Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - “NO HAY LIBERACIÓN NACIONAL SINO SE FRENA EL SAQUEO AMBIENTAL Y SE CONSIGUE LA SOBERANÍA ALIMENTARIA Y LA SOBERANÍA DE ESTADO”

21 Febrero 2014 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica


Entrevista a Gonzalo Abella en ‘Mañanas de Radio’, viernes 14 de febrero de 2014.

A su retorno de Entre Ríos, donde participó del Festival del Chamamé, el candidato a la Presidencia de la República por la Unidad Popular –lema Asamblea Popular-, maestro e historiador Gonzalo Abella, compartió ‘Mañanas de Radio’. Allí relató lo que vivió en aquella provincia argentina, analizó la embestida de la derecha en Venezuela y habló de la realidad que vive nuestro pueblo, haciendo hincapié en las propuestas de la Unidad Popular. En ese marco, al hablar de la carestía de los productos de la tierra, dijo que “nosotros tenemos un montón de proyectos en ese sentido” y se refirió a esos proyectos, habló del saqueo ambiental, de la soberanía alimentaria y de la indispensable reforma agraria. Transcribimos a continuación la entrevista que puede escucharse aquí:
http://www.ivoox.com/entrevista-a-gonzalo-abella-audios-mp3_rf_2833337_1.html

 

Diego Martínez: Estamos recibiendo a un invitado que ha estado paseando, con un determinado contexto para aprender un poquito más y para poder cocer y seguir en la lucha. Estamos con Gonzalo Abella, maestro, candidato a la Presidencia por la Unidad Popular. ¿Cómo anda?

Gonzalo Abella: Muy bien y todavía con un viento chamamecero aleteando en el alma.

 

DM: Vamos a explicarle a la gente por qué el chamamé y por qué el viaje. ¿Dónde estuviste?

GA: Bueno, hay un lugar en la provincia de Entre Ríos, en el norte de la provincia, sobre la selva del Montiel, frontera con Corrientes y ahí se da un fenómeno sumamente complejo e interesantísimo que es el Festival del Chamamé y las Cátedras del Chamamé. O sea, el estudio, la investigación cultural sobre creencias, tradiciones, influencia guaranítica, influencia jesuítica, todo lo que tiene que ver con el chamamé.
Pero en Federal, este lugar donde se hace el Festival del Chamamé y donde tenemos el honor con Isabel de ser docentes de la Cátedra del Chamamé, también existe una administración municipal muy interesante que tiene una pequeña historia. A fines del Siglo XIX un gran estanciero de la zona, para arreglar sus cuentas con Dios en su lecho de muerte repartió su gran latifundio entre sus peones, sus familias y los vecinos.
Entonces hay una premisa muy interesante en Federal que no se da en el resto de la provincia. En Federal hay reforma agraria hecha.
Eso significa que hay una base campesina de gente que no quiere la soja, no permite la soja transgénica, no permite la fumigación y está produciendo alimentos y participa en la gestión municipal ecológica del tratamiento de la basura, de formar compost y trabajar sobre pies de frutales que se pueden trabajar sin fumigación y sin productos químicos.
O sea, es como una especie de oasis Federal, y no por casualidad ahí está el festival del Chamamé y ahí están las Cátedras del Chamamé. Ellos están buscando el nexo entre una identidad campesina, su música y su poesía y una propuesta sustentable que lógicamente, y quizás no todos ellos lo entiendan, tiene el límite de lo municipal. Es decir, un oasis es un oasis hasta que las arenas del desierto te lo tapan. Pero es un lugar, con Isabel siempre decimos, es un lugar que habría que conocerlo más. Porque de todas las experiencias de gestión municipal popular, como pueden ser las del Ejército Zapatista en la selva Lacandona, lo que puede ser algunos asentamientos de los movimientos de Los Sin Tierra, ni qué hablar de los Conucos venezolanos o los nuevos emprendimientos cooperativos en Cuba. Lo tenemos cerquita, está a 110 km de Concordia Federal.
Y yo pedí permiso a la Municipalidad, que además fijate que no es de izquierda, es una Municipalidad del Partido Radical. Son gente honesta que está trabajando como se debe. Y al fin y al cabo el poder popular no lo hacen los convencidos solos, el poder popular se construye con toda la gente de buena voluntad.
Le pedí permiso para que una delegación de la Unidad Popular fuera a visitarlos porque nosotros necesitamos aprender gestión municipal y control ciudadano de la gestión municipal. Ellos son de una absoluta transparencia y han enseñado a las 32.000 personas de Federal a supervisar las cuentas, los impuestos, las inversiones e incidir. No en los presupuestos participativos que son simplemente votar entre 5 opciones sino realmente proponer desde abajo y construir desde abajo el poder municipal.
Que ellos crean ilusamente que con eso está todo, nosotros pensamos que tiene enormes límites, pero creemos que es una experiencia extraordinaria del nexo entre la cultura, la honestidad, la autoestima, el orgullo de una forma de producir de una vida no consumista vinculado con una gestión municipal participativa.
Entonces, el festival, más allá de que vos decís, para Isabel y para mí es una fiesta del alma y un honor además que se nos invite, que se nos tenga en cuenta nuestras investigaciones sobre cultura popular y algún manejo del guaraní que yo tengo para integrarme. Es decir, yo no me siento extranjero, pero no me siento siquiera no federal en Federal. A lo que se suma que este Festival del Chamamé de este año tenía como centro la Batalla de Espinillo que termina lógicamente con vivas a Artigas y ondeando la bandera de Entre Ríos que es la bandera de Artigas. Diciendo, esta es la bandera de Artigas, es la bandera de nuestra identidad provincial.

 

DM: Pasa mucho eso en Entre Ríos.
En Argentina en varios lados, pero sobre todo en Entre Ríos la reivindicación de Artigas parece estar como mucho más afianzada y arraigada que en Montevideo, por lo menos.

GA: En la nueva identidad que están buscando los argentinos para entender lo que es el federalismo, su propuesta antioligarquía porteña y sobre todo por el concepto de descentralización y de celosa autonomía de las provincias Artigas pasó a ser de nuevo un redescubrimiento importante. De alguna manera también ayudó a Chávez que volvió a Argentina a decirles que Artigas es formidable.
Pero todo eso está pasando, y te voy a dar un dato, se presenta un conjunto chamamecero a cantar, agarran al de doble hilera y el locutor dice, este hombre, además de que es la nueva incorporación del conjunto, acompañó nada menos que a Don Aníbal Sampayo, el oriental más entrerriano.

 

DM: Ahora, yendo a lo político un poquito más, cuando viste todo eso, te explicaron más o menos la historia de ese pueblo, ¿cómo lo trasladaste vos a la posible experiencia acá en el Uruguay? ¿Qué nexos crees que pueden tener con la posibilidad de acceder a algún tipo de determinación, sea a nivel municipal, a nivel estatal? ¿Cómo se aplica o cómo se podría aplicar eso? Porque ahí se dio por un hecho de que fue una donación, alguien dijo, esto lo dono y se reparte.

GA: Es una coyuntura.

 

DM: Claro.
Pero ¿cómo crees que se puede aplicar?

GA: Bueno, en primer lugar, yo lo he reflexionado mucho teóricamente, lo hemos conversado mucho con Isabel. Yo creo, estoy profundamente convencido de que la práctica demuestra la viabilidad del socialismo en un solo país. Pero creo que la práctica demuestra la inviabilidad del socialismo en un solo Municipio.
Eso significa que como la película argentina “Un lugar en la tierra”, como tantas experiencias hermosísimas, incluso algunas de inspiración anarquista que se han hecho en América Latina de construir comunidades, el proyecto se agota en sí mismo en la nueva generación que va poco a poco adoptando elementos capitalistas.
Entonces, a nosotros lo que nos interesa de una Municipalidad que tiene por base una base social solidaria, productiva, no consumista y que además tiene un modelo espectacular del manejo del tema basura, de la formación de compost.
En Federal se dice: “basura son los residuos hospitalarios y las pilas, todo lo demás es riqueza”. Y hasta con la ropa vieja se hace estopa que se vende a otros lugares de la provincia. Todo, ni que hablar, los envases de plástico son prensados y se venden como materia prima.
Vos ves en un lugar de experimentación donde la gente de la Municipalidad, entre ellos un ingeniero agrónomo que es una maravilla, que ahora nos está más en la Municipalidad, está de docente de ecología en la Universidad pero sigue con la camiseta puesta. Recorre las estancias viejas, abandonadas donde están invadiendo los monocultivos y todo el tema de los arándanos y todo eso. Y recorre viejos montes de manzanos o de perales abandonados que han resistido el clima y los pone como pie para injertar para que no necesite agroquímicos.
A eso se suman montañas de basura orgánica que se clasifica por los vecinos, hay duras multas al que no lo haga, eso lo controlan los niños de la escuela rural y de la escuela pública urbana de Federal. Duras multas a los vecinos, se habla con ellos, se discute. Y cuando va bajando la temperatura de la fermentación, ahí se pasa a la zona del lumbricultor donde después se entrega, nos trajimos 2 bolsitas de contrabando de abono de Federal, que se dona en Federal. Son bolsitas de abono que se donan a los vecinos.
Y la Municipalidad, además de exigir la supervisión ciudadana, informa ustedes, en este barrio, a partir del compost crearon tanta riqueza y la cuantifican ¿no? le ponen números. O sea, el vecino es consciente de que participa en una gestión participativa.

 

DM: Que tiene un determinado resultado, un determinado valor y que lo que hizo no fue en vano y no quedó abierto.

GA: Como yo tengo mucha confianza ahora con ellos porque fijate que hace 15 años que voy al festival de Chamamé, quizás un poquito menos pero no mucho menos. Yo le dije el año pasado al Negro Arangui, uno de los ideólogos que es agrónomo: ¿Cómo ustedes pueden ser de un partido reaccionario y hacer esto?
Entonces, dice: -No, Gonzalo, el Partido Radical no es reaccionario, lo hicieron reaccionario...
-Bueno, pero en los hechos es eso.
-Mirá, yo te voy a decir, el secreto es no trascender el nivel municipal. Si nosotros queremos hacer una propuesta a nivel provincial nos compran a la gente y se corrompe todo. Pero hay un orgullo de identidad local.
Y ahí uno ve la maravilla de Federal y sus límites políticos.
Ahora, nosotros tenemos otra concepción. Es decir, nosotros no somos radicales auténticos, como dicen ellos, capaz que sí somos un poquito más radicales pero no del Partido Radical.
Pero de todos modos lo interesante acá es cómo se sintetiza y el papel extraordinario de una música que los identifica como el chamamé.
Si vieras qué interesante es la investigación etimológica. Había 3 versiones sobre la palabra chamamé, yo incluso era partidario de otra y yo la defendía, pero ahora me convencieron, pero esto se está elaborando todos los días ¿no? Chamamé viene de che amoá memé que es el baile que se hace bajo la enramada.
Pero eso tiene una importancia extraordinaria que sea che amoá memé, porque eso significa (...), es decir, “el baile de la enramada”. Porque la enramada, en la aldea guaraní es el lugar del baile ritual, es el lugar de la ofrenda y es el lugar de conexión con la tierra.
Entonces, el che amoá memé, el chamamé de hoy que le canta a la tierra, le canta al amor, le canta al nexo, es un himno de defensa de la tierra contra las trasnacionales y genera un cable a tierra para una identidad que todavía no es de política revolucionaria pero sí de profunda convicción.
Hubo un grupo chamamecero, “Alma de Montiel”, que en el recitado, muy típico de algunos chamamé, hace una exaltación contra Monsanto. Entonces vos tenías que ver a 3.000 personas de pie, muchos de ellos eran justicialistas, otros eran radicales, 3.000 personas de pie ovacionando al recitador joven de “Almas de Montiel” diciendo “mueran las trasnacionales, defendamos la tierra, es el legado de nuestros mayores”.

 

DM: Y eso en el marco de esa figura política también.

GA: Yo no sé de dónde viene “Alma de Montiel”, yo creo que viene de Bajada del Paraná, pero el sentimiento, todo eso se concentra en Federal.
Y bueno, la gente de Gualeguaychú siempre va, ahora estuve con un compañerazo nuestro que es Mauricio Castaldo, que creo que ha estado en la Radio.
Mauricio me decía, él está entre nosotros y el anarquismo. Es decir, mitad de su corazón está con nosotros y mitad con el anarquismo. Y él me decía, a mí lo que me gusta de Federal es que el chamamé trató de ser propiedad de los peronistas, y acá hay un gobierno radical que demuestra que el chamamé nos pertenece a todos.
Me decía Mauricio que de chico no le gustaba el chamamé, que lo sentía en el alma pero no le gustaba porque era de los peronistas, y que ahora sabe que es una identidad mucho más fuerte.
Entonces, la recuperación del chamamé también es importante.

 

DM: Sí, que mueve mucha gente, es un fenómeno muy masivo.

GA: Es un fenómeno masivo como puede ser la murga en La Teja o puede ser el candombe en Barrio Sur. Es decir, es una identidad de niños, de adolescentes, de niñas y ni qué hablar de los viejos. Entonces, es un fenómeno que aglutina a toda la población.
Pero además, estudiando el chamamé, vos tenés que tiene un origen maravilloso porque es la única métrica indígena que tenemos en la región sur. Después está la baguala en el norte, pero en la región nuestra vos tenés un montón de ritmos balseados como el Pericón que vienen de Europa, un montón de ritmos con síncope africana como puede ser el rasguido doble o el milongón. Pero el único ritmo de la región que tiene métrica (canta). Es decir, esa métrica no es ni afro ni europea, es netamente autóctona.

 

María de los Ángeles Balparda: ¿Y cuáles son los instrumentos del chamamé?

GA: Bueno, eso es interesantísimo. Vos tenés, en primer lugar la guitarra, pero fundamentalmente una serie de acordeonas, la verdulera, la doble hilera, la triple hilera que vienen de los fuelles de los jesuitas con los que se daba aire a los teclados de los órganos portátiles. Y a veces el arpa miní, el arpa que usaba Sampayo, que no tiene nada que ver con el arpa europea que es muy grande, sino que es el arpa portátil que usaban los jesuitas para sus peregrinaciones evangélicas.
Entonces, todo eso coincide con una métrica y después, por ejemplo, cuando los tipos hacen los alegatos contra la naturaleza, contra Monsanto, ahí aparece el sapucai, ese grito que es parte del baile del chamamé. Cuya coreografía además, yo bailo porque soy un atrevido en la bailanta del chamamé. Pero es el único baile de pareja enlazada que se zapatea, de repente se ponen medio de perfil y el hombre zapatea pero sin dejar de enlazar a la dama, como dice ellos.
Hay cosas muy entrerrianas, muy típicamente entrerrianas, pero si el epicentro del chamamé es el sur de Corrientes y el norte de Entre Ríos, la periferia del chamamé llega a Mato Grosso do Sul, a 5 provincias más argentinas y en nuestro país a Paysandú y Salto. Esa es la influencia del chamamé que se transforma en nuestro país en canción litoraleña en Anselmo Grau pero fundamentalmente en Sampayo que también usó el arpa.
Entonces, ahí vos tenés todo lo que ellos llaman la construcción del mundo chamamecino.

 

DM: Gonzalo, te quiero traer un poquito a nuestro país porque además, el viaje este tuvo otra parada importante que fue en Paysandú donde estuviste con los compañeros. ¿Cómo viste el ambiente? ¿Cómo estuvieron las actividades en las que estuviste?

GA: Bueno, fue un viaje medio cansador en ese sentido, imaginate, de Montevideo a Salto en la noche, de Salto en la amansadora hasta que llega el ómnibus que cruza el puente hasta Concordia y después en Concordia esperar el colectivo que te lleva a Federal.
A la vuelta hicimos distinto, fuimos de Federal a Concordia, en Concordia nos tomamos para Colón y los compañeros de Paysandú nos fueron a buscar a Colón, pero ya veníamos de 3 noches sin dormir.
Si no hubiera sido por la maravilla del entusiasmo de los compañeros, me hubiera quedado dormido en el acto. Pero reamente yo creo que si quisiéramos hablar de la revolución en Uruguay tendríamos que crear 2, 3, muchos Paysandú, porque reamente la extraordinaria actividad de los compañeros sanduceros, de los distintos grupos de la Unidad Popular, estuve conversando mucho con un matrimonio que son de ProUnir, bueno, los compañeros del 26 ni qué hablar, los humanistas, es decir, todo lo que está en torno a la fuerza que tiene Paysandú, con su pintoresquismo, porque ahí está Raúl, está Aida Cocchiararo, cada loco con su tema, con perdón de los locos.
Pero realmente la propuesta política que tiene la Unidad Popular en Paysandú es entusiasmante.
En el acto hubo, contaba Martín, incluyéndonos a nosotros, 48 personas. Vos podés decir, en un acto un día de semana, muy tarde en la noche, convocar 48 personas puede ser poco o mucho. Pero cuando vos veías el entusiasmo de los compañeros, y no aprendemos, estaba Marcelo, un entrañable compañerazo que tenemos por ahí sacando fotos y había unos sentados en la vereda, otros adentro del local que estábamos inaugurando, otros atendiendo los choripanes, yo dije por micrófono: compañeros, reúnanse para que en la foto se vea, por favor.
Y ahí quedó claro que soy vocero circunstancial pero no autoridad de la Unidad Popular.

 

MAB: No te dieron bola. Nadie da bola cuando les pedís que se junten, que se sienten en la primera fila.

DM: A la gente le da como vergüenza estar sentado adelante.

GA: Yo creo que es eso.

 

DM: Claro, pero no se da cuenta de la importancia que tiene mostrar la contundencia de que aparezcan todos en la foto. No por las caras de cada uno sino por la importancia de la masividad.

MAB: Además no es para engañar a nadie, es para que se vea lo que hay.
Es como cuando vas a los actos en la calle y es de noche, la gente se pone para atrás y queda el pobre orador hablando solo y la gente contra los cercos.

GA: Pero además el acto este no fue un acto planificado porque coincidió que Martín Andrada había estado en casa por otro tema y yo le dije que iba al festival, que pasaba por el Litoral y a lo mejor lo visitaba. Y en eso dice Isabel: ¿Y por qué no hacen un acto? Y en 5 días, él iba para Kiyú y le gustó la idea.
Salió así, es decir, no hubo ni propaganda previa y éramos 48 personas.

 

DM: Sí, las posibilidades de promoción, de  hacer saber de ese acto eran muy escasas, por los pocos días.

GA: Claro, y además uno va reconociendo porque uno piensa en los compañeros un poco masivamente, pero cuando uno los conoce más sabe las historias, sabe los dramas sabe las alegrías, sabe el chusmerío local. Es mucho más divertido verlos después trabajar juntos.
Se entiende más.
Recibí un llamado de un oyente, mirá Santana, yo lo asociaba a Santana, además de un compañerazo, un tanguero de ley, pero resulta que me salió chamamecero el hombre y yo no sabía. Estaba indignado porque había excluido a Young y a Flores del área chamamecera. Entonces, yo le dije, desafiando su ira, mirá, yo estoy simplemente diciendo los círculos concéntricos que vi en el mapita que me mostraron en Federal.
Pero es cierto, y Don Walter Roldán que acompaña a Numa y es de Tacuarembó tiene un juego de doble hileras, según la afinación de la guitarra, para acompañar.
Y yo he visto en la Fiesta de la Patria Gaucha de Tacuarembó bailar chamamé con fervor. Y Santana me hablaba del Lelo Fagundes, un viejo acordeonista de Verdulera de la zona de Young y que participó de un cumpleaños de 15 hace poco en Trinidad a base de chamamé y asado.
Entonces, es cierto, es cierto, yo no asocio en chamamé con Rocha, me cuesta más asociarlo con Rivera, pero el chamamé es una fuerte identidad nuestra.
Y hay una cosa de la música folclórica que a veces no se entiende y que para nosotros es vital porque es patrimonio. Una vez le preguntaron a Atahualpa Yupanqui cuál era la diferencia entre la milonga oriental y l milonga argentina. Y Atahualpa dijo: Mi amigo, la milonga cambia cada 11 leguas.
Entonces, vamos a dejarnos de estupideces, seamos compatriotas en serio. Es decir, no digamos, no, hago sólo folclore oriental. Sí, a mí me parece muy bueno que haya grupos que hagan fundamentalmente el folclore local, pero es muy difícil destilarlo de una serie de influencias que nos vinculan incluso con el mundo andino.
Es decir, pero el tema este del chamamé, de sus instrumentos, de su mestizaje, es parte muy importante de nuestra identidad.

 

DM: Nos llega un mensaje de un oyente que dice: “Buen día compañeros. Aquí no hay golpe fascista porque están en el gobierno colaborando con el imperio. ¡Vamo’ Venezuela! Abrazo”, dice Ruben Piriz.

GA: Vos sabés que en Venezuela tuvimos el honor de caminar mucho en los conucos campesinos en la época de Chávez todavía. Y vimos el fervor de una transformación que no se ve tanto en Caracas, se ve sobre todo en el campo y se ve en los cerros mucho más que en el centro de Caracas. Y uno siente también ahí que la música es una fuerte identidad.
También los venezolanos tienen un arpa pequeña que viene del mundo misionero, también ellos tienen una identidad que la canta Alí Primera más que nadie pero que son trojas ¿no? todo el folclore afro-venezolano de la costa norte. Y en ese marco, cuando yo siento la música llanera, los joropos, pero siento también la música afro-venezolana, entiendo una de las raíces de eso que tanto que se preocupó Chávez y que ahora lo está usando Maduro y que lo ridiculiza de afuera y lo ven como un pintoresquismo exuberante cuando es en realidad la esencia de un pensamiento que no puede separar revolución de religiosidad popular, en eso es diferente a Cuba, y arte y poesía. Es decir, es como una unidad.
Y ahí está la verdadera fuerza que por supuesto emana de la tierra y por supuesto de la tenencia de la tierra, porque la tierra es convocante vos sintonizás las raíces de la tierra cuando la tierra es para el que la trabaja y el que la habita y no para quien especula con ella. Entonces, hay un nexo entre reforma agraria, identidad y resistencia.
Yo te voy a decir una cosa, me preocupa la situación de Venezuela, me duele el desabastecimiento, pero yo te diría que no me asusta. Me puede preocupar más la situación de Ecuador a pesar de que esté más tranquila. Pero yo creo que Maduro está conteniendo, bueno, primero a Diosdado Cabello que ya quisiera salirse de la vaina.
Está conteniendo a un pueblo que quiere salir a la calle porque entiende que es mejor que estos bestias se quemen solos.
Y ahí, yo sería un atrevido en darle recetas a Maduro, pero además yo aprendí una cosa en política no hay recetas, en política lo que hay es el arte de entender la oportunidad. Una medida que puede funcionar muy bien un día puede ser absolutamente desaconsejable 24 horas después.
Entonces, yo sigo con mucha atención. Pero contrariamente a lo que ha logrado la prensa internacional, decir que Maduro no tiene la talla de Chávez, yo creo que por suerte están profundamente equivocados.
Una cosa es la capacidad de comunicación mediática que tenía Chávez y otra cosa es la cabeza organizativa de un hombre que viene de la clase obrera, que viene de los sindicatos y que por algo Chávez lo puso ahí.
Chávez lo puso ahí como continuador de un proceso que debe ser cada vez menos caudillesco, cada vez más colectivo, pero que en algunos momentos –como explicaría Plejánov- el papel de la individualidad en la historia juega mucho.

 

MAB: Juega mucho sí.
¿Por qué vos decías Ecuador? ¿En Ecuador qué está pasando?

GA: Yo creo que en Ecuador el Movimiento de la Revolución País y todo eso no tiene la solidez ideológica que tiene el proceso de Venezuela. Entonces, por más que Correa es un poco más prudente, Correa realmente molesta mucho al imperio, todo el trabajo contra las multinacionales es muy fuerte.
Por otro lado, de la misma manera que para atacar a Irán había que golpear a Siria, no sería de extrañar de que si ahora estos bestias tienen que replegarse en Venezuela intenten algo con la policía por el lado de Ecuador.
Pero yo te digo que en este momento, no Caracas porque ahí el consumismo es repugnante, pero en los cerros y en el campo de Venezuela tendría que correr demasiada sangre pata que hubiera un golpe de Estado.

 

DM: Nos llegan más mensajes de los oyentes.
“Qué extraño, donde hay petróleo hay revueltas e inestabilidad de los sistemas. ¿Quiénes son los causantes de esto?”, pregunta el teléfono que termina en 673.
“Un gran abrazo al compañero presidente. Lo esperamos el jueves 20 por la Agrupación Buceo – Malvín”.
“¡Gonzalo, con cuánta convicción revolucionaria nos hablaste de ese chamamé!”, dice el teléfono que termina en 100.
Gonzalo, te voy a traer a nuestro país nuevamente.

GA: Sí, claro. Nunca te podés ir, es decir, vos estás en cualquier lado y siempre estás pensando.
Hablaba una vez con una persona que defiende mucho a Cuba y decía: bueno, pero a Cuba le serviría otro gobierno frenteamplista porque por lo menos no está la recalcitrante derecha.
Y yo le dije: Mira, yo estoy dispuesto a muchas cosas por Cuba excepto a hipotecar el destino de mi pueblo. Es decir, yo lo siento mucho pero acá hay que hacer un cambio revolucionario y ese cambio  revolucionario pasa hoy por meter en el Parlamento un palo en la rueda del neoliberalismo.
Así que en realidad nunca te vas.

 

MAB: Nunca te vas, siempre la mirada es desde acá, desde este proceso.

DM: Y cuando mirábamos a Venezuela, recién lo decíamos, por qué pasa allá y no acá.

GA: Fue clarísimo el que mandó el mensaje, Piriz creo que fue, acá Julissa es la vedette y Corea del Sur habla del presidente más pobre del mundo. Pobres coreanos, no deben saber el precio de la tierra de una chacra cercana a Montevideo para decir que Mujica es el presidente más pobre del mundo.
Pero más allá de eso Mujica ya fue, Mujica no existe, nunca existió, fue el mascarón de proa de Astori y ahora existe menos. Así que, que le hagan loas en el mundo que nosotros sabemos la realidad.

 

DM: Bien, pero te decía que te iba a traer a nuestro país. Hay una situación puntual ahora, más allá de que vienen sucediéndose hechos graves desde el punto de vista económico que tiene que ver con el aumento impresionante que tuvieron los precios, sobre todo de las verduras que venían subiendo desde mediados de enero pero que se dispararon en esta última semana y media. ¿Desde la Unidad Popular cómo se ve esta situación? Y ¿qué propuestas tiene la UP ante esto?  

GA: Bueno, en primer lugar, el hecho de que se reduzca el área de producción para el consumo de frutas y hortalizas genera menos capacidad de resistencia ante una catástrofe natural.
Vamos a decir más todavía, no sólo la reducción del área sino la monopolización de las semillas impide la diversidad de variedades. Entonces si vos tenés una economía campesina, el campesino sabe cuáles son las semillas que resisten la inundación, cuáles son las que resisten la sequía, las distintas variedades del mismo producto.
Si vos tenés una sola semilla patentada y manejada genéticamente esa semilla se vuelve mucho más débil ante las situaciones no previstas porque está planificada para otra situación.
Entonces, no sólo la reducción del área sino además la manipulación genética nos empobrece y ataca directamente, que ese es el objetivo, la soberanía alimentaria.
Entonces, eso se expresa rápidamente en una situación catastrófica como esta, climática, que va a ser cada vez más reiterada, en lo que hace el mercado siempre. Si dependemos del mercado, qué hace el mercado, sube los precios.
Acá nosotros tenemos determinados elementos que son muy claros en la política de la Unidad Popular. En primer lugar el tema de la tierra es, desde Artigas para acá, el tema central.
En segundo lugar, cuando hablamos del tema de la tierra, no hablamos en esquemas, hablamos con un compromiso real, con el apoyo a los sectores productivos y al mismo tiempo el acceso a la tierra para la vivienda pero fundamentalmente para producir de una manera sustentable, con soberanía alimentaria, con semillas nativas.
Saludamos con enorme alegría los congresos de las semillas, que los hace gente que no organiza la Unidad Popular, pero que son un reservorio de semillas nativas, no patentadas que se da en Tacuarembó, después se hace en Sauce y que nosotros saludamos con emoción.
Pero hay una línea de trabajo que los compañeros de la Unidad Popular de San Carlos sin pioneros, que es la agricultura urbana. Nosotros tenemos que tener agricultura hasta en los balcones de los apartamentos, como resistió Cuba los momentos más duros del período especial, del bloqueo. Es decir, nosotros tenemos que tener una mentalidad obrera en el sentido de la solidaridad social y productiva en el sentido campesino. Necesitamos que la alianza obrero campesina se dé en nuestra cabeza y no sólo en la práctica social.
Entonces, en ese sentido cada surco, cada almácigo, cada envase de agua mineral de 6 litros recortada y transformada en maceta para sembrar zanahorias, es un triunfo de la resistencia popular y una convicción de que frente al consumismo la calidad de vida, para comer tomates que tengan gusto a tomate además, y no a material plástico, pasa por la defensa de la semilla, por la defensa de la agricultura urbana y por algunos proyectos que soñamos y que vamos incorporando. Por ejemplo, que cada cooperativa de viviendas de verdad apadrine a un productor orgánico, le garantice mercado sin intermediarios y genere en los niños y adolescentes de esa cooperativa urbana un lugar de recreación donde además se interioriza del tema de la tierra.
Entonces, nosotros tenemos un montón de proyectos en ese sentido. Ahora, si vos revisás, ya no el programa sino las 35 medidas. En las 35 medidas se incorporan algunos temas que lógicamente la plataforma del Frente del 71 no podía considerar porque el tema ambiental no estaba. El saqueo ambiental como una tarea del imperialismo y una tarea de la resistencia. No hay liberación nacional sino se frena el saqueo ambiental y se consigue la soberanía alimentaria y la soberanía de Estado. Pasos inevitables para la liberación nacional.
Y en segundo lugar en las 35 medidas, el tema de la reforma agraria pasa a ser inseparable del tema educativo, de una formación en valores y una educación que sea exactamente lo contrario de lo que dijo Mujica porque se le escapó. Cuando dijo: necesitamos una educación para el trabajo, necesitamos una educación -hasta ahí todo bien- que reproduzca y multiplique el mundo material que nos rodea.
Es exactamente lo contrario, necesitamos cambiar de base el mundo material que nos rodea para acabar con el consumismo, para acabar con la comida chatarra y para redescubrir que el tema de una comida saludable en la escuela no es la prédica de vamos a comer menos alfajores sino la posibilidad material de que la gente tenga acceso a una comida de calidad.

 

DM: Hay otros temas que nos gustaría entrar contigo, hay algunos mensajes de la audiencia que siguen llegando, está todo el tema económico, la situación que está viviendo el Uruguay anunciada ya ahora por los propios integrantes del gobierno. Se habla de que se suspende, por ejemplo, la obra del Banco República porque este año no hay plata, se hablaba de 90 millones. Mujica dijo directamente que no se va a cumplir con el rango meta de inflación. Se está hablando de la baja en el turismo, cifras impresionantes, se está hablando de arriba del 10, 15% y lo que ya sabemos que viene pasando con el nivel de endeudamiento de la gente y del Uruguay en sí.
¿Qué panorama se prevé para este año electoral? ¿Qué bien o mal le puede hacer a la campaña electoral desde el punto de vista de los contenidos una crisis económica de este tipo? ¿Qué herramientas propone la Asamblea Popular, la Unidad Popular para modificar la estructura actual que está llevando a esta situación al Uruguay?

GA: Hay que tener a veces mucho cuidado con la teoría de que tanto peor tanto mejor para nosotros. Es decir, no nos alegra que la cosa esté mal y teníamos elementos de sobra para hacer una muy buena campaña electoral aún en los momentos de buenas exportaciones y buenas entradas por el turismo que teníamos años pasados. Es decir, porque en última instancia nosotros no somos una organización política que estamos planteando una respuesta a la coyuntura, sino que estamos planteando un trabajo estratégico.
Yo creo que la crisis nos va a golpear a todos y todo tiene su lado bueno y su lado malo. Su lado malo es que si hasta ahora era una hazaña poder viajar por el interior para llevar nuestro mensaje y poder imprimir, ahora va hacer doble hazaña. Una de las cosas que me alegró de esta invitación que me hicieron de la Federal es que pudimos volver por Paysandú y creo que la comisión de finanzas debe estar loca de la vida de que no gasté plata. Lo cual siempre es relativo, porque hubo compañeros allá que me fueron a buscar en auto a Colón, cruzar el puente significa pagar peaje de ida, de vuelta, eso lo pagaron ellos. Y me dieron de comer.
Entonces, el tema económico también nos va a golpear terriblemente, y nos están poniendo trabas para un préstamo que quería tener la Unidad Popular. Trabas inadmisibles que nos permita adelantar la propia plata que el Estado nos daría pero en setiembre. Es decir, un adelanto estamos pidiendo pero no hay forma, lo vamos a seguir pidiendo y lo vamos a seguir denunciando. Pero desde el punto de vista de la conciencia ciudadana la indignación sola no basta, porque la indignación puede ir, lógicamente a decir: que se vayan todos al diablo, son todos iguales. Es decir, no excluye la necesidad de un trabajo y un trabajo hacia las internas, que a veces la gente no se da cuenta de que si nosotros no logramos una muy buena votación en las internas no somos creíbles para octubre. Entonces dicen, ah no, pero es tirar el voto. Mirá, tuvieron 4 mil votos en las internas.
Entonces, nosotros necesitamos una muy votación en las internas, vísperas de un campeonato mundial de fútbol, donde la cabeza de la gente está en otro lado, el voto no es obligatorio.

 

DM: Casi que se necesitan a todos los compañeros para traer desde afuera.

GA: Y exige un esfuerzo de organización brutal. Porque mirá que a diferencia de las elecciones nacionales vos votas una lista de las 6 listas que va a tener la Unidad Popular, votas en un circuito rural donde no llegó el delegado de la Unidad Popular a presentar la lista firmada, ese voto no es reconocido. Es decir que si no llegamos en el horario de apertura de las mesas hasta el horario de cierre, no llegamos a todos los circuitos presentando nosotros mismos las listas de la Unidad Popular, los votos que haya ahí no son válidos.

 

DM: Además de que la gente no va a tener listas para votar en el circuito, se suma que si alguien que la lleva por sus propios medios no es válido el voto.

GA: Si no llegamos nosotros primero, no es válido el voto. Entonces, el esfuerzo organizativo, te lo cuento acá porque es plata, todo es plata, todo es combustible, todo es, bueno, comer un pancho en la calle, todo es resolver un montón de cosas. Claro, si vos tenés un grupo de compañeros y compañeras que preparan refuerzos el día anterior, ahorras plata ese día. Pero todo es organización y todo requiere plata.
Y realmente todos estamos sufriendo estas subas, todos nos apretamos más y nos angustia más.
Entonces, el tema es transformar la indignación de la gente en una lectura política de la realidad, no es mecánico porque la gente percibe los problemas aislados. Ay, qué horrible la inseguridad, qué horrible mi hijo no consigue empleo, qué horrible la suba de alquileres, lo ve como problemas aislados.
Yo pienso que ahí es muy importante el trabajo local y la publicación local de recoger todos los síntomas que el vecino ve como aislados y mostrarlos armónicamente como señales de problemas más de fondo. Pero la crisis no nos trae automáticamente votos, trae una mayor desesperanza, un mayor desengaño y un mayor descreimiento con este gobierno, que ya se transforma en indignación en muchos sectores, y eso es saludable. Porque la bronca hacia los inconsecuentes implica salud ética de la gente, pero no nos garantiza el crecer. El crecimiento, nada podemos esperar sino de nosotros mismos.

 

MAB: Gonzalo, vos estás diciendo muchas cosas allí que tienen que ver con una militancia que tiene que estar activa y que tiene que asumir que tiene que tener un protagonismo que va hacer definitivo, va a definir, definitorio va a ser.
Hay oyentes que están en su casa ahora, o en el trabajo, o van en el ómnibus y están escuchandote, ellos dicen: yo voy a votar la Asamblea Popular. ¿Qué pasos le pedimos que den? ¿De qué manera -esto se lo estamos preguntando a todos- pueden participar en forma efectiva, además, no solo con el voto? El otro día nos decía una persona que quiere escuchar a la Asamblea Popular, está dispuesto a escuchar, viene de lo que viene tanta gente, de la decepción. Yo estoy dispuesto a escuchar –dice- yo sé que no es solo votar, hay que hacer otras cosas. Se puede participar con el aporte, vos decías lo que significa salir y cualquiera que se fije. Fíjense cuánto cuesta un pasaje a Paysandú o a Cerro Largo o a cualquier parte del país, a Soriano igual que es más cerca, es plata, cada cosa es plata y a la Asamblea Popular no le va a dar la plata López Mena ni ninguno de esos.

GA: A Salto $750 ida.

 

MAB: Ida, si va uno solo.
Entonces, dos por tres se andan buscando vehículos, dos por tres se anda rascando el monedero. ¿Cómo hace alguien que quiere colaborar económicamente?

GA: Miré, no sólo económicamente, hay muchas formas de colaborar. Una de las cosas que hablábamos con una persona que está en su casa y está impedida de salir, es que recorra el dial uruguayo. Todos los programas que hay a micrófono abierto, sean de música, sean para opinar de moda o de lo que sea, hacer la reseña de los teléfonos, llamar y decir: no, mire, yo hoy no voy hablar de música. ¿Usted conoce el programa de Unidad Popular?
¿Por qué se le niega a la ciudadanía uruguaya el derecho de enterarse de que hay una quinta opción política? Es decir, ese tipo de cosas uno las puede hacer desde su casa.

 

MAB: Tomar la iniciativa.

GA: Hay otra gente que me dijo: Mirá, yo lo que voy a hacer es agarrar alfileritos que tienen la cara del Guapo, le saco la cara del Guapo y pongo el rojo y verde de la Unidad Popular. Entonces, hay un montón de tareas periféricas que se pueden hacer.
En algunos lugares, por ejemplo, les pedimos a los vecinos que no pueden ir a una reunión que hagan el censo de las cosas buenas y de las cosas malas visto desde la óptica de los vecinos, para saber, dentro de las necesidades objetivas, cuáles son las necesidades sentidas.
Ese trabajo de relevamiento es militancia fundamental para una propaganda local después, para saber qué se pinta en un muro.
Hay mil formas de colaborar, pero además nosotros tenemos que atender, y esto es un llamado muy especial a los militantes, a todo un sector de compañeros y de gente amiga que no puede ir a la reunión porque tiene un cargo de confianza...

 

MAB: No puede dar la cara, no puede mostrarse.

GA: Es decir, ojo, el Frente acomodó a un montón de gente en cargos técnicos que no sirven para nada, pero como entre bueyes no hay cornadas, van a seguir ahí. Pero el Frente también nombró a técnicos que están poniendo el alma en los distintos programas sociales y mucha convicción. Esa gente sabe que ahora el Frente es la nueva derecha, pero ellos piensan: los rosaditos son peores. Y si voto la Unidad Popular, si me expreso por la Unidad Popular pierdo el cargo.
Entonces, nosotros tenemos que hacerle comprender que nosotros respetamos esa posición y tenemos que generar también una serie de reuniones discretas, no secretas, discretas a los efectos de conversar con gente que no puede dar la cara y que es absolutamente comprensible que en este momento de hostigamiento no pueda dar la cara. Tenemos que atender con mucha sensibilidad a esa gente.

 

DM: Se vienen las internas y hay un mensaje que se intenta imprimir, no sólo desde el propio seno del Frente Amplio, desde diferentes lugares, sino también desde los medios de comunicación colaborando un poco con la estrategia, que es que el peor golpe que se le podría dar a Tabaré es dentro del Frente Amplio y votando a Constanza Moreira.
Donde hay muchos frenteamplistas, incluso gente de buena fe que dice, bueno, en las internas tomo ese camino para golpear a Tabaré y después veo en el Parlamento qué hago.
¿Qué respuestas hay para la gente de izquierda que piensa que lo mejor que le pueda pasar a la izquierda uruguaya es que tenga un golpe Tabaré en las internas?

GA: Tabaré no va a tener ningún golpe en las internas porque las encuestas dan apenas el 2% de la intención de voto frentista a Constanza. El problema es que inflan a Constanza porque es una vieja estrategia de los partidos burgueses y hasta en eso el Frente Amplio es la nueva derecha. Es decir, cuando se desprestigia por la izquierda el candidato que está dando desesperadamente señales a las transnacionales “confíen en mí” y a Julissa Reynoso “confíen en mí”, necesitan cierto equilibrio en el discurso, entonces meten a Constanza.
Yo les pedí a los periodistas de esta radio que me hicieran el prontuario de Constanza legisladora porque yo quería saber qué había votado y qué no. Entonces me dicen: Gonzalo, no te gastes, agarrá parlamento.gub.uy, ícono “nuestros legisladores” y ahí digitá “Constanza Moreira” para saber cuál es su trayectoria como parlamentaria.
Votó todo, fue el soldado tranquilo de la obediencia debida. Si habrá garantías para el Frente de que la línea para Mónica Xavier, para la extrema derecha de Mónica Xavier, si habrá garantías para ellos de que Constanza Moreira no es una recién llegada, es la persona que les garantiza la continuidad neoliberal más absoluta con un discurso falso.

 

DM: Hay algunos mensajes, los leemos rápidamente, algunos quizás ameriten respuesta pero será en otra oportunidad.
“Perdón mi ignorancia, siempre se habla a favor de las exportaciones pero la gente de a pie tanto lo favorece porque me parece que no deja casi nada. Gracias, si me lo explican compas”.

GA: Y si no hay gravámenes, si no hay detracciones, las exportaciones sólo le sirven al que exporta.

 

MAB: Al que exporta, exactamente.

DM: “Un afectuoso saludo a nuestro presidente, me encantan sus artículos en Facebook”
“Mataron a Chávez, pobre Venezuela, Correa podría ser su seguidor pero ha tenido contradicciones con los indígenas y sus tierras y con el aborto que me hace dudar” y ahí se corta el mensaje.
“Gonzalo, me gustaría saber tu opinión sobre el desarrollo de las cooperativas en nuestro país como sistema alternativo”.

GA: Gran tema.

 

DM: “Un saludo a Abella que estuvo sin caballo y en Montiel” “Impresionante Gonzalo, lo más grande que hay en el país. ¡Vamo’ arriba la Asamblea Popular! Un abrazo grande” -Leonardo de la Ciudad Vieja.
Estos son algunos de los mensajes que han ido llegando hasta ahora aquí.
Gracias como siempre, firmamos una nueva columna el otro día, ya está, la vamos a publicar en minutos nada más en los diferentes lugares donde podemos, la vamos a mandar también a todos los medios del país.

 

MAB: ¿Y los que están escuchando cómo la pueden ver?

DM: Bueno, en el Facebook de la Radio, por ejemplo, va a estar en 15 minutos y vamos a seguir con esa forma también de que estas preguntas también las puedan hacer.

 

MAB: Se pueden tomar como tema para esas columnas también.

GA: Cómo no, vos me las mandas, yo me muevo más con el correo electrónico, pero me mandas y yo respondo y lo colocas en Facebook.

 

DM: ¿Pero podemos decir el correo electrónico?

GA: Claro, isgo@internet.com.uy

 

DM: Muy bien. Gracias Gonzalo.

GA: A Ustedes, como siempre.

Compartir este post

Comentar este post

arlette 02/22/2014 07:45


ARRIBA ASAMBLEA POPULAR


EXCELENTE EL ARTICULO DEABELLA


SIEMPRE RETIRE LAS LISTAS EN MONTEVIDEO.ME LAS DAN ALLI,TANTO PARA LAS INTERNAS COMO NACIONALES?