Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - UN PAÍS SI ES INDEPENDIENTE TIENE QUE PODER PRODUCIR CON SUS PROPIOS MEDIOS Y NO CON EL CAPITAL QUE PROVIENE DEL EXTERIOR

28 Agosto 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica


Prof. De Historia Romy Silva

UN PAÍS SI ES INDEPENDIENTE TIENE QUE PODER PRODUCIR CON SUS PROPIOS MEDIOS Y NO CON EL CAPITAL QUE PROVIENE DEL EXTERIOR
Entrevista a la Profesora de historia,  Romy Silva. Jueves 25 de agosto de 2011. “Hoy hablamos del sentimiento nacional, nos sentimos uruguayos, y realmente a veces cuando uno, desde el punto de vista deportivo, ve a esa cantidad de gente reunida en las calles esperando a esos futbolistas que se destacaron, bueno, hay un sentimiento nacional importante. Pero cuando uno empieza a analizar un poquito más te quedás con la idea de que es un sentimiento nacional un poco vacío porque es como el sentimiento del hincha. Es decir, me siento uruguayo por el mate, por el asado y por el fútbol pero no existe un sentimiento nacional cuando decimos que vamos a pensar desde el punto de vista político, vamos a valorizar el espacio geográfico que tenemos, vamos a valorizar nuestros recursos y vamos a tomar el legado artiguista. Es decir, el hecho de defender la soberanía, el respeto del patrimonio de los orientales, el valor de la tierra, la no extranjerización de la misma”

 

Chury: Estamos recibiendo hoy a la profesora Romy Silva con quien en otras oportunidades hemos hablado aquí en estos micrófonos también. Lo hacemos por la celebración del día de hoy naturalmente. Ella es profesora de historia y nos satisface tener aquí para hablar un rato de la fecha, de las interpretaciones también que hay sobre este tipo de cosas.
Romy, el gusto de que estés por aquí...

Romy: Buenos días. Un gusto también para mí el estar nuevamente como invitada.
Justo hoy, un 25 de agosto, en el contexto del bicentenario, está bueno para hablar un poquito sobre qué sucedió. ¿Qué se festeja o se conmemora entorno a esta fecha?
Es interesante recordar que el proceso de independencia, como la palabra lo dice, es un proceso que arranca con la gesta artiguista y tiene una etapa final en estos últimos años que se van extendiendo desde el 25 de agosto de 1825 hasta la conformación de la Convención Preliminar de Paz.
Cabe destacar que el gobierno provisorio de Florida destaca tres leyes importantes entre otros enunciados que también se destacan en ese momento. Estas tres leyes son la Ley de Independencia, la Ley del Pabellón y la Ley de Unión. Por Ley de Independencia se establece que de hecho y de derecho se decreta libre e independiente del rey de Portugal, del emperador de Brasil y de cualquiera otro del Universo y con amplio poder para darse las formas que en su uso y ejercicio de su soberanía estime conveniente la Provincia Oriental.
Con respecto a la Ley de Unión, que es la que da mucho más que hablar, se establece que queda la Provincia Oriental del Río de la Plata unida a las demás de este nombre con el territorio de Sudamérica, por ser libre y espontánea voluntad de los pueblos que la componen. Manifestada con testimonios irrefragables y esfuerzos heroicos desde el primer período de la regeneración política de dichas provincias.
La Ley de Independencia está clarísimo que marca romper todo lazo con el imperio de Brasil.
Y la Ley de Unión, que ha dado bastante que hablar, establece la aceptación al ingreso de las Provincias Unidas del Río de la Plata, lo que hoy es Argentina. Y existen varias interpretaciones entorno a  este suceso. Para algunos existió un sentimiento en común entre la Provincia Oriental y las Provincias Unidas del Río de la Plata. Para otros tal vez era como retomar el legado artiguista.
Y con respecto a esto me gustaría destacar que no está en Lavalleja ni en los caudillos destacados del momento el sentimiento artiguista. Esta posible integración no está bajo los ideales y el ideario artiguista, porque de hecho sabemos que el artiguismo fue enterrado por estos sectores sociales vinculados a la propiedad de la tierra, por los comerciantes enucleados en Montevideo. Y sí, tal vez en los sectores más populares está en su ideario lo que fue el artiguismo. Pero sí es cierto que existió un importante desprecio hacia ese ideario y por lo tanto en su momento incluso vieron la posibilidad de aceptar el ingreso a la Provincia Cisplatina como la posibilidad de sacarse de encima al artiguismo.
Por lo tanto, esa integración que se propone, en mi opinión, no está enarbolando lo que es el ideario del artiguismo en su momento. Lo que sí es cierto es que hay intereses comerciales de por medio, hay intereses también en común entre estos orientales que se fueron a refugiar en la vecina orilla. E incluso otras interpretaciones establecen que existió una intención realmente anexionista y que luego la mediación británica terminó rompiendo esa mentalidad.
Son distintas posiciones, en mi opinión particularmente esa anexión se dio como producto del cansancio que generó el dominio portugués, brasileño concretamente porque ya en 1822 estamos hablando de Brasil como Estado independiente. El reparto de tierras se hacía en favor de los brasileños, de los militares, de los soldados y entonces estos sectores, los vinculados al comercio y los vinculados a la tierra, comienzan a sentir el cansancio de este predominio brasileño.
No sé si...

Chury: No, está fenómeno lo que estás planteando. Además me parece bueno plantearlo desde ese ángulo porque yo ya estoy cosechando la información de que en realidad hoy puedo estar celebrando la independencia del reino de Portugal pero para nada estoy celebrando el ideario artiguista. Eso queda claro, no lo marca esta fecha al ideario ¿no?

Romy: No.
Bueno, comienza todo un proceso en este contexto de discusión entorno a qué iba a suceder con la Provincia Oriental. Incluso la sociedad de caballeros orientales con una mentalidad masónica, pensaba también en comenzar a organizar los primeros conatos para sacarse de encima este poder que ya les estaba agobiando.
Y Lavalleja, bueno, que fue expulsado por el propio Lecor en su momento, por Rivera que estaba dentro de las fuerzas de Lecor, se refugia en la vecina orilla y se comienza a gestar desde allí los primero conatos para procesar esa independencia.
La discusión que se comienza a dar entorno a qué iba a suceder con esta provincia, es una discusión que comienzan a debatirse entre lo que hoy es Argentina y Brasil, de manera tal que hay distintos acuerdos de por medio e interviniendo mientras tanto la mediación inglesa que fue solicitada, por ejemplo, por Rivadavia en su momento. Y las propuestas siempre giran entorno al interés comercial. El interés de Inglaterra, más allá de qué sucediera con esta provincia es asegurar la libre navegación del Río de la Plata y pacificar la región porque desde esta Ley de Unión la guerra quedó decretada entre las Provincias Unidas y Brasil, de manera tal que era un perjuicio para Inglaterra este conflicto. Entonces está la necesidad de comenzar a pacificar esta situación para que económicamente no se vean afectados. Y seguir además en una serie de tratativas de parte de los ingleses que ya las venían haciendo los distintos países latinoamericanos que van conformando su independencia y la formación de ese estado nación, es asegurarse de acuerdos comerciales. El tema económico está muy de por medio, el capitalismo está en su pleno desarrollo, por eso es que esa mediación inglesa tiene un interés y los vecinos también, tanto Brasil como Argentina, están un poco discutiendo qué va a suceder en la región y el interés comienza a ser el de pacificar para que no tenga un perjuicio económico.
A todo esto, a nivel interno, comienza a darse el interés hacia 1827 de comenzar a conformarse como un Estado independiente. Y esa idea que había sido impulsada por Lord Ponsomby comienza a verse vista como algo que se podía llevar a la práctica.
Entonces, esa idea de independencia se va conformando en este contexto de disputas regionales e internacionales si se quiere, es a partir del momento en que hablamos de la mediación inglesa. Y recalco, no se habla en este momento del legado artiguista. Rivera, por ejemplo, que está apoyando ahora el proceso independentista, recordemos que estuvo dentro de las fuerzas independentistas, traicionó al artiguismo, después apoyó el ingreso de Lecor, lo vio bueno, estuvo dentro de sus fuerzas y ahora ve la posibilidad de, también por sus intereses económicos, comenzar a sacarse de encima a este imperio de Brasil que lo estaba ya perjudicando.
Incluso en un momento yo leí, cuando hablamos del artiguismo en otra instancia, la posición de Rivera con respecto a lo que fue Artigas. En un encuentro que tiene con Francisco Ramírez establece que para el reestablecimiento del comercio tan deseado no sea turbado en lo sucesivo, es necesario disolver las fuerzas del Gral. Artigas, principio de donde emanarán los bienes generales y particulares de todas las provincias, al mismo que será salvada la humanidad de su más sanguinario perseguidor. Esas son las opiniones que tenía Rivera y que eran compartidas por todos estos...

Chury: Y eso se lo plantea a Pancho Ramírez ¿no?

Romy: Sí, en 1820.
Y esto es compartido por ese grupo social que es el que se va destacando a nivel político, es el que está vinculado a la propiedad de la tierra y al comercio. No tenemos documentación de los sectores populares, por supuesto,  que en ellos sí debe haber existido una tendencia a fin a Artigas pero, bueno, no tenían voz ni voto en este contexto.
Hacia 1828 se va a aceptar la Convención Preliminar de Paz en la que definitivamente Brasil y Argentina, en un común acuerdo, establecen la conformación de un Estado Oriental independiente. Y así salimos como un país con límites imprecisos en su momento. Como un Estado tapón desde el punto de vista geopolítico es un centro que va a seguir siendo de interés para los dos vecinos, porque a partir del Río de la Plata Uruguay tenemos control al Paraguay y a guerras que después se van a iniciar para seguir terminando de concretar cada uno de estos grandes sus tensiones fronterizas.
Entonces, nuestra independencia tiene su broche final recién en 1828 con esta Convención Preliminar de Paz. Por supuesto es que se va a resaltar desde el punto de vista de nuestra historia el período de las batallas triunfantes, y nos vamos a quedar con ese 25 de agosto, con las leyes de la Florida donde se decreta la independencia y enarbolamos esa fecha y no el año 1828. Sino el 25 de agosto de 1825.
Vale la pena realizar un análisis desde el punto de vista de uruguayos, qué entendemos de nuestra historia. Y tenemos que recalcar que nuestro proceso independentistas no inicia y termina en este momento. Nuestro proceso independentista arranca en un contexto regional con lo que es la visión del artiguismo, visión que en ese contexto de 1815 se veía como la independencia con respecto a romper lazos frente a lo que era el dominio español. E independencia además que tenía como sinónimo la integración regional. Luego ese concepto va a ir tomando otras características. Y como Estado independiente hablamos a partir de 1827, 1828.
Por supuesto que una vez que nos conformamos como un Estado con estas características, esa visión de Artigas, de la Patria grande queda como un poco en la historia. Pero eso no significa que el artiguismo no sirva sino que al contrario, debemos hacer una revisión de nuestro pasado, debemos comprender de dónde provenimos y utilizar a la historia como un instrumento que nos permite tomar ideas para mejorar la realidad que tenemos y por supuesto proyectarnos hacia el futuro.
Hoy hablamos del sentimiento nacional, nos sentimos uruguayos, y realmente a veces cuando uno, desde el punto de vista deportivo, ve a esa cantidad de gente reunida en las calles esperando a esos futbolistas que se destacaron, bueno, hay un sentimiento nacional importante. Pero cuando uno empieza a analizar un poquito más te quedás con la idea de que es un sentimiento nacional un poco vacío porque es como el sentimiento del hincha. Es decir, me siento uruguayo por el mate, por el asado y por el fútbol pero no existe un sentimiento nacional cuando decimos que vamos a pensar desde el punto de vista político, vamos a valorizar el espacio geográfico que tenemos, vamos a valorizar nuestros recursos y vamos a tomar el legado artiguista. Es decir, el hecho de defender la soberanía, el respeto del patrimonio de los orientales, el valor de la tierra, la no extranjerización de la misma.
Pensemos que Artigas hablaba de una integración regional. Entonces, valoricemos la idea de priorizar los negocios con los latinoamericanos y no tanto con el capital extranjero, no tanto con la empresa transnacional que representa al imperialismo estadounidense, europeo y otros países que están también de por medio. Me parece que Artigas tiene un valor importantísimo para nuestra Nación. Tenemos que empezar a pensar qué queremos como uruguayos y qué entendemos por independencia. Si por independencia solamente nos quedamos con decir que Uruguay es independiente y tenemos una bandera y nos exaltamos solamente por los triunfos deportivos, nos quedamos en muy poca cosa. Porque un país si es independiente tiene que poder producir con sus propios medios y no con el capital que proviene del exterior. Un país que no le puede generar a su población un sustento con fuentes de empleo que se generen con las propias fuerzas nacionales, ¿de qué independencia podemos estar hablando? Si tenemos un país en que la tierra no es uruguaya, es extranjera. Los recursos naturales, pensemos en este caso en la minería que es lo que está más ahora en el pensamiento colectivo. La empresa Aratirí está hablando de quedarse con un 95% de las ganancias. ¿Y qué queda para el Estado uruguayo? Y se conforman a veces con decir: sí pero es un 5% que significa mucho dinero para el Uruguay.
Y volvemos a pensar otra vez, estamos hablando de una empresa extranjera que se va a instalar para producir y atender sus propios intereses. Y te va a generar un deterioro ambiental que existe más allá de que sus técnicos puedan decirte que eso no es real.

Chury: Y hay una distorsión que crea esa propia cuestión, la minería es apoyada no solo por los grandes ricos del país sino a todas las escalas. Pero también, cómo distorsiona, por los mismos intereses materiales, al que antes en Cerro Chato tenía una pequeña pizzería...

Romy: Por supuesto...

Chury: Como come la cabeza de esa gente que formaba parte hasta entonces de la humildad de la pizzería chiquita y del cliente que quizás venía a comprar una porque era para lo que le daba su dinero. Y hoy es el principal argumentista de la defensa de Aratirí porque su pequeña pizzería vende más pizza.
Digo, desde el más encumbrado de Carrasco hasta el pizzerito de Cerro Chato les pudre la cabeza esa decisión gubernamental de traer a los inversores extranjeros.

Romy: Bueno, y acá vemos la falta entonces de sentimiento nacional enraizado, vinculado a la defensa de nuestra riqueza. Yo ya lo había comentado en otro momento, tenemos un país con un espacio geográfico riquísimo, praderas en las que podés cultivar lo que quieras, dedicarte si querés a la cría de ganado, tenés unas costas bellísimas que creo que son envidiables por cualquier país que tenga también costas hermosas, tenemos el recurso agua que es escaso a nivel mundial abundante en nuestro país, tenemos todas las posibilidades para poder autosustentarnos. Tenemos todas las posibilidades para poder conformarnos realmente como un país independiente que no lo somos hoy en día, si se quiere somos una neocolonia. Y en estas condiciones podemos decir que se reafirma ese sentimiento de neocolonia con lo que tu decís.
Entonces, falta, desde el punto de vista del sentimiento uruguayo, valorizar lo que se tiene, exigir el respeto de la soberanía, exigir el respeto de los recursos naturales, exigir una independencia que no es sinónimo de instalación del capital extranjero. Allí sos dependiente, allí estás atado al exterior, no vas a generar jamás nada con tu propio sustento, la riqueza que podés llegar a mencionar es una cuota pequeña de dinero que así com o entra se va a ir también al exterior. Estamos hablando de una desfinanciación progresiva del país, estamos hablando de una pérdida de los recursos que después no se pueden recuperar más. Porque una vez que nos dedicamos al monocultivo de eucaliptus la tierra para que se recupere...

Chury: No queda apta por decenas de años, como no lo queda tampoco la de la soja.
Como dato, Argentina tiene un 3% de sus tierras en manos de las multinacionales, el Uruguay bate record en toda la región, el 25%, la cuarta parte de las tierras uruguayas pertenecen a multinacionales...

Romy: Con un tamaño de país completamente diferente ¿verdad? Estamos hablando de una situación nefasta.

Chury: ¿De acuerdo a los programas educativos de ahora, concretamente, a qué pueden aspirar los alumnos a aprender o aprenden del artiguismo, de la verdadera historia del Uruguay y no de historias virtuales acomodaticias  a los intereses de las distintas épocas que en definitiva vienen a ser los mismos intereses?

Romy: En este caso, yo tengo alumnos del 1º año de Secundario, o sea que vienen desde la Escuela. En el programa de 1º año de historia no ven todavía el artiguismo. Y para ellos hoy era feriado por la noche de la nostalgia, es decir que ni siquiera desde la escuela vienen con la idea de que hoy era feriado por el 25 de agosto, de algo mínimo estamos hablando ¿no?
En cuanto a los programas a nivel de 2º año y dependiendo por supuesto, como en una oportunidad lo mencioné, del docente y del tiempo que le destine a cada unidad es que se trata o no esta etapa de la historia del Uruguay. Es decir, arrancando desde el proceso artiguista hasta la conformación del Estado Oriental en 1830.
Entonces, en el caso de extenderse a veces en otras unidades el docente y no llega a redondear este punto fundamental de la historia nacional y ese alumno pasa a 3º con un  signo de interrogación grande, con un desconocimiento general de nuestro proceso histórico y arranca en 3º la historia del Uruguay a partir ya de 1830, es decir, como un estado independiente directamente. Este proceso se pierde.
Claro, todo queda a criterio del docente y cómo organice. Algunos le destinamos dos meses o tres a trabajar este tema, otros les destinan una semana, otros tal vez un mes y a otros no les dio el tiempo. Entonces parte un poco de planificación y criterio del docente. Eso por un lado.
Al alumno le queda por supuesto un gran vacío, un desconocimiento general de la historia del país en el que vive. Y en parte yo creo que estas generaciones tienen ese desconocimiento porque son producto además de toda una sociedad que tampoco después les va a brindar un camino o posibilidades para que lean o se informen sobre la real historia del Uruguay.
Por eso es que muchas veces se queda más con Uruguay, Celeste, la mentalidad del hincha pero se pierde el sentimiento de nacionalismo vinculado a sentirnos realmente como un país independiente en cuanto a país que puede hacer uso de su soberanía y de sus recursos.

Chury: Romy, llegan algunas llamadas de los oyentes.
Héctor del Buceo pregunta: ¿Qué figura notoria fue fiel hasta el final?

Romy: ¿Fiel al artiguismo?

Chury: Debe ser fiel al artiguismo sí...

Romy: Si nos referimos a esta instancia que se extiende desde 1820 en adelante, en mi opinión, no encuentro una figura fiel al artiguismo. El artiguismo fue traicionado y desarticulado a través de lo que es la acción de caudillos que estuvieron en su momento a favor de Artigas pero que luego, como decimos claramente hablando, se dieron vuelta en favor un poco de sus intereses. Si hubiese existido un interés por recuperar el legado artiguista, bueno, en los momentos claves de la batalla se tendrían que haber mantenido fieles y no dentro de las filas del enemigo.

Chury: Daniel dice: Artigas contrabandista sí, por los indígenas que el sistema desparramó.

Romy: Cuando hablamos de Artigas debemos ubicarlo en la época que le tocó vivir. Entonces, la salida económica de esa época, sí, era el contrabando.
Si hablábamos de un comercio controlado por España centralizado en Montevideo, cuando tenías que proveerte de recursos y sí, recurrías a esa instancia que es lo más común en esa época.
Entonces, cuando se dice que Artigas era contrabandista no debemos sentir como que se nos cae el héroe. Artigas tiene un ideario y me parece que ese ideario es el que se debe recuperar. Las personas deben ubicarse en el contexto en que les tocó vivir.

Chury: ¿Qué se decidió en Florida el 25 de agosto respecto a la bandera que nos representa y por qué se le dice Pabellón? Pregunta un oyente...

Romy: Bueno, en la Ley de la Florida que yo se las voy a leer textual con respecto al Pabellón:
“Se declara por tal que tiene admitido compuesto de tres fajas horizontales celeste, blanca y punzo. Por ahora y hasta tanto que incorporados los diputados de esta provincia a la soberanía nacional se enarbola reconocido por el de las Provincias Unidas del Río la Plata a que pertenece.” Es decir, se enarbola este pabellón como un símbolo de identidad, cada país al momento en que se comienza a conformar como un Estado y ya decide sobre cuál va a ser su destino, si la interacción a algún vecino o la conformación como un Estado independiente, enarbola sus símbolos y todo país fue armando sus identidades, sus símbolos patrios, sus pabellones, sus escarapelas.

Chury: Así que esa es la bandera que surge el 25 de agosto...

Romy: Esta es la bandera que está propuesta por la Ley del Pabellón del 25 de agosto.

Chury: Sufre después modificaciones...

Romy: Claro, después sufre modificaciones.

Chury: Esto que estábamos hablando de los programas educativos que imperan en el país, creo además, no quiero ser demasiado crítico y te consulto, pero me ha parecido que tiene pasajes tan tristes, esa continuidad televisiva sobre el bicentenario que se ha elaborado que tiene hasta errores absolutamente garrafales, de terror...

Romy: Sí.

Chury: Yo no sé quién controla eso, porque los veo también en el canal oficial, en el canal del Estado...

Romy: Claro, sucede que se arma una historia de acuerdo a los intereses de los gobiernos de turno, al neoliberalismo no le sirve el ideario artiguista, tampoco al capitalismo. No le sirve al imperialismo, no le sirvió en su momento y no le sirve ahora. Entonces, es por esto que se conforman esas historia deformadas, esas historias armadas y se pierde el sentimiento nacional en cuanto a sentirnos uruguayos, valorizar nuestra historia, estar unidos por nuestra historia, tomar ideas de la historia para mejorar lo que tenemos y reivindicar el ideario artiguista. Me parece que es un ideario que no le sirve a las mentalidades actuales.
Uno a veces pasan los ómnibus y no termina de entender los letreros que ve escritos en las paredes. Por ejemplo: “¡Por la liberación Nacional, viva Artigas! MPP.” Y no te queda claro si las personas que están escribiendo eso entienden realmente la coyuntura política. No creo que sean tan necios al creer ese discurso de: estamos aplicando estas medidas en forma provisoria pero realmente estamos apuntando a que en algún momento se puedan llevar medidas de corte más profundo que transformen radicalmente al país. Eso no es real, porque una vez que estás decretando que se instalen las papeleras, una vez que estás aceptando que se instale Aratirí, una vez que estás aceptando que se instale el capital extranjero apropiándose del recurso tierra, una vez que se acepta eso no se puede hablar del proyecto artiguista. Es decir, no tenés moral como para poder hablar de Artigas, no podés retomar ninguna idea.

Chury: Tenés toda la razón del mundo. Es como algunos historiadores nuestros que fueron no hace mucho tiempo, y que les escribían las cosas también al gobierno anterior, que fueron a hablar pestes de Artigas a Buenos Aires. No hace tanto tiempo, hará unos meses que fueron a hablar pestes los historiadores encumbrados, dos historiadores encumbrados de mi país. Que son mimados del gobierno anterior que ejerció el Dr. Tabaré Vázquez y seguramente del actual...

Romy: Allí cae nuevamente, eso es un producto de sistema, dependés de los elogios que te pueden hacer y de las puertas que te abran para económicamente después tener tal vez alguna salida o algún reconocimiento.
Pero desde el punto de vista intelectual no se puede sostener, y menos de un historiador, realidades  como las que tú comentás, son insostenibles.

Chury: Que triste destino al fin el de Artigas porque los que armaron su pueblo desde arriba, armaron en el sentido de construir una Nación. Si es que llegaron a construir una Nación, yo todavía dudo si somos eso. A Artigas le dieron siempre los plazos para que sus ideas murieran aplastadas por el bronce que le dedicaron a Artigas, para que se quedaran nada más que en bronce. En eso han sido hábiles...

Romy: Sí, es el héroe. El héroe al cual seguís por una cuestión a veces de sentimiento. El héroe desprovisto de ideas, el audaz que a veces a gente adulta le suena muy feo que se diga que Artigas era un contrabandista. Es decir, que se lo ubique en las características del medio en que realmente vivió y se siga eliminando todo lo que es ese ideario que no les sirve, no les sirve a los gobiernos de turno.
Todo proyecto tiene una vigencia, incluso cuando decimos hoy en día que estamos hablando de un Uruguay con sus límites, con una población, con un gobierno instalado, no podemos seguir anhelando la patria Grande. Por supuesto, no podemos, me parece, volver atrás a lo que es el federalismo. Pero sí se puede priorizar la idea de vincularte más con el latinoamericano, establecer lazos, no sé, Venezuela, Cuba, Bolivia, Paraguay, si quieres también Brasil, Argentina y desvincularte un poco más de lo que es ese apego al capital extranjero, ese apego al imperialismo estadounidense, ese apego al apoyo de gobierno terroristas. EE.UU. es el principal gobierno terrorista. Entonces, cuando decías que estás en contra del terrorismo pero estás apoyando y abrís de par en par tu país cuando vienen a visitarte con festejos y halagos importantes, eso es realmente vergonzoso y ahí no ves realmente que se esté hablando de un país independiente. No existe allí la soberanía porque realmente estás sometido a lo que te dispone el exterior. Entonces, eso me parece que es lo más triste que podemos ver en nuestra coyuntura actual de los últimos años.

Chury: Sí, uno leyendo a Bolívar y releyéndolo me encontraba con aquella parte que Bolívar dice que los imperios de aquel tiempo, por los traidores que teníamos dentro y por los intereses que teníamos dentro de nuestra América, no habían dejado que fuera una América grande esta nuestra sino que la habían adocenado.
El término me gustó mucho, adocenado, es decir, la habían repartido en pedazos...

Romy: Bueno, cuando se termina de dilucidar la situación de Bolivia en 1825 la idea de Bolívar en su momento era su interacción al territorio al que estaba cerca en cuanto a cuando formaba parte del antiguo virreinato y hablamos de las Provincias Unidas. Y sin embargo se terminó concretando la formación también de un Estado fragmentado cosa que a Bolívar también le sorprendió bastante.

Chury: Le sorprendió bastante, pero así fue.
¿Romy, estás haciendo muchas horas actualmente? ¿En qué liceo estás?

Romy: Yo trabajo en el Liceo 11 del Cerro y trabajo en la UTU también del Cerro.
Trabajo unas 35 horas en total.
Con respecto a esto aprovecho para comentar que 35 horas tengo en mi caso en total, hay docentes que tienen 50. Estamos hablando de ya con 30 una carga horaria que te insume mucho tiempo.
El tema de la carga horaria me parece que está jugando en contra de nuestra profesión, porque ese docente que tiene 50 horas de clase dudo que pueda hacer una buena planificación de contenidos, dudo que pueda hacer una buena selección del material y llegar a sus alumnos y dejarles un legado porque como docentes tenemos la misión de llegar a ese alumno, abrirle su cabeza porque estamos formando a ese ciudadano. Y más allá de la fecha que pueda recordar, que sinceramente nunca le exijo al alumno que recuerde esa visión fáctica de la historia, sí apunto a que tenga conceptos bien claros.
Y yo creo que ese alumno con el que me encuentro todos los días, no sé, en el momento en que tenga que votar qué es una privatización, qué es una nacionalización, qué destino le voy a dar a los recursos naturales, creo que ese alumno lo tiene claro. Pero la carga horaria que tiene el docente nos juega en contra. El docente tendría que limitarse a sus 20 horas de trabajo y dedicar tiempo a una buena planificación, dedicar tiempo a preparar recursos. Las generaciones actuales te exigen nuevos recursos, quieras o no el recurso de la informática lo tenés que incorporar.
Y el docente no está formado en el manejo de la tecnología, te tenés que rebuscar y a veces son horas en tu casa armando un blog para ver si de esa manera acercás a ese alumno con el interés que tiene por la computadora.
No es nada fácil, generaciones que no leen porque los adultos tampoco los estimulan en leer. Alumnos que el único contacto que tienen con un adulto es mientras están en el liceo, porque después el resto de la tarde quedan solos en su casa. Sus padres no tienen a veces el tiempo de ver qué deberes tienen, mirarles el cuaderno, un adulto con el que puedan dialogar y compartir la problemática.
El docente es el docente y no puede tener además de ese rol la función del papá y la mamá. Por eso es que la familia juega un rol importantísimo en el proceso educativo.

Chury: Bien, Romy, vamos con lo último.
Desde Jacinto Vera: Gracias a la radio. Qué interesante todo lo que ha dicho la profesora.
Y Luis de Belvedere te pide una opinión sobre el Tratado de Pilán.
Pero en realidad vamos a tener dos minutos, no da para hablar en profundidad...

Romy: En realidad son tratados... no sé cómo resumirlo en este tiempito. Son tratados que terminaron por cerrar, si se quiere, la gesta artiguista. Cerrar y en contra de lo que fue el proceso artiguista que creo que buscó hasta el último momento los apoyos necesarios para quebrar las etapas más duras de la batalla. Pero cuando tenés a un mundo que te juega en contra ves allí que el proyecto fracasa, no porque la práctica le haya determinado el fracaso sino porque las condiciones son adversas.

Chury: Sí, en ese ámbito es imposible el logro de los propósitos anteriores ¿no?

Romy: Estos tratados está bueno analizarlos con tiempo, citar, analizar, leerlos...

Chury: Vamos a prometerle al amigo que un día vendrá Romy y hablaremos de algunos tratados aquí.
No vamos a llegar al tratado que tarde o temprano firmaremos con los EE.UU.

Romy: Sí, hay tratados que tenemos que leer bastante y con letra chiquita porque la letra chiquita está brava.

Chury: Romy, te agradezco pila que hayas estado aquí con nosotros. En cualquier momento nos encontramos sin necesidad de fechas para seguir hablando de la historia.

Romy: Muchas gracias por la invitación, espero que se hayan respondido las interrogantes de los oyentes y las disculpas a los casos correspondientes, bueno, cuando el tiempo no fue suficiente para tratar de la manera merecida la pregunta.

Chury: Gracias Romy. Que pases bien.

Compartir este post

Comentar este post