Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: UNIVERSIDAD S.A.

16 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

UNIVERSIDAD S.A.
Entrevista al Prof. Alción Cheroni.

profesor-Cheroni-002--Small-.jpg

Viernes 15 de octubre de 2010.

“el problema de la Universidad en este momento, que está inscripto en los problemas presupuestales, tiene que ver con cada vez más un asedio a su autonomía y esto es preocupante. Es decir, hay artículos en el proyecto del presupuesto, que inciden directamente con la autonomía universitaria en cuanto a la administración de sus rubros, de su presupuesto, que se lo pasan a otros organismos del Estado para que lo administre”

 

Chury: Oyentes, buenos días, el gusto de saludarles.
Nosotros hoy teníamos una serie de necesidades de aclaración o por lo menos de un enfoque profundo del tema, el tema es la Universidad de la República (UdelaR) que el otro día lo estuvimos analizando en dos oportunidades, lo que llamaríamos la reforma de la UdelaR.
¿Qué se trae todo esto? ¿A quién va a beneficiar y a quién va a perjudicar? ¿A quién se debe que se impulsen estos cambios? ¿Bajo qué motivos e intereses? ¿Quiénes la imponen? ¿Qué hacen los estudiantes, los profesores y los funcionarios para intentar parar esto? ¿Es posible detener esto o ya es un hecho consumado?
Para saber de estas cosas tuvimos la idea de que tenía que venir Alción Cheroni a quien le damos la bienvenida por aquí. ¿Cómo estás?

Cheroni: Bien, gracias. Buenos días, saludos a todos y conversaremos sobre estas cuestiones.

Chury: Bien. Yo no sé ni por dónde arrancar pero la suerte parece estar echada...

Cheroni: Sí, la suerte parece estar echada, en un sentido muy coyuntural ¿no? de actualidad. Es decir, todas las propuestas que aparecen parecen ser realizadas, todo este tipo de propuestas. Sin embargo, podemos decir, sin un optimismo exultante, simplemente por condición de tener que actuar dentro de estas estructuras institucionales, etc., creo que la lucha continúa por supuesto. En el sentido de identificar cuáles son los problemas, ver dónde está radicada la problemática más importante actualmente y ver en qué condiciones se está dando este combate sobre un proyecto de ley orgánica que presenta la propia Universidad.
Los gremios han establecido sus análisis, condiciones, etc., no -y esto es simplemente una visión personal- no en las condiciones  de militancia fuerte que debería haber establecido. Incluso hoy la UdelaR está en conflicto por el asunto del presupuesto pero solo un sector de la Universidad está actuando en forma muy activa que es el sector de los funcionarios. Y esto genera otro tipo de problema, que tiene que ver con que un frente que debería ser un frente armónico, único frente a una situación como esta con un presupuesto verdaderamente de liquidación para la propia Universidad porque le han retirado un 70% de lo que ha pedido. Esto es significativo además ¿no?

Chury: Vaya si lo es...

Cheroni: Los ordenes estudiantiles y docentes, yo me preocupo más por el orden docente, no hemos tenido una actividad fuerte en ese sentido, no hemos acompañado a los funcionarios. Los funcionarios están en huelga general sin acompañamiento.
Nuestros acompañamientos han sido declaraciones, algunas de ellas interesantes en cuanto a la crítica al presupuesto pero no de otra forma. Veremos qué es lo que pasa en esta segunda etapa de desarrollo presupuestal dentro del Parlamento porque esto pasa al Senado. Pero parece ser que está ya como consumado un hecho de fijación de lo que estaría casi inamovible.
Yo pienso, por las pocas cosas que uno percibe en el sentido de cambios, que si pueden hacerse cambios son cambios algunas veces simplemente de puntuación dentro de una redacción. Hay gente que se conforma con esos cambios o cree que son cambios sustantivos pero no lo son.
Y el problema de la Universidad en este momento, que está inscripto en los problemas presupuestales, tiene que ver con cada vez más un asedio a su autonomía y esto es preocupante. Es decir, hay artículos en el proyecto del presupuesto, creo que ayer lo aprobó la Cámara de Representantes, que inciden directamente con la autonomía universitaria en cuanto a la administración de sus rubros, de su presupuesto, que se lo pasan a otros organismos del Estado para que lo administre. Digamos, para que disponga cómo van, para que evalúe, etc., etc. Y este es un problema grave, es grave en cuanto a que personalmente yo entiendo que la autonomía universitaria que fue conquistada a través de luchas importantes, de luchas civiles importantes, de huelgas, de cambios, de luchas callejeras, etc., etc. Todos recordamos la década del 50 y fundamentalmente la consagración de la ley orgánica del 58...

Chury: Era la acción continua de la defensa de la Universidad...

Cheroni: De la Universidad, de sus derechos, de su autonomía, de su co-gobierno, de la libertad de enseñanza, de la gratuidad, que son sus principios. Yo creo que por ahí está atacado y para mí el problema fundamental es el problema no resuelto para la Universidad que es el problema de la autonomía financiera.
Yo insisto mucho en esto porque esto es una dependencia y si además, ya teniendo la dependencia consagrada por una práctica secular de que los recursos de la Universidad no son recursos propios que administra la Universidad como tales sino que depende del Estado y quien le vota este recurso que es el Parlamento y el Poder Ejecutivo, además de esto se agrega que muchas de esas disposiciones de recursos van a estar administradas no por la propia Universidad sino sujetas a evaluaciones fuera de ella, es un quiebre bastante grande, es un debilitamiento de esa autonomía.

Chury: Tal vez el sometimiento mayor que la Universidad, viéndolo de afuera uno, por lo menos este es un sometimiento muy severo. Pero tal vez resulta más severo todavía porque es lo que uno se resistía a esperar por la estructura inclusive política que teóricamente se había instalado en las decisiones de gobierno. Uno no podía esperar esto, esto lo digo a título personal pero me parece de un a falta de ética absolutamente vergonzante que antes de llevar a cabo intensamente esto y que el Parlamento tuviera que analizarlo y estudiarlo, elevaron el salario del rector de la Universidad al nivel de senador.
Y yo no digo que eso no sea una ley, no discuto la ley, no discuto nada, digo que hay tiempos de toda naturaleza y hay también tiempos al menos éticos...

Cheroni: Sí, sí, es cierto...

Chury: Yo no digo que no se lo merezcan los rectores, digo la inoportunidad que en definitiva para que uno estuviera asistiendo a un gobierno que se maneja con una total impunidad en sus acciones...

Cheroni: Bueno, sí, porque tiene una fuerza social que lo acompaña...

Chury: Claro, que lo acompaña...

Cheroni: Sí, sí, eso es cierto. Y en este caso también porque, en este caso yo creo que también se agrava por las circunstancias que tu señalabas en cuanto a la realidad política y a lo que uno esperaba del Frente Amplio en cuanto a muchas cosas pero entre otras con respecto a la enseñanza. Además el discurso público de quienes están gobernando al país, es que a la enseñanza le han dado mucho dinero, que la han apoyado, etc., cosa que no es tan cierta porque no es así sino que los rubros que se le dan en términos generales a lo que se llama la educación se vierte en otras cosas fuera de las propias organizaciones educativas nacionales como la ANEP y la UdelaR, van para otro lado, incluso para el Plan Ceibal, etc., cosa que recorta. Ese es un hecho.
El otro hecho es que al frente de este gobierno hay universitarios, hombres que han sido luchadores, que han participado en las luchas universitarias por conseguir, por ejemplo, la ley orgánica, por defensa de la autonomía, por educar además a los ordenes universitarios en una conducta de carácter ético en cuanto a qué es lo que defendemos, qué es lo que tenemos entre manos.
No es que uno quiera transformar la Universidad en un ente maravilloso y fuera de contexto. La Universidad tiene todos los defectos que uno conoce y todas las virtudes que uno conoce, es una estructura social-estatal que está sometida y sujeta a esas relaciones sociales comunes a esta sociedad. Pero a su vez la Universidad siempre ha emergido, en momentos de crisis sus direcciones siempre han estado al frente de las luchas populares en el sentido progresista en este sentido real. Sentido progresista en defensa del movimiento obrero, en defensa de la autonomía, en defensa de la independencia nacional, de la soberanía, etc.
Hoy la Universidad está en una etapa muy atemperada en todas estas cosas. Es decir, las reacciones son muy lentas, y en cuanto a los problemas actuales que son en el presupuesto estas situaciones y al proyecto que se está manejando hay cuestiones que son muy cuestionables, muy cuestionables. Y que si evidentemente logran trasladarse –estoy hablando ahora del proyecto de la ley orgánica- eso es lo que más me preocupa personalmente y lo he manifestado en los lugares donde he podido. Me parece muy peligroso introducir hoy en la coyuntura actual, política actual, un proyecto de ley orgánica que es muy basto al Parlamento Nacional.
Es decir, estamos viviendo unas circunstancias muy concretas y estamos viviendo además con declaraciones muy concretas, no ya de los que siempre atacaron a la Universidad, de las estructuras políticas de este país que se sabe que son...

Chury: No, no, eso lo sabemos y lo hemos asumido...

Cheroni: Sino de aquellos sectores que han estado comprometidos con la defensa de la Universidad y hay declaraciones bastante peligrosas en ese sentido. Hay declaraciones de representantes del Frente Amplio que son peligrosas, aceptando cuestiones peligrosas, una de ellas tiene que ver con esta agencia de evaluación. Yo creo que hoy por hoy debe ser el tema central porque emerge de una forma totalmente inesperada...

Chury: Y como perdida de soberanía creo que es central totalmente...

Cheroni: Sí, sí, exactamente. Pero emerge de una manera totalmente inesperada con acuerdos que no se sabían, porque en el fondo se está declarando que hay un acuerdo, ese acuerdo interpartidario ahora sobre la enseñanza se ejecuta un instrumento institucional que no ya le quita autonomía a la Universidad sino que transforma a la Universidad en un sujeto de control externo pero no de control externo nacional, de control externo internacional, de un organismo internacional...

Chury: Sí, sí, medicamento controlado, bajo receta...

Cheroni: Sí y bajo qué receta.
Claro, acá lo hay que analizar no es el discurso público que uno puede decir, nadie puede objetar que se le evalúe. Es decir, nosotros no estamos en contra de la evaluación, al contrario. La Universidad tiene sistemas de evaluación que existen y subsisten. Uno no llega al grado de profesor en los distintos grados que tiene la Universidad –del grado 1 al 5- no se llega simplemente por casualidad, aunque a veces existan causalidades y aunque a veces existan cosas no claras. Se llega a través de un proceso de evaluación interno. Los profesores interinos todos los años tienen que presentar sus informes, tienen que presentar lo que hacen, etc. Y los profesores no titulares que ya están, cada 3 ó 5 años. Y esto se evalúa internamente en un sentido muy fuerte. Es decir, la Universidad tiene sus estructuras, además esas estructuras que tiene la Universidad para gobernar, son estructuras co-gobernadas. Que el co-gobierno actúe bien o mal es otro problema, pero existe el co-gobierno. Es decir, en la calificación, evaluación y graduación de la capacidad o no para la enseñanza, para la investigación, etc. que hace la Universidad, intervienen los estudiantes, intervienen los egresados e intervienen los docentes. Lo que hay que exigirle a los ordenes es una actitud activa, permanente, constante, crítica y autocrítica, eso es lo que hay que exigirle. La Universidad tiene sus estructuras, la ley orgánica lo señala, establece esos criterios. No necesita la Universidad un formato externo distinto al que tiene, porque lo que pasa que al aceptar que esta agencia nacional de Evaluación intervenga, lo que se acepta es un formato, lo que se acepta son las condiciones de cómo se va a evaluar. Y las condiciones de cómo se va a evaluar siendo la gente que va a evaluar o siendo el promotor el Banco Mundial, es una condición mercantil. Son esas cosas que la gente escucha por ahí, la eficiencia. Cuando a uno le dicen la eficiencia uno no sabe bien qué es lo que está diciendo.
Es decir, en el sentido cultural, qué sentido tiene todo esto. ¿Qué sentido tiene medir cuantitativamente el trabajo cultural, el trabajo de producción de conocimiento, etc.? Esto tiene una evaluación totalmente diferente.
Además, se establecen índices de llamada excelencia que también tiene n que ver con el mercado, con el mercado capitalista, tiene que ver con los intereses de las empresas, de los organismos internacionales. Y esto es gravísimo, esto es lo que siempre los universitarios hemos atacado.

Chury: Y creo que el neoliberalismo, los centros de poder, el corazón de la banca internacional, con esto han puesto el pie en un lugar muy importante no en el Uruguay, en cualquier país, que es nada menos que la Universidad pública...

Cheroni: Claro, claro...

Chury: Es realmente un golpe en el corazón del país camino a sometimientos mayores y abriendo puertas para que ese sistema capitalista salvaje pueda penetrar sin ninguna clase de problemas en la Nación. Porque si la Universidad teóricamente del Estado es la que cae en manos de ellos, tienen una universalidad y una suerte de globalización concreta que está con todo el sistema dominante internacional. Capaz que hay alguna universidad privada comercial que solo responde a intereses de un sector, de un país o de 3 países en el mundo. Acá justamente se quedan con la Universidad mayor...

Cheroni: El centro de producción de conocimiento científico, tecnológico y cultural nacional, donde radica ese corazón de desarrollo cultural del país. Y a partir de esto le van quitando la capacidad crítica y de autocrítica del proceso. Ya se vio en la época de la dictadura, la deformación brutal de las líneas educativas.

Chury: Y yo creo que tenemos un agravamiento de la situación, porque uno vivió también la dictadura, a mí me tocó vivirla desde los medios, seguramente a ti en tu propia carrera. Yo hablaba hoy de la impunidad, creo que la dictadura por un lado se manejaba como lo que era, una dictadura feroz, pero por el otro sabía o tenía intuición de que estaba rodeada de quienes querían derrumbarla. Las autoridades actuales  que gobiernan se sienten impunes. Yo sigo insistiendo en un sentido de impunidad...

Cheroni: Sí, se sienten seguras política y socialmente. Y hay estructuras que lo están protegiendo ¿no?

Chury: Hay estructuras que lo protegen...

Cheroni: Estructuras sociales, lo hemos visto ahora en el paro general, etc., etc. Es decir, que un país esté aceptando la provocación del SODRE, bueno, eso creo que pocas veces se ha visto.

Chury: Que se esté dando por válida la propuesta del presidente Mujica a funcionarios del Estado de darles un premio de $U 30.000 para que ayuden a la reforma del Estado cuando existe COFE, cuando existen los sindicatos, cuando se prometió que la reforma del Estado se haría con los trabajadores o no se haría, ahora resulta que es una especie de sorteo de aquellos que evidentemente no responden a sindicatos sino que son esquiroles a los que se les paga $U 30.000 para que den un dato o para trabajar de figuretis...

Cheroni: Sí, es un operativo de figuración nada más, no tiene ningún otro sentido.

 

Chury: Bien oyentes. Estamos con Alción Cheroni comentando sin salir del asombro, lo que se viene sobre la Universidad de la República. Esto me hace acordar a una historia que se escribió sobre Artigas, que está muy bien escrita, los tiempos de Artigas.
Creo que es muy importante fincar en las fechas y en la época en que estas cosas se desarrollan; en los tiempos en que se desarrollan, para tenerlo más claro.
Tal vez el asombro sea más grande por eso, porque de alguna manera nos resulta también más inesperado porque a nadie le asombraba mucho que la Universidad fuera perseguida por la dictadura, era lógico. A nadie le asombraba que los partidos del sistema que gobernaron durante prácticamente toda la vida institucional de este país, que eran los partidos de los grandes capitalistas y de los grandes terratenientes, les
molestara hasta la universalidad de la Universidad, valga la redundancia.
Pero confieso que yo no estaba preparado para esta sorpresa.

Cheroni: Es que creo que muy pocos estaban preparados para esta sorpresa porque verdaderamente o hemos sido demasiado ingenuos y puede ser que haya pasado esto, o no hemos tenido la capacidad del análisis político necesario para saber las tendencias, las organizaciones; cómo se han gestado y cómo se han desarrollado. Y creo que insistiendo mucho en estas cosas, esto es algo que corresponde hacer. Es decir, yo creo que no se llega a estos grados de devaluación, de descomposición ideológica y política así porque sí. Todos tenemos raíces. Y cuando digo todos, individual y colectivamente, todos hemos sido forjados y nos hemos ido formando a través de contradicciones. ¿Y cómo han marchado ellas, cómo se han desarrollado? 
Yo siempre digo lo mismo porque como soy ya un hombre viejo digo lo mismo. No soy hoy el que era cuando tenía 20 y pico de años. Hoy creo tener mayor consistencia en las cosas que aprendo. No por el proceso de vejez sino un proceso educativo, de formación y de incidencia de otras personas, de otros orientadores.
Hoy la orientación hacia la juventud es una orientación totalmente dedicada a prestigiar la inversión extranjera, a desarrollar una finidad con los organismos imperialistas; a no identificar el enemigo real que tenemos; es decir, pienso que la muchachada se desconcierta frente a estas cosas e incluso se desconcierta con las palabras, con el manejo de las expresiones porque hay cosas que ya ni se mencionan, hay cosas que se transformaron.
La devaluación ideológica y política se transforma hasta en una devaluación gramatical
La palabra imperialismo ya ni existe acá en el léxico común. Pero no es porque uno diga bueno, vamos a imponer las palabras. Eso es un concento científico de relaciones económicas y sociales, que importan para nuestro país porque esta creación, esta agencia de devaluación, es una agencia del imperialismo, una agencia financiada por una institución del imperialismo, que es el Banco Mundial.
A mí no me gusta nunca hablar y elogiar el pasado en el sentido de decir "fíjense lo que era aquello", porque aquello también tenía su problemática, sus contradicciones, sus antagonismos en el propio seno del pueblo, en el propio seno de las corrientes hasta revolucionarias. Ahora, ¿qué se gestó con todo eso, por qué estamos en estas claudicaciones tremendas? Porque son tremendas estas claudicaciones. A muchos de nosotros, por nuestra edad, poco nos va a afectar el futuro de. ¿Pero los jóvenes? A los jóvenes los destruyen. Y los engañan con cositas, como  Cristóbal Colón dicen que los engañaba con bolitas. Es decir, todas estas partes terminológicas, el plan Ceibal, todo es un proceso de engaño. Vuelvo a repetir que yo no estoy en contra del desarrollo tecnológico, no estoy en contra de que los jóvenes, los niños, los adolescentes, tengan instrumentos tecnológicos para adquirir conocimientos. Lo que digo es que atrás de esto hay una orientación política ideológica.

Chury: Naturalmente. Lo malo de todo esto y de los gobiernos, es que nuestros gobiernos apuntan al camino del estado asociado con el imperio.

Cheroni: Y ese es un camino posible. Ya hay un camino recorrido. Y estas cosas que nos pasan a los universitarios son parte de ese camino porque están atacando el centro de esto.
Si me permitís, yo siempre tengo en mis manos algún librito. Este libro fue publicado en el año 1972 por la biblioteca de Marcha, lo escribió un connotado universitario que es Mario Shebort que fue decano de la Facultad de Ciencias; es un texto escrito por un universitario parte de la época y cuyo título dice muchas cosas que hoy se reproducen. El título es: "Imperialismo y universidades en América Latina" y describe la penetración, describe los objetivos del imperialismo con respecto a las universidades.
Los objetivos económicos son muy claros. La apropiación, el control de la economía de nuestros países son claros, están ahí  a la vista y hoy se han transformado en alegría para muchos.
Ahora, en la universidad estas cosas siempre han provocado irritación en el sentido mejor de la palabra, es decir, advertencia.
Recuerdo cuando estudiante que muchas luchas eran porque se entendía que había zonas de la universidad, en la Facultad de Medicina pasó esto de recibir inversión del Fondo Monetario y enseguida levantarnos a pararla. Uno puede tomar jornadas del diario de la FEUU, a Tribuna Universitaria y ahí encontrará todos los elementos que juzgaban esto. Y en este libro Shebort encuentra el encuadre teórico del problema, con un análisis muy profundo de cómo operan las agencias del imperialismo. No solamente ya el estado, no solamente el gobierno de Estados Unidos, sino sus agencias. Cómo opera el Fondo Monetario; cómo opera el Banco Mundial; cómo opera actualmente el Banco Interamericano de Desarrollo, etc., etc.
Yo siempre recomiendo las lecturas de esto, no para decir vamos a repetir esta circunstancia, sino para informarnos en qué situación estamos viviendo, porque esto no ha cambiado. Esto no ha cambiado absolutamente. Podemos cambiar las personas, pero estos hechos no han cambiado.

Chury: Claro. Lo que pasa es que lo que muchos podían tomar como una suerte de profecía hoy es la realidad. Ese es el aspecto central.

Cheroni: Voy a leer una frase que es casi al final del texto. "Siempre se podrá alimentar la esperanza de que es posible conservar una cierta autonomía técnica ideológica, a pesar de integrarse los programas del imperio. Lamentablemente la experiencia muestra que esta forma particular de astucia está igualmente condenada al fracaso. Paulatinamente la autonomía original es sacrificada a las necesidades que la propia ayuda financiera crea y el peso del aparato que termina por hacerlas desaparecer.
Yo creo que es una conclusión perfecta para la situación a la que se nos está anunciando con las cuestiones que están en el presupuesto, con las quitas presupuestales y con cierto grado de complacencia frente a estos fenómenos.

Chury: El grave problema de lo que terminas de leer es que esa verdad la encontramos hoy a la vuelta de la esquina.

Cheroni: Sí, está ahí presente.

Chury: Como decía Alberto Cortés en un poema: <el ángel del horror está reptando hacia mi puerta>

Cheroni: Sí, y si no sabemos cómo enfrentarnos, cómo cerrar la puerta, como impedir que entre... Y nosotros estamos abriendo muchos caminos para que entre.
Es decir, ya hay una cosa que entró. Todas estas cosas que están presentes en este texto y otros y en la lucha continua de los universitarios contra la penetración imperialista en la Universidad hoy ya está presente porque hoy no hacemos ninguna cuestión a apoyaturas financieras del Bid, del Fondo Monetario o del Banco Mundial. Hoy ya la puerta está abierta para esto. Lo que se ha hecho en términos generales con el país a partir de la reforma cambiaria y monetaria del año 59 para adelante, hoy está penetrando en el mundo de la cultura, en el mundo de las instituciones, la Universidad, la ANEP, etc.
Y este es el otro gran problema porque como decía Shebor en esa época, atrás de la financiación viene el control político e ideológico, que en el campo de la cultura siempre es muy sutil. A uno le encanta porque le proveen de dinero para hacer ciertas cosas, pero después tiene el compromiso que es la agencia. Por eso dice control externo: a ver qué está haciendo usted, para dónde se está dirigiendo.
La América Latina ha padecido de planes de este tipo en cantidad. El Camelot y otras yerbas de orientación en el campo de las ciencias sociales y también de las ciencias llamadas duras como la matemática, la física, de la investigación en el campo biológico etc. Sobre todas esas cosas hay que determinar si esos programas de investigación son autonómicos.
 
Chury: Sí, pero en manos de este control también puede suponer que desde afuera el imperialismo nos ponga el techo hasta donde puede llegar nuestro conocimiento.

Cheroni: Y claro que sí. Como se apropian de ese conocimiento, ponen límites al mismo

Chury: Alción Cheroni es un hombre que cree que la lucha paga. Es decir que uno debe seguir estando esperanzado en que habrá formas de pararnos de frente a esto que llevará no sabemos qué tiempo, pero que lo único que no sirve es la resignación. Estamos frente a un Parlamento que en el anterior gobierno era de yeso y lo único que aumentó en este es la cantidad de yeso porque ahora necesitan más yeso por la unidad ideológica partidaria que se ha practicado entre el Frente Amplio y los partidos tradicionales

Cheroni: Sí. Y el incremento de la aprobación hacia estas agencias está dado en esa forma de conciliación con la burguesía y con los terratenientes.
Pero soy un convencido de que siempre hay formas de luchar, que no es por ese optimismo que a veces lo tenemos porque son reservas que uno tiene. Estoy convencido que sí.
Hoy hablamos un poco de aquello que hablaba Jorge Amado: los subterráneos de la libertad. La libertad siempre camina por esos subterráneos inesperados y accede a la superficie en los momentos más inesperados.
Carlos Marx decía que la historia sería muy triste si no hubiera el azar y la originalidad. El cerebro humano es capaz de azares y originalidades y hay que confiar en ese cerebro de la gente. Lo que pasa es que cada vez se lo obtura más porque cada vez hay más fuerza a través de estos instrumentos que por eso uno dice bueno, cuidado con los instrumentos, cuidado con las técnicas, cuidado con las computadoras. Porque esto no es inocente, esto tiene programas, tiene orientaciones. ¿Qué hay atrás de todo esto? Y para identificar que hay atrás de todo esto hay que identificar quién es el dueño de esto.

Chury: estas son las naves de la nueva conquista. Estas son las carabelas modernas

Cheroni: Sí, es una excelente imagen.

Chury: Y estamos enfrentados a ellas y no estamos bien parados en el sentido de los respaldos porque como decíamos se han caído siglas muy valiosas en las luchas por la soberanía universitaria. Nos han quitado esas cosas y hubo una politización que aunque parezca paradójico es la politización sin destino.

Cheroni: Posiblemente sí.
Yo creo que uno debe enfrentarse a la resignación. Por supuesto hay momentos de escepticismo pero la resignación y la conformidad es lo peor que se puede tener.
Incluso la resignación y la conformidad han llegado a la renegación. Se ha visto a lo largo de la historia ese tipo de situación en los movimientos sociales.
Bertolt Brech decía que un elefante amaestrado es el camino para amaestrar a los otros elefantes rebeldes. Y el amaestramiento para el imperialismo son los focos de resistencia crítica o autocrítica, como son los focos de la cultura: universidad, la enseñanza... Ese es un foco importante para estas concesiones de independencia etc. entonces ahí hay que actuar, hay que trabajar. Y yo siempre digo lo mismo porque trabajo entre muchachos todavía. Y los muchachos a pesar de esos graves y dañosos capítulos que les estamos entregando de decepción, etc. los muchachos asumen, van asumiendo continuamente. Por eso no tenemos una entrega total y por eso no hay que esperar una entrega total.
Sí sabemos que todo es de una dureza enorme y a veces con cosas muy graves.

Chury: Son muy pocos que no están de acuerdo con el sistema, pero seguramente aquel que logró atisbar que algo no anda bien, la contestación que da es no, mirá, no me hablés de eso porque no quiero hablar.

Cheroni: Eso es una respuesta grave. Y a veces nos llevan a esa respuesta, conducen a esa respuesta. Hay una forma de temor mucho más sutil que la que utilizó la dictadura. Hay formas de atemorizar mucho más sutiles que a veces son como imperceptibles, que van llevando a que uno se resigne, que uno no acepte y diga bueno, yo ya he cumplido mi papel y punto y aparte.

Chury: Las dictaduras tienen la característica de temporalidad y me asustan las cosas que se empiezan a hacer de tal manera que vienen para quedarse que es una diferencia que creo hay que apreciar

Cheroni: En la historia del socialismo y su desarrollo ha pasado muchas veces eso y la socialdemocracia ha cumplido ese papel. Yo personalmente tardé mucho en entender eso pero hoy está a la vista.
Creo que gente como yo cuando éramos muchachos nos costó mucho entender.
Nos costó mucho entender esas relaciones que la socialdemocracia desarrollaba como aparentemente partidos obreros o de representaciones populares, cosa que no. Estos son los mejores administradores del capitalismo porque como tienen una bandera roja atrás... Quebrar eso es muy difícil por eso a mucha gente le cuesta salir de esto.

Chury: Alguien pregunta qué papel está jugando la empresa de Inversión e innovación de los Estados Unidos. ¿Será algún organismo vinculado con las agencias?

Cheroni: Posiblemente. Las agencias, fundamentalmente Banco Mundial y BID, tienen sectores dedicados al problema de innovación y desarrollo tecnológico e inversiones. Pienso que puede ir por ahí; el papel está acá presente con la situación de las inversiones.

Chury: Para finalizar, nos informan que en el documento que firmó el gobierno, el año que viene va a pagar un 6 % del Producto Bruto Interno en lo que tiene que ver con la deuda externa.
Con esto cerramos

Cheroni: Va a cerrar un país.

Chury: Cheroni, mi agradecimiento, el de la radio, del colectivo una vez más por tus comentarios

Cheroni: Yo le agradezco a ustedes. Siempre es una oportunidad importante poder conversar con ustedes y fundamentalmente con algunos oyentes.

 Chury: Gracias y saludos a tu familia.  

Tomado de Cx 36 Centenario

 

Compartir este post

Comentar este post