Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - PIT CNT ( CORRUPCION)

9 Mayo 2014 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

                                                            Frente a las denuncias de público conocimiento contra el responsable del PVS (Plan de Vivienda Sindical), Eduardo Burgos, en el PIT-CNT no existió ni la más mínima autocrítica. Se cometieron "errores" dicen, se fue "ingenuo”, “no hubo mala intención” y “es todo un invento del diario El País".

Como respuesta a las denuncias y luego de una “investigación”, el secretariado resuelve crear el Departamento de Vivienda, dirigido por Carlos Cachón y Ricardo Cajigas por ser cooperativistas de FUCVAM y tener experiencia en el tema.
En la asamblea del PVS del 1º de abril de este año, donde participaron cerca de 300 delegados de cooperativas, se oyeron innumerables reclamos contra el Instituto de Asistencia Técnica creado por el PIT-CNT y que desde el comienzo del plan a la fecha debe haber embolsado cerca de 5.000.000 de dólares, pues las más de 320 cooperativas le han pagado religiosamente alrededor de 150.000 dólares cada una. La cifra no se conoce pues no ha habido una rendición de cuentas.Las denuncias variaban entre los que recibieron un asesoramiento erróneo, con técnicos sin ninguna experiencia, que hizo perder tiempo y dinero a muchas cooperativas, y otras del interior denunciaron que a pesar de pagar, no recibieron asesoramiento alguno. Este IAT (CET-PVS), ideado por Sergio Lindner, (quien integró otros institutos de asesoramiento técnico y se vio envuelto en denuncias de estafas a cooperativas que a la postre se disolvieron y fue retirado del PVS recién cuando el MVOTMA le negó la habilitación), tiene el monopolio de las cooperativas, pues se dijo al comienzo del plan, que era la única opción. Ahora se sabe que no, que cada cooperativa puede tener el IAT que elija o crear uno propio.
Las quejas de los cooperativistas fueron dirigidas también al gobierno, en la figura del Ministro de Vivienda, Francisco Beltrame, y varios intendentes, principalmente la intendenta de Montevideo, Ana Olivera. “A estas cooperativas se le ponen requisitos que no se le pusieron al plan Juntos y a los Mevir” manifestó un cooperativista. “No hay soluciones alternativas para el saneamiento, no hay facilidad para compra de terrenos, se nos otorga un préstamo menor para los mismos” (desde un 10% del préstamo se nos ha bajado hasta un 4%), “se nos ha mentido”, “no hay fecha de sorteos”, “se demora mucho con los certificados de regularidad”. Muchos denunciaron la caída de los boletos de reserva con la consecuente pérdida del dinero invertido en el mismo.
Si algún cooperativista pensó en algún momento criticar al secretariado la forma en que resolvieron las denuncias, se abstuvo de manifestarlo. Pues el mecanismo de control funcionó a la perfección: “Quienes nos atacan son agoreros de la derecha, que quieren que al PVS le vaya mal y por lo tanto que al PIT-CNT le vaya mal”, manifestó uno de los oradores.
Debido a la pérdida de los boletos de reserva y a las fechas de cierre de entrega de proyectos (7 al 11 de mayo), los asambleístas proponen medidas de lucha urgentes como la ocupación al Ministerio de Trabajo, pero éstas fueron desestimadaspor la mesa, resolviéndose una movilización para después del 1º de mayo.
El 10 de abril se cita al Departamento de Vivienda del PIT-CNT, un “parlamento”, integrado por todos los sindicatos que tienen representatividad en la Mesa Representativa y un delegado por cada plenario departamental. Se crean comisiones, según se manifiesta, para “mayor transparencia” y para "hablar menos y trabajar más”, cuyos responsables (en una muestra de la democracia obrera a que nos tiene acostumbrados el PIT-CNT), ya vienen digitados por el secretariado. Una de esas comisiones es la de gestión cuyos cometidos son la gestión frente al BHU y a la ANV y el control de todos los documentos. El responsable de esa comisión? Adivinaste, Eduardo Burgos, quien cuando era dirigente de Umissa, “se paseaba por la fábrica como que fuera el dueño”, según cuentan los propios trabajadores. (Umissa, la empresa exportadora de casas prefabricadas a Venezuela, que fuera denunciada por distintas maniobras y que sería una de las que construirían las casas para el PVS).
Según los impulsores del PVS, Marcelo Abdala (UNTMRA) y Eduardo Burgos (Umissa), los objetivos del PVS son llegar al “sueño de la casa propia”. Pero lo que está atrás es el oportunismo de una dirigencia que se aprovecha de las necesidades vitales del pueblo trabajador para intereses corporativos y personales.
Los impulsores del plan manifiestan que las cooperativas sirven para fortalecer al sindicato y hacer una sociedad más solidaria, pero ¿puede una cooperativa de vivienda lograr esos fines tan loables tras años de entrega, oportunismo y falta de independencia de clase? Parece que no. Según denunció el delegado departamental de Fray Bentos en la reunión del departamento, “los cooperativistas se apartan del plenario y no se acercan al sindicato, y eso lo impulsa el mismo Instituto de Asistencia Técnica!”
Se pone a Cajigas y a Cachón, dirigentes con larga experiencia en FUCVAM, como responsables del departamento de vivienda. ¿Por qué se impulsó entonces cooperativas de propietarios en lugar de cooperativas de ayuda mutua? ¿No son éstas más generadoras de conciencia y solidaridad que aquellas? La respuesta la da quien intervino en la asamblea diciendo “no hay nada que prohíba hacer una cooperativa de ayuda mutua con sistema tradicional, vayan con FUCVAM”. Clarito, para eso no contamos con el PIT-CNT.
El PVS ha resultado ser un mecanismo más de control del PIT-CNT sobre una gran masa de trabajadores. Donde éstos, amordazados por un aparato oportunista y, acuciados por la necesidad vital de la vivienda, no pueden más que aceptar que “los trapos sucios se lavan en casa” o que “le hacés el juego a la derecha si criticás”.
Como nos manifestara un integrante de la cooperativa COVICH1 (que nuclea trabajadores del HC), “no nos convencieron las explicaciones pero tendremos que encolumnarnos para el acto del 1º de mayo”.
Este mecanismo de control a veces tiene sus fugas por lo tanto se preparan instrumentos jurídicos como la firma de un convenio entre las cooperativas y el PIT-CNT porque al decir de Burgos “las cooperativas se anarquizan, vienen al PIT-CNT solo cuando tienen problemas”
Lo que se esconde atrás de todo esto, lo que el PIT-CNT no quiere decir, es que a este gobierno poco le importa invertir en las más de 100.000 viviendas que se necesitan en el país. Más de 250.000 personas viven en asentamientos con condiciones habitacionales completamente deficitarias. La Facultad de Arquitectura, hizo un relevamiento de terrenos donde antes había fábricas: edificios industriales donde hoy solo quedan escombros que pueden ser reciclados en zonas que ya tienen los servicios. Ese estudio revelaba que en esos terrenos se pueden construir 10.000 viviendas. Si hubiera una política de vivienda popular se podría ampliar la cartera de tierras fácilmente. No hay presupuesto para la vivienda, así como no lo hay para la salud y la educación pública. Pero sí sobra el dinero para regalárselo mediante exoneraciones fiscales a las multinacionales que solamente vienen a saquear a nuestro país y a sus trabajadores.
Compañeros/as, la vivienda es un derecho, luchar por ella es nuestra obligación. Con los ojos bien abiertos, con una mirada crítica, contra los corruptos y oportunistas,
¡No te dejes robar ese sueño!
U.T.H.C.

Compartir este post

Comentar este post