Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - NUEVAMENTE MUJICA ARREMETE CONTRA CUBA Y ASEGURA QUE NO VA A CAMBIAR EN NADA LA POLÍTICA ECONOMICA DE ASTORI

21 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

carpeta-201167.jpg
“Cuba repartió como nadie pero no pudo hacer frente a la inversión y se quedó. Ahora tiene mucho menos para repartir. ¿Es eso lo que quieren”?
 “No se puede hacer cambios sobre la marcha. Es una inmoralidad. Te hice plantar, te hice cosechar y después te digo que te voy a poner impuestos. No, eso no se puede hacer. No se puede dejar que los productores produzcan y después avisarles de los impuestos. Por eso dije que al agro por ahora no. De instrumentar algo, tiene que ser con mucho más tiempo”
En el semanario Búsqueda de la semana correspondiente al 17 de setiembre de 2009 se publicaba parte de una entrevista hecha al actual Presidente de la República José Mujica
Razones como estas abundan para suponer que a los frenteamplistas no puede causarles sorpresa alguna las declaraciones recientes de Mujica. A no ser que muchos de ellos desconocieran o cerraran los oídos a aquellas cosas que preferían no oír durante la campaña electoral. 
Cualquier cosa se puede pensar, menos que no se conociera esta forma de pensar del histórico líder de los tupamaros.
Veamos ahora lo que dice Mujica en el libro “Pepe Coloquios” :
“Cuba se cae a pedazos”
Cuba desde hace medio siglo “se cae a pedazos, se cae de vejez”, comentó el candidato presidencial del Frente Amplio en el libro “Pepe. Coloquios”. 
Aludiendo a la cultura, Mujica rechazó, por ejemplo, la idea del Estado manejando la cultura. “Ya vivimos lo del realismo socialista, todos los líos de la revolución cubana y la cultura. ¡No me jodan!”, destacó. 
También criticó duramente a la prensa oficialista cubana, única permitida por el régimen. “Vamos a dejarnos de joder; hay que tener la frescura de reconocer las cosas que son grandes. Un margen de competencia es sano. ¿Vos viste lo que es la prensa de Cuba? No se puede leer, es irresistible. No se puede leer por aburrimiento”, dijo. 
No obstante, adelantó que no expresará sus críticas a Cuba durante los actos preelectorales. “No lo voy a decir, pero la prensa cubana, no se puede leer. Es insoportable”, insistió. 
Mujica señaló asimismo que en Cuba existe “una economía paralela, clandestina” y que eso, en vez de producir socialismo, genera “sociolismo”.
Este Miércoles 16 de febrero Mujica recibió al semanario Búsqueda en su despacho del piso 11 de la Torre Ejecutiva, Aceptó contestar algunas preguntas pero solo referidas a la política económica, para remarcar que “continuará sin cambios sustanciales”, con el objetivo de “no abortar el fenómeno que está promoviendo el crecimiento de la inversión”.
Mujica la emprendió nuevamente contra el gobierno comunista cubano, como ha hecho cada vez que intenta poner ejemplos de lo que no debe hacerse, de lo mal hecho, del fracaso, del desastre en todos los planos, se trate de la economía, de la cultura o los medios de comunicación. 

 

En esta oportunidad Mujica vuelve a utilizar la experiencia cubana como ejemplo de lo que no se debe hacer. Sabe que con esas manifestaciones satisface al medio que lo entrevista en primer lugar, y sobre todo a la clase oligarca y a los imperialistas. 

 

Afirma Mujica: “Cuba repartió como nadie pero no pudo hacer frente a la inversión y se quedó. Ahora tiene mucho menos para repartir. ¿Es eso lo que quieren”?, preguntó el presidente Tupamaro.
“Que quede claro que el gobierno mantendrá la misma política económica; es una inmoralidad hacer cambios sobre la marcha”, afirmó Mujica en esta ocasión.
-Tiene pensado realizar algún tipo de modificaciones a la actual política económica. 
-He dicho y repito con más firmeza aún que no veo necesidad de cambiar una línea económica que está dando resultados. Hay una preocupación en la sociedad y en el Frente Amplio, por su carácter de fuerza progresista, de aminorar las brechas que separan económicamente nuestra sociedad. Esa preocupación la tenemos todos. Como andamos mejor, nos olvidamos del fondo de la cuestión, con mucha facilidad. Nuestros país en materia de inversión era un desastre hasta hace muy poco y esa fue una constante de la parálisis económica uruguaya. Ahora instalamos una política económica que logró aumentar la inversión. Todo eso por el afán de redistribuir. En eso estamos.
-Pero los sectores que reclaman cambios dicen que la distribución no llega. 
A mayor inversión, mayor desarrollo, mayor recaudación impositiva y mayor capacidad de redistribuir. Creo que estamos en ese proceso. La política económica debe continuar sin cambios sustanciales para no abortar el fenómeno que está promoviendo el crecimiento de la inversión. No es que no tengamos voluntad de repartir. Todos queremos repartir.
-Lo que está en debate es el camino para favorecer ese reparto. ¿Qué postura tiene usted? 
-El campeonato de reparto en América Latina lo ganó largamente Cuba porque repartió como nadie. Pero, ¿y? ¿Es eso lo que queremos? Cuba en este momento también está pagando las consecuencias. Ahora no tiene nada que repartir. Está en una discusión vieja como el agujero del mate pero es de carácter esencial.
-Hay dirigentes del Frente Amplio que defienden ese modelo…
-…es que realmente repartió como nadie. Tiene una educación y una salud brutal pero no puede hacer frente a la inversión y se quedó. Ahora tiene mucho menos para repartir. ¿Es eso lo que quieren? Prefiero tener lo máximo posible para repartir. Hay otro asunto que yo no comparto con los economistas. Prácticamente no existen productos primarios, lo que existen son procesos primarios y procesos industriales. El asunto es cual es la tecnología que hay atrás y cual es la inversión que hay atrás. Que no me vengan con que un maíz del Misisipi es un producto primario. ¡Que va a ser un producto primario! Es un producto que lleva talento y calificación. Lo mismo pasa con la agricultura uruguaya, que nos sacó del pozo en el 2003 y 2004.
-No le parece que los inversores tienen motivos como para estar preocupados debido a la discusión pública que se ha generalizado sobre la política económica?
-No vamos a andar cambiando las reglas de juego. Que quede muy claro. Siempre puede haber algún retoque mínimo pero no un cambio de rumbo. Que se queden todos tranquilos.
-¿Sigue pensando y defendiendo lo que dijo en el Hotel Conrad antes de asumir, llamando a los empresarios a invertir en Uruguay?
-Claro que si. Voy a repetir casi el mismo discurso dentro de dos o tres días. Ahora estamos en el marco de esa política y la vamos a seguir respetando y aplicando. Que quede claro. El que viene a invertir viene a ganar plata, le ha ido muy bien y me parece bárbaro. Pero también es cierto que tenemos una brecha social importante. Estamos en una situación similar al primer gobierno de Luiz Ignacio Lula Da Silva. Tendríamos que acordarnos que ahí también hacían los mismos reclamos. 
Cuando Brasil creció lo suficiente, sacaron todo el plan contra la pobreza y todo lo demás. Todo a su tiempo. Estamos en plena aceleración Ahora no podemos experimentar porque después nos vamos a quedar con menos para distribuir.
-¿Eso se lo trasmitió a los que reclaman cambios?
Yo tengo que escuchar a todos. EL asunto es que acá hay mucha democracia. Todo el mundo opina. Pero una cosa es la dilución sobre cuántos puntos de IVA bajar y otra cosa es la política económica y tributario.
-¿El tema de escuchar a todos no genera confusión? 
No necesariamente. Un ejemplo. La OPP está trabajando en estrecha colaboración con el presidente, con más presencia y de muy buena forma. Pero no traza la línea económica. La OPP aconseja al presidente. En un país de funcionamiento como el nuestro no se puede debilitar al ministro de Economía. Se comete un bruto error si se hace eso. El ministro de Economía no puede ser un palo vestido por que es una señal horrorosa. 
-¿Pero no queda esa impresión a veces? 
-Por eso hay que dejar las cosas muy claras. Yo no le saco autoridad al ministro de Economía. No es un problema de que esté atado al ministro de economía. Cualquier país que se considere serio no debe desautorizar al ministro de Economía. O lo tiene o no lo tiene,. Si lo tiene lo respalda y cuando no lo respalda lo cambia. Comparto la filosofía de los que quieren repartir, pero estamos en un camino en el que vamos a poder repartir mucho más. Además estamos haciendo movidas económicas que son fuertes, aunque no hacen ruido. 
El mecanismo para buscar la asociación pública y privada es algo muy fuerte en este país. Ancap va a salir a vender obligaciones, que también es fuertísimo para la cultura uruguaya. Se están haciendo cosas importantes.
-¿Cual será para usted el tiempo de los cambios para la mayor redistribución? 

 

Todavía hay mucho espacio para agrandar la torta y hay que hacer un esfuerzo grande en infraestructura, porque tenemos dificultades de crecimiento. Tenemos problemas en las carreteras y en las vías. Ahora estamos en eso y es imprescindible. En ese marco, nosotros no podemos correr el riesgo de desinflar la actitud inversora. Los países escandinavos tienen una muy buen distribución pero trabajaron mucho antes para llegar a eso. Es cierto que acá hay sectores que les ha ido muy bien pero son los que están invirtiendo, justamente porque les ha ido muy bien. En cuanto les vaya mal sacan la plata del país y la llevan para otro lado.

 

-Usted puso hace un rato el agro como ejemplo. ¿Está evaluando algún nuevo impuesto para ese sector? 
-Hace once años teníamos diez mil hectáreas de soja. Ahora tenemos cerca de un millón. La agricultura de grano entró a superar el monto total a la ganadería. Ese es el fenómeno reciente. Pero cuando se miran se miran las cifras totales, la agricultura le robó más de un millón de hectáreas a la ganadería pero la ganadería no mermó, más bien aumentó. Son todos índices favorables. En el arroz este año se va a batir un record. Este año y después se van a acordar de esto que digo, el rendimiento por hectárea del arroz en Uruguay va a ser el primero del mundo.
-Sobre esa base, ¿el gobierno va a aumentar la carga impositiva del agro?

 

-No se puede hacer cambios sobre la marcha. Es una inmoralidad. Te hice plantar, te hice cosechar y después te digo que te voy a poner impuestos. No, eso no se puede hacer. No se puede dejar que los productores produzcan y después avisarles de los impuestos. Por eso dije que al agro por ahora no. De instrumentar algo, tiene que ser con mucho más tiempo.

 

-Alguna vez pensó seriamente hacer cambios importantes en la política económica? 
-No. Y nunca dije nada de eso. La única duda que plantee fue respecto al IVA. Pero eso me parece un detalle. ¿Se baja un punto o dos??A un sector o a otro? Esa no es la política económica. Además hay otro tema muy importante que lleva a que no se puedan hacer experimentos. No sé que va a pasar con el dólar. Nadie le da importancia al esfuerzo que ha hecho el gobierno por mantener el dólar. Sin ese esfuerzo, seguro que estaría a algún peso menos.   
-Algunos analistas sugieren la posibilidad de que Brasil devalúe. ¿Qué opina de eso?
-Eso puede ocurrir y ese factor no lo tenemos del todo incorporado. Tenemos que tener un marco de desconfianza. Creo que vamos bien pero no hay que tirar manteca al techo. Hay factores de incertidumbre. No he encontrado nada que me indique que es útil cambiar.
¿Y cómo va a hacer para terminar con las constantes propuestas públicas de cambios en la política económica?
-Aclaro que estoy dispuesto a estudiar todas las propuestas aunque no las comparta. Todo aporta y uno no sabe si algunas de esas propuestas van a ser aplicables dentro de un tiempo. Pero que los planes sean racionales. Si sale primero en los diarios lo que me van a decir y después me hacen una propuesta, tengan en cuenta que yo leo los diarios también. No me pidan entrevistas si ya se lo dijeron a todos los diarios.
Hasta acá la entrevista que Mujica le dio a Búsqueda el semanario de los empresarios y las embajadas extranjeras. 
Por eso hoy de tarde cuando hablábamos con un amigo que sin ser un verdadero empresario tiene una empresa, hablaba haciendo referencia a esta entrevista, sin comentar que se trataba de estas afirmaciones del Presidente uruguayo.
Mujica y su gobierno tienen contradicciones reales, no tanto con los grupos y partidos que integran el Frente Amplio, sino más bien con los electores de esa fuerza política. Para el público las maravillas que publicita el gobierno de Mujica no se aprecian ni en su salario ni en los cambios sociales prometidos. Por eso tanto el Partido Comunista como el Movimiento de Participación Popular, tienen más necesidad de publicar los reclamos de mejoras en la política económica y el reparto de la riqueza, que en apuro por hablar con Mujica Astori advertidos de cual va a ser la respuesta de estos a sus planteos.  
Para los dirigentes comunistas o del MPP su único interés es complacer a sus militantes y simpatizantes en expresar los reclamos públicamente por eso tienen la necesidad de salir a la prensa burguesa por carecer de medios de comunicación propios. O lo mismo cuando pintan en los muros “Por un Frigorífico Nacional”, o “Con Germán Araujo”, hoy día todo vale, da lo mismo se trata de eslóganes, planteo utópicosno existe ninguna responsabilidad ni compromiso tanto en lo que se dice como en lo que se asegura o afirma.
De cualquier manera los “dichos” de Mujica conviene analizarlos, más allá de su espíritu filosófico. 
Mujica ha acertado a reconocer que la devaluación de Brasil se viene y que arrastrará sin lugar a dudas el precio del dólar en la plaza uruguaya. Esto ha de repercutir enormemente en nuestra economía, es un dato serio y a tener en cuenta. 
Mujica define claramente que respalda la política económica de Astori y que no va a cambiar en nada. Asegura cosa que no hacía falta que no le pondrá un solo peso de impuesto a la oligarquía del campo y sobre todo a los grandes tenedores de tierras extranjeros. Y aclara también que los únicos cambios serían un punto más o un punto menos en IVA, algo que no da ni para realizar un solo comentario, menos cuando se dice que esto correspondería a las compras por tarjeta.
Mujica señala que sería una “inmoralidad” decirle a un oligarca después que plantó y cosechó la soja o el arroz, mire que como a usted le fue tan bien obtuvo tanta ganancia el gobierno piensa que no sería un horror ponerle “detracciones” a las importaciones, para construir algunas escuelas, comprar algunos libros, o construir algunas viviendas para quienes carecen de posibilidades reales de construir.  
Mujica pasó de su época de “expropiar” a este momento actual de respetar a la oligarquía y al imperialismo a niveles que ni la propia burguesía nacional lo tuvo en cuenta. 
Razón tiene el representante del Ejercito, Araujo cuando afirma que “el orgullo mayor de las Fuerzas Armadas uruguayas es haber transformado a Mujica en un demócrata”. 
Más inmoral que cobrarle detracciones a las exportaciones a la gran burguesía exportadora y a los monopolios extranjeros, es darle tres o cuatro pesos de aumento por día a un jubilado, pagarle tres o cuatro mil pesos de salario mínimo a una persona, negarle el aguinaldo a los pobres viejos. Mucho más inmoral es haber mandado a la paliza a tantos compañeros para llegar a esto.
Mucho más inmoral que tocarle un peso a los ricos, es tener las cárceles llenas de hijos de trabajadores, miles de gurises en el INAME y en la pasta base.
¿Qué mierda vas a repartir Mujica si no le sacas a los oligarcas y a los grandes burgueses?
Mujica ya ni piensa ni actúa de cara al pueblo, dice que lee los diarios, es de suponer que solamente lee los diarios que le pasan la mano por el lomo, que lo adulan, como las murgas de carnaval. 
Si leyera realmente en serio, vería un país que se le cae a pedazos, un mundo que cambia cada día, que está cada vez más globalizado y que lo que está sucediendo en Medio Oriente, va a golpear con fuerza también en America Latina. 
Es mucho más inmoral que tocarle un peso a los ricos, recurrir al ejemplo de Cuba como de lo que no hay que hacer, como un baúl de errores y horrores, para regocijo de los inversores, para que el oficial Araujo lo recuerde como un mérito del Ejercito Nacional, haberlo transformado a usted en un demócrata.

Más respeto por Cuba, Mujica. Más respeto por su pueblo. Más respeto por su Revolución. Más respeto por los revolucionarios cubanos. Más respeto por los logros de la Revolución. Más respeto por el sacrificio del pueblo. Más respeto por su gobierno. Más respeto por el Partido Comunista Cubano.  Más respeto por los médicos cubanos que vienen a operar a nuestro país. Más respeto por su Comandante Fidel Castro.
EN LA VIDA HAY QUE UBICARSE UN POCO. CUANDO TODOS ESTOS DIRIGENTES DEL FRENTE AMPLIO QUE HAN GOBERNADO Y GOBIERNAN NUESTRO PAÍS.  HAYAN HECHO UNA MILÉSIMA PARTE DE LO QUE CUALQUIER BARBUDO CUBANO BAJADO DE LA SIERRA ALCANZÓ PARA SU PUEBLO RECIEN AHÍ PODRÁN HABLAR DE CUBA. 



Compartir este post

Comentar este post

Néstor 02/21/2011 13:52



Estoy totalmente de acuerdo con Jaime, en lo único que discrepo, es en el tema de los bolsillos repletos, nunca van a estar repletos Jaime, siempre podrán cambiarse de pantalones.


El comentario final sobre el respeto que deben los gobernantes y políticos todos a Cuba, los cubanos, su revolución, etc., me parece sencillamente "brillante".


Hay que ser atorrante para decir tantas pavadas, no te parece?, "como te digo una cosa te dsigo la otra", que manera de cantinflear y lo que es peor, darse vuelta en el aire como un panqueque, la
historia siempre le ha dedicado muy pocas páginas a los traidores, eso sí, han sido las más oscuras.



jaime gimenez larrea 02/21/2011 09:39



Una necesaria actualizacion del discurso presidencial que pone los puntos sobre las ies. Un editorial que presenta la percepcion de muchos electores frenteamplistas.Recoge las propuestas
anunciadas y aplicadas sin remordimientos por el gobierno en favor de los que mas tienen; lo que en la practica supone  no solo permitir sino impulsar un proyecto de sobre-acumulacion
capitalista en los bolsillos de los "actores" mas poderosos, bajo  el supuesto de cuando no les quepa mas guita en los bolsillos seran mas proclibes a repartir el exedente entre los sectores
con menores ingresos. A los pobres les prometen "la raspa" de la olla. La utilizacion del ejemplo cubano como espantapajaros es no solo inmoral y desleal sino groseramente falsa ya que a Cuba se
le ha impedido con amenazas, sabatojes y bloqueo el desarrollo de un proyecto social diferente. Quien le impide a Cuba ser mas prospera? ...  pues el mismo sistema que nuestro gobierne
aplaude y estimula. No se puede dejar pasar lo obvio de esta vision mecanicista de la economia "ya que si Cuba tiene muy poco para repartir se debe a su proyecto socialista... eso quieren?"
legitimando en la practica la agresion criminal yanqui y la impotencia  casi complice de las NNUU.


Gracias imprescindible