Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín
Ultimos Posts

Nobel de la guerra para los señores del «Nobel de la Paz»

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica


por Domenico Losurdo *

Ignorando las instrucciones que dejara el propio Alfred Nobel, el jurado del premio Nobel ya no está recompensando el coraje en el trabajo por la paz sino la utilidad mediática al servicio del imperialismo. La lista de los más recientes laureados con ese premio no es más que una enumeración de personalidades que sirven de coartada a la aplicación de políticas coercitivas y de pretexto para justificar las guerras. El más reciente es el premio Nobel de la Paz de 2010, concedido a un «disidente» chino como medio de justificar la política de containement en contra de China, señala el filósofo Domenico Losurdo.


 


14 de octubre de 2010

  

Un recio debate se ha desatado en Australia en las últimas semanas.
En un artículo publicado en Quartely Essay y del que se adelantaron algunos aspectos en el The Australian, Hugh White lanzó un llamado de advertencia sobre una serie de inquietantes procesos actualmente en marcha:
ante el ascenso de China, Washington está respondiendo con la tradicional política de containment (se puede traducir como política de contención), mediante el amenazante fortalecimiento de su potencial y sus alianzas militares.

En respuesta, Pekín no se deja intimidar ni «contener». Todo lo anterior puede provocar en Asia una polarización de alianzas adversarias y dar lugar al surgimiento de «un riesgo real y creciente de guerra de grandes proporciones e incluso de guerra nuclear».
El autor de esta advertencia está lejos de ser un don Nadie. Tiene en su aval una larga carrera como analista en cuestiones de defensa y de política exterior y forma parte, en cierta forma, del establishment intelectual. No por casualidad su artículo ha desatado un debate nacional, en el que también ha participado la primera ministra, Julia Gillard, quien ha reafirmado la necesidad del vínculo privilegiado con Estados Unidos.

Pero los sectores extremistas australianos han ido mucho más lejos al afirmar que hay que comprometerse a fondo con una Gran Alianza de las democracias contra los déspotas de Pekín. No queda duda alguna. La ideología de la guerra contra China se basa en una ideología existente desde hace mucho que justifica y hasta celebra las agresiones militares y las guerras de Occidente en nombre de la «democracia» y de los «derechos humanos».

Y ahora resulta que se otorga el «Premio Nobel de la Paz» al «disidente» chino Liu Xiaobo. Esa maniobra no podía producirse en momento más oportuno, sobre todo teniendo en cuenta la amenaza de guerra comercial esgrimida contra China, ahora de manera abierta y solemne, por el Congreso de Estados Unidos.

China, Irán y Palestina

Entre los primeros en felicitarse por la selección de los señores de Oslo estuvo la señora Shirin Ebadi, quien inmediatamente añadió aún más sal a la sopa:
«China no sólo es un país que viola los derechos humanos. Es también un país que apoya y ayuda a numerosos regímenes que los violan, como los que están en el poder en Sudán, en Birmania, Corea del Norte, Irán…»
Agregó además que es un país responsable de la «gran explotación de los obreros». Por lo tanto, hay que boicotear «los productos chinos» y «limitar al máximo los intercambios económicos y comerciales con China» [1].

Digámoslo una vez más: la contribución a la ideología de la guerra emprendida en nombre de la «democracia» y de los «derechos humanos» no puede ser más clara, y la declaración de guerra comercial es evidente.
Entonces, ¿por qué se le otorgó el «Premio Nobel de la Paz» en 2003 a Shirin Ebadi? Se le dio ese premio a una señora cuya visión de las relaciones internacionales es maniquea. En su lista de violaciones de los derechos humanos no hay cabida para Abu Ghraib ni para Guantánamo, ni para los bombardeos y guerras desatados con pretextos falsos y mentiras, ni para el uranio empobrecido, ni para los embargos con características genocidas que desafían a la aplastante mayoría de los miembros de la ONU y de la comunidad internacional…

En cuanto a la «gran explotación de los obreros» en China, es indudable que Shirin Ebadi habla a tontas y a locas. El gran país asiático ha salvado a cientos de miles de mujeres y hombres del hambre a la que habían sido condenados, en primer lugar, por la agresión y por el embargo que había proclamado Occidente.

En estos días se puede leer en todos los órganos de prensa que los salarios de los obreros están progresando a un ritmo bastante rápido. En todo caso, si bien el bloqueo contra Cuba afecta exclusivamente a los habitantes de esa isla, un posible embargo contra China provocaría una crisis económica planetaria, con consecuencias devastadoras incluso para las masas populares occidentales, y habría que decirle adiós a los derechos humanos (o por lo menos a los derechos económicos y sociales).

No cabe duda. La señora que recibió el «Premio Nobel de la Paz» en 2003 es una ideóloga de la guerra, mediocre y provinciana.
¿Quisieron acaso recompensar así a una activista que, no en el plano internacional pero sí al menos dentro de Irán, afirma ser una defensora de los derechos humanos?
De ser esa la intención de los señores de Oslo, habrían tenido que darle el premio Nobel a Mohamed Mosadegh, el hombre que, a principios de los años 1950, se comprometió a construir un Irán democrático pero que, por atreverse a nacionalizar la industria petrolera, fue derrocado mediante un golpe de Estado organizado por Gran Bretaña y Estados Unidos, los mismos países que hoy se erigen en campeones de la «democracia» y de los «derechos humanos».

¿Acaso trataron los señores de Oslo de recompensar a algún valiente opositor de la feroz dictadura del chah, que contó con el apoyo de los habituales pero improbables campeones de la causa de la «democracia» y de los «derechos humanos»?
¿Por qué le dieron entonces el «Premio Nobel de la Paz» a Shirin Ebadi en 2003?

En aquel momento, mientras el interminable martirio del pueblo palestino se recrudecía aún más, ya se perfilaba claramente la cruzada contra Irán.
Atribuir un reconocimiento a una militante palestina hubiese sido una verdadera contribución a la causa de la distensión y de la paz en el Medio Oriente.

¿No hay acaso militantes palestinos «no violentos»?
Es difícil calificar de «no violento» a Obama, el líder de un país que está metido en varias guerras a la vez y que gasta en armamento, él sólo, tanto dinero como todos los demás países del mundo juntos.
En todo caso, en Palestina no escasean los «no violentos», y son no violentos todos los militantes que desde todo el mundo llegan a Palestina para defender a sus habitantes contra una abrumadora violencia y que han sido incluso aplastados por los tanques o los buldózeres del ejército ocupante.

Sin embargo, los señores de Oslo prefirieron recompensar a una militante que desde entonces no ha dejado de atizar el fuego de la guerra contra Irán, en primer lugar, y que ahora hace lo mismo contra China.
Luego de la consagración y la transfiguración de Liu Xiaobo, el presidente estadounidense intervino rápidamente, y pidió la liberación inmediata del «disidente».

¿Por qué no libera, mientras tanto, a los detenidos sin juicio que se encuentran en Guantánamo?
¿O por qué no presiona al menos a favor de la liberación de los innumerables palestinos, que a veces son apenas adolescentes, encarcelados por Israel, como reconoce incluso la prensa occidental, en espantosos complejos carcelarios?

Los señores de Oslo, Estados Unidos y China

Obama es otro caso de «Premio Nobel de la Paz» que reúne características bastante singulares. Cuando lo recibió, el año pasado, había declarado que tenía intenciones de reforzar la presencia militar de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán y de impulsar las operaciones de guerra.

Ya después de recibir el espaldarazo que constituye el prestigioso reconocimiento que había recibido en Oslo, Obama fue fiel a su palabra. Son ahora más numerosos que en la época de Bush los escuadrones de la muerte que, desde el cielo, «eliminan» «terroristas», potenciales «terroristas» y sospechosos de «terrorismo».

Los helicópteros y aviones sin piloto que se desempeñan como escuadrones de la muerte son también numerosos en Pakistán, como también son numerosas las víctimas «colaterales» que provocan. La indignación popular es tan grande y se extiende tanto que hasta los propios gobernantes de Kabul e Islamabad se sienten obligados a protestar ante Washington. Pero Obama no se deja impresionar. ¡Y sigue exhibiendo su «Premio Nobel de la Paz»!

En estos últimos días se filtró una noticia escalofriante. Hay en Afganistán militares estadounidenses que matan civiles inocentes por diversión y que conservan alguna parte del cuerpo de sus víctimas como recuerdo de caza.
La administración estadounidense se apresuró inmediatamente a bloquear la difusión de más detalles y, sobre todo, de las fotos.

Conmocionada, la opinión pública estadounidense e internacional hubiese podido decidirse a presionar por el fin de la guerra en Afganistán. Para poder continuar esa guerra, y hacerla aún más dura, el «Premio Nobel de la Paz» prefirió asestar también un golpe a la libertad de prensa.

También podemos hacer aquí una observación de carácter general. Durante el siglo 20, Estados Unidos es el país que más repetidamente ha visto a sus estadistas recibir el «Premio Nobel de la Paz»:
- Theodore Roosevelt, el mismo que estimaba que el único indio «bueno» era un indio muerto;
- Henry Kissinger, el protagonista del golpe de Estado en Chile y de la guerra de Vietnam;
- James Carter, el promotor del boicot contra los Juegos Olímpicos de Moscú, en 1980, y de la prohibición de exportar trigo a la URSS cuando la intervención en Afganistán contra los freedom fighters musulmanes; y
- Barack Obama, quien ahora interviene contra los freedoms fighters –convertidos entretanto en terroristas– y utiliza contra ellos una monstruosa maquinaria de guerra.

Veamos ahora, por otro lado, cómo se posicionan los señores de Oslo cuando se trata de China. Ese país, que representa a una cuarta parte de la humanidad, no se ha visto implicado en ninguna guerra en los últimos 30 años y ha promovido un desarrollo económico que al liberar de la miseria y el hambre a cientos de millones de hombres y mujeres les ha dado acceso, en todo caso, a los derechos económicos y sociales.

Pero los señores de Oslo sólo se han dignado a tomar en cuenta a ese país para otorgar tres premios a tres «disidentes»:
en 1989, le entregaron el «Premio Nobel de la Paz» al 14º Dalai Lama, quien abandonó China hace ya 30 años;
- en 2000 le dieron el Nóbel de literatura a Gao Xingjan, escritor que ya por entonces era ciudadano francés;
- en 2010 le otorgan el «Premio Nobel de la Paz» a otro disidente que, después de haber vivido en Estados Unidos e impartido clases en la Universidad de Columbia, regresa a China «rápidamente» [2] para participar en la revuelta (ciertamente no pacífica) de la Plaza Tiananmen.

Aún hoy en día, ese personaje habla de su pueblo de la siguiente manera:
«Nosotros los chinos, tan brutales» [3]. O sea, para los señores de Oslo la causa de la paz está representada por un país (Estados Unidos) que se cree a menudo investido de la divina misión de guiar el mundo, que ha instalado y sigue instalando amenazadoras bases militares a través de todo el planeta.

Pero en China, que no tiene ninguna base militar en el extranjero, país con una civilización milenaria y que al cabo de un siglo de humillaciones y de miseria impuestos por el capitalismo está recuperando su antiguo esplendor, los representantes de la causa de la paz –y de la cultura– son sólo tres «disidentes» que ya no tienen mucho que ver con el pueblo chino y que ven a Occidente como el único faro que ilumina el mundo.

Es indudable que estamos viendo, en la política de los señores de Oslo, el resurgimiento de la antigua arrogancia colonialista e imperialista.

Mientras resuenan en Australia voces inquietas ante los riesgos de guerra, en Oslo se da un nuevo brillo a una ideología de guerra de funesta recordación:
recordemos que las guerras del opio fueron elogiadas en su época por J. S. Mill como una contribución a la causa de la «libertad» y del «comprador» además de la del vendedor (de opio), mientras que Tocqueville la presentaba como una contribución a la causa de la lucha contra el «inmovilismo» chino.

No son muy diferentes las consignas que hoy agita la prensa occidental, prensa que –dicho sea de paso– no se cansa de denunciar el eterno despotismo oriental.
Por muy nobles que sean sus intenciones, el comportamiento real de los señores del «Premio Nobel de la Paz» sólo merece hoy en día el Nóbel de la guerra.



 Domenico Losurdo

Filósofo e historiador comunista, profesor en la universidad de Urbino (Italia). Última obra publicada en francés: "Nietzsche philosophe réactionnaire: Pour une biographie politique".






Sobre el mismo tema, ver «El premio Nobel al servicio del imperialismo», cuadro de los más recientes laureados con el premio Nobel de la Paz.



[1] Corriere della Sera, 9 de octubre de 2010.

[2] Marco Del Corona, en el Corriere della Sera del 9 de octubre de 2010.

[3] Ilaria Maria Sala, La Stampa, 9 de octubre de 2010.

Leer más

Video: dos entrevistas para conocer al «monstruoso» presidente de Irán

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica




Los medios de prensa occidentales comerciales desde hace tiempo, controlados por el lobby de prensa internacional, han recibido la orden de convertir mediáticamente a personalidades del Tercer Mundo en monstruos, diablos de la Humanidad, en enemigos de la Paz. Es decir denigrar sobre todo la imagen de presidentes miembros del Movimiento de Países No Alineados como lo son el presidente Hugo Chávez de Venezuela, Evo Morales de Bolivia, el presidente Ahmadinejad de Irán y muchos otros.
Este último ha sido víctima de una ardua campaña internacional de desinformación para pegarle la falsa etiqueta de bandido y fanático religioso.

En la primera entrevista (arriba) el presidente de Irán demuele literalmente al entrevistador estadounidense que no sabe qué postura optar para no perder la cara.

En la segunda entrevista concedida a la televisión rusa Russia Today habla de aspectos de política internacional.


Al final hemos añadido dos documentales independientes realizado por personas implicadas en el movimiento de reflexión y meditación, movimiento cada día más planetario, en donde explican la función precisa para la cual ha sido encomendada en estos tiempos la prensa comercial.


Alejandro Ariza desde México.
Tomado de Red Voltaire
Leer más

La biografía oculta de los Obama: una familia al servicio de la CIA (2ª parte)

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Investigación
La biografía oculta de los Obama: una familia al servicio de la CIA (2ª parte)
por Wayne Madsen*

En la segunda parte de su investigación, Wayne Madesen aborda la biografía de la madre y del padre adoptivo del presidente Barack Obama. Sigue la trayectoria de ambos como agentes de la CIA, primeramente en la Universidad de Hawai, donde se elaboran algunos de los más oscuros proyectos de la CIA, y posteriormente en Indonesia, en momentos en que Estados Unidos preparaba una enorme masacre de simpatizantes comunistas. Las carreras de la madre de Obama y de su padre adoptivo forman parte del periodo que rodeó el comienzo de la globalización en Asia y en el resto del mundo. A diferencia de la dinastía Bush, Barack Obama supo esconder hasta ahora sus propios vínculos con la CIA y, sobre todo, los que tenía su familia. Madsen concluye con la siguiente interrogante: ¿Qué esconde aún Barack Obama?


 


18 de octubre de 2010

Desde
Washington DC (EEUU)


Ver primera parte: «La biografía oculta de los Obama: una familia al servicio de la CIA»

JPEG - 99 KB
El jóven «Barry» Obama Soetoro, a la edad de 10 años, con su padre adoptivo Lolo Soetoro, su madre Ann Dunham Obama Soetoro y su media hermana Maya Soetoro (Foto de familia publicada por Bloomberg News).

En la primera parte de este trabajo especial, el Wayne Madsen Report (WMR) revelaba los vínculos entre Barack Obama, padre del presidente estadounidense, y el envío a Estados Unidos de 280 estudiantes originarios de Sudáfrica y de los países del este de África que ya habían alcanzado la independencia o que estaban a punto de hacerlo. Mediante la entrega de diplomas universitarios, Estados Unidos se estaba garantizando la simpatía de los felices elegidos y esperaba contrarrestar los planes similares de la Unión Soviética y China.

El padre de Barack Obama fue el primer estudiante extranjero inscrito en la Universidad de Hawai. Obama padre y la madre de Barack Obama, la Srta. Ann Stanley Dunham, se conocieron en un curso de lengua rusa, en 1959, y se casaron en 1961.

El programa de invitación de estudiantes africanos estaba en manos del líder nacionalista Tom Mboya, mentor y amigo de Obama padre y, al igual que él, originario de la tribu luo. Los documentos de la CIA citados en la primera parte de este trabajo demuestran la activa cooperación de Mboya con la CIA para impedir que los nacionalistas prosoviéticos y prochinos adquiriesen influencia sobre los movimientos nacionalistas panafricanos en los sectores político, estudiantil y obrero.

Uno de los más encarnizados oponentes de Mboya era el primer presidente de la República de Ghana, Kwame Nkrumah, derrocado en 1966 durante una operación montada por la CIA. Al año siguiente, Barack Obama y su madre se reunieron con Lolo Soetoro en Indonesia. Soetoro había conocido a Ann Dunham en 1965, en la Universidad de Hawai, cuando el joven Barack tenía sólo 4 años.

Así que Barack y su madre se instalaron en Yakarta en 1967. En 1965, el general Suharto había llamado a Lolo Soetoro para que se incorporara al alto mando militar y ayudara a la planificación, con ayuda de la CIA, del genocidio de indonesios y de chino-indonesios procomunistas a través de todo el país. Suharto consolidó su poder en Indonesia en 1966, el mismo año en que Mboya ayudaba a la CIA a encontrar entre los nacionalistas panafricanos el apoyo necesario para derrocar al presidente Nkrumah en Ghana.

El East-West Center de la Universidad de Hawai y el golpe de Estado de la CIA contra Sukarno
JPEG - 18.1 KB
Vínculos entre las diversas instituciones y la CIA.

Ann Dunham conoció a Lolo Soetro en el East-West Center de la Universidad de Hawai. Ese centro estaba vinculado desde hacía mucho con las actividades de la CIA en la zona Asia/Pacífico.
En 1965, año en que Dunham conoció a Lolo Soetoro y se casó con él, se produce el nombramiento de un nuevo decano en el East-Western Center. Se trata de Howard P. Jones, quien había sido embajador de Estados Unidos en Indonesia durante 7 años que fueron capitales para aquel país, entre 1958 y 1965. Jones estaba presente en Yakarta cuando Suharto y sus oficiales, actuando por cuenta de la CIA, planificaron el derrocamiento de Sukarno, acusado, al igual que el PKI (Partido Comunista Indonesio) de ser un aliado de China [1].

El 10 de octubre de 1965, siendo ya el decano del East-West Center, Jones publicó en el Washington Post un artículo en defensa de Suharto sobre la cuestión del golpe de Estado contra Sukarno. El Washington Post lo invitaba a comentar aquel golpe de Estado, descrito como un «contragolpe de Estado» cuyo objetivo era retomar el poder de manos de los comunistas. Jones declaraba que Suharto no había hecho sino responder a un golpe de Estado comunista contra Sukarno dirigido por el teniente coronel Untung, «un capitán de batallón relativamente desconocido, destacado en la guardia presidencial».

Jones, cuyas palabras reflejan el contenido de los informes de la CIA provenientes de la embajada de Estados Unidos en Yakarta, continuaba su artículo afirmando que el supuesto golpe militar comunista del 30 de septiembre de 1965 «estaba muy cerca de tener éxito, después del asesinato de 6 oficiales del alto mando. Hubiese tenido éxito si el ministro de Defensa Nasution y varios generales no hubiesen reaccionado lo bastante rápido como para organizar un espectacular contragolpe». Por supuesto, lo que Jones no informó a los lectores del Washington Post fue que Suharto tuvo muchísimo apoyo de la CIA.

Ni Sukarno ni el gobierno indonesio, al que pertenecían líderes de segunda y tercera importancia en el PKI, reprocharon aquellos asesinatos a los comunistas. No se puede descartar la hipótesis de que los asesinatos fuesen una operación bajo bandera falsa organizada por la CIA y Suharto y destinada a poder enfilar las acusaciones hacia el PKI. Dos días después del golpe de Suharto, personas que participaban en una manifestación orquestada por la CIA incendiaron el cuartel general del PKI en Yakarta. Al desfilar ante la embajada estadounidense, que incluía también una estación de la CIA, los manifestantes gritaban: «¡Viva Estados Unidos!»

Untung declaró, por su parte, que él cuando se dio cuenta de que Suharto y la CIA estaban preparando un golpe de Estado para el día del desfile del ejército indonesio, el 5 de octubre de 1965, Sukarno y él mismo, con algunos militares leales, decidieron adelantarse a los golpistas. Jones respondió que veía en aquella versión «la tradicional propaganda comunista». Suharto se había comprometido en contra de Sukarno el 1º de octubre. Jones repitió que no había «ni una onza de verdad en la acusación que se hacía a la CIA de haber actuado contra Sukarno». Los historiadores han comprobado lo contrario.
Jones acusaba a los comunistas de aprovechar los problemas de salud de Sukarno para excluir a cualquier candidato que pudiese reemplazarlo. El objetivo de los comunistas, según Jones, era imponer como sucesor de Sukarno a D. N. Aidit, el jefe del PKI. La muerte de Sukarno no se produjo hasta 1970, cuando se encontraba en prisión domiciliaria.

Un documento de la CIA, anteriormente clasificado como documento secreto y no fechado, menciona que «Sukarno [quería] volver a la configuración anterior al golpe. Se [negaba] a acusar al PKI y al Movimiento del 30 de Septiembre [del teniente coronel Untung]; [llamó] más bien a la unidad del pueblo indonesio y [evitó] el deseo de venganza. Pero no [logró] impedir que el ejército prosiguiera sus operaciones contra el PKI; [actuó] en el sentido de esas operaciones al nombrar al general Suharto a la cabeza del ejército».
Suharto y padre adoptivo de «Barry» Obama Soetoro, Lolo Soetoro, ignoraron los llamados a la calma de Sukarno, como rápidamente habrían de comprobarlo los indonesios.

JPEG - 84.5 KB
Después del fracaso del golpe de Estado atribuido a oficiales de izquierda en 1965, Suharto (a la izquierda) desencadenó sangrientas purgas anticomunistas que costaron la vida a un millón de civiles.

Los documentos de la CIA mencionan la masacre perpetrada por Suharto contra las poblaciones chino-indonesias a través de la descripción del partido Baperki: «Los simpatizantes del partido de izquierda Baperki, muy implantado en las zonas rurales, son mayoritariamente de origen chino-indonesio.» Una nota desclasificada de la CIA, fechada el 6 de octubre de 1966, demuestra la extensión del control y de la supervisión que ejerció la CIA durante el golpe de Estado de Sukarno.
Numerosos agentes se desempeñaban como intermediarios con las unidades de Suharto que ocupaban posiciones en los alrededores del palacio presidencial, en Bogor, y de diversas embajadas en todo el país, como el consulado de Estados Unidos en Medan. Ese consulado vigilaba a los simpatizantes de la izquierda en aquella ciudad de la isla de Sumatra y, según un memorando de la CIA fechado el 2 de octubre de 1965, puso en conocimiento de la agencia que «el cónsul soviético disponía de un avión listo para evacuar a los ciudadanos soviéticos de Sumatra». La nota del 6 de octubre recomendaba también impedir que Untung tuviese demasiado apoyo entre las poblaciones del interior de la isla de Java.

JPEG - 41.1 KB
Ann Dunham Soetero «conquistando los corazones y las mentes» de los granjeros y artesanos javaneses en la aldea de Kajar.

Un informe semanal ya desclasificado de la CIA sobre Indonesia, fechado el 11 de agosto de 1967 y titulado «El nuevo orden en Indonesia», muestra que en 1966 Indonesia reestructuró su economía para cumplir las condiciones del FMI para la obtención de ayuda.
En ese informe, la CIA se regocijaba por el nuevo triunvirato instalado en el poder en Indonesia en 1967: Suharto, el ministro de Relaciones Exteriores Adam Malik y el sultán de Jogjakarta [2], quien era también ministro de Economía y Finanzas. La CIA se felicitaba también por la prohibición del PKI pero reconocía que ese partido «reunía sin embargo numerosos partidarios en el este y el centro de Java».
Es precisamente en esa región donde Ann Dunham Soetoro concentraría posteriormente sus actividades por cuenta de la USAID (Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), del Banco Mundial y de la Fundación Ford, organismos que actuaban todos como pantallas de la CIA. La misión de Ann Dunham Soetoro era «conquistar los corazones y las mentes» de los granjeros y artesanos javaneses.

Una nota desclasificada de la CIA fechada el 23 de julio de 1966 presenta claramente al partido musulmán Nahdatul Ulama (NU), la formación política más poderosa de Indonesia, como un aliado natural de Estados Unidos y del régimen de Suharto. El informe demuestra que Suharto contó con la ayuda de la CIA para derrocar a los comunistas durante el periodo de contragolpe, específicamente en los lugares donde el NU estaba mejor implantado: en el este de Java, el norte de Sumatra y en varias zonas de la isla de Borneo. Otra nota desclasificada de la CIA, fechada el 29 de abril de 1966, menciona al PKI: «Los extremistas musulmanes han superado al ejército en muchos aspectos al perseguir y asesinar a los miembros del [PKI] y de otros grupos afiliados que les servían de cobertura.»

Dunham y Barry Soetoro en Yakarta y las actividades secretas de la USAID

Ya embarazada de Barack Obama, Dunham abandonó sus estudios en la Universidad de Hawai en 1960. El padre de Barack Obama abandonó Hawai en 1962 para ir a estudiar en Harvard. Dunham y el padre de Barack Obama se divorciaron en 1964.
En el otoño de 1961, Dunham se inscribió en la Universidad de Washington y comenzó a criar a su hijo. Se reincorporó a la Universidad de Hawai entre 1963 y 1966. Después de unirse a Dunham en marzo de 1965, Lolo Soetoro salió de Hawai para Indonesia el 20 de julio de 1965, tres meses antes de las operaciones de la CIA contra Sukarno.

Resulta evidente que Soetoro, promovido al grado de coronel por Suharto, regresó a Yakarta para participar en el golpe de Estado contra Sukarno, acción que provocó la muerte de un millón de civiles indonesios.
El presidente Obama preferiría que la prensa ignorara ese pasado. Y eso precisamente fue lo que hizo la prensa durante la campaña de las primarias y durante la elección presidencial de 2008.

En 1967, luego de su llegada a Indonesia con Obama junior, Dunham impartió clases de inglés en la embajada de Estados Unidos en Yakarta, que incluía una de las más importantes estaciones de la CIA en toda Asia, con importantes filiales en Surabaya, en el este de Java, y en Medan, en la isla de Sumatra. Jones dejó su cargo de decano de la Universidad de Hawai en 1968.

En realidad, la madre de Obama impartía clases de inglés por cuenta de la USAID, organización de gran envergadura que servía de pantalla para las actividades secretas de la CIA en Indonesia y en todo el sudeste asiático, en países como Laos, el sur de Vietnam y Tailandia.
El programa de la USAID se conoce con el nombre Lembaga Pendidikan Pembinaan Manajemen. Aunque su propio hijo y la gente que se relacionó con ella en Hawai describen a Dunham como una persona de mentalidad libre, «hija de los años 60», las actividades que realizó en Indonesia contradicen la tesis de que fuera una «hippie».

Los estudios de ruso que Dunham había hecho en Hawai parecen haber sido de mucha utilidad para la CIA en Indonesia. En una nota desclasificada, con fecha del 2 de agosto de 1966, el autor de dicha nota, el secretario general del Consejo de Seguridad Nacional Bromley Smith relataba que, al igual que Japón. Europa Occidental, Australia, Nueva Zelanda, Malasia y Filipinas, la Unión Soviética y sus aliados de Europa Oriental habían acogido bien la noticia del golpe de Suharto ya que creaba una Indonesia no alineada que «representaba un contrapeso en Asia ante la China comunista». Varios archivos demuestran que, al igual que Ann Dunham, varios agentes de la CIA destacados en Yakarta, antes y después del golpe de Estado de 1965, hablaban ruso.

Durante su estancia en Indonesia, y posteriormente en Pakistán, Dunham Soetoro trabajó para la Fundación Ford, el Banco Mundial, el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Rakyat (el banco público indonesio perteneciente al gobierno) y para la USAID.

La USAID estuvo implicada en varias operaciones secretas de la CIA en sudeste asiático. El 9 de febrero de 1971, el [diario] Washington Star publicó que, según los responsables de la USAID en Laos, el arroz que la USAID enviaba al ejército de Laos se revendía al ejército de Vietnam del Norte en el propio Laos. El informe revela que Estados Unidos toleraba la reventa del arroz de la USAID porque el ejército de Laos evitaba así los ataques de Vietnam del Norte y de sus aliados comunistas del Pathet Lao.

La USAID y la CIA utilizaban el abastecimiento de arroz para obligar a las tribus meo de Laos a unirse a Estados Unidos en la guerra contra los comunistas. Estaba previsto que la USAID destinara fondos a la ayuda para los civiles heridos y la creación de un sistema de seguro médico en Laos, pero aquellos fondos fueron desviados y utilizados con fines militares.

En 1971, el Centro de Estudios Vietnamitas de la Universidad de Illinois en Carbondale, financiado por la USAID, fue acusado de servir de pantalla a la CIA. Se sospechó también que los proyectos financiados por la USAID a través del Consorcio de Universidades del Midwest para Actividades Internacionales (Midwest Universities Consortium for International Activities, MUCIA), que incluye las universidades de Illinois, Minnesota, Indiana y Michigan, eran en realidad proyectos secretos de la CIA.
Entre esos proyectos se encontraban los programas de «educación agraria» en Indonesia y otros proyectos en Afganistán, Malí, Nepal, Nigeria, Tailandia y Vietnam del Sur. Aquellas acusaciones se produjeron en 1971, cuando Dunham trabajaba para la USAID en Indonesia.

En un artículo publicado el 10 de julio de 1971, el New York Times acusaba a la USAID y la CIA de haber «perdido» 1 700 millones de dólares destinados al programa CORDS (Civil Operations and Revolutionary Development Support). Aquel programa era parte de la Operación Fénix, en el marco del cual la CIA torturó y asesinó a numerosos civiles, patriarcas y monjes budistas en las aldeas de Vietnam del Sur [3]. Sumas de dinero provenientes de la USAID fueron entregadas también a Air America, una compañía aérea perteneciente a la CIA en el sudeste asiático.

En Tailandia, el financiamiento de la USAID al Programa de Desarrollo Rural Acelerado (Accelerated Rural Development Program) servía de pantalla a las operaciones de lucha contra la insurrección comunista. De la misma manera, en 1971, durante los meses anteriores al desencadenamiento de la tercera guerra indo-pakistaní, los fondos de la USAID destinados a los proyectos de trabajos públicos en el este de Pakistán fueron utilizados para consolidar posiciones militares en la frontera con la India. Aquellos desvíos de fondos violaban la ley estadounidense que prohíbe la utilización de fondos de la USAID en programas de carácter militar.

En 1972, en una entrevista concedida a Metromedia News, el doctor John Hannah, director de la USAID, reconoció que la CIA utilizaba la USAID como pantalla de sus operaciones secretas en Laos. Hannah afirmaba que la USAID servía de pantalla únicamente en Laos. Pero se comprobó que la USAID también servia de pantalla en Indonesia, Filipinas, Vietnam del Sur, Tailandia y Corea del Sur. Los proyectos de la USAID en el sudeste asiático tenían que obtener la aprobación del SEADAG (Southeast Asian Development Advisory Group), un grupo que elaboraba proyectos públicos en Asia, obligado en realidad a acatar la opinión de la CIA.

En 1972 se comprobó que el programa Food for Peace, administrado por la USAID y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, recibió un financiamiento con objetivos militares para la realización de proyectos en Camboya, Corea del Sur, Turquía, Vietnam del Sur, España, Taiwán y Grecia. En 1972, la USAID solamente envió dinero a las zonas meridionales de Yemen del Norte, con vistas a armar a las fuerzas noryemenitas contra el gobierno de Yemen del Sur, dirigido en aquel entonces por socialistas contrarios a la hegemonía estadounidense en la región.

Entre las instituciones afiliadas a los trabajos de la USAID en Indonesia se hallaba la Fundación Asia (Asia Foundation), creada con ayuda de la CIA en los años 1950 para contrarrestar la expansión del comunismo en Asia. La pensión del East-West Center en la Universidad de Hawai era financiada por la Fundación Asia. El padre de Obama vivió en aquella pensión cuando llegó de Kenya, después de haber gozado de los beneficios del programa de ayuda a los estudiantes africanos que organizaba uno de los más influyentes agentes de la CIA en África, Tom Mboya.

Dunham también estuvo en Ghana, en Nepal, en Bangladesh, en la India y en Tailandia en el marco de varios proyectos de microfinanciamiento. En 1965, el padre de Barack Obama dejó Harvard y regresó a Kenya con su nueva esposa estadounidense. El padre de Obama retomó entonces contacto con su viejo amigo, el «golden boy» de la CIA Tom Mboya, y con otros políticos de origen luo, la tribu del padre de Obama. Philip Cherry dirigió la estación de la CIA en Nairobi desde 1964 hasta 1967.

En 1975 [Philip Cherry] fue nombrado jefe de la estación de la CIA en Dacca, la capital de Bangladesh. El embajador estadounidense de aquella época en Bangladesh, Eugene Booster, acusó a Cherry de estar implicado en el asesinato del primer presidente de Bangladesh, Sheik Mujiur Rahman, y en la muerte de otros miembros de su familia. La ejecución de la familia presidencial de Bangladesh probablemente fue ordenada por el secretario de Estado Henry Kissinger. Bangladesh era también una etapa en el itinerario que seguía Ann Dunham, por cuenta de la CIA, en el marco de varios proyectos de micro y macrofinanciamiento.

JPEG - 131.2 KB
Obama y sus abuelos maternos, Madelyn y Stanley Dunham, en 1979. Su abuela fue vicepresidenta del Banco de Hawai, institución bancaria utilizada por diferentes pantallas de la CIA.
Los bancos de la CIA y Hawai

Ann Dunham se quedó en Indonesia cuando el joven Barack Obama regresó a Hawai, en 1971. Puso a su hijo en manos de su abuela materna, Madelyn Dunham. Esta última fue la primera mujer que ocupó el cargo de vicepresidente del Banco de Hawai en Honolulu. Diferentes pantallas de la CIA utilizaban por entonces el Banco de Hawai para transferir fondos a los dictadores asiáticos en el poder, como el presidente de Filipinas Ferdinando Marcos, el presidente de Vietnam del Sur Nguyen Van Thieu y el general Suharto, presidente de Indonesia.

En efecto, el Banco de Hawai se encargaba de lavar el dinero de la CIA como medio de disimular el apoyo de la CIA a sus líderes políticos preferidos en la región Asia-Pacífico.

En Honolulu, una de las sociedades bancarias más utilizadas por la CIA para el lavado de dinero era la BBRDW (Bishop, Baldwin, Rewald, Dillingham & Wong). En 1983, la CIA aprobó la liquidación de la BBRDW, sospechosa de ser parte de una operación de inversiones fraudulentas que seguía el esquema piramidal o esquema de Ponzi. El senador Daniel Inouye –miembro del Comité de Inteligencia del Senado estadounidense (US Senate Select Committee on Intelligence) y uno de los mejores amigos del ex senador de Alaska Ted Stevens– declaró en aquel entonces que el papel de la CIA en la BBRDW era «insignificante». Se descubrió después que Inouye había mentido.

En realidad, la BBRDW estaba ampliamente implicada en el financiamiento de las actividades secretas de la CIA en toda Asia, como las de espionaje industrial en Japón, las de ventas de armas a las guerrillas anticomunistas de los muyahidines afganos, y también en Taiwán.
Entre los dirigentes de la BBRDW se hallaba John C. «Jack» Kindschi.
Antes de jubilarse, en 1981, Kindschi fue jefe de la estación de la CIA en Honolulu. El diploma universitario que el presidente de la BBRDW, Ron Rewald, exhibía en la pared de su oficina era falso, fabricado por los expertos de la CIA. La agencia llegó incluso a agregar el nombre de Rewald en los archivos de ex estudiantes.

La CIA reescribió el pasado de la BBRWD para hacer creer que aquel banco estaba presente en Hawai desde la época de la anexión del archipiélago por parte de Estados Unidos [4]. El presidente Obama lucha en estos momentos contra una serie de acusaciones de que sus diplomas y notas obtenidos son falsos, al igual que su número de seguridad social en Connecticut y otros datos que realzan su currículum.
¿Será el descubrimiento de los documentos falsificados de la BBRDW lo dio origen a las interrogantes que hoy están saliendo a la luz sobre el pasado de Barack Obama?

La BBRDW se hallaba en el barrio de negocios de Honolulu, cerca de la sede del Banco de Hawai, donde se encontraban a su vez las cuentas enmascaradas de la CIA que administraba Madelyn Dunham, la abuela de Barack Obama. El Banco de Hawai se ocupó de las numerosísimas transacciones financieras secretas que realizaba la BBRDW.

Obama-Soetoro y «los años que vivimos en peligro» [5] en Yakarta

Es evidente que Ann Dunham Soetoro y su esposo indonesio, Lolo Soetoro, padre adoptivo del presidente Obama, estaban muy estrechamente vinculados a las actividades de la CIA tendientes a neutralizar la influencia chino-soviética en Indonesia durante «los años que vivimos en peligro» después del derrocamiento de Sukarno.
El Wayne Madsen Report descubrió que durante aquel mismo periodo varios agentes de alto rango de la CIA fueron nombrados, tanto de forma oficial como no oficial, en diferentes puestos enmascarados en Indonesia.
La cobertura la proporcionaban la USAID, los Cuerpos de Paz (Peace Corps) y la USIA (US Information Agency).

Uno de los agentes de la CIA más cercanos a Suharto era Kent B. Crane, quien había estado entre los agentes de la CIA nombrados en la embajada de Estados Unidos en Yakarta. Crane estaba tan estrechamente vinculado con Suharto que después de «su jubilación» de la CIA, parece haber sido uno de los pocos hombres de negocios «privados» en obtener del gobierno de Suharto un pasaporte diplomático indonesio.

La empresa de Crane, el Crane Group, vendía armas de pequeño calibre a las fuerzas militares de Estados Unidos, Indonesia y otros países. Crane fue consejero de Relaciones Exteriores del vicepresidente de Estados Unidos Spiro Agnew. Posteriormente el presidente estadounidense Ronald Reagan lo nombró embajador de Estados Unidos en Indonesia, nominación que no llegó a concretarse debido a sus sospechosos vínculos con Suharto.
En su lugar se nombró a John Holdridge, cercano a Kissinger. Al terminar su mandato en Yakarta, Holdridge fue reemplazado por Paul Wolfowitz.

Los protegidos de Suharto, entre ellos Mokhtar y James Riady del Lippo Group, se vieron acusados de haber inyectado, a través de contribuciones extranjeras ilegales, más de un millón de dólares a las cuentas de la campaña electoral de Bill Clinton en 1992.
El presidente Barack Obama ha pospuesto por dos veces su visita oficial a Indonesia. ¿Será porque teme el interés que ese viaje pudiera despertar por los vínculos de su madre y de su padre adoptivo con la CIA?

JPEG - 54 KB
Ann Dunham de visita en un criadero de patos en Bali, oficialmente, en el marco de su trabajo para el desarrollo de programas de crédito bancario para pequeñas empresas.

Durante los años 1970 y 1980, Dunham se ocupaba de proyectos de microcrédito en Indonesia por cuenta de la Fundación Ford, del East-West Center y de la USAID. Entre las personas que trabajaban por entonces en la embajada de Estados Unidos se encontraba el doctor Gordon Donald Jr., quien participó en la protección de los edificios de la embajada durante las violentas manifestaciones contra Estados Unidos que se produjeron en el periodo del golpe contra Sukarno.

Dentro de la Oficina de Relaciones Económicas, Donald era responsable del microfinanciamiento de la USAID destinado a los campesinos indonesios, el mismo programa en el que Dunham trabajó en colaboración con la USAID durante los años 1970, después de haber impartido clases de inglés en Indonesia, también por cuenta de la USAID. En el libro Who’s Who in the CIA, publicado en 1968 en Alemania Occidental, se describe a Donald como un agente de la CIA que también estuvo destacado en Lahore, Pakistán, ciudad en la que Dunham haría posteriormente una estancia de 5 años, en una suite del hotel Hilton, en la realización de proyectos de microfinanciamiento por cuenta del Banco Asiático de Desarrollo.

Entre las personas que trabajaban en Yakarta, el Who’s Who in the CIA menciona también a Robert F. Grealy, quien se convertiría posteriormente en director de relaciones internacionales para la zona Asia-Pacífico en J. P. Morgan Chase y, más tarde, en director de la Cámara de Comercio para Estados Unidos e Indonesia. El presidente de J. P. Morgan Chase, Jamie Dimon, fue mencionado recientemente como posible sustituto de Richard Geithner, el secretario del Tesoro, cuyo padre, Peter Geithner, trabajaba para la Fundación Ford y tenía la última palabra en la atribución de los fondos destinados a los proyectos de microfinanciamiento de Dunham.

Los inconfesables proyectos de la CIA en Hawai

Mientras se hallaba en Pakistán, Ann Dunham recibió la visita de su hijo Barack en 1980 y 1981. Barack Obama también estuvo entonces en Karachi, en Lahore y en la ciudad india de Hyderabad. Durante aquel mismo periodo, la CIA intensificaba sus operaciones en Afganistán desde territorio pakistaní.

El 31 de enero de 1981, el director adjunto de la Oficina de Investigación e Informes de la CIA (ORR, Office of Research and Reports) transmitió al director de la CIA, Allen Dulles, una larga nota, clasificada como secreta, código NOFORN [6], y actualmente desclasificada. En dicha nota se presenta el informe sobre una misión de búsqueda de datos de inteligencia realizada entre el 17 de noviembre y el 21 de diciembre de 1957 en el Extremo Oriente, el sudeste asiático y el Medio Oriente.

El jefe de la ORR mencionaba en aquella nota su encuentro con el equipo del general retirado Jesmond Balmer, por entonces alto responsable de la CIA en Hawai, sobre el pedido que había formulado el jefe del US Pacific Command para «la recogida de numerosa información que exige largas investigaciones». El jefe de la ORR mencionaba entonces las investigaciones realizadas por la CIA para reclutar en la Universidad de Hawai «estudiantes que hablen chino (…) capaces de desempeñar misiones de inteligencia». Abordaba después los debates que se habían desarrollado en Baguio, entre el 26 y el 29 de noviembre de 1957, en un seminario de la Organización del Tratado del Sudeste Asiático sobre contraespionaje. El Comité Económico había discutido primeramente sobre los «fondos para el desarrollo económico» destinados a combatir «las actividades de subversión ejercidas por el bloque chino-soviético en la región», antes de «estudiar todas las posibles reacciones a su puesta en marcha».

Las delegaciones tailandesa y filipina hicieron muchos esfuerzos por lograr que Estados Unidos financiara un fondo de desarrollo económico que habría emprendido en la región otros proyectos de la USAID, como aquellos en los que tanto trabajaban Peter Geithner y la madre de Barack Obama.

Existe una importante masa de literatura sobre los aspectos geopolíticos de las operaciones secretas de la CIA realizadas desde la Universidad de Hawai. No sucede lo mismo con los elementos más tenebrosos de la búsqueda de información de inteligencia y las operaciones como MK-ULTRA, que no se han asociado sistemáticamente a la Universidad de Hawai.

Varias notas desclasificadas de la CIA fechadas el 15 de mayo de 1972 mencionan la implicación del Departamento de Defensa ARPA (Advanced Research Projects Agency) y de la Universidad de Hawai en un programa de la CIA para estudios del comportamiento. Esas notas fueron redactadas por el entonces director adjunto de la CIA Bronson Tweedy, el director del PRG (Program Review Group) de la US Intelligence Community y el director de la CIA Robert Helms. Las notas tienen como tema «las investigaciones realizadas por el ARPA sobre la inteligencia».
La nota del director del PRG aborda una conferencia en la que participó, el 11 de mayo de 1972, el teniente coronel Austin Kibler, director de estudios del comportamiento en el ARPA. Kibler supervisaba las investigaciones del ARPA sobre modificación del comportamiento y vigilancia remota. Los memos del director del PRG mencionan a varios altos responsables: Edward Proctor, director adjunto de la CIA a cargo de la inteligencia; Carl Duckett, director adjunto de la CIA a cargo de ciencias y tecnologías, y John Huizenga, el director del Office of National Estimates [7].

En 1973, luego que el entonces director de la CIA, James Schlesinger, ordenara una investigación administrativa sobre la totalidad de los programas de la CIA, la agencia presentó toda una serie de documentos sobre diversos programas, lo que se designó con la expresión «joyas de familia». La mayoría de aquellos documentos fueron publicados en 2007.
En ese mismo momento se supo que Helms le había ordenado al doctor Sidney Gottlieb que destruyera los documentos vinculados a las investigaciones que estaba realizando. El doctor Gottlieb dirigía el proyecto MK-ULTRA, un programa investigativo de la CIA sobre modificación del comportamiento, lavado de cerebro e inyección de drogas.
En un memo del agente de la CIA Ben Evans para el director de la CIA William Colby, fechado el 8 de mayo de 1973, Duckett expresaba su opinión: «Sería inoportuno que el señor Director se declara al tanto de ese programa», refiriéndose así a los experimentos que realizaba Gottlieb para el proyecto MK-ULTRA.

Después de la publicación de las «joyas de familia», varios miembros de la administración del presidente estadounidense Gerald Ford, entre ellos el jefe de gabinete de la Casa Blanca Dick Cheney y el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, se aseguraron de que no se hiciera ninguna revelación sobre los programas de modificaciones del comportamiento y sicológicas, entre los que figuraban los proyectos MK-ULTRA y ARTICHOKE.

Varios memos del 15 de mayo de 1972 mencionan el proyecto SCANATE, que comenzó aquel mismo año. Se trata de uno de los primeros programas de investigación de la CIA sobre la guerra sicológica, particularmente sobre el uso de sustancias psicotrópicas con fines de vigilancia remota y de manipulación sicológica. Se mencionan Kibler, del ARPA, y «su subcontratado». Más tarde se sabría que se trataba del Stantford Research Institute (SRI), situado en Menlo Park, California.

Helms envió un memo a personajes como Duckett, Huizenga, Proctor y el director de la agencia de inteligencia del Departamento de Defensa (Defence Intelligence Agency, DIA). Este último heredaría posteriormente el proyecto de la CIA denominado «GRILL FLAME» sobre la vigilancia remota. Helms insistía en el hecho que el ARPA venía apoyando «desde hace cierto número de años» las investigaciones sobre el comportamiento y las potenciales aplicaciones que pudieran ser útiles para la labor de inteligencia, «con la participación del M.I.T., de Yale, de la Universidad de Michigan, de la UCLA, de la Universidad de Hawai y de otras instituciones o grupos de investigación».

La colaboración de la Universidad de Hawai con la CIA en materia de guerra sicológica aún prosigue hoy en día. La doctora Susan Brandon, actual directora del programa de estudio del comportamiento del Centro de Contraespionaje y de Inteligencia (Defence Counterintelligence and Human Intelligence Center, DCHC) en el seno de la DIA, obtuvo su doctorado en psicología en la Universidad de Hawai. Brandon parece haber estado implicada en un programa secreto, resultado de la colaboración de la APA (American Psychological Association), la RAND Corporation y la CIA, programa destinado a «mejorar los procedimientos de interrogatorio».

El objetivo de esas investigaciones tenía que ver con la privación de sueño y la percepción sensorial, la aplicación de dolores intensos y de completo aislamiento, métodos aplicados a los prisioneros de la base aérea de Bagram, en Afganistán, y de otras prisiones secretas [8].

Brandon fue también asistente del director del Departamento de Ciencias Sociales, del Comportamiento y Educativas en el Buró de Ciencia y Tecnología de la administración de George W. Bush.

O sea, los vínculos entre la CIA y la Universidad de Hawai no disminuyeron a fines de los años 1970; el ex presidente de la Universidad de Hawai entre 1969 y 1974, Harlan Cleveland, fue invitado a dar una conferencia en el cuartel general de la CIA, el 10 de mayo de 1977.
Antes de asumir funciones en la Universidad de Hawai, Cleveland fue secretario del Buró de Asuntos vinculados a las Organizaciones Internacionales (Bureau of International Organization Affairs) de 1965 à 1969.

Un memo del director de formación de la CIA, fechado el 21 de mayo de 1971, indica que la CIA reclutó a un oficial de la Marina que estaba comenzando el segundo curso de estudios en la Universidad de Hawai.

La familia Obama y la CIA

Existen muchísimos documentos sobre los vínculos de George H. W. Bush con la CIA y sobre las actividades que su padre y sus hijos, como el ex presidente George W. Bush, realizaron por cuenta de la CIA.

Por su parte, Barack Obama logró disimular sus propios vínculos con la agencia, al igual que los de sus padres, su padre adoptivo y su abuela (muy poco se sabe sobre su abuelo, Stanley Dunham.

Se supone que dirigió un comercio de muebles en Hawai después de servir en Europa durante la Segunda Guerra Mundial). A diferencia de los demás miembros del gobierno federal, los presidentes y vicepresidentes de los Estados Unidos no son objeto de ninguna investigación sobre sus antecedentes antes de entrar en funciones.

Ese trabajo de verificación queda en manos de la prensa. En 2008, los periodistas fallaron lastimosamente en cuanto a su deber de informar al público cuando investigaron sólo muy superficialmente sobre el hombre que iba a hacer entrada en la Casa Blanca. Los vínculos de sus padres con la Universidad de Hawai y el papel de esa universidad en los proyectos MK-ULTRA y ARTICHOKE plantean la siguiente interrogante:
«¿Qué esconde aún Barack Obama?»

 


 Wayne Madsen

Ex-funcionario de la National Security Agency (NSA), se convirtió en periodista investigador especializado en el espionaje electrónico, posteriormente en el espionaje en general. Fue jefe de sección en la revista francesa Intelligence Online hasta que esta fue comprada por el diario francés Le Monde. Actualmente él mismo publica la Wayne Madsen Report e interviene regularmente en la televisión rusa internacional Russia Today emitiendo en inglés. Ha escrito varios libros: The Handbook of Personal Data Protection (London: Macmillan, 1992); Genocide and Covert Operations in Africa 1993-1999 (Edwin Mellen Press, 1999); Jaded Tasks: Big Oil, Black Ops & Brass Plates and Overthrow a Fascist Regime on $15 a Day y co-autor de America’s Nightmare: The Presidency of George Bush II (Dandelion, 2003).


 




[1] Sobre aquellos hechos, ver también el artículo «1965: Indonesia, laboratorio de la contrainsurgencia», por Paul Labarique, Voltairenet, 25 de mayo de 2004.

[2] NdT. Ó Yogyakarta.

[3] Sobre la Operación Fénix, ver también «Operación Fénix», por Arthur Lepic, Voltairenet, 16 de noviembre de 2004.

[4] NdT. En 1898.

[5] NdT. Referencia al largometraje The Year of Living Dangerously, de Peter Weir, exhibido en 1982. La trama se desarrolla durante el intento de golpe de Estado atribuido a los comunistas en Indonesia en 1965.

[6] NdT. Código que significa «no foreign dissemination», o sea no poner en manos de servicios de inteligencia extranjeros.

[7] NdT. Órgano encargado de evaluar a los servicios de inteligencia estadounidenses. Es el actual National Intelligence Council.

[8] Sobre este tema, ver también el artículo «El secreto de Guantánamo», por Thierry Meyssan, Voltairenet, 28 de octubre de 2009.

Leer más

Jefes militares nombrados por Obama tienen un pasado de corrupción

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Investigación del Proyecto Censurado 2010
Jefes militares nombrados por Obama tienen un pasado de corrupción
por Robert Parry*, Andrew Hughes, Allan Nairn, Roxana Tiron

Los más altos responsables de la Defensa de los EEUU nombrados en sus puestos por el presidente Obama son los mismos que han cometido los peores crímenes y una enorme corrupción con el dinero público en las pasadas administraciones gubernamentales. Lo único que ha cambiado es el discurso, las costumbres siguen en el seno del poder. Lo más sorprendente es la indiferencia que ha acompañado el cierre de la investigación judicial sobre la desaparición de 3,400 millones de dólares de las cajas del Estado y sobre todo la promoción a cargos más elevados de estos mismos responsables implicados en la más gigantesca malversación de fondos de la historia.


 


21 de octubre de 2010

Desde
California (EEUU)


JPEG - 27.1 KB
El vice-presidente de los EEUU, Joe Biden (a la izquierda), el Secretario de la Defensa Robert Gates (a la extrema derecha) y otros cargos militares estadounidenses escuchando al presidente Barack Obama en el Pentágono.
(Enero de 2009)

Al mantener el presidente Obama al republicano Robert Gates en su puesto como Secretario de Defensa; Obama tomaba una decisión sin precedentes históricos en los Estados Unidos. Efectivamente, era la primera vez que una nueva administración presidencial mantenía en su cargo a alguien del gobierno anterior en un puesto tan importante. Gates fue un jefe militar de la administración Bush y en ese sentido un ejecutor clave de la última oleada de la guerra en Irak, después que reemplazó a Donald Rumsfeld, quien se mostró opuesto a la nueva escalada.

Los nombramientos de Obama en Defensa e Inteligencia beneficiaron a muchos de los peores elementos de la política de seguridad nacional de las últimas tres décadas. Estas decisiones y nombramientos contradicen además sus principales argumentos de campaña respecto una «inteligencia politizada» y «falta de transparencia». El currículum que vanagloria «décadas de experiencia» de estos jefes está lleno de faltas éticas, mentiras al Congreso y «conflictos de intereses» en la puerta giratoria que une al gobierno y al complejo militar-industrial.

Aunque Obama prometió mantener a los cabilderos fuera de los altos cargos gubernamentales, muchos nombramientos han beneficiado a ex lobbystas o ex consejeros de corporaciones que hacen negocios directamente con el Pentágono, y el nuevo Comisionado de Defensa William Lynn todavía no explica cómo desaparecieron 3.4 mil millones de dólares cuando fue interventor del Pentágono.

La carrera de Robert Gates refleja la puesta en marcha de posiciones neo-conservadoras y también le resta credibilidad al plan de Obama para un retiro organizado de las tropas de EEUU.
Su historial como oficial de inteligencia de carrera comenzó bajo Nixon. Pero, como indica la crónica del periodista Robert Parry [1], cuando ocupó altos cargos en la CIA en los años 80, durante la administración Reagan, desmantelo y anulo el concepto de inteligencia objetiva de la división analítica de la agencia de espionaje.

En el reciente libro, “Failure of Intelligence: The Decline and Fall of the CIA” («Fracaso de la inteligencia: Decadencia y caída de la CIA»), el ex analista CIA Melvin A. Goodman describe a Gates como «el oficial jefe de acción que condujo la adaptación de la inteligencia para cumplir los deseos políticos de la Casa Blanca durante la administración Reagan». Como analista principal reportando directamente al director de la CIAWilliam Casey, Gates «dirigió el primer «sancochado» y «maquillaje» técnico institucionalizado de la CIA en los años 80, con un énfasis particular en hacer la inteligencia a la medida de la Unión Soviética, América Central y el sureste de Asia», aseguró Goodman, a fin de justificar el creciente gasto militar y la colaboración de EEUU en guerras sangrientas que fueron elementos centrales de la política exterior de Reagan.

La audiencia en el Congreso para la confirmación del puesto de Gates como director para la CIA de George H.W. Bush (padre) en 1991 escuchó a un flujo extraordinario de funcionarios de carrera de la CIA que contaron historias internas acerca de cómo este personaje había corrompido la producción de inteligencia.

También hubo preocupación por el papel de Gates en los engaños al Congreso con respecto a las operaciones secretas Irán-Contras a mediados de los años ochenta, un obstáculo que impidió a Gates al más alto cargo en la CIA cuando murió Casey en 1987. Gates condujo la ayuda a Saddam Hussein durante la guerra de Irak-Irán, abasteciéndolo secretamente de armas químicas, armamento y equipos.

Gates también trabajo en la junta directiva de la Science Applications International Corporation (SAIC) - texto en francés)-, que declaró ganancias de 7.5 mil millones de dólares en 2005. SAIC estuvo involucrada en toda la recolección de inteligencia para la reconstrucción de Irak por cuenta del Pentágono.

El 21 de enero de 2009, Obama firmó y puso en vigor un decreto que fijó reglas éticas más rigurosas, al prohibir el ingreso a cargos gubernamentales a los cabilderos que habían hecho lobby durante los dos años anteriores.

Corrupción en el Pentágono

Apenas dos días después, el 23 de enero, la Casa Blanca anunció que sus nuevas reglas éticas duras no se aplicarían al candidato a Subsecretario de Defensa William Lynn, quien fue vicepresidente sénior para operaciones y estrategias de defensa gubernamentales de la gigante industria de defensa Raytheon y estuvo registrado como lobbysta de esa misma corporación hasta julio de 2008.

Raytheon, la quinta compañía de defensa más grande de EEUU, vendió radares de misiles, sensores, municiones, sistemas espaciales y otras tecnologías al Ejército y a otras agencias gubernamentales por valor de 18 mil millones de dólares anuales [2].
El senador republicano por Iowa Charles Grassley se opuso fuertemente al nombramiento de Lynn aduciendo «prácticas consideradas muy cuestionables que obviamente no favorecían al interés público» mientras se desempeñó como contralor del Pentágono durante la administración Clinton.

En el ejercicio fiscal 1999, el Departamento de Defensa reportó la desaparición de 2.3 billones (millones de millones) y en el año fiscal 2000 el mismo departamento divulgó la ausencia de otros 1.1 billones.
En total se «perdieron» 3.4 millones de millones de dólares del contribuyente, todo esto bajo el ojo vigilante del mismo William Lynn que ahora pasó a través de la puerta giratoria que une al Departamento de Defensa y el Complejo Militar-Industrial de Estados Unidos [3].

Como Director Financiero del departamento de Defensa, Lynn fue responsable de toda la administración e información presupuestaria. También fue responsable de la publicación «revisada» de los estados financieros que no pudo hacer durante el ejercicio del cargo y que desde entonces no se han publicado. Robert Hale también ha sido nuevamente designado como Subsecretario de Defensa (contralor), después de servir como secretario auxiliar de la Fuerza Aérea en el papel del interventor financiero entre 1994 y 2001.

También fue responsable, junto con Lynn, de la gestión de los fondos del Departamento de Defensa. Hale también es un «Gerente Financiero Certificado de Defensa» especializado en adquisiciones y ésta es una conexión particular con el ComplejoMilitar-Industrial.

El escritor Andrew Hughes señaló que «estas dos personas designadas han perdido bastante dinero del contribuyente como para financiar cuatro veces el programa de estímulo a la economía de Obama y ahora están, de nuevo, como responsables de supervisar cómo maneja sus apropiaciones el Departamento de Defensa».

JPEG - 22.1 KB
El atentado ocurrido el 11 de septiembre de 2001 en el Pentágono no fue dirigido contra la Oficina del Secretario de la Defensa. El blanco se situó en unas oficinas adyacentes, ala opuesta en dicho edificio. La explosión destruyó los archivos financieros y mató a los controladores financieros encargados de identificar a los beneficiarios de las malversaciones más importantes de fondos públicos de la historia.
Engaños al Congreso

El almirante Dennis Blair, seleccionado por Obama para dirigir la Inteligencia Nacional, que supervisa a las 16 agencias de inteligencia (incluida la CIA), fue comandante de las fuerzas militares en el Pacífico durante Clinton [4].
En ese desempeño tuvo un papel bochornoso durante la ocupación de Timor Oriental por parte de Indonesia en 1998, después de la caída del dictador Suharto, quien fue apoyado por EEUU.

En 1999, cuando los militares indonesios aterrorizaron a la población para frustrar las reformas democráticas, el departamento de Estado de EEUU y Clinton enviaron a Blair a exigir que pusieran fin a las masacres del general indonesio Wiranto.

En vez de eso, el almirante Blair informó falsamente al general que tenía el apoyo constante de EEUU. El gobierno extendió su respaldo a las atrocidades. Blair entonces le mintió al Congreso, informando que en la violencia solamente estuvo involucrada una pequeña unidad, cuando en los hechos los altos mandos de los militares indonesios realizaban secuestros, masacres y torturas.
Blair esencialmente estuvo al lado del general Wiranto en la matanza de civiles indonesios, en contra del conocimiento y las órdenes del Congreso de EEUU. Blair es uno de los miembros de la Comisión Trilateral (véase el tema Nº 22).

Estuvo en el directorio de Earl Dodge Osborne (EDO) Corporation, que es un subcontratista para el programa del nuevo avión de combate F-22 Raptor. También prestó servicios en la directiva de Tyco International, que fabrica pequeños componentes electrónicos usados por los subcontratistas del F-22 y otras piezas para los militares, y de Tridium, compañía de satélites.

En 2006 Blair tuvo que dimitir como presidente del Instituto para el Análisis de la Defensa (IDA, por su sigla en inglés) debido a «conflictos de intereses». El IDA evaluaba para el Pentágono el programa del F-22.

El ex general de cuatro estrellas James L. Jones fue designado como cabeza de la Agencia de Seguridad Nacional, para servir a las órdenes de Blair. Jones no sólo fue comandante de la OTAN y comandante del Cuerpo de Marines: también es miembro de la Comisión Trilateral. Prestó servicios en las juntas directivas de la multinacional petrolera Chevron, de Boeing e Invacare Corp (que produce equipamiento médico para el Pentágono) hasta diciembre de 2008 [5].

Hasta enero de 2009 fue consultor de Cross Match Technologies, compañía de biométrica que trabaja para el Pentágono y el FBI. También se desempeñó en la junta directiva de MIC Industries, que desarrolló la Ultimate Building Machine, un dispositivo móvil de construcción utilizado exclusivamente en Irak y Afganistán para desplegar rápidamente estructuras de acero en las instalaciones militares.

Recientemente, emplearon a Jones como presidente del «Instituto de Energía para el Siglo XXI», un think.tank [Instituto de Propaganda política] dependiendo de la Cámara de Comercio de EEUU.

Actualización del investigador Robert Parry

En cuanto a la significación de «el peligro de conservar a Robert Gates», esa temprana decisión del presidente electo Obama fue la primera indicación clara de que no divergiría dramáticamente de las políticas de seguridad nacional del presidente Bush. Esto reveló que Obama no tenía ninguna intención de cuestionar ni corregir la desinformación de Washington, dominada por los republicanos durante las décadas precedentes, desde que Gates fue una figura clave en muchos de esos escándalos, incluyendo el Irán-Contras y la politización de la inteligencia de la CIA, ambos precursores importantes de las desastrosas decisiones de Bush en esta década. Guardando a Gates en su puesto Obama dejó en claro que evitaría los debates susceptibles que pudieran poner a los Estados Unidos en una vía completamente diferente. En efecto, se inclinó por preservar el estatus quo.

Desde la publicación de este artículo, las intenciones de Obama solamente se han puesto más de manifiesto. Mientras retóricamente se distancia del estilo belicoso de Bush, mantiene mucho de su sustancia, con Gates y otras reliquias que son contrarios al retiro de EEUU de Irak y partidarios de fortalecer las fuerzas en Afganistán. Obama también se ha opuesto a encarar cualquier responsabilidad contra los antiguos jefes de Gates, así como el presidente Clinton barrió debajo de la alfombra los escándalos anteriores que involucraron a Gates y a las administraciones de Reagan-Bush (padre).

Gates personifica el mal permanente impregnado enWashington, por lo menos respecto a sí mismo, al punto que los medios de noticias deWashington exhiben con cierta naturalidad su escaso interés en sacar a la luz cualquier evidencia sobre las fechorías pasadas o presentes de este personaje. Gates fue un favorito oficial deWashington durante los días de Reagan-Bush, y ahora permanece.

Cuando Gates fue nombrado Secretario de Defensa por G.W. Bush (hijo) en noviembre de 2006, los grandes medios malinterpretaron totalmente su significación. La visión convencional fue que el nombramiento de Gates indicaba que Bush torcería el plan del Grupo de Estudio de Irak para desactivar la guerra.

En realidad, Gates era mucho más «halcón» que Donald Rumsfeld. Pero los periodistas de renombre nunca corrigieron su error. Seguían viendo al recién designado Gates a través de los mismos vidrios color de rosa. El programa «60 minutos» de CBS hizo un perfil reciente de Gates con elogios exagerados sobre su profunda preocupación personal por las tropas, aunque su trabajo anterior en el gobierno fijó las etapas para las guerras de G.W. Bush (especialmente la corrupción de la división analítica de la CIA) y su incalificable apoyo al envío a la muerte de miles de soldados más de EEUU.

La información crítica sobre Gates continúa llegando, sobre todo de ex funcionarios de la CIA que trabajaron con él en años anteriores y le conocen como un ambicioso consumado. Por ejemplo, el ex analista de la CIA Melvin A. Goodman dedica una parte importante de su libro «Fracaso de la inteligencia: Decadencia y caída de la CIA» al papel de Gates en el fin de la tradición de la CIA de procurar información fidedigna que sustituyó por una fabricación de inteligencia al gusto de los responsables políticos de EEUU. Durante el dominio de Gates sobre la división analítica, en los años 80, desapareció esa tradición, y la inteligencia fue apenas pulida a la manera deseada por los ideólogos de la era de Reagan.

Actualización del investigador Andrew Hughes

Desde que se publicó el artículo original, en febrero de 2009, no se ha escrito una sola línea en los grandes medios de prensa corporativo para escarbar este hurto gigante del dinero público. En realidad esto fue eclipsado por el hurto igualmente grave del dinero público que se disfrazó como «solvencia de la crisis del crédito». La suma del último timo supera casi 5 veces los 3.4 billones robados por el Departamento de Defensa.

Los dos nuevos designados, William Lynn y Robert Hale, revelaron el 7 de mayo que el presupuesto de Defensa propuesto para 2010 aumentará los gastos en un 4%, para llegar a 663.8 mil millones de dólares. Esto ocurre en una época en que la población empobrece por el desempleo creciente, mientras se encogen los programas sociales federales y de los 50 estados, y se transfiere la riqueza de los hogares estadounidenses al cártel financiero-bancario de Wall Street.

El tema más destacado en el artículo original no era sólo la desaparición de 3.4 billones de dólares del Departamento de Defensa, sino que estos negocios son una costumbre fuera del control del gobierno que, incluso con el cambio de inquilino en la Casa Blanca, continúan robando sin interrupción a sus propios ciudadanos.

Cuando escuchábamos los discursos de la campaña de Obama el año pasado, donde acentuaba la importancia de Afganistán como nuevo frente de «guerra antiterrorista», guerra evasiva, interminable y no-ganable, era obvio que detrás de todo el concepto de sus discursos y la deificación de los grandes medios estaba a la vista la agenda de Zbigniew Brezinski y el Proyecto por un Nuevo Siglo Americano (la plataforma ideológica de G.W. Bush), pero hicieron un nuevo paquete con un personaje que representó el slogan «Cambios en que podemos creer».

Los acontecimientos -desde que originalmente fue publicado mi artículo- sólo han acentuado la falta de compromiso con cualquier contabilidad sólida de las cajas públicas. No se ha encargado ninguna investigación sobre los billones que faltan; ni se han hecho preguntas con respecto a ese crimen a Donald Rumsfeld, William Lynn y Robert Hale; el Departamento de Defensa aumentó su gasto; se extendió la guerra en Afganistán; los poderes de EEUU en la región están desestabilizando a Paquistán; Obama es responsable del asesinato de centenares de civiles paquistaníes por los Aviones depredadores teledirigidos (Predator Drones), aviones sin piloto teleguiados por agentes de la CIA; y las promesas de terminar la guerra en Irak se han ignorado, ofuscado y reciclado dentro del doble discurso político.

Todos estos discursos demuestran el hecho de que el gobierno y la Industrial- Militar es una unión simbiótica de sus propios intereses, de la avaricia y lujuria por el poder en un nivel nunca antes visto en la historia de la humanidad. Es importante adoptar un punto de vista sobre la corrupción que se ha destacado en este artículo para considerar su verdadera naturaleza y de cómo se teje la telaraña que mantiene unido al sistema.

Este sistema ha estado creciendo constantemente, durante las últimas décadas, y se ha asegurado contra cualquier investigación o consecuencia real, cooptando a los grandes medios con adquisiciones corporativas de las compañías de noticias por parte de contratistas del Departamento de Defensa y la colocación de empleados del Pentágono y personal de la CIA en estas mismas compañías propietarias de grandes medios noticiosos.

Pero el logro por excelencia de este sistema es el hecho de que Donald Rumsfeld puede anunciar en una rueda de prensa pública el 10 de septiembre de 2001, sin ningún miedo al procesamiento o al contragolpe del público, que faltan los billones de dólares, que no habrá investigación y que no detendrán a nadie responsable. Hemos visto exactamente la misma arrogancia con respecto al escándalo de la tortura, al escándalo del apoyo urgente a los banqueros, al escándalo de la guerra de Irak y al avance de la red estatal policial establecida por el Departamento de Seguridad de la Patria para etiquetar como «terrorista» a cualquier persona que discrepe con la política del gobierno o que crea en la Constitución de EEUU.

Se necesita iniciar con urgencia una investigación sobre los billones que faltan en el departamento de Defensa como precursora de posteriores investigaciones sobre la gran corrupción perpetrada por el gobierno de EEUU. Será alcanzada solamente con despertar a la realidad, refutando las mentiras de los grandes medios y comprendiendo la profundidad de la corrupción y cómo destruirá lo que queda de la Constitución, de la confianza pública y de la libertad real.



 Robert Parry

Periodista en el pasado de la agencia Associated Press y la revista Newsweek, Robert Parry fue uno de los principales periodistas investigando el caso llamado Irángate durante la presidencia de Reagan. Desilusionado par la frivolidad y despreocupación de los periodistas de la prensa anglo-sajona, fundó en 1995 con Robert Solomon, la revista de investigación Consortium News y realizó documentales acerca de las transacciones secretas que tuvieron lugar en cuanto a la liberación de los rehenes estadounidenses en Irán (operación October Surprise), los pactos políticos ligados al narcotráfico y aprobados por la administración US (Contra-Coca), la influencia cada vez más grande de la secta Moon en Washington así que la ascensión de la familia Bush y las manipulaciones electorales durante la elección presidencial de 2000. Es también autor de los libros Secrecy & Privilege : Rise of the Bush Dynasty from Watergate to Iraq (Secreto & Privilegios: el pillaje de la dinastía Bush del Watergate hasta la invasión de Irak) y de Lost History : Contras, Cocaine, the Press & ’Project Truth’" (Historia perdida: Contras de Nicaragua, Cocaína, la prensa & proyecto verdad).




Fuente: Project Censored / Red Voltaire.

ROBERT PARRY (CONSORTIUMNEWS.COM)
ANDREW HUGHES (GLOBAL RESEARCH)
ALLAN NAIRN (DEMOCRACY NOW!)
ROXANA TIRON (THE HILL)

Estudiante investigador: ChrisMcManus.
Evaluador académico: Diana Grant, Ph.D., Sonoma State University.



[1] ConsortiumNews.com, 13 de noviembre de 2008, “The Danger of Keeping Robert Gates”, por Robert Parry; Global Research, 13 de febrero de 2009,

[2] William Matthews, “Lynn gets waiver from Obama lobbyist rules”, Federal Times, 26janvier 2009.

[3] Global Research, 13 février 2009, “Obama’s Defense Department Appointees- The 3.4 Trillion Dollar Question”, por Andrew Hughes.

[4] Democracy Now! 7 enero 2009“ Obama Nominee Admiral Dennis Blair Aided perpetrators of 1999 church Killings in East Timor”, por Allan Nairn (entrevistado).

[5] The Hill, 24 novembre 2008, “Ties to Chevron, Boeing Raise Concern on Possible NSA Pick”, par Roxana Tiron.

Leer más

QUE VIVAN LOS ESTUDIANTES

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

La irrupción del movimiento juvenil en las protestas en contra de la reforma previsional del gobierno de Sarkozy cambió la relación de fuerzas en el tablero político francés. Página/12 acompañó a los estudiantes en una marcha en París para conocer sus sueños, sus demandas y sus miedos ante un futuro que les pinta sombrío.

Por Eduardo Febbro Publicado por Página 12 24/10/10 Desde Parísfrancia-estudiantes.png

La presencia de los estudiantes en las marchas masivas en contra del gobierno francés provocó un vuelco en la opinión pública.

Un clamor juvenil, solidario y espontáneo flota sobre el cielo de París. La risa y el canto. En el corazón de la multitud que recorre el Boulevard Arago se respira una atmósfera de paz agitada, de hermandad instantánea, de carisma generacional. No hay violencia, ni gestos obscenos, ni agresividad en esas voces que piden a coro “la jubilación a los 60 años” en una coalición casi inédita de estudiantes y trabajadores del ferrocarril, de empleados públicos y privados, de profesores y alumnos del bachillerato, de empleados administrativos y estibadores del puerto, de jubilados y desempleados.

Las banderas de la CGT y los globos del Partido Socialista tapan el horizonte. París resucitó una forma de acción social que los tenebrosos analistas digitales decían muerta: masiva, constante, empeñada, pacífica y organizada según un régimen distinto del de otras protestas. Jean Michel emerge de un grupo de jóvenes que se burlan de Nicolas Sarkozy con consignas vivarachas. “No queremos que nuestros padres se mueran trabajando, y nosotros no nos queremos secar bajo el sol buscando casa y trabajo”, dice el muchacho de 19 años. A su alrededor, los estudiantes, en su mayoría bachilleres, gritan: “Los jóvenes en la pálida, los viejos en la miseria”. Aplausos y miradas cómplices.

Detrás de ellos avanza un grupo de trabajadores del ferrocarril. Son corpulentos, tienen las manos y el rostro marcados por el trabajo. Cuatro de ellos, con brazaletes rojos en los brazos, escrutan los movimientos anormales de la multitud. “Estamos aquí para encuadrar a los violentos, para explicar que en la democracia no se golpea”, dice André, un aparatoso miembro de la CGT. La juventud baila, la clase obrera exulta. La soñada convergencia entre trabajadores y estudiantes se plasmó en un par de semanas.

Pero no responde al sueño de un socialismo de museo, sino a un estilo renovado de oponerse a las medidas de un gobierno. La prensa anglosajona describió las manifestaciones que estallaron en Francia en el primer trimestre del año y se prolongaron hasta hoy como una curiosidad arqueológica. “Creían que en la economía inmaterial ya no había más trabajadores, ni manos curtidas, ni estudiantes en la miseria, ni responsabilidad colectiva a la hora de defender los derechos”, explica Arnauld, un estudiante de segundo año de química. “Somos la parte que los especialistas en estadísticas no tomaron en cuenta”, agrega Michel, otro estudiante de la misma materia. “Aquí está la realidad analógica”, comenta con picardía. Ambos tienen plena razón. Francia siempre nos sorprende.

En estas calles empapadas de pasos no hay ideologías, ni reclamos metafóricos, ni pedidos imposibles, sino una concentrada oposición a una reforma de las jubilaciones, que la sociedad asimila a la injusticia, impulsada por un Ejecutivo que, para la gran mayoría, gobierna para los privilegiados. Se trata de un movimiento de una indisciplina práctica, y en ello es plenamente moderno, y no “prehistórico”, como lo sugieren los detentores del pensamiento “Power Point”. “Aquí, los chicos no están alentando o patrocinando ninguna revolución. Sólo quieren justicia, equidad, y que los tomen en cuenta”, afirma Roselyne, una jubilada del correo francés que acudió con su hija. Michel describe en una frase veloz los dos “insostenibles” que los movilizaron: “Hay 25 por ciento de desempleo entre los jóvenes, y el gobierno quiere hacer trabajar a la gente hasta los 70 años. ¡Una locura!”.

Martine, una hermosa muchacha de 24 años, estudiante de derecho internacional, dice, enojada: “La juventud ha sido sacrificada, no queremos esta sociedad donde sólo hay lugar para los recomendados, los privilegiados, los ladrones, los hijos de ricos. Queremos justicia, igualdad, posibilidades de progresar para todos”.

Entre grupo y grupo, a lo largo de cuatro horas de marcha, se puede hacer una radiografía tan espontánea como precisa de los desalientos de la juventud ante un Ejecutivo que la ignora y un presidente a quien los jóvenes tratan como ególatra: la reforma de la jubilación, la política inmigratoria, el escándalo L’Oreal, que golpea de lleno al ministro de Trabajo, a cargo de llevar adelante la reforma de las jubilaciones, el desempleo, el escudo fiscal impulsado por el gobierno y mediante el cual los muy ricos recuperan mucha plata, la carestía de barrio rico de la noche, la ausencia de política ecológica, los controles policiales constantes, la falta de ayudas y, sobre todo, de una política “objetiva” orientada a los jóvenes así como una sensación general de que el sistema capitalista, tal como está gestionado, sólo beneficia a una estrechísima minoría.

La polifonía generacional de la protesta y el carácter sociocultural y socioprofesional mixto le dieron una identidad tanto más peculiar cuanto que los jóvenes se sumaron a la protesta en las últimas dos semanas. El levantamiento de los liceos fue facilitado por el rumor de que el plan de reforma de las jubilaciones iba a crear un millón de desempleados entre la juventud, por las iniciativas ridículas de muchos directores de bachilleratos que escribieron a los padres para que no permitieran que los chicos vayan a manifestar o a bloquear los colegios y, de manera general, porque el poder político infantilizó el movimiento juvenil.

Nos tomaron por tontos irresponsables, por nenitos de jardín de infantes sin capacidad de entendimiento”, dice con cierto enojo Audrey, una bachiller de 17 años que se pasea con una pegatina que dice “je lutte de classes” (un juego de palabras que quiere decir “hago la lucha de clases”). Dominique Dupont, sindicalista de la CGT del gremio de los estibadores portuarios, observa a los jóvenes que se deslizan bajo las banderas de los estibadores con melancólica admiración. “Me llenan de ternura, tan jóvenes, tan frágiles, tan expuestos a la violencia de este mundo asqueroso, y tan convencidos de lo que hacen, de la razón por la que están aquí.”

Algunos días más tarde, en la Universidad de Jussieu, los estudiantes organizaron una manifestación antes de las vacaciones. Michel, Aurelie, Jean Pierre, Stephane, todos caminaban cantando “Sarko, estás jodido, la juventud está en la calle”. Llevaban un cartelón inspirado de un manifestante de la localidad de Nantes, que decía: “Sarko, mira tu Rolex, la hora de la revolución ha sonado”.

Francia descubrió en un abrir y cerrar de ojos la pertinencia militante de su juventud y algunos rostros nuevos. El de Viktor Colombani, 16 años, dirigente de la UNIL, Unión Nacional de Bachilleres. Un pibe certero, que habla de “solidaridad intergeneracional” y de la imposibilidad de aceptar “que se rompa el derecho al porvenir”. A pesar de la posición privilegiada de Francia, la juventud vive mal. Un desempleo enorme, dificultades titánicas para encontrar vivienda, un discurso de Estado en el que la juventud y sus problemas suelen ser invitados ocasionales. Los analistas reconocen que los jóvenes han funcionado como “una variable del ajuste” (Louis Chauvel, autor del Destino de las generaciones).

Los jóvenes activos conocen tasas de desempleo alrededor del 24 por ciento. La pobreza los acorrala en situaciones impensables para un país central. “Por eso hemos venido con los sindicatos”, comenta Lucie, una joven recién ingresada a la Universidad. “Estamos hartos del cinismo, de la arrogancia del gobierno, de las injusticias permanentes, de ver cómo hacia arriba se viola la ley y hacia abajo nos ponen presos por cualquier insignificancia.” Tantos jóvenes en la calle vinieron a resaltar la fragilidad del modelo social francés.

Sindicatos y estudiantes coincidieron en un punto: el no a la Francia de los privilegios reservados, al costo de reformas soportadas por la mayoría más expuesta. Esa “bronca” se cristalizó en una suerte de sublevación mansa, muy bien organizada a través de la conciencia colectiva. Los paros no penalizaron a los usuarios porque los sindicalistas pactaron para que unos vayan a las protestas y otros garanticen un servicio mínimo. Lo mismo se constató en las seis manifestaciones y huelgas convocadas desde septiembre. Cada vez hubo entre dos y tres millones y medio de personas, dos veces por semana.

Catherine, una empleada de una empaquetadora, cuenta: “No podíamos ir todos al mismo tiempo a las manifestaciones, cada día de huelga es un día menos de sueldo, entonces nos turnamos. Una semana iba yo, la otra una colega”. El sociólogo Philippe Corcuff comentó al diario Le Monde que en este movimiento “la gente va a veces a las manifestaciones, otras no. Se puede entrar y salir del movimiento a su antojo. Es una suerte de guerrilla social, duradera y pacífica”. Alegre también, con más humor que odio, con más inventividad que pesadumbre. Sin consignas de ruptura radicales, ni delirios mesiánicos, la sociedad francesa elaboró un bello mensaje colectivo tejido entre varias generaciones, entre distintos gremios, entre diferentes sensibilidades.

Caroline, una aguerrida militante del NPA (Nuevo Partido Anti Capitalista, extrema izquierda), reconoce que este movimiento no puede romper ni agredir porque, fundamentalmente, “lo que hemos venido a pedir es respeto, respeto al ser humano, al modelo que construimos, respeto a la historia y los valores de Francia, a la ecología, respeto a la igualdad, a la dignidad”.

Leer más

Bartolo Fuentes: “La Resistencia en Honduras es un proceso irreversible”

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

fuentesBartolo Fuentes, dirigente del Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras realizó este mes de Octubre una gira por el Estado español para dar a conocer la situación política y social que atraviesa actualmente su país.

Durante una entrevista con LibreRed.net, Fuentes explicó cómo se encuentra Honduras un año y cuatro meses después del Golpe de Estado que derrocó al Presidente legítimo, Manuel Zelaya Rosales.

Desde ese suceso, las organizaciones políticas y sociales agrupadas en el llamado Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) han conseguido, con una intensa movilización en los últimos cinco meses, recoger más de un millón trescientas mil firmas para pedir la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente que redacte y apruebe una nueva Constitución para el país.

Bartolo Fuentes es periodista, redactor de la revista “Vida Laboral” y de los informativos “Común Notícias”. Fue candidato a Alcalde en El Progreso (tercera ciudad en importancia en Honduras).

En 2009 se retiró de las elecciones al considerar que unos comicios que se celebraban bajo un Golpe de Estado no tenían ninguna garantía democrática.

LibreRed.net

Leer más

Empresas de EEUU financian campañas electorales a cambio de operar sin regulaciones

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

williamUn analista estadounidense advierte que la corrupción financiera se ha disparado en los Estados Unidos debido a que las empresas privadas buscan influir en los políticos para cambiar los reglamentos en su beneficio.

“En los últimos años hemos tenido enormes escándalos financieros … pero la situación más difícil que hemos tenido recientemente es un gran número de empresas que han estado inyectando dinero a la carrera electoral del Congreso”, dijo el profesor William Beeman, de la Universidad de Minnesota.

“La corrupción ha empeorado en los Estados Unidos a raíz de la reciente crisis financiera”.

Beeman advirtió que, dado que las contribuciones se realizan de forma anónima “, una gran cantidad de dinero va a las elecciones y nadie puede identificar a todos … y los particulares pueden comprar las elecciones en los EEUU”.

Una de las razones por las que el gobierno de EEUU no ha logrado contener el injerto es que “el partido republicano ha bloqueado todas las piezas de la legislación que trató de contener la corrupción”, agregó Beeman.

“El Partido Republicano depende en gran medida de las contribuciones de las empresas estadounidenses. Estas, a cambio de financiar campañas electorales buscan operar sin regulación alguna”, argumentó.

Beeman señaló además que estas empresas “siguen prestando dinero a los legisladores republicanos para que  voten en contra de cualquier tipo de legislación o regulación.”

Según el Índice de Percepción de la Corrupción 2010 publicado por la organización con sede en Berlín “Transparencia Internacional”, el nivel de corrupción en EEUU ha aumentado considerablemente en los últimos años.

 

LibreRed.net

Leer más

Calderón acusa a EEUU de ser el mayor proveedor de armas del crimen organizado

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

felipe-calderonEl presidente de México, Felipe Calderón , acusó este martes a Estados Unidos de ser el mayor consumidor de drogas en el mundo y el principal proveedor de armas y dinero a las bandas delictivas que operan en Latinoamérica.

“El consumo de drogas en Estados Unidos es la causa originaria de la problemática que tenemos países como Colombia y México”, afirmó Calderón a la salida del XII Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, celebrada en la ciudad colombiana de Cartagena.

También criticó la iniciativa que plantea la posible legalización de la marihuana en el estado de California, en el suroeste de Estados Unidos.

”Presenta una inconsistencia (…) Habrá que valorar si va a incrementar la demanda”, dijo el mandatario mexicano al referirse a la correspondiente legislación, que se someterá a referendo el próximo 2 de noviembre.

Sotuvo además que en la Cumbre de Tuxtla en Cartagena se instó a los asistentes a estar alertas y se le pidió a Estados Unidos a ser congruentes, debido a que “no se puede criminalizar y legalizar al mismo tiempo, o una cosa o la otra”.

Sumado a México, en la reunión de Cartagena, Colombia y Guatemala se pronunciaron enfáticamente contra la legalización de esta droga.

Calderón también enfatizó igualmente que Estados Unidos “es el principal proveedor de armas a los criminales y es el principal proveedor de dinero a los criminales”.

Agregó que, si Estados Unidos hiciera el esfuerzo para frenar el tráfico de armas, tal como lo hace para detener a los migrantes, la situación sería otra.

“Si el esfuerzo que hace hoy (Estados Unidos) en detener migrantes se aplicara por lo menos a la mitad para detener el flujo de armas otra historia sería, porque el contar con un acceso tan franco por parte de los criminales a un armamento casi ilimitado es parte del problema”, manifestó Calderón.

El problema del flujo de armas hacia las bandas criminales, consideró Calderón, se inició luego de que Estados Unidos no ratificara la ley que prohíbe el uso de armas, tema sobre el cual, según el jefe de Estado mexicano, el Gobierno estadounidense mantiene una posición incongruente..

“Al final de cuentas, si no se detiene el flujo de armas y dinero a nuestros países provenientes de actividades ilegales, difícilmente podrá avanzarse de forma determinante en este problema”, sentenció.

El pasado mes de junio, la Corte Suprema de Jusiticia de Estados Unidos sostuvo, en un fallo, que los estados federados no pueden limitar o prohibir a los ciudadanos poseer armas de fuego, como garantiza la Segunda Enmienda de la Constitución.

Al término de la Conferencia de Tuxtla, Calderón comentó que desde que asumió la presidencia de México en 2006, se han decomisado alrededor de 90 mil armas en su país, entre las cuales se encuentran 50 mil rifles de asalto, unas ocho mil granadas, cartuchos de municiones y lanzamisiles.

“El 90 por ciento de las armas que son susceptibles de rastrear, es decir que todavía conservan su numero de serie, son armas vendidas en Estados Unidos”, agregó el dignatario mexicano.

Adicionalmente, indicó que su Gobierno invierte anualmente más de 10 mil millones de dólares en el área de seguridad.

“Lo relevante no es el dinero, sino la política de corresponsabilidad, que contribuye a frenar el fenómeno del narcotráfico y el crimen organizado”, acotó.

La XII Cumbre de Tuxtla contó también con la participación de los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; y de Costa Rica, Laura Chinchilla, además del gobernante de Honduras, Porfirio Lobo, en el poder en esa última nación centroamericana tras las elecciones convocadas por el régimen de facto luego del golpe de Estado de junuio de 2009.

También estuvieron presentes en la reunión el vicepresidente de República Dominicana, Rafael Alburquerque; su homólogo nicaragüense, Jaime Morales; y el de Panamá, Juan Carlos Varela; así como también el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Roger Martínez.

El foro de Tuxtla está conformado por Colombia, Costa Rica, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, naciones que suman una población de 212 millones de habitantes y un territorio de 3,6 millones de kilómetros cuadrados.


Telesur / LibreRed.Net

Leer más

Uruguay: Texto sin votos. El Frente Amplio continuó debate interno sobre Ley Interpretativa

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Nin Novoa ratificó que no lo votará
Los senadores frentistas bajaron un cambio en la marcha por la sanción de la ley interpretativa y se dio más tiempo para su análisis interno porque ya no es clave ir a las audiencias de la Corte con el proyecto sancionado. No obstante, los votos no están: Nin Novoa y Saravia lo votarán en contra.
El canciller Almagro. Explicó los ribetes jurídicos del caso Gelman ante la CIDH.
El canciller Almagro. Explicó los ribetes jurídicos del caso Gelman ante la CIDH.

El canciller Luis Almagro, el vice y Roberto Conde instruyeron ayer a los 16 senadores (Jorge Saravia no participó) sobre los temas vinculados a los derechos humanos en el ámbito internacional en el marco de las Naciones Unidas, de la OEA, acerca de la aplicación de los fallos de esos organismos, los derechos protegidos en la Convención Interamericana, sobre la reserva de los Tratados y los alcances de los referendos y plebiscitos.

Almagro dijo que básicamente se trató de un intercambio de opiniones con preguntas y respuestas y que "no se pretendió llegar a ninguna conclusión". Destacó que de no llegarse a aprobar la ley interpretativa "Uruguay estaría no solo violando los derechos humanos por su compromiso asumido ante los organismos internacionales, sino también estaríamos violando la Convención Americana de los DDHH y exponiéndonos a severas condenas". Almagro recordó que también podría llegar una "indemnización pecuniaria" del orden del millón de dólares contra el Estado uruguayo ante el juicio iniciado por el caso Gelman. El Senado le ha dio entrada ayer al texto interpretativo. En el Frente Amplio ya no existe la premura en terminar de sancionar el proyecto de ley interpretativo de la de Caducidad, que ya cuenta con el voto favorable de la mitad del Poder Legislativo, al punto tal que su ingreso oficial al debate de la Cámara alta, lo senadores le han impuesto un ralentí significativo. Luego de dos días de discusiones y asesoramiento jurídico que se dio el lunes y ayer martes, la bancada frentista resolvió que se volverá a reunir el próximo miércoles y ya para plasmar sobre un papel la forma en que se parará cuando el proyecto haga su ingreso formal al Senado. Para esto último aún no hay fecha ni hora pero se estima que será una vez aprobado el Presupuesto quinquenal; léase mes de diciembre. Pero ojo, teniendo en cuenta que el día 15 del último mes del año comenzará el receso parlamentario. No obstante, en el Frente Amplio los votos no alcanzan.

El senador y líder de Alianza Progresista Rodolfo Nin Novoa ratificó ayer que no votará el texto interpretativo. "Yo sigo firme en mi posición, de que no voy a votar esta ley", afirmó ayer a la salida del encuentro con el canciller Luis Almagro.

Dijo que los argumentos que manejó el canciller "no me conformaron, francamente, y lo digo en un tono muy fraternal, no me conformaron". Consultado sobre si estará en sala al momento de la votación.

"Y mi trabajo es ahí arriba, en la Sala. Y cada vez que me citan, voy", dijo. Por su parte, el senador Eleuterio Fernández Huidobro dijo que votará "lo que me mande la CAP-L". En este sentido, adelantó que votará por disciplina partidaria, y que está en contra del proyecto. "No es que yo eluda personalmente opinar sobre el tema. Porque opino de cualquier cosa y de todo lo que puedo. Pero en este caso, que es un caso muy delicado, yo me debo a la resolución que saque mi organización política", afirmó. "Nosotros tenemos una posición fijada, que la hemos expresado en la Cámara de Representantes. Hemos votado por disciplina. Estamos en contra de la ley", precisó. El senador de Asamblea Uruguay Carlos Baráibar dijo que argumentará en contra del proyecto de ley. No obstante, aclaró que "sin perjuicio de ese motivo, por el cual tengo fundamentos y que expondré en sala, voy a votar a favor por disciplina partidaria". "Más allá que se dé libertad de acción, mi concepción política, es que pertenecer a un partido te obliga a lo que las mayorías establecen, y yo voy actuar con esa disciplina, más allá de la convicción profunda que tengo, que es un proyecto absolutamente inconveniente", agregó.

Al aplicarse este cronograma se estaría echando mano a una de los tres caminos políticos posibles que el lunes anunciara el senador Ernesto Agazzi. "Una posibilidad sería dejar el proyecto para un procesamiento más lento y analizarlo más detenidamente y aprobarlo en el mes de diciembre una vez sancionada la ley de Presupuesto", sostuvo ante la prensa. Por otro lado, a oídos de los senadores llegó ayer un comentario que recorrió el espinel del Poder Ejecutivo. Por allí se dijo que a las audiencias de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos de la OEA a desarrollarse el 15 y el 16 de noviembre, Uruguay bien podría plantarse con la versión de que en el Parlamento Nacional ya existe media sanción de un proyecto que establecerá que la ley de Caducidad es letra muerta. Es un atenuante ante eventuales pronunciamientos condenatorios al Estado uruguayo por su incumplimiento a los tratados internacionales. Es decir, en Uruguay "seguimos participando" y como en el país existe la división de Poderes, el Ejecutivo no puede infligirle al Legislativo "sus" tiempos. "Sería bueno llegar a las audiencias del 15 y 16 en la OEA con la ley sancionada pero el Senado se dará el tiempo que entienda necesario", sostuvo ayer el canciller Luis Almagro luego de reunirse con la bancada del FA.

Caducidad. "El verdadero problema es la permanencia de la impunidad".

Texto interpretativo: "Hijos" critican trámite parlamentario
Los "Hijos" de ciudadanos detenidos-desaparecidos cuestionaron el actual debate legislativo sobre el proyecto de ley interpretativo de la Ley de Caducidad.
Desaparecidos. "Si existen, es porque aún hoy continúan desapareciéndolos".
Desaparecidos. "Si existen, es porque aún hoy continúan desapareciéndolos".

Los jóvenes afirman que el verdadero problema no es el referéndum, sino la vigencia de una ley "indigna", por la cual se consagra la "impunidad".

El debate parlamentario sobre el proyecto de ley interpretativo para anular la Ley Nº 15.848, Ley de Caducidad, "se ha centrado en ejes que no son los sustanciales", por cuanto "el verdadero problema" es la "permanencia de la impunidad durante más de 30 años de los delitos más graves jamás cometidos ni más ni menos que por el Estado uruguayo", señala una carta publicada emitida por hijos, nietos y sobrinos de ciudadanos detenidos­desaparecidos, por el accionar represivo del Estado en dictadura.

Los firmantes se catalogan "Hijos" de la generación de los años 60 y 70, una generación "que soñó con un mundo más justo y actuó en consecuencia, con errores y aciertos", hecho que "los condenó a ser víctimas del terrorismo de Estado, el que los persiguió dentro y fuera del país, los secuestró, torturó, asesinó y finalmente los desapareció". Asimismo, "algunos de nosotros fuimos también secuestrados, se nos ocultó nuestra verdadera identidad y se nos privó de las figuras parentales que no tuvieron jamás un juicio justo", recuerda la misiva.

Los hechos narrados sucedieron "hace décadas", sin embargo "¿puede considerarse un tema concluso el hecho de que los desaparecidos por el Estado permanezcan al día de hoy desaparecidos?". "La desaparición forzada de personas es un delito de compleja perversidad que necesita de ejecutores y de múltiples cómplices, y si en Uruguay existen desaparecidos es porque aún hoy continúan desapareciéndolos, para lo cual ha sido y es necesaria la anuencia, complacencia y aquiescencia del Estado democrático. Por esta razón la impunidad repudiada no es una cuenta con el pasado, ni un asunto que exclusivamente nos afecte como familiares, ni un tema que se resuelva con pragmatismo jurídico y/o político", expresa la carta.

En este sentido, la construcción del "Nunca Más" es "una imperiosa necesidad que tenemos como sociedad, y se hace con verdad y justicia", porque "no habrá garantías de que no se repita la violación de los derechos humanos mientras exista una ley que ampare a los responsables de delitos de lesa humanidad".

Por tanto, la vigencia de la Ley de Caducidad "sienta un precedente de horror tácitamente avalado, resiente y cuestiona los valores sobre los cuales pretendemos seguir avanzando y construyendo colectivamente (...) y cimienta una cultura que naturaliza la impunidad, con gran costo para las futuras generaciones", dicen los firmantes.

Asimismo, la norma violenta "nuestro derecho a saber qué fue lo que el Estado hizo con ellos y a la Justicia que de estos hechos se derive, sigue siendo día tras días vulnerado". En este sentido, "el problema a discutir, no es que haya habido un referéndum y un plebiscito, sino que el Parlamento haya promulgado una ley indigna que viola nuestros derechos fundamentales como afectados directos y como sociedad toda".

"El error/horror original surge en el Parlamento y éste es el que tiene el imperativo histórico de subsanarlo removiéndolo.(...) erradicando del orden jurídico la oprobiosa y vergonzosa ley".

La "obligación" de los legisladores de remover la Ley de Caducidad "no es sólo una deuda histórica, es una obligación ética que repercute en la posibilidad real de alcanzar una sociedad en donde la verdad y la justicia no sean utopías inalcanzables ni meras declaraciones de principios", concluye la misiva.

"UN DISPARATE"

Para el ministro Luis Almagro, no tienen asidero algunos de los comentarios hechos por el senador Saravia de que la izquierda aplica un "golpe de Estado técnico" al promover la ley interpretativa. "Es un disparate acusar a 50 diputados de dar un golpe de Estado técnico. Hay falta de solidez en sus argumentos".

El abogado y senador suplente Oscar López Goldaracena también le dedicó unos minutos a la posición de Saravia "Cuando el barco del Frente Amplio no está navegando fluidamente hay que soltar el alije", sostuvo, señalando además que "quien defienda la vigencia de la ley de Caducidad tiene clara intencionalidad política de defender la impunidad o devela un supremo desconocimiento de los Derechos Humanos". Goldaracena, que estará en sala el día en que el Senado vote el proyecto, recordó que en 1987 el Partido Nacional presentó un proyecto para anular la Ley de Caducidad "carpeta 1.792, repartido 366 de abril" de aquel año. "Y en el año 1993, gobierno blanco, el Estado uruguayo realizó una opinión consultiva a la Corte Interamericana de DDHH sobre la Ley de Caducidad tras haber sido puesta a referéndum de la población. La Corte respondió que no importaba si había sido puesta a consideración de la ciudadanía. Importaba si violaba o no los Derechos Humanos". Para el abogado "por encima de la coyuntura política, la ley de Caducidad nació viciada de nulidad".

 

Sanción, por unanimidad. El comandante en jefe del Ejército reconoció error

"Amonestación leve" para Rosales; el gobierno le ratificó la confianza
El gobierno apercibió por escrito, en el grado de "amonestación", al comandante en jefe del Ejército, Jorge Rosales, por sus cuestionamientos al proyecto de ley interpretativo de la Ley de Caducidad, sin embargo lo respaldó en el cargo.
Comandante Rosales. Arriba a la sede ministerial en donde le fue comunicada la sanción.
Comandante Rosales. Arriba a la sede ministerial en donde le fue comunicada la sanción.

Las polémicas declaraciones de Rosales contra el proyecto de ley que deja sin efectos los artículos fundamentales de la Ley de Caducidad (constitucionalmente los militares tienen prohibida toda manifestación política, salvo el sufragio) fueron motivo de análisis del presidente José Mujica y sus secretarios de Estado durante la sesión del Consejo de Ministros de ayer.

Rosales había exhortado a que se "acate el resultado de las urnas" ya que la ciudadanía en dos oportunidades rechazó la posibilidad de dejar sin efecto la Ley de Caducidad. En tal sentido ayer, durante el acuerdo ministerial en Suárez y Reyes, el presidente José Mujica inició la sesión solicitando al ministro de Defensa, Luis Rosadilla, un informe sobre la situación. El mandatario dijo que era un tema para "conversar y asumir", y aseguró que se sentía "preocupado".

En tal sentido Rosadilla dijo que no tenía dudas de que Rosales había cometido una "transgresión" a lo que las normas le permiten. Informó que el jerarca militar le comunicó personalmente el viernes pasado el tenor de sus declaraciones en las que entendió que se vio "desbordado" por las preguntas efectuadas por parte de la prensa. Dicha actitud de Rosales fue vista como un gesto positivo. El secretario de Estado también comentó que el hecho fue analizado el sábado por la mañana por él y el presidente Mujica, resolviéndose informar al Consejo de Ministros sobre la situación y la medida a adoptar.

Luego volvió a hacer uso de la palabra el mandatario para señalar que hubiera deseado que Rosales no realizara tales comentarios públicos para evitar una sanción. Pero agregó que era inevitable sancionarlo, aún cuando fuera mínima, porque cometió una falta importante a la disciplina. Dijo que Rosales es una "pieza importante y un referente serio" que ha desempeñado un papel preponderante desde el gobierno de Tabaré Vázquez. A la vez el mandatario recordó que como Presidente de la República ha venido planteando la necesidad de establecer un nuevo vínculo entre la sociedad y las Fuerzas Armadas con lo cual pensaba insistir. En ese marco, durante la reunión de ministros de ayer el gobierno aprobó por unanimidad la sanción establecida por parte de Rosadilla referida a un "apercibimiento" por escrito, en el grado de "amonestación", Luego de la decisión del gobierno, Rosadilla se reunió por la tarde a solas en su despacho del Ministerio de Defensa con Rosales para informarle la decisión del Ejecutivo. Rosadilla le comunicó al jefe castrense, que fue apercibido en el grado de amonestación por escrito por sus declaraciones sobre la Ley interpretativa de la Ley de Caducidad, actualmente a estudio del Senado, pronunciamiento que le está vedado por las normas constitucionales vigente. Rosales reconoció el error y no aclaró la sanción, mecanismo por el cual un oficial puede recurrir ante su superior.

El jefe del Ejército, se reunió luego en la sede del Comando con todos los generales a quienes explicó la decisión adoptada por el Poder Ejecutivo. El secretario de Estado, aclaró en conferencia de prensa que esta es la sanción "más leve" que puede aplicarse dentro de la estructura disciplinaria militar, sanción que queda anotada en su legajo por estimarse que las declaraciones vertidas fueron "inconvenientes", pero que no traen aparejada otra consecuencia. Rosadilla manifestó que más allá de este episodio puntual, el gobierno tiene "plena confianza" en el comandante en jefe del Ejército, quien "continúa trabajando en su cargo, ya que una sanción no es la pérdida de la confianza en él depositada". En cuanto a las manifestaciones realizadas por Rosales, en referencia a la situación del general Miguel Dalmao, sobre quien recae una solicitud de procesamiento de la Fiscalía por el crimen de la militante comunista Nibia Sabalsagaray, Rosadilla dijo que esta declaración estuvo "encuadrada correctamente, expresando su solidaridad con este militar".

Agregó que "en ningún momento Rosales se expresó sobre la causa ni sobre el trabajo de la Justicia, ni lo declaró inocente, sino que evidenció su preocupación personal frente a este episodio", por lo cual no existe razón alguna para sancionarlo.

 

Política

27.10.10

El comandante en jefe del Ejército, Jorge Rosales, ayer, cuando se retiraba de la sede del Ministerio de Defensa. Foto:
El comandante en jefe del Ejército, Jorge Rosales, ayer, cuando se retiraba de la sede del Ministerio de Defensa. Foto: Nicolás Celaya
Especies protegidas

Rosales recibió sanción leve por cuestionar el proyecto sobre la Ley de Caducidad; Saravia y Nin, ni eso.

Tras las declaraciones que el comandante en jefe del Ejército, Jorge Rosales, hizo el viernes sobre el proyecto interpretativo de la Ley de Caducidad, el Poder Ejecutivo decidió sancionarlo “de la manera más leve”. La infracción y su castigo fueron discutidos por el ministro de Defensa, Luis Rosadilla, y por el presidente José Mujica el sábado, y resuelta ayer en el marco del Consejo de Ministros.

Rec

En octubre de 2006, hace casi exactamente cuatro años, fue aplicada la última reprimenda a un comandante en jefe del Ejército. En aquella oportunidad el desfavorecido fue el teniente general (ahora retirado) Carlos Díaz, quien fue removido por el gobierno de Tabaré Vázquez. Su sustituto fue Rosales. La infracción de Díaz había sido mantener una reunión -asado incluido- con el ex presidente Julio María Sanguinetti y el ex ministro de Defensa Yamandú Fau, sin haber pedido autorización a sus superiores. En aquel encuentro también había participado Dalmao, que pagó con cinco días de arresto domiciliario.

Tras un mano a mano de casi una hora de duración, que mantuvieron ayer Rosales y Rosadilla, el ministro hizo pública la medida. Según comentó el jerarca, el día después de las afirmaciones de Rosales se reunió, “antes de las 9 de la mañana”, con Mujica para analizar el tema, y definieron la posible reprimenda que ayer se trató junto al resto del gabinete.

Rosales había opinado que el Parlamento debía respetar la decisión de la ciudadanía de no anular la Ley de Caducidad, a partir de los resultados del referéndum de 1989 y del plebiscito de 2009. El jerarca también dijo confiar en la “honorabilidad” del general en ejercicio Miguel Dalmao -jefe de la División IV del Ejército con asiento en Minas-, cuyo procesamiento fue pedido por la fiscal Mirtha Guianze el 13 de octubre por el “homicidio muy especialmente agravado”, en 1974, de la militante comunista Nibia Sabalsagaray.

Rosadilla detalló que la sanción consiste en un “apercibimiento, en el grado de amonestación”, y constituye “la más leve de las que se encuentran a disposición a nivel disciplinario”. “Un llamado de atención”, clarificó el jerarca, quien además justificó el tipo de medida en el entendido de que “la falta fue leve y no grave”. El secretario de Estado transmitió que Rosales le argumentó que “se vio superado en la rueda de prensa”. Rosadilla explicó además que el comandante fue amonestado sólo por sus dichos acerca del proyecto interpretativo de la Ley de Caducidad, por “haber hecho declaraciones que no debía”.

Por el contrario, el ministro aclaró que las opiniones de Rosales sobre la “honorabilidad” de Dalmao “estuvieron encuadradas correctamente”, ya que “expresó su solidaridad personal, su convicción de que Dalmao dijo la verdad, pero no cuestionó a la Justicia ni lo declaró inocente”. La levedad de la sanción también está sustentada en que el gobierno “mantiene la confianza” en el comandante en jefe, quien, según narró Rosadilla, “asumió la medida y luego seguimos trabajando en otros temas”.

Voces de enfrente

El presidente de la Comisión de Defensa de Diputados, José Amy (Partido Colorado), entendió que “no le corresponde a la oposición abrir juicio de valor sobre si es necesario sancionarlo o no”. Un poco más lejos fue el nacionalista Javier García, miembro de dicha comisión, que se limitó a decir que el tema generó “mucho ruido, pero pocas nueces”.

 

Política

27.10.10
El humo blanco

Nin y Saravia no votan interpretativo, y proyecto naufragaría en el Senado.

Aunque anoche en Buenos Aires el ex presidente Tabaré Vázquez reiteró su compromiso en la lucha “por abolir” la Ley de Caducidad, los senadores Rodolfo Nin Novoa y Jorge Saravia mantienen su posición de no votar el proyecto interpretativo. “Los dos plebiscitos son superiores a cualquier tratado internacional”, reiteró Nin Novoa, a la salida de la reunión con el canciller, Luis Almagro. Ya conocida la postura de Saravia, sin la voluntad del ex vicepresidente, el Frente Amplio no aportaría los 16 votos necesarios para la aprobación. Consultado por la diaria sobre la posibilidad de retirarse de sala, Nin declaró que no vota “con los pies” y se desentendió de la idea de no asistir. “Me pagan por ir”, aclaró.

Otros senadores del FA, sorprendidos por sus declaraciones, recordaron que Nin Novoa había transmitido en la bancada que “no menoscabaría la unidad de acción del FA”. “Pero hoy los votos no están”, asumió anoche un senador oficialista.

Almagro, en tanto, calificó como “disparatado” que Saravia haya hablado de un “golpe de Estado técnico” en caso de que se apruebe el proyecto. “Ha faltado solidez en estos temas”, dijo a El Espectador.

Saravia no demoró en responderle: “Los disparates los está haciendo él”. “Los burócratas a veces creen que el poder del sillón y de la tecnocracia están por encima de las decisiones del pueblo y los legisladores, pero la democracia no tiene precio”, sostuvo. Respecto a las convenciones internacionales, el senador citó al jurista Justino Ximénez de Aréchaga. “Dice que ante una circunstancia de éstas Uruguay debe hacer valer su derecho nacional, por encima de las comisiones supranacionales”, manifestó Saravia, que fundamenta su decisión en principios “saravistas y artiguistas”.

 

El caso Saravia

El senador Jorge Saravia ha expresado reiteradamente, en los últimos días, que el proyecto interpretativo de la Ley de Caducidad presentado por el Frente Amplio -FA- (partido que él integra y por el cual fue elegido para ocupar su banca), aprobado en la Cámara de Representantes con el voto de los diputados de esa fuerza política, es inconstitucional, y que su transformación en ley constituiría un “golpe de Estado técnico”. Con esos argumentos fundamenta su decisión de no votar la iniciativa en el Senado, contra lo definido por el FA en su programa de gobierno 2010-2015 (aprobado por el V Congreso Extraordinario en diciembre de 2008, p. 130) y en sendas resoluciones de su Plenario Nacional y su Mesa Política (aprobadas el 12 de setiembre y el 18 de octubre de este año, respectivamente). Esta situación plantea cuestiones básicas desde el punto de vista político, con independencia de la opinión que cada uno tenga sobre el proyecto en cuestión.

1. Si el senador Saravia considera que el Congreso, los organismos de dirección nacional y la amplísima mayoría de la bancada del FA están integrados por personas dispuestas a dar un “golpe de Estado técnico”, debería concluir que está rodeado de totalitarios decididos a violar la Constitución, y/o de ignorantes contumaces, que no entienden el alcance de sus actos aunque él ha tratado de ilustrarlos al respecto, y/o de demagogos inmorales, que buscan popularidad en forma irresponsable. Si llega a esa conclusión, siendo él, a diferencia de quienes lo rodean, un político demócrata, ilustrado y prudente, debería abandonar de inmediato el Frente Amplio sin esperar a que lo expulsen.

2. Si el senador Saravia no adopta esa decisión, el propio FA deberá decidir si le parece aceptable mantener en sus filas a un legislador que no sólo desacata al Congreso, al Plenario, a la Mesa Política y a la bancada, sino que además difunde una opinión tan negativa sobre los integrantes de esos organismos.

3. En cualquier caso, es oportuno recordar que el senador Jorge Saravia acompañó la decisión adoptada el 25 de febrero de 2009 por la Asamblea General, con los votos de los legisladores frenteamplistas. En esa ocasión, la asamblea, ante una consulta de la Suprema Corte de Justicia sobre el caso de Nibia Sabalsagaray, declaró que hacía suya la respuesta elaborada por el entonces vicepresidente de la República, Rodolfo Nin Novoa, en la cual se aceptaba que la Ley de Caducidad es inconstitucional. Sería muy interesante saber cómo explica el senador Saravia que, si bien esa norma viola la Constitución (como aceptó declarar el año pasado), también es inconstitucional establecer que la viola (como dice ahora). O sea, que la caducidad es inconstitucional, pero dejarla sin efecto también es inconstitucional. Conocer su opinión en esta materia sería una valiosa oportunidad para verificar que el senador procede con coherencia y es escrupuloso en el cumplimiento de sus compromisos, como corresponde a un demócrata ilustrado y responsable.

Marcelo Pereira

Leer más

Diario ABC de nuevo trata de criminalizar a Cubainformación y Euskadi-Cuba

28 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Lecciones de manipulación
Jueves, 28 de Octubre de 2010 07:00

 

Duración: 9:20

ABC asegura que el Gobierno cubano presiona al español para que la AECID financie Cubainformación, proyecto presentado por Euskadi-Cuba, que define como "ONG de la órbita batasuna".

Texto-guión final de este video

Participa en el debate sobre este video en You Tube e inserta tus comentarios

 

 

cubainformacion.tv


Leer más