Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Venezuela: la canalla, con el cardenal a la cabeza, insiste en sus canalladas

7 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Néstor Francia.*

El presidente Chávez Frías alertó el viernes sobre la puesta en marcha de una nueva campaña mediática que pretende generar caos psicológico y violencia en el país, impulsada por la oligarquía nacional y sus aliados extranjeros. Durante un acto de entrega de certificados de pago de garantías a depositantes del intervenido Banco Federal, transmitido en cadena de radio y televisión, el primer mandatario fue muy claro.

“Volvemos a la misma situación, con pequeños grupos desesperados, porque ven que este Gobierno no se va a doblegar, comienzan de nuevo a sacar las cartas del terrorismo, la desestabilización, buscando generar un caos mental, psicológico primero y luego violento. Ese es el objetivo de los grupos oligárquicos y burgueses venezolanos y de sus aliados internacionales”.

No hay duda de que cunde la desesperación en la oposición venezolana, ante su situación de minusvalía en las proximidades del 26-S. La situación de desunión es evidente, sobre todo en el interior del país, donde liderazgos opositores regionales le han salido al paso por doquier a las imposiciones de la MUD y han lanzado candidaturas propias. Claro, sus intenciones desestabilizadoras y violentas chocan una y otra vez con la marcada desmovilización de su base social, que no respeta ni respalda a los “líderes” partidistas que fungen públicamente como sus representantes.

Es por ello que el alcalde derechista Antonio Ledezma señaló que en los próximos días se reunirá con representantes de la Mesa de la Unidad Democrática para plantearles que, desde su seno, se convoque a movilizarse en contra de las “violaciones a la Constitución” que se habrían evidenciado en las últimas acciones del Gobierno Nacional. A Ledezma habría que repetirle la conocida frase de que deseos no empreñan.

Una de las confusiones de los políticos opositores, engañados por las falsas encuesta y la canalla mediática que ellos mismos alientan, es que en Venezuela hay una situación de crisis. Ni crisis política, ni social, ni económica, ni situación insurreccional. Somos un país bastante estable, con problemas, como todos, pero con un gobierno que tiene todo bajo control, menos las barrabasadas y los “países” virtuales que inventan los medios de la derecha.

Las clases populares, además, no están en sintonía con las abstracciones de los politiqueros referidas a la “libertad de expresión”, “autoritarismo”, “presos políticos”, etc. Para la mayoría es evidente que esto es una democracia donde todo el mundo dice lo que le da la gana, inclusive más allá de lo permisible en cualquier país del mundo.

Por su parte, el Jefe de Estado expresó su confianza en que la mayor parte del país no se dejará manipular de nuevo “por esas mafias que se adueñaron de plantas de televisión y radio para bombardear, envenenar y confundir a un pueblo entero, a millones de seres humanos de manera implacable para muchas veces incluso aterrorizarlos por televisoras, radio, periódicos de circulación nacional, herramientas tecnológicas, rumores, etcétera: Terrorismo”.

 Dentro de la perspectiva desestabilizadora, sigue actuando la derecha desde diversos frentes. El presidente de Fedecamaras, Noel Álvarez, reiteró su rechazo a lo que considera la imposición de generar un Estado socialista. Y resulta muy evidente la coincidencia ideológica entre los distintos representantes de la oligarquía.

Mientras el jefe de la cúpula empresarial afirmó que “El gobierno fundamentalmente lo que tiene que dedicarse es a velar por las materias que le son propias y dejarle a los empresarios las materias que nos son propias a nosotros como es generar bienes y servicios, y calidad de vida”, el jefe de la cúpula católica dijo, en entrevista a El Universal que ya comentamos en su momento, que “el gobierno, que pretende copar todos los espacios, va en una línea totalitaria y mucho más allá de tareas que le son propias, como garantizar la seguridad personal y patrimonial de los ciudadanos, el buen funcionamiento de los servicios públicos, la soberanía y la independencia del país.

"Así, se ha metido a productor, distribuidor y comerciante de toda clase de productos. Se trata de intervenir en todos los aspectos de la vida de los venezolanos en la imposición de una línea marxista-comunista”. Son dos carcamales de la burguesía diciendo exactamente lo mismo.
 
El presidente Chávez, por cierto, se refirió ayer al cardenal Jorge Urosa Savino como un “troglodita” que trata “de meterle miedo al pueblo contra el comunismo”. Pero no estamos de acuerdo con el presidente cuando dice que “No merecemos un cardenal como ese... Es indigno ese señor de llamarse Cardenal”.  Claro que sí nos lo merecemos, no solo por el hecho de que la inmensa mayoría de los cardenales católicos son trogloditas de ultraderecha, sino por el hecho de que los católicos venezolanos no hacen nada por liberarse del yugo de esa cúpula putrefacta que gobierna El Vaticano, incluido el papa nazi Ratzinger.

La Iglesia es una de las instituciones reaccionarias más poderosas del mundo, que algún día, dentro de mucho tiempo seguramente, se transformará o será barrida de la faz de la tierra por los pueblos.

Por supuesto que los planes desestabilizadores son dirigidos desde los cuarteles del imperio, que está muy activo en todo el mundo, frente a la dura batalla que le están planteando los pueblos. En ese contexto, partidos de la oposición costarricense calificaron el viernes como ilegal y violatoria de la soberanía la decisión de la Asamblea Legislativa de ese país de autorizar el ingreso de 46 buques de guerra y siete mil marines estadounidenses.

El permiso, aprobado por 31 votos a favor y ocho en contra, da luz verde a las fuerzas norteamericanas para arribar al territorio tico entre el 1º de julio y el 31 de diciembre con el pretexto de combatir el narcotráfico. La nueva avanzada invasora cuenta no solo con los barcos y los marines, sino que incluye además 200 helicópteros y 10 aviones de combate Harriet.

La decisión del Congreso generó un inmediato rechazo de sectores sociales y de partidos de oposición: “La presencia hasta diciembre de esa flota en la zona económica de las aguas del océano Pacífico y Mar Caribe costarricenses compromete severamente a este país, al tiempo que lo adhiere a la agenda de guerra de Washington y de paso convierte al territorio en un objetivo militar”, advirtió la Comisión Nacional de Enlace del Movimiento Popular de Costa Rica.

El Movimiento Popular denunció que con el referido permiso, el gobierno de Laura Chinchilla se suma abiertamente al Plan Colombia y a la agenda de agresión y guerra contra la República Bolivariana de Venezuela y otros países suramericanos amenazados abiertamente por Estados Unidos. Otros partidos opositores como el Acción Ciudadana, Frente Amplio y Unidad Social Cristiana, expresaron su rechazo a la decisión, tras argumentar que la fuerza destructiva de los barcos, helicópteros y marines es desproporcionada para enfrentar el flagelo de las drogas.

Dentro de esa perspectiva están las declaraciones de Hilary Clinton en Polonia, en el sentido de que ciertos gobiernos “intolerantes” en el mundo están “reprimiendo lentamente” a distintos “grupos cívicos” que juegan un papel importante en el desarrollo de “la democracia y un cambio social” y mencionó por nombre a varios gobiernos, incluyendo los del Congo, Etiopía, Cuba, Egipto, Irán, Venezuela, China y Rusia

El canciller Nicolás Maduro se refirió a las declaraciones de la secretaria de Estado de Estados Unidos sobre Venezuela y aseguró que se trata de una “nueva obsesión que ha desarrollado contra los países independientes”.
 
En esa misma situación de guerra fría internacional contra Venezuela hay que añadir la olla montada por la canalla mediática argentina, que llevó a declarar al canciller del país sureño, Héctor Timerman: “Lo repito: la embajada paralela en Venezuela es un invento de Clarín y La Nación (diarios derechistas de Buenos Aires). Una provocación que necesita del secreto para seguir dañando”.

A esto se suma la nueva manipulación para señalar a Venezuela como cómplice del narcotráfico y el terrorismo. Medios de comunicación reportaron que una de las mayores incautaciones de dinero del narcotráfico en Puerto Rico en los últimos años está directamente relacionada con una “poderosa organización de colombianos” que ha operado en la isla de Margarita, Venezuela, según un supuesto documento de confiscación del gobierno federal. Según esas mismas “informaciones”, los hechos relatados en el acta de confiscación del dinero en efectivo, que fue radicada a mediados del mes pasado en la corte federal de San Juan, refuerzan los señalamientos del gobierno de Estados Unidos de que Venezuela continúa siendo una plataforma relativamente segura para algunos narcotraficantes colombianos que se han refugiado en este país.

Por si fuera época, se vuelve a remover el rancio caldo de la complicidad de Venezuela con la ETA. Ahora se dice que el ex miembro de ETA, José Ignacio de Juana Chaos, habría abandonado Irlanda del Norte hacia Venezuela, con la ayuda de miembros del Ejército Republicano Irlandés (IRA), para escapar a una posible extradición hacia España, afirmó el lunes la radio privada española Cadena Ser:

“Fuentes de la lucha antiterrorista creen que De Juana ha huido a Venezuela…El CNI trabaja también con la posibilidad de que el etarra se haya fugado a Venezuela junto con su pareja sentimental”. Según supuestas “fuentes policiales”, “hay constancia de que su pareja sentimental está ya en Venezuela aunque no se les ha visto a los dos juntos”.

Sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Angel Moratinos, dijo ayer que no estaba al corriente: “No. No tengo la menor idea. Es la primera noticia que tengo. Desde luego, la embajada no nos ha dicho nada, no tenemos ninguna noticia sobre esto”. Por supuesto, a la canalla mediática internacional le importa un comino la verdad, lo importante para ellos es lanzar fuego a discreción contra Chávez y la Revolución Bolivariana, para montar el escenario que se requiere para la intervención.

* Analista de asuntos políticos.

Tomado de Sur Y Sur.

(las negritas son mias... es que me gusto esa parte)

Compartir este post

Comentar este post