Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: UNA LEY QUE SALVA A LA MAFIA DE TÚNICA BLANCA AMIGOS DE TABARÉ VÁZQUEZ; Y A LA MAFIA DE CUELLO BLANCO CLIENTES DE GONZALO FERNÁNDEZ

20 Agosto 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Informe de Fabrizzio Acosta Machuca.

Miércoles 18 de agosto de 2010.

 “Finalmente hubo un reconocimiento por parte de Gonzalo Fernández de haber hablado tanto con Abreu como con el diputado Álvaro Lorenzo. Con uno lo hizo en forma personal que fue con el senador Sergio Abreu y con Lorenzo lo hizo por teléfono, dice que no se acuerda si lo llamó él o lo llamó Lorenzo. Pero sí se acuerda de haberle dicho puntualmente, ya que Lorenzo estaba bastante preocupado sobre el caso Peirano... Porque hay que destacar que el ex-diputado Lorenzo cuando plantea el tema, a la hora de ser analizado en la Cámara de Diputados, estaba preocupado porque la derogación, la quita de este artículo 76, consideraba él iba a dejar a los Peirano libres de toda culpa. Por eso es que lo llama a Fernández y le pregunta: ¿Usted qué piensa? ¿Esto puede pasar?”

 

 

Fabrizzio: Hola. ¿Cómo están?
Indicar que finalmente ayer hubo distintas estrategias políticas que terminaron con enfrentamiento verbal respecto a la anulación del artículo 76, la ley nueva de quiebras y concordatos en el ámbito de lo económico. Y que, entre otras cosas, el anular el artículo 76 terminó con el delito que tenía presos a los hermanos Peirano. Al desaparecer el delito los hermano Peirano no solamente han recuperado la libertad, cosa que recuperaron en el año 2007, sino que además quedaron sin antecedentes, como que nunca hubieran cometido un delito que hubiera generado su detención.
¿Qué hubo en la jornada de ayer cuando decíamos estrategia política? Bueno, la salida de Daniel Martínez a último minuto, cuando Martínez además tenía para hablar en la jornada de ayer, estaba presente, se reúnen y le dicen que no entra. Martínez preguntó por qué y le dijeron que era porque iba a entrar Gonzalo Fernández. –Recuerden que yo tenía para hacer una exposición. –Bueno, vamos a arreglarlo con la gente del Partido Nacional, concretamente con  el senador Lacalle para que la próxima semana puedas hacer la exposición, vamos a decir que necesitás más tiempo y de esa forma entonces se permite que en la jornada de hoy ingrese Gonzalo Fernández.
Cosa que hicieron, habló tanto el Frente Amplio como el Partido Nacional en relación a ese hecho. El Partido Nacional estaba de acuerdo porque el Partido Nacional quería la discusión entre su senador Abreu y Gonzalo Fernández. Por lo tanto, ese fue el primer hecho, determinar que Martínez no ingresaba, se quedó afuera escuchando lo que fue la alocución de los distintos senadores. Entró Fernández, hizo el juramento del caso del caso porque él no había ingresado nunca, estaba tercero y tuvo que renunciar alguien para que pudiera ingresar él después de Martínez.
¿Que se dijeron? Finalmente hubo un reconocimiento por parte de Gonzalo Fernández de haber hablado tanto con Abreu como con el diputado Álvaro Lorenzo. Con uno lo hizo en forma personal que fue con el senador Sergio Abreu y con Lorenzo lo hizo por teléfono, dice que no se acuerda si lo llamó él o lo llamó Lorenzo. Pero sí se acuerda de haberle dicho puntualmente, ya que Lorenzo estaba bastante preocupado sobre el caso Peirano... Porque hay que destacar que el ex-diputado Lorenzo cuando plantea el tema, a la hora de ser analizado en la Cámara de Diputados, estaba preocupado porque la derogación, la quita de este artículo 76, consideraba él iba a dejar a los Peirano libres de toda culpa. Por eso es que lo llama a Fernández y le pregunta: ¿Usted qué piensa? ¿Esto puede pasar?
La respuesta de Fernández, él mismo así lo manifestó, fue que él consideraba que la anulación de este artículo 76, que está bien hecha –según indicaba el propio Gonzalo Fernández- no iba a afectar en ningún caso a un tema puntual. Entre ellos el tema puntual era el propio Peirano.
Después sí lo afectó y la defensa de Fernández en este caso es que él espera que la Justicia disponga en la próxima instancia rever esa disposición de anular el delito y dejar sin antecedentes a los Peirano. Hay dos pronunciamientos judiciales, uno choca con el otro. Hay distintas posiciones jurídicas que se escucha en las conferencias de prensa. Pero lo concreto es que el senador Sergio Abreu decía que había sido felicitado por los senadores del Frente Amplio en aquel momento cuando él fue el miembro informante de esta ley. Es más, algún legislador del Frente Amplio –según indicaba Abreu- le comentó en ese momento que le había sacado un peso de encima al gobierno siendo el miembro informante alguien de la oposición, en este caso el propio Abreu. Y así lo relataba Sergio Abreu...

Abreu: ...una ley de 263 artículos por la que se modernizó una legislación vigente desde el siglo XIX unificando en un texto único toda la materia referida a las quiebras, concordatos y liquidaciones de sociedades comerciales así como los concursos de personas físicas.
Fui miembro informante, señor presidente, por una decisión de la Comisión del Senado, porque es parte de mi estilo como legislador y como responsable de actividad política. Porque no hago oposición simplemente por estar en la minoría electoral sino porque la oposición se hace construyendo y tratando de contribuir a que el país mejore en muchos aspectos.
Lo digo porque no solo es una filosofía personal sino que es una filosofía de carácter partidario. Y los senadores saben que cuando un o plantea los temas y cuando contribuye con críticas y aportes, lo hemos hecho toda la vida como legisladores con un criterio absolutamente constructivo. No importa si estamos en el oficialismo o estamos en la oposición.
Esto es de tal naturaleza, señor presidente, que en la legislatura pasada informé más de 40 proyectos de ley que no necesariamente tenía que informar, muchos de ellos tratados internacionales y todo saben que siempre con el mejor de los ánimos y la mejor disposición. Es más, en el sentido que la contribución que se hace desde un legislador es modernizar y ejecutar las acciones del legislador para que la responsabilidad legislativa sea debidamente asumida. Por eso, señor presidente, fui miembro informante de este proyecto que venía del Poder Ejecutivo. Porque lo estudiamos, porque profundizamos sobre muchos temas y porque además revisaba este proyecto general nada más ni nada menos que códigos del siglo XIX y ponía en la modernidad toda una disposición de carácter comercial.
Podríamos haber dicho el informe algún senador del oficialismo porque era simplemente un proyecto del Poder Ejecutivo y lo hicimos con mucho gusto, señor presidente, de tal manera que un senador del Frente Amplio en oportunidad de aprobarse el proyecto de ley, este proyecto de ley, este proyecto general, dijo: “...en este caso el senador Abreu ha ahorrado al oficialismo la pesada tarea de informar este proyecto de ley. Y lo ha hecho con sabiduría y profundidad dado que, por su profesionalidad e idoneidad en la materia era el más indicado de los miembros de la Comisión para hacerlo.”

Fabrizzio: ¿Qué habrá querido decir aquel legislador del Frente Amplio cuando dijo que al gobierno le habían ahorrado el peso de este proyecto de ley cuando lo informaba el propio Abreu?
Abreu también defendió gran parte de lo que había hecho manifestando que él no hace mandados ni gauchadas a nadie...

Abreu: ...obviamente ningún comentario al respecto, no estaba obligado. Me hubiera gustado sí que, teniendo ese antecedente y con tanta sensibilidad, pudiera haberlo obtenido en el momento en que conversamos más allá que la referencia a la reunión que tuvimos no es, desde mi punto de vista, un dato al pasar en forma ligera y mucho menos casi a nivel de despedida.

Fabrizzio: Ahí lo que estaba haciendo Abreu es hablando de la reunión que tuvo con Gonzalo Fernández por diversos temas, pero donde le preguntó sobre este hecho. Y le hubiera gustado –dice Abreu- que Gonzalo Fernández le hubiera comentado que en el año 2006 –estamos hablando de una reunión en el 2008- él había advertido que la derogación de este artículo 76 iba a generar la posibilidad de que el caso de los hermanos Peirano tuviera la resolución que finalmente tuvo. En esa reunión –dice Abreu- no mencionó eso sino todo lo contrario, manifestó que la derogación del artículo tenía que ser un hecho y que no iba a causar daños más adelante, como también después lo reconoció el propio Gonzalo Fernández...

Abreu: ...no se trata, señor presidente, de un juego semántico sobre el alcance de las palabras. Siempre he estado dispuesto a pensar y razonar sobre estos temas, pero quiero decir con claridad acá en el Senado, para mis compañeros y todos porque también lo sabe el senador Gonzalo Fernández, yo no le hago mandados a nadie. Yo actúo de acuerdo a mis convicciones y a mi conformación ética. Y cuando aporto un proyecto de ley de esta naturaleza, aun asumiendo costos políticos, lo hago en mi condición de legislador, en mi condición de responsable por lo que hago y no en función de ligerezas que no son del caso de asumir y mucho menos de imputar.

Fabrizzio: Abreu también insistió con que hubo una conversación entre Gonzalo Fernández y el diputado Álvaro Lorenzo que tenía que ver directamente con el tema Peirano...

Abreu: ...por su asesoramiento que ya entró a sala y voto a favor de un proyecto y sale el proyecto de esa manera porque cuando yo planteo en abstracto el problema que se puede generar a todo el mundo le viene a la cabeza que el caso de los Peirano pudiera entrar en esta situación.
Con él tuve un intercambio de dos niveles, se refiere a la conversación con el Dr. Gonzalo Fernández...

Fabrizzio: Ahí está leyendo lo que Álvaro Lorenzo le dejó sobre aquella reunión con Gonzalo Fernández, ya que Lorenzo obviamente no estaba en Cámara leía lo que Lorenzo relataba justamente de ese encuentro con Gonzalo Fernández...

Abreu: ...en general hizo referencia a que decenas de años que no se aplicaba este artículo en ningún proceso, y en particular a que el caso de los Peirano no era ese el delito que estaba siendo aplicado.
Así que él entró a sala –dice el diputado Lorenzo- después de hacer una objeción tan fuerte como la que hice y votamos todos con tranquilidad.
Voy a decir, señor presidente, las cosas con claridad y ajustadas a la realidad, el Dr. Gonzalo Fernández llamó al diputado Lorenzo a instancias mías y acabo de (...) con el Dr. Lorenzo que me acaba de ratificar que fue una llamada del Dr. Gonzalo Fernández. Y esa llamada inclusive le dijo: “no me trate de usted, tutéeme porque tenemos un amigo en común”. Y ahí le trasmitió sus inquietudes porque entendía él, como entendía yo, que más allá de responsabilizarme al senador Abreu, responsabilizarse por la autoría del proyecto, quien sugirió e intelectualmente impulsó por razones muy lógicas, fue el entonces ministro Gonzalo Fernández.
Tal es así que luego de su conversación, y lo tengo porque memoria tengo, conversé con el Dr. Gonzalo Fernández por teléfono y me expreso que había dado su punto de vista y que incluso le dijo que resolvieran lo que quisieran.
El señor o senador Gonzalo Fernández no me puede acusar de faltar a la verdad ni de mentir ni tampoco puedo aceptar que se interprete que ejerzo mis responsabilidades de legislador con ligereza. Que los problemas de otros partidos o que se acometa en una declaración y anuncie el senador Fernández que en adelante se excusa toda opinión  a toda su bancada por el riesgo de un enchastre excesivo por la ausencia de comunicación con su bancada, es problema de otras tiendas.
Pero tampoco puedo hacerme cargo de la figura del villano que invoca el señor senador Fernández para referirse al rol que le adjudican los periodistas de un semanario. Lo único que debo decir es la verdad y continuar ejerciendo mi cargo con responsabilidad. Y la verdad es que la razón que motivó la presentación del proyecto de ley fue la de encontrar la mejor resolución jurídica para contar con una legislación comercial moderna y no contradictoria sobre la base de una subgerencia recibida del Dr. Gonzalo Fernández.

Fabrizzio: Y a todo esto, después de escuchar parte de lo que decía el senador Sergio Abreu, Gonzalo Fernández, senador del Frente Amplio en la jornada de ayer, manifestó que la derogación del artículo 76 de esta ley debía ser derogado, volvió a reafirmarlo. Es más, pide que el artículo 77 del mismo proyecto también sea derogado cosa que no han hecho todavía.
Gonzalo Fernández también se refirió a ese llamado telefónico con Álvaro Lorenzo, él reconoce haberle manifestado al legislador que la derogación de este artículo 76 no iba a tener ninguna consecuencia con una causa en particular. Todos sabemos que sí la tuvo en el tema de los Peirano...

Fernández: ...de modo que tanto por la deficiencia de la ley, cuanto por la innovación que significaba el nuevo régimen, no había duda que había duda que había que procederse a la derogación y de paso habría que haber derogado el artículo 77. Pero en la redacción de ese proyecto yo no tuve ninguna ingerencia, ni me enteré de su evolución. El único contacto que tuve fue cuando me llama o lo llamo, no lo recuerdo pero fue a pedido del senador Abreu, el diputado Lorenzo a quien yo no conocía pese a que es un colega abogado.
El diputado Lorenzo me plantea si la derogación proyectada puede o no afectar alguna causa en trámite. El planteo es telefónico y yo telefónicamente le doy lo que es mi impresión, mi opinión espontánea: “creo que no porque se ha formulado una demanda acusatoria porque imputa el delito de insolvencia societaria fraudulenta”
Como saben, todos los señores senadores y mucho más quienes son abogados, el auto de procesamiento es un auto que de apertura del juicio penal esencialmente reformable incluso de oficio y que no causa estado. Mientras que la imputación definitiva la fija la demanda acusatoria que además pide la pena.

Fabrizzio: Por lo tanto sí hubo asesoramiento en este caso. Claramente allí Gonzalo Fernández manifiesta que Álvaro Lorenzo le dijo que no iba a tener ningún problema alguna causa en particular si se derogaba el artículo 76. Se derogó el artículo 76 y el caso Peirano quedó sin antecedentes porque el delito desapareció.
Por otra parte el propio Gonzalo Fernández hablaba también de una de las consultas que se le hacía. ¿Algún legislador del Frente Amplio le pidió consulta a él también antes de votarlo?

Fernández: Este proyecto de ley no me fue consultado por nadie, ningún legislador de ningún sector político con la excepción del señor diputado Álvaro Lorenzo, me llamó para preguntarme nada o para advertirme que quizás no fuera así o que esto o que lo otro.

Fabrizzio: Por su parte Fernández se defendió en el Parlamento de las acusaciones que se le habían hecho de realizar allí una tarea en favor de la causa de los Peirano...

Fernández: ...el senador Abreu, porque en el semanario donde aparecieron declaraciones que a él se le atribuyen, se dice que fue objeto de un engaño, de una maniobra, de una carambola a tres bandas, de una gauchada -es un término que no inventé yo- y que nunca más iba a hacer gauchadas.
Y se me atribuye directa u olímpicamente el haberlo engañado para el dictado de una norma que terminara beneficiando una determinada causa judicial, de modo que me alegro de que se rectifique esa versión.

Fabrizzio: Más adelante Fernández volvía e insistía sobre el tema...

Fernández: ...acá no hubo ninguna carambola a tres bandas con juego de casino, entonces no tengo nada que decir. Y si el señor senador Abreu dice que lo que le hice fue formularle una sugerencia o incongruencias normativas, le digo que entonces eso sí es verdad y que al día de hoy la incongruencia persiste. Y que si pueden deroguen el artículo 77.

Fabrizzio: Es decir, Gonzalo Fernández, para que ustedes tengan en limpio dice también que en ese minuto que tuvo con Abreu él lo asesoró en relación al proyecto y le dijo que derogara el artículo 76. No solamente dice que deroguen el artículo 76 sino que ahora va por el artículo 77, quiere que se derogue el artículo 77.
Hubo un cuarto intermedio de 15 minutos y después se pidió otro de 20. concretamente el senador Alberto Couriel pide ese cuarto intermedio aduciendo que está ya terminado el tema y lo que buscaban era hacer ante la opinión pública una declaración.
La declaración era lo que después conocimos como declaración política del Frente Amplio en donde daban por terminado este tema y con esta situación de plantear una declaración política por parte de la fuerza, se daba también por terminada la posibilidad de sacar alguna ley interpretativa como se había manejado por la senadora Mónica Xavier en la jornada del día lunes.
El senador Couriel hacía estos comentarios dentro de sala...

Couriel: ...podemos dar por concluida esta temática. A su vez, agregan que cuando dije esta temática quiere decir el tema de los fueros planteado por el senador Abreu.
Ahora vamos a pedir otro cuarto intermedio porque la bancada de senadores quiere hacer una declaración pública, ya no sobre el tema de fueros sino sobre el tema de fondo que lo consideramos una cuestión política no menor. De manera que vamos a pedir otro cuarto intermedio a partir de este momento de 20 minutos para hacer esa declaración y volver a sala posteriormente.

Astori: Señor senador...

Fabrizzio: Allí estaba Astori y este es el primero comentario, no es la primera vez que se genera un problema dentro del propio Frente Amplio sobre quién maneja la sesión o quien maneja al oficialismo. Ya ha pasado otras veces, ya ha pasado en otras sesiones en donde sobre todo el coordinador de bancada, el senador Alberto Couriel, genera algún hecho político que es respondido directamente por parte del vicepresidente de la República, el senador Danilo Astori.
Ustedes me dirán, ¿es un problema de liderazgo? ¿Es un problema de generar quién está a cargo del “rebaño político” ante los medios de prensa?
A esta altura yo creo que sí, debido a los choques que se han tenido creo que hay un problema claro allí de autoridad. Cuando termina de decir esto el senador Alberto Couriel, el senador Danilo Astori manifiesta que el que está en la mesa y el que ordena el debate es él. Por lo tanto, antes de votar una moción de un cuarto intermedio hay que poner a votación si finalmente se da por terminada la cuestión de fueros propuesta por el senador Sergio Abreu.
Y el senador Gallinal hace este comentario...

Gallinal: ...de pasar al orden del día. Que de acuerdo a lo que se nos transmitió en el cuarto intermedio, nosotros no tenemos ningún inconveniente en votar afirmativamente y continuar con el orden del día.
Creo que si aprobáramos la segunda moción estaríamos alterando básicamente el espíritu y la filosofía con la cual estamos votando la primera. Si el señor senador Couriel nos dice que, porque tienen un compromiso de carácter partidario, que es lo que nos está diciendo, propone levantar la sesión y mañana continuamos con el orden del día porque tenemos una sesión ordinaria, bienvenida sea esa moción. Pero la otra, a nuestro juicio, altera el sentido de la primera.
En consecuencia, nosotros estamos dispuestos a votar la primera moción y pasar al orden del día.
Segundo, si la bancada del Frente tiene –como ha dicho el senador Couriel- un compromiso de carácter partidario, en este caso vinculado con la prensa, no tenemos ningún problema en habilitar el levantamiento de la sesión y mañana tendríamos una nueva sesión ordinaria.
Muchas gracias.

Fabrizzio: Y allí surge otro problema, lo que pasó fue que finalmente el Frente Amplio, a través del senador Couriel, volvió a insistir con el cuarto intermedio de 20 minutos y el tema era para realizar una conferencia de prensa, algo también que es muy común en ambas Cámaras.
Y la conferencia de prensa era para destacar, yo tengo aquí la declaración política que se hizo de varios puntos donde se manifiesta que los senadores del Frente Amplio se han conducido y conducen con transparencia y limpieza en su accionar político y legislativo más allá de los humanos errores que se pueden cometer.
Que en ningún caso votamos o hemos votado para mantener privilegios o beneficios a persona alguna.
Que la ley concursal es una buena ley que ha traído beneficios al país que ha evitado la quiebra de múltiples empresas.
Que la derogación del artículo 76 del año 1893 de la ley 2.230 ya es obsoleta con más de 100 años de existencia y tenía y tiene los mismos fundamentos.
Que la derogación no determinó la libertad de los procesados ya que estaban en libertad hace más de un año a esa fecha.
Que tampoco se puede concluir que a partir de la derogación del artículo 76 se borren los antecedentes en la causa penal.
Que la cláusula de proceso no es una sentencia absolutoria ni tampoco una declaración de inocencia y no extingue la anotación de un antecedente judicial.
Que tampoco exconfiere a los imputados del hecho a promover reclamaciones contra el Estado y tampoco inhibe a los ahorristas defraudados de proseguir a las acciones judiciales.
Finalmente que la cláusula tampoco impide la extradición a terceros países.
Parte de lo que es la declaración del Frente Amplio que se leyó en esa conferencia de prensa.
El problema dentro del Partido Nacional fue que cuando se quiso votar después de que el frente había propuesto esto, también en la interna del Partido Nacional surgieron problemas, hubo una discusión allí entre Gallinal y Penadés en la cual se discutía respecto a si por un tema de compromiso político había que levantar la mano o no.
Entonces, teníamos a Gallinal y a Lacalle que tenían la mano a media altura mientras se discutía por parte de Gallinal y Penadés y Luis Alberto Heber que también estaba en un a posición bastante dura respecto a votarlo.
¿Qué hizo el Partido Nacional? Finalmente no votó el cuarto intermedio pero igualmente salió con los votos que estaban allí.
Habló también la gente del Partido Colorado, manifestó que le quedan dudas sobre todo entorno al tema de la extradición al Paraguay, así lo dijo el senador Tabaré Viera. Y por su parte el senador Ope Pasquet precisaba que, sobre todo teniendo en cuenta más allá de la discusión y el ping pong entre Gonzalo Fernández y Sergio Abreu, el Parlamento ha quedado muy mal parado ante la opinión pública después de lo que hizo con la derogación del artículo 76, sobre todo por las consecuencias que esa derogación generó...

Pasquet: ...el Parlamento sale muy mal de todo este asunto. Creo que la imagen de la institución ante la opinión pública sale dañada de un episodio en el cual surgen consecuencias sorprendentes, asombrosas incluso, negativas que aparentemente no fueron previstas cuando se sancionó la ley sobre la cual se basa el fallo del Tribunal de Apelaciones en lo Penal del tercer turno.
Puede decirse, se ha dicho que el Tribunal se equivoca. No sé, es posible que así sea, pero la sentencia está bien fundada. Hay otros juristas, por ejemplo el ex-ministro de la Suprema Corte de Justicia, Dr. Cairoli, que ha dicho que comparte la tesitura del Tribunal. Y parece claro en consecuencia que no podía desestimarse que esa podía ser una interpretación posible de la sanción de aquella ley que derogó el artículo 76 de la ley 2.230.
Lo que ocurrió, me parece a mí, que no se consideró, no se sospechó esa posibilidad. Quizás alguno la pensó y la excluyó como jurídicamente imposible, inviable. Me parece que muchos otros ni siquiera consideraron que eso podía siquiera llegar a suceder y en ese entendido se votó. Creo que si hoy se replantease la cuestión y existiese la más mínima duda en cuanto a que podría caber la posibilidad de que se clausurase el proceso penal al que se ha hecho referencia, nadie votaría una ley así.

Fabrizzio: ¿Qué se puede sacar en conclusión? Que Gonzalo Fernández confirmó que habló con Abreu sobre esta situación y que le planteó que era bueno derogar el artículo 76. Que ayer reafirmó que había que derogar el artículo 76 de la ley 2.230 como se derogó pero también pidió que se derogara el artículo 77. Que habló con Álvaro Lorenzo por teléfono y que allí le dijo que con la derogación del artículo 76 no iba a pasar nada con ningún caso en particular, finalmente pasó. Igualmente Gonzalo Fernández se defiende indicando que todavía el tema judicial no ha culminado y que espera que se revea la disposición del Tribunal. Veremos qué es lo que sucede.
¿Qué pasó desde el punto de vista del Partido Nacional? El senador Sergio Abreu fue el miembro informante. Dice él que le manifestaron en aquel momento algunos senadores del FA que le había sacado un peso de encima al propio partido de gobierno al ser el Partido Nacional el miembro informante sobre esta anulación de la ley 2.230 en el tema de concurso y quiebras de empresas.
¿Qué se quiso decir con eso de sacarle un peso de encima? Cada uno puede sacar sus conclusiones.
Les informó Fabrizzio Acosta Machuca.

 

 

Tomado de Cx36 Radio Centenario

 

Compartir este post

Comentar este post

Carlos 08/20/2010 20:07



estos hijos de puta son lo peor que le paso al uruguay en los ultimos 20 años pero somos tan guampudos que pa las proximas elecciones lo tenemos a san tabare de nuevo



marcos 08/20/2010 17:54



todos delincuentes los progresistas se han encargado de fundir el frenteamplio estos son los responsables de que el frenteamplio sea una prostituta politica