Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - SI NOSOTROS QUEREMOS SABER CÓMO SOMOS, TENEMOS QUE VER PARA ATRÁS CÓMO NOS VEÍAN

12 Septiembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

guillermo maccio

SI NOSOTROS QUEREMOS SABER CÓMO SOMOS, TENEMOS QUE VER PARA ATRÁS CÓMO NOS VEÍAN
Entrevista al demógrafo Guillermo Macció. Lunes 5 de setiembre de 2011 “quiero empezar por expresar mi admiración y mi público reconocimiento a la jerarquía intelectual y moral del Fiscal doctor Enrique Viana. Que un Fiscal de la nación tenga la valentía, el compromiso con la República, de presentarse a la justicia demandando al Poder Ejecutivo por acciones que atentan contra la integridad y la soberanía nacional, es un acto heroico. Pero además un acto sabio porque escuchando tres veces la entrevista que se le hizo en Centenario, acá, por Ángeles y por Diego, me parece de una trascendencia institucional, política y ética, formidable”

Efrín Chury Iribarne:    Oyentes, aquí estamos comenzando este encuentro con muchísimo gusto. El gusto doble porque estamos recibiendo otra vez al compañero y al amigo que es Guillermo Macció, pero hoy particularmente queremos decir que estamos presentando conjuntamente con Macció también al demógrafo. A un hombre que ha trabajado en muchas partes del mundo en su especialidad, más allá también en otras. Por eso muchas veces hablamos de temas universales en general o de temas puntuales y domésticos. Pero en este caso como estamos inmersos en el censo, qué mejor que Macció esté hoy con nosotros, para seguir tocando ese tema sobre el que mucha gente, tengo la sensación de que tiene diversos conceptos pero en general, malos.
Creo que eso marca una trayectoria muy particular del Uruguay de no haber cumplido con lo que hay que cumplir con los censos periódicos, puntuales cada tanto tiempo.
Por las preguntas que hace la gente creo que la gente piensa masivamente que el censo es hecho en el mundo para causarle algún perjuicio. Esa es la sensación con que yo te recibo Guillermo.

Macció: Buenas tardes Efraín, buenas tardes a la audiencia. Después de cinco semanas largas de ausencia tengo un débito enorme, pero creo irlo saneando de a poco.
El tema del censo está hoy instalado en el Uruguay. No bien uno baja del avión en el primer ómnibus de transporte colecivo se encuentra con un cartel que dice setiembre mes del censo. Para un especialista como yo en temas de población, eso dice mucho porque históricamente en el Uruguay no era el mes del censo sino el día del censo; es decir, hasta este momento todos los censos anteriores en el Uruguay se hicieron en un día y se recordarán los ciudadanos que había inmovilización, concentración de censistas por todo el país, no había clases, se hacía un día miércoles normalmente para que la gene no se fuera a aprovechar el fin de semana, no se trabajaba, los empadronadores eran maestros, funcionarios públicos, estudiantes secundarios de los grados avanzados, ciudadanía. Era una gran movilización y el conteo, la cuenta del censo se hacía en un solo día.
Cuando leemos ahora que el censo se hace en el mes de setiembre, lo que se está diciendo des que se va a tomar un mes para registrar a las personas. No es solamente una diferencia operativa sino una diferencia conceptual esencial. Y es que cuando se hace en un día el censo es de hecho y se pregunta al ciudadano o a la ciudadana dónde durmió la noche anterior y el registro es dónde durmió la noche anterior.
Cuando se hace durante un mes es lo que llamamos un censo de derecho, que quiere decir donde reside usted habitualmente; es decir se toma mucho tiempo porque se sospecha que en ese período el domicilio no se ha modificado. Ahora, no voy a argumentar a favor de uno u otro porque no es el momento, estamos en pleno período censal, y se está haciendo por primera vez en el Uruguay un censo nacional de población y vivienda y hogares, de derecho. Nunca antes se había hecho así. Antes se había hecho siempre un censo de hecho.
Quiero decir que en América Latina esta es la segunda experiencia en materia de censos de derecho. La primera fue en el Perú en el 2005 ¡y vaya si conozco la experiencia! y terminó yendo al canasto, tanto que el gobierno peruano decidió en 2007 descartar ese censo y hacer uno nuevo, esta vez de hecho, que es el que está validado y que se utiliza.
Quiero decirle a la ciudadanía que ha llamado, a escuchas que han llamado que tienen sospecha de reserva sobre el censo, que el censo es una operación fundamental para la vida del país porque es un recuento de la gente que vive en su territorio, de algunas características de su nivel de actividad económica, de su nivel de educación, de instrucción, de formación, de algunos otros elementos; de la historia de la fecundidad, de la historia de la migración... La demografía no existe cabalmente si no hay censos. Ahora, para que un censo sea útil necesita dos cosas: una excelente cobertura, que quiere decir que nadie se omita, cobertura del total de la población. Sea un censo de hecho o de derecho tienen que estar todos los que habitan el territorio nacional, no omitir gente. A eso le llamamos la cobertura. Y los datos que se suministran al censista, que está capacitado para recoger la información, tienen que ser confiables, fidedignos. La edad correcta, el lugar de residencia, las relaciones de parentezco. El censo por ley asegura el anonimato, no hay identificación del individuo. Y después voy a contar una anécdota que ya he contado acá, qué grave es cuando se viola el anonimato de la información.
Se pregunta el nombre con el sólo objeto de ordenar la entrevista, para saber quien es el jefe, quien es la esposa, hacer un ordenamiento dentro de la boleta de las personas, pero nada más. No puede haber identificación del sujeto porque la ley censal asegura la confidencialidad de la información, entonces es el Estado el que se compromete a preservar la confidencialidad.
Hay muchas sospechas de gente que no está bien informada, sobre que el censo puede servir para cosas fiscales o para saber el patrimonio de alguien. Nada de eso. El censo es un registro importante, tal vez el más importante, que puede hacer una sociedad contemporánea para saber las condiciones físicas, cronológicas en cuanto a la edad, sexo, actividad económica, lugar de residencia, nivel de instrucción. En otros se pregunta sobre la fecundidad de las mujeres, historias migratorias, es una pieza capital. Un país con malos censos es un país mediocre, un país con buenos censos tiene posibilidad de ser un país adelantado.
En América Latina tenemos países con una gran trayectoria censal que no han fallado. México -voy del norte para el sur- Costa Rica, Panamá, Colombia desde el 48 no puede hacer buenos censos lamentablemente por el estado de guerra civil interna que tiene. Perú, Perú fue innovador en metodología censal en 1940 y fue el primero que se atrevió a hacer censos en poblaciones indígenas. Desde el 40 Perú tiene una larga tradición censal. Chile es un país de vasta experiencia censal; la Argentina es un país de larga tradición censal, acaban de darse los resultados hace pocos días del censo de hecho que se levantó en octubre del año pasado. El Brasil tiene un gigantesco instituto, el Instituto  brasileño de geografía y estadística, que es un ente autártico, que ese es otro  hecho muy importante. En los países serios, quienes hacen los censos, son entidades autárticas que no dependen del Poder Ejecutivo como ocurre en el Uruguay donde el puesto del INE es un cargo de particular confianza. Así que yo primero, exhorto a la gente a responder todas las preguntas honestamente, exhorto a que no haya dudas. Hubo un alabado acontecimiento de que alguien aprovechó el momento del censo para robar una vivienda. Esos temores hay que disiparlos porque de un censo bueno o de un censo malo depende cuán bueno sea el conocimiento y las acciones que podamos investigar o proponer en materia de desarrollo económico, social, cultural, sanitario, político, migratorio y habitacional.
Eso no quiere decir que coincidamos con la metodología propuesta. Pero ahora por respeto a la ley censal, nos vamos a guardar a silencio. Cuando tengamos resultados definitivos hablaremos como analistas a la luz de los resultados del censo.
Pero mi exhortación es franca y categórica: la ciudadanía tiene que colaborar con el censo y no tener suspicacias.

Chury: Para cumplir con algunas interrogantes que ya estaban en la radio para cuando vinieras de Perú, hay un oyente que dice que espera respuestas y no preguntas; hay otro que dice no les importa hasta qué punto la información de todos estos datos, van a manejar los datos a sus intereses entreguistas...

Macció: No lo creo

Chury: Todo lo que hablemos va a ser usado en nuestra contra. Hay otro oyente: Problemas de seguridad dejar entrar a un desconocido a la casa

Macció: Quiero decir que hoy vi a censistas en la calle acá en el barrio del Cordón y están debidamente identificados con unos chalecos muy bonitos por lo tanto hay que tener algunas precauciones nada más

Chury: Precaución hay que tener porque también a veces entran disfrazados de policías

Macció: Exactamente. El censista es una persona que se rompe trabajando. Para ellos todo mi reconocimiento, y son los intermediarios

Chury: Y hay quienes dicen "yo no quiero ser censado, no tengo el mínimo interés"

Macció: No, no, es que no es interés de él, es interés de la ciudadanía, de la sociedad. Es la ley, una ley manda que uno brinde información y yo estoy a favor cabalmente de los censos. Puedo discrepar con la metodología pero el censo es una herramienta insustituible y los países se pueden ordenar en más o menos desarrollados según la calidad de los censos. Por eso estamos abajo, porque nosotros tenemos una pésima historia censal. El Partido Colorado se mandó el lujo de gobernar durante 55 años en el Uruguay, el último censo se levantó en 1908 bajo la presidencia de José Claudio Williman     y el que le siguió fue el del gobierno blanco de Fernández Crespo en 1963. El Uruguay es un caso de antología de mala historia censal y de irregularidad censal porque después lo hicimos en el 75, en el 85, 96, 2004, 2011. Es totalmente antojadizo el período en el que se hacen los censos. ¿Por qué? porque hay una falla gigantesca de parte de la dirigencia política. Estoy pensando en los ministros de economía, de salud, de relaciones exteriores, de industrias y en el Poder Legislativo, que le han dado cero importancia a la regularidad y calidad de los censos en el Uruguay desde los tiempos de Williman para acá.

Chury: Fátima dice que en el censo anterior "yo no quise dar mi apellido y el censista me dijo que era obligatorio". Pero Macció ha dicho que no es obligatorio dar esa información.

 

Macció: El nombre y el apellido en los censos no se digita ni se codifica

Chury:  La pregunta es, en el formulario que leí en internet, en el facsímil debe ser, se pide nombre y apellido de todos los que están en la casa.

Macció: Bueno, eso es discutible porque el criterio es ordenador y digo más: en el censo de 1975 en el Uruguay, bajo la dictadura militar, el censo preguntó nombre y apellido. Y luego de levantado, la marina del Uruguay lo confiscó al censo, como material estratégico y lo llevó a las bóvedas de lo que era entonces el Banco la Caja Obrera en la Avda. Constituyente donde hoy está el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y violando todas las leyes de confidencialidad   de la información, puso a soldaditos con las carpetas del Cerro a buscar nombres y apellidos yugoslavos o rusos porque sospechaban los estrategas militares que allí había gérmenes comunistas. Y entonces se violó la confidencialidad del censo, se engañó a la población para fines perversos. Y una cosa similar que yo pude comprobar, ocurrió en 1971 con el censo de Nicaragua en la dictadura de Anastasio Somoza. Por eso la identificación debe ser entendida exclusivamente como un propósito ordenador de las personas dentro de la vivienda, pero no es susceptible ni de codificación ni de tratamiento estadístico.

Chury: Yo creo que la gente lo que no tiene -y uno no puede dar consejos en esto- no tiene seguridad en la confidencialidad que después le dé un Estado a algo.

Macció: Bueno, estoy diciendo que el Uruguay violó en 1975. Y lo puedo decir con propiedad porque conozco el nombre y apellidos de los oficiales de la marina que estuvieron en el operativo. Y sé cómo se procesó y vi en Nicaragua por esa misma época lo que había pasado. Entonces el nombre y el apellido tienen un solo propósito: es facilitar la entrevista para ordenar a las personas dentro del hogar de una manera más o menos racional que permita hacer una entrevista con un cierto orden, empezando por el jefe o la jefa, el que le sigue en jerarquía, los hijos mayores, los hijos menores. Ese es el propósito pero ni se digita ni se codifica. Debe preservarse el anonimato, lo asegura la propia ley.

Chury: Ahora, lo que dice esta oyente es que en el formulario  que vió en internet se pide nombre y apellido de cada uno de los integrantes de la casa.

Macció: Bueno, pero basta con dar el apellido del jefe del hogar por si hay que volver por alguna verificación. Pero repito: el nombre y apellido no son información censal, no son información estadística.

Chury: Nelson de Lagomar dice que escucha siempre a Macció pero dice que le llama la atención que Macció le dé confianza a las cifras que surjan del censo teniendo en cuenta cómo manipulan los números en este gobierno. Saludos.

Macció: Gracias Nelson por el mensaje, me parece que es sumamente esclarecedor porque debe ser opinión compartida por muchos ciudadanos.
Voy a decirle dos cosas a Nelson y a todos los que piensan como él.
Primero, si hay manipulación de la información, el análisis demográfico que vamos a hacer después, la pone en evidencia porque se puede engañar pedazos, pero no todo. Entonces el análisis demográfico que viene después que se presentan los datos definitivos, nos permite a nosotros con técnicas que manejamos como demógrafos y como estadísticos y como probabilistas, toda una cantidad de instrumental matemático y analítico, demuestran si el censo es bueno o malo.  Y eso es como un análisis: pasa o pasa. Entonces quedará en evidencia. ¿Qué pasó en el Perú? Cuando empezamos a analizar el censo del 2005 se vio que había fallas garrafales. Y al final el análisis demostró que el censo era malo y se le demostró a las autoridades que era inválido y hubo que tirarlo a la basura y hacer un censo nuevo.
El análisis posterior es el que demuestra si hubo o no fraude o manipulación de la información porque hay una coherencia estadística y matemática en las poblaciones, que se rigen por determinadas leyes que son más o menos conocidas por los demógrafos.

Chury: Ahora, es evidente desde todo punto de vista que la gente le tiene temor a estas cosas. No viene sólo por el censo porque seguramente tanta información como el censo tiene el clearing de informes en el Uruguay que trabaja hasta con el Ministerio del Interior. Y le mandamos el ADN de los uruguayos a los Estados Unidos

Macció: Sí. Pero yo le digo a Nelson que nos dé crédito que no creo que el talento dé tanto como para manipular un censo. No. Porque hay reglas matemáticas que subyacen en la estructura de las poblaciones. Y voy a contar una anécdota  de otra dictadura militar, la dictadura de 1940 en Guatemala, que el dictador dijo "porque nosotros tenemos cuatro millones de habitantes" y resulta que el censo que se hizo no dio cuatro millones de habitantes, entonces se duplicaron personas para satisfacer al dictador y llegó a los cuatro millones y poquito. Cuando vino el censo de 1950 el dictador ya no estaba y los analistas demógrafos verificamos que había crecido tan poco la población entre el 40 y el 50 porque la del 40 estaba inflada, que había sido inflada. Entonces no es tan sencillo porque supónganse que hay manipulación informática en la población del Uruguay de este censo y tenemos los censos anteriores y los procesos de la demografía no son arbitrarios, salvo que halla una catástrofe como matanzas, guerras.
Miren, el censo de la Argentina que acaba de publicarse, demostró que todo el cuento que se hacía con los uruguayos en la Argentina era verso. Los políticos, la gente que no conoce de estas cosas, decía que había trescientos mil uruguayos en la Argentina, ¿saben cuánto dio el censo? ciento dieciséis mil. Entonces las cifras son independientes hasta que uno las analiza en forma comparada con otras y hay que conciliarlas con los nacimientos, con las defunciones, con los registros de pasajeros, con los registros de emigración... Hay una cantidad enorme de variables que si hay trampa y manipulación en el censo la vamos a descubrir, pueden estar muy tranquilos. Entonces lo que hay que decir, lo que hay que sostener y repetir es contesten honestamente porque si se contesta aviesamente o malamente se mezcla la tramoya que puedan hacer algunas autoridades desleales con la mala voluntad de la población.
Hay otro elemento que me perturba y es que en este país en este momento tenemos dos censos en marcha porque hace unos meses se inició el censo general agropecuario que rige para los establecimientos agropecuarios mayores de una hectárea pero oh, cómo el país está tan desintegrado  eso lo hace la Dirección de Estadísticas Agropecuarias del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y los empadronadores son miembros de las fuerzas armadas por primera vez. Entonces no es el caso de Montevideo pero la ciudadanía del resto del país puede verse perturbada porque le viene un censo de un lado y otro censo del otro. Me parece que ahí no se manejó bien la cuestión del calendario para que no se superpongan algunas actividades. Pero estoy hablando en sentido constructivo porque estamos metidos en el censo y hay que hacer lo posible para dar buena información para que el censo sea aceptable.

Chury: Si están haciendo un censo agropecuario me quedo más tranquilo de no estar en el campo. Por la gente que lo está haciendo lo digo.
Vamos con la última pregunta por hoy en torno al censo porque vamos a pasar a otros temas.
Mary de Canelones quiere saber si el censo es pura y exclusivamente demográfico.

Macció: Buena pregunta Mary. No, el censo es de población, vivienda y hogares. Es decir, a todas las personas que viven en la vivienda se le preguntan características individuales a las personas. Es de población por lo tanto. Pero también es un registro bastante cuidadoso sobre la vivienda con respecto al número de cuartos, las habitaciones para dormir, lugar para cocinar, abastecimiento de agua, condiciones de los techos, de los pisos, del equipamiento  doméstico en cuanto a confort, electrodomésticos que hay en la vivienda y de hogares, que el hogar es una ficción estadística que simplemente es buscar cómo se asocian una serie de personas que viven bajo un mismo techo por relaciones de parentezco, por relaciones de otra naturaleza. Es el hogar. Esos son los tres componentes: vivienda, la base física, material; la población, la base demográfica, y el hogar, la relación que vincula a las personas dentro de la vivienda así que es un censo de tres atributos.

Chury: Vamos a pasar a otros temas que traías agendados.

Macció: Sí, yo quiero empezar por expresar mi admiración y mi público reconocimiento a la jerarquía intelectual y moral del Fiscal doctor Enrique Viana. Que un Fiscal de la nación tenga la valentía, el compromiso con la República, de presentarse a la justicia demandando al Poder Ejecutivo por acciones que atentan contra la integridad y la soberanía nacional, es un acto heroico. Pero además un acto sabio porque escuchando tres veces la entrevista que se le hizo en Centenario, acá, por Ángeles y por Diego, me parece de una trascendencia institucional, política y ética, formidable. Porque él prende la luz roja sobre una cosa que a nosotros un poco responsablemente hemos dicho antes, sobre que el país se convierte en un Estado colonial. Lo dijimos cuando celebramos el 18 aniversario del diario La Juventud el año pasado: camino a la colonia.
Y acá él con argumentos jurídicos irrefutables muestra el riesgo que corre este país de desintegrarse como Estado, como nación, como República y convertirse en un territorio de tipo gerencial-administrativo. Entonces yo insisto y le pido a la radio que irradie tantas veces como pueda y ojalá  se publique, la presentación del doctor Enrique Viana porque es un documento histórico de trascendencia internacional.
Pero el doctor Viana, no está solo en el mundo de los intelectuales. Acaba de ser presentado en la Feria Internacional del Libro en Lima, donde había un stand del Uruguay, pero no del gobierno uruguayo ¡faltaba más! sino de la Cámara del Libro del Uruguay a quienes felicito ardorosamente y donde además como gesto los libros se regalaban a los visitantes. Y allí fui obsequiado por la secretaria ejecutiva de la Cámara Uruguaya del Libro en Lima, de un libro que acaba de aparecer de una psiquiatra uruguaya que se llama Ivette Almendras, no la conozco, pero he leído, es el penúltimo libro de ella, que se llama "En el diván un paciente llamado Uruguay". Y hace un análisis bien meticuloso de las patologías que padece el uruguayo. Es un hombre, es un poco una tendencia machista pero Uruguay se llama el paciente y el libro son sucesivas sesiones de psicoanálisis donde el señor Uruguay va a la consulta de la doctora Almendras y le va sacando toda la mugre que tiene en su psiquis, que viene desde cuestiones incestuosas, robos, fraudes, malas praxis en la familia y el pobre tipo, Uruguay, es el que está enfermo y es tratado como un paciente. Yo les recomiendo la lectura. Con algunas cosas del libro no concuerdo del todo pero me parece que es un esfuerzo intelectual para meterse en la psiquis de los uruguayos. Está en las librerías, es un libro que se puede leer sin dificultad y cada capítulo es una sesión de este sujeto que se llama Uruguay. Esa es una cosa.
Y la otra cosa que tenía guardada de hace mucho tiempo es una obra que no tengo dudas fue boicoteada por la prensa y por los comentaristas de libros, estos que se las dan de grandes sabios. El libro se llama "Tratado de la imbecilidad del país", lo tengo delante mío. Fue escrito en 1902 por Julio Herrera y Reissig, nuestro insigne poeta, uno de los líderes del movimiento del modernismo y escribió en la torre de los panoramas, ahí estaba su refugio. Y escribió Los éxtasis de la montaña. A Herrera y Reissig lo tenemos por un poeta y esta obra nunca fue publicada. Fue en el acervo bibliográfico de Herrera y Reissig a la Biblioteca Nacional, vivió un siglo guardado en los cajones hasta que un ilustre investigador uruguayo que se llama Aldo Mazzucheli, un hombre joven, lo saca a luz y lo publicaron exactamente el año pasado, con ekl apoyo de la Biblioteca Nacional hecho por la editorial Taurus.
Y este se3ñor, Julio Herrera y Reissig, hace un tratado de sociología de la mentalidad de los uruguayos, basado en dos pilares: uno que es el pudor de los uruguayos y analiza todos los tipos de pudores que tienen los uruguayos que en realidad es hipocresía y él analiza el pudor octogenario, el pudor de ultratumba, el periodístico, el socialista, el antiestético, el ingenuo, el temeroso, el gazmoño, el sucio, el zoológico, el jurídico, el policial, el incrédulo, el envidioso, el áspero, el apático, el virgófago, el morfeico, el prostibular, el galante, el religioso, el parental... Hace todo un análisis del pudor, que sigue, son como treinta tipos de pudores que descubre en la mentalidad de los uruguayos.

Chury: ¡Y eso que escribió hasta 1902 nada más!

Macció: Escribió hasta 1902 donde no había fútbol todavía.
Y después el otro componente que analiza, es la cachondez. Palabra que ahora está fuera de uso pero la cachondez es el sentimiento bajo, sentimiento oscuro, sucio. Y él habla de la cachondez fulminante, alevosa, reflectiva, parturienta, filarmónica, bellaca, refinada, pública, platónica, pateada, negociante, donde muestra las bajezas del individuo en este caso específicamente ujruguayo anque él hace alguna referencia a acaudalados estancieros simplemente por vínculos de abolengo. Y dice con una clarividencia fenomenal, que el Uruguay tiene cuatro partes: el norte que es el Partido nacional, el sur que es el Partido Colorado, al oeste un río que no se sabe qué es y al este una lengua de agua gigantesca brasileña que es la Laguna Merín.  Una visión   cruda, patética del Uruguay de 1902, pero que está vigente ahora. Y dice que en el norte no hay Uruguay porque se habla portugués porque los hacendados brasileños compran tierras a precio de ganga porque los estancieros dicen que el norte queda muy lejos. ¡Ya en 1902 habla de la enajenación de la tierra en el Uruguay, es impresionante! Impresionante que este hombre, que pasó por un poeta degradado porque era morfinómano, viera al Uruguay yentonces dice: a ningún inversor uruguayo se le ocurre comprar tierras en Chile y en el Perú que son tierras de minas a precio de ganga, porque el uruguayo es tan necio que no compra un negocio si no lo ve de cerca. Él está diciendo esto, él ve el problema de la tierra, él ve el problema de la discriminación social que hay en el Uruguay y el creerse que somos diferentes al resto del mundo. Por supuesto hay un capítulo que dice sobre la supuesta pequeñez del Uruguay, parecía que estaba hablando yo porque he hablado en esta radio tantas veces sobre el falso concepto de que somos un país pequeño y este señor dice -y la compara- "por otra parte Montevideo es una ciudad de segundo orden considerada por el número de sus habitantes, porque tiene 250 mil almas. El que es pequeño es su ambiente, de ahí la impresión que tenemos de nuestra insignificancia. Sus hábitos aldeanos, el carácter chismoso de la gente, su raquitismo engénito, su camaraderaje de villería   y su ridícula superficialidd, he ahí todo".
Estoy leyendo la página 110. "No se debe confundir esto con el perímetro de la ciudad de San Felipe y Montevideo que se extiende de hasta la Unión y la cuchilla Juan Fernández en un perímetro de cuatro leguas. Sólo  desde un punto de vista enológico Montevideo es una aldea y aún de las más inferiores. Asimismo conviene decir para no calumniar el significado corriente de la palabra nacionalidad, que el pueblo uruguayo es en este concepto una tribu sedimentaria de las de menos categoría".
Entonces cuando uno se enfrenta a este escrito resucitado en buena hora por este intelectual brillante en 2010, publicado por la Biblioteca Nacional, que viene con un cd de regalo de todos los manuscritos de Herrera y Reissig. Lo hizo en la época que estaba Tomás de Mattos de director de la Biblioteca Nacional, para que nadie vaya a creer que es una cosa anti gobierno. No. Entonces si nosotros queremos saber cómo somos, tenemos que ver para atrás cómo nos veían.
Entonces yo hice el triángulo que no es casual, es exprofeso. Un Fiscal que se juega el pellejo y hace una denuncia contra el Poder Ejecutivo por atentar contra la soberanía del país, el doctor Viana, una psiquiatra que hace un psicoanálisis del paciente llamado Uruguay que es imperdible porque ahí se ven reflejados todos los pecados de la sociedad uruguaya y un texto histórico sociológico sepultado durante más de un siglo, que sale a la luz, que muestran tres vertientes, tres facetas sobre la realidad del Uruguay que nos cuesta tanto entender a los que vivimos hoy, en este momento, en esta crisis permanente en la que está sumido el Uruguay.
Entonces a la audiencia lectora le pido que se tomen el trabajo de armar un rompe cabezas parecido para ver si salimos del atolladero o empezamos a darnos cuenta qué somos, quiénes somos nosotros, no que nos digan los otros. Y desnudar todo, desvestir el aparato y empezar a reconstruir nuestro estado mental que está por el suelo. Cuando uno escucha cualquiera de las radios de alta audiencia que son todas extranjeras además, la sarta de imbecilidades que se escuchan es agobiante.

Chury: Sí, es dramático y a veces en ruedas que se arman uno por suerte encuentra mucha más gente que la que imagina, que piensa igual sobre la tremenda crisis intelectual y de creatividad que padece realmente el país.
Para algunas cosas no. Por ejemplo ayer se confirmó el cuento de la carretilla. ¿Se acuerda aquella carretilla que la pasaban por la frontera con pasto?

Macció: Ah, sí, sí. Que contrabandeaban la carretilla

Chury: Bueno, ayer se confirmó eso. Pero ahora pasaban los camiones para Brasil vacíos y volvían con contenedores. Pero declaraban los contenedores vacíos. Entonces ¿qué es lo que estaban contrabandeando? Los contenedores vacíos. Porque muy poco dentro de Brasil los contenedores valen cien dólares y aquí valen entre cinco y diez mil.
Ahora, hay algo nuevo en esto porque según lo que ayer informaron, la mayoría de esos contenedores son para Conchillas, centro de poder...

Macció: La nueva capital del Uruguay

Chury: Claro, porque allí estará la celulosa más grande que va a tener el Uruguay

Macció: Montes del Plata

Chury: Se ve que empresarialmente la celulosa va a crear con los contenedores algo, no sé si será un complejo de viviendas o qué cosa será.
Pero comento esa noticia porque es muy fresca y  curiosamente hoy no se ha comentado

Macció: Las noticias importantes del Uruguay no salen en la prensa sino cuando salen en la prensa internacional primero y después por rebote y por necesidad se leen acá.

Chury: Piden si podés repetir el nombre del libro

Macció: Tratado de la imbecilidad del país. Julio Herrera y Reissig, está editado por la Biblioteca Nacional y la editorial Taurus y el investigador que lo recupera al texto y que lo analiza con un prólogo muy elaborado, es Aldo Mazzuchelli que es un ilustre investigador uruguayo que curiosamente, y digo curiosamente porque cuando escribió Herrera y Reissig estaba muy de moda la teoría de Herberg Spencer. Herberg Spencer fue un sociólogo de finales del Siglo XIX que escribió, intentó hacer lo que se llamó el biologismo social: asociar la forma de comportamiento de las sociedades humanas al funcionamiento de un organismo, del cuerpo humano por ejemplo y que fue el que justificó  el rascismo, las clases inferiores, uno de los que sostenía que el cuerpo humano tiene tres funciones principales: una de pensamiento, una motriz y una de circulación sanguínea que oxigena los músculos. Entonces decía que los negros son los que están dotados fisiológicamente para hacer trabajo muscular y en consecuencia son fuerza bruta y por lo tanto no tienen desarrollo intelectual. Los arios, los sajones, los nórdicos, son los que están aptos para pensar; de ahí que los mejores talentos, filosofía, historia, ciencia, sean los europeos y norteamericanos. Y entre medio, están los que hacen circular la sangre, los que hacen la circulación sanguínea que oxigenan el cerebro y transmiten la fuerza, que es el aparato circulario que en la sociedad humana son los que agilitan el comercio, que esos son los judíos. Entonces la raza superior, la aria germánica piensa, los judíos comercian y oxigenan el sistema social y los que trabajan duro son los negros y los mestizos. Esa era la teoría que estuvo de moda, este hombre la toma un poco por eso, pero el análisis del Uruguay me parece que tiene una vigencia extraordinaria.
Y yo les invito con mucho entusiasmo a hacer ese triángulo para entender un poco más allá de las ideologías que tengamos cada uno, como es la realidad social, qué somos nosotros, porque a mí no me cuadra.

Chury: Le quiero decir a los oyentes que tal vez la mejor síntesis sobre Herreera y Reissig está contenida en alguien que no escribió poemas con nombre propio. En general uno de los grandes poetas castellanos pero también del mundo, que fue Miguel Hernández, tiene un hermoso poema sobre Julio Herrera y Reissig. No sé si es el único poema con nombre propio.

Macció: Herrera y Reissig como todos los uruguayos ilustres, fue vilipendiado por sus defectos dentro del país pero reconocido por sus virtudes y está en la lista de los grandes poetas, fuera del Uruguay. Ese es un poco el karma que tenemos nosotros de negar nuestras virtudes, nuestros creadores.

Chury: Se refiere también a los uruguayos y los argentinos

Macció: Sí, el libro es extensísimo. Analiza el problema insuperable que tienen los montevideanos de compararse con los argentinos. Los argentinos nunca piensan en nosotros.

Chury: Guillermo, te agradezco muchísimo porque esto ha sido variado y está la información del censo, que como vemos plantea una enorme cantidad de dudas y miedo en la gente

Macció: Pero hay que disiparlos porque sin datos no podemos avanzar en nuestro propio conocimiento. Tenemos una larga agenda de temas que hemos preparado en este tiempo.

Chury: Y seguiremos adelante con ellos y con los que sobrevengan
Te agradezco Guillermo

Macció: Gracias, gracias a la audiencia y a los escuchas tan atentos.

Compartir este post

Comentar este post