Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

Ultimos Posts

Uruguay: Audición 26 de marzo -23-11-2010

23 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 


 

eduardo-rubio (Small)

Eduardo Rubio.

 

http://www.bppcolor.info/images/notas/Image/MOVIMIENTO%20%2026%20DE%20MARZO.gif

 

Asamblea_Popular_svg.png

 


Leer más

Certezas e incógnitas de la política argentina

23 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

t_katz_153.jpg
Por Claudio Katz.

Dos acontecimientos dramáticos han puesto en debate lo ocurrido en la Argentina durante la última década. El asesinato de Mariano Ferreyra desató, primero, una fuerte reacción democrática para frenar el vandalismo de las patotas. El súbito fallecimiento de Néstor Kirchner generó, posteriormente, congoja y dolor entre amplios sectores de la población. ¿Cómo se inscriben ambos hechos en la etapa política actual? ¿Cuál es el balance y el futuro del kirchnerismo?


RECONSTRUCCIÓN Y MEJORAS

El período en curso es un resultado de la sublevación popular del 2001. Esa rebelión determinó la estrategia de Kirchner de reconstruir el poder de las clases dominantes, otorgando concesiones sociales y democráticas.

El ex presidente comenzó recomponiendo un sistema económico desquiciado por la confiscación de los depósitos, la cesación de pagos y el descalabro de la producción. Para remontar colapsos que pusieron en tela de juicio la continuidad del capitalismo, introdujo un modelo neo-desarrollista. Se alejó de la ortodoxia neoliberal, aumentó la gravitación de la industria, limitó la valorización financiera y afrontó conflictos con el agro-negocio.

Esa orientación permitió aprovechar el escenario internacional favorable para restaurar el equilibrio fiscal. Luego de convalidar la transferencia regresiva del ingreso que generó la mega-devaluación, Kirchner contó con el visto bueno inicial de toda la clase dominante.

Sus adversarios han reconocido que recompuso la autoridad del Estado desde las cenizas. Consumó este resurgimiento renovando la gestión pública. Frenó las privatizaciones, rehabilitó el papel de los funcionarios, restauró las regulaciones y multiplicó las intervenciones directas.

Lo mismo ocurrió con el régimen político. Kirchner tuvo serios choques con la vieja partidocracia, pero recompuso el sistema impugnado en las calles (“que se vayan todos”). Se apoyó en los intendentes o gobernadores justicialistas y buscó restaurar el bipartidismo.

Con esa finalidad introdujo una reforma política que bloquea el surgimiento de nuevas fuerzas, con mayores pisos a la legalización y crecientes trabas para oficializar candidatos. Acentuó, además, la injerencia del estado en la vida de los partidos para reinstalar su función selectiva de los funcionarios, frente a la competencia que imponen los medios de comunicación y las corporaciones empresarias.

Pero esta reconstrucción de la política tradicional fue apuntalada con mejoras sociales, que expresaron la nueva relación de fuerzas creada por el levantamiento del 2001. Estas concesiones distendieron el clima revulsivo y resultaron compatibles con el repunte de las ganancias. La sorpresiva irrupción de un ciclo de recuperación económica permitió conciliar la contención social con el lucro patronal.

El gobierno implementó una política salarial permisiva, reabrió la negociación colectiva, aumentó los sueldos mínimos y expandió el empleo público. Introdujo una asignación por hijo que absorbió planes anteriores y resultó insuficiente en número y monto. Pero amplió significativamente la cobertura de los sectores humildes y creó condiciones para la extensión del programa

El Ejecutivo mantuvo al grueso de los jubilados en un ingreso mínimo y vetó el 82%, a pesar del fuerte superávit que tienen las cajas. Pero también otorgó aumentos y estableció un principio de movilidad luego de estatizar las AFJP. Los cuantiosos fondos del régimen previsional se manejan sin control, pero la eliminación del sistema privatizado contradice abiertamente las prioridades internacionales del neoliberalismo.

Los avances sociales de los últimos años constituyen conquistas para el movimiento popular, que han quedado limitados por el impacto de la inflación. La pobreza y el desempleo disminuyeron, pero persistió la precarización laboral y la desigualdad. La reciente muerte de 204 chicos en Misiones por desnutrición infantil ilustra la continuada gravedad de los padecimientos sociales.

Pero existe un innegable contraste entre la etapa actual de mejoras y el largo período de agresiones que comenzó con la dictadura y perduró hasta el fin de la Alianza. Por primera vez en décadas se verifican logros significativos para el grueso de la población.

DEMOCRATIZACIÓN

El reinicio de los juicios a los genocidas sintetiza los avances democráticos del período. Es cierto que ya transcurrieron 34 años y pocos criminales se han muerto en la cárcel. Por los obstáculos que interponen los jueces derechistas solo hay 300 detenidos y 68 condenados de los 1464 acusados. Pero la reversión del indulto y del Punto Final constituye un logro que reabrió el repudio masivo a la dictadura.

Se ha podido recuperar la identidad de muchos hijos de desaparecidos, se ampliaron las reparaciones a las víctimas del terror y quedó enterrada la teoría de los dos demonios. El museo de la ESMA reavivó la conciencia popular, introdujo una novedosa reivindicación de la militancia y convirtió al 24 de marzo en una fecha central de la vida nacional. Este cuadro ha permitido otorgar asilo a Apablaza, confrontando con la brutal presión que desplegaron los dinosaurios de Argentina y Chile.

El gobierno mantiene una decisión estratégica de no reprimir la protesta social. En los hechos vulnera esa norma frente a las movilizaciones que no controla. La gendarmería en Kraft, el encarcelamiento de militantes antisionistas, las amenazas contra los ambientalistas de Entre Ríos y Cuyo y la cobertura del gatillo fácil que aplican los policías provinciales retrata la persistencia de formas represivas. Pero existe un abismo entre estas acciones y la criminalización menemista o los 34 muertos que dejó la Alianza.

La tolerancia oficial hacia las movilizaciones populares se ubica, por ejemplo, en las antípodas del terrorismo de Estado que rige en Colombia o México. En el país se ha impuesto una dinámica de conquistas democráticas que inician los movimientos sociales y frecuentemente avala el gobierno.

Lo ocurrido con el matrimonio igualitario ilustra esta secuencia. La demanda original de la Unión Civil quedó desbordada por el aislamiento de la Iglesia y la división transversal que irrumpió entre los parlamentarios. Al final se aprobó una norma muy avanzada que refuerza el debate sobre el aborto.

La misma tónica ha seguido la ley de Medios. Kirchner confrontó con sus ex socios cuando los grupos mediáticos tomaron partido por los agro-sojeros. La intención oficial de facilitar el acceso de las compañías telefónicas (y de varios capitalistas amigos) a todo el negocio comunicacional, acentúo ese choque. Pero este conflicto inter-burgués adquirió otro sentido cuando el gobierno recogió las demandas de los movimientos sociales (“21 puntos de la radiodifusión democrática”).

La ley de Medios limita la actividad comercial, amplía los espacios y frecuencias de las organizaciones comunitarias, reduce la gravitación de las grandes cadenas e impone cierta desconcentración. Establece, además, restricciones a la publicidad y privilegia el contenido nacional. En la versión final se neutralizaron las ventajas de las telefónicas y se aceptó una mayor participación (no oficial) en los organismos de control.

Otro avance del mismo tipo se obtuvo con el “futbol para todos”, que traspasó a la actividad pública el principal entretenimiento popular. También se ha favorecido la gratuidad televisiva en desmedro del cable, con la distribución de los decodificadores entre la población humilde.

Los grandes capitalistas igualmente mantienen el control de los medios y el gobierno ha comenzado a construir un polo privado afín con personajes nefastos (Moneta, Haddad, Manzano). Utiliza la publicidad oficial para crear su propio aparato y le quitó la licencia a Fibertel de un mercado de Internet, para relanzar su alianza con las compañías telefónicas.

Estas medidas contradicen el sentido democratizador de la ley de Medios, pero no anulan su progresividad. La confrontación con los comunicadores del establishment ha permitido esclarecer el papel que juega esa cúpula en la distorsión de la información. Se ha puesto en evidencia que una elite de periodistas actúa como políticos, escudados en la impunidad de la palabra. Utilizan el mito de la independencia informativa para fabricar noticias y encubrir hechos delictivos (apropiación de los hijos Noble y confiscación de Papel Prensa).

El conflicto se dirime actualmente en la arena judicial, puesto que la aplicación de la ley ha quedado bloqueada por una catarata de resoluciones cautelares. Esta obstrucción ha puesto de relieve la urgencia de iniciar la democratización de la justicia.

RESISTENCIAS Y TENSIONES

La doble estrategia de reconstrucción burguesa y concesiones sociales que implementó Kirchner se explica por la vitalidad de la movilización popular post-2001. El escenario cotidiano de marchas y cortes de calle distingue a la Argentina de otros países, donde impera el repliegue de la resistencia (como Uruguay o Brasil).

Esta conflictividad social signó la primera etapa del gobierno, fue interrumpida por la movilización conservadora del 2008 y resurgió con mayor fuerza en los últimos años. La anomalía creada por la arremetida agro-derechista duró poco y las demandas sociales genuinas dominan nuevamente el escenario.

Estas exigencias se plasman en métodos de lucha que incluyen la confluencia de las huelgas con los piquetes. El paro de los trabajadores formales coexiste con fuertes cortes de la circulación para difundir las peticiones al conjunto de la sociedad.

El gobierno se ha manejado con cautela. Anticipa mejoras sociales, incentiva negociaciones, disuade marchas y apuesta a la cooptación de los dirigentes. Pero no ha logrado desactivar la confluencia de la protesta, con reclamos de democracia interna en las organizaciones sindicales.

Ambos planteos convergen ante la crisis de las viejas estructuras burocráticas, que no han restaurado su legitimidad, a pesar del aumento de sus afiliados y el acrecentamiento de su poder económico. La incidencia que tuvo la CTA -como alternativa a la corruptela de la CGT- ya expresó esa necesidad de cambio.

La democracia sindical ha sido una bandera de grandes conflictos. Estuvo presente en la petición de seis horas de trabajo y personería para el sindicato del Subte. Lo mismo ocurrió en la lucha de Kraft por demandas mínimas y reconocimiento de una comisión interna anti-burocrática. Situaciones semejantes se han notado en numerosas luchas provinciales que exigieron elecciones y transparencia para los sindicatos existentes o para inscribir nuevas organizaciones.

En este terreno el gobierno no ha contemporizado. Al contrario, busca obstruir la democratización sindical, conociendo el estratégico rol que cumple la burocracia sindical en cualquier proyecto de estabilización capitalista. Sin el auxilio de esa cúpula resulta difícil neutralizar las demandas que desbordan las ofertas oficiales. Por ejemplo, frente al actual rebrote inflacionario el gobierno espera recurrir a la CGT, para concertar un Pacto Social con los empresarios de la UIA.

El sostenimiento de esta política indujo a los Kirchner a rechazar el reconocimiento de la CTA. Últimamente han intentado dividir esta central, promoviendo un sector oficialista que diluiría su perfil combativo y sus normas electivas. El Ministerio de Trabajo complementa estas manipulaciones.

Con estos mismos propósitos Cristina ratificó el papel de Moyano como columna vertebral de su proyecto. En una etapa económica de crecimiento, caída del desempleo y escalada de los precios, el gobierno no quiere nuevos interlocutores en la negociación de los salarios. Pero la convalidación de la burocracia conduce a tolerar también la acción de las patotas.

Las bandas de los sindicalistas operan a la luz del día, cuentan con protección policial y cobertura de los intendentes del Justicialismo. Son utilizadas para confrontar con los militantes de izquierda, que disputan liderazgos o canalizan movilizaciones de sectores empobrecidos y abandonados por los jerarcas. Esta tensión fue muy visible a principio de la década con los desocupados y se repite en la actualidad con los tercerizados.

La cobertura también oficial incluye cierta tolerancia al desacreditado macartismo, que utilizan los sectores más extremos de la burocracia en los momentos críticos. A fines del año pasado algunos exponentes de estas fracciones renovaron los insultos contra la “zurda loca” y concibieron la realización de un acto de amedrentamiento de los militantes anti-burocráticos.

Este mismo choque opone a los movimientos sociales con los intendentes justicialistas. Frente al reparto discrecional de planes sociales y puestos de trabajo entre los punteros, periódicamente irrumpen acampes de las organizaciones piqueteras (CCC, Barrios de Pie, Polo Obrero, Teresa Vive). Estas movilizaciones confrontan con el reparto discrecional de los planes sociales y los puestos de trabajo entre los punteros. Pero un acontecimiento reciente ha modificado drásticamente el alcance de estos enfrentamientos.

UN CRIMEN MUY ILUSTRATIVO

El asesinato de Ferreyra ha transparentado cómo actúa la mafia sindical. A diferencia de lo ocurrido con Kosteki y Santillán, a Mariano no lo mató una fuerza policial. Pero el asesinato fue posible por el amparo que brindan la policía y los barones del conurbano a la burocracia sindical.

La organización del crimen estuvo a cargo de los matones de la Unión Ferroviaria. Hay evidencias abrumadoras de los vínculos existentes entre los sicarios y la jefatura de esa organización. La investigación conduce directamente a Pedraza, que ha sido un socio privilegiado del kirchnerismo y un peso pesado de la CGT, a pesar de los conflictos que mantiene con Moyano.

Las fotos de Cristina con el principal jerarca del gremio involucrado no son irrelevantes y tampoco es anecdótica la reivindicación que hizo la Presidenta de la Juventud Sindical. Mediante un gran operativo mediático se ha buscado desvincular a Moyano de las mafias, ocultando el uso habitual de las patotas en el sindicato de camioneros (disparos de “Madonna” Quiroz contra los rivales de UOCRA). La vieja militancia anti-menemista que tuvo el secretario general de la CGT es también publicitada, para borrar su complicación con causas judiciales de remedios truchos y manejos familiares de empresas del transporte.

Como ya ocurrió con Zanola el gobierno trata de soltarle la mano a Pedraza para rescatar al resto de la cúpula cegetista. Se busca encubrir todos los episodios que anticiparon el asesinato de Mariano (disparos en el sindicato de la Leche, matones en La Pampa, etc.).

Es sabido que las bandas se reclutan entre barras bravas del futbol, asociadas a los intendentes del Gran Buenos Aires. Siguiendo una lógica de luchas intestinas, el gobierno culpabilizó inicialmente a los grupos que responden a Duhalde. Buscó desviar la atención de los nexos que mantienen muchos acusados con el universo oficial. Esta práctica de proteger a los aliados en desmedro de los competidores es muy habitual en el submundo del PJ.

Las complicidades salpican también a varios empresarios que reciben millonarios subsidios del Estado, para gestionar un sistema ferroviario descalabrado. Estos capitalistas (Taselli, Roggio, Cirigliano) comparten con los burócratas-empresarios el manejo de las firmas sub-contratistas, que acumulan fortunas explotando a los trabajadores informales. Con esta caja se financia a los matones.

Sin la cobertura policial las bandas no podrían adiestrarse, ni contar con el armamento que exhiben en forma descarada. La existencia de una zona liberada para perpetrar el crimen de Barracas compromete directamente a la Policía Federal y provincial. Pero hasta el momento no existe ningún indicio de investigación de ese amparo. Conviene recordar que el propio ministro Aníbal Fernández tiene cuentas pendientes por su gestión durante el caso Kosteki-Santillán. Hace pocos años montó una farsa de acusaciones contra militantes del PO por un incendio de trenes en la zona Oeste.

Lo ocurrido con Ferreyra -y con la compañera Elsa Rodríguez que continúa en grave estado- retrata cierta tercerización de la represión. Los funcionarios han dejado pasar muchas acciones de patotas contra la izquierda (UTA, Subtes, Hospital Francés). Este sistema de agresión permitió a un matón proclamar en la balacera de Barracas, que “había un zurdito menos”.

La gran red de favores mutuos explica la débil reacción inicial del gobierno frente al crimen. Hubo sugerencias oficiales de dos demonios, cuestionamiento al uso de palos y pistolas como si fueran equivalentes y rechazos de la Presidenta a recibir a las víctimas.

Pero la reacción masiva en las calles ha impuesto una investigación que ya colocó entre las rejas a siete acusados. Existen pruebas suficientes para esclarecer lo ocurrido y encarcelar a todos responsables. En esta partida se juega la continuidad de los derechos democráticos.

BICENTENARIO Y JUVENTUD

Las transformaciones políticas de los últimos años generaron impactos muy variados en la conciencia popular. Entre el 2003 y el 2007 predominó el acompañamiento pasivo al gobierno a través de las urnas. Durante el 2008 prevaleció una reacción derechista y cierto ambiente conservador. Posteriormente se ha consolidado un viraje hacia el clima progresista.

Los festejos del Bicentenario expresaron este nuevo estado de ánimo. Se produjo una espontánea irrupción en las calles para recuperar una festividad patriótica, que estaba desprestigiada por años de identificación con las dictaduras militares. Resurgió la auto-estima nacional y por primera vez en décadas no resultó vergonzoso sentirse argentino. La recuperación económica y el desplazamiento de la crisis hacia los centros europeos han reavivado la memoria de la inmigración.

El festejo se impuso a contrapelo del clima de crispación que promovieron los grandes medios. El terror a la inseguridad que transmite la televisión quedó neutralizado por varios días de multitudinaria ocupación del espacio público, sin ningún hecho delictivo.

Pero lo más importante fue la ideología que rodeó a la conmemoración. Se reivindicó el ideal latinoamericanista, hubo homenajes al Che y un gran protagonismo de las Madres. El sentido anticolonial y antiimperialista de la fecha quedó reafirmado por la ausencia de Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel en los desfiles de las comunidades. En oposición al elitismo europeísta se rescató la trayectoria de los pueblos originarios y fue reconocido el papel de los socialistas y los anarquistas en la organización del movimiento obrero.

Los mandatarios latinoamericanos ocuparon un lugar central. Hubo elogios a la revolución cubana, mientras se escuchaban las canciones legendarias de la izquierda. No fue un baile con Shakira y Ricky Martin, sino un encuentro con los Olimareños y Pablo Milanés. Esta simbología sintonizó con un clima de rechazo al neoliberalismo, que ha colocado la redistribución del ingreso en el primer plano del debate.

El gobierno ha sido promotor y beneficiario de esta nueva subjetividad. Pero trata de integrar este espíritu a la estructura tradicional del Justicialismo y salta a la vista el carácter forzoso de ese empalme. Es evidente que la burocracia sindical y el capitalismo de amigos son incompatibles con las aspiraciones progresistas.

Esta contradicción entre políticas oficiales y percepciones populares se procesa con gran intensidad en el terreno de la juventud. El dato político más comentado en el velatorio de Kirchner fue la abrupta aparición de una nueva generación que reivindica la militancia. Pero la afinidad de este sector con el gobierno constituye solo una posibilidad. La simpatía juvenil se originó en el enfrentamiento con la derecha agro-sojera, pero el kirchnerismo avanza con lentitud. Mantiene por ejemplo una invariable condición de minoría en el movimiento estudiantil.

Hay mucha resistencia a encuadrarse junto a un gobierno que obstruye la lucha por abajo y privilegia el reclutamiento de funcionarios. La conducta de la agrupación “La Cámpora” es muy ilustrativa. Mientras aporta cuadros para los ministerios y las empresas (como Aerolíneas Argentinas), repite en forma obediente la defensa oficial de Moyano. Otras vertientes que actúan en forma más autónoma (como el movimiento Evita) buscan construcciones de resistencia, que pueden chocar a mediano plazo con los objetivos gubernamentales.

La nueva generación es una braza caliente para el gobierno. Demuestra no solo inconformismo, sino también madurez para encarar la lucha. Los jóvenes post-2001 superaron las ingenuas ilusiones democráticas de los ‘80 y se han despegado del escepticismo posmoderno de los ‘90. Son beligerantes, se entusiasman con los derechos humanos y demandan la restitución de dos conquistas amputadas durante las últimas décadas: el trabajo digno y la educación pública.

La reciente batalla que libraron los estudiantes secundarios ha sido muy ilustrativa. Ocuparon los colegios, realizaron marchas masivas y aprobaron la politización. Confrontaron además con el periodismo tonto, desbarataron los intentos de criminalización, aislaron el discurso reaccionario y obtuvieron el apoyo de los docentes y los padres. Con esta acción cuestionaron la chocante divisoria social que separa a las deterioradas escuelas públicas de los colegios privados bien equipados.

La evolución política de la juventud es un interrogante abierto, que incidirá directamente sobre un mapa político centrado en cuatro alineamientos.

RETROCESO DE LA DERECHA

Después del éxito callejero del 2008 se produjo un inesperado naufragio de los conservadores, que no pudieron retomar ningún cacerolazo. Ante la floreciente marcha de los negocios agrarios perdieron sostén en las localidades rurales y quedaron afectados por la fractura de la Mesa de Enlace. Las campañas anti-K ya no tienen eco y a pesar del triunfo electoral del 2009, la derecha no pudo imponerse en el Parlamento. Se quedó sin liderazgos y perdió la brújula.

El PRO está muy afectado por el escándalo de los espías. Macri intentó montar un aparato de hostigamiento de los movimientos sociales, con actividades de infiltración al servicio de sus propios negocios. Gestiona la Capital Federal con subsidios a los grupos privados y recortes del presupuesto público. Pero la ciudad no es una empresa y los resultados son desastrosos. Los ensayos con pistolas eléctricas retratan la pauta reaccionaria que ha seguido la creación de la policía metropolitana. Pero el estrecho espacio que existe para este curso salió a flote con la forzada renuncia de Posse.

Macri se guía por las encuestas y la audiencia televisiva. Supone que la crisis de representación política le permite reemplazar a los partidos por un liderazgo construido con ingenio publicitario. Pero el clima político ha cambiado y no favorece el ascenso de un Berlusconi con cultura menemista.

También la Coalición Cívica ha quedado desubicada. El entusiasmo de Carrió con las causas reaccionarias pierde acompañamiento. Ya no rinde frutos agredir a Venezuela, rechazar el matrimonio igualitario y oponerse a la estatización de las AFJP. La rabia anti-K perdió eco y el discurso vacío de los moralistas genera fastidio. Este giro explica la declinación de Cobos y el ascenso de la amigable figura de Alfonsín.

Pero el área más crítica del retroceso derechista es el debilitamiento del Peronismo Federal. Como todo el entramado del PJ está girando hacia el kirchnerismo se acrecienta la dispersión de los candidatos con chances decrecientes (Solá, De Narváez, Duhalde, Reutemann). El oficialismo impuso internas obligatorias para manejar esta selección y los gobernadores han subdivido las elecciones para incidir sobre ese filtro. Si el afianzamiento de Cristina persiste, el desbande del peronismo disidente será incontenible.

La derecha quedó debilitada por su extremo sometimiento a ciertas corporaciones (especialmente Clarín y la Sociedad Rural). Esos grupos fijaron la agenda y obstruyeron la necesaria autonomía que se requiere para actuar en política. Esa neutralización redujo la capacidad de adaptación a los giros anímicos de la población.

En la disputa sobre la ley de Medios los medios derechistas actuaron como empleados de los grandes diarios. Repitieron todos los lugares comunes sobre la libertad de prensa, defendieron el mito de la neutralidad informativa y ocultaron el manejo oligopólico y la censura discrecional que imponen las empresas.

La derecha cuestiona la televisión pública “que financiamos todos”, idealizando una contraparte privada que también pagamos todos. Los negocios en este campo se basan en la publicidad compulsiva y en los recursos, leyes y licencias que provee el estado. Las fantasías liberales de un hombre moderno que se informa seleccionando a su periodista predilecto entre incontables competidores, olvida la millonaria masa de dinero que se requiere para actuar en esa órbita.

La prédica reaccionaria perdió peso ante la reprobación popular. Existe un fuerte rechazo a la reconciliación con los genocidas, a la regresión impositiva y a cualquier retorno al atropello social de los ‘90.

Esta resistencia mayoritaria condujo también al aislamiento del discurso liberal-elitista durante los festejos del 25 de mayo. La reivindicación del Centenario como el momento de realización suprema de la Argentina agro-exportadora, solo tuvo eco entre los lectores del diario La Nación. La repetida asociación de la decadencia nacional con el populismo no logró muchos seguidores y tampoco prosperó el intento de enaltecer al Teatro Colón como símbolo de la era liberal. La nostalgia por el paraíso perdido de los oligarcas latifundistas quedó opacada por las multitudes, que buscaron un nuevo sentido a la emancipación inconclusa de 1810.

Un despiste mayor de la derecha recalcitrante afloró durante el funeral de Kirchner. Intentaron aprovechar la conmoción para exigir políticas conservadoras (Rosendo Fraga) y virajes hacia la moderación (Morales Solá). Algunas evaluaciones delirantes asociaron incluso el velatorio militante con preparativos hitleristas (Grondona). En general, los amantes del elitismo despectivo solo notaron curiosidad y afán de protagonismo televisivo, en el homenaje (Sebrelli).

Estas percepciones cavernícolas ilustran el aislamiento de los derechistas. Como están cegados por la animosidad gorila y el resentimiento ante una derrota anunciada han perdido criterios básicos para interpretar la realidad. Daban por descontado el inicio de una era post-kirchnerista que ya nadie vislumbra.

RECUPERACIÓN OFICIALISTA

Desde la mitad del año pasado se verifica una acelerada recuperación del oficialismo. Ha sido favorecido por el repunte de economía y por la desarticulación de la oposición derechista. El kirchnerismo desbarató los intentos de judicialización destituyente, impuso su agenda parlamentaria y colocó a los medios de comunicación a la defensiva.

El impacto creado por el fallecimiento del ex presidente ha reforzado este resurgimiento. Cristina mantiene una amplia primacía en las encuestas y exhibe capacidad para reemplazar a Néstor en la conducción partidaria.

Los problemas de la Presidenta se ubican en las alianzas que ha elegido. Optó por reforzar la gravitación del Justicialismo, con el sostén de los gobernadores y dirigentes más conservadores (Scioli, De la Sota). Este curso también implica mayor aval a los burócratas de la CGT.

El rumbo actual del gobierno choca con la reapertura de una perspectiva transversal. La ortodoxia justicialista es muy hostil a la agenda progresista y a cualquier construcción orientada por los movimientos sociales (D’Elia, Depetri).

Pero a mediano plazo existen otras incógnitas. ¿Cuál será el legado de Kirchner en el imaginario popular? El shock emotivo que produjo su muerte incentiva muchas especulaciones, que pueden ser igualmente recogidas para evaluar el rol jugado por el ex presidente.

Kirchner falleció sin la carga de frustraciones que acompañó la despedida de Alfonsín. No arrastró la cruz de un desastre político (Alianza), ni un colapso inflacionario. Pero tampoco es visualizado como Perón en varios terrenos decisivos.

En la última década hubo restauración de ciertos derechos ya conquistados, pero no obtención de logros primarios. No es lo mismo la conquista inicial de esas mejoras que su recuperación posterior. Por eso la implementación del aguinaldo o las vacaciones pagas tuvo un efecto cualitativamente superior a cualquier repunte salarial de los últimos años.

Kirchner tampoco intervino en la gran rebelión del 2001, que condicionó su gestión. No emergió de un 17 de octubre, ni corporizó el sentimiento de una sublevación por abajo. Ciertamente confrontó con la derecha, pero no padeció golpes de Estado o exilio y tampoco murió al cabo de una épica resistencia.

Por otra parte, el ingreso de nuevos sectores populares a la vida política se produjo con antelación a su gobierno y por canales muy alejados de su proyecto. Por esta razón nunca contó con el sostén homogéneo de la clase obrera.

La comparación con Evita ilumina otras diferencias significativas. Kirchner tuvo una larga actuación como gobernador provincial y una actividad convencional como dirigente del PJ. Jamás demostró rasgos jacobinos, ni se perfiló como figura radical de un movimiento nacional. Más bien reconstruyó la desgarrada continuidad de una organización desprestigiada por la destrucción menemista.

Estos contrastes no definen los resultados que emergerán con el paso del tiempo. Sólo ilustran el cambio de contexto. Hasta el momento el kirchnerismo no ha logrado reconstruir el lazo popular duradero que forjó el peronismo. A diferencia de lo ocurrido en Venezuela, Bolivia o Ecuador tampoco erradicó un viejo régimen, ni facilitó el surgimiento de nuevas identidades políticas.

EL PROGRESISMO K

El afianzamiento del gobierno dependerá del predicamento que logren los nuevos intelectuales del oficialismo. Este segmento de periodistas (6,7,8), pensadores (Carta Abierta) y políticos (Heller, Sabatella) conforma una generación sustitutiva del primer sostén del kirchnerismo (Bonasso, Libres del Sur).

El nuevo contingente se aproximó por el gran rechazo que generó el derechismo agro-sojero. Reivindican la reconstitución de una economía devastada y atribuyen esa recuperación a la política oficial. Pero olvidan el contexto internacional y la incidencia del ciclo de los negocios. Además, evitan evaluar quiénes han sido los principales beneficiarios del repunte. Nunca hablan de las ganancias acumuladas por los exportadores, los financistas y los industriales.

El progresismo K resalta la politización que reintrodujo el gobierno frente a una sociedad descreída. Pero no menciona el efecto de esa misma acción sobre el viejo sistema bipartidista. Olvidan que el propio Kirchner abandonó el proyecto transversal para reconstruir el justicialismo, junto a un equipo que siempre ha sintonizado con el establishment.

Los nuevos oficialistas resaltan los conflictos que opusieron al ex presidente con importantes banqueros y empresarios e ilustran como esa confrontación permitió recuperar el arbitraje presidencial. Pero en los hechos este comando ha servido para reemplazar un modelo capitalista por otro, recreando la explotación laboral y la desigualdad social. Este curso no es ajeno a la propia fortuna personal que acumuló el ex mandatario.

La presentación de Kirchner como un “flaco de la J.P.” es una fantasía insostenible. El presidente post-2001 fue un hombre de Estado que actuó con gran pragmatismo para recomponer el orden vigente. En lugar de bregar por la “patria socialista” imaginada en los años 70 apuntaló un sistema de opresión.

Es cierto que lideró UNASUR favoreciendo el proyecto latinoamericanista. Pero en esa asociación se alineó con Lula en un bloque conservador, para bloquear la radicalización del proceso venezolano y boliviano. Kirchner mantuvo un discurso de confrontación con el FMI, pero tocó la campanita en Wall Street, mejoró la relación con Estados Unidos (cuestionando a Irán) y envió tropas a Haití. Una anécdota muy verosímil cuenta que le pidió a Chávez que “se dejara de joder con el socialismo”.

Muchos progresistas K reconocen el carácter nefasto del aparato justicialista, pero consideran que es el único instrumento viable para gobernar a la Argentina. No registran que esa estructura constituye el principal obstáculo para cualquier transformación positiva.

Afirman que el kirchnerismo es “lo máximo que tolera la sociedad”, cómo si existiera un patrón predeterminado de mejoras sociales y democráticas, a introducir en el país. Con esa visión se transmite el mismo fatalismo que propagaban los neoliberales, cuando postulaban la inevitabilidad de las privatizaciones o la apertura comercial. La resignación frente al mal menor nunca condujo a logros significativos.

Las consecuencias de este enfoque se verifican en la impotencia que muestran los políticos de centroizquierda afines al gobierno. Sus proyectos siempre naufragan por sometimiento al visto bueno presidencial. La iniciativa de financiar el 82% a los jubilados subiendo los aportes patronales quedó, por ejemplo, bloqueada a la espera de un aval oficial.

Pero lo más problemático es el alineamiento que exige la presidencia en los momentos críticos. Bajo esta presión se aprobó el canje de la deuda y se expusieron argumentos insólitos para demostrar cuán positivo es el pago de un pasivo fraudulento.

El programa televisivo “6,7,8” se ha convertido en el principal vocero del progresismo K. Con un formato ágil y jocoso, que utiliza la ironía y nuevos lenguajes de compaginación, conquistó una importante audiencia. Ha canalizado el hartazgo de los espectadores con el bombardeo malintencionado de la derecha. Difunde informaciones incómodas que silencian los grandes medios y despliega una crítica devastadora a la hipocresía del periodismo independiente.

Pero su repetida exaltación de los méritos gubernamentales conduce a la distorsión de la realidad. Nunca aplican a los personajes del oficialismo el archivo demoledor que utilizan contra la oposición. Es evidente que muy pocos líderes del equipo gobernante podrían soportar una revisión de su pasado. Esta unilateralidad es tan solo un ejemplo del carácter forzado de la construcción mediática oficialista.

El programa adopta una postura totalmente acrítica y transmite justificaciones de la política oficial mediante polarizaciones simplificadas. Supone que sólo existen dos campos en disputa y que se apoya a Cristina o se apuntala a la derecha. Para sostener este artificio sobrecargan la pantalla con mensajes de buena onda.

Esta actitud conduce a justificar también la alianza con la burocracia sindical y a apañar su vandalismo. Tiene muy poca credibilidad, por ejemplo, la presentación del asesinato de Mariano Ferreyra como un vestigio del menemismo, ajeno a la estructura gremial vigente (Galasso).

Al repetir una y otra vez que la “izquierda es funcional a la derecha” se termina igualando a las víctimas con los victimarios. Un caso extremo de esa caracterización ha sido el cuestionamiento de la izquierda por miopía, ante los matices que separan al gobierno del duhaldismo (Feinman). Pero la ceguera se ubica en el campo opuesto, al omitir las complicidades y analizar la tragedia como un simple eslabón de disputas inter-justicialistas.

POSTURAS DE LA CENTROIZQUIERDA

Un espacio de centroizquierda crítico hacia el oficialismo ha logrado cierto desarrollo en torno al Proyecto Sur. Convoca intelectuales, canaliza militantes y resulta atractivo para muchos jóvenes. Cuenta, además, con una figura presidencial de peso político y cultural (Solanas).

La acción parlamentaria de esta vertiente obtuvo visibilidad con varias iniciativas. Convergieron con el gobierno en algunos casos (nacionalización de las AFJP) y radicalizaron otros proyectos del Ejecutivo (ley de medios, Papel Prensa). A diferencia de sus pares pro-gubernamentales han confrontado con las posturas regresivas que adoptó el kirchnerismo (deuda externa, INDEC, 82% de los jubilados, presupuesto 2011). Cómo no están sometidos a la neutralización oficial, denunciaron sin vacilaciones a los responsables del asesinato de Mariano Ferreyra.

Proyecto Sur proviene del nacionalismo antiimperialista y sintoniza con el espíritu del Bicentenario. El énfasis en la nacionalización del petróleo y la minería, la denuncia de la deuda externa y los proyectos de reconstrucción naval o ferroviaria lo ubican en un campo compatible con el chavismo.

Proponen gestar una tercera fuerza frente al bipartidismo que asfixia la vida política. En un año dominado por la disputa electoral este planteo puede resultar muy atractivo. Pero conviene recordar que ese objetivo nunca pudo plasmarse en el pasado. El Partido Intransigente fue absorbido por el peronismo en los años 80 y el FREPASO terminó como furgón de cola del radicalismo.

Proyecto Sur debe lidiar con otro peligro de evolución conservadora, si en la batalla contra el kirchnerismo afianza sus puentes con la derecha. Estos lazos se gestaron durante el conflicto con los sojeros y reaparecieron en el último año con guiños hacia Carrió. Presentan a ese personaje como una figura republicana, cuando actúa en la práctica como vocera de la Sociedad Rural y la embajada norteamericana. La integración a la coalición de centroizquierda de exponentes de la Mesa de Enlace acentuaría este perfil regresivo.

La estrategia de forjar alianzas con distintos integrantes del arco opositor diluye el perfil de Proyecto Sur como opción de izquierda al kirchnerismo. Lo mismo ocurre cuando se converge en iniciativas parlamentarias con el resto de la oposición. Estos acuerdos son válidos si hay que rechazar una ley de proscripción o favorecer la democracia sindical, pero resultan inadmisibles como línea de acción corriente.

La confluencia con la derecha es directamente suicida. No solo impide difundir la singularidad de una tercera fuerza, sino que aporta al gobierno todos los argumentos para desacreditar un proyecto alternativo. Una foto con Carrió o Giudici destruye en un instante, todas las intenciones progresistas o las leyes renovadoras que se presentan en el Congreso.

Las alianzas elegidas (Juez, Binner, Stolbizer) anticipan, además, un tipo de gobierno socialdemócrata, que sería menos contestatario que el kirchnerismo. No hay que olvidar que Lula en Brasil y Mújica en Uruguay han adoptado posturas más conservadoras que el gobierno argentino en todos los terrenos.

Los desaciertos centroizquierdistas provienen de identificar al kirchnerismo con la derecha (o la “recontra-derecha”) o suponer que es el enemigo principal. Esta caracterización ha sido desmentida por la experiencia de los últimos años. La derecha no se ubica ahí, ni tampoco en “ambas partes”. Se sitúa claramente en el PRO, la Coalición Cívica y el Peronismo Federal.

Estos tres sectores postulan el alineamiento con Estados Unidos contra Cuba y Venezuela, promueven cerrar los juicios a los genocidas, rechazan la ley de medios y exigen reducir los impuestos a la agro-exportación. Solo despliegan demagogia en temas puntuales (aumentos a los jubilados sin ningún financiamiento), para preparar una futura administración conservadora.

No existe ningún analista internacional que asocie al kirchnerismo con la derecha. Solo discute el alcance progresista de sus iniciativas, buscando dirimir si se parece más a Lula que a Chávez. Nadie traza semejanzas con Uribe o Calderón.

Otros integrantes de Proyecto Sur consideran que Cristina consumó un giro regresivo en comparación a Néstor. Estiman que el despegue progresista inicial se frustró y dio lugar a una involución.

Esa contraposición es insostenible. Las políticas del gobierno no han variado significativamente en ambos períodos y en todo caso hubo más conquistas luego del choque con los agro-sojeros. Es importante reconocer las luces y sombras de un gobierno que nunca incluyó los rasgos antiimperialistas de Chávez o Evo, pero siempre se ubicó en las antípodas de Piñera o Alan García.

PLANTEOS DE LA IZQUIERDA

La izquierda incluye estructuras partidarias (MST, PCR, PO, PTS, IS, MAS, etc.) y agrupaciones con formas de movimiento (Mella, Frente Santillán, MTR, MIR, AyL, etc.). Ambos alineamientos participan del mismo conglomerado. No tienen gravitación electoral, pero exhiben presencia social, influencia en las calles e incidencia en las propuestas políticas.

El papel de la izquierda salió a la superficie durante la reciente tragedia de Mariano Ferreyra. El compañero fue asesinado mientras desarrollaba una acción de solidaridad, demostrando quién pone el cuerpo en la batalla cotidiana contra las patotas.

La multitudinaria marcha que sucedió al crimen fue una reacción democrática que expresó reconocimiento a esa militancia. La pertenencia a las organizaciones de la izquierda es sinónimo de compromiso con los oprimidos. Estas agrupaciones actúan en forma aguerrida, recrean el espíritu del 2001y se ubican en la primera fila de las movilizaciones populares.

Existe una nueva generación que observa con simpatía ese papel, en contraposición a la mirada diabólica que difunde el oficialismo o los medios de comunicación. Para los defensores del capitalismo cualquier acto de resistencia es sinónimo de alboroto. Denigran la postura combativa suponiendo que expresa algún inconformismo marginal, sin notar que canaliza un deseo generalizado de igualdad social.

La izquierda mantiene su carácter minoritario en un país con hegemonía del peronismo. Pero ha logrado mayor penetración en sectores de la clase obrera y en segmentos empobrecidos que eran tradicionalmente ajenos a su influencia. También ha liderado experiencias de cooperativas y empresas recuperadas. En estas actividades recoge una herencia del clasismo, que la burocracia sindical intenta expurgar por cualquier medio.

La izquierda ha conseguido penetrar en el estudiantado y ha obtenido reiterados éxitos en las elecciones universitarias. Logró instalar su cultura en la universidad pública, que ya no aglutina a las franjas privilegiadas del pasado. Este ámbito se ha transformado en un bastión del reclutamiento y del debate teórico marxista.

Pero la izquierda no ha podido conformar una fuerza política capaz de disputar espacios a los partidos tradicionales. Es un visible actor, pero no un protagonista de la realidad política. Esta limitación no proviene de viejos desencuentros con el proletariado peronista. Han transcurrido muchas décadas desde esa ruptura y lo que pesa en la actualidad son frustraciones más recientes. El desplome de la Izquierda Unida en los ‘80 y la escasa cristalización política de las conquistas del 2001-03 ejemplifican estos fallidos.

Gran parte de la izquierda comparte los mismos errores de caracterización del kirchnerismo que afectan al grueso de la centroizquierda. Si se supone que el gobierno perpetúa el neoliberalismo, preserva el menemismo, mantiene la impunidad o criminaliza la protesta social, no hay forma de lograr credibilidad entre la población. Con razonamientos forzados no se refuta lo que intuitivamente percibe cualquier mortal. Un discurso inmune a las conquistas sociales y democráticas que se han obtenido carece de consistencia.

Algunos planteos de la izquierda no logran distinguir las disputas que involucran conflictos entre capitalistas (por ejemplo pagar deuda con ajuste o con reservas) de los choques que ponen en juego algún interés popular (AFJP, ley de medios, juicios a los genocidas).

A veces se cuestiona la apropiación gubernamental de las banderas sociales, sin notar que la asunción oficial implica un triunfo popular. En todo caso correspondería señalar las limitaciones de esa asimilación, evitando despechadas actitudes de impotencia.

Es importante integrarse también al clima popular, cuando se conmemora un acontecimiento histórico tan progresivo como fue la Revolución de Mayo. Ese festejo induce a levantar banderas antiimperialistas para completar una transformación inconclusa. No tiene sentido situarse en la vereda opuesta vislumbrando un nacionalismo retrógrado, donde impera un espíritu latinoamericanista afín al ALBA.

Especialmente la ley de Medios dividió aguas dentro de la izquierda. Algunos reconocieron acertadamente los elementos democratizadores de esa norma y exigieron su aplicación contra las trabas que impone la justicia. Otros optaron por el neutralismo o por críticas al control oficialista de la prensa, olvidando la gravitación más significativa de la propiedad capitalista.

Los medios conforman un área estratégica para la dominación burguesa. Operan como aparatos ideológicos que definen la forma en que se percibe la realidad. Por eso constituyen también un área de batalla entre discursos legitimadores e impugnadores. Con cierta democratización de ese espacio, el mensaje conformista puede ser desafiado. Tal como ocurre en la universidad, la marginalidad del discurso cuestionador en los establecimientos privados puede revertirse en las instituciones públicas.

Si no se reconoce la importancia de conquistar posiciones en la trinchera mediática, la derecha seguirá monopolizando el mensaje. Continuará seleccionado temas o magnificando y silenciando los distintos acontecimientos, para reforzar un miedo conservador (a la inseguridad o al terrorismo).

Confrontar contra ese discurso debería ser una prioridad de la izquierda. La información es un derecho (como el agua, la educación o la salud), en conflicto con los criterios de rentabilidad. Por esta razón hay que apuntalar los avances hacia una TV pública (no manipulada por el oficialismo) y todo aumento del número de medios en manos de organización sociales.

La incorporación de esta acción contribuiría a superar otros problemas de vieja data, relacionados con la obsesión por la auto-construcción sectaria. Este propósito retroalimenta disputas por ocupar cargos menores y recrea rivalidades por exhibir consecuencia en interminables discusiones. Hay cierto mesianismo en suponer que el pueblo premiará a quién sostenga con mayor estoicismo esas reyertas.

La acción común en experiencias políticas conjuntas es el camino para dejar atrás esos obstáculos. Pero también resulta necesario intervenir de otra forma en las elecciones. Es evidente que la actitud abstencionista conduce a la marginalidad, puesto que la etapa de 1997-2003 ha sido superada. No solo aumenta la participación en los comicios, sino que existe una valoración popular creciente de la intervención legislativa.

Pero actuar en los comicios no implica auto-condenarse a la recepción del 1 al 2%. Esta resignación solo preserva un rito de participación testimonial cada dos años. Se ha olvidado que en las elecciones se disputan cargos, cuya obtención amplificaría el desarrollo ulterior.

Estas distorsiones se superan abandonando la veneración constitucionalista de los comicios como un ámbito de intervención principista. Allí no se juegan los fundamentos de un proyecto político. Al igual que cualquier votación sindical o estudiantil conviene concertar amplios compromisos, para consumar avances significativos.

En Argentina se vive un momento propicio para renovar la construcción de la izquierda. Pero hay que abrir los ojos y remontar los problemas del pasado. Un nuevo curso permitirá gestar el proyecto anticapitalista que el país necesita, para forjar una sociedad de igualdad y justicia.

RESUMEN

Bajo el impacto de la rebelión del 2001 Kirchner reconstruyó el poder de las clases dominantes, otorgando concesiones sociales y democráticas. Introdujo un modelo neo-desarrollista, recompuso la autoridad del estado y tendió a recrear el bipartidismo. Las mejoras del salario y de los ingresos populares representan conquistas que frenan tres décadas de agresiones neoliberales. También se impuso una secuencia de logros democráticos, muy alejados de la represión predominante en otros países.

Estos avances obedecen a la vitalidad de la movilización popular. En estas acciones se demanda una democratización de los sindicatos que el gobierno obstruye, para estabilizar la acumulación capitalista. Este sostén oficial conduce a tolerar la acción de las patotas que asesinaron a un militante de izquierda. Ha salido a flote cómo opera la red de complicidades entre policías, punteros y mafias sindicales.

Estos atropellos contrastan con el clima progresista que se observó en el Bicentenario. Predominó la reivindicación de un ideal latinoamericano, que el gobierno pretende compatibilizar con la estructura del Justicialismo. Intenta encuadrar a una nueva generación que demanda trabajo digno y educación pública.

Con la disipación del descontento agrario la derecha retrocedió y se quedó sin liderazgos. Fracasa en la gestión municipal, no logra acompañamiento y ha sido afectada por el fallecimiento de Kirchner. La subordinación a los medios de comunicación le quitó autonomía política y su discurso liberal-elitista perdió auditorio.

El gobierno recuperó fuerza, pero su reafirmación justicialista choca con la agenda progresista. Es una incógnita cuál será el legado de Kirchner en el imaginario popular. No arrastra las frustraciones de Alfonsín, pero se encuentra muy lejos de la gravitación que tuvieron Perón o Evita.

Una nueva intelectualidad oficialista elogia la reconstitución de la economía, soslayando el mantenimiento de la desigualdad. Olvidan el abandono del proyecto transversal, se resignan al mal menor y simplifican la realidad suponiendo que solo existen dos campos en disputa. Esta actitud imposibilita promover proyectos autónomos del Ejecutivo e impone obediencia en los momentos críticos.

La centroizquierda crítica se ha expandido con iniciativas parlamentarias y acciones que sintonizan con el actual espíritu antiimperialista. Busca construir una tercera fuerza, que históricamente fue absorbida por el bipartidismo. Existe un peligro de evolución conservadora si continúan los coqueteos con la derecha, que se apoyan en caracterizaciones erróneas del gobierno. El kirchnerismo no ha mutado y se ubica en las antípodas de los regímenes reaccionarios.

La izquierda ha logrado presencia social con acciones muy aguerridas. Su compromiso con la lucha recibe reconocimiento y despierta simpatías juveniles. Es un actor pero no un protagonista de la realidad política por frustraciones recientes y visiones desacertadas de la etapa. Tiene amplias posibilidades de desarrollo si empalma con el estado de ánimo popular y reconoce las conquistas alcanzadas. Pero se requiere abandonar construcciones sectarias y actuar con inteligencia en la arena electoral.

Claudio Katz es economista, Investigador, Profesor. Miembro del EDI (Economistas de Izquierda).

BIBLIOGRAFÍA:

- Almeyra Guillermo, “Argentina: los sentimientos populares y el peronismo
- Boron Atilio, “Legados y desafíos
- Brienza Hernán, “Perón, Pino, Cooke y Sabbatella
- Campione Daniel “Algunas reflexiones
- De Moraes Denis, “En Latinoamérica, otra comunicación es posible
- Dri Rubén, “La tercera pueblada
- Feinmann José Pablo, “Sobre el uso político de los muertos
- Fidanza Eduardo, “El ocaso de un populismo sin amor
- Foster Ricardo, “El pueblo del bicentenario
- Fraga Rosendo “Sin Kirchner, Cristina puede asumir el poder
- Galasso Norberto, “Lo que enseña la historia
- Gambina Julio, “La muerte de Néstor Kirchner
- García Sergio, “El gobierno sin Kirchner y el país real
- Gargarrella Roberto, “Lo más importante
- González Horacio, “Un grito en el salón de los patriotas
- Grondona Mariano, El poskirchnerismo. La política de las nuevas generaciones, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 2009.
- Galasso Norberto, “Lo que enseña la historia
- Grüner Eduardo, “Mariano y la verdad
- Katz Claudio, “Los nuevos desequilibrios de la economía argentina
- Laclau Ernesto, La razón populista, Fondo de Cultura Económica, 2005.
- Lucita Eduardo, “Implicancias políticas de dos muertes. Tensiones y potencialidades
- Llonto Pablo, “Perdón, Adiós Néstor Kirchner
- Maiello Matías, Romano Manolo, “El fin del ciclo kirchnerista y las tareas de los revolucionarios
- Martínez Guillermo, “Surge una nueva forma de gorilismo en la era de los K
- Mocca Edgardo, “El ocaso de una experiencia política
- Morales Solá Joaquín, “Jamás dejó el poder
- Natanson José, “Kirchner y la historia
- Ogando Martín, “Apuntes Críticos para una nueva izquierda
- Partido Obrero, “La etapa final de los Kirchner
- Revelli Sergio, “6-7-8: una verdad a medias de los K”, Socialismo o barbarie, 18-7-2010.
- Romero Luis Alberto, “La política en las calles
- Rozitchner León, “Un nuevo modelo de pareja política
- Sanmartino Jorge, “Crisis acumulación y forma de estado en la Argentina post-liberal
- Sarlo Beatriz, “La vida a cara o ceca
- Sebrelli Juan José, “El espectáculo del viejo caudillismo
- Stefanoni Pablo, “Desde el cielo con Perón
- Tumini Humerto, “Bicentenario: los dichos y los hechos
- Yunes Marcelo, “Que fue el modelo nacional y Popular
Tomado de Voz Entrerriana
Leer más

ARGENTINA: EL MASSERISMO Y SU PROYECTO CRIMINAL...

23 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

ARGENTINA: EL MASSERISMO Y SU PROYECTO CRIMINAL - (Crónica vivida)

 

El texto, siguiente, de Alicia Duvojne Ortizapareció en “correo no deseado” de mi Hotmail. SI…SI! ¿No deseado por quién? ¿Por las ratas masseristas que se esconden en las cloacas de Buenos Aires? tal vez…Pero no es momento para elucubrar conspiraciones.

Es momento para refrescar la MEMORIA DE TANTA INSOLENCIA CONTRA LA VIDA. DE TANTA PERVERSION ANTINATURA.

Mejor “trabajo” de puente y les paso El Texto. Antes que se PUDRA el cadáver del “marine”.

 

Roberto Dante,Lanús, Argentina, 23 / 11 / 2010

 

 

 

 

 

Il Corriere della Massera

 

Por Alicia Dujovne Ortiz *

 

na14fo01.jpg

El comienzo del fin, al menos en lo que me concierne, tiene lugar un día de 1977 cuando el gobierno militar interviene el diario La Opinión. Su director, Jacobo Timerman, está secuestrado quién sabe adónde y su jefe de redacción, Sajón, ha muerto en la tortura. Una tarde llego al diario (soy redactora del Suplemento Cultural) y me clavo en mi sitio, parpadeando: hay tanques del Ejército rodeando el edificio. ¿Tanto despliegue por nosotros? Qué exagerados. No bien entro, mis compañeros de la redacción, o lo que queda de ellos (los efectivos aparecen raleados por causas varias, renuncia, muerte violenta, desaparición forzosa), me cuentan que el interventor es un general de nombre Goyret. La reacción alérgica no se hace esperar: de repente los ojos se me ponen como dos huevos duros. Le pido permiso al uniformado de la puerta para irme a casa y andando reflexiono: “Esto se acabó, hay que subirse a un avión y rajarse lo más pronto posible. A París”, agrego esperanzada, como si el hecho de no contar con medios suficientes como para llegar ni a Chascomús fuera un dato olvidable.

 

Tiempo después, ya en 1978 y bajo el mando de otro interventor militar, un alemanote llamado Ferman que nos hace escribir a paso de ganso, un colega me anuncia que el cierre de La Opinión ya tiene fecha y que Hugo Ezequiel Lezama, el director de Convicción, nuevo periódico que pronto estará en la calle, intenta reclutar a algunos redactores del diario de Timerman, entre los que me cuento. Todos sabemos quién se oculta detrás de esta campaña de seducción que incluye la de quedarse con nuestras despelusadas plumas, pero también con nuestros lectores: Massera. El almirante acaricia sueños grandiosos. Políticamente quiere ser el nuevo Perón y periodísticamente el nuevo Timerman. Hasta tal punto lo sabemos, que al nuevo diario lo hemos apodado “Il Corriere della Massera”. “Qué lástima, no voy a poder –le contesto como con pena– porque me estoy por ir. A Europa.” La respuesta es tajante: “Hugo Ezequiel te espera en su casa tal día y a tal hora. Yo que vos no faltaba”.

 

De modo pues que, recordando la frase de mi abuela, “el miedo no es sonso”, me visto y voy. Avenida del Libertador, policía en la puerta, amansadora en un living con una gigantesca reproducción de la fragata Sarmiento y, distribuidas por los sillones como al desgaire, armas. Un gordo entra en la habitación, señala divertido el armamento y dice: “Disculpe, los muchachos se olvidaron unas cositas”. Después se instala bajo un enorme crucifijo clavado en la pared, consulta un papel invisible, escondido entre el escritorio y la barriga, y arranca suavecito: “Yo a usted la quiero para el diario, me gusta cómo escribe, mire, ya tengo el organigrama completo con su nombre –me muestra un gran cartón con cuadrados llenos de nombres donde, efectivamente, figura el mío, usted va a ser reportera estrella, me va a cubrir tanto una presentación de un libro como un partido de rugby. Pero –nueva mirada al papel depositado en su abdomen- su situación está muy encarajinada, m’hija. Acá tengo su ficha del Servicio de Inteligencia, usted me ha publicado unos cuantos libros comunistas, La mujer en la novela rusa, cosas así. Después parece que se calmó, sus rastros se me pierden en 1958, ahora tan zurda ya no parece”. “Servicio de Boludez será –me le encocoro–. Ese libro salió el año de mi nacimiento, ¿usted me cree tan precoz? La autora es mi mamá, Alicia Ortiz.”

 

Lezama admite su error. Sin embargo persiste: “Bueno, voy a hacer arreglar su ficha pero, igual. Parece que usted anda medio amiga con los yugoslavos de la embajada, ¿piensa viajar a Yugoslavia?”. “Y, sí, eso pensaba, me interesa la autogest...”“Entonces a la Argentina no vuelve, m’hija. Hágame caso que papito sabe, si se va a Yugoslavia usted acá no vuelve a pisar. ¿Tanto le gustan las embajadas?, yo le puedo presentar a unos diplomáticos norteamericanos, si quiere, créame que le conviene más.” Sigue mirando la ficha. “¿Es judía? Bueno, no importa, yo no tengo problema. ¿Tiene una hija? Espero que sea de su marido.” El interrogatorio prosigue dentro del mismo estilo, hasta la frase final: “Ojo que el puesto es para usted, acá la espero, después no me venga con macanas, mire que yo soy muy bueno pero...”. Estoy por tomar el ascensor cuando, a manera de adiós, vuelve a asomarse y me grita: “Y usted, de todo esto, en La Opinión muzzarella, ¿eh?, no sé si queda claro”. En el espejo me veo de un violeta subido. Pienso que si para conchabarme de reportera estrella me trata así, qué sería si me metiera presa.

 

En La Opinión me esperan con ansias para conocer el resultado del encuentro. Varios otros colegas están citados, no todos. El organigrama es selectivo, Lezama tiene sus gustos. Se rumorea que es un esteta, tiene un pasado poético, una vez fue al puerto a recibir a Juan Ramón Jiménez que venía de Nueva York, gritando a voz en cuello junto con otros poetas “¡Juan Ramón, Juan Ramón!”. Sin dudarlo un instante e ignorando sus momentos gloriosos desobedezco sus órdenes y bato todo. No se me olvida nada, las armas, el crucifijo, la Inteligencia, Belgrado, papito sabe, y la judía, y la hija, y muzzarella, especialmente muzzarella. Todos palidecen, unos dudan, cavilan, varios agachan la cabeza, el trabajo no abunda, tras el cierre de La Opinión nos quedamos en la calle, si eligiéramos a nuestros patrones nos moriríamos de hambre. El único que reacciona con ardor es Danilo Manzini, tan gordo como el otro pero él simpatiquísimo. Se pone del mismo color que me observé en el espejo del ascensor y vocifera: “Yo nunca trabajé para los fachos y no voy a empezar ahora”.

 

Antes de irme a París con mi hija de trece años, dos valijas y los 2000 francos de la bequita francesa (los dos boletos de ida sola me los regala de su bolsillo el periodista Emilio Perina), me llegan ecos de la reacción de Lezama al enterarse de que he desoído su admonición quesera. El colega de marras me desliza: “Está furioso porque te deschavaste, es cierto que con vos se le fue la mano, pero no es ésa la imagen que quiere dar, y su jefe tampoco”. Le respondo que si Masseray los suyos pretenden seducirnos, agarrarse a la intelectualidad progre y mostrar guante blanco, deberían tomar lecciones de urbanidad y buenas maneras con el conde Chicov.

 

Pasan los años o los siglos, no sé, en el extranjero se pierde la medida del tiempo, y un día inicio una investigación con vistas a una novela, uno de cuyos personajes es Alberto alias Mengele, el médico de la ESMA que asistía a las prisioneras en sus partos.Nadie sabe quién fue. Torturador voluntario y fervoroso masserista, ni siquiera formaba parte de la Marina sino que martirizaba por gusto. Parece que era dermatólogo, pero las embarazadas lo fascinaban y los fetos también (se decía que les pasaba corriente en el vientre de sus madres). El seudónimo se lo había puesto por su cuenta, a él le encantaba llamarse así, Mengele.

 

Remuevo cielo y tierra, en París y en Buenos Aires, para encontrar alguna pista, y nada. La única que lo ha conocido de cara es Sara Solarz de Osatinsky, que vive en Suiza. La llamo por teléfono. “Mengele –susurra. Las chicas lo veíamos porque cuando nos llamaban para ayudar en los partos nos sacaban la venda de los ojos. Era alto, fornido, morocho y... horrible, es todo lo que te puedo decir.”Dado que en ese tiempo, gente horrible había de sobra, renuncio a identificar al Angel de la Muerte local y abandono mi búsqueda. Pero antes, por las dudas, entrevisto también a Alberto Girondo, que militó en Montoneros y está en París.

 

El tampoco sabe nada del divino doctor, apenas que ha existido. Como la charla deriva hacia “Il Corriere della Massera”, Girondo me cuenta que muchos artículos de ese diario fueron escritos por periodistas secuestrados en la ESMA. Entre sesión y sesión de picana, trabajo esclavo. Así que, de haber aceptado el tentador ofrecimiento de Lezama y de su ensoberbecido patrón (si no nos despertara el más intenso aborrecimiento, imaginarlo tomándose por un compendio de líder carismático con periodista brillante nos haría matar de risa), yo habría compartido mis tareas de reportera estrella con habitantes de un mundo subterráneo, acaso prometidos al vuelo en el helicóptero y a la piedra en los pies.

 

Nos quedamos callados, Girondo y yo. Estamos en un bar de Saint-Germain y, por poblar el silencio, le saco a relucir mi modesta historieta, francamente ridícula en relación con los tormentos sufridos por tantos otros, motivo por el cual nunca me he declarado exiliada política: es un título que me queda grande. El me mira con una suerte de dulzura. “Lo seas o no, después de esa conversación no tenías más remedio que tomártelas –murmura–. A Lezama no se le fue la mano con vos, lo hizo a conciencia. El doblete de Massera y de su gente siempre fue el mismo, seducir por un lado y amenazar por otro. O aceptabas y te tenía para un fregado como para un barrido, o te ibas y chau. Lo que él no se imaginó fue que abrirías la boca delante de todos. Lo pusiste en descubierto, ahí sí que en serio te convenía no volver.”

 

Mientras duró su diario, Massera abogó por ese algo indiscernible a lo que dio en llamar la “malvinización” de la Argentina. Quién sabría qué era la malvinización. En todo caso, no sucedió. Poco después de la salida del “Corriere”, la guerra de las Malvinas terminó con la dictadura, con el diario y con él. A la distancia de los años, o de los siglos, a esos papis tan vivos que nos tocaron en suerte me dan ganas de machacarles, aunque sea postmortem, que sus servicios no fueron de inteligencia como ellos mismos quizás se lo creyeran, y que tuvieron, nomás, la ficha equivocada. El gordo Lezama no sé cómo murió, espero que mal, pero la vejez y la muerte de Massera, con la baba chorreante por esa pera caída, otrora puntiaguda y desa-fiante, es la perfecta contracara de lo que ambos pensaron ser: astutos maquiavelos dueños del mundo. Algo debe de haber fallado en ese siniestro organigrama, en apariencia tan bien ordenadito, algo que termina inevitablemente en la boca babeante y el pantalón cargado. Mamita sabe, a mamita este cuento le costó una vida entera de viajes sin retorno, para ella y para sus descendientes, pero mamita siempre supo que estos criminales con la frente obtusa y la mandíbula terca conocerían el infierno en vida. Lo supo porque se los deseó con ganas, y porque no hace falta ser bruja para adivinar que el odio conjunto de un país entero, un odio justo, civilizado y sin venganza, un odio cotidiano y tenaz, termina por aflojar la quijada y el esfínter del más pintado.

 

* Escritora

Leer más

CANCÚN Y UN COP16 DECISIVO PARA LA HUMANIDAD

23 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica


Por: Pedro Rivera Ramos

 

COP-16-en-Cancun.jpgEn el balneario mexicano de Cancún tendrá lugar del 29 de noviembre al 10 de diciembre de este año, la decimosexta Conferencia de las Partes (COP16) de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC). Durante doce históricos días en este paradisíaco lugar, se debatirá, en estricto apego a las implicancias del contenido de la agenda del evento, sobre el destino del homo sapiens sapiens.

 

El cambio climático o el calentamiento global antropogénico que desde principios de la década del 80, viene experimentando nuestro planeta y que ya muy pocos dudan, amenaza, de no revertirse las causas reales que lo provocan, con ocasionar un deterioro irreversible de los ecosistemas naturales y de las bases mismas de todo lo que solemos llamar como nuestra civilización.

 

Pese a la indudable gravedad del momento y que el tiempo para salvar al único hogar habitable que conocemos, se nos está agotando, las esperanzas que en Cancún se adopten los compromisos que hicieron falta en Copenhague hace un año y que los mismos sean aceptados como vinculantes por todas las naciones participantes, parecen esfumarse con rapidez injustificable. Las voces más optimistas confían en considerar a Cancún un éxito, si tan sólo se consiguen lo que ellos llaman con excesiva complacencia, como “resultados mínimos”.

 

Tal parece que otra vez, al igual que en la COP15 de Copenhague, las grandes corporaciones y los países más ricos y desarrollados del mundo, apelarán a los trucos, a las trampas y a los ardides, para evadir su gigantesca responsabilidad en las emisiones globales a la atmósfera de gases de efecto invernadero (GEI), resultantes de sus desenfrenados patrones de vida, producción y consumo. Seguirán oponiéndose a efectuar cambios en su sistema agrícola y alimentario de inequidad y despojo, a detener la deforestación creciente e irresponsable, a una disminución --no compensación-- sustantiva en la extracción y consumo de combustibles fósiles, a ponerle límites humanos a su ambición y codicia.

 

Con el desprecio habitual por el futuro de la Humanidad y su inveterada idolatría sólo por sus balances contables y sus sociedades despilfarradoras, harán de Cancún lo que han hecho siempre de estas reuniones: el escenario principal para hacer negocios a costa del desorden climático, que ellos mismos han provocado. Prometiendo claro está, que en la próxima cumbre a realizarse en Johannesburgo en el 2011, se acordarán cambios significativos en beneficio del clima mundial. Así, una vez más, se defraudará cínicamente el mandato del Plan de Acción de Bali, aprobado el 13 de diciembre del 2007.

 

La Cumbre de Cancún viene precedida de varios encuentros previos realizados en diversas partes del mundo, una vez finalizara en diciembre del 2009, la efectuada en Copenhague. En abril tuvo lugar en Cochabamba, Bolivia, con la asistencia de más de 30,000 personas, la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra. A esta se le suman los encuentros oficiales de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto, realizadas en la ciudad de Bonn entre mayo, junio y agosto; Tianjin, China, en los primeros días de octubre y, finalmente en ciudad México, con la reunión ministerial Pre-COP16 entre el 4 y 5 de noviembre.

 

Suficiente debate --tanto como los que hubo para la Cumbre del 2009-- ha existido para que Cancún transcurra sin tropiezos o escollos insalvables. Sin embargo, allí volverán a encontrarse, como sucedió entre el 18 y 29 de octubre de este año, durante la COP10 del Convenio de Diversidad Biológica en Nagoya, Japón, dos visiones distintas sobre las relaciones e interacciones que deben existir entre Naturaleza y seres humanos, sobre los problemas reales que aquejan a nuestro mundo, y, lo más importante, de cómo encararlos y resolverlos en beneficio de toda la humanidad.

 

Los países altamente desarrollados y sus voraces corporaciones transnacionales, a los que pueden estarse sumándose China, Brasil, India y Sudáfrica, gestores sobresalientes del cuestionado “Entendimiento de Copenhague”, de seguro insistirán en tierras mexicanas, en sus estrategias capitalistas sobre el clima, más destinadas al crecimiento de operaciones bursátiles, que a producir un impacto significativo en las emisiones a la atmósfera de GEI.

 

Monocultivos de árboles como sumideros de carbono, el mecanismo REDD (Reducción de Emisiones por la Deforestación y Degradación) con todas sus variantes, la producción de agrocombustibles, el patentamiento sobre “genes climáticos”, la geoingeniería y los Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL), serán, sin duda alguna, las “soluciones” que puede permitirse el libre mercado, pero absolutamente ineficaces para detener y revertir los daños al clima de nuestro planeta. Resultaría más provecho entonces, considerar con seriedad y con la sensatez necesaria, las múltiples y variadas propuestas que un puñado de países progresistas y el movimiento social, popular, indígena y campesino, traen como mandato desde Cochabamba. Ello ayudaría a creer que Cancún, ha valido acaso la pena.

 

Como es de suponer, el cambio climático no amenaza y afecta a todos los países y regiones por igual. Contrariamente a lo que podría pensarse, los más afectados están siendo las poblaciones de los países pobres y de pequeñas islas como las Maldivas, Seychelles y Papúa Nueva Guinea, que ninguna o muy poca participación han tenido en el desarrollo de las causas de este problema. De allí la urgencia que en Cancún se establezcan de inmediato fórmulas eficaces de mitigación; lo mismo que planes realistas para reducir la vulnerabilidad de estas naciones y, principalmente, se adopten los compromisos de disminución de gases de efecto invernadero, que las actuales condiciones en el planeta están exigiendo. Aunque esto último, en la medida que se acerca la cita, parece cada vez más lejano.

 

Aún así, la Humanidad entera aguarda que la Cumbre de Cancún no sea sólo un encuentro para pronunciar discursos sensibleros, posar sonrientes para fotografías inmaculadas y tratar de engañarnos a todos con falsas promesas y acuerdos intrascendentes. Tenemos legítimo derecho a aspirar como latinoamericano, que en el año del centenario de la Revolución Mexicana y los dos siglos transcurridos de su heroica independencia, el Moon Palace Cancún y el Recinto Ferial Cancún Messe, no terminen transitando por la misma senda fracasada de los salones del Bella Center de Copenhague, hace un año. Asimismo, esperamos que Felipe Calderón ni por asomo, tenga una actuación tan patética e inmeritoria presidiendo esta Cumbre, como la que fuera exhibida por el Primer Ministro de Dinamarca, Anders Fogh Rasmussen durante la COP15. Nuestra América y el resto del mundo no se lo perdonarían.

 

Leer más

Uruguay: Reunión de amigos.

23 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

COTIDIANAS  - Enviada a El Polvorín por Enrique Cuadrado                      

Que se dijo, que se escribió, y que se vio…

En los últimos tiempos… acá y allá

 

Hola Juan (mail para un viejo amigo y compañero de la Secundaria)

Escribe: Enrique Cuadrado  

Pocitos y Pozos de La Ciudad de la Costa

20 de Noviembre de 2010.

 

http://www.uruguayaldia.com/wp-content/uploads/2010/02/mujica_astori_gabinete.jpg

Foto de Archivo

 

 

Hola Juan
¿como pasaste del estómago?

Dicen que el presidente Mujica volvió a estar "de farra" con algunos incondicionales, algunos cobardes, y algunos alcahuetes, allá en el "quincho" cerca de su casa. El servicio de comes y bebes fue, como desde hace mucho tiempo, de la confitería Esmeralda.

La misma que atiende a la intendencia y otros organismos públicos. Recuerdo con emoción que también se encargó de los comes y bebes sobre el final del gobierno del infidente Jorge Batlle, cuando la inauguración del puente  de las Américas, que se sirvió al aire libre un día de mucho viento abajo del puente; sin ninguna discreción.

Me acuerdo como volaban las servilletas, y como los invitados tuvieron que tragar sólidos y “espirituosas” de apuro, ante el creciente número de humildes vecinos del lugar, que habían comenzado a arrimarse para ver si ligaban algo.
Volviendo al "quincho", cuentan testigos que una vez terminada la orgia gastronómica, (también se sirvieron: colita de cuadril, ensalada y postre), el presidente se reunió  con Ivonne Passada (pcu) y Marcelo Abdala (pcu) a solas; como en los tiempos en que practicaba el lanzamiento de rumores descalificadores y desestabilizadores para aumentar su poder.

Posiblemente para seguir cocinando a los gremios que están enfrentados, al gobierno por diferentes motivos. (Esto lo imagino yo que soy muy mal pensado...)
La gente del partido ya descubrió, que el hombre con unos tragos entre pecho y espalda, se torna más receptivo y puede llegar a "acordar" hasta con el diablo, (creo que es el único que le falta).

Pobre señor... debe ser por eso que algunos lo encuentran contradictorio. Una cosa es hablar con la garganta seca y otra muy distinta, hacerlo con "unos vinitos" adentro…!
Me pregunto si la razón de su caravana gastronómica permanente, tendrá alguna cosa que ver con la comida que le prepara la doña senadora, en el tiempo que le sobra, entre una “maniobrita aquí” y otra “maniobrita allá”.
Vos que te andas quejando de la comida que te hace tu señora y que te hace mal; deberías anotarte en la Og AP/P (Organización gubernamental Alcahuetes del Pe/Pe), con derecho a participar de esos eventos.

Y no debe importante el hecho de no haberlo votado. Basta con denunciar a tu vecino; ese que pasa quejándose de las condiciones del trabajo, de lo caros que están los alimentos, de lo que cuesta un boleto de ómnibus; y echándole todas las culpas al presidente.

Estoy seguro que enseguida te dan un pase que te habilita.
Bueno!...  esta tarde juega tu cuadro, así que de nochecita te llamo para "tocarte un poco de flauta", porque estimo que van a perder y por consiguiente, hipotecar todas las chances  de alcanzar el título del campeonato.
chau…!
enrique

 

 

*******************************************************************

 

Ver notas de prensa:

 

Cena de fin de año en quincho de Varela

Mujica reunió a 40 personas, entre ellas varios empresarios

 


Leer más

Sincrotón revela niño Neanderthal

23 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Dialéctica 2ªépoca Nº84 MMX-XI-XXII
Elías du Halde
director
 www.dialectica2epoca.cybersite.nu 
dialectica2epoca@gmail.com 
Dialéctica 2ªépoca a futuro saldrá mensualmente
debido a la escasez  de material teórico

Aquí opinamos nosotros
 Lo que a destacado la prensa progresista, 20.000 documentos confirman el apoyo de los yanquis a Pinochet, entregados al Museo de la Memoria, Santiago. En Asturias,España  343 fosas localizadas por los expertos de la Universidad de Oviedo, el cálculo del número de asesinados por el franquismo  asciende a 6.000. En toda España entre 1936 y 1943 hubo aproximadamente 150.000 asesinados en  campos de concentración, trabajo y cárceles.


Una infancia dura, "vive rápido y muere joven" o "vivir lento y envejecer" la estrategia que ha ayudado a que seamos lo más exitoso en el Universo.


Sociedad Max Planck

Si bien puede parecer que los niños les gusta crecer demasiado rápido, los antropólogos evolucionistas ven las cosas de manera diferente. La infancia humana en mucho más tiempo que los chimpancés, nuestros parientes simios más cercanos. Un equipo multinacional de investigadores del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y de la Universidad de Harvard en el European Synchrotron Radiation Facility encontró un patrón similar cuando los niños humanos se comparan con los neandertales. Los especialistas aplican sincrotrón de vanguardia imágenes de rayos X para resolver el crecimiento en 10 fósiles microscópicos jóvenes sapiens de Neanderthal, y el Homo y encontró que a pesar de algunas coincidencias, que es común en especies estrechamente relacionadas, importantes diferencias de desarrollo existentes. Los seres humanos modernos son más lentos en la línea de meta, estirando su maduración, lo que puede haberles dado una ventaja evolutiva única (PNAS, 15 de noviembre de 2010).

 

Web_Pressebild.jpeg

 Estado-de-arte de la imagen de sincrotrón de la parte superior de la mandíbula pequeña de un niño de Neanderthal permite a los científicos contar con líneas de crecimiento de pequeños dientes en el interior del primer molar y determinar que murió a los 3 años.

Imagen:  de fósiles: Université de Liège, Bélgica; Fotografía: Chedd Graham, Paul Tafforeau, Tanya Smith

La biología evolutiva ha demostrado que pequeños cambios durante el desarrollo temprano puede llevar a las diferencias que resultan en nuevas especies. Estos cambios pueden tomar la forma de modificaciones en la secuencia o el calendario de eventos de desarrollo, por lo que entender la transformación del desarrollo es la clave para reconstruir la historia evolutiva. Los antropólogos han documentado muchas diferencias en las características de los adultos entre especies estrechamente relacionadas, tales como seres humanos y los chimpancés.datos de genómica junto con las pruebas fósiles indican que estos dos linajes dividida de seis a siete millones de años, y desde entonces han ido evolucionando por separado. Sin embargo, sabemos mucho menos sobre los cambios que llevó a los linajes separados, cómo estos cambios se levantó, y cuando ocurrió. La investigación durante las últimas dos décadas ha demostrado que los primeros humanos fósiles (los australopitecinos y los primeros miembros del género Homo) tenían un crecimiento durante cortos períodos, que eran más similares a chimpancés que a los seres humanos que viven. Sin embargo, no estaba claro cuándo y en qué grupo de fósiles humanos, la condición moderna de una infancia relativamente larga se levantó.

Un mal entendido el cambio es nuestra historia de vida única, o la forma en que los tiempos de esfuerzos del crecimiento, el desarrollo y la reproducción. En comparación con los seres humanos, la historia de la vida de  los primates no humanos está marcada por un período de gestación más corto, las tasas de maduración más rápida después del parto, la menor edad de primera reproducción, más corto período de post-reproductiva, y una vida útil más corta en general. Por ejemplo, los chimpancés alcanzan la madurez reproductiva varios años antes que los humanos, teniendo su primer hijo a los 13 años, en  contraste con el humano medio de 19 años. "El lento desarrollo en los niños está directamente relacionado con el surgimiento de los derechos humanos la complejidad social y cultural", dice Jean-Jacques Hublin, director del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (MPI-EVA) en Leipzig, Alemania. "Esto permite una maduración larga del cerebro y un período de la educación extendida", explica.

Web_Pressebild.jpeg

 Prácticamente reconstruida dentadura de un niño neandertal de Francia. histología virtual Sincrotrón desarrollo revela información precisa que se registra en la forma de crecimiento de pequeñas pistas de dentro de los dientes (de fondo).

Imagen: cortesía de fósiles: Museo Nacional de Arqueología, Saint Germain en Laye, Francia; Fotografía: Paul Tafforeau, Tanya Smith

Podría parecer que la historia de la vida es invisible en el registro fósil, pero resulta que las variables de la vida muchos la historia se correlacionan fuertemente con el desarrollo dental. "Los dientes son notables grabadores de tiempo, la captura de todos los días de mucho crecimiento como los anillos en los árboles revelan el progreso anual. Aún más impresionante es el hecho de que nuestros primeros molares contienen un pequeño« certificado de nacimiento ", y la búsqueda de esta línea de nacimiento permite a los científicos calcular con exactitud cómo un menor de edad tenía a ese momento ", dice Tanya Smith, un investigador de la Universidad de Harvard y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva. Este enfoque forense al pasado es posible con un 'super-microscopio: "muy potente haz de rayos X producidos en el European Synchrotron Radiation Facility (ESRF) en Grenoble, Francia, que es uno de los más grandes sincrotrón en el mundo. El ESRF investigador Paul Tafforeau señala: "En la ESRF, somos capaces de mirar dentro de los fósiles sin dañarlos valiosa utilizando las propiedades especiales de alta energía de rayos X del sincrotrón Podemos investigar los fósiles a diferentes escalas y en tres dimensiones, que van. de los estudios de 3D en general la forma hasta microscópicas líneas de crecimiento diario. Este es actualmente el único lugar donde estos estudios de fósiles humanos son posibles. " Los científicos y los comisarios han sido silenciosamente visitar el sincrotrón francés, a menudo con algunos de los fósiles homínidos más raros en el mundo, para obtener imágenes con este estado de la técnica de última generación.

Los científicos han estado debatiendo si los neandertales creció de manera diferente que los humanos modernos desde hace décadas. Un ambicioso proyecto en el desarrollo de estos homínidos primitivos fue lanzada por Jean-Jacques Hublin y sus colegas del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva. El estudio de Smith, Tafforeau y otros especialistas incluye algunos de los Neanderthal los niños más famosos, incluyendo el fósil homínido descubierto por primera vez (Figura 2). Este niño neandertal belga, descubierto en el invierno de 1829-1830, se pensaba que era 4-5 años de edad cuando murió. Potente sincrotrón de rayos X y de última generación de software de imágenes de corte reveló que en realidad murió a sólo 3 años de edad. Otra valiosa Neandertal descubierto en Le Moustier, Francia en 1908, apenas sobrevivió el bombardeo de su "repositorio alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Un hallazgo notable de este estudio de cinco años es que los neandertales crecer sus dientes significativamente más rápido que los miembros de nuestra propia especie, incluyendo algunos de los primeros grupos de seres humanos modernos salir de África entre los años 90-100.000. El patrón de Neanderthal parece ser intermedio entre los primeros miembros de nuestro género (por ejemplo, el Homo erectus) y las personas que viven, lo que sugiere que el lento desarrollo de la niñez y la característica de largo es una enfermedad reciente única para nuestra propia especie. Este largo período de maduración puede facilitar el aprendizaje adicional y la cognición compleja, capaces de dar primeros Homo sapiens una ventaja competitiva frente a sus primos de Neanderthal contemporáneas.

Archivo:Neanderthal child.jpg
Reconstrucción de un niño neandertal de Gibraltar (Instituto de Antropología,Universidad de Zurich).

Los estudios realizados por Smith, Tafforeau y un número de científicos del MPI-EVA se suman a la creciente evidencia de que sutiles diferencias de desarrollo existentes entre nosotros y nuestros primos de Neanderthal. Un estudio publicado recientemente en Current Biologypor Philipp Gunz y los informes de sus colegas que el desarrollo del cerebro también difiere entre los neandertales y los humanos modernos.Por otra parte, la reciente secuenciación del genoma de los neandertales por EVA biólogos moleculares MPI alrededor de Svante Pääbo ha proporcionado tentadoras pistas genéticas que apuntan a diferencias en el desarrollo del esqueleto y del cráneo entre los neandertales y los humanos modernos. Estos nuevos métodos ofrecen una oportunidad única para evaluar el origen de una condición humana fundamental: el cambio de costosos pero ventajosa desde un primitivo "vive rápido y muere joven" a la estrategia de "vivir lento y envejecer" la estrategia que ha ayudado a hacer de nosotros una de los organismos más exitosos en el Universo.




¿Qué es un sincrotrón?


Un supermicroscopio





beam
Y un conocimiento profundo de los detalles íntimos de la estructura de la materia. Para ayudar en esta búsqueda, los científicos han desarrollado instrumentos cada vez más potente, capaz de resolver la estructura de la materia hasta el nivel de átomos y moléculas. 

fuentes de radiación sincrotrón, que se puede comparar con "supermicroscopes", revelan información muy valiosa en numerosos campos de investigación. Hay unos 50 sincrotrones en el mundo siendo utilizada por un número cada vez mayor de científicos. 

 En ellos los electrones rozan la velocidad de la luz (99,999998%) hasta que emiten la llamada luz de sincrotrón radiación de rayos X. Se trata de una luz con una longitud de onda muy pequeña. La luz visible no permite observar los átomos y las proteínas, ni cualquier estructura que mida menos de 300 nanómetros, un nanómetro es un millón de veces menor que un milímetro. En cambio, la luz de sincrotrón iluminará estas partes minúsculas de la materia que el ojo humano no ve.



Los tres sincrotrones más grandes y poderosos del mundo

aps aerial08 spring8
APS, EE.UU. ESRF, Europa-Francia Primavera-8, Japón

Cráneo de neanderthal adulto, 1.500 cm/3
fotos Sociedad Max Planck
Neanderthal

Esqueleto de un neanderthal adulto 165/168 cm y un esqueleto humano

070912154630-large.jpg



Un estudio del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig arroja luz sobre un tema hasta ahora desconocido: la escasa densidad de población fue la causa de la extinción del Hombre de Neandertal.

 


El Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania) ha analizado desde 2006 material genético de esqueletos de hombres de Neandertal con vistas a esclarecer las causas de su desaparición. Los resultados, , ponen de manifiesto que su población máxima en Europa en la fase tardía de la época Neandertal era de entre 7.000 y 10.000 individuos, cantidad muy pequeña en comparación con otras especies.

 

Homo neanderthalensis

  

Con el descubrimiento del Hombre de Neandertal se dio comienzo a la paleoantropología. En agosto de 1856 fue hallado un esqueleto que luego sería conocido como Hombre de Neandertal. El hallazgo tuvo lugar en la cueva de Feldhofer situada en el valle de Neander (en alemán Neandertal), cerca de Düsseldorf, Alemania.

 

0,,4495645_1,00.jpg

 









 



 
pixel.gif pixel.gif


 

Las células nerviosas en los ojos de las moscas y vertebrados proceso de uso similar para dividir la información óptica


 
pixel.gif pixel.gif

Instituto Max Planck de Neurobiología




El ojo no es sólo una lente que toma fotografías y las convierte en señales eléctricas. Al igual que con todos los vertebrados, las células nerviosas en el ojo humano separar una imagen en los canales de imagen diferente una vez que se ha proyectado sobre la retina. Esta información pre-clasificado se transmite al cerebro como secuencias de imágenes paralelas. Los científicos del Instituto Max Planck de Neurobiología en Martinsried han descubierto ahora que las moscas de fruta procesan la información óptica en una manera similar. La evidencia sugiere que este tipo de cableado es un mecanismo eficaz de ahorro de energía y por lo tanto desplegado por una amplia gama de especies animales. 

 

Web_Pressebild.jpeg

 Cada ojo individuales en el ojo compuesto de la mosca percibe ON y OFF cambios de contraste. Esta información se divide justo detrás de cada ojo individuales (flecha azul). La L1 células sólo transmiten información sobre SOBRE bordes ("luz encendida"), las células L2 sólo sobre los bordes de apagado ("luz apagada") a las células de salida (verde).

Imagen: Instituto Max Planck de Neurobiología / Schorner

¿Cómo funciona la mente y percibe el mundo? Esto no es una pregunta trivial: para muchas especies animales, "ver" es uno de los sentidos más importantes. Cada segundo, los ojos graban un gran número de impresiones que se convierten por las células fotorreceptoras en señales eléctricas. En los vertebrados, el procesamiento de imágenes se inicia en la retina del ojo. Aquí, las células nerviosas separan la información visual en las imágenes con diferentes contenidos antes de su transmisión al cerebro.

Entender ver con moscas de la fruta

Para entender algo tan complejo como "ver", los científicos estudian un sistema un tanto más simple pero muy eficiente - el cerebro de la mosca de la fruta. A pesar de su diminuto tamaño, las  moscas de la fruta son candidatos ideales para este tipo de investigación: son maestros de procesamiento visual, el número de células nerviosas implicadas es manejable, lo que significa que cada célula individual puede ser examinado, y herramientas genéticas permiten bloquear las células individuales y analizar su papel en el sistema. 

Los científicos del Instituto Max Planck de Neurobiología han descubierto paralelismos sorprendentes en el procesamiento neuronal de la mosca de la fruta y los vertebrados. La mosca también transmite las imágenes directamente en las células sensoriales de los canales de imagen diferentes. La información se transmite a través de una serie de otras células a las células grandes, nerviosas sensibles al movimiento.Estas células de salida del sistema de visión de movimiento son responsables del control de vuelo visual.

Luces de encendido y apagado en el cine marcha 

Los científicos comprueban la separación temprana en diferentes imágenes mediante el bloqueo de ciertas células utilizando la ingeniería genética. Luego expusieron las moscas para avanzar los patrones de rayas en la arena LED y registraron las respuestas eléctricas de las células de salida de gran tamaño. Los cambios de contraste diferentes, que ocurren como resultado del movimiento de bandas, son percibidas por los fotorreceptores del ojo. Sin embargo, cinco de las células nerviosas - las células de la lámina L1 a L5 - se encuentra directamente detrás de todas las células sensoriales. "Hemos estado pensando durante mucho tiempo por qué hay tantas células, lo que de ellos transmiten la información al sistema de visión de movimiento, y qué tipo de información se trata", informa Alexander Borst, quien dirigió el estudio. Su equipo suprimió la actividad de las células de la lámina individuales mientras las moscas, vistos los patrones de movimiento. Los experimentos revelaron que las células de L1 y L2 son los canales de entrada principal a las moscas 'sistema de visión de movimiento. Se puso emocionante como el equipo descubrió que las células transmiten información parcial sólo algunos: L1 sólo responde si un borde oscuro / brillante pasa por (luz), mientras que L2 sólo transmite información sobre un movimiento brillante / borde oscuro (luz apagada). Esto representa un claro paralelismo con los ojos de los vertebrados, donde las células ON y OFF bipolar, como se les conoce, también responden sólo a los cambios de contraste específico. 

Medidas de ahorro energético al otro lado del reino animal

"Puede ser una coincidencia que nos encontramos con esta separación de la información de contraste en todos los vertebrados y ahora también en las moscas", conjetura Alexander Borst. El neurobiólogo ya tiene una teoría de por qué este tipo de conexión se ha mantenido de manera consistente a lo largo de la evolución: que permite al cerebro para ahorrar energía. Si una sola célula transmitió la información sobre los cambios de contraste diferentes, tendría que mantener un voltaje de la membrana de base, que se intensificaría en una "luz sobre" situación y debilitarse en una "luz apagada" situación. Este voltaje de la membrana de base requiere energía. Tener dos células es tanto más eficaz, ya que sólo se necesita estar activo cuando "su" cambio de contraste se produce.

Leer más

Confirmado, Ejército Mexicano acepta que hay intenciones de intervención militar de USA en México

23 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

por PoKaMa

Es triste, me encabrona pero les pido que lo difundan por correo, en blogs y de boca en boca, por todos los medios posibles, entre más gente se entere mejor

Pocamadrenews.


Lo venimos diciendo prácticamente desde el inicio de este blog a finales de 2007 pero hemos insistido más desde los atentados con granadas en Morelia. Ahora lo expone el reportero de Contralinea, Zósimo Camacho y, son revelaciones de militares.

Pueden buscar más información en este blog, con las palabras “injerencia” “ASPAN” “intervencionismo” “guerra de cuarta generación” “guerra asimétrica” “Carlos Fazio”, entre otras y encontraran entradas que vienen tratando el tema.

Focos rojos en Sedena ante posible intervención de EEUU

.

Un sector del Ejército Mexicano no está de acuerdo con Calderón y hace importantes señalamientos

Una parte del caos y la violencia es inducida desde el exterior con la anuencia del gobierno federal

Aseguran tener información de que los atentados con carros bomba probablemente no fueron efectuados por el narco y pudieron ser obra de extranjeros

EPR también en alerta ante posible intervención

La supuesta “estrategia” para permitir el ingreso de tropas estadunidenses a territorio mexicano buscaría que la propia sociedad mexicana demande más “seguridad” sin importar el origen de la “ayuda” y que los demás países consideren que la intervención sería “humanitaria”, ante bandas criminales que han superado al Estado mexicano.

La intervención ya está ocurriendo según analistas, aunque no sea con tropas pero llegará el momento en que entrarán tropas

“Pero históricamente está visto que una vez que Estados Unidos se instala en algún país, es muy difícil que salga”

Se trata de un ardid de la guerra de baja intensidad diseñada por los militares estadunidenses.

.

Militares en activo, generales y coroneles –que ocupan cargos operativos en el Ejército Mexicano– manifiestan su preocupación ante la posible intervención militar de Estados Unidos en México. Se muestran frustrados por la política de Felipe Calderón, obsequiosa ante los duros del Pentágono, y advierten que se construye el “escenario” para el ingreso de tropas estadunidenses a territorio nacional. Señalan que una parte del caos y la violencia en ciudades mexicanas es inducida desde el exterior con la anuencia del gobierno federal. Especialistas en seguridad nacional coinciden en que se generan las condiciones que justifiquen  una “cooperación más estrecha” en el plano militar entre ambos países.


El pasado 18 de junio, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) calificó como “superpotencia” a las bandas del narcotráfico que operan en México. El hecho apenas mereció unas líneas en páginas interiores de algunos medios impresos. Pero militares de la Segunda Sección del Ejército Mexicano (encargada de las labores de inteligencia) terminaron por desesperarse: observan como inminente la llegada de tropas estadunidenses al país, una demanda de los sectores castrenses más duros de la Defensa Nacional de Estados Unidos.

“Institucionales”, acostumbrados a callar sus diferencias con los civiles y renuentes a comentar las discrepancias al interior de las Fuerzas Armadas, esta vez los militares prefieren hablar. Señalan que parte de la violencia que se ha desatado en las últimas semanas podría ser “inducida”. Y acusan al gobierno de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa de preparar el “escenario” para una intervención estadunidense abierta.

Aseguran contar con información de que los atentados con carros bomba (uno realizado en Ciudad Juárez, Chihuahua, el 16 de julio, y dos más en Ciudad Victoria, Tamaulipas, el 26 de agosto de 2010) pudieron no ser obra de las bandas de narcotraficantes. Incluso, es probable que no hayan sido realizados por mexicanos.

“No es el modus operandi de los cárteles ni de los grupos armados con reivindicaciones políticas”, dice uno de los divisionarios que solicita mantener bajo reserva su identidad. Agrega que en círculos castrenses existe inquietud ante la desestabilización del país y las acciones del gobierno federal que, más que contenerla, parecen propiciarla.


Las declaraciones a Contralínea de militares en activo del Ejército son válvulas de escape y señales de lo que ocurre en el ámbito castrense. A decir de Guillermo Garduño –especialista en Fuerzas Armadas e investigador adscrito a la Universidad Autónoma Metropolitana y conferencista en el Colegio de la Defensa Nacional–, los militares están desesperados porque los comanda un grupo de civiles que “ni idea tiene de lo que son las Fuerzas Armadas”. México no ha creado una elite civil que conozca al Ejército Mexicano, a la Marina Armada de México ni a la Fuerza Aérea.

De acuerdo con los generales y coroneles que solicitan no revelar sus nombres, la supuesta “estrategia” para permitir el ingreso de tropas estadunidenses a territorio mexicano con los menores costos sociales contaría con dos vertientes: al interior, donde se buscaría que la propia sociedad mexicana demande más “seguridad” sin importar el origen de la “ayuda”; y al exterior, en el que los países consideren que la intervención sería “humanitaria”, ante bandas criminales que han superado al Estado mexicano.

Las presiones, en ascenso

En el estudio La globalización del delito: evaluación de la amenaza del crimen organizado trasnacional, presentado el pasado 18 de julio, la Oficina de la Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito señala que la “superpotencia” mundial de criminales organizados “ha generado una guerra por territorios y nuevas rutas entre bandas de traficantes, particularmente en México”.

Ya antes, el informe de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, aprobado para su publicación el 25 de noviembre de 2008 y dado a conocer en enero de 2009, Joint Operating Environment. Challenges and implications for the future Joint Force (JOE) –título cuya traducción sería Contexto de la Operación Conjunta. Desafíos e implicaciones para el futuro de las operaciones de las Fuerzas Conjuntas– advirtió que el Estado mexicano podría ser incapaz de mantener la estabilidad en los próximos años. Y colocó al país como un Estado fallido con características similares a Afganistán. En el mismo documento, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos “recuerda” que “un México inestable podría representar un problema de seguridad de enormes proporciones” para ese país.


Las presiones estadunidenses fueron subiendo de tono y de número. El 10 de marzo de 2009, el director de la Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Dennis Blair, señaló que México no controlaba todo su territorio. Para julio de ese mismo año, el informe La narcoinsurgencia de México y la política antidrogas de Estados Unidos –del Instituto de Estudios Estratégicos del Colegio de Guerra del Ejército, dependiente del Pentágono– planteó que México vivía “una transición del gangsterismo tradicional de asesinos a sueldo a terrorismo paramilitar con tácticas de guerrilla”. Además, el 17 de ese mes Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, declaró que el Ejército Mexicano había fracasado en su lucha contra el narcotráfico en la fronteriza Ciudad Juárez.

Sin embargo, a partir de la segunda mitad de este 2010, el discurso de las autoridades estadunidenses y de la ONU ha sido cada vez más contundente: México es incapaz de controlar a las bandas del narcotráfico y su ineficiencia es una amenaza a la seguridad de varias regiones del mundo, incluyendo Estados Unidos.

“Todo se va acomodando”

El embajador Henry A Crumpton, exoficial de operaciones clandestinas de la Agencia Central de Inteligencia y excoordinador de la lucha contra el terrorismo en el Departamento de Estado, aseguró que México vive una “narcoinsurgencia”. A principios de septiembre pasado, en una entrevista con Wall Street Journal, Crumpton reconoció que ese concepto es “particularmente incendiario” para los mexicanos por su temor histórico a que el ejército de Estados Unidos se ponga al frente de la lucha antinarcóticos.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, retomó el concepto vertido por Crumpton y, el 8 de septiembre, agregó que México “se está pareciendo más a como se veía Colombia hace 20 años”. En esa misma declaración, defendió el Plan Colombia, del que, aseguró, sí dio resultados en la lucha contra el narcotráfico.


“Todo se va acomodando”, dice a Contralínea un general que solicita mantener bajo reserva su nombre. Llamar “superpotencia” al narcotráfico es considerar que las Fuerzas Armadas de México no son suficientes para combatir a una “amenaza mundial”. El “peligro” de una intervención es real, agrega.

En efecto, oficiales estadunidenses consultados por Wall Street Journal explicaron que “el gobierno mexicano parece estar cada vez más abierto a una mayor cooperación, debido a que la situación de seguridad está empeorando”. En declaraciones publicadas el mismo 10 de septiembre, el embajador mexicano en Washington, Arturo Sarukhán, dijo: “Hemos alentado a Estados Unidos a mejorar y profundizar la cooperación con México”.

A los agentes de la Oficina Binacional de Inteligencia –establecida en agosto pasado y anunciada en marzo de este año, luego de las reuniones de “alto nivel” celebradas en México entre la plana mayor de seguridad nacional de Estados Unidos y sus pares mexicanos– se suman los “Cuerpos de Paz”.

Tan sólo durante la semana del 7 de noviembre llegaron 39 “voluntarios”, como informó la embajada estadunidense en México. Estos nuevos voluntarios se integran a trabajos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión Nacional de Áreas Protegidas.

Previamente, a lo largo del año, habían llegado 33, que estarían integrados a la propia Semarnat en programas de manejo de áreas protegidas, ecoturismo, educación ambiental y desarrollo de negocios sostenibles; y 12 más, en los programas del Conacyt en transferencia tecnológica, tecnologías de la información, desarrollo de negocios y organizaciones y enseñanza del idioma inglés.


La intervención blanda

Especialistas consideran que, como nunca desde la Revolución Mexicana, el país se encuentra al borde de una intervención militar estadunidense. Coinciden en que mientras más desestabilizado se encuentre el país, mayores serán las posibilidades de que marines “colaboren” en territorio mexicano.

“Ése [el de la intervención] es el tema en los círculos de la inteligencia en México”, señala Abelardo Rodríguez Sumano, investigador del Centro de Estudios sobre América del Norte de la Universidad de Guadalajara.

El especialista en temas de seguridad nacional de México y Estados Unidos señala que la intervención estadunidense tendría como origen el “vacío” que han dejado las autoridades mexicanas.

“No hay un consenso en el sistema de seguridad nacional en cuanto a la relación con Estados Unidos. Estamos desarticulados en el aspecto de la ‘colaboración’. Hay sectores, como el de la Marina [Armada de México], que la quieren. Y otros, como el del Ejército [Mexicano], que se resisten. Y mientras no haya acuerdo y se generen estos vacíos estratégicos, los estadunidenses los van a ocupar. Ellos sí tienen claro qué quieren respecto de nosotros.”

Para el doctor Guillermo Garduño Valero, la intervención no es un hecho del futuro inmediato: “Ya está ocurriendo”. Agrega que los propios estadunidenses consideran que no son necesarias en este momento las tropas de ellos en el país.

“Se trata de una guerra de ellos; pero que la libran, como la mayoría de ellas, a lo largo de su historia, fuera de su territorio. Ellos ya están aquí. Ya intervienen, pero los que ponen las vidas son los mexicanos”, asegura.

Al final, concede: “Cuando las instituciones mexicanas se agoten, entonces sí tendrán que responder ellos directamente… Y va a ocurrir”.


Para Jorge Luis Sierra, especialista en seguridad nacional y Fuerzas Armadas, la preocupación de los sectores militares mexicanos ante una posible intervención estadunidense no es nueva. El egresado del Centro de Estudios de la Defensa Nacional, de la Universidad de la Defensa Nacional en Washington, explica que después del ataque a las torres gemelas en Nueva York, el 11 de septiembre de 2001, la inteligencia militar mexicana advirtió que Estados Unidos querría instalar bases militares en México.

La advertencia habría quedado plasmada en un documento elaborado en 2003: la minuta de la reunión de las dos generaciones de maestría en seguridad nacional que las Fuerzas Armadas mexicanas imparten. Se trataría de la elite castrense egresada del Colegio de la Defensa Nacional (a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional) y la del Centro de Estudios Superiores Navales (a cargo de la Secretaría de Marina).

Para el senador René Arce, integrante de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional, Estados Unidos “siempre ha intervenido en México en cuestiones de inteligencia”. Arce cuestiona: “Ahora sí nos quieren parecer muy patriotas y marcar su línea, cuando lo que les ha molestado [a las Fuerzas Armadas mexicanas] es que les digan que violan los derechos humanos; ése es el problema. La presencia de militares y gente de inteligencia sí existe, pero es discreta”.

Abelardo Rodríguez señala que incluso para el sector militar más duro de Estados Unidos, el Departamento de Defensa, los marines debieron desplegarse en México desde hace meses.

“Pero históricamente está visto que una vez que Estados Unidos se instala en algún país, es muy difícil que salga”, advierte.


El EPR, también en alerta ante posible intervención

La posible intervención estadunidense en México no sólo ha sido advertida por las Fuerzas Armadas Mexicanas, sino también por los grupos guerrilleros. El Ejército Popular Revolucionario (EPR), considerada la guerrilla con mayor capacidad de fuego en México, señaló que cuando Estados Unidos utiliza los conceptos narcoinsurgencia y narcoguerrilla, está señalando que intervendrá militarmente.

En su órgano de difusión El Insurgente, correspondiente a septiembre y octubre de 2010, el EPR y su organización política, el Partido Democrático Popular Revolucionario, señalan que el “gendarme del mundo” es el que acuña los términos narcoinsurgencia, narcoguerrillay narcoterrorismo con el fin de intervenir en México, y también con el de relacionar a la lucha de reivindicaciones políticas y sociales con el crimen organizado.

El EPR rechaza que la delincuencia organizada, principalmente los cárteles del narcotráfico, sea “insurgencia”. Equipararlos equivaldría a criminalizar la pobreza. Se trata, asegura, de un ardid de la guerra de baja intensidad diseñada por los militares estadunidenses.

El narcotráfico es una empresa capitalista; nada tiene que ver con la guerrilla en México, concluye el EPR.

Fuente: Contralínea

Es triste, me encabrona pero les pido que lo difundan por correo, en blogs y de boca en boca, por todos los medios posibles, entre más gente se entere mejor

 

Tomado de Pocamadrenews.

Leer más

Regresa a Cuba la Brigada Henry Reeve de misión en Chile: “La Isla que enseña a vivir”

23 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

La Bridada Henry Reeve en Chile estuvo integrada por 78 colaboradores en todo el tiempo de estancia. Foto: Roberto Chile

La Bridada Henry Reeve en Chile estuvo integrada por 78 colaboradores en todo el tiempo de estancia. Foto: Roberto Chile

El IL-62M de Cubana tocó tierra exactamente a la hora advertida, 15 minutos después de la medianoche. Descienden la escalerilla del avión, en la semioscuridad de la terminal aérea, los colaboradores médicos de la Brigada Henry Reeve que prestaron servicio en Chile tras el terremoto ocurrido el 27 de febrero. Llevaban ocho meses en el país austral, pero poco se ha hablado de ellos fuera de las regiones donde trabajaron. “Sí, es fruto del esfuerzo callado de Cuba”, habría comentado unas horas antes el amigo que me advirtió de la llegada.

No se distinguen muy bien sus rostros y todos vienen con batas blancas por encima de un pulóver rojo con el distintivo de la brigada. Si se le quita el sonido a la escena, podría decirse que está ocurriendo en cualquier lugar del mundo, pero con audio hasta un marciano adivinaría que son cubanos y que el avión ha tocado tierra en la Isla. “Oye, chica, ¡qué rico estar en Cuba! ¡Qué aire más fresco!” “Yuly, pásame el creyón de labios”. “¡Avemaría, no me lo puedo creerrrr…!” Risas, pasos apurados, alguna lágrima, un sombrero que se agita en el aire.

Entran al salón de la terminal de aérea, a toda luz. Van acomodándose en los asientos y la doctora Yiliam Jiménez les habla a los de la primera fila: “Vamos a tener un pequeño acto. ¿Está bien? Pónganse lindos que van a salir en la Televisión”. La bienvenida no se hace esperar.

El Dr. Juan Carlos Andux, jefe de la Brigada médica, habla en nombre de sus compañeros. Relata brevemente cómo llegaron a Chile. Ocho horas después de que la Embajadora cubana en ese país transmitiera la solicitud del gobierno de Michelle Bachelet para que la Isla enviara ayuda médica, las condiciones estaban creadas y partieron los médicos. En aquel primer grupo que aterrizó en Santiago el primero de marzo, iban 26 colaboradores de la salud, un hospital de campaña y 12 toneladas de equipamientos, instrumentales y medicinas para brindar los cuidados que hicieran falta. La carga y los pasajeros necesitaron dos aviones.

“Instalamos el primer hospital que funcionó después del terremoto y fuimos los últimos en irnos… Allí dejamos a un pueblo que nos amó y que recogieron firmas para que no nos fuéramos. Más de mil personas fueron a darnos la despedida, lloraron cuando nos íbamos y nosotros, con ellos”, dice Andux, que más tarde conversará con Cubadebate, antes de abandonar el aeropuerto.

El ministro de Salud, el doctor Roberto Morales, felicita a la Brigada en nombre de la más alta dirección del país y del Comandante en Jefe Fidel Castro, que ha seguido día tras día el trabajo de los cooperantes y que envía un cariñoso mensaje de bienvenida. Morales hace un recorrido por las impresionantes cifras de personas asistidas y servicios que los especialistas brindaron al pueblo chileno, en dos ciudades duramente afectadas: Rancagua y Chillán.

“En Chile dejaron una huella más allá de nuestros servicios médicos: la huella de un pueblo, de una Revolución. Un pueblo que no da lo que le sobra, sino que comparte lo que tiene. Por eso fuimos los primeros en llegar y los últimos en irnos”, añade el Ministro.

PIEL A PIEL

El doctor Juan Carlos Andux, Jefe de la Brigada Henry Reeve en Chile. Estuvo al frente del Hospital de campaña cubano en Chillán. Foto: Roberto Chile.

El doctor Juan Carlos Andux, Jefe de la Brigada Henry Reeve en Chile. Estuvo al frente del Hospital de campaña cubano en Chillán. Foto: Roberto Chile.

“Rancagua y Chillán son dos escenarios diferentes”, han sido las primeras palabras del doctor Juan Carlos, cuando nos sentamos -están él y otros de sus compañeros- en una salita del aeropuerto, a la espera de una prometida taza de café para distraer el sueño y el cansancio. Algunos llevan más de 48 horas sin dormir y están locos por abrazar a su familia.  Son más de la una de la madrugada.

La Brigada médica ha estado, efectivamente, en dos ciudades muy  diferentes, aunque con el mismo clima mediterráneo, de implacable invierno que llega hasta -6 grados centígrados, y de veranos que en enero pueden ser abrasadores. Rancagua y Chillán están al sur de Santiago de Chile, más próxima al arenal que la capital de la interminable costa chilena. Chillán se encuentra a menos de 100 kilómetros del epicentro del terremoto.

Les propongo ir desde el principio, el momento en que los dos aviones cubanos aterrizaron en Santiago de Chile, en el Aeropuerto del Ejército chileno.  Algunos compañeros se quedaron esperando la descarga de las 12 toneladas y el grueso de la brigada (26 colaboradores), atravesaron primero la ciudad a oscuras y luego avanzaron unos 87 kilómetros en tinieblas. Llegaron a Rancagua en la madrugada, con vientos helados, sin saber exactamente adonde iban a ubicar los hospitales de campaña.

“Nos sorprendió lo que vimos cuando llegamos a Rancagua. En apariencias no había pasado nada, a juzgar por los edificios. Se mantenían en pie. Como en Chile han ocurrido terremotos devastadores de más de 8 grados en la escala de Richter, ellos durante años desarrollaron una sistema constructivo antisísmico, muy sólido, que ha permitido disminuir los efectos de este tipo de fenómeno natural.” Juan Carlos reconoce que llegaron impactados por las imágenes que habían visto por la televisión de un Puerto Príncipe en ruinas, tras el terremoto del 11 de enero.

“Por eso en la trayectoria desde Santiago hasta Rancagua nos decíamos: ¡pero aquí no hay terremoto!”   La realidad se impondría poco después. Prácticamente toda la infraestructura hospitalaria había sufrido severos daños. El Hospital Regional de Rancagua, de 506 camas, perdió más de 300. Colapsó totalmente.

“Nos ubicaron al lado de una estructura dañada de ese centro de salud. Ahí nos dimos cuenta de que las autoridades civiles chilenas no tenían experiencia en hospitales de campaña. Les explicamos por qué un hospital de campaña no podía ubicarse al lado de aquel edificio medio en ruinas, con una altura de 8 pisos, ya medio inclinado. La actividad sísmica no había terminado y con otra réplica fuerte, se iría abajo y nos mataría a todos. Comprendieron en el acto y nos ubicamos en el estadio de fútbol”, añade.

Apenas amaneció el 1 de marzo, comenzaron a armar el Hospital de campaña en el Complejo Deportivo Patricio Mekis. Algunos tenían temores de que los pobladores no iban a mirar con buenos ojos que los cubanos se instalaran precisamente en el estadio de fútbol. Rancagua se conoce como “la ciudad celeste” o “del capo de provincia”, denominaciones referentes al equipo de fútbol O’Higgins, el club con mayor cantidad de seguidores fuera de Santiago de Chile.

Los aceptaron sin problemas. Esa fue la primera sorpresa, pero no la única. “¿Sabes quién fue el que inmediatamente se nos acercó para ofrecernos ayuda? El Ejército. Nos sorprendió ver llegar a un General -imagínate todo lo que nos pasó por la cabeza-, que respetuosamente nos saludó y su primera pregunta fue: ‘¿Cómo podemos ayudarlos?’ Y durante los ocho meses con sus 259 días así fue la relación con los militares. Nos apoyaron en todo”, continúa Juan Carlos.

No había levantado mucho la mañana y empezaron a llegar voluntarios del pueblo. “Nos veían con las mandarrias, armando la carpa de clasificación, que fue la primera que montamos para empezar a atender de inmediato, y preguntaban: ‘¿Cuándo vienen los médicos?’. No podían creen que los médicos éramos nosotros mismos”, interviene ahora el Doctor Carlos Pérez Díaz, que estuvo al frente del Hospital de campaña de Rancagua.

Explican el por qué de la confusión. La ayuda médica norteamericana llegó a Chile acompañada de un destacamento de soldados que fueron los que les levantaron su hospital de campaña.

“Se nos empezó a llenar aquello y a partir ahí vinieron noches muy duras, con servicios las 24 horas. Rancagua amanecía con 400 personas sentadas a la entrada del hospital y todo tipo de dolencias.  Descubrimos que iban a ver qué era la medicina cubana, quiénes éramos nosotros. Habían oído hablar del prestigio del sistema sanitario cubano, de su calidad técnica, de su desprendimiento, pero querían verlo por sus propios ojos”, dice Juan Carlos.

Rancagua tiene unos 200 000 habitantes en toda la municipalidad y él duda que haya quien no hubiera escuchado hablar de la presencia de los cubanos. El Doctor Carlos ofrece un matiz adicional: “Las personas reconocían la calidad del servicio que se les brindaba en el hospital de campaña, pero lo que más les llamaba la atención era el trato que les dábamos. Nos decían: ‘Ustedes son médicos piel a piel‘. Al principio no entendía. Ellos se referían al afecto, a que los tocábamos y les escuchábamos sus problemas. Para una población que sufría de stress postraumático era esencial ofrecerles cariño, seguridad, comprensión, apoyo sicológico.”

El doctor Carlos Pérez Díaz fue el jefe de la brigada cubana en Rancagua. Foto: Roberto Chile

El doctor Carlos Pérez Díaz fue el jefe de la brigada cubana en Rancagua. Foto: Roberto Chile

BAILANDO EN CASA DEL TROMPO

En el avión que los llevó a Chile, los colaboradores cubanos habían estado estudiando las características de la actividad sísmica en la región y las informaciones sobre el terremoto, que se disponían hasta ese momento.

“Ellos tienen un terremoto cada 25 años -cuenta el Jefe de la Brigada-. En 1939, tuvieron uno terrible en Chillán y murieron más de 30 000 personas.  En 1960, el terremoto de Valdivia, el más grande del mundo con una intensidad de 9,5 grados en la escala de Richter, costó la vida a más de 2 000 personas y dejó un millón de damnificados. En 1986, tuvieron otro y ahora, en el 2010. Sabíamos que después de un fuerte temblor, hay réplicas, algunas muy intensas y que pueden ser muy peligrosas. Y así fue. Nosotros vivimos en Chile, desde el día que llegamos, 576 réplicas, y la más difícil, la del 11 de marzo, el mismo día del cambio de gobierno”.

Nadie habría podido imaginar que aquellos hombres y mujeres provenientes de una Isla donde la actividad sísmica no tiene las proporciones que ha vivido Chile,  terminarían ofreciendo soluciones muy útiles para enfrentar los terremotos.

“Les dijimos a las autoridades: ‘necesitamos un radiotransmisor, con dos equipos: uno para nosotros y otro para Patricio, el jefe del SAMU’. El SAMU es el Sistema de Atención Médica de Urgencia, la variante chilena del SIUM cubano (Sistema Integral de Urgencia Médica). Ellos contestaron: ‘¿Radio? Eso es una tecnología obsoleta. Nadie aquí usa eso.’  Pero nosotros insistimos, porque cuando se desataron el terremoto y el tsunami las redes de telefonía celular se cayeron y el moderno sistema de comunicación del país colapsó. Nosotros no queríamos vivir esa experiencia. Se dieron por vencidos y nos dieron un radio. El otro lo tenía Patricio.”

Pronto llegaría la hora de probar que aquello no era un capricho.  El 11 de marzo, día del traspaso de Gobierno -Michelle Bachelet entregó la Banda Presidencial a su sucesor, Sebastián Piñera-, el Dr. Juan Carlos asistía a una cirugía compleja, una fractura. “De momento dice la anestesista: ‘El paciente está convulsionando, está convulsionando’. Bueno, y nosotros con él, porque también se estaban moviendo fuertemente las carpas.  Y responde un compañero: ‘No, no es una convulsión; es que está temblando’.”

Se armó un corre corre infernal entre los que estaban en las edificios próximos al hospital, presos del pánico.  “Hay un gran alboroto y, por supuesto, los celulares dejaron de funcionar instantáneamente… En eso se escucha por la radio: ‘Hospital de campaña, hospital de campaña, ¿está operativo?’ Respondo: ‘Sí, operativo, esperando para recibir pacientes’.  Al día siguiente, las autoridades de Salud y todo el personal de atención médica de urgencias disponían de radios, que sirvieron para comunicarnos rápidamente cuando se producía una réplica”, comenta con cierta picardía el Jefe de la Brigada.

Llegada de los médicos cubanos a la Terminal José Martí. Son las 00:15 AM del sábado 20 de noviembre. Foto: Roberto Chile

Llegada de los médicos cubanos a la Terminal José Martí. Son las 00:15 AM del sábado 20 de noviembre. Foto: Roberto Chile

LOS CUBANOS EN LA SILLA DEL SOL

Al día siguiente del cambio de gobierno, el 12 de marzo, el nuevo Ministro de Salud de Chile le solicitó a Cuba otro hospital de campaña.  Tres días después ya estaban los cubanos llegando a Chillán, que en lengua autóctona quiere decir “Silla del Sol”, ubicada a unos 319 kilómetros al sur de Rancagua.

En un reportaje publicado el 19 de marzo, la revista chilena Punto Final explica exactamente como se concretó esta solicitud: “La organización y equipamiento del hospital y la capacidad profesional de los médicos y paramédicos cubanos fue reconocida por el nuevo ministro de Salud, Jaime Mañalich, ex director de la lujosa Clínica Las Condes, que luego de conocer las condiciones de funcionamiento del hospital de campaña en Rancagua pidió públicamente al gobierno cubano que enviara otro hospital de ese tipo, para atender la emergencia en Chile.”

La respuesta del gobierno cubano fue instantánea. Dos días después de esta solicitud arribaba a Chile un segundo hospital de campaña cubano y, como el otro, equipado con quirófano, terapia intensiva, sala de hospitalización, laboratorio, sala de imágenes, etc. Si se cortaba la energía eléctrica, se activaba automáticamente un generador y el hospital seguiría funcionando normalmente. Por supuesto, también contarían con el “viejo” y eficiente sistema de radio.

El Doctor Juan Carlos viajó al frente de la Brigada de Chillán. Cuando le pregunto qué era distinto en esa zona de la cordillera andina, ni lo piensa dos veces: “más lluvia, más frío y más cerca del desastre”. Con una población de 230 000 habitantes, también sufrieron el colapso de su infraestructura sanitaria. El Hospital Regional perdió 206 camas.

“Pero la gran diferencia con Rancagua es que en Chillán había toque de queda: no se podía estar en la calle desde las ocho de la noche hasta las seis de la mañana, y por tanto, a esas horas no teníamos pacientes. Cuando amanecía, ya había entre 600 y 700 personas haciendo cola en las afueras del hospital.  Era muy agotador para los 36 colaboradores de la salud.”

Descubrieron maravillados por qué Chillán le dicen la región de las artes. Ha sido la cuna de poetas, escritores, músicos, escultores y, particularmente, de personalidades de la cultura chilena muy entrañables para Cuba: allí nació Víctor Jara, el cantautor asesinado en el Estadio Chile, el inolvidable creador de “Te recuerdo, Amanda”, canción que todos se saben de memoria. De allí también es el gran amigo de Cuba y de Fidel, el escritor y luchador comunista Volodia Teitelboim.  Violeta Parra nació en esa zona.

A los chilenos no les resultó extraño que los cubanos supieran de memoria las canciones de Violeta y Víctor Jara. Ellos también podían cantar decenas de Silvio y Pablo, de modo que era lógico que se encontraran para escuchar música y bailar. “Y una cosa llevó a la otra. Ellos querían bailar salsa y nosotros tratamos de aprender a bailar la cueca”, afirma Juan Carlos. No me imagino como pueden bailar un cubano la cueca: “Bueno, ellos tuvieron más éxito que nosotros en el aprendizaje. Nosotros bailando la cueca somos malísimos”.

“Pero espérate -interviene el Doctor Carlos-: los cubanos dimos clases gratuitas para aprender a bailar salsa en Rancagua. El cocinero nuestro, los martes y los jueves, las daba en una cancha de baloncesto y hubo un momento en que la cancha no alcanzaba para la cantidad de alumnos que querían practicar. Tendrías que haber visto aquello.”

Reconocimiento firmado por Fidel y el Ministro de Salud entregado a los médicos recién llegados de Chile. Foto: Roberto Chile

MIRANDO A LOS OJOS

Lo más difícil, el frío. Chillán tiene un clima muy seco. El aire es helado y la lluvia corta como un cuchillo. Los cubanos dormían en carpas, casi a la intemperie.  A medida que avanzaba el invierno austral, tuvieron que comenzar a buscar un lugar más protegido. “En Rancagua, el hospital de campaña se mudó para un gimnasio y eso también hicimos en Chillán”, cuenta Juan Carlos. Carlos precisa: Rancagua está rodeada de cordilleras. Cuando llueve, las montañas se hielan y sopla durísimo el viento. El estadio de fútbol se había convertido en una nevera.

Lo mejor, el pueblo chileno. “Despedirnos fue duro, duro”, dicen los dos médicos. Y aclaran:  no recibimos solo el apoyo de los movimientos de solidaridad, de la izquierda chilena, de las personas con más conciencia política. Les llegaron cartas y abrazos de alcaldes de derecha, representantes de la Iglesia episcopal, miembros del Ejército, funcionarios del gabinete de Michelle Bachelet y del de Sebastián Piñera, de personas de diferentes credos políticos, de los periodistas. Juan Carlos tiene un dossier con más de 500 trabajos de prensa que se refieren al personal de salud cubano, todos elogiosos. Un titular los declaró “ángeles de batas blancas”.

Lo más sorprendente, cuánto se conoce a Cuba en Chile. “Y cuánto quieren a Fidel. Es lo más lindo que vivimos en ese país”. A esta altura de la conversación ya no sé cual de los Carlos habla. Son más de las dos de la madrugada. Por tanto, el lector sabrá que a partir de este punto lo que escuchamos es una especie de voz coral, la de la Brigada:

“Llegaban los paciente a la consulta y algunos recordaban a los médicos cubanos que socorrieron a las víctimas del terremoto de Valdivia, en 1960. Nos dijeron que cuando aparecieron los cubanos eran como dioses: acababa de producirse el triunfo de la Revolución y no había noticia más importante que esa en América Latina.” Otros habían visto a Fidel cuando recorrió todo el país con Salvador Allende: “Un señor me dijo, muy orgulloso: ‘vi cuando pasó la caravana y yo corrí y corrí. Tenía 12 años. Fidel extendió la mano y me la dio. Para mí fue histórico’”.

Si algo los sostuvo estos ocho meses fue la manera en que los chilenos les hablaban de Cuba y de Fidel, y el reencuentro con los que habían vivido en la Isla exiliados por la dictadura de Augusto Pinochet. También, el vínculo que se produjo de la manera más natural del mundo con los jóvenes graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM).

“Estábamos en una de las carpas del Hospital de campaña de Chillán y veo venir a un médico chileno, que ha preguntado por mí.  Poco antes, en esa noche, había llegado una paciente muy grave, muy grave. No sabíamos cuáles eran sus antecedentes. Él me pregunta por la señora y me dice: ‘Yo me hice médico en Cuba y vengo a pedirle que me deje llevar, bajo mi responsabilidad, a esa señora.’ ‘No, cómo se la va a llevar, ella está ventilada; la estamos atendiendo aquí’, le respondo. ‘Me la quiero llevar porque la familia de esa señora ha iniciado un proceso legal por el mal tratamiento médico que recibió antes, pero en lo que se esclarece la verdad, va a recaer sobre ustedes una sospecha si le ocurre lo peor. Yo la voy a cuidar y voy a asumir la responsabilidad.’ Y se la llevó para su Terapia Intensiva, porque es un intensivista formado por nuestra Revolución. No quería que la más mínima sombra cayera sobre nuestro trabajo.”

Más de 100 graduados de ELAM colaboraron con la Brigada en Chile.  La revista Punto Final recogía las declaraciones de Ulises González, chileno, médico general, que estudió en Cuba seis años y medio, en Manzanillo, provincia de Granma. “Había unos 50 chilenos y de otros países, Jamaica, Congo, Medio Oriente. Terminé en 2007 y volví a Chile. Revalidé estudios y trabajo en Lo Prado, en un consultorio de atención primaria. Vine a Rancagua para apoyar a los compañeros cubanos. ¿Qué puedo decir de la solidaridad cubana? Los cubanos enseñan a vivir. La atención que están entregando en este hospital a los pacientes chilenos es de lo mejor. Cuba siempre manda a los pobres lo mejor que tiene”.

Los jóvenes graduados de la ELAM trabajaban de lunes a viernes en sus hospitales, pero el fin de semana se unían a los cubanos y se alternaban en las guardias del sábado y del domingo.

Esta vez reconozco en la cinta de la grabadora la voz del doctor Juan Carlos: “Recuerdo un día en que autoridades chilenas, de diferentes ideologías, visitaron el campamento.  Un funcionario local le preguntó a uno de los médicos de la ELAM que de dónde era. Le respondió que era de Angol, ciudad en la que se ubicó el hospital de campaña norteamericano que estuvo en Chile aproximadamente dos meses.  ‘¿Y tú trabajas de lunes a viernes allá? ¿Y cuando tú descansas, si estás acá los fines de semana?’ El médico, un mapuche, miró al funcionario a los ojos y le contestó: ‘Nosotros paramos cuando el Comandante en Jefe decida’.”

El ministro de Salud Dr. Roberto Morales da la bienvenida a los médicos. Foto: Roberto Chile.

El ministro de Salud Dr. Roberto Morales da la bienvenida a los médicos. Foto: Roberto Chile.

EPÍLOGO

No puedo resistirme a una coda final. Es imposible hablar de Chile sin que venga a la mente el terremoto en Haití, que costó la vida a más de 200 000 personas. En el país caribeño también están la Brigada Henry Reeve, los médicos de la ELAM y miles de historias con las grandezas y las desdichas de cada uno de sus pobladores.

De modo que les cuento lo que me contaron. Se estaba preparando este acto para los médicos que llegaban del país austral y Fidel quiso saber cada detalle y todas las estadísticas posibles. Actualizó sus datos de la Brigada en Chile e intuyó que los colaboradores que habían estado en Rancagua y Chillán seguramente querrían tener noticias de sus hermanos en Haití. La Henry Reeve libra en cinco Departamentos haitianos una batalla homérica contra las secuelas de su pobreza ancestral, el terremoto de enero, el huracán que vino después y ahora, contra el cólera.

Llamó por teléfono al Doctor Lorenzo Somarriba, jefe de la Brigada médica en Haití, quien estaba en ese momento viajando por carretera a Rabotó, donde Cuba atiende un hospitalito. Fidel le preguntó con quién iba en el carro. El médico le contestó que con el chofer y un informático. Seguramente al Comandante le pasaron por la mente todos los peligros de este mundo. Debió pensar en aquel país, el más pobre entre los pobres, el más abandonado a su suerte, el más desvalido, el que ya no tiene nada que perder y no pocas veces se desborda.

Dicen que Fidel preguntó a Somarriba: “¿Pero no va nadie más para cuidarlos?”. El médico le contestó: “Sí, Comandante. Llevamos dos banderitas cubanas. Eso le puede dar una idea de cuánto quieren los haitianos a los cubanos.”

En cifras

LA BRIGADA HENRY REEVE EN CHILE

  • La Bridada Henry Reeve en Chile estuvo integrada por 78 colaboradores en todo el tiempo de estancia.
  • Arribó en dos grupos principales: el primero, el 1 de marzo (26 especialistas); el segundo, el 15 de marzo (33 especialistas). Posteriormente, se incorporaron otros 19 en el transcurso de la misión, para apoyar algunas especialidades.
  • La Brigada la formaron 23 médicos, 21 Licenciados en Enfermería y 34 técnicos.
  • Fueron ubicados originalmente en el Hospital de campaña número 1 de la localidad de Rancagua, capital de la provincia de Cachapoal, en la VI Región del Libertador General Bernardo O’Higgins. El segundo grupo, en el Hospital de campaña número 2 de la localidad de Chillán, de la provincia de Ñuble, en la VIII Región del Biobío, ambas localidades entre 450 y 500 km al sur de la capital chilena, respectivamente.
  • Trabajaron ininterrumpidamente 259 días (más de 8 meses) desde el 1 de marzo hasta el 12 de noviembre.
  • Fueron atendidos 79 137 pacientes, con un promedio diario de 312 por jornada. El principal grupo fueron los niños de 0 a 9 años (8 312 pacientes, el 17 %), seguido por personas entre los 50 y los 59 años (8 305 pacientes, 17%).
  • El 66% de las personas consultadas eran mujeres.
  • Se realizaron 3 183 intervenciones quirúrgicas, de ellas 2 559 de cirugía mayor de alta complejidad que incluyó el mínimo acceso (promedio diario de 13 cirugías)
  • Fueron hospitalizados 2 633 pacientes (10 hospitalizados por día).
  • Se realizaron 108 483 procederes de enfermería, con un promedio diario de 4 027.
  • Entre las principales causas de atención médicas estaban las enfermedades respiratorias, las enfermedades del sistema osteomioarticular y las digestivas. Estas tres suponen un 61 por ciento de todos los problemas de salud que asistieron los médicos cubanos.

LA BRIGADA HENRY REEVE EN HAITI

  • La Bridada en Haití tiene 839 colaboradores. De ellos, 689 cubanos -530 a tiempo completo en la epidemia del cólera.
  • La Brigada también la integran 90 graduados de la ELAM, latinoamericanos provenientes de 18 países, incluido Haití. Entre los graduados de la ELAM, 64 están dedicados a la epidemia del cólera a tiempo completo.
  • Se han graduado en Cuba alrededor de 600 haitianos y trabajan en Haití más de 500.
  • Desde 1998, han permanecido en Haití 628 cooperantes de la salud cubanos.
  • Entre los cubanos hay 18 médicos de la Operación Milagros; 147 Licenciadas en Enfermería; Tecnólogos de la Salud, 225, y 74 son personal de servicios.
  • Gonaïves, donde es más fuerte la epidemia, tiene 200 000 habitantes.
  • Puerto Príncipe, donde se han reportados casos de cólera pero no la epidemia, tiene 2,5 millones de habitantes.
  • Durante la epidemia, la Brigada Médica cubana ha atendido 22 123 personas con cólera, con 253 fallecidos. Por cada cien casos atendidos, se reporta una tasa de letalidad del 1,1%.

Cubadebate

Leer más

Degradan a dos militares israelíes por usar a un niño palestino como escudo humano

23 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

juicio-israelDos militares israelíes acusados de poner en peligro la vida de un niño palestino de nueve años al que emplearon como escudo humano han sido degradados y puestos bajo libertad condicional durante tres meses por una corte militar.

Ambos, pertenecientes a la Brigada de Infantería Guivati, han comparecido este domingo en una vista ante un tribunal de la Comandancia Sur del Ejército israelí, que les degradó de suboficiales al rango de sargento.

Los dos fueron condenados hace un mes por haberse excedido en el uso de su autoridad y puesto en peligro la vida del menor palestino al que ordenaron abrir varios bolsos de los que se sospechaba contenían explosivos durante el registro en un edificio del barrio Tel al-Hawa en la franja de Gaza en enero de 2009.

La pena máxima para este tipo de delitos ha sido fijada en tres años de prisión.

Hay en marcha otras 30 investigaciones contra militares

Se trata de la primera querella relativa a acusaciones de mala conducta durante una situación de combate. En anteriores casos se imputó a dos soldados, también de la Brigada Guivati, por haber robado tarjetas de crédito con las que se apoderaron de 400 dólares.

Más de 30 indagaciones han sido emprendidas contra militares desde que concluyera el 18 de enero del año pasado la operación “Plomo Fundido”, que lanzó Israel en la franja de Gaza y se prolongó durante 22 días, con un resultado de 1.400 palestinos muertos y 5.000 heridos.

La mitad de los casos han sido cerrados por la Fiscalía Militar mientras que la otra mitad están cerca de su conclusión a la espera de decidirse si se presentan demandas contra los militares involucrados.

RTVE/ LibreRed.Net

Leer más

30.000 personas se manifestaron contra la OTAN en Lisboa

23 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Portugal NATO SummitUnas 30.000 personas marcharon por las calles de Lisboa en rechazo a la cumbre de los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que concluyó este sábado en la capital de Portugal.

La manifestación de protesta, organizada por grupos pacifistas, sindicatos y partidos de izquierda, marcó el final de las manifestaciones anti-OTAN proyectadas de manera paralela a la cita oficial, reseñó Prensa Latina.

El lema “Paz sí, OTAN no” encabezó la marcha que colmó céntricas avenidas y mantuvo expectantes a las unidades antimotines fuertemente armadas y encargadas de mantener el orden.

Durante la marcha los inconformes lanzaron consignas contra esa organización militar, a la que consideran una amenaza a la paz y de la cual demandaron el cese de la ocupación en Afganistán.

Los organizadores precisaron que esperaban a unos 100 mil participantes pero que las medidas de seguridad implementadas por el gobierno portugués impidieron la entrada de cientos de activistas extranjeros al país.

La policía de Protugal detuvo la mañana de este sábado a más de 40 pacifistas que en señal de protesta se encadenaron por los tobillos y cortaron el tráfico en una céntrica avenida de Lisboa.

El encuentro de los líderes de la OTAN concluyó este sábado tras informarse que la próxima cita tendrá lugar en 2012 en Estados Unidos, lo que fue confirmado en rueda de prensa por el presidente Barack Obama.

La Declaración Final de la cumbre de Lisboa convino en evaluar dentro de dos años el progreso de los acuerdos suscritos en la capital portuguesa como el nuevo concepto estratégico de la Alianza Noratlántica.

Los gobernantes reforzaron la estrategia geopolítica y militarista de la organización y acordaron que a nombre de la seguridad de sus miembros podrán intervenir cualquier país sin límites de ninguna índole.

Aprobaron también una salida progresiva de sus tropas destacadas en Afganistán que concluirá en 2014, pero dejaron claro que después se quedarán en esa nación asiática “en papel de apoyo”.

Según el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, el plan no supone una retirada total, ya que pretenden quedarse después de la transición y todo el tiempo que sea necesario.

La OTAN invitó a Rusia a cooperar en el análisis para crear un sistema de defensa antimisiles, que hasta ahora había sido rechazado por Moscú por considerarlo incompleto y una amenaza a su seguridad nacional.

El comité técnico del Consejo OTAN-Rusia, que hoy contó con la presencia del presidente ruso, Dmitri Medvedev, elaborará un informe inicial que será presentado en su reunión de junio próximo.

 

AVN/ LibreRed.Net

Leer más