Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - SANTA LUCÍA, UN RÍO QUE SE ESTÁ PUDRIENDO

13 Abril 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 
  
Jueves, 11 de Abril de 2013

Residuos vertidos por la planta de OSE se acumulan a lo largo de 45 kilómetros. El remo que metió el pescador apenas unos segundos debajo del agua salió cubierto de una costra casi negra que no se despegaba. Ese barro es más que la mezcla de tierra y agua: es el desecho de los productos químicos que utiliza OSE para potabilizar el agua que luego le suministra a dos millones de personas. “OSE está tirando 1.000 metros cúbicos de sulfato de aluminio por día”, dijo a El Observador el alcalde de Aguas Corrientes, Álvaro Alfonso. La sustancia se utiliza para que las impurezas se decanten durante el proceso. El problema es que, entreverado con otros residuos químicos, vuelve al río, aguas abajo, pero tan cerca de las tomas de agua que vuelve al camino que lleva el agua hasta la canilla.  La preocupación del alcalde es que “en buena parte del año” la planta tiene “la imperiosa necesidad” de rebombear aguas debajo de la represa, debido a que no tiene caudal suficiente aguas arriba, ya sea por sequía o porque el propio río corre con menos fuerza al estar obstaculizado con desperdicios. Para esto tiene dos bombas. Al hacerlo toma el agua de su vertedero donde vuelca los lodos producto del descarte del proceso de potabilización y cuyos componentes son, entre otros, cloro, sulfato de aluminio, bauxita, ácido sulfúrico, polímero y carbón activado. En una recorrida en barco por la zona, El Observador constató que cuanto más cerca se está de la represa, más turbia está el agua. El marrón del agua frente al camping es allí más oscuro. La que cae por la represa es casi negra. El agua, en sí misma, es más espesa y solo es visible una pequeña capa. Centímetros más abajo está el barro. La superficie del agua está cubierta, además, de una sustancia blanca que el concejal Carlos Fulco ilustró como “ceniza”. Salvo sobre la orilla, donde adquiere un verde brillante. Ese lugar está, como mucho, a 200 metros de las tomas secundarias de OSE. La vegetación a lo largo de las márgenes, incluso cerca del camping, a 1.300 metros de la represa, está descolorida. “No decimos que no sea potable, solo decimos que no van a tener fuente de donde sacar si el río sigue pudriéndose. Van a chupar barro. Porque la palabra correcta es ésa: se pudrió el río”, señaló Fulco. La proporción de cloro que hoy se administra al agua es “seis veces” superior a la histórica, agregó. La duda sobre la calidad será despejada cuando el Latu les notifique los resultados de unos análisis que solicitó el municipio a partir de muestras del agua y del lecho debido a que desde 2010 no se ha recibido respuesta de OSE. Alfonso y Fulco fueron explícitos en que se está gestando una “catástrofe nacional” que las autoridades “están escondiendo” a la población. De acuerdo con el alcalde, el barro, de una textura parecida a la gelatina que se queda adherido a la arena y a las rocas con varios centímetros de espesor, se encuentra acumulado desde Aguas Corrientes hasta Las Brujas, una localidad ubicada a 45 kilómetros aguas abajo. Pero ahí no se detiene. Ha encontrado restos hasta casi en la desembocadura en el Río de la Plata. Alfonso indicó que la Dirección Nacional de Medio Ambiente dio un “apercibimiento” a OSE por el vertido de barros al río Santa Lucía en 2006 pero que, desde ese entonces, no hubo ni una multa ni un intento de solucionar el problema. “Esto nadie lo cuida”, denunció. Esto era lo que le quería probar a la relatora especial sobre el derecho humano al agua potable y el saneamiento de Naciones Unidas, Catarina de Albuquerque, durante su visita al país en 2012, pero no llegó a la planta de Aguas Corrientes, la principal potabilizadora. La visita fue suspendida sobre la hora, dejando a Alfonso y Fulco esperando en la puerta. Desde la Intendencia de Canelones se les explicó que se priorizó un recorrido por Joanicó “donde se le había suministrado agua potable a 40 casas”.

 

Aguas arriba, aguas abajo

 

Los desechos de OSE son vertidos en una cañada abierta por el organismo a aproximadamente unos 200 metros de la represa. Cuando Alfonso y Fulco eran niños, acostumbraban ir allí a nadar. Lo que había era una laguna de 3,50 metros por 1,50, según sus descripciones. El área es ahora mucho menor debido a que los lodos han engrosado la orilla. Pisar allí no es seguro. El barro adquiere el aspecto de un suelo erosionado pero no es firme. “Es como arena movediza”, ilustró el alcalde. El peligro es el mismo. Hace unos años un muchacho murió ahogado al hundirse en el barro. “En algunas partes del río solo hay 30 centímetros de agua”, dijo Alfonso. Esta profundidad no coincide con lo que dicen las viejas cartas náuticas: que Aguas Corrientes es un puerto. Un gomón de la Armada, de 50 centímetros de calado, “quedó trancado” cuando se prestaba a sacar la muestra del lecho. Otro problema es que en verano, cuando unas 4.000 personas disfrutan de la playa, aumentan los casos de diarrea y de reacciones alérgicas. El barro acumulado ya obstaculizó una parte del río que llevaba desde el camping hasta la represa. A pocos metros de la represa, aguas arriba, hay tres bocas, donde conjugan el río Santa Lucía y el arroyo Canelón Grande para abastecer de agua bruta (antes de cualquier tratamiento o uso) a la planta potabilizadora, con dos embalses: Paso Severino y Canelón Grande. Alfonso indicó que si bien las aguas del último no están aptas para consumo humano (fue creado para riego) son usadas en más de un 30% para mezclarlas con las del Santa Lucía. Un estudio de la Facultad de Ciencias en 2008 lo clasificó como eutrófico, es decir, que tiene más riesgo de padecer floraciones de cianobacterias. “Esa agua ahora es abono”, comentó Fulco a propósito de la descarga de efluentes sin tratamiento. Desde el municipio se exhorta a que se “declare la emergencia” en toda la cuenca del Santa Lucía, que se inicie con urgencia un relevamiento de los productores y se realice un estudio de la profundidad del curso de agua. www.elobservador.com.uy

Compartir este post

Comentar este post

arlette 04/14/2013 23:10


22 de marzo, Día Mundial del Agua


 


 


http://chancharrua.wordpress.com/2013/03/22/uruguay-una-contaminacion-anunciada/HYPERLINK
"http://chancharrua.files.wordpress.com/2013/03/cabe-charr1.jpg"  


El mes en que conmemoramos el día Mundial del Agua ha estado caracterizado por la contaminación de las cuencas del Río Santa Lucía y de la Laguna del Cisne, que abastecen a
Montevideo y su zona metropolitana y parte del departamento de Canelones respectivamente.


Todo comenzó cuando los vecinos comenzaron a denunciar que el agua que llegaba a sus hogares tenía un gusto raro y olía a una mezcla de pescado con gamezán.


Al presidente de Obras Sanitarias del Estado (OSE), Milton Machado, no le quedó otra alternativa que reconocer que el fenómeno se debe a la acumulación de "algas" en el río del
cual se extrae el agua y que las mismas "son provocadas por los agroquímicos de las plantaciones que están al norte de la planta" potabilizadora.


Nada dijo que se trata de una contaminación anunciada ni de la responsabilidad que le cabe al organismo que preside por hacer oídos sordos a los reclamos de la sociedad civil.


Debió aclarar y no lo hizo, la razón por la cual ignoró el reclamo de la Comisión Nacional en Defensa del Agua y la Vida (CNDAV) formulado en 2012 en ocasión del Día del Agua que entre otros
puntos planteaba: "Reclamamos la instrumentación de sistemas de monitoreo y estudios a cargo de la Universidad de la República, así como la elaboración de informes dirigidos al público sobre
los impactos medioambientales de las plantaciones de monocultivos y los impactos para la salud humana del uso de agrotóxicos y otras industrias contaminantes".


Científicos de la Universidad de la República sospechan que el fenómeno es provocado por cianobacterias también llamadas algas verdeazules, verdeazuladas o cloroxibacterias debido tanto a la
presencia de pigmentos clorofílicos que le confieren ese tono característico como a su similitud con la morfología y el funcionamiento de las algas.


En realidad se trata de


microorganismos
cuyas células miden sólo unos micrómetros de diámetro, pero son más grandes que la mayoría de las otras bacterias.


Luis Aubriot


, investigador de la Facultad de Ciencias en la sección Limnología, se encargó de ilustrarnos sobre la gravedad del caso: "las cianobacterias están afectando el agua potable en todo el
mundo", destacando que las mismas "a veces producen toxinas y a veces no". "Puede suceder que los organismos crezcan, transmitan un mal olor al agua, porque producen una sustancia inocua
que se llama geosmina, pero sin tener toxinas. Y a la vez pueden aparecer otros organismos que no produzcan mal olor ni sabor, pero sí toxinas".[1]


Para contrarrestar el ingreso de estas "algas" y otras sustancias al agua potable suministrada a los hogares,OSE propone el empleo de filtros de carbón
activado, estimando que para filtrar toda el agua que llega a Montevideo y su zona metropolitana, habría que construir una batería de filtros cuyo costo oscila entre los 30 y 40 millones de
dólares.


Para el presidente de OSE todo se debe al cambio de paradigma adoptado por el país. "Mientras en el 2000 pretendíamos constituirnos en una plaza financiera, ahora estamos
abocados a lograr el Uruguay productivo". Veamos cual y de quién es el país productivo que nos ofrece.


¿Qué produce la contaminación?



Las grandes extensiones de tierra destinadas al monocultivo de la soja provocan una serie de problemas, entre ellas el agotamiento de los suelos. Por ejemplo, la última campaña gruesa en
Argentina, donde se cosecharon un poco más de 100 millones de toneladas de granos, significó una pérdida en los suelos de algo más de 5,5 millones de toneladas de
nutrientes como el nitrógeno, fósforo, azufre, potasio y magnesio.


Al intento de reponer estos nutrientes -siempre en menor cantidad de la que se extrae- le llaman "fertilización". Y los "fertilizantes" son los que contaminan las fuentes de
agua.


El país carece de yacimientos minerales de fósforo y potasio y no cuenta con fábricas de fertilizantes nitrogenados, por lo que el abastecimiento interno depende de la importación.


¿Quiénes contaminan?


El Censo General Agropecuario de 2011 mostraba que el 9 por ciento de las explotaciones poseían el 60 por ciento de la tierra, mientras el 56 por ciento de las explotaciones poseían el 5 por
ciento de la misma.


El 43 por ciento de la tierra está en manos de personas jurídicas. Los mismos que lograron frenar el Impuesto a la Concentración de Inmuebles Rurales (ICIR).


La soja abarca el 30 por ciento de la tierra cultivada en el país. En 2010 el 26 por ciento de los productores controlaba el 85 por ciento de las tierras con soja. Ese mismo año, el 1 por
ciento del total de los productores tuvo a su cargo el 35 por ciento de la superficie sembrada con soja.


En el país se contabilizan 136 aviones fumigadores, frente a los 75 que posee la Fuerza Aérea y los 10 de la Armada.


La contaminación es consecuencia del modelo de producción


La contaminación del agua está directamente relacionada con el modelo de producción imperante que sólo apuesta a producir sin considerar la contaminación provocada en el agua, suelo, aire y en la
salud de las poblaciones cercanas a los cultivos.


A su vez este modelo no genera ni "riqueza y trabajo", por el contrario genera pobreza y destrucción, mientras la riqueza queda en un puñado de empresas.


En este día Mundial del Agua hacemos llamado a la población a movilizarse nuevamente en defensa del agua. Contaminarla es también una forma de privatizarla.


21 marzo 2013


UITA y RAPAL Uruguay


Día Mundial del Agua
En Uruguay los agronegocios hacen estragos en nuestras principales fuentes


Ante una nueva celebración este viernes del Día Mundial del Agua, REDES – Amigos de la Tierra Uruguay advierte con profunda preocupación que el gran desarrollo de los agronegocios en el país, con
sus paquetes de agrotóxicos, han puesto en grave peligro las principales cuencas, entre ellas la del río Santa Lucía, que abastece a alrededor del 60 por ciento de la población nacional de agua
potable. Pasó de ser un secreto a voces, a ser denunciado por el sector científico reiteradas veces, por los ecologistas y hasta admitido por parte del poder político. El modelo de los
agronegocios, con el desarrollo de la soja y la forestación como emblemáticos, más otros sectores como el arrocero, con sus agrotóxicos de por medio, hacen que tomar agua de la canilla no sea
seguro hoy en Uruguay.


Los sucesos de las últimas semanas, con un suministro de agua con muy mal olor y sabor en Montevideo y al menos buena parte de la zona metropolitana, no hacen más que confirmar lo ya conocido: la
agricultura industrial a gran escala, con su carga de agrotóxicos y fertilizantes incentivan la proliferación de algas verdes, algunas de ellas tóxicas (microcystis), en nuestras aguas, haciendo
de Uruguay un país de campo despoblado y con su salud amenazada.


"Lo que está pasando es que la mayor parte de nuestras vías de drenaje están saturadas, con niveles de fósforo por encima de lo que indica un nivel de eutrofización, o sea, contaminación severa",
dijo el profesor Daniel Panario, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, en nota publicada ayer por el diario El Pueblo

arlette 04/14/2013 22:58


 





Testimonios de afectados y afectadas por el agronegocio en Uruguay 2011.


Redes – Amigos de la Tierra y el Programa Uruguay Sustentable presentan dos trabajos audiovisuales y un reporte de casos realizados en 2011 en Uruguay en relación a la afectación de comunidades
rurales por el modelo del agronegocio sojero-forestal en ese país.


Se trata de dos videos de 16 y 23 minutos cada uno en que se recogen testimonios de afectados y afectadas por fumigaciones con agrotóxicos y concentración de la tierra en diversas localidades del
Uruguay.


Asimismo se presenta un reporte en que se profundiza en algunos aspectos de la problemática abordada que, por razones de espacio, fueron mencionados someramente en los videos.


 


 


http://www.redes.org.uy/2012/01/31/efectos-colaterales/ 

arlette 04/13/2013 23:40


(Ver por ejemplo "Agua propia, negocio ajeno


":


http://vimeo.com/51345603  y "Efectos colaterales 


 


En los hechos, la verdad es que buena parte de las poblaciones, inclusive la de Montevideo, que toma agua de Paso Severino (es de los lugares que
tienen explosiones de esas algas tóxicas), está siendo afectada, según la información de Panario. "Por supuesto, el río Uruguay, en todo su recorrido, Salto, Paysandú, Fray Bentos, Colonia y Juan
Lacaze, cuando llega el verano, están tomando agua contaminada con microcystina. Las plantas potabilizadoras de OSE no tienen filtros de carbón activado, no filtran la microcystina",
sentenció


 


.


 


El director de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA), Jorge Rucks, sostuvo el año pasado ante el Parlamento que "en términos generales estamos preocupados por la situación del mal uso
de los agroquímicos y por la situación de impactos sobre los cuerpos de agua", según nota publicada por el diario El País el 16 de octubre.


REDES – AT se suma al alerta y agrega que esta situación de contaminación severa de las fuentes de agua aumentará, ya que no hay ninguna medida
tomada para revertir estos procesos y controlar el aumento de las plantaciones industriales de árboles, soja, maíz y arroz, ni el uso de los agrotóxicos.


 
 

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y especialmente el de Ganadería, Agricultura y Pesca han dejado mucho que desear en este sentido.


Productores de diversas partes del país han denunciado el uso abusivo por ejemplo del herbicida glifosato en las plantaciones de soja
transgénica, y por lo general lo que han encontrado son oídos sordos de nuestras autoridades


 


.


 


AT alertó que el Contrato de Inversión firmado entre Uruguay y la empresa forestal celulósica Montes del Plata, que instala una planta de celulosa en Punta Pereira (Colonia), prevé la posibilidad
de que la compañía acceda a plantaciones forestales en un radio máximo de 200 kilómetros de esa localidad. El documento dice expresamente que se aprovecharían los suelos 5.02b para aptitud
forestal.


Si se resolviera autorizar forestar los suelos 5.02b, la cuenca del Santa Lucía quedaría con el 44,4 por ciento de su superficie bajo el régimen de prioridad forestal, y los monocultivos
forestales comprometerían seriamente la capacidad de la cuenca de abastecer de agua potable al área metropolitana de Uruguay


 


. Asistimos a procesos de privatización de hecho de las fuentes de agua en el país, para favorecer además a empresas y no el suministro a seres humanos.


 


Se trata de dos flagrantes violaciones a la Constitución de la República, con las modificaciones del Artículo 47 aprobadas por cerca del 65 por
ciento de los uruguayos en el plebiscito de 2004 .


 


La riqueza de unos pocos la pagamos entre todos.


 


Por más información:
REDES – Amigos de la Tierra Uruguay


http://www.redes.org.uy/2013/03/21/dia-mundial-del-agua-en-uruguay-los-agronegocios-hacen-estragos-en-nuestras-principales-fuentes/





 

arlette 04/13/2013 23:37


 





Ante una nueva celebración este viernes del Día Mundial del Agua, REDES – Amigos de la Tierra Uruguay advierte con profunda
preocupación que el gran desarrollo de los agronegocios en el país, con sus paquetes de agrotóxicos, han puesto en grave peligro las principales cuencas, entre ellas la del río Santa Lucía, que
abastece a alrededor del 60 por ciento de la población nacional de agua potable.


Pasó de ser un secreto a voces, a ser denunciado por el sector científico reiteradas veces, por los ecologistas y hasta admitido por parte del
poder político.
 

El modelo de los agronegocios, con el desarrollo de la soja y la forestación como emblemáticos, más otros sectores como el arrocero, con sus agrotóxicos de por medio, hacen que tomar agua de la
canilla no sea seguro hoy en Uruguay.


Los sucesos de las últimas semanas, con un suministro de agua con muy mal olor y sabor en Montevideo y al menos buena parte de la zona
metropolitana, no hacen más que confirmar lo ya conocido: la agricultura industrial a gran escala, con su carga de agrotóxicos y fertilizantes incentivan la proliferación de algas verdes, algunas
de ellas tóxicas (microcystis), en nuestras aguas, haciendo de Uruguay un país de campo despoblado y con su salud amenazada.
 

"Lo que está pasando es que la mayor parte de nuestras vías de drenaje están saturadas, con niveles de fósforo por encima de lo que indica un nivel de eutrofización, o sea, contaminación severa",
dijo el profesor Daniel Panario, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, en nota publicada ayer por el diario El Pueblo de Salto.
El aumento de la población de estas algas en el agua está directamente vinculado con el uso de fertilizantes. REDES – AT ha advertido en
reiteradas oportunidades, inclusive a través de la publicación de varios videos, sobre los efectos de los agronegocios, y especialmente de los agrotóxicos, sobre las poblaciones de nuestro medio
rural y las fuentes de agua .


(Ver por ejemplo "Agua propia, negocio ajeno


":


http://vimeo.com/51345603  y "Efectos colaterales 


 


En los hechos, la verdad es que buena parte de las poblaciones, inclusive la de Montevideo, que toma agua de Paso Severino (es de los lugares que
tienen explosiones de esas algas tóxicas), está siendo afectada, según la información de Panario. "Por supuesto, el río Uruguay, en todo su recorrido, Salto, Paysandú, Fray Bentos, Colonia y Juan
Lacaze, cuando llega el verano, están tomando agua contaminada con microcystina. Las plantas potabilizadoras de OSE no tienen filtros de carbón activado, no filtran la microcystina",
sentenció


 


.


El director de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA), Jorge Rucks, sostuvo el año pasado ante el Parlamento que "en términos generales estamos preocupados por la situación del mal uso
de los agroquímicos y por la situación de impactos sobre los cuerpos de agua", según nota publicada por el diario El País el 16 de octubre.


REDES – AT se suma al alerta y agrega que esta situación de contaminación severa de las fuentes de agua aumentará, ya que no hay ninguna medida
tomada para revertir estos procesos y controlar el aumento de las plantaciones industriales de árboles, soja, maíz y arroz, ni el uso de los agrotóxicos.


El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y especialmente el de Ganadería, Agricultura y Pesca han dejado mucho que desear en este sentido.


Productores de diversas partes del país han denunciado el uso abusivo por ejemplo del herbicida glifosato en las plantaciones de soja
transgénica, y por lo general lo que han encontrado son oídos sordos de nuestras autoridades


 


.


AT alertó que el Contrato de Inversión firmado entre Uruguay y la empresa forestal celulósica Montes del Plata, que instala una planta de celulosa en Punta Pereira (Colonia), prevé la posibilidad
de que la compañía acceda a plantaciones forestales en un radio máximo de 200 kilómetros de esa localidad. El documento dice expresamente que se aprovecharían los suelos 5.02b para aptitud
forestal.


Si se resolviera autorizar forestar los suelos 5.02b, la cuenca del Santa Lucía quedaría con el 44,4 por ciento de su superficie bajo el régimen de prioridad forestal, y los monocultivos
forestales comprometerían seriamente la capacidad de la cuenca de abastecer de agua potable al área metropolitana de Uruguay


. Asistimos a procesos de privatización de hecho de las fuentes de agua en el país, para favorecer además a empresas y no el suministro a seres humanos.


Se trata de dos flagrantes violaciones a la Constitución de la República, con las modificaciones del Artículo 47 aprobadas por cerca del 65 por
ciento de los uruguayos en el plebiscito de 2004.


La riqueza de unos pocos la pagamos entre todos.