Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: NICOLINI DEL HOSPITAL MACIEL A LAS NACIONES UNIDAS

15 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

14 de octubre de 2010

MENSAJE DE LA 36

 

NICOLINI DEL HOSPITAL MACIEL A LAS NACIONES UNIDAS
“Algunos mandados al Zar del Río de la Plata y al reino de Marruecos” http://www.larepublica.com.uy/publicaciones/101/20080727/images/321742_0.gif

En el semanario Búsqueda de este jueves 14 de octubre de 2010, se informa que el ex senador hizo un pedido  formal para exponer en Nueva York a favor de la dictadura de Marruecos en su conflicto con el Frente Polisario, una organización que históricamente apoyó la izquierda uruguaya.

Y agregan que el Frente Amplio le escribió a Naciones Unidas para deslindar cualquier responsabilidad en una gestión de Leonardo Nicolini.

El Frente Amplio remitió una carta a la Organización de Naciones Unidas ONU, en la cual aclaró que nada tiene que ver con un pedido que formuló el ex senador Leonardo Nicolini en calidad de “miembro del Plenario Nacional” de esa fuerza política, para participar como “observador internacional y peticionante” a favor del reino de  Marruecos en su conflicto con  la República Saharaui, informaron a Búsqueda fuentes de la coalición gobernante.

El planteo que Nicolini realizó de manera formal ante la ONU generó una inmediata reacción de dirigentes del Frente Amplio y del propio sector del ex legislados, la Corriente de Acción y Pensamiento Libertad CAP L,  que el lunes 4 emitió un comunicado en el cual rechazó la gestión y también deslindó responsabilidad sectorial alguna.

La izquierda uruguaya respaldó de manera histórica a la República Árabe Saharaui Democrática, en su conflicto de décadas contra el gobierno monárquico de Marruecos, con la cual en diciembre del 2005 Uruguay estableció relaciones diplomáticas por decisión del gobierno de Tabaré Vázquez.

Con fecha 28 de setiembre, Nicolini remitió a la ONU una carta, a cuya copia accedió Búsqueda, en la cual bajo el dibujo de una bandera del Frente Amplio se presentó como “miembro del Plenario Nacional” de esa colectividad y pidió participar como “observador internacional y peticionante” en una serie de audiencias “relativas al Sahara Occidental” que se iban a realizar en la sede del organismo en Nueva York, Estados Unidos.

Nicolini recibió el permiso para participar en las audiencias, e incluso le fue asignado el puesto 94 entre los oradores.
Sin embargo, enterado de la situación un dirigente del Frente Amplio lo llamó y cuestionó con dureza su actitud, dado que según la información que manejaba el viaje de Nicolini fue financiado por Marruecos, y el ex senador iba a defender al gobierno de ese país en contra de un Estado que la izquierda siempre apoyó.

Sumado a ello, el presidente del Frente Amplio, Jorge Brovetto, resolvió enviar a la ONU una carta en la cual remarcó que su fuerza política nada tiene que ver con el planteo de Nicolini.
El tema fue objeto de análisis durante la reunión de la Mesa Política de la coalición del lunes 4, luego de que la delegación del Movimiento de Participación Popular MPP, planteara su preocupación por el hecho.
Ese mismo día, la CAP L divulgó un documento con el título “Declaración de la CAP L en apoyo a la autodeterminación del pueblo de la República Árabe Saharaui Democrática”.

En ese texto el sector reafirmó su apoyo a esa nación y señaló que esa es la “posición histórica del Frente Amplio ante la situación del Sahara Occidental”.
Y en el último párrafo de su comunicado, el sector advirtió: “Por estas razones, y ante las consultas que nos fueran realizadas, rechazamos la presentación como peticionante de la causa marroquí en la Cuarta Comisión de ONU de cualquier integrante de nuestra organización política. Y deslindamos absolutamente al senador Eleuterio Fernández Huidobro y su equipo de secretaría de cualquier trámite que a tales efectos se hubiera realizado desde cualquiera de las vías de comunicación que su despacho cuenta”.

Consultado por Búsqueda, el dirigente de la CAP L y director general del Ministerio de Educación y Cultura, Pablo Álvarez, confirmó que la última frase de la declaración responde a que según una versión que el sector recibió, Nicolini efectuó la gestión ante la ONU desde el propio despacho de Fernández Huidobro en el Senado. Álvarez explicó que la cuestión del Sahara Occidental lo “afecta” de manera directa porque estuvo personalmente en la zona, en contacto con el Frente Polisario.

Esta organización es la fuerza armada en conflicto histórico con el gobierno del reino de Marruecos por su reclamo de soberanía.
Entre las reacciones que el planteo de Nicolini generó en la izquierda, la secretaria de la Asociación de Amistad con la República Árabe Saharaui Democrática, María Elisa Raymundo, envió al senador una carta, a cuyo texto accedió el mencionado semanario.
“Me extraña que apoyes la política de ocupación por la fuerza del territorio del Sahara Occidental, lo que contradice todas las resoluciones de la ONU acerca del tema, así como todo lo existente en resoluciones de organismos internacionales. Y porque, francamente, me resultaría triste que apareciera tu nombre vinculado al régimen tiránico y ocupacionista de Marruecos”, le escribió Raymundo a Nicolini.

En paralelo, fuentes frenteamplistas informaron a Búsqueda que los delegados de las bases de la coalición gobernante de Montevideo tienen previsto plantear que la conducta de Nicolini sea objeto de análisis por parte de su Tribunal de Conducta Política.
El conflicto en el Sahara Occidental, en el noroeste de África, lleva varias décadas, luego de un período de ocupación española a cuyo final sucedió un reparto territorial entre Marruecos y Mauritania.
La nación saharaui creó el Frente Polisario y comenzó a reclamar el reconocimiento internacional como Estado; luego de que Mauritania se retirara de los territorios en conflicto, el enfrentamiento se definió entre las fuerzas armadas marroquíes y el Frente Polisario.
En la actualidad existe un muro de cientos de kilómetros que separa el territorio marroquí  y el controlado por el Polisario, cuya capital es El Aaiún, sobre la base de un acuerdo de alto al fuego supervisado por la ONU. 

A fines de diciembre de 2005 el canciller socialista Reinaldo Gargano durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez, anunció el reconocimiento y el establecimiento de relaciones diplomáticas con la República Araba Saharaui Democrática, el ex Sahara Español, ocupado desde hace 30 años por el reino de Marruecos. Inmediatamente se produjo una reacción de protesta del régimen fascista de Rabat, que amenaza con la ruptura de relaciones diplomáticas con nuestro país.

Al momento de anunciar la trascendente decisión, Gargano defendió que la República Saharaui es “un país serio” que mantiene relaciones diplomáticas con buena parte de los países del Mercosur.

Recordó que la saharaui es “la única nación árabe de habla hispana”, y que la decisión fue tomada en base a los “principios de autodeterminación de los pueblos, no intervención en los asuntos internos de otras naciones y el respeto a la soberanía nacional”. M´hamed Jedad, portavoz de de la Republica Saharaui, dijo a la prensa que el reconocimiento uruguayo constituye “una gran victoria del pueblo saharaui” en su “lucha por su derecho a la autodeterminación”.

La República Árabe Saharaui Democrática está ubicada en la costa atlántica de África y tiene 266.000 km2. Con un terreno casi desértico, tiene empero valiosísimos y extensos yacimientos de fosfatos, y sus aguas territoriales son las más ricas del mundo en lo que atañe a los recursos pesqueros.

Después de la invasión marroquí a sus territorios el entonces, el rey marroquí Hassan II organizó la llamada "Marcha verde" sobre el Sahara, un operativo propagandístico que consistió en la emigración masiva de 350.000 marroquíes que cruzaron la frontera, hacia el sur, y a balazo limpio fueron desplazando a los Saharauis y ocupando su lugar. En 1990, las Naciones Unidas ordenaron la realización de un referéndum para que los saharauis decidieran entre su independencia y su anexión a Marruecos, pero hasta el día de hoy fue imposible concretarlo, ya que el régimen fascista de Rabat pretende que sus tropas de ocupación y sus colonos tengan derecho a voto.

La decisión uruguaya recibió una dura respuesta de la dictadura marroquí, que en un comunicado conocido ayer afirmó que “Con este acto hostil y no amistoso, Uruguay asume la pesada responsabilidad de asestar un golpe fatal a los vínculos y relaciones fraternas entre los dos países”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del régimen fascista de Marruecos, agregó que la decisión “constituye una afrenta a los sentimientos unánimes del pueblo” y con el mayor desparpajo consideró que los argumentos del gobierno uruguayo son “débiles” e “incoherentes”, y “demuestran claramente un profundo desconocimiento de las realidades históricas y actuales de la región”.

Marruecos es el tercer destino africano de exportaciones uruguayas, detrás de Egipto y Sudáfrica, pero las ventas a ese país representan sólo el 0,53% unos U$S 16.500.00 este año del total de las exportaciones uruguayas.
Entre los firmantes de una carta enviada a Tabaré Vázquez en aquel entonces también estaba el actual embajador en Francia, Héctor Gros Espiell, quien como enviado de las Naciones Unidas en 1988, recomendó al organismo internacional en 1991 la fórmula de paz basada en un referéndum popular de autodeterminación.

El canciller marroquí, Mohamed Benaissa, viajó a nuestro país el 16 de enero para intentar revertir la situación. El semanario “Brecha” informó que una delegación de Marruecos arribaría al país a la sombra de la promesa de un acuerdo comercial bilateral, realizada a Gargano por el embajador marroquí en Buenos Aires, Mohamed Mael Ainin. Dicho encuentro fue orquestado por el dueño de Buquebús, Juan Carlos López Mena, quien explota una línea de transporte de pasajeros y mercaderías entre España y la costa africana.

Recientemente el Frente Polisario reitera la responsabilidad de la ONU en el conflicto del Sahara Occidental.

El Representante del Frente Polisario ante Naciones Unidas, Ahmed Bujari, reiteró este miércoles la responsabilidad de la ONU y particularmente el Consejo de Seguridad en asumir sus obligaciones no solo respecto al “proceso de descolonización sino también sobre la necesidad de asegurar el establecimiento de un mecanismo para la protección y observación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental ocupado”.
Bujari Ahmed al intervenir en el debate general de la Comisión Política y Descolonización dijo que “a pesar de la prolongada injusticia derivada de la continua ocupación ilegal de nuestro país y la represión brutal que ejerce Marruecos en los territorios ocupados, no hemos nunca insultado el futuro”.
Asimismo, recordó que la Asamblea general adoptó en diciembre de 1960 una resolución (1.514) por la que la organización asumía la responsabilidad de asegurar que todos los pueblos y países bajo ocupación colonial pudieran ejercer el derecho inalienable a la autodeterminación e independencia.
Bujari denunció que Marruecos a través de lo que él llama propuesta de “autonomía”. Considera que el actual proceso negociador que dirige el embajador Ross debe servir única y exclusivamente para esa finalidad y llega al extremo de declarar públicamente que el Consejo de seguridad y la Comunidad internacional consideran que su propuesta de una solución “seria y creíble”.
El diplomático saharaui afirmó que “contrariamente a las alegaciones de Marruecos, el Consejo de seguridad y la Asamblea general siguen respaldando, hoy en día, en el 2010 la idea básica del referéndum”.
Por ello pidió a la ONU “la descolonización de la última colonia africana inscrita en su agenda a fin de que la región pueda hacer frente a los desafíos económicos y de seguridad que conoce”.
Naciones Unidas, 07/10/2010
El Frente Por la Liberación de la Saguia, El Hamra y Río del Oro POLISARIO, es algo más que un partido político, un ejército de liberación o un movimiento independentista. Algo más que los cimientos del gobierno de la República Arabe Saharaui Democrática, hoy ocupada en un 75% por Marruecos. Es el representante legítimo de la sociedad saharaui, el pueblo mismo, su propia historia moderna.
Los acontecimientos de Zemla del 17 de junio de 1970, liderados por Bassiri, marcan la génesis del moderno nacionalismo saharaui, un movimiento que se configura frente a la intransigencia de la entonces potencia colonizadora, España. Madrid reprime a sangre y fuego la primera manifestación masiva que reclama la autodeterminación del Sahara Occidental, un hecho que no sólo frena sino que impulsa y extiende la lucha de liberación por todo el territorio, introduciendo el componente de resistencia armada.
La creación del Frente Polisario, el 10 de mayo de 1973, a iniciativa del extraordinario líder saharaui El Uali Mustafa Sayed, supone la cristalización de un nacionalismo maduro, que deberá enfrentarse, con escasísimos medios, al ejército español primero y, tras el abandono de la colonia del país europeo, a los ejércitos mauritano y marroquí. A pesar de las dificultades de los primeros tiempos, el crecimiento del Polisario es meteórico y las acciones de su brazo armado, Ejército de Liberación Popular Saharui, no hacen sino aumentar su prestigio entre la población saharaui.
El 12 de mayo de 1975, una Comisión de la ONU viaja al territorio saharaui con el objeto de analizar el conflicto territorial, haciendo público a su regreso que “el Polisario es la única fuerza política dominante en el territorio y que la inmensa mayoría del pueblo desea la independencia”.
El Frente Polisario proclama la constitución de la República Árabe Saharaui Democrática el 27 de febrero de 1976, el mismo día en que el último soldado español abandona el Sahara Occidental. Tras la salida de España y la entrada de Mauritania y Marruecos, el Polisario se ve obligado a proteger a las miles de personas que huyen de los nuevos ejércitos ocupantes y a organizar su asentamiento en la hammada de Tinduf. En esta hégira, la aviación alauita llegó a bombardear con napalm y fósforo varios campamentos de refugiados, provocando la muerte de centenares de civiles.
Mauritania, tras constatar terribles pérdidas materiales y humanas, incapaz de derrotar a un ejército popular cada vez más preparado y con más medios, firma la paz con el Polisario en 1979, un hecho que es aprovechado por Marruecos para ocupar automáticamente el territorio dejado por los mauritanos.
El Polisario, a la par que trata de poner en marcha su modelo de sociedad en los campamentos de refugiados de Tinduf, dirige la guerra contra Marruecos hasta el alto el fuego de 1991 y, a partir de entonces, las negociaciones para la puesta en práctica de los planes de paz de Naciones Unidas y la descolonización total del territorio.
Desde su constitución el Frente Polisario ha celebrado doce congresos y ha tenido dos secretarios generales:
Luali Mustafa Sayed: desde el 10 de mayo de 1973 hasta 9 de junio de 1976.
 Mohamed Abdelaziz: desde el 30 de agosto de 1976 hasta la fecha.
El Congreso Popular es la máxima instancia política del Frente. En su seno se confecciona el programa de acción nacional y se toman las decisiones más importantes de la vida del pueblo saharaui.

Presidente de la Republica Saharaui: sobre el posible retorno a las armas.

“De lo que suceda hasta el referéndum de abril dependerá que volvamos a la vía armada”.
“Los saharauis vivimos una tragedia tanto en el Sáhara ocupado como en los campamentos de refugiados”.  “Los españoles pueden viajar a Tinduff y ejercer de observadores de la situación crítica de nuestro pueblo”
Mohamed Abdelaziz ha visitado recientemente Zamora para difundir el mensaje de la necesaria liberación del pueblo saharaui, cuyo territorio, el Sáhara Occidental, fue ocupado por Marruecos hace casi cuatro décadas. Palabras como autodeterminación, responsabilidad de la comunidad internacional o violación de los derechos humanos salen de su boca con extrema naturalidad. Abdelaziz se caracteriza por su convicción democrática, aunque su pueblo le pide regresar a la fuerza para recuperar el territorio que España dejó en manos de Marruecos en 1976. “Somos partidarios de la vía pacífica, pero tenemos todo el derecho a utilizar la fuerza armada”, aseveró ayer con rotundidad en su visita a la capital.
-¿Qué impresión tiene de la visita a Castilla y León que finaliza en Zamora?
-Tuvimos el honor de entrevistarnos con el presidente de la Junta de Castilla y León, así como del Parlamento. Hemos hablado con alcaldes y presidentes de diputaciones en Valladolid y Zamora y también con sindicatos y partidos políticos. Nos vamos satisfechos por la solidaridad que hemos encontrado en las autoridades y la disposición de Juan Vicente Herrera para fortalecer el apoyo hacia nuestro pueblo, del que tiene un profundo conocimiento. Hemos notado ese mismo caluroso recibimiento aquí en Zamora con la Asociación de Niños del Pueblo Saharaui a la cabeza, a quien queremos expresar nuestro agradecimiento.
-¿En qué momento se encuentra la relación de su pueblo con Marruecos?
-La ocupación ilegal del Sáhara Occidental por parte de Marruecos dura ya 35 años. Es un conflicto entre los saharauis ocupados después de la retirada de España en 1975. Hasta hoy, Marruecos sigue manteniendo una política de intento de genocidio contra los saharauis. Al mismo tiempo, su Gobierno está obstaculizando los esfuerzos de Naciones Unidas por solucionar la situación. Marruecos está violando los derechos humanos en las zonas ocupadas, saqueando, expoliando y robando nuestros recursos naturales de manera ilegal y masiva. Mantiene un muro de más de 2.700 kilómetros sobre el Sáhara Occidental con minas antipersonas y material bélico, impide el acceso de los observadores internacionales independientes y les dificulta su libre contacto con los ciudadanos encerrados por el Gobierno marroquí. Es uno de los últimos estados que tiene una política colonial en el siglo XXI. Somos la última colonia en África. Vivimos en una situación crítica, divididos entre refugiados y exiliados. Muchos de ellos han sido liquidados o secuestrados y encarcelados por las autoridades marroquíes.
-¿Qué grado de respeto tiene el Gobierno de Mohamed VI hacia usted?
-Tengo que recordar que somos víctima de una política de expansión por parte del Gobierno de Rabat. Tenemos mucho respeto y aprecio hacia el pueblo marroquí y el único problema lo tenemos con su Gobierno, que se niega a reconocer nuestros legítimos derechos. Cuando cese esta situación y reconozcan la existencia de nuestro pueblo y se retiren de nuestro territorio, estamos dispuestos a mantener las mejores relaciones de amistad y hermandad con nuestros vecinos.
-Del lado español, la gestión de esta situación le corresponde en la actualidad a José Luis Rodríguez Zapatero, ¿le ha decepcionado su manera de tratar este conflicto?
-Hay un punto muy importante: España sigue siendo la fuerza administrativa del Sáhara Occidental ante las Naciones Unidas. Partiendo de aquí, debo recordar que España es responsable de lo que ha ocurrido en este territorio. También hay que decir que si el Gobierno de España asume plenamente sus responsabilidades y defiende la necesidad de resolver el conflicto mediante la vía democrática, seguramente el problema tendrá un rápido desenlace, a lo que también está obligado por su importante papel en la Unión Europea y la ONU. Por tanto, hacemos un llamamiento al Estado español para que asuma la responsabilidad tal y como hizo Portugal con Timor Oriental. En este sentido, lamentamos que el actual Ejecutivo de Zapatero no esté jugando el papel que corresponde a España.
-¿Es una cuestión de miedo a Marruecos por parte de España?
-No creo que Marruecos tenga las cartas que le permitan utilizar la fuerza contra España, a pesar de esa política de chantaje que ejerce contra todos sus vecinos. No creo que haya algo que pueda justificar un supuesto miedo de España hacia Marruecos, puesto que es el país magrebí el que necesita al Estado español y no al contrario.
-Usted siempre ha apostado por una vía diplomática, ¿va a continuar con esta postura?
-Quiero dejar claro que el pueblo saharaui tiene su derecho a la autodeterminación y también puede utilizar la lucha armada en términos legítimos para alcanzar ese derecho. Por otro lado, nuestro pueblo no está en absoluto dispuesto jamás a abandonar su lucha. Nosotros preferimos la vía pacífica para resolver el conflicto y darle al pueblo saharaui lo que le corresponde. Sin embargo, si nos encontramos obligados otra vez a utilizar la vía militar, asumiremos nuestras responsabilidades y la emplearemos. Deseamos que Marruecos no nos ponga otra vez ante esa situación.
-¿Hay personas en el Frente Polisario que le exigen que apueste por la vía armada?
-Yo no diría que hay personas que nos piden volver a la violencia, sino que todas las bases del Sáhara Occidental, militares y civiles, insisten y presionan para que regresemos a la guerra. El motivo es su decepción y larga espera porque Naciones Unidas asuma sus responsabilidades y su pasividad.
-¿Se ve mañana con un fusil en la mano?
-El Consejo de Seguridad de la ONU ha establecido un plazo hasta el próximo mes de abril y ha dado el mandato a la, Misión de las Naciones Unidas para el referéndum del Sáhara Occidental, para mantener el alto al fuego y preparar la consulta. No creo que hasta esa fecha ocurra nada extraordinario y se mantendrá el esfuerzo para reanudar las negociaciones entre las dos partes. En este tiempo, pueden surgir informaciones y hechos que justifiquen una opción u otra.
-Háblenos de cómo es un día en El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, y en los campamentos de refugiados de Tinduff?
-En El Aaiún, los saharauis están sobre su territorio nacional, pero la gente se siente como en una enorme cárcel. Es una prisión muy grande, porque viven diariamente la represión de las autoridades marroquíes y la violación de las libertades fundamentales. También por la presencia inmensa de los colonos en el Sáhara Occidental, que hoy por hoy están convirtiendo a los saharauis en una minoría en su propio territorio. Por eso, me gustaría aprovechar este momento para hacer un llamamiento a los españoles a que vayan al Sáhara Occidental como observadores internacionales independientes y sean testigos de la situación que viven los reprimidos saharauis y formen un escudo que les proteja de esta injusticia. En cuanto a los campamentos, los saharauis viven libres, pero no están cómodos. Están fuera de su territorio nacional y sienten que lo hacen porque han sido obligados. Las familias están divididas y ya han aguantado esta situación durante mucho tiempo. Están convencidos de que la comunidad internacional, incluida España, les ha abandonado y traicionado. Es como haberles dejado en la boca de la fiera marroquí para que les mastique. Asimismo, en los campamentos necesitan de todo porque no tienen sus propios recursos naturales, que han sido robados por Marruecos. En resumen: los saharauis viven una tragedia, pero mantienen la resistencia para poner fin a la situación y alcanzar la libertad definitiva y gozar así de sus legítimos derechos.
Esmara (Sáhara Occidental), 1968
La vinculación de Abdelaziz con el Movimiento Nacional de Liberación Saharaui tiene sus raíces en 1968, cuando accede a la organización liderada por Mohamed Sidi Brahim Basiri. Así, en 1976 es elegido secretario general del citado movimiento y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática. Abdelaziz ha destacado siempre por su apuesta diplomática frente a la lucha militar para recuperar el Sáhara Occidental, en manos de Marruecos desde la retirada de su administrador, España, en 1976. En la actualidad, su pueblo espera el referéndum marcado para abril del próximo año como punto de inflexión en la liberación de los territorios ocupados. La situación con Rabat es crítica tras 35 años en los que cada vez son menos los saharauis en el territorio del Sáhara.
Ahora bien veamos quien es López Mena, ese anfitrión que siempre viste de manera impecable, con trajes a medida y presencia de gentleman.
El anfitrión está en la categoría de los super empresarios, se manifiesta a favor del capitalismo en el sentido de que gane más el que trabaja más, y muchos de sus trabajadores no se agremian en sindicatos porque los beneficios que reciben son siempre bastante superiores a los de sus colegas.

El monopolio del transporte fluvial en el Río de la Plata, a sido plasmado con pelos y señales en un libro del escritor Raúl Vallarino que revela el otro yo de Juan Carlos López Mena y sus estrechas vinculaciones con el poder político y gobernantes del Uruguay y Argentina.
“Invalorables” servicios prestados a los gobiernos de turno, el más resonante el transporte prácticamente gratuito de uruguayos que residen en la Argentina a votar en Uruguay.  

Vallarino desnuda en las controvertidas negociaciones entre el Estado argentino y Marsans por Aerolíneas Argentinas.

“Muchos creyeron poder frenar el avance incontrolable de López Mena hacia el dominio del tráfico fluvial en el Río de la Plata; no lo consiguieron, y en la mayoría de los casos terminaron arruinados a causa de acciones y presiones propiciadas por el magnate naviero”.
Líneas abajo, Vallarino resalta: “...son conocidas sus relaciones con Carlos Menem, de Argentina, y Julio María Sanguinetti, de Uruguay; con el matrimonio Kirchner y con el mandatario uruguayo Tabaré Vázquez, a quien le financió los viajes internacionales como candidato del Frente Amplio a la Presidencia del Uruguay. También puso a disposición sus barcos para traer votantes desde Argentina en las elecciones de 2004, en la operativa que sus detractores definieron como el “voto Buquebus”.

López Mena también pretende la extensión del inmenso poderío para abarcar, también, la aviación comercial del Río de la Plata.
Acaparado más del 80 por ciento del transporte por agua entre Uruguay y Argentina, el “Zar del Plata” tiene como declarado objetivo obtener rutas aéreas regionales e internacionales, entre ellas la frecuencia abandonada por Pluna entre Montevideo y Madrid, y establecer un cupo para sus futuros aviones en la ciudad de Colonia, desde donde piensa coordinar y combinar sus transportes fluviales y aéreos para prestar servicios a las cataratas del Iguazú y ciudades argentinas y brasileñas.

La deuda de López Mena en el Banco de la República era hasta hace poco tiempo la siguiente además de la; renovación de la concesión de la Terminal de Pasajeros del Puerto de Montevideo. Empecemos con su deuda en el Banco de la República. Es bueno recordar que López Mena propuso al anterior directorio de ese banco en el 2004, pagar la deuda que mantiene con el fideicomiso de la institución, de U$S 2.800.000, saldándola con U$S 2.300.000.

Puede parecer razonable que un deudor en dificultades ofrezca solventar su deuda con U$S 500.000 de quita y que el banco se pueda resarcir de una importante suma, que de otra manera tendría dificultades en cobrar, dada la insolvencia del deudor. Pero en este caso, da la casualidad que el señor López Mena tiene un patrimonio personal muy importante, con valiosas propiedades. La más nueva de las cuales es el yate Don Juan, botado en Buenos Aires en diciembre de 2004, apenas unos meses antes de su solicitud de “quita” al Banco de la República. Según la revista especializada “Yachting” el Don Juan vale 2.500.000 de euros y fue fabricado en un astillero argentino del que López Mena es, además, copropietario y director. Según consigna el semanario colorado El Correo de los viernes.

El ultralujoso yate del empresario privilegiado por las simpatías oficialistas fue botado por Carina Rabollini, esposa del vicepresidente argentino y notoria figura del “jet set” de la vecina orilla, nada menos que en el Yacht Club de Puerto Madero. Señalado lo del “Don Juan”, no debe olvidarse el patrimonio de la empresa Buquebus.

Por lo tanto nada justifica la quita y así se lo hizo saber el directorio anterior, presidido por Daniel Cairo. Sin embargo, el entonces designado presidente frenteamplista, Fernando Calloia expresó su opinión contraria y favorable a López Mena y la defendió luego, cuando
asumió sus funciones en marzo 2005.

Posteriormente, en estos días, el directorio del Banco de la República decidió no aceptar la fórmula de pago, con quita incluida, que presentó Buquebus para saldar su deuda, ante el conflicto político que se podría plantear. Por lo que resultaba necesario de alguna manera compensar las financiaciones de viajes y organizaciones de reuniones internacionales, traslado de votantes y otros, que proporcionó López Mena al Frente Amplio, en las pasadas elecciones.

Entonces, se le otorga, en forma directa, la renovación de la concesión de la Terminal de Pasajeros del Puerto de Montevideo, en una décima parte de la suma por la cual se le había asignado originalmente previa licitación, en el contrato de concesión de U$S 7 millones, que pasa a U$S 700.000.

En la mencionada comisión, el diputado por el MPP, Juan José Domínguez, hablando de López Mena, dijo: “Hoy está en el ámbito de país que queremos. Las credenciales se ganan todos los días y se pierden todos los días”. Vale decir que el dueño de Buquebus, cuando colaboraba con el Partido Colorado era un delincuente denunciado por Fernández Huidobro y cuando lo hace con el Frente Amplio, es un mérito y “está en el ámbito del país que queremos”.

En ese sentido, es singular la metamorfosis del senador Eleuterio Fernández Huidobro. En el 2003, en el programa “Hoy por Hoy” de Sonia Breccia, presentó una serie de denuncias sobre presuntas
donaciones de López Mena a la campaña del Partido Colorado, exhibiendo recibos autentificados que dijo los derivaría a la Dirección General Impositiva, a la Dirección de Aduana y al Banco de
Previsión Social para establecer posibles evasiones fiscales de López Mena y anunció que de cualquier forma, llevaría toda la información a la Justicia.

Luego, el 27 de junio de 2004, a Radio El Espectador, ante la pregunta de cómo recibe el hecho de que el empresario ahora respalde financieramente las actividades de su candidato, ya contesta más vagamente: “Sí, en algo me rechina... Pero yo he hecho muchas denuncias acá en el Parlamento con relación a muchos empresarios y a muchos dirigentes políticos y prohombres del gobierno”.
Y en las actuales circunstancias, el silencio más absoluto ha sido su característica. Como el de Reinaldo Gargano que declaró al diario EL PAÍS, 23 de junio de 2004: “Aunque el empresario Carlos López Mena diga que votará por Tabaré Vázquez, el presidente de Buquebus tendrá que resolver los problemas de endeudamiento que tiene con el Estado”.

“Porque López Mena diga que nos va a votar ¿se va a borrar lo que escribí o me informé? Sé de su actuación y relacionamiento con el Estado uruguayo”. Además, según lo decíamos en CX36 Radio Centenario el 14 de de julio de 2004,: Gargano “se había juntado a las críticas de Fernández Huidobro a López Mena, con conceptos demasiado duros como para sumarse a la comitiva del Frente Amplio en ocasión de hallarse en España, debido a una reunión de la Internacional Socialista, coincidentemente con la visita de la delegación del Encuentro Progresista.”
Porque el dueño de Buquebus, que había organizado el viaje, se encontraba en Madrid.
Claro que ahora no Fernández Huidobro ni Gargano rompen el silencio que ellos mismos se han auto impuesto sobre este tema.

El poderoso empresario dueño de Buquebus, especialista en negocios de aguas turbias como las aguas del río desde que está BOTNIA. Se acomoda con todos los gobiernos en las dos orillas del Plata para mantener su monopolio.
Fue Socio de Sanguinetti por muchos anos, pero se dio vuelta cuando vio cambiar marea. Con el ex Presidente Tabaré Vázquez a quien conoció a través de otro gran empresario el ex comunista Esteban Valenti, ayudando a  financiar la campana electoral del Frente Amplio y abaratando los  pasajes para que vinieran a votar quince mil frenteamplistas desde  Buenos Aires. Los famosos “votos Buquebus” fueron decisivos para el triunfo de Frente Amplio.

A López Mena le consiguieron la licitación del puerto de Montevideo a cambio de prácticamente nada.
Lo de la terminal portuaria fue una joda del ministro de Transporte, Víctor Rossi con Juan Carlos López Mena, propietario de Buquebus, regalándole la terminal del puerto de Montevideo sin licitación.
Sobre el intendente de Maldonado, Oscar De los Santos, cuestionado por el contrato con la empresa Satenil para la explotación en exclusiva de la publicidad callejera. En todo ello se nota la mano de del publicista y ex asesor de campaña del Frente Amplio, Esteban Valenti, y el propietario de la compañía naviera Buquebus, López Mena.

Pero además recordemos de otros amigos del empresario Lopez Mena y de donde provienen sus orígenes y los de la empresa suya que se remontan al Mundialito de fútbol en tiempos de la dictadura, que se celebró en Montevideo a comienzos de 1981.
López Mena, que entonces rozaba los 40 años, había obtenido una licencia para vender entradas en la Argentina. Según su visión, el negocio sólo cerraba si el paquete incluía el traslado con mano propia.

Hoy Buquebus cuenta con más de 15 barcos y 1300 empleados casi todos uruguayos, factura más de 100 millones de dólares anuales y es también el principal operador turístico de la región.

En 1994, Buquebus compró a su competidora Aliscafos por 12 millones de dólares. Tres años después un banco chileno compró para un tercero a Ferrylineas, la cual también terminó en manos de Buquebus. Años después Fast ferry, otra empresa de un solo barco el Solidor II, desapareció del mercado.

Buquebus realiza recorridos marítimos entre Buenos Aires, en la ribera argentina, Colonia del Sacramento, Montevideo y Piriápolis, en la ribera uruguaya. Asimismo, realiza recorridos terrestres entre estas dos localidades y otros balnearios, principalmente Punta del Este. Sus servicios son muy concurridos durante temporadas de vacaciones, en las cuales miles de turistas argentinos suelen descansar en las costas uruguayas y del sur de Brasil, Buquebus lleva 2,2 millones de personas por año entre Argentina y Uruguay.

La empresa contó con el monopolio del cruce fluvial Buenos Aires Uruguay hasta que la empresa Colonia Express, fundada por los hijos de los antiguos dueños de Ferrylineas, entró en funcionamiento. Como reacción a esto, Buquebus refaccionó la abandonada terminal de Ferrylineas y la usó como base para el lanzamiento de “SeaCat Colonia”, la cual ofrece un servicio igual al de Colonia Express y casualmente tiene los mismos colores que esta.

Buquebus también opera en España, haciendo recorridos en el Estrecho de Gibraltar, entre Algeciras y Ceuta, hasta que el 19 de Septiembre de 2007 fue adquirida en un 55% por la naviera Baleària tomando esta su control efectivo, siendo una operación que embolsó cerca de US$ 100 millones y le permitiría al grupo empresario reestructurar algunos servicios, como entrar en el negocio de los cruceros y cotizar en las bolsas de Buenos Aires y Montevideo.

La empresa cuenta con cinco buques de bandera uruguaya, y uno de bandera argentina, aparte de los aliscafos y otras naves de menor envergadura.

Buquebús España ha llegado a un importante acuerdo de armador con la naviera italiana Emilia Romagna Srl del Grupo Righetti di Navigazione, que operará una línea de pasaje en el Mar Adriático, entre los puertos de Rimini Cesenatico Ravenna Pula, para las próximas dos temporadas, con el Fast Ferry “Thomas Edison”.

Esta línea tiene como objetivo unir los puertos italianos del Adriático, con la turística Península de Istria, Puerto de Pula.

El Tricat “Thomas Edison”, de bandera española y perteneciente a Flota Buquebús España, es el catamarán de pasaje más rápido del Mediterráneo, desarrollando una velocidad de 50 nudos con su revolucionaria propulsión de turbinas.

Además se llevaron los primeros encuentros entre representantes del empresario uruguayo Juan Carlos López Mena y sus pares del Grupo Marsans para realizar las primeras negociaciones para el posible ingreso del empresario uruguayo al capital de Aerolíneas Argentinas.

Según pudo saber, el nombre de Juan Carlos López Mena habría sido acordado con las autoridades argentinas y el canciller español Miguel Ángel Moratino la semana pasada y no habría recibido vetos de los accionistas mayoritarios del Grupo Marsans.

Desde el 2001, comenzó a desarrollar el negocio de operador turístico y, en la actualidad, es uno de los tres mayores agentes de viajes hacia España, la ruta internacional que atrae más cantidad de viajeros hacia Europa; además de tener la mayor taja del mercado de turismo argentino, uruguayo.


Ceuta, ciudad autónoma española, en la orilla africana del estrecho de Gibraltar, con una frontera de más de 6 kilómetros con Marruecos, denunció en mayo de 2008 ante la Comisión de Defensa de la Competencia, a tres empresas navieras, entre ellas a Buquebus, por una supuesta conducta prohibida por el artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, consistente en la fijación de precios del servicio de cabotaje marítimo de pasajeros y vehículos en la línea Ceuta, Algeciras, Ceuta, en el denominado “puente de Semana Santa” del 14 al 27 de marzo de 2008.

El tráfico entre Ceuta y Algeciras Cádiz por la Bahía de Algeciras en el estrecho de Gibraltar, en un lugar estratégico, punto de contacto entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, por donde pasa la mayor parte del tráfico de mercancías y personas entre España y África.

La Fundación Buquebus de López Mena invitó a una delegación de Marruecos interesada en comercio con Uruguay, durante el 2005.

La fundación Buquebus y su presidente, Juan Carlos López Mena, conscientes de que el comercio exterior es un generador importante para la economía del país, invitaron a una delegación oficial de Marruecos a una serie de entrevistas con autoridades nacionales.
Esta delegación estuvo compuesta por los señores Mohand Laenser, ministro de Agricultura, Desarrollo Rural y Pescas Marítimas, Hamid Benazzou, director de Ganadería, Mohammed Ait Kadi, presidente del Consejo General de Desarrollo Agrícola, El Youssu Brahim, consejero del Gabinete, Mohammed Ouzahra, consejero del Gabinete y Abdelfattah Levar, ministro consejero de la Embajada de Marruecos.
En aquella ocasión los invitados marroquíes compartieron una cena con los ministros de Industria y Energía, Jorge Lepra, de Ganadería, José Mujica, con la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Belela Herrera, el subsecretario de Economía y Finanzas, Mario Bergara. Además, empresarios vinculados al sector productivo agrícola como el ingeniero Ricardo Ferrés, presidente de Saman; Luis Bonino, presidente de Copar; Jaime Cardoso, secretario ejecutivo de la Gremial de Molinos Arroceros; Alberto González, presidente de Frigorífico Las Piedras y Esteban Valenti, presidente de Tips.
Y BUENO TODO CAMBIA…

DE AQUEL NICOLINI DEL CARNET DE ASISTENCIA DE SALUD GRATUITO EN EL MACIEL.

A ESTE DE HOY VIAJANDO PARA HABLAR EN LA ONU.
CON EL GOBIERNO DEL FRENTE AMPLIO, SOLO HAY UN PASO.

LA MISMA DISTANCIA DE SERVIRLE CAFÉ A LA BANCADA DEL FRENTE, A REPRESENTANTE NACIONAL EN EL EXTERIOR.

 

Tomado de Cx 36 Radio Centenario.

 

Compartir este post

Comentar este post