Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

“URUGUAY PARAISO FISCAL Y EN LA LISTA NEGRA” OFICIALISMO PROGRESISTA Y OPOSICIÓN BURGUESA, JUNTAN FILAS

8 Noviembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

MENSAJE DE LA 36

 

36
EMBAJADOR FRANCÉS: “Lo que dijo Sarkozy no fue en nombre de Francia, fue en nombre del G-20”
Cristina Fernández pidió eliminar “guaridas fiscales”
Gobierno analiza la relación con Francia; Mujica habló con Cristina
Italia se ahoga en el mercado de deuda mientras Berlusconi se aferra al cargo
Berlusconi afirma que puede detener la supervisión del FMI “cuando quiera”
Francia aprueba el mayor recorte del gasto público desde 1945
El griego Papademos, un ex vicepresidente del BCE para salvar a Grecia

Grecia, Portugal, Irlanda y, ahora, ¿Italia? La presión de los mercados sobre el país se ha recrudecido este lunes y han colocado tanto la rentabilidad de sus bonos como la prima de riesgo en máximos históricos.
El ministro de Finanzas transalpino, Giulio Tremonti, advirtió durante la cumbre del G-20 al primer ministro, Silvio Berlusconi, que este lunes sería un “desastre” en los mercados si no dimitía. Al cierre de esta jornada, con “Il Cavalliere” al cargo, el coste de la deuda italiana está algo más cerca del nivel que obligó a la Eurozona a rescatar a Grecia y Portugal.
Este lunes, el bono italiano a 10 años ha alcanzado un máximo desde la entrada del euro del 6,66% frente al 6,37% anterior. De este modo, se acercapeligrosamente al nivel del 7% que provocó la puesta en marcha de un rescate para Grecia, Portugal o Irlanda.
Mientras, la prima de riesgo de Italia, que se mide con el diferencial entre el bono nacional a 10 años y el alemán del mismo plazo, llegó a superar los 490 puntos básicos, lo que supone también el máximo histórico.
Las Bolsas cerraron la sesión en rojo, continuando así en la caída en barrena de la pasada semana. El Ibex se dejó un 1,4%, hasta los 8.476 puntos: mientras que el Dax de Fráncfort (-0,63%) y el Cac de París (-0,64%) también cayeron. Eso sí, la Bolsa de Milán nadó a contracorriente al ganar un 1,32% alentada por los rumores de dimisión de Berlusconi.
Una de las principales razones es la incertidumbre política en el país, donde el primer ministro Silvio Berlusconi se enfrentará este martes a una crucial votación sobre las cuentas del Estado de 2010 y que podría perder por la retirada de apoyo de miembros de su coalición de gobierno.
La derrota se produciría en el peor momento, cuando el país se ve presionado por la Unión Europea pararealizar reformas económicas que frenen la presión de los mercados.
Los analistas consideran que con estos datos se ha llegado “al límite”. Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona tratarán hoy de dar forma al nuevo fondo de rescate para que pueda intervenir inmediatamente sobre la deuda italiana, cuya rentabilidad se ha disparado en los últimos días
Berlusconi afirma que puede detener la supervisión del FMI “cuando quiera”.
El presidente del Gobierno, Silvio Berlusconi, mantiene que la supervisión por parte del Fondo Monetario Internacional de las reformas anunciadas en Italia para fomentar el crecimiento y reducir el endeudamiento, se puede detener cuando se quiera.
“Hemos pedido al FMI que compruebe cómo va la marcha de la aprobación de estas reformas para autentificarlas ante todos. La petición la hicimos nosotros y la podemos retirar cuando queramos”, aseguró Berlusconi durante una intervención por teléfono en un acto. Berlusconi intervino en el congreso del movimiento político “Acción Popular” creado por el diputado del grupo mixto Silvano Moffa.
“Il cavaliere” también utilizó esta declaración pública para reivindicar un respaldo parlamentario asegurando que ha “verificado” en las últimas horas que dispone aún de la mayoría en la cámara tratando acallar así las informaciones que apuntan a que carece de apoyos ante el importante voto del martes, cuando se tendrá que aprobar un documento sobre las cuentas del Estado de 2010
Durante la pasada cumbre del G20 en Cannes (Francia), se anuncióque el Gobierno de Berlusconi había pedido al FMI que examinara lasreformas para dar mayor credibilidad al país.
La supervisión del FMI, que dará lugar a evaluaciones trimestrales, se desarrollará en paralelo a la que va a llevar a cabo de oficio la Comisión Europea, que la próxima semana tiene previsto enviar una misión a Italia.
Como explicaron en Cannes, la razón que llevó a Italia a pedir un mayor escrutinio de su acción a partir de los métodos del FMI y del Ejecutivo comunitario fue la constatación de “una reacción de los mercados” al empezar a contemplar el riesgo de un contagio de la crisis griega a un país, que por su dimensión, tiene un carácter sistémico.
Desde la cumbre europea de los pasados 26 y 27 de octubre, Italia ha anunciado una serie de medidas, y en Europa ahora se espera que el Gobierno de Berlusconi las aplique “con determinación”.

Por su parte Francia aprueba el mayor recorte del gasto público desde 1945.

Subirá el IVA, creará nuevas tasas, aumentará un 5% el Impuesto de Sociedades para reducir en 65.000 millones de más el déficit público en 2016.

Francia se aprieta el cinturón a un año de las elecciones presidenciales y con un gobierno conservador bajo mínimos en cuanto a popularidad para conservar, no perder su credibilidad en los mercados. El país que sentó las bases de la ilustración y la revolución burguesa que acabó con la monarquía absolutista debe demostrar ahora al resto de socios comunitarios que es un buen alumno y que también impone recortes a su economía, que en muchas ocasiones ha sobrepasado los límites de la Unión Europea en materia de deuda pública y déficit.
Hasta ahora parecía que la economía francesa, basada en las últimas cinco décadas en el aumento del gasto público y del poder del Estado como motor de la economía, no iba a someterse a una fuerte y dura cura de austeridad. Pero no ha sido así.
Tras los recortes sociales y aumento de impuestos para reducir déficit y gasto público en países como Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España, la receta del “rigor” y la “austeridad” impuesta por Alemania como condición para preservar el euro y atajar la crisis de deuda que azota a la zona euro ha sido asumida por el presidente francés Nicolas Sarkozy y la sufrirán los franceses en los próximos cinco años.
El plan, el segundo que presenta París en cuatro meses, pretende hacer frente a la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento, situadas ahora en el 1 por ciento, frente al 1,75 % anunciado inicialmente.
Con esta “receta”, Sarkozy ha transmitido a su primer ministro François Fillon las medidas clave del plan de austeridad: subida de impuestos, incluido aumento del IVA, congelación de las prestaciones sociales que otorga el Estado, nuevas tasas para los ingresos más elevados y un drástico control y reducción del déficit público, así como una profunda reforma del sistema francés de pensiones.
El nuevo plan de rigor francés, que ha presentado este mediodía François Fillon en París, contempla un aumento del 5% de los impuesto de sociedades que pagan las grandes empresas, para aportar 250 millones de euros a las arcas estatales, el incremento del IVA en numerosos productos y servicios y el adelanto del horizonte de la nueva reforma de las pensiones para que la edad oficial de jubilación pase de 62 a 60 años un año antes de lo previsto, es decir, en 2017.
“Estos esfuerzos presupuestarios deberán llevar a Francia a reducir en 65.000 millones de euros el déficit público en 2016”, ha asegurado Fillon.
El “esfuerzo” que deberán realizar los contribuyentes franceses será escalonado. De aquí al año 2016 será un total de 65.000 millones de euros la reducción del gasto público para lograr, según el ejecutivo conservador, el déficit cero ése año. Los recortes suplementarios que realizará en el gasto la economía francesa se cifran en 18.600 millones en los próximos dos años: 7.000 millones en 2012 y 11.600 millones en 2013.
Además, el gasto público se verá reducido en 500 millones de euros en 2012, lo que aumenta en 1.500 millones de euros la reducción del gasto prevista para el presupuesto del ejercicio del año próximo.
El nuevo paquete de medidas de rigor presupuestario, que llegará después del anunciado a mediados de agosto pasado con el que el Ejecutivo cuenta ahorrarse 11.000 millones de euros y que, en sus propias palabras, será “uno de los más austeros que ha conocido Francia desde 1945”.
La austeridad “a la francesa” contempla que el IVA reducido pase del 5,5% actual al 7%, aunque los productos de primera necesidad como el pan y la leche se quedarán en el 5,5%, las cuentas de la Seguridad Social se verán reducidas a un presupuesto de 700 millones anuales y se limitará la revalorización de determinadas ayudas sociales, no se tocarán las ayudas familiares por hijo ni la revalorización de las pensiones ni las ayudas por desempleo.
El nuevo plan fue consensuado anoche por Fillon y por el presidente, Nicolas Sarkozy, según fuentes gubernamentales, que precisaron que las nuevas medidas entrarán en vigor entre 2012 y 2016.
Entre las medidas que puede anunciar el jefe del Gobierno figuran el adelanto de la entrada en vigor de la reforma de las pensiones, que retrasa dos años la edad de jubilación.
En el proyecto inicialmente aprobado por el Gobierno, se esperaba que la reforma entrara en vigor de forma progresiva para estar plenamente adoptada en 2018, pero Fillon puede anunciar este mediodía una aceleración del ritmo de entrada en vigor del retraso de la jubilación, para que esté en vigor de forma plena uno o dos años antes.
Con esa medida, el Ejecutivo cuenta ahorrar unos 8.000 millones de euros en los próximos años. 
El primer ministro también puede anunciar otros recortes sociales, como ayudas a la vivienda de personas más desfavorecidas o subsidios familiares. El Ejecutivo también estudia ahorrar costes en la Seguridad Social.
En paralelo, Fillon ha anunciado unincremento del impuesto sobre elvalor añadido en la hostelería, la restauración y la renovación de la vivienda, para recaudar 1.000 millones suplementarios.
Otras de las medidas en la agenda son el aumento del impuesto de sociedades para las grandes empresas o del impuesto de la renta para determinados sectores que ahora gozan de exenciones y nuevas tasas para gravar productos, como las bebidas carbonatadas con elevados índices de azúcar.
El griego Papademos, un ex vicepresidente del BCE para salvar a Grecia.
Lucas Papademos, es un conocido economista, aunque su formación es más amplia. A principios de los años 70 llegó al Instituto Tecnológico de Massachussets, Estados Unidos, donde se licenció en Física, coqueteó con la ingeniería y acabó doctorándose en Economía.
Tras ejercer la docencia en alguna de las universidades más prestigiosas de EEUU volvió a casa. Primero como profesor en la Universidad de Atenas y desde mediados de los 80 como economista jefe del Banco Central de Grecia (1985-1993). Posteriormente ascendió al puesto de subgobernador y, en 1994, al de Gobernador.
En 2002 su carrera dio un salto al ser elegido vicepresidente del Banco Central Europeo, cargo en el que permaneció hasta 2010.
Tras su retirada le llovieron las ofertas académicas. Después de dar conferencias por todo el mundo y cursos en Alemania y Atenas, en abril de este año fue nombrado profesor en la John F. Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard.
Su primera clase, curiosamente, fue “La crisis financiera global; respuestas y desafíos”.
Poco después, a mediados de junio, su nombre sonó con fuerza para el cargo de ministro de Finanzas. Desde la llegada al poder de los socialistas, Papademos había sido asesor externo del Gobierno, y su perfil, experto en economía, con un dominio completo del inglés y amplia experiencia y contactos en la UE y el BCE parecía el más idóneo, pero finalmente Papandreu optó por el titular de Defensa, Evangelos Venizelos, hombre fuerte del partido del Gobierno, el Pasok.
A lo largo de su carrera académica, Papademos ha escrito mucho sobre macroeconomía, el funcionamiento de los mercados financieros y la política económica de la UE.
Desde el estallido de la crisis ha mostrado un perfil moderado. En cuanto a la situación griega, en mayo de este año advirtió de que una reestructuración de la deuda helena “minaría los esfuerzos del Gobierno”, y explicó que “la única manera sensata” de proceder era seguir adelante con reformas ambiciosas, incluyendo la privatización de activos estatales, como puertos y aeropuertos.
En la misma época, en una entrevista con “MarketWatch” aseguró que “no existe ninguna posibilidad de que Grecia deje el euro, por la sencilla razón de que implica costos que están más allá de cualquier posible beneficio. Para Grecia el impacto sería mucho mayor de la situación en la que se encuentra ahora. Los que piensan de la forma correcta valorando las opciones saben que no hay posibilidad”.
Todo indica que el nuevo Ejecutivo griego, que será el encargado de ejecutar las exigencias que han impuesto la Unión Europea, la zona euro y organismos como el FMI como condición inexcusable para acceder a los fondos de rescate, estará encabezado por Lucas Papademos.
“Se espera que llegue en Atenas este lunes por la noche”, dijo uno de sus ayudantes bajo condición de anonimato.
Papademos, cuyo nombre era barajado desde hace días, es un reputado economista que, tras años dedicado a la docencia, llegó en 2002 a la vicepresidencia del Banco Central Europeo.
Era uno de los candidatos para ocupar la cartera de Finanzas del Gobierno de Papandreu, pero finalmente este puesto recayó en su ahora rival, Evangelos Venizelos.

Según los grandes medios de prensa uruguayos en nuestro país el Gobierno analiza la relación con Francia; Mujica habló con la Presidenta argentina Cristina Fernández.

La situación derivada de las relaciones con Francia será tema principal hoy en la agenda del gobierno y también del Frente Amplio. Mujica habló con la presidenta Cristina Fernández y mañana viaja a Brasil.
En el Consejo de Ministros, los titulares de Relaciones Exteriores y de Economía y Finanzas, Luis Almagro y Fernando Lorenzo, respectivamente, presentarán informes sobre las consecuencias de la decisión del G-20, el grupo de países más importantes del mundo.
Los dichos del presidente francés Nicolas Sarkozy en cuanto a que Uruguay está entre los países considerados como “paraísos fiscales”, los que dijo que “tienen los días contados” y serán “apartados de la comunidad internacional”, luego de que finalizó la cumbre del G20 en Cannes, generaron malestar y preocupación no sólo en la oposición sino particularmente en el gobierno.
El presidente José Mujica se comunicó telefónicamente este fin de semana con su homóloga argentina, Cristina Fernández, aunque las fuentes consultadas por el diario El País de Uruguay no pudieron precisar si se habló sobre este tema.
“Ya tomé las decisiones, y por el momento, quieto”, dijo ayer el presidente Mujica a la radio el El Espectador sobre los dichos del presidente francés.
Al comentar el caso, Mujica recordó que Montevideo “tiene un acuerdo de cooperación en materia de intercambio de información financiera con Francia; "no sé si el presidente Sarkozy estará enterado de eso”, añadió el presidente.
En estas horas habrá una serie de contactos de todo tipo. Además de los informes de los ministros en la reunión de Gabinete, habrá otros ámbitos donde se analizará lo sucedido.
Desde hace tiempo, el gobierno tiene en la mira la posibilidad de alcanzar acuerdos comunes en materia de información y transparencia con Brasil y Argentina. Para ello, Mujica podría aprovechar la visita que hará mañana martes 8 a Porto Alegre donde ya tenía previsto reunirse con el gobernador de Río Grande do Sul, no descartándose que tenga algún contacto con la presidenta Dilma Rousseff.
Esta misma semana, el viernes 11, Mujica viajará a Buenos Aires donde recibirá un reconocimiento académico. En esa ocasión podría entrevistarse con la presidenta Cristina Fernández.
A su vez, el ministro de Economía y Finanzas Fernando Lorenzo, que acompañará a Mujica a Brasil, explicará la situación del intercambio de información financiera a los líderes de la oposición.
Además, la situación será tratada por la Mesa Política del Frente Amplio. El senador del Frente Amplio Carlos Baráibar, confirmó ayer que los dirigentes de la fuerza política oficialista analizarán la posición de los países vecinos ante esta situación.
El embajador uruguayo en Francia, Omar Mesa, regresó ayer a Montevideo en cumplimiento de una orden presidencial que dispuso llamarlo “en consulta” luego de conocidos los dichos de Sarkozy.
Un llamado de ese tipo suele expresar en el lenguaje diplomático una muestra de desagrado oficial del gobierno que convoca a su representante.
Mesa se reunirá con el canciller Almagro para analizar la situación de las relaciones con el país galo.
La afirmación de Sarkozy despertó una fuerte indignación en el gobierno como también en la oposición. El viernes 4, el presidente Mujica ordenó llamar en consulta al embajador uruguayo Mesa.
En la misma tarde, el canciller Almagro presentó una queja formal ante el encargado de negocios de la embajada francesa en Montevideo, Stephane Toulet. Para esta jornada se espera la llegada a Uruguay del embajador francés, Jean Christophe Potton, quien se encuentra fuera del país.
Este fin de semana, la sede de la embajada francesa en Montevideo tuvo un incremento de la vigilancia policial en prevención de algún acto contra los intereses de ese país.
A nivel parlamentario también habrá novedades. La comisión de Asuntos Internacionales del Senado decidió convocar a los ministros Almagro y Lorenzo para que informen sobre las conclusiones del Foro Global de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), donde se evalúa la forma en que Uruguay cumple con los compromisos asumidos respecto a los convenios de información tributaria.
“Ya tomé las decisiones y por el momento estoy quieto”, dijo el presidente.
Jorge Larrañaga
Senador de Alianza Nacional
“Argentina y Brasil, que integran el G20, ¿están de acuerdo con lo que dice el presidente francés? ¿Esos son nuestros socios comerciales? Que rechacen o convaliden lo que dijo Sarkozy”.
Tabaré Viera
Senador de Propuesta Batllista
“¿Para qué queremos este Mercosur? Nuestros socios no sólo no nos defienden, sino que ellos mismos son los que propician ataques a Uruguay como el del presidente Nicolas Sarkozy”.
José Carlos Cardoso
Diputado de Unidad Nacional
“El entredicho con Francia es una nueva vuelta de tuerca de la `herencia diplomática` de Vázquez con Argentina. Es obvio que Francia quiere mimar a Cristina por intereses franceses en Argentina”.

El socialista Conde dijo: “Hay una amenaza del gobierno francés”. 

El vicecanciller Roberto Conde afirmó a la radio El Espectador que existe una “amenaza de gobierno francés y el gobierno francés tiene que aclarar en qué consisten esas amenazas”.
Sin embargo, Conde dijo que el diferendo con Francia por los dichos del presidente Nicolás Sarkozy se trata de un “incidente diplomático” y no una “crisis”.
El jerarca uruguayo afirmó que Argentina y Brasil aprovechan los dichos del mandatario francés para “decirle a Uruguay que se siente a la mesa a discutir” temas vinculados al intercambio de información tributaria.
Conde consideró que “con Argentina y Brasil tenemos que discutir toda la agenda, acceso a mercados, asimetrías, etc y no solo un acuerdo de datos tributarios”.
El vicecanciller aclaró que “lo que Uruguay no acepta es aislar ese tema de otros. Vamos a discutir el tema tributario en ese contexto”.
Conde afirmó que al gobierno “no le consta” que Argentina haya influenciado a Sarkozy para que incluyera a Uruguay como un paraíso fiscal. En igual sentido se manifestó el presidente José Mujica al medio de prensa oficialista el diario La República.
Al ser consultado sobre el hecho de que la OCDE no aprobó la revisión de fase 1 de Uruguay porque no tiene acuerdos de intercambio de datos fiscales con socios relevantes y por su régimen de acciones al portar, Conde dijo que es “una grosera intervención en los asuntos internos del país. Están dictando propuestas de normas de derecho en el cual el país es soberano”.
Conde dijo que Uruguay ha explicado en reiteradas oportunidades lo que se está haciendo, pero dijo que muchas veces “estos organismos escuchan solo lo que quieren oír”.
El canciller Luís Almagro y el ministro de Economía Fernando Lorenzo defendieron la posición contraria a que Uruguay sea un paraíso fiscal tras una reunión del Consejo de Ministros donde se analizó el asunto.
Ambos reivindicaron que el país cumple con la normativa internacional en materia de información tributaria, lo que es cuestionado por los integrantes del G20.
Almagro descartó que la inclusión de Uruguay en la lista negra de paraísos fiscales se haya originado en gestiones del gobierno argentino y calificó de “temeraria” esta afirmación.
“No tenemos ninguna manera de llegar a esa conclusión, no existe esa posibilidad”, dijo Almagro.
El canciller expresó que Argentina participó de la redacción del comunicado final del G20 donde no se hace mención a Uruguay, subrayando que quien incluyó al país en esa nómina fue el presidente francés, Nicolás Sarkozy.
Por otro lado, Almagro dijo que Uruguay mantendrá contactos con los gobiernos de la región para “saldar la situación”.
El canciller indicó que si bien no está agendada una reunión con la presidenta de Brasil Dilma Rouseff, no se descarta tener contactos a nivel regional.
Argentina y Brasil forman parte del G20 y sus presidentas, Cristina Kirchner y Dilma Rousseff estaban presentes durante el discurso de Sarkozy.
Almagro indicó que todavía no es posible saber cuándo regresará a Francia el embajador uruguayo, Omar Mesa, que retornó a Montevideo tras ser llamado en consulta por el gobierno.
Tenemos la sensación de que esto es una suerte de blanco móvil”, dijo Lorenzo. En este sentido expresó que constantemente cambian las exigencias y los puntos de vista, cambian los calificativos y se transforman en amenazas.
Lorenzo expresó que existe una suerte de indefensión, de debilidad en el marco multilateral. “Nos gustaría que hubiera un marco muy claro de cuáles son, efectivamente, los estándares que nosotros creíamos haber cumplido y que en determinado momento aparece que no están cumplidos”.
De todas formas descartó que la imagen de Uruguay vaya a ser afectada por los dichos del presidente francés y expresó que la forma en que los países ganan o acrecientan su credibilidad no es por no tener dificultades, sino por cómo las resuelven.
Lorenzo dijo que el presidente José Mujica propició que se compartiera toda esta información y dijo que el primer mandatario envió un mensaje de tranquilidad respecto a lo que está haciendo Uruguay y que desea “una pronta resolución de este tipo de problemas”.
Lorenzo se reunirá hoy lunes 7 con el líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, y tras regresar de Brasil lo hará con Luis Alberto Heber (Unidad Nacional) y Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay).
El canciller uruguayo mantuvo una reunión con el embajador francés en Uruguay, Jean-Christophe Potton y el embajador uruguayo en Francia, Omar Mesa.
Si bien no hubo declaraciones públicas tras el encuentro, se esperan novedades al finalizar la reunión en la residencia presidencial del Prado.
Además, la situación será tratada por la Mesa Política del Frente Amplio. El senador del Frente Amplio Carlos Baráibar, confirmó ayer que los dirigentes de la fuerza política oficialista analizarán la posición de los países vecinos ante esta situación.

Cristina Fernández pidió eliminar “guaridas fiscales”.

Horas antes de que el presidente francés Nicolás Zarkozy calificara a Uruguay de paraíso fiscal y amenazara con dejarlo fuera de la comunidad internacional, la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, pidió la eliminación de los paraísos fiscales durante la cumbre del G-20, según afirmó el jueves pasado el canciller del país vecino, Héctor Timerman.
En declaraciones a agencia oficial de noticias Telam, Timerman dijo que la presidenta “condicionaba su apoyo a la tasa Tobin impuesto a las transacciones financieras a que, primero, sea global y, segundo, se haga al mismo tiempo la eliminación de todas la guaridas fiscales, por que sino los países estarían promoviendo la fuga de capitales.”
Según expresó Timerman, tras la cena de los presidentes que participaron de la cumbre del G20, “la presidente hablo de los tema sobre las guaridas fiscales. La necesidad de eliminar las guaridas fiscales y de ampliar la información que se comparte sobre evasión fiscal.”
En Uruguay, integrantes de la oposición responsabilizaron al gobierno argentino de la inclusión de Uruguay en la lista negra de paraísos fiscales, lo que fue tajantemente rechazado por el gobierno .

Embajador francés señaló: “Lo que dijo Sarkozy no fue en nombre de Francia, fue en nombre del G 20”.

El embajador francés en Uruguay, Jean-Christophe Potton, intentó bajar el tono de la polémica desatada por los dichos del presidente Nicolás Sarkozy.
El viernes durante el cierre del la cumbre del G-20 Sarkozy, incluyó a Uruguay en la lista de paraísos fiscales. Casi de inmediato el canciller Luis Almagro llamó en consulta al embajador uruguayo en Francia.
Consultado sobre esta decisión el embajador Potton dijo en radio El Espectador que “es una señal muy fuerte”.
Además agregó que “Lo que dijo Sarkozy no fue en nombre de Francia, fue en nombre del G-20”.
Ahora decimos nosotros los de la radio que no hay historia de hipocresía mayor que la transcurrida durante los gobiernos del Frente Amplio.
Los políticos y dirigentes progresistas y de la oposición ponen el grito en el cielo por que Uruguay ha sido señalado una vez más, no es la primera ni será la última, sin duda en que otras naciones en diferentes oportunidades han tratado a Uruguay de “paraíso Fiscal” y lo mantienen nuevamente en la “lista negra” de los Gobiernos “bichicomes” del mundo.
¿De que se asustan señoritos? No somos acaso eso. Un país que no tiene trabajo digno, que vive de la timba, de vender el país, la tierra, el agua, las fronteras, los cielos, el mar, los puertos, de regalar zonas francas, de conceder subsidios a las empresas extranjeras, a las industrias más contaminantes del planeta. ¿Cómo debe llamarse señoritos?, a una nación que mantiene n el secreto bancario, que no investiga ni le interesa de donde sale el dinero que construye hoteles de lujo, Casinos de lujo, kilombos de lujo.
Gobierno que sale a hablar con otros gobiernos para hacerle favores a los explotadores, del fútbol, el básquetbol, el carnaval, el ciclismo.
Gobiernos que surgen a partir de favores que a su vez le hacen a sus dirigentes, los dueños de los barcos, de los aviones, de los bancos.
Gobernantes que le piden favores al Presidente de los Estados Unidos, que pagan por adelantado los compromisos con el Fondo Monetario Internacional, antes que reparar las escuelas y los liceos, de poner en orden los Hospitales Públicos.     
¿Cómo quieran que les llamen a estos gobiernos los gringos?
No les gusta que les llamen paraíso fiscales, no quieren que los pongan en las listas negras, ¿Cómo llamarles entonces?
Acaso debería decirse. Gobiernos obsecuentes. Gobiernos alcahuetes. Gobiernos sin principios. Gobiernos degenerados.
¿Por qué coinciden ahora todos ellos, blancos colorados y frenteamplistas? No nos sorprendería que los dirigentes de los partidos de la burguesía pusieran el grito en el cielo, si se tratara de una declaración hecha en tiempos de gobiernos blancos o colorados. En definitiva los colonialistas como Sarkozy, Berlusconi, Papandreu, Zapatero, Merkel, o Cameron son astilla del mismo palo, que Batlle, Sanguinetti, Bordaberry o Lacalle.
Pero y Conde, Mujica, Astori, y los demás ¿Qué pensaban antes de Sarkozy? ¿Qué hacen los soldados uruguayos en Haití por ejemplo?
¿Acaso no fue el gobierno francés el que sacó del gobierno en Haití invadiendo ese país, a su presidente constitucional Jean Bertrand Aristide?
¿Entonces el Gobierno uruguayo no estará haciéndole los mandados al Gobierno de Sarkozy?
Gobierno del Frente Amplio, gobierno amnésico, olvidadizo, gobierno de cómo te digo una cosa te digo la otra.
¿Pero y el pueblo…ese pueblo frenteamplista, se ha vuelto también tan olvidadizo?  ¿Tan obsecuente? ¿Tan sumiso? ¿Tan manso?
El programa, el objetivo, el discurso, la letra escrita, las canciones, la historia misma viviente del Frente Amplio está sostenida y contenida en una columna vertebral que no puede ser ignorada por nadie.
El Frente Amplio dijo:
-EL FRENTE AMPLIO ELIMINARÁ EL SECRETO BANCARIO.
-EL FRENTE AMPLIO ELIMINARÁ LAS AFAPS.
-EN EL GOBIERNO DEL FRENTE AMPLIO SE PODRÁ METER LA PATA, PERO NO SE PODRÁ METER LA MANO.
-EN EL GOBIERNO DEL FRENTE AMPLIO SER JOVEN NO SERÁ UN DELITO.
-EN EL GOBIERNO DEL FRENTE AMPLIO, HABRÁ JUICIO Y CASTIGO A LOS CULPABLES.
-EN EL GOBIERNO DEL FRENTE AMPLIO SE PREFERIRÁ PRIMERO QUE UN NIÑO TOME UN BASO DE LECHE QUE TAPAR UN POZO.
-EN EL GOBIERNO DEL FRENTE AMPLIO YA NO SERÁ UN CASTIGO SER VIEJO.
-EN EL GOBIERNO DEL FRENTE AMPLIO PAGARÁN MÁS LOS QUE TIENEN MÁS.
-EL GOBIERNO DEL FRENTE AMPLIO, VA A MOVER HASTA LAS RAICES DE LOS HÁRBOLES.
Uruguay lamentablemente es lo que dicen los colonialistas franceses y todo el G-20 junto. Un país de la joda y para la joda. Un país sin industrias, sin producción, de servicios, de ocio, un país de bancos decenas y decenas de bancos, al servicio de las oligarquías zonales y los imperialistas del mundo. Colombianos que rifan autos para las cadenas de supermercados más connotadas. Lujo y glamour en la industria de la moda en Punta del este. Peluqueros, artistas de la televisión, inversores extranjeros que se quedan con los mayores medios de comunicación y a los cuales el Gobierno les hace reverencias, asiste a sus fiestas y se deslumbra con su fama y su poder mediático. Para el propio Presidente modelo de inversores y de empresarios en serio, pujantes e inteligentes, son los noruegos, los finlandeses, brasileros, y cuanto burgués gringo lo adula un poco.
País de contenedores, puertos privados, montañas de cajas de metal, ¿Qué contienen? ¿Para donde van? ¿A quien pertenecen? Negocios de banqueros, y transacciones donde no se cobran impuestos, donde todo el mundo gana, y nadie pierde salvo el país los propios uruguayos. Miles de camiones diarios del Puerto de Montevideo, al de Nueva Palmira, a la frontera del Chuy, hacia Paraguay, ¿acaso algo de lo que transportan es uruguayo?
¡Que va todo chino! Taiwanés, Coreano, de la India!
PARAISO FISCAL, LISTA NEGRA PARA LOS EUROPEOS Y AHORA TAMBIÉN PARA LOS PAISES DE LA REGIÓN.
DE AHÍ QUE NOS DENUNCIEN A VOZ EN CUELLO Y DELANTE DE TODO EL MUNDO.  
 

Compartir este post

Comentar este post