Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Venezuela: el gobierno gobierna, la oposición proyecta conflictos

8 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Néstor Francia.*

La decisión opositora de deslegitimar de algún modo las elecciones del 26-S ya está tomada, si el resultado le es adverso, como parece perfilarse. Tienen para ello tres opciones. Una es retirarse a última hora, alegando ventajismo y violación masiva de las normas por parte del gobierno. Esta salida les es casi imposible, después del papelón de las pasadas parlamentarias, lo cual han señalado ellos mismos varias veces como un error ¿Cómo explicarían a sus bases el topar de nuevo con la misma piedra?

Otra opción es cantar fraude. Esto pueden hacerlo, pero ello no se reflejará en la movilización masiva de sus electores, será otra historia repetida que no cambiará para nada el panorama. El estado de desmovilización de los escuálidos se refleja en un amargo y nostálgico artículo sobre Franklin Brito, del bufón escuálido Laureano Márquez en Tal Cual, donde afirma que “En la funeraria alguien comentó que parecía un Cristo…La comparación me pareció oportuna. Efectivamente como Jesús, siendo inocente dio su vida por todos, pudiendo salvarse prefirió no hacerlo, murió solo y poca gente acompañó el entierro por temor a las autoridades”. (Subrayado nuestro).

En la situación de soledad y carencia de convocatoria por parte de los bates quebrados de la oposición, ni un solo militar, por más escuálido que sea, va a mover ni un dedo por ellos, así que de alzamiento armado pueden irse olvidando.

¿Qué le quedaría entonces a la oposición ante la derrota? Lo único posible es la deslegitimación política del acto electoral, para mantener hasta donde sea posible el ánimo de su alicaída base social, sobre todo del sector más fanático, ese que vive todo el día idiotizado por Globovisión. Ese pequeño sector fascista les bastará, por los momentos, para mantenerse en pie, en espera de algún milagro que acabe con la Revolución Bolivariana, o del magnicidio, o de la intervención foránea en medio de una situación internacional que lo permita.

Una derrota contundente los dejaría destartalados, pero no colgarían los guantes, seguirían su conspiración impenitente. Para esto contarán por supuesto, con el aval de la derecha internacional y la proyección de la canalla mediática.

Todo esto que decimos se puede deducir de algunas declaraciones de fin de semana, algunas de ellas vertidas por el propio coordinador de la MUD en entrevista publicada en Ultimas Noticias. Ramón Guillermo Aveledo insiste allí en el tema del ventajismo del Gobierno: “El Presidente debería estar más ocupado de gobernar y no de hacer campaña, pero está haciendo campaña. Lo cual es ilegal y, además, inconstitucional”.

Aquí nos permitiremos una digresión:

Aveledo dice que el presidente debe gobernar. Entretanto, Chávez se pasó toda la semana gobernando de lo lindo.
– El lunes supervisó el desarrollo de varios proyectos en el 23 de Enero: la Bloquera Ecológica Socialista Juan Albañil, la empacadora de azúcar El Panal 2021, los cultivos organopónicos.
– El martes, en Antímano, pasó revista a la Comuna Victoria Socialista, donde supervisó los huertos productivos, el banco comunal, el biceabasto y un infocentro.
– Ese mismo día, en Maracay, entregó nuevos títulos de tierra urbana a un grupo de familias de los barrios, así como un nuevo lote de automóviles.
– El jueves inauguró la Planta de Generación de Respuesta Rápida Termozulia IV, en la Cañada de Urdaneta, estado Zulia.
– El viernes encabezó la celebración del bicentenario de la Academia Militar, y allí anunció la creación de la Universidad Militar Bolivariana.
– El sábado, en Táchira, el presidente Chávez inauguró una planta de leche en la comunidad de El Cobre…

¡Así es que se gobierna, a pesar de las mentiras de Ramón Guillermo Aveledo y toda su oscura compañía!

Volviendo al tema de inicio, es claro que la comparecencia de Vicente Díaz ante las cámaras, que ya hemos comentado, es parte de la estrategia deslegitimadora, así como los conceptos expresados ayer por el escuálido Carlos Blanco en su columna dominical de El Universal:

 “Si Venezuela fuese una sociedad democrática la furia popular se traduciría sin discusión alguna en una votación masiva contra el Gobierno. En las condiciones actuales tal conducta no está garantizada de antemano por el terror a las represalias gubernamentales…electorales. Todo el sistema está diseñado para escamotearle la eventual victoria a los disidentes: el CNE es una caja negra controlada por el oficialismo, los circuitos fueron rediseñados con ese propósito, el abuso impune del Gobierno es aceptado como normal. Aunque hay protestas y reuniones, el ventajismo está institucionalizado. Sobre esto no hay condicionamiento alguno por parte de los dirigentes más destacados…Los dirigentes opositores han dicho que se va ganar porque hay indudable mayoría descontenta. El Gobierno dice que va a ganar abrumadoramente y va a obtener los 2/3 de la AN. Las dos proposiciones no son compatibles a menos que sean mentiras electorales. Para que una de las dos sea cierta una aguda crisis se hará inevitable”.

Por otra parte, en un acto organizado por el gremio bajo control opositor Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, Carlos Genatios, de la organización denominada Ojo Electoral, afirmó que el CNE “es muy débil como poder público por no ejercer su rol de árbitro independiente”. Genatios cargó contra Tibisay Lucena, presidenta del organismo electoral, y expresó que la auditoría de los cuadernos de votación no se está realizando correctamente.

Dentro de esta perspectiva se inserta la declaración de Blanca Eekhout, integrante de la dirección nacional del PSUV: “Esta gente está preparando las condiciones, como siempre lo ha hecho, para gritar fraude y para luego, como algunos de sus voceros lo han explicado, exigir en movilizaciones violentas que el resultado sea el que ellos desean… Surge una especie de neoguarimba, donde en este momento hay una permanente campaña de descalificación del árbitro electoral”.

El plan de conflictividad de la oposición perdió puntos tanto con el fracaso del “show Franklin Brito” como con el acuerdo inicial logrado por el gobierno con los huelguistas de Cemex, pero se recobra un tanto con la huelga en las cárceles. No quede duda que en este último caso hay acción de infiltrados e incidencia de pagos y compra de conciencias, seguramente aprovechando la probable justeza de algunas reivindicaciones que plantean los presos y sus familiares.

Las razones para sospechar son evidentes: muerto y enterrado Brito, con más pena que gloria, y levantada la huelga de hambre de Cemex, los presos dan continuidad al escenario de desestabilización.

* Analista de asuntos políticos.

Tomado de Sur y Sur

Compartir este post

Comentar este post