre los depósitos bancarios: El dinero que los ahorradores tiene depositados en los bancos pagarán una tasa de 34 euros por debajo de los 50.000 euros, de 70 euros para aquellos que tengan hasta 150.000. Este impuesto puede llegar a los 1.100 euros, que es la cantidad que tendrán que pagar quienes tengan más de 500.000 euros.
Recorte en las transferencias a las regiones y Ayuntamientos: El plan reduce en 21.600 millones de euros las transferencias a las regiones y entes locales entre 2011 y 2014. Eso sí, las regiones y ayuntamientos virtuosos que usen mejor los fondos estructurales europeos quedan excluidos del recorte del gasto.
Liberalizaciones y privatizaciones: Todos los sectores económicos serán liberalizados en seis meses, en línea con lo decidido por la Comisión Europea. "Cuando el mercado lo permita", según anunció el ministro de Economía, Giulio Tremonti, el Estado sacará al mercado cuotas de las grandes compañías como Enel, Eni o Finmeccanica.
Cada día que pasa el Gobierno suelta alguna cosita más respecto a la crisis, ahora Mujica afirma que Uruguay necesita un "colchón" de créditos.
El presidente José Mujica consideró que en medio de un entorno económico mundial "incierto", Uruguay necesita "un buen colchón de fondos disponibles para enfrentar un temporal".
El mandatario dijo al semanario Búsqueda que su administración negocia créditos "contingentes" con cuatro organismos financieros internacionales.
Para Mujica, en el exterior se está configurando un "escenario muy complejo" y sostuvo que la "manera más inteligente" de enfrentar esa situación es teniendo "asegurada esa capacidad de crédito".
Fuentes ministeriales explicaron al semanario que el monto de esos préstamos está aún en discusión con el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial, La Corporación Andina de Fomento y el Fondo Latinoamericano de Reservas.
En lo que refiere a las características de los préstamos, se espera estén definidas en pocas semanas.
Las fuentes consultadas explicaron que el propósito de acceder a estas líneas es tener asegurada la disponibilidad de fondos, en caso de que se presenten problemas para poder obtenerlos mediante la emisión de bonos en los mercados internacionales.
Por otro lado, el economista Gabriel Oddone advirtió que Uruguay debería prepararse para "estar en un escenario de montaña rusa financiera", debido a la crisis de la deuda de Europa, informa hoy el diario El País.
"Hay mucho ruido, mucha incertidumbre y nadie tiene la bola de cristal", dijo Mujica en otra parte de su audición radial de M24.
El mandatario dedicó gran parte de su locución a explicar la importancia de contar con reservas en el Banco Central del Uruguay y por qué se debe mantener el prestigio de ser un país "buen pagador en fecha y cumplir siempre con las obligaciones".
"Uruguay es francamente financiable y eso nos da una ventaja, por lo menos en términos relativos, frente a las grandes economías", puntualizó. El presidente también defendió lo informado por Búsqueda y dijo que es "una manera correcta de proceder".
Recordó que en 2008, frente a un incierto panorama económico europeo dio "excelente resultado para no caer en un ajuste y a esa crisis la sobrellevamos casi sin mayores consecuencias".
Sobre el activo de reserva depositado en el BCU, dijo que actualmente asciende a más de US$ 9.000 millones, US$ 2.500: de activos del gobierno central y los depósitos de empresas públicas, US$ 4.700: de reservas propias del BCU y unos US$ 2.500: de encajes del sistema bancario, y que cuenta con una característica que calificó de "fundamental"; es decir tener liquidez, disponibilidad "porque las necesidades se pueden presentar en forma rápida y hay que tener a quién acudir".
Mujica dijo que los activos sirven para autoasegurarse frente a "shocks, corrientes que pueden generar desconfianza en la moneda nacional o desconfianza en el sistema bancario que generan problemas de liquidez".
Y aclaró que si bien esas reservas le cuestan al país, anualmente, US$ 550 millones lo que equivale a un 1,3% del PIB, es importante mantenerlas para casos de "necesidad".
Finalmente, el presidente explicó la política global que "intenta practicar el Estado" con un ejemplo vinculado a la familia. "Lo financiero importa porque al final repercute en la vida de la gente. Buena cosa fuera que las familias, en la medida de sus posibilidades, trabajara con la idea de generar alguna reserva siempre, por las dudas, y recordar que puede ser muy útil en la vida".
"Y ser derecho, cumplir con las obligaciones, no contraer deudas que no se pueden pagar, tener fama de buen pagador" permitirá según Mujica tener "una puerta abierta a la cual poder recurrir". Pero advirtió que para ser buen pagador lo primer es aprender a no gastar más de lo que te entra "o saberte administrar".
"pero es un buen criterio tener algún algo, como sistema de reserva de la familia. Siempre recordando que la vida es hermosa, pero tiene incertidumbres y, ante ella, lo mejor es la precaución", finalizó.
Oddone: hay que "prepararse" para "montaña rusa financiera"
"Estamos ingresando en la zona de máxima turbulencia" por la crisis de la deuda europea, advirtió el economista Gabriel Oddone. Prevé meses de incertidumbre.
El panorama mundial genera "mucha incertidumbre" para Uruguay, por lo que el país debe "prepararse para una montaña rusa financiera", dijo Gabriel Oddone. El socio de CPA/Ferrere aconsejó "maximizar la prudencia" fiscal y financiera.
En una charla para clientes que realizó ayer en el auditorio del World Trade Center junto al politólogo Luis Eduardo González, Oddone dedicó buena parte de su alocución a la situación que atravesará Europa en las semanas venideras por los próximos vencimientos de títulos de deuda griega y sus repercusiones a nivel local.
El martes, un día antes de la charla de CPA, el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, dijo en conferencia de prensa que el panorama en Europa es "mucho más incierto", con "más riesgos y peligros" y que esto "va a impactar" en Uruguay.
Oddone expuso el tema en profundidad. "El punto de esta situación es preguntarnos si una resolución desordenada o una sucesión de malas noticias en las próximas semanas no son la Rusia del `98 o el Lehman Brothers, de tan solo unos años atrás", dijo.
Así, el experto puso en cuestión si los acontecimientos venideros pueden disparar una corrida de los agentes sobre los títulos de deuda soberana, abandonando sus posiciones en monedas que no son el dólar para demandar títulos en la divisa norteamericana, lo que en la jerga se conoce como "fly to quality", vuelo hacia la calidad.
Como consecuencia, el dólar podría moverse al alza en Uruguay "muy rápidamente", aunque con la ventaja de que la flexibilidad cambiaria atenuaría el proceso, dijo.
Pero también mencionó que, ante un cambio en el escenario externo, con salida de capitales en la región, Brasil tendría que hacer un ajuste en sus precios relativos depreciando su moneda, lo que "debería repercutir en una amplificación del fenómeno en Uruguay".
En ausencia del fenómeno de fly to quality, Oddone sostiene que el dólar "debería permanecer muy débil" por los pocos indicios de recuperación de la economía estadounidense, bajando eventualmente hasta los $ 18. No obstante, resaltó la presión del mercado internacional sobre el tipo de cambio y dijo que "deberíamos prepararnos para estar en un escenario de montaña rusa en materia financiera".
El analista indicó que el escenario se volvió "mucho más incierto, pero no a mediano plazo sino a semanas".
"Estamos ingresando en la zona de máxima turbulencia del fenómeno europeo sin encontrar ninguna decisión política que nos permita decir: éste es el rumbo", resaltó.
Añadió que el calendario de vencimientos griego requiere que antes de fin de año se tome la decisión de un default "a la Argentina", un rescate "a la Estados Unidos", o un punto intermedio donde algunos países en problemas opten por abandonar el euro, con devaluación e indexación de la deuda.
"Hasta que no haya claridad en los mercados de cómo se resuelve esto y cuáles son los efectos de segunda o tercera ronda en países como el nuestro, vamos a vivir tres o cuatro meses de mucha movilidad", concluyó Oddone.
El experto también analizó las luces y sombras del crecimiento de la economía uruguaya. Advirtió por las metas de inflación incumplidas y por el aumento de la rigidez del gasto público, que significará 24,2% del Producto Interno Bruto a 2014 y era de 22,1% en 1999, lo que da poco margen de maniobra en escenarios adversos para redirigir recursos.
"Deberíamos estar enfrentando un escenario fiscal más prudente", dijo.
Sobre la Rendición de Cuentas, recordó que se está asumiendo un desvío de las cuentas públicas de un déficit de 1,1% previsto en el Presupuesto a 1,6%. También mencionó que se agrega un gasto permanente por el ingreso de 400.000 pasivos al Sistema Nacional Integrado de Salud y aun así se mantuvieron proyecciones de déficit para los años siguientes, por lo que el gobierno "está pensando que por delante generará ingresos permanentes de por lo menos un punto del PIB para compensar", asumiendo que el escenario económico no va a tener un cambio dramático, "lo que no es descabellado pero sigue estando en el límite de lo que es razonable".
Por otra parte, dijo que se empezó a observar "el típico problema de la enfermedad uruguaya" en períodos de apreciación cambiaria, que es deteriorar su cuenta corriente saldo negativo del comercio de bienes y servicios y rentas que se producen entre el país y el mundo. La previsión para este año es de -2% del PIB, lo que significa un deterioro de tres puntos desde 2010 (+1%).
"En buena medida es compensado con la magnitud de la inversión extranjera directa", dijo Oddone, advirtiendo que eso pauta una diferencia con lo ocurrido en la década de los noventa, "lo que muestra que el país no tiene las mismas fragilidades que antes". Explicó que no es lo mismo tener una cuenta corriente negativa por un fuerte ingreso de bienes de consumo que por un fuerte flujo de inversión extranjera.
En cuanto al crédito, dijo que "si bien no parece haber una burbuja" porque su evolución acompaña la suba del PIB, se está viendo una "expansión del crédito al consumo". En ese sentido, dijo que el crédito destinado a familias de bajos recursos creció 143% desde 2006, más del doble que lo que aumentaron sus ingresos. "Los hogares de bajos ingresos estarían ingresando en una fase de excesivo endeudamiento y habría que ser cuidadosos en términos del riesgo ante un cambio de escenario", dijo Oddone. Sin embargo, en cuanto al sistema financiero dijo que no supone un riesgo porque los montos involucrados son bajos.
El equipo económico está gestionando créditos contingentes -recursos que solo se usan en caso de emergencia- ante organismos de crédito internacionales para asegurarse un colchón de liquidez en caso que la crisis en Europa recrudezca y se vaya a un escenario de restricción en el financiamiento. El gobierno tiene definidos planes de desembolsos con los organismos internacionales de crédito y tiene las "puertas abiertas" para acceder a financiamiento precautorio, dijeron a El País fuentes oficiales. Los informantes precisaron que ya se cuenta con el financiamiento para la "mayor parte" del año gracias al canje realizado por Economía y el Banco Central además de la emisión de bonos en yenes.
Ayer el ministro Fernando Lorenzo había dicho que una de las herramientas para hacer frente a este contexto es mantener elevados niveles de liquidez en el sector público y tener líneas de crédito contingente. "Esto permite enfrentar el vendaval de la dificultad de acceso a recursos que podría ocurrir en caso de deterioro a nivel internacional", señaló el ministro.
Si bien el BID no cuenta con estas líneas pero el BM y el FMI sí y Uruguay califica para acceder a uno.
El ministro de Defensa uruguayo, Luis Rosadilla, pidió ayer licencia médica por 45 días. Fuentes oficiales dijeron que tras cumplir con la licencia, Rosadilla renunciará al gabinete.
La crisis desatada en el Frente Amplio por el partido comunista de pretender no pagar los costos políticos por votar la ley de privatizaciones, colmó la paciencia del MPP, el sector del presidente José Mujica. Los tupas emplazan al PCU a ratifidar su compromiso con el FA.
"Si quieren seguir dentro del Frente Amplio tienen que acatar y si no lo hacen están afuera", dijeron integrantes de la Dirección Nacional del MPP en alusión a la decisión del PCU.
"La caída de aprobación de Mujica no tiene antecedentes"
El director de Cifra, Luis Eduardo González, dijo que la alternativa del gobierno de radicalizarse o romper con el ala militante más extrema hace peligrar su futuro electoral.
El gobierno deberá debatir caso a caso sus diferencias internas, ya que las alternativas entre romper con el ala militante más extrema o la radicalización "arriesgan su triunfo" en los comicios de 2014, estimó el politólogo Luis Eduardo González.
Esta apreciación implica que el "zigzag" será la forma del camino que recorrerá la administración de José Mujica, que ya registró una caída de la aprobación de la opinión pública nunca antes vista por el analista de la consultora Cifra en sus 30 años de trabajo.
En la presentación que realizó como invitado en una charla para clientes de CPA/Ferrere ayer, González indicó que "Mujica empezó tan alto como Tabaré Vázquez", y que los primeros meses de su mandato conservó sus niveles de aprobación incluso mejor que su antecesor, pero que la caída que sufrió después "fue mucho más abrupta que la de Vázquez".
Indicó que esto ocurrió mientras que la percepción de la opinión pública de que la situación económica del país es buena continuó aumentando a niveles mayores que en el período pasado. "Esto quiere decir que la famosa afirmación `es la economía, estúpido` es limitada. No explica todo, hay otras cosas acá", dijo González, quien aseveró que la ley de Caducidad puede ser una de ellas.  
"Este número, en la caída de la aprobación del Presidente, no lo había visto nunca en toda mi vida profesional y tengo más de 30 años de encuestas", dijo González, y exhibió un gráfico con lo ocurrido en 1995 2011 con los mandatarios anteriores.
Sobre la situación de tensión interna dentro del gobierno, el politólogo señaló que "se podía anticipar" y que se están produciendo, por un lado, entre el mujiquismo y el astorismo y, por el otro, entre el radicalismo activista del Partido Comunista y buena parte del MPP frente al pragmatismo de la vieja dirigencia tupamara incluido el propio Mujica.
Como ocurrió en el caso del debate sobre Caducidad y en el de la instalación de la minera Aratirí, González dijo que el gobierno intentó resolver la tensión apelando al ciudadano, sugiriendo la posibilidad de hacer consultas públicas, pero que esto no funcionó y "tuvo un costo político". Por lo tanto, dijo que las decisiones "se van a tomar caso por caso", buscando el equilibrio entre atender a la demanda de la militancia y del electorado la primera mucho más directa y la segunda más callada. Dijo que cada decisión será "impredecible", pero que el conjunto va a tener un "equilibrio general".
Así, el politólogo consideró que "lo que tendremos de aquí a 2014 es el zigzag como regla", ya que "cualquiera de las dos alternativas en estado puro arriesgan perder en el 2014" las elecciones nacionales. Esas alternativas inviables son los dos extremos: romper con el ala radical militante o ir hacia la radicalización "a contrapelo del electorado".
González fue consultado por un participante de la charla sobre si existía la posibilidad de que el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, fuera removido de su cargo. Lo descartó. "Una parte respetable de estas tiranteces y de algunas cabezas que ruedan son la forma de adjudicar y enviar señales políticas y de señalar límites. Para decirlo con grosería, de todas las cabezas del gabinete, la más gorda y la más pesada es la de Lorenzo, porque si esa cabeza rueda, para un montón de gente va a ser una señal", dijo.
El politólogo consideró que ése sería "un límite muy difícil de pasar para el gobierno", pero que sí podría ocurrir que el astorismo o el propio Lorenzo decidieran renunciar.
"Pero lo que pasó con el Mides no puede pasar con Lorenzo", dijo González, aludiendo a la remoción de Ana Viñoly de esa cartera.
Por su parte, el economista Gabriel Oddone, de la consultora CPA/Ferrere, dijo que se advierten dos posiciones claras dentro del gobierno: una dirigista la de la militancia y otra de discrecionalidad pro mercado la del equipo económico.
Además, indicó que una novedad en la situación de zigzag planteada por González es que "los temas de agenda económica pueden ser usados o utilizados para matar otro tema en el cual hay que contentar a otra parte que se descontentó".
"La oportunidad de la aparición de un impuesto sobre el agro y el grado de preparación que había detrás de esa idea, demuestra que la única razón por la que emergió en ese momento fue para matar otra discusión", ejemplificó, haciendo referencia al debate anterior sobre la derogación de la ley de Caducidad.
"Esto no era frecuente. Los temas económicos siempre caminaban por un canal más o menos claro y consistente en la misma dirección, pero ahora la agenda económica forma parte de la agenda política en general, por lo tanto los temas económicos van a ser tan públicos como la agenda política los necesite", dijo el analista.
Cifra divulgó anoche los resultados sobre la evaluación de la gestión del gobierno de José Mujica en tres áreas: seguridad pública, educación y política económica.
"No es noticia que el área que los uruguayos consideran que el gobierno gestiona peor es la de la seguridad pública: apenas el 26% aprueba el desempeño del gobierno en materia de seguridad, y el 63% lo desaprueba. También son mayoría 51% quienes desaprueban la gestión en el área educativa, aunque una minoría de 35% la aprueba", dice el informe de Cifra, presentado por su director Luis Eduardo González en canal 12.
"De las áreas evaluadas, la única que recibe más juicios positivos que negativos es la política económica: el 45% aprueba la política económica del gobierno y el 31% la desaprueba. Este juicio probablemente responde más a la percepción generalizada de que la economía marcha bien más que a una evaluación técnica de las políticas económicas aplicadas, ya que la gente no es experta en la materia. Pero sí observa, a través de un montón de señales provenientes de distintos ámbitos, que la situación económica del país es buena. En esta encuesta el 53% de los uruguayos comparte esa evaluación positiva, la proporción más alta que jamás hayamos registrado a través de encuestas", agrega el informe de Cifra.
En cuanto a por qué entonces la gestión de Mujica recibe peor evaluación que la del ex presidente Tabaré Vázquez explicó: "En parte, porque el tema seguridad es central para la gente, y la `no mejora` preocupa e irrita. El deterioro percibido en el área educación es tan o más central que el de seguridad, porque involucra a los niños y jóvenes y en particular `a mis hijos`".
Y en el caso de la mejora de la economía, el informe de Cifra dice que es positivo, pero que tiene el efecto de "quitar una excusa": con un presupuesto cada vez más importante a la educación, por ejemplo, los uruguayos sienten que no hay excusa para que no mejore.
Este jueves nuevemante se debatía en el Parlamento Nacional la minería de Aratirí, un nuevo escándalo más cuyo costo político lo deberá pagar una vez más el gobierno del Frente Amplio.
Tabaré Vázquez había quedado de realizar una campaña política por todos los pocos Comités de Base que van quedando seguramente para respaldar al gobierno de Mujica y brindar alguna explicación a los miles de electores del Frente Amplio, los cuales está al desamparo total de sus dirigentes. Sin embargo cuando el ex Presidente tomó contacto con la nueva realidad frenteamplista y sopesó las medidas que el Gobierno debería tomar en esta etapa, abandonó la idea de recorrer los Comités de Base y tomó distancia seguramente especualndo con la idea de candidattearse una vez más pero siempre y cuando obtenga ciertas garantías de triunfo.
Astori por su parte quien seguramente es el responsable de la continuidad de la política económica, aparece en escena de vez en cuando para repetir que "el apoya totalmente las medidas económicas que toma el Presidente de la República", pero es claro que desde una pretendida posición de segundo plano.
Hoy jueves Marina Arismendi, en un canal de televivión y anteriormente Juan Castillo, ambos del Partido Comunista, dieron esa señal que les reclamó el MPP, y ambos dieron públicamente su total respaldo al Gobierno de José Mujica ratificando el prespaldo a su gestión. Respaldo que sin duda Mujica necesita en horas donde su popularidad cae al piso, dicho por los mismos arquitectos de su entronamiento.
?Que podrá suceder de ahora en más ante la antesala de una grave crisis internacional?
Probabalemente muchos amigos que tienen la paciencia de escuchar estos informes, se estarán diciendo a si mismos:
Qué me importa la economía, el precio del dólar, la crisis en Italia, España, Grecia o Estados Unidos.
Sin embargo toda esta enorme crisis se va a reflejar, en poder pagar en el futuro los créditos, las tarjetas, las cuotas del televisor.
Seguramente viendo las medidas que los prestamistas les exigen a los países deudores europeos también aquí se congelen las jubilaciones, los salarios, se expulse gente a la calle, se eleve la inflación, mucha gente endeudada o hipotecada vaya a perder sus propiedades, se rompa la cadena de pagos.
Y COMO EN EL GOBIERNO DE BATLLE, SE ROMPA LA CADENA DE PAGOS, Y LOS BANCOS SE LA VUELVAN A LLEVAR TODA, DEJANDO EL POZO.   

Compartir este post

Comentar este post