Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: ¿Quién paga el ejército cipayo?

14 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

En el día de hoy (domingo 9 de enero) se publica una entrevista al ministro Rosadilla en La República, sobre los planes de reducción de las FFAA. Transcribimos las partes que más directamente nos interesan referidas a las llamadas "misiones de paz" (aunque TODO el tema de las FFAA sea de interés). El vÍnculo a la entrevista completa es este:
 
Ministro de Defensa. "Antes del 15 de enero vamos a tener el nuevo diseño de las agregadurías militares".
 
En el fragmento que reproducimos se confirma plenamente por boca del propio ministro lo que hemos venido sosteniendo. Las llamadas "misiones de paz" son una forma sistemática de sostener un ejército colonial de tipo cipayo al servicio del orden colonial pero costeado por los propios países sometidos a esa dominación, tal como fue el caso del ejército cipayo de los colonialistas británicos en la India, que era cargado al "Presupuesto de Defensa" de la India.
 
El ministro se encarga de desmentir claramente el mito de que son "las Naciones Unidas" las que cubren el costo de las llamadas "misiones de paz", es el estado uruguayo, o sea nuestros propios bolsillos.
  • Los sueldos de los militares destinados más un sobresueldo del 50%, más el sueldo en tiempo de preparación y entrenamiento más el sueldo y otros gastos al retorno en tiempo de recuperación y descanso (dos soldados en Uruguay por cada uno en destino) corren por nuestra cuenta.
  • La compra de equipo y armamento y su mantenimiento en todo el tiempo en que no esté activo en misión, y las municiones para entrenamiento, también.
Como es obvio, las Naciones Unidas cubren sus costos con el aporte de los países miembros (Uruguay paga entonces TAMBIÉN el costo de los aportes de la ONU a estas "misiones") pero estos aportes son en función de la "importancia" de los países medidas en término de sus presupuestos, es decir los países llamados ricos pagan más. Y por lo tanto, a la hora de decidir el destino de esos fondos, se arrogan el derecho de incidir también en forma desigual, de decidir por los demás. Tal ha sido este caso de las llamadas "misiones" en que por ejemplo PRIMERO hubo en Haití una invasión de EEUU, Francia y Canadá, y después se creó la llamada MINUSTAH.
 
¿Por qué esos países son más ricos? Por el régimen de explotación capitalista y extracción de riquezas a las que se ven sometidos los pueblos de la periferia, llamados también "en vías de desarrollo".
 
¿Cómo se sostiene ese régimen de explotación y extracción? Por medio de la dominación colonial. Tal es el caso del Congo, país en que la extracción minera siempre fue y sigue siendo clave, lo que ha tenido como consecuencia la destrucción social y la violencia generalizada, lo que a su vez sirve de justificación para que se envíen "misiones de paz" cuya primer misión es que el sistema extractivista siga funcionando. 
 
Tal como lo decía el diputado y ex ministro de "defensa" José Bayardi en el seminario en la Facultad de Ciencias Sociales en octubre 2009, la participación de Uruguay en esas misiones está "bien vista" porque "Uruguay no tiene intereses mineros" en esa región. Uruguay "va de onda", digamos.
 
Las palabras del actual ministro Rosadilla nos aclaran cual es la verdadera mina que descubrieron los militares uruguayos en esas misiones, "extenuantes" para ellos puede ser, mucho más extenuantes para los pueblos que la soportan.
 
FRAGMENTO DE LA ENTREVISTA A LUIS ROSADILLA:
 
También se ha hablado del tema de las misiones de paz. Efectivamente es un tema que hay que tomar y analizarlo. Uruguay es el país que contribuye a las misiones de paz con mayor cantidad de efectivos proporcionalmente al número de habitantes del país y a las fuerzas. Nosotros lo hacemos convencidos que esto es parte de la política exterior uruguaya, pero también hay que ser claros, lo dice la Ley de Defensa y la lógica pura, que estas acciones militares que se llevan adelante bajo el marco de las Naciones Unidas deben hacerse sin detrimento de lo que son las misiones propias de las FFAA en su propio país.

­También un problema de costos, porque se habla de los gastos que nuestro Estado tiene. ¿Cuál es el balance entre lo que las Naciones Unidas aportan y el costo del Estado?

­En esto no se pueden hacer cuentas de bolichero. El Uruguay tiene que asumir a plenitud el desplegar más de 2.500 efectivos, como actualmente tenemos en el exterior del país y hay otros 2.500 que se están preparando para ir. Por lo tanto no están al servicio de sus fuerzas. Cuando unos regresan tienen un período de descanso, de recuperación de misiones extenuantes y largas. Por lo tanto hay costos. Comencemos por el primero: esto significa tener entre el 15 y el 20% del personal, que aquí se paga, se instruye y mantiene al servicio de las Naciones Unidas. Si lo miramos desde el punto de vista empresarial es como si el 15 al 20% del personal de una empresa estuviera trabajando en otra empresa.

­Pero las Naciones Unidas remuneran parte de ese costo, más allá de las demoras que han existido.

­Sí, pero aquí a esos soldados se les sigue pagando y con incrementos. Se les paga una vez y media el sueldo cuando están en misiones de paz. Lo que hace Naciones Unidas es un pago extraordinario, que ellos llaman viáticos, pero el soldado sigue cobrando en Uruguay con un incremento del 50%, lo cual me parece justo porque el esfuerzo que se les solicita es muy importante. Por lo tanto también hay costos financieros para el Estado uruguayo. Naciones Unidas no sustituye al Estado uruguayo en el pago del sueldo. Esa es una confusión que hay que despejar. Luego hay costos desde el punto de vista material.

­Se habla que la flota es obsoleta, material fuera de servicio y no hay repuestos.

­No, Naciones Unidas paga por el material que se usa y su mantenimiento, tal y como ese material ha sido valorado.

 

Enviado por Fernando Moyano

Compartir este post

Comentar este post

Néstor 01/14/2011 09:04



Y  como siempre toda la parafernalia estúpida e ineficiente, en este caso los soldaditos de plomo para jugar a la guerra, siempre las termina pagando Juan Pueblo, el mismo Juan Pueblo al que
este ejército, le ha dado por el lomo cuando en aquellas oportunidades de hace más de 4 décadas, pretendió vivir con dignidad, que contrasentido nó, dicen que el ejército es para defender la
soberanía nacional y sin embargo aquí en nuestro país, le dió palos en varias épocas al propio pueblo, dictaduras mediante y en otro caso cuando ofendió la soberanía de otro país
hermano de una forma vergonzosa ( al Paraguay), y esta es una deuda eterna que tendremos con nuestros hermanos paraguayos.


Y pensar que yo creí que Rosadilla arrancaba bien en ese ministerio, pero se vé que se quedó sin "nafta"