Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay - Paco Casal y sus amigos Mujica y Tabare.(Dime con quien andas y te dire quien eres)

8 Junio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

380209_339659809439522_100001865176120_851033_2043442448_n.jpg

Casal (y su testaferro Gustavo Torena), le ganan la pulseada a Lescano-Por Víctor Rodríguez Otheguy


> > Casal le gana la pulseada a Lescano. Cruje la República
> > de Víctor Rodríguez Otheguy, el miércoles, 30 de mayo de 2012 a la(s)
> > 16:22 ·
> > Por Víctor Rodríguez Otheguy*
> >
> > Lo que aparenta ser un movimiento normal en el gabinete ministerial,
> > esconde, sin embargo, un complejo entramado de presión y lobby político.
> >
> > En oportunidad de discutirse en el seno de la AUF los derechos de
> > transmisión por TV de los torneos oficiales del fútbol uruguayo y de
> > las selecciones nacionales de este deporte, la empresa Tendfield –
> > cuyos accionistas más notorios son Francisco “Paco” Casal, y los ex
> > futbolistas Enzo Francescoli y Nelson Gutiérrez, pero que forman parte
> > de un complejo grupo económico, que incluye otro medio en el exterior,
> > Gol TV, además de la “representación” de futbolistas- proponía
> > cláusulas consideradas extremadamente “duras” o inflexibles, por parte
> > de algunos de los protagonistas, tales los casos de los dirigentes de
> > Liverpool F. C., Defensor Sporting Club, o el Club Atlético Bella
> > Vista, que históricamente han mantenido posiciones de independencia
> > respecto al poderoso grupo empresarial. Entre esas disposiciones se
> > establecía el concepto de “preferencia” para futuras negociaciones.
> > En la oportunidad, el presidente de la AUF, Sebastián Bauzá, denunció
> > ante los medios de comunicación, que el señor Francisco Casal, en un
> > tono propio de la “mafia”, que no le es ajeno ni a él, ni a quienes lo
> > rodean, le manifestó que sabía dónde estudiaban sus hijos. El episodio
> > quedó en una denuncia pública, pero no alcanzó los estrados
> > judiciales, como el sentido común lo indica que tendría que haber
> > sucedido. Finalmente, la empresa Tendfield obtiene los derechos de
> > trasnmisión por los que pugnaba, y, en apariencia, todo quedó en calma.
> > Sin embargo, en aquellas turbias negociaciones, entraron en juego
> > otros protagonistas: el ministro de Turismo Deporte y Juventud, Dr.
> > Héctor Lescano, y los servicios jurídicos del mismo Ministerio,
> > aunque, probablemente tras bambalinas, quizás participaran otros
> > Pérez. Los servicios jurídicos del Ministerio recomendaban que no se
> > firmara ninguna cláusula de “preferencia”, y el ministro Lescano,
> > respaldado en estos escritos especializados, sostuvo públicamente, que
> > la AUF tenía que actuar con independencia de criterio. Esta posición,
> > obviamente, lo enfrentó una vez más al monopólico grupo económico, a
> > la mayor parte de los dirigentes del fútbol uruguayo y, probablemente,
> > también de otros deportes y actividades –Tendfield tiene en
> > exclusividad la transmisión por TV en el basketball, el ciclismo y el
> > carnaval uruguayos- , pero, quizás no advirtió, que entre los
> > “tocados” por sus decisiones, estaban el Presidente de la República,
> > José Mujica y su antecesor en el mismo cargo, Tabaré Vázquez. Así las
> > cosas, los días de Lescano al frente de la cartera ministerial,
> > estaban contados.
> > Hoy, el presidente Mujica anunció que el alejamiento del ministro es
> > “su responsabilidad” y que debemos acostumbrarnos a que los ministros
> > pueden ser sustituidos, aún cuando tienen una buena gestión. Que en la
> > “alta política” las cosas son así, que no hay que cambiar de ministro
> > solo cuando las cosas funcionan mal. Agregó finalmente, que el ex
> > ministro Lescano, representará al Uruguay “por ahí”, en algún destino
> > diplomático.
> > ¿Porqué es posible sostener que tras el alejamiento de Lescano está la
> > mano de Casal? No es una inferencia antojadiza. En estos días, los
> > dirigentes de la AUF están discutiendo nuevamente los derechos de
> > transmisión por TV del fútbol, y la empresa monopólica ya se ha
> > adelantado que quiere que los mismos se extiendan hasta el año 2021.
> > Se me preguntará entonces, porqué involucro a Mujica en esta
> > negociación entre particulares. En noviemre del 2010, Francisco Casal
> > coordinó y concretó una entrevista, tras un viaje relámpago –que
> > increíblemente no incluyó a las autoridades públicas españolas, como
> > podría presumirse, al tratarse de la visita del jefe de gobierno de un
> > país- entre el Presidente de la República José Mujica y el Presidente
> > del Real Madrid Fútbol Club, Florentino Pérez, en la que, el poderoso
> > empresario español manifestó su interés de “asociarse” al Estado
> > uruguayo en el área de la energía[1]. Quizás, como patética metáfora
> > de esta caricatura, propia de una “república bananera, quede la
> > constancia, de que quien cimentó el vínculo entre Mujica y Casal, es
> > un señor que se esconde tras una máscara, se llama Torena, es asesor
> > del presidente, no se sabe con precisión en que área, pero que todos
> > los uruguayos, incluidos los integrantes de la selección, conocemos y
> > sufrimos como “el pato celeste”. Todo esto es verdad, no crean que hoy
> > me tengo ganas de escribir un sainete. Es verdad.
> > Por otra parte, todos recordamos que en la ceremonia de asunción del
> > Presidente de la República, el 1° de marzo de 2010 –incluido el costo
> > de la banda presidencial-, el novel mandatario decidió que el mismo
> > fuera financiado por empresas privadas, actitud que genera vínculos
> > “inconvenientes” –para decirlo en términos civilizados- entre el
> > Estado y los intereses privados. Entre las empresas “contribuyentes”
> > figuraban –no podía ser de otra manera- empresas “amigas”, como
> > Buquebus, Fripur, Cousa, Cutcsa y Tendfield, entre otras.
> > Cuando el Estado cede ante la presión de los “grupos de interés”, o
> > “poderes fácticos”, está optando por beneficiar a un sector
> > determinado de la sociedad, alejándose, por lo tanto, de los intereses
> > colectivos y del “bien común.” Cicerón, lo dijo valientemente y con
> > claridad meridiana, en la agonizante república romana hace más de 2000
> > años: “Los que hayan de gobernar el Estado deben (…) velar sobre todo
> > el cuerpo de la República, no sea que, atendiendo a la protección de
> > una parte, abandonen a las otras[2].”
> > A todos nos vienen a la memoria, episodios de la historia reciente,
> > como el que tuvo como protagonista al empresario y lobbysta Juan C.
> > López Mena, que le organizó al presidente un encuentro en el hotel
> > Conrad de Punta del Este con empresarios argentinos, o el sorpresivo
> > viraje que tuvo el proyecto de construcción del puente sobre la Laguna
> > Garzón, modificándose las condiciones y reglas de juego, tanto por el
> > Poder Ejecutivo nacional, como por parte de la Intendencia de Rocha,
> > que van en el sentido de beneficiar al “inversor” argentino Constantini.
> > Ante la “renuncia” de Lescano, la nueva ministra, Lilián Ketchichián,
> > asumió el compromiso de continuar con las políticas del ministerio,
> > aunque en sus dichos se trasluce, quizás, cierto tono de resignación y
> > quizás también de “renuncia”, pero de principios: “gobernábamos para
> > todos los uruguayos”. Esperemos que la ministra esté a la altura de
> > las circunstancias, porque, claramente, el presidente no lo esta, al
> > igual que el presidente que lo antecedió. Quien vea en Mujica a un
> > venerable anciano, que toma decisiones más allá del bien y del mal, se
> > equivoca. Esta, como otras decisiones, deterioran el entramado de
> > reglas de juego claras de la República, las instituciones crujen, pero
> > que sepa el señor presidente, los ciudadanos de a pie no nos
> > callaremos. Le seguiremos sus pasos allá dónde vaya, a Madrid, o al
> > “quincho” de Varela, conscientes, que las reuniones más trascendentes
> > no se realizan a la luz pública, y también, que la defensa de los
> > principios y valores de la república, reposan en la “virtud cívica”,
> > que seamos capaces de cultivar cada uno de los ciudadanos.
> >
> > * Mag. © en Ciencia Política, FCS-UdelaR.

Compartir este post

Comentar este post