Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Salario, trabajo y carestía

18 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

info@postaportenia.com.ar
http://postaportenia.blogspot.com/

Salario, trabajo y carestía (La Voz Radical Nº 6  editorial)  

¿Han mejorado los salarios en el Uruguay en los últimos años?
¿Hay menos desocupación?
¿Qué tipo de trabajos se han creado mayoritariamente?
¿Cuánto ha crecido desde el 2004 la economía y que parte de ese crecimiento ha ido a parar a manos de los trabajadores y demás sectores populares?

El gobierno afirma el quinquenio pasado se ha recuperado el nivel salarial del 2002, año en que el país "toco fondo". Sin embargo amplios sectores del movimiento sindical no concuerdan con esta afirmación; más allá que en algunas ramas de actividad se produjeron aumentos importantes es necesario considerar que se venía de un piso extremadamente sumergido y que, ahora mejorado, sigue siendo bajo.

Para producir esos aumentos relativos fue necesario que la economía acumulara un crecimiento de alrededor del 40% desde el 2004; esto quiere decir que se enriqueció enormemente, como nunca antes, a las grandes empresas y al capital financiero para dar una módica recuperación a la  mayoría de los trabajadores.

La participación de los trabajadores en la renta nacional era del 30% en el 2000 y bajo al 21 % en la actualidad, o sea que los ricos son más ricos y los pobres son más pobres.

Ese crecimiento en la economía del país se explica, más que por medidas de gobierno, por el incremento sin precedentes del precio internacional de las materias primas y productos que Uruguay exporta, tales como carnes, lácteos, soja , arroz y madera o pulpa de eucaliptos.

La especialización agropecuaria que ha desarrollado el país en los últimos años ha cambiado el perfil productivo de este importante sector de la economía nacional.

Cada vez se dedica una mayor superficie cultivada en la forestación, se ha multiplicado por 30 la superficie dedicada desde el 2002 a la soja, lo mismo sucede con el arroz (en su mayoría en manos extranjeras) y se insinúa también para los granos aptos para la producción de biodiesel.

El desarrollo de estos cultivos provoca en forma directa una mayor contaminación por el uso intensivo de plaguicidas, atentan contra la biodiversidad (afectando principalmente a los insectos polinizadores y desplazando la fauna autóctona) y disminuyen drásticamente la disponibilidad de agua del suelo.

También, a consecuencia de utilizar una mayor superficie en estos cultivos, se reduce el área destinada a cultivos hortícolas y el número de productores que se dedican a los mismos (la mayoría de ellos chacreros familiares que ocupan pequeñas granjas), ocasionando una continua y creciente emigración hacia los cinturones urbanos de Montevideo y las principales ciudades del interior, ocasionando cuatro efectos indirectos de extrema gravedad para el país: se agudiza el vaciamiento del campo, se incrementa la cantidad de integrantes de los "asentamientos" o "cantegriles", se aumenta el desempleo y se incrementa el precio de la mayoría de las hortalizas al disminuir su disponibilidad en el mercado.

¿Es acaso este el nuevo modelo de "país productivo con justicia social" que se pregona desde hace algunos años?

En el periodo que va del 2004 al 2009 la población que vive en asentamientos bajo condiciones precarias e indignas de vida aumentó de 197 mil a 270 mil personas.

Los grandes medios masivos de comunicación ignoran esta realidad de origen y contenido netamente vinculado a la aplicación de políticas económicas y sociales pro capitalistas, pero sí se acuerdan de ellas cuando los enfocan desde el punto de vista de la crónica policial; allí, en vez de dar testimonio del horror en que viven miles de nuestros compatriotas, los muestras a todos como a los "chicos malos de la película".

Las medidas de gobierno que se hubieran implementado para revertir esa indignante situación han fracasado. El número de viviendas de interés social construidas durante el gobierno de Vázquez fueron solo 10 mil, menos aún de las paupérrimas 15 mil del periodo de Batlle. Mientras tanto, el equipo económico del actual gobierno anuncia que el "espacio fiscal" para inversiones públicas para los 5 años próximos es de 900 millones de dólares

 ¿Cuánto de ese dinero se destinara a vivienda y cuánto a infraestructura para facilitar los negocios de las multinacionales?

 ¿lo que se destine para vivienda alcanzará cifras de gobiernos anteriores?

El BHU está virtualmente liquidado como Banco de financiación de viviendas de interés social, tal como pretendía el FMI en la última Carta de Intención firmada por nuestro país.

El gobierno afirma que la desocupación se redujo a una cifra sin precedentes del 7%.

Sin embargo la inmensa mayoría de los trabajos creados en este periodo son precarios, de bajos salarios y en muchas ocasiones en negro; esta situación es norma incluso en la Administración Pública con contratos por corto periodo, sin protección de Seguridad Social y la extensión de las tercerizaciones, como forma de privatización encubierta en las actividades periféricas.

Los trabajadores de esas áreas, cada vez más numerosos, están totalmente desprotegidos y ganan generalmente salarios de miseria.

Según datos oficiales del BPS en el año 2009 el 80% de los trabajadores registrados ganan un promedio inferior a 8500 pesos, algo más de la quinta parte de la Canasta Básica Familiar situada en estos momentos cerca de los 40 mil pesos mensuales.

Basta ver lo que ganan trabajadores del área de la seguridad privada, cuidadoras de enfermos, trabajadores de supermercados y comercio en general, trabajadores rurales y forestales, del servicio domestico o de las empresas de limpieza, entre otros, para darse cuenta de la tremenda depresión que existe en los salarios y cuál es el nivel de vida que pueden alcanzar miles de uruguayos.

El ingreso promedio de los hogares que tienen trabajos formales debidamente registrados se sitúan solamente entre los 18 y 19 mil pesos; el alquiler promedio anda en los 7 mil pesos, el resto es para trasladarse, vestirse, estudiar, pagar la luz, el agua, el teléfono, la salud, los impuestos y se puede comer.

Los Consejos de Salario, si bien han servido para aumentar sustancialmente la afiliación a los sindicatos así como la constitución de algunos nuevos, no aumentaron el poder de la clase trabajadora frente a la organización de los capitalistas. Por el contrario, la forma en que fueron organizados en alrededor de 360 subgrupos de negociación fragmentó objetivamente la lucha de los trabajadores.

El gobierno pone techos a los aumentos y bloquea votando con los patrones la posibilidad de que los trabajadores obtengan  aumentos mayores, aprovechando la prosperidad y grandes ganancias obtenidas por las empresas.

Se contenta a los trabajadores con migajas que sin embargo, frente a lo que otorgaban los gobiernos anteriores, parecen "grandes conquistas" y así son presentadas con la complicidad de la mayoría de la dirección del PIT-CNT.

¿Qué pasara el día en que los niveles de crecimiento de la economía, dependiente mayoritariamente de factores externos tales como los precios de exportación, comiencen a disminuir, como ya se insinúa, o se vuelvan negativos?

¿Esas magras "conquistas" se van a mantener?

Esta historia ya la vimos ¿Acaso bajo el primer gobierno de Sanguinetti no se recuperó algo del salario perdido durante el "pachecato" y la dictadura?

Después todos sabemos lo que paso y despertamos del sueño en que parecíamos vivir.

Mientras no cambie la estructura capitalista dependiente del país, mientras no se realice una profunda reforma agraria y se garantice la soberanía alimentaria del pueblo, mientras la economía no se equilibre con un crecimiento armónico entre mercado interno y exportación (para lo cual se necesita que los sectores fundamentales estén bajo el control social, ya sea a través del Estado o de los trabajadores según los casos), mientras se siga con el mecanismo perverso de hacer crecer la deuda externa pagando en los próximos 2 años cerca de 4600 MILLONES DE DÓLARES de intereses y vencimientos, no es posible sacar al país y al pueblo del pozo de una crisis endémica.

Las mejoras "transitorias" publicitadas por el actual gobierno, que se dice de izquierda pero aplica políticas macroeconómicas demasiado parecidas a las que aplicaban años atrás los Partidos Tradicionales, son "algo de pan para hoy y hambre para mañana".

¿Usted no desconfía cuando los mismos que en el pasado llenaban de injurias al Frente Amplio diciendo que era una fuerza totalitaria, socialista o socializante, enemiga del gran capital, hoy lo llenen de elogios?

¿Usted no desconfía cuando se entera que Mujica adoptó como asesor en Reforma del Estado al Sr. Ferrere Lamaison, recientemente fallecido, un connotado reaccionario que escribía pestes contra la izquierda en su página en el diario El País?

¿Usted no desconfía de la amistad existente entre el prospero empresario arrocero Hugo Manini, antiguo dirigente de la siniestra JUP en los setenta y el matrimonio Mujica- Topolanski?

¿Usted no desconfía que los Peirano salgan en libertad por efecto de una ley redactada por varios legisladores progresistas y votada por la unanimidad de los mismos, además de los legisladores de los demás partidos?

¿Usted no desconfía de la prisión de Bengoa por lo de los Casinos, del involucramiento de los hermanos Nin Novoa en los "negocios" con la Armada, del nombramiento escandaloso en ANTEL del Sr. Fabregat (hijo de Sonia Breccia), etc.?

Hace rato que el Frente Amplio ha dejado de representar los intereses del pueblo.

Hay que trabajar para construir una nueva alternativa de izquierda verdadera en base a la unidad amplia de sectores políticos y de militantes sociales revolucionarios que no tema luchar por hacer los cambios profundos hacia el socialismo que el país necesita.

Agrupación Nacional proUNIR
Pro unidad de la izquierda revolucionaria
"Artiguista y guevarista, por la Revolución y el Socialismo"

 

Red Latina Sin Fronteras.

Compartir este post

Comentar este post

lilit 10/18/2010 03:49



Realmente uno no ve quejarse para nada a las camaras de empresarios, comerciantes, etc.  Más bien nuestros gobernantes y referentes dan charlas en esos lugares.  Uno ve bastante
contenta a la gente de dinero.  Ahora para la gran mayoría de los uruguayos las cosas siguen igual, podrá haber algunos retoques positivos, pero se está muy lejos de las convicciones de
muchos que creyeron que esto era un cambio.  Y lo salarial es solo una muestra