Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - SOBRE LOS LLAMADOS “ENFERMEROS DE LA MUERTE” Y EL SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD.

27 Marzo 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

LOCAL: Benito Chaín 1940 entre Inca y Democracia    

            prounir@gmail.com


Montevideo, 24 de marzo de 2012.

 

466798474_6d87beca1a.jpg

                                                                SISTEMA NACIONAL INTEGRADO DE SALUD.


Cuando las muertes provocadas por dos enfermeros a varios pacientes que se encontraban internados en los CTI de la Asociación Española y del Hospital Maciel tomaron estado público, el Subsecretario del Ministerio de Salud Pública (Leonel Briozzo) se extremaba en intentar dejar claro por todos los medios de difusión masiva que las mismas no tenían vinculación alguna con el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) ni con el FONASA.


Nosotros no coincidimos con ese concepto.


El SNIS es un sistema mixto compuesto por prestadores públicos y privados de servicios de atención a la salud y el FONASA es un fondo que se nutre principalmente de impuestos que se le cobran a través del salario a todos los trabajadores.

Ese fondo fue creado como sostén financiero para las mutualistas y demás prestadores de salud privados ante los reiterados episodios de desfinanciamiento de los mismos como consecuencia de las malas administraciones.


Por lo tanto, la “reingeniería” del sistema de salud se orientó a garantizar el “negocio” del empresariado médico, dando continuidad, profundizando y hasta dotando de un marco legal a la mercantilización de la salud.

Por este mecanismo la calidad de la atención a los usuarios y las condiciones de trabajo de los funcionarios pasaron a un segundo plano.


Esta registrado el importante incremento de afiliación que tuvo el sistema mutual y también lo está (aunque se lo pretenda ocultar) el consiguiente deterioro de la atención a los usuarios.

Éste se manifiesta en los tiempos de espera para acceder a la atención de  especialistas, en las trabas para autorizar los estudios y análisis más costosos, en el deterioro de la calidad y cantidad de medicamentos en existencia, en la cantidad de médicos, enfermeros y nurses por pacientes, entre otros aspectos.


No cabe duda que las condiciones laborales del personal no administrativo, o sea del que está en contacto directo con los usuarios, se han deteriorado a un  ritmo acelerado desde que funciona el nuevo sistema.

Esto no justifica en manera alguna las aberraciones que puedan cometer individuos desequilibrados, las cuales condenamos; en cambio sí permite resaltar la dedicación y esfuerzo permanente, que realizan los buenos trabajadores de la salud, que son la mayoría.


También condenamos la generalización injustificada en la opinión pública y el oportunismo de las autoridades y direcciones técnicas del sistema mutual que se embarcaron, en algunos casos, en una especie de “cacería de brujas” o “persecuta”, pretendiendo ahora que cada trabajador se encargue de demostrar su inocencia.


No podemos omitir asignar las responsabilidades que le caben al sistema de salud y a sus autoridades y responsables, puesto que con el nuevo sistema se creo una Junta Nacional de Salud que se supone es la responsable de vigilar el cumplimiento de las normas que garanticen la asistencia de calidad para los usuarios.

Ha trascendido que  esta situación en los citados CTI venia siendo denunciada desde al menos dos meses atrás, sin que nadie actuara con prontitud para investigar

Nada se hizo para detectar y controlar actos demenciales; nada se hace hasta ahora para impedir el deterioro de la atención a los usuarios ni de las condiciones laborales del personal de la salud.


Agrupación Nacional proUNIR.

Compartir este post

Comentar este post