Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín
Ultimos Posts

Carta para agraviados y desagraviados por el caso Joaquín Becerra

11 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

11/05/2011 GMT 1

Extraido: polillabaez @ 06:51

Por Ramón Mendoza, Juan Manuel Mendoza, Gustavo Borges Revilla y  David Arraez

rcbaez_chavezpueblo.JPGLa revolución no se puede ni se debe creer, es.

A los odiantes y amantes de Chávez; a los creyentes y no creyentes en revoluciones ideológicas; a los participantes activos y pasivos en la revolución de carne y hueso que nos ocurre sin quererla y queriéndola en este tiempo exacto; a derechistas e izquierdistas de todo signo, fuera y dentro del gobierno, fuera y dentro del país; a cada uno de nosotras y nosotros que sabemos e ignoramos como ocurre una revolución no sólo en este país sino en el planeta entero: una revolución que no depende en absoluto de lo que hagamos o digamos como individuos, que no depende de cuantos mueren o se salvan, una revolución que tiene sus propios códigos signos y claves, una revolución que ha ocurrido cuando nadie la esperaba, ni los que la deseaban ni los que la negaban; una revolución que no reclama pasado glorioso o vergonzoso, una revolución que no se aferra a mártires o a héroes, o a sacrificados aún cuando los tiene, una revolución que atenta contra todas aquellas ideologías que dicen sustentarla y las que no, una revolución que irrumpe sin preguntar por izquierdas o derechas o centros o ultras de cualquier lado a pesar de sus existencias, una revolución que no es burguesa ni proletaria ni mucho menos de clase media, pero que todos reclamamos su paternidad hasta donde nos beneficia, o la maldecimos en lo que nos afecta; una revolución que no pide ni da apoyo.  Es solamente una joven y vigorosa revolución que arrasa con todos los códigos, claves y signos, que hicieron posible la existencia de la sociedad burguesa y sus contrapartes.

Una revolución que no tiene límites de ningún tipo y mucho menos de tiempo, una revolución a la que olímpicamente por nuestra sabiduría nos negamos a estudiar y sólo queremos dirigirla desde cada uno de nuestros particulares y poderosos saberes y entenderes; una revolución que a veces es amorosa y otras violenta, incluso contra los mismos que la aplauden, pero no justo cuando uno la desea o a veces coincide y nos da gran alegría, pero tengamos por seguro que nunca ocurrirá porque uno lo desee o lo pida o lo intente imponer. Cuántos no hubieran deseado que algún miembro de su gremio (indio, sociólogo, poeta, negro, mujer, viejo, joven, obrero, campesino, y todos los demás representantes de los millones de gremios) fuera el presidente del gobierno, líder de la revolución, pero no es así: a nuestro despecho, la revolución decidió otra cosa; cuántos no desean que un izquierdista puro dirija la revolución, cuantos no quieren que con su inconmovible ética se rijan los destinos de la revolución, pero ocurre que ésta en particular tiene su propia ética, que a lo mejor no coincide con la de ninguno de nosotros, tiene su propia filosofía, su manera de hacer las cosas, cuántos no ambicionan aún hoy la toma del Palacio de Invierno, el Cuartel Moncada o realizar la gran marcha del presidente Mao, pero resulta que en esta revolución no hay palacios de invierno, ni Cuarteles Moncadas ni marchas de Mao ni ningún libro verde, ésta es sólo de este tiempo y de este territorio caribellanoamazónicoandino donde no hay fideles ni ches ni maos ni lenines ni troskis que asesinar ni stalines a quien echarle la culpa de todos los males que está sufriendo mi pueblo como decía el viejo Alí.

Esta es una revolución que no la parió nadie en particular ni derechas ni izquierdas de ningún tipo a pesar de tanto haberla deseado una y de evitarla los otros, no fue previamente pensada ni estudiada, ni organizada, no entró en ninguno de los modelos previamente propuestos, rompió todos los estuches en donde fue imaginada, no tuvo ningún buró o directorio para guiarla pero cuando irrumpió en medio de los limpios lenguajes y boatos, cuando pateó las parafernalias y los protocolos, cuando se presentó en medio de los pulidos pisos con sus rotos zapatos llenos de charco y bailó su propio estribillao como le dió la real gana, entonces ahí sí, como moscas a la mierda le aparecieron todos los criticadores del planeta a tratar de enmendarle la plana, a intentar corregir, que así no se dice, que así no se hace: menos mal que ella sigue su curso y no le para mucha bola a los lacras que se la baten de una y no son chicha ni limoná, y sólo merecen cachetá colectiva como dice el pana Franco.

Esta es una revolución con filósofos al estilo de Manuel Rosales, con geógrafas como Alicia Machado y científicas al estilo de María Conchita Alonzo, no es así como la deseamos pero es la única que tenemos, es la monstruosamente bella revolución que jamás pueblo alguno ha parido, la más imperfecta, la más insana, la menos pensada de todas, la menos ideologizada, la más incomoda, la más desesperante, la cagada de las cagadas que ha hecho posible el estremecimiento, el sacudón de ésta moribunda cultura capitalista a la cual todos hasta ahora le rendimos tributo con nuestros actos aun cuando lo neguemos con la palabra; la felicidad estaría en saberlo, pero no lo sabemos porque la revolución que todos tenemos en el cerebro es religiosa, es aquella que viene a destruir a los malos a poner a mandar a los inmaculados, la que viene a resolverle los problemas a los pobres para que vivamos felices para siempre como si nosotros fuéramos mancos, una revolución en donde el verso de Gino “no te empatuques de mierda si quieres ver socialismo” no tiene cabida.

Una revolución que de acuerdo a como la vemos en su constancia no le interesan los jueces así nos desgañitemos en juzgarla. Una revolución que no quiere hacernos caso, que en su realengura, en su lacreo, se niega a la sabiduría de los poderosos, una revolución que no es más que consecuencia de la pura pudrición de la sociedad burguesa en su proceso de deterioro, del cáncer de una cultura que nos condujo a miseriarnos hasta las tripas; una revolución que surge en medio del grito poderoso de la miseria, una revolución que surgió luego que se practicaron todas las ideologías, los valores, las éticas (sea humanismo comunismo socialismo o todos los ismos) que pregonaron la salvación de la sociedad y la felicidad futura; esta revolución estalló sola solita no blanca blanquita ni roja rojita, en medio de su ignorancia, de su candidez casi rayando en la estupidez, a veces se deja guiar para un lado y para otro pero cuando cada uno la cree encaminada, llega ella y se sacude con estruendo de caletero en plena pelea y espeta su ¡qué güevona es lo que pasa aquí! y cada quien sale con el rabo entre las piernas a refunfuñar su cerveza, vino o guisqui según sean sus preferencias, pero ninguno de nosotros tiene la suficiente humildad para ir a sentarse con el caletero que carga en sus espaldas todas nuestras miserias a preguntarle cómo es que es la cosa.

Nota 1.

En las discusiones generadas a raíz del caso Becerra,  éstos fueron los escritos considerados por nosotros más destacados a favor de Chávez y la decisión de enviar a Colombia al compañero Becerra.

http://www.aporrea.org/internacionales/a122209.html

http://elcayapo.blogspot.com/2011/04/que-hubiesen-hecho-ustedes.html

http://elcayapo.blogspot.com/2011/04/carta-en-desagravio-al-comandante.html

http://www.twitlonger.com/show/a6pind

http://www.aporrea.org/actualidad/a122789.html

http://www.kaosenlared.net/noticia/no-manches-heinz-dieterich

Nota 2 y ya.

Como reflexión para nosotros decimos: no somos dueño de nada, mucho menos de la verdad objetiva o subjetiva, la verdad es revolucionaria y sólo la contiene la revolución en cuanto está referida a ella y se confronta cada día sin aferrarse a dogmas o grupos o individuos, se torna verdad cambiante en su proceso cotidiano, ella comporta una responsabilidad en sí misma quien dice tenerla debe apretar los pelos del burro en las manos.

www.elcayapo.blogspot.com

http://www.manoalza1.blogspot.com/

Leer más

Con el mercado hemos topado, amigo Sancho

11 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

(Ocho mitos sobre la crisis alimentaria actual)

x Vicent Boix 

 

Un accidente nuclear, unos bombardeos de la OTAN y un Bin Laden después, y sigue subiendo el número de hambrientos. De hecho, desde el verano pasado los precios de los alimentos no han dejado de crecer hasta alcanzar valores récord en 2011. El punto de ignición se originó con la disminución de las cosechas de cereales en algunos países exportadores, que se transformó en una reducción de la oferta que espoleó el incremento de los precios. Para garantizar su propio abastecimiento y poder defenderse del aumento, estas naciones limitaron sus exportaciones lo que constriñó más aún la oferta generando más tensión y alzas en el mercado, a la vez que el caos se iba expandiendo a otros alimentos.

Los primeros balances sociales consecuencia del terremoto de precios de los alimentos los dio a conocer el Banco Mundial a mediados de febrero, anunciando que durante este año el número de hambrientos podría crecer en 75 millones hasta oscilar los 1000 millones, a la vez que aumentaría en 44 millones el número de pobres extremos.

De esta forma se arriesga gravemente el primero de los Objetivos del Milenio, que se compromete a reducir a la mitad el porcentaje de personas hambrientas. El presente y el futuro no invitan al optimismo. Datos del “Índice para los Precios de los Alimentos”, que calcula la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), muestran que durante el mes de febrero se alcanzó el record en los precios, aparte de constituir el octavo mes seguido con una tendencia claramente alcista. Los últimos índices de marzo y abril mantienen la dinámica y perpetúan esta agónica situación, porque a pesar de la ligera reducción en los precios, éstos siguen un 36% más inflados respecto a los valores de hace un año.

Dos lógicas opuestas para diagnosticar un mismo problema

A efectos de este artículo, la cadena comercial alimentaria se podría dividir en tres eslabones. El primero lo componen los países exportadores; que comercian sus cosechas en el mercado internacional que es el segundo eslabón; para que puedan ser adquiridos por las naciones importadoras que conformarían el tercero.

Una vez hecho este matiz decir que la primera de las lógicas se denominará “humana”, porque antepone el estómago de las personas que debería prevalecer a cualquier otra premisa. La segunda es la “lógica del mercado” y es la que imponen con calzador los poderosos y sus políticos. Para ésta el centro del universo es el mercado, que debe ser totalmente libre de ataduras y obstáculos porque se basa en el principio metafísico de que el mercado es capaz de autorregularse, o como se dice metafóricamente, existe una especie de mano invisible que repartirá el pastel de forma justa y equitativa.

Para la “lógica humana” -defendida por el que escribe- el problema de la crisis de los precios tiene su origen en “manos visibles” del mercado cuyas operaciones bursátiles, sin ser armadas, son socialmente más criminales que las bombas del cadáver Bin Laden; por tanto, las soluciones deben encaminarse a frenar los abusos de este mortífero segundo eslabón de la cadena. Para la otra lógica, el mercado es un ente intocable que por dogma de fe debe ser libre a cualquier precio. Los idealistas creen las propiedades sobrenaturales de su autorregulación filantrópica, mientras que para los pragmáticos el mercado es una manera de forrarse y por eso no quieren regulación, salvo cuando les interesa para lucrarse más si cabe. Bajo la “lógica del mercado”, que es la que se ha impuesto, la causa del incremento de precios tiene su origen en los países exportadores e importadores (eslabones primero y tercero), es decir, en la humanidad misma.

Mito 1: Existe un desequilibro entre la oferta y la demanda de alimentos

O dicho de otra manera, el problema es que el primer eslabón de la cadena produce menos alimentos y el tercero consume más. Por el contrario, el papel del segundo eslabón (mercado) se ciñe a fijar inocente, salomónica y mecánicamente unos precios que en este caso son elevados porque la oferta de cereales es menor a la demanda.

Con datos de la FAO de este mes de mayo, para este ciclo 2010-2011 se prevé que el balance mundial entre la producción y el consumo de cereales arroje un déficit de 43,1 millones de toneladas. Pero las reservas, que oscilan los 483 millones, permiten hacer frente 11 veces al déficit estimado. Durante varios años en la última década fue peor la relación entre producción, consumo y reservas, pero nunca los precios ascendieron tanto como ahora o 2008. En 2003-2004 las reservas sólo cubrían 6 veces el déficit existente en aquel momento y los precios eran la mitad que ahora.

La propia FAO, en septiembre de 2010 repartía optimismo a través de un comunicado de prensa en el que afirmaba que “no hay indicios de una crisis alimentaria mundial” y que “el suministro y la demanda mundial de cereales se presentan suficientemente equilibrados (…) La previsión para la producción mundial de cereales en 2010 se sitúa en 2 239 millones de toneladas, tan sólo un uno por ciento menor que el pasado año y la tercera mayor registrada hasta hoy.”

El discurso sereno, paradójicamente se tornó en dramático dos meses después coincidiendo con la edición del informe “Perspectivas Alimentarias”, en el que se informaba de los cereales que “unos déficit imprevistos de producción debidos a fenómenos meteorológicos influyeron negativamente en las perspectivas para el suministro mundial de cereales…”. Se cuantificaba la nueva cantidad de cereales en 2216 millones de toneladas, frente a los 2239 de septiembre.

Y es que de no haber indicios de crisis y de un equilibrio del suministro y la demanda, en unas pocas semanas se pasa al alarmismo por 23 millones de toneladas menos (el 1% de la producción mundial) pero ¿realmente puede este 1% provocar tal desbarajuste?

Porque en una resolución de febrero el Parlamente Europeo mantenía que “…en la actualidad el suministro total mundial de alimentos no es insuficiente (…) son más bien la inaccesibilidad de los mismos y sus elevados precios los factores que privan a muchas personas de la seguridad alimentaria.” Entonces, si la crisis no es de escasez sino que se origina por el alza de los precios que impide la accesibilidad a los alimentos, pero este ascenso no surge de un desequilibrio real por una menor oferta y una mayor demanda, y si además se suma que durante años la situación fue peor pero los precios se mantuvieron equilibrados, entonces, indudablemente, hay un factor independiente al primer y tercer eslabón que está distorsionando gravemente los precios, que se llama especulación, que está incrustado en el segundo eslabón (mercado) y que según la Eurocámara es el causante del 50% de los incrementos en los precios.

Para más información decir que hay dos tipos de especuladores. Los fondos de inversión, de pensiones, de cobertura, etc. que según el Observatori del Deute en la Globalització “…compran y venden contratos de futuros esperando sacar beneficios en cualquiera de las transacciones, independientemente de que estos contratos se materialicen.” Después están los intermediarios (destacando las transnacionales agroexportadoras como Cargill, Monsanto, etc.) que manejan grandes cantidades de productos como el cacao, cereales, etc. lo que les confiere influencia en la oferta de alimentos, no dudando en almacenar grandes cantidades para desabastecer el mercado y forzar una subida de precios. Estos intermediarios también especulan con contratos de futuros.

Bajo la “lógica humana” habría que actuar sobre estos elementos transgresores para evitar más hambrientos, pero bajo la todopoderosa e imperante “lógica del mercado” debe ser el mundo quién se amolde a sus reglas y concretamente los países del primer eslabón que deben disponer más alimentos en el mercado en busca de su bendita autorregulación, aunque esté infestado de especuladores, aunque caigan más famélicos y aunque en realidad hay alimentos suficientes.

Mito 2: Los chinos y los indios comen más y mejor

En este supuesto son dos países del tercer eslabón quienes han desquilibrado la balanza, aunque con cifras de la FAO de noviembre, el consumo humano de cereales estimado para este año crecerá un 7,10% respecto a 2005 y el consumo de cereales para piensos lo hará un 2,24%. En cuanto a la oferta, la producción mundial de cereales prevista para 2011 será un 8,10% superior a la de 2005. Por tanto, los incrementos en los consumos de cereales para humanos y piensos, porcentualmente serán armónicos y proporcionales al crecimiento de la producción, tomando como referencia datos de 2005 y 2011.

Para el ciclo 2010-2011, el volumen de cereales para consumo humano y para piensos rondará los 1820 millones de toneladas (demanda) cuando se prevé una producción global de 2216 millones de toneladas (oferta). Alimentando estómagos y animales de granja sobrarían 396 millones de toneladas. El verdadero desequilibrio en la demanda de cereales es producido por otros consumos alejados de los esófagos, fundamentalmente agrocombustibles. Para 2011 se estima que se desviarán 433 millones de toneladas para estos usos, que respecto a 2005 supone un aumento del 44%. Los 396 millones de toneladas sobrantes, no sólo desaparecen sino que se genera un déficit de 37 millones.

Señalar los menús chinos e indios como posible causa de la crisis, aparte de ser tendencioso porque difícilmente pueda justificar el tenue desequilibrio en la demanda, tiene implícito dos mensajes subliminales hábilmente calibrados para confundir a la ciudadanía. Primero, mientras se acuse a los estómagos chinos e indios se librarán los especuladores y los coches europeos y norteamericanos. Segundo, con esta premisa, el sistema económico global basado en el libre mercado no sólo se deshace de cualquier responsabilidad por la crisis alimentaria, sino que se apunta el tanto de haber generado riqueza y progreso en países emergentes como China e India… que ahora comen mejor.

Mito 3: Los países exportadores e importadores han actuado irracionalmente

Se dice esto porque durante los primeros meses de la crisis, los primeros limitaron sus exportaciones y los segundos compraron grandes partidas de alimentos, ambos con el objetivo común y legítimo de poder garantizar el suministro de alimentos para sus poblaciones. Pues bien, para algunos organismos y expertos este comportamiento en el primer y tercer eslabón ha sido irracional, porque ha estrangulado más la ecuación entre la oferta y la demanda.

Es curioso que en la sociedad del supuesto comercio libre, los inversionistas -aprovechando esa “libertad”- especulen en el mercado con total impunidad sin que nadie diga o haga algo, mientras a ciertos estados se les critica y se les presiona cuando libremente compran y venden en el mismo mercado. Por ejemplo la FAO, en enero publicaba una nota de prensa en la que explicaba algunas de las actuaciones que realizó para frenar la escalada de precios durante los meses iniciales de la crisis en 2010. Se menciona en dicha nota que “La FAO entró en ese momento en contacto con los diferentes países exportadores, con la intención de evitar un fenómeno de contagio tras las restricciones a la exportación de trigo anunciadas por Rusia. Y lo consiguió, excepto en el caso de Ucrania, país en el que al menos logró retrasar la decisión durante varios meses.”

A los países importadores la FAO ha sugerido, a través del documento Guide for policy and programmatic actions at country level to address high food prices, que apliquen medidas económicas y comerciales regresivas para reducir el precio de los alimentos en sus territorios, como por ejemplo subvenciones directas, incentivos fiscales, reducción de impuestos como el IVA, reducción de los aranceles, etc. La FAO, además, ha organizado seminarios para dar a conocer estas sugerencias y considera esencial que los estados revisen sus opciones legislativas, supuestamente para incorporar estas medidas que, van encaminadas a que las opulentas ganancias de los inversores financieros sean costeadas por los estados soberanos, que verán reducidos sus ingresos arriesgando la financiación de sus programas sociales mientras incrementan su endeudamiento.

No ha sido posible localizar documento alguno en el que la FAO u otro organismo internacional hayan cabildeado a instituciones financieras para que frenaran la sangría especuladora.

Mito 4: Se trata de una crisis alimentaria mundial

Llegado este momento hay que indicar que la especulación en los mercados de futuros, por si misma no es la causa de la crisis. Dicho de otra manera, los países que se cultivan sus propios alimentos no tienen porque adquirirlos en el mercado. El problema lo tienen los países que han instaurado el modelo agroexportador que fomenta la siembra de cultivos para la exportación al supermercado global (sobre todo los exóticos y las materias primas) en detrimento de la producción nacional de unos alimentos que ahora obligadamente tienen que adquirir en el segundo eslabón.

Olivier De Schutter, relator de la ONU para el derecho a la alimentación, lo dejaba entrever en una reciente entrevista: “Los países africanos se han beneficiado de unas cosechas en 2010 relativamente buenas y no afrontan un riesgo inmediato (…) Los países que importan la mayor parte de la comida que necesitan son más vulnerables. Los menos desarrollados compran el 20% de sus alimentos, y su factura se ha multiplicado por cinco o seis desde los años 90. Esta dependencia de los mercados internacionales es muy peligrosa.”

Ameritaría otro artículo explicar los mecanismos que han propiciado el abandono de la soberanía alimentaria, pero destacar que muchos organismos como el Banco Mundial presionaron y espolearon a naciones pobres para que apostaran por la agroexportación ahogando su propia agricultura campesina. También la desaparición de los aranceles bajo la “lógica del mercado”, facilitó que excedentes alimentarios subsidiados de Estados Unidos penetraran en países pobres, aniquilando la producción local lo que derivó en una dependencia de las importaciones. O casos como el de España, que en 2006 aprobó una reforma en la que reducía considerablemente su producción de azúcar (500.000 toneladas de cuota con un consumo de 1,3 millones de toneladas). El acatar la disminución en lugar de legislar en favor de una agricultura sostenible que garantice dicho suministro interno generando a la vez empleo y desarrollo rural, ha propiciado que España dependa de las importaciones y de los precios internaciones.

A nivel general, la liberalización del mercado agrícola alejó a los estados de su función tradicional de legislar según los intereses de sus poblaciones, lo que ha provocado que la cadena alimentaria sea controlada por grandes empresas que exprimen al agricultor hasta su desaparición. Sin éste no hay cultivos y crece la dependencia hacia unas pocas transnacionales que manejan y especulan con el comercio agrícola.

Por tanto la crisis actual no se trata de un fenómeno coyuntural, sino que el escenario para la tragedia actual, durante décadas se fue preparando en muchos países a través de políticas liberales ortodoxas impuestas en algunos casos a través de chantajes y conflictos armados (recuerden si no, el paquete de medidas económicas que instauró el gobierno “amigo” de Irak tras la defenestración de Sadam Hussein).

Mito 5: Los agricultores salen ganando por el alza de los precios

Se cree que los elevados precios de los alimentos repercuten positivamente en los agricultores de países del primer eslabón, que se benefician de la situación y reciben mejores precios por sus cosechas. Pero esto no suele ser así, porque el principal problema que enfrenta la agricultura para la exportación es que las diferentes fases de la cadena agroalimentaria (semillas, insumos, intermediación, distribución, transformación, etc.) se concentran cada vez en menos manos. Esta situación de oligopolio da fuerza a estas “manos” que determinan las condiciones y en el caso de la intermediación y la distribución, son éstas las que establecen los precios de compra sin que la política ponga límite al abuso.

En España el saqueo se visualiza en el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos, que calculan la coordinadora agraria COAG y las organizaciones de consumidores UCE y CEACCU. En el estudio último de abril de 2011, los cultivos, de media, multiplicaban un 505% su valor desde el agricultor al consumidor y en algún caso concreto se llegaba al 761%. Para COAG “Una vez más, los datos evidencian que la distribución mueve los hilos de la cadena agroalimentaria a su antojo, independientemente de la evolución de los precios en el campo, e impone condiciones desde arriba para salvaguardar sus márgenes, manteniendo o incluso elevando los precios en épocas de mayor consumo…”. La situación es tan decimonónica que los agricultores en muchos casos no negocian un precio de venta, sino que entregan su producción y al final les abonan una pequeña migaja que a veces no cubre ni los costos de producción.

La propia Comisión Europea reconocía en un informe la detección de “…una serie de graves problemas en la cadena de abastecimiento, como el abuso de poder de compra dominante…”. Mientras el Parlamento Europeo dejaba claro en una Resolución de febrero pasado “Que el alza de precios de los productos alimenticios no se traduce automáticamente en un incremento de las rentas de los agricultores, debido sobre todo a la velocidad con que aumentan los costes de los insumos agrícolas (…) el porcentaje de la renta de los agricultores procedente de la cadena alimentaria ha disminuido considerablemente, mientras que los beneficios de los transformadores y los minoristas han experimentado un aumento constante…”.

Mito 6: Hay que liberalizar más los mercados agrícolas

En un artículo publicado en enero y firmado por el ex director de la FAO, Jacques Diouf, decía que “Las medidas sanitarias y fitosanitarias unilaterales, así como los obstáculos técnicos al comercio, suponen un freno para las exportaciones y, en particular, para los países en desarrollo.” y “Se debe llegar a un consenso en las negociaciones ya demasiado largas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para poner fin a la distorsión de los mercados y a las medidas comerciales restrictivas para el comercio que agravan los desequilibrios entre la oferta y la demanda.”

Una vez más, se parte de un desequilibrio que realmente no existe entre el primer y el tercer eslabón, como aclara Olivier De Schutter: “Hay escasez localizada en regiones donde las cosechas han sido bajas o que han sufrido desastres naturales o conflictos o donde las rutas de comunicación son muy pobres. Pero producimos suficiente para alimentar al mundo. Si los mercados funcionasen bien y la gente tuviera la capacidad adquisitiva para comprar la comida disponible no habría hambre. El hambre es un problema político.”

Las afirmaciones de Jacques Diouf son más graves por cuanto se apuesta, bajo la aplastante “lógica del mercado”, por incidir en un modelo agrario basado en el comercio libre y en la exportación (el de los tres eslabones), en detrimento de uno que garantice la seguridad y la soberanía alimentaria de los pueblos. Con él se fomenta entre las naciones, el abandono de su auto abastecimiento de alimentos y la dependencia hacia el segundo eslabón (mercado) con su voracidad y perversidad incluidas. Para los agricultores una mayor liberalización no es provechosa, porque como se decía antes, la distribución y la intermediación imponen los precios de compra y venta. Por tanto, por mucho que se desregule y por muchas fronteras que se abran, al final es el intermediario quién acaba repartiendo el pastel. De Schutter indicaba al respecto que “…ni los pequeños agricultores se benefician siempre de los altos precios, porque están en el eslabón de la cadena más débil, ni los consumidores de la bajada de precios porque las empresas importadoras o los pequeños comercios no los trasladan al mercado.”

Mito 7: Hay que aumentar la inversión y la producción

No hay una escasez pero se busca acrecentar la producción (oferta) en el primer eslabón para calmar el alza de precios que acaece en el segundo. Dicho gráficamente, el lobo asaltó el gallinero y por las ventanas se echan más gallinas para saciar su voracidad.

Pero, el problema no es de cantidad sino de accesibilidad. No se requieren cirugías financieras y técnicas con aparatosos postoperatorios, sino una ración de justicia social y coherencia. Según el Parlamento Europeo “…al menos el 30 % de todos los alimentos producidos en el mundo se despilfarra en varios puntos de la cadena alimentaria.” Se refiere a la cadena controlada por unos pocos, en donde los alimentos recorren largas distancias para transformarse en productos envasados que se exponen luego en un supermercado. Y es cierto que de cara al futuro se tiene que plantear un aumento en la producción teniendo en cuenta el incremento de la población, aunque más temprano que tarde habrá que cuestionarse medidas controvertidas como el control de la natalidad, si no quiere la raza humana convertirse en una plaga que arrase con el planeta.

La producción y la inversión, per se, no son la panacea. Un incremento de ambas puede ser positivo si el protagonista activo es el pequeño agricultor y campesino, que genera alimentos dignamente para las comunidades locales de una forma sostenible y accesible. Pero conforme está montado el cotarro agroexportador bajo el libertinaje comercial, de nada sirve aumentar la inversión y la producción si después: A- La tierra está en manos de terratenientes e inversores que no siembran comida sino cultivos exóticos (café plátanos, etc.) y materias primas para la exportación (algodón, soja para biodiesel, etc.). B- No se legisla para eliminar, sino que se mantienen los engranajes que permiten los atropellos ejercidos por los especuladores y las transnacionales que controlan las semillas, insumos, comercialización, transformación, precios de compra y venta, etc.

De hecho, en una nueva vuelta de tuerca, en algunos países del sur, desde hace años ha crecido vertiginosamente la cantidad de hectáreas acaparadas por extranjeros. Algunos son estados soberanos que buscan su abastecimiento, pero otros son inversores que una vez dominados los mercados, la venta de semillas e insumos, la distribución, la comercialización, etc. ahora van a por la tierra que es lo único que no tienen bajo sus zarpas. Y es que después del batacazo de las “subprimes”, el negocio agrícola es una garantía como explicaba un financiero al diario Público: “No hay prácticamente otro producto en el que invertir en estos momentos cuya demanda real sea tan clara…” Porque puede bajar la demanda de coches o móviles, pero comer es preciso.

En esta coyuntura los “agrinversores” no irán con pequeñeces. Sus tierras dispondrán de regadíos modernos, tractores, transporte, buenas carreteras y no dudarán en contaminar el medio ambiente (ajeno) con agroquímicos y cultivos transgénicos. Abandonarán la tierra cuando acaben con su fertilidad y buscarán otras para arrasar, como hizo con sus bananeras la United Fruit. Y nunca, absolutamente nunca sembrarán para los pobres frijoles a diez pesos la libra, pudiendo vender en dólares maíz para bioetanol. Sin duda más inversión y producción pero ¿quién come?

Mito 8: Hace falta una nueva revolución verde

A mediados del siglo pasado la agricultura se mecanizó y se incorporaron semillas mejoradas y productos químicos. Este proceso que facilitó un aumento de la producción se denominó “revolución verde”, aunque no logró acabar con el hambre porque no solucionaba el problema de la accesibilidad a los alimentos. Esta evidente contradicción no es óbice para que algunas voces clamen ahora por una segunda “revolución verde” que sería encabezada por las semillas transgénicas. La justificación la de siempre: aumentar la producción para paliar el desequilibrio de la oferta y la demanda entre el primer y tercer eslabón.

Sin embargo, apostar por una segunda “revolución verde” sería incidir en un modelo ecológicamente insostenible que ha contaminado al medio ambiente y las personas. Los efectos negativos y los fracasos de los cultivos transgénicos han sido documentados ampliamente. Actualmente sólo tienen cabida en una agricultura industrial, mecanizada, con vocación exportadora y fuertemente dependiente del agonizante y caro petróleo. Sin olvidar que los agroquímicos y las semillas transgénicas forman parte del mismo “paquete tecnológico” que se tiene que comprar, lo que amarra al agricultor a unas pocas transnacionales que se lucran con este negocio.

En diciembre, De Schutter publicó un informe en el que apostaba por la agroecología como un modelo ambientalmente más sostenible y socialmente más justo. Se detallaban experiencias de agricultores ecológicos que lograron mejores producciones que los convencionales y se afirmaba que “…la propagación de las prácticas agroecológicas puede aumentar al mismo tiempo la productividad agrícola y la seguridad alimentaria, mejorar los ingresos y los medios de sustento de la población rural y contener e invertir la tendencia a la pérdida de especies y la erosión genética.”

Son precisamente estas bondades sociales y ambientales las que dificultarán su propagación, ya que el modelo agroecológico cuestiona la “lógica del mercado” a la vez que desmonta el chiringuito de los que se enriquecen con las penurias de la mayoría. Por tanto, a seguir comiendo moscas y salvando bancos que Bin Laden murió y estamos de fiesta.

* Escritor, autor del libro El parque de las hamacas y responsable de Ecología Social de Belianís. Artículo de la serie “Crisis Agroalimentaria”. http://www.elparquedelashamacas.org/

Leer más

Uruguay - Movimiento 26 de Marzo (Audicion 10/05/2011)

11 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

JOSE-LUIS-PEPE-BORGES.jpg

 

                                                            JOSE LUIS "PEPE" BORGES.

 

 

logo26grande

 

36

 

379px-Flag Asamblea Popular.svg

Leer más

Uruguay - Plaza Palestina - 15 de Mayo, Hora 11.

11 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 
Leer más

Uruguay - GREIRTA . de Jorge Bonaldi‏

11 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

contenido canciones10                                                                        Jorge Bonaldi.
El  GREIRTA (Grupo de Referentes e Intelectuales de Reacción Tardía), integrado por Eduardo Galeano, Daniel Viglietti, Marina Arismendi, Juan Faroppa, Ana Olivera, Milton Romani, Juan Castillo, Margarita Percovich, Belela Herrera, Guillermo Chifflet, Zelmar Michelini (h), Jorge Díaz y "muchos muchos más" finalmente se ha manifestado sobre la necesidad de liquidar las leyes que dejan impunes a los criminales de lesa humanidad. Lo han hecho con la prudencia y mesura del caso. Y el "caso" es que las libertades de opinión y pensamiento se encuentran desde hace largo tiempito bajo estricta vigilancia política. Vigilancia que perfectamente puede degenerar en pérdida de espacios, puertas que se te cierran o prerrogativas laborales que se diluyen para quienes tengan la osadía de dejar de mirar hacia el costado frente a esta verdadera máquina de meter la pata, tan folclóricamente aceitada por una plana mayor de ancianos vacilantes que podríamos denominar "el gobierno".
 
La pérdida de espacios, de vinculaciones poderosas o que ya no te inviten a reuniones de sanguchitos y wiski de esas que vienen tan bien para producir relaciones públicas o para entregar tarjetitas de contacto, ciertamente es un fastidio.
 
Pero también, supongo, debe ser fastidioso sentirse cada vez más cómplices de quienes pactaron a espaldas del pueblo nada menos que la libertad y la esclavitud de varias generaciones de uruguayos. ¿O cómo debería llamarse la democracia concertada? ¿Libertad condicional?
 
Así que el Grupo de Referentes se plantó y dijo que nones. Que no es momento de andarse con improvisaciones cuando nos estamos jugando nada menos que la identidad. Toma castaña. Y manda huevos.
 
Claro, en esto no podemos estar de acuerdo porque si hay algo que ha caracterizado al Concejo de Ancianitos Vacilantes es justamente el largo camino de titubeo que ha venido recorriendo.Que te dejo el IVA que te saco el IVA, que aborto sí que aborto no, que imputabilidad sí que imputabilidad no, que caducidad sí que caducidad no. Ésa ha sido su única y persistente identidad.
 
Entonces ¡ea! ¿Porqué este súbito acoso a los agüeletes? ¡Dejadlos vivir tranquilamente sus provectos años con la fantasía de que lo único importante es ganar y ganar elección tras elección para que algún día, mágicamente, el Uruguay sea un país industrializado, surcado por trenes de alta velocidad, trenes subterráneos, flota aérea intercontinental, flota de alta mar, enseñanza pública y salud pública de alta calidad, o sea todo lo que ya teníamos en la década de 1950 y que fue misteriosamente arrojado al garete! Misterio tan grande como ese plan maravilloso que convertirá migajas en esplendor en el cual tendréis que creer con religiosidad intensa.
 
Porque cuando se cumpla, todos estaremos muertos y ya no habrá testigos ni de las promesas ni del plan.
 
Ahora bien. Cuando luego del gran triunfo popular de octubre de 2004 algunos que empezamos a observar indicios de defección ideológica en el gobierno de Tabaré Vázquez y comenzamos a desmarcarnos de la mutación, fuimos tildados de herejes.
 
Si por algo debe caracterizarse un colectivo de referentes, debería ser por su inteligencia. Pero al parecer, el grupo tiene velocidades muy diferentes: una para observar, otra para entender y una tercera para reaccionar. ¡Seis  años les tomó la redacción de la cartita! Chicos: que se les va la vida y se van a terminar yendo para el otro barrio sin decir lo que realmente piensan.
 
De todas formas, muchas gracias por la cartita. Fue un buen intento. Pero me parece que el gobierno -que ustedes sesudamente cimentaron- ya les hizo leru-leru.
 
Jorge Bonaldi, cantante y compositor, mayo de 2011.
 

Leer más

Pan y circo

11 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

375648225_b58569ddf8.jpg

Xavier Caño Tamayo

Martes 10 de mayo de 2011, por Revista Pueblos


En el siglo I, en tiempo del imperio romano, el poeta Juvenal escribió en una de sus obras la expresión panem et circenses: pan y juegos del circo. Frase peyorativa que ironiza la práctica de los emperadores romanos que, para mantener tranquila a la población y ocultar sus canalladas, proporcionaban al pueblo alimento y diversión gratis: regalaban al populacho trigo, panes y entradas para los juegos del circo (circenses); carreras de cuadrigas, luchas de gladiadores y otros. Así mantenían al pueblo distraído y alejado de la política. En nuestros días, para referirse a tal práctica gubernamental, antes se decía “pan y toros” y, durante la dictadura franquista, “pan y fútbol”.


Hoy, los antiguos juegos circenses son mucho más variados. Fútbol, bodas reales, televisión basura, estupideces varias de presuntos famosos que no hacen ni han hecho nunca nada que valga la pena pero llenan horas de programación televisiva en permanente ejercicio de mal gusto, impudicia y analfabetismo funcional...

A diferencia del tiempo del imperio romano, hoy nadie regala trigo ni pan; no se da nada, más bien se recorta, se quita, mientras una situación injusta global y delictiva hace que las gentes pierdan el empleo y no puedan ganarse el pan, símbolo de mínima vida digna.

Mientras más de dos mil millones de personas (un tercio del planeta) seguían por televisión la boda del heredero de la Corona británica William y la ciudadana Kate, el gobierno del conservador Cameron continuaba con su programa de recortes sociales, pero aceptaba pagar la enorme factura por esa boda. Al mismo tiempo, FMI y Unión Europea imponían fuertes recortes sociales a Portugal para poder recibir el rescate financiero, como reducir pensiones, disminuir prestaciones por desempleo a la mitad y recortar el gasto en educación y sanidad. También acogotan a Irlanda y Grecia y extorsionan a España para que vulnere más derechos humanos sociales y económicos de ciudadanos, de los que casi cinco millones están en el paro. En España también, la multinacional Telefónica despedirá al 20% de su plantilla, aunque en 2010 obtuvo más de 10.000 millones de euros de beneficio. Un récord.

En España, una mujer que ronda la cuarentena, cuyo único presunto mérito es que estuvo casada con un torero mediocre, ocupa las pantallas televisivas con honorarios de ejecutivo de multinacional y, para más inri, es nombrada “princesa del pueblo” por las nutridas masas consumidoras de televisión basura. En otro punto del arco mediático, los partidos que enfrentaron al Real Madrid y al Barça en cuartos de final de la Liga de Campeones europea dieron pie a horas y horas televisivas, dando vueltas sobre la rivalidad entre ambos equipos y sus entrenadores. Nada. Pero el público está entretenido.

Panem et circenses (perdón, hoy sólo circenses):Despistar, distraer para mantener a la ciudadanía alejada de sus intereses reales. Pues de eso se trata, de convertirnos de nuevo en súbditos, como en el ancienne régime antes de la democracia.

Pero somos ciudadanos, no súbditos. Súbdito es el natural de un país sujeto a la autoridad de quien detenta el poder con la obligación inevitable de obedecerle. Sin derechos. Ciudadano es la persona que tiene derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. Derechos. E interviene en el gobierno del país. Debería. Y esto no es un ejercicio académico; es el corazón mismo de la democracia. O no hay democracia.

Pues bien, todo el entramado consumista mediático equivalente a los romanos juegos de circo, armazón que oculta o anestesia, que fomenta irracionales pasiones futbolísticas, que programa basura televisiva... persigue un objetivo evidente: impedir que la ciudadanía tome conciencia de lo que ocurre, que ignore que violan sus derechos y, sobre todo, que toda la fuerza y energía que dedicaría a defender sus derechos la diluya en las falaces pasiones por fútbol, bodas reales y otros juegos circenses de nuestro tiempo.

Como ha escrito Noam Chomsky, “mientras el grueso de la población se mantenga pasiva, entregada al consumismo y apática, los poderosos del mundo podrán seguir haciendo lo que les plazca, y a los que sobrevivan a eso no les quedará sino contemplar un resultado catastrófico”.

Consigna para los próximos mil años: Ciudadanos y ciudadanas, no súbditos.


Xavier Caño Tamayo es periodista y escritor. Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS).

Artículo publicado en Alai el 06/05/2011.

Leer más

Un grano de maiz - LA REVOLUCIÓN EN SU LABERINTO

11 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

10.5.11

un grano de maiz

LA REVOLUCIÓN EN SU LABERINTO (Martes 10-05-2011)
Una revolución no es un camino recto hacia la tierra prometida, al contrario, es un laberinto de difícil solución, una vía llena de contradicciones, avances inesperados y retrocesos incomprensibles. Lo anterior se agudiza en los intentos pacíficos, en los que los campos se imbrican, conviven y se enfrentan con disimulo.

Quienes no entiendan esta lógica de la Revolución pacífica terminarán, al primer requiebro del camino, en la acera de enfrente. No comprenderán el curso de la marcha, ni el ritmo ni la velocidad. Errarán los campos de batalla, serán víctimas del desencanto, se refugiarán en la estridencia verbal y física para solventar la angustia de la incomprensión.

El avance revolucionario es sinuoso, disparejo. A veces se adelanta en lo económico, se socializan unidades productivas, en otras se retrocede, se estimula al capitalismo. Se hacen declaraciones revolucionarias y, también, se regresa al viejo discurso. En ocasiones se impulsa el Trabajo Colectivo Voluntario y en otras se prestigia el egoísmo. Es así, debe comprenderse que el avance no es simultáneo en todos los frentes de batalla.

La pregunta es ¿cómo saber si vamos bien, cómo saber si el avance es sólido? ¿Cómo navegar en este mar de olas traicioneras?

Las respuestas son difíciles, transitamos caminos inéditos, la teoría universal nos orienta en la estrategia, la táctica queda a la reflexión, a la inteligencia del proceso. Entonces ¿cómo tomar una decisión?

Lo primero es conocer que el enemigo intenta desencantarnos de la Revolución y del líder, toda su propaganda, sus acciones, tienen ese fin. Es así que sus plumíferos, ante la primera duda, atacan con furia. Saben que la fuerza de la Revolución está en la conexión amorosa entre el líder y su pueblo, y allí meten su cizaña.

Dieterich, vestido de superioridad y ciencia europea, decreta que esto no es Revolución, y que el único camino que nos queda es la derecha. Masó, recordando sus viejos tiempos de marxistoide, sentencia que vamos por mal camino. Y hasta poleo, el veterano agente del norte, tiene las santas pepas de dictar cátedra de revolución y de consecuencia. Teo no se queda atrás y no resiste en pontificar.

Ya la posición contraria de los enemigos nos daría indicios de lo bien que vamos en la derrota del sistema de miseria que ellos representan y tratan de restaurar.

Debemos tener presente que nos movemos por terrenos inéditos, difíciles, en este camino se necesita crítica constructiva, pero también una inmensa fe y lealtad en el líder, gran disciplina, una gran vocación unitaria y mucho estudio para poder aportar a las circunstancias difíciles que siempre encontraremos. Sobre todo es importante comprender que el error es consustancial al movimiento, decía un clásico “quien nunca hace nada, nunca se equivoca.”

Sólo esta actitud nos defenderá de los ataques del enemigo que es muy astuto. Ejemplos ilustran: a Bolívar le pusieron el pueblo en contra y lo llevaron a San Pedro Alejandrino, a Lenin los enemigos lo acusaron de espía alemán.

¡Con Chávez resteaos!
Leer más

Uruguay - LA LEY DE CADUCIDAD ES UNA VERGÜENZA NACIONAL

11 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 LA LEY DE CADUCIDAD ES UNA VERGÜENZA NACIONAL

Impide que las víctimas del Terrorismo de Estado puedan acceder a la verdad y a la justicia.

Debe ser erradicada de las normas legales vigentes para afirmar la democracia y cumplir con la sentencia de la CIDH en el caso Gelman vs Uruguay.

 El miércoles 11 de mayo, de 14.30 a 16.30 horas nos concentramos frente al Edificio Anexo del Palacio Legislativo reclamando la anulación de la ley de caducidad, la implementación de la Resolución 60/147 de las Naciones Unidas y en respaldo a la plataforma reivindicativa presentada el 26 de abril al Presidente de la República.

 Acompañanos, sumate, hacete presente.

 Tu presencia es importante

 CRYSOL

Leer más

En el 2050 nos salvaran las cucarachas ( Por Lenin Cardozo )

11 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Descargar Cucaracha...jpg (5,2 KB)

Los únicos indicadores que cada día van en aumento en el mundo son la tasa de crecimiento poblacional, que está  en el orden del  3% anual, algo así como unas  200.000 personas por día  y  el índice inflacionario internacional de los alimentos que se sitúa en un promedio de un 12% anual.   Esta tendencia, nos indica que dentro de 40 años más, la gran mayoría de la población no tendrá muchas opciones para alimentarse, porque probablemente, lo que en el presente es consumible, para esa fecha, ya estaria agotado o simplemente las producciones de alimento serán administradas estrictamente por los paises con poder de fuego. 

Para los científicos  agroalimentarios estudiosos de este indicador inflacionario en los alimentos,  este fenómeno, es debido a dos circunstancias especificas; en principio, porque en el mundo se está perdiendo la capa superior del suelo  cultivable producto de su intenso uso, acción muy acelerada, que no le permite  al planeta reponerla a través de sus procesos naturales de regeneración, donde estiman, que un tercio de las tierras cultivadas  ya  ha perdido su capa superior. Y la otra circunstancia, es la cada día más creciente sustitución de plantaciones convencionales de producción de granos,  por cultivos que son la materia prima de los  biocarburantes, el nuevo combustible de los países desarrollados.

Los futurólogos poblacionales, plantean que en 4 décadas más, en el mundo seremos alrededor de 9 mil millones de habitantes y las aves de corral, cerdos, vacas, caballos, burros, así como muchas de las especies marinas que consumimos en la búsqueda de proteínas, serán solo piezas de exclusivos catálogos.  Circunstancia esta que nos obligara a replantear  drásticamente nuestros hábitos alimenticios.

 

Las nuevas proteínas, inexorablemente tendríamos que buscarlas en otras especies hasta ahora desestimadas en la cultura Occidental.  Y solo serán las más apropiadas, aquellas que puedan reproducirse con tanta rapidez, que logren por volumen  alimentar a tanto seres humanos que estarían hambrientos. 

 

Es decir, nos espera un mundo, donde cada vez seremos más, con menos tierras para cultivar y por supuesto, los comerciantes de la miseria humana que también harán lo suyo, y nos acrecentarán el hambre, al ponernos los alimentos a precios inalcanzables.

 

Qué hacer ante esta  posible realidad alimentaria, desde la perspectiva darwiniana?

 

Adaptarnos para sobrevivir.  Adaptarnos como lo han hecho las milenarias cucarachas.  Solo, que ahora con la ayuda de ellas.    

Por ejemplo, la cucaracha americana, que puede medir hasta 4,5 cm, muy común en nuestros hogares, cada una tiene un ciclo reproductivo de más de 800 descendientes por año.  Con una producción promedio mensual de casi un centenar.  Según especialistas nutricionistas comerse 80 cucarachas equivale a comerse una naranja, ya que contiene vitamina C, además de otros importantes nutrientes.

Ya es tiempo entonces, de tratar bien a nuestras futuras salvadoras!

 Por Lenin Cardozo
 http://lenincardozo.blogspot.com/
 

Leer más

RED NACIONAL DE ACCION ECOLOGISTA de la Argentina

11 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

RENACE INFORMA

RED NACIONAL DE ACCION ECOLOGISTA de la Argentina

6 de mayo 2011

 

 

ARGENTINA: RECLASIFICACIÓN DE AGROQUÍMICOS

PETICIÓN AL MINISTRO DE AGRICULTURA DE LA NACIÓN

 

¿Habrá que montar una carpa para que haya respuestas?

 

Las adhesiones para el cambio de metodología de clasificación de los agroquímicos ya superan las 8000 firmas

 

 

La gestión militante de ciudadanos, organizaciones y redes por el cambio de metodología de clasificación de los agroquímicos está inserta en la lucha hacia un sistema agroalimentario que articule la agroecología, la vía campesina y la agricultura familiar con la organización social solidaria, cooperativa.

En este segundo tramo ya se le hicieron llegar al Ministro de Agricultura Julián Andrés Domínguez, Ganadería y Pesca de la Nación 8119 adhesiones de ciudadanas y ciudadanos argentinos de diversos lugares del país y que desempeñan las más variadas actividades que manifiestan con su firma y su Documento Nacional de Identidad, en planillas de papel, el rechazo a los riesgos y daños a la salud que generan los agroquímicos.

 

Esta petición tiene por objeto que desde el Ministerio se impulsen las medidas necesarias para modificar la metodología utilizada en la clasificación de la toxicidad de los agroquímicos, de manera tal que:

 

1.- Abarque el conjunto de todos los daños a la salud que el producto pueda ocasionar: letal y subletal, agudo y crónico.

2.- Hasta tanto se realice la revisión de la clasificación, los agroquímicos aprobados que no tengan evaluado el grado de su toxicidad en las dosis subletales y crónicas, sean clasificados como “I.a: sumamente peligrosos, muy tóxicos” e identificados con banda roja.

3.- Los formulados de los agroquímicos sean clasificados con la toxicidad mayor, que puede corresponder a la del componente más tóxico o al formulado considerado integralmente.

4.- Los estudios sobre los que se basan las clasificaciones de los agroquímicos, deben ser realizados por entidades de acreditada y reconocida independencia de criterio.

 

El tramo anterior concluyó el 12 de noviembre de 2010, cuando el Defensor del Pueblo de la Nación emitió la Resolución 147/10, recomendándole al Secretario de Agricultura la modificación de la metodología que le fuera requerida.

El expediente por el que tramita la petición es el S01:0439989/2010 presentado el 25/11/2010, en el que se acumulan las sucesivas presentaciones posteriores.

 

La reclasificación de los agrotóxicos considerando sus efectos agudos, de mediano y largo plazo en ensayos de laboratorio y en estudio en humanos, es uno de los reclamos realizados por los miembros de los equipos de salud de los Pueblos Fumigados de la Argentina, junto con científicos, investigadores y académicos, reunidos en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario en el 1º Congreso Latinoamericano de Salud Socioambiental y 2º Encuentro de Médicos de Pueblos Fumigados.

.

En el transcurso del encuentro, del 27 al 29 de abril, se cuestionó tambièn la clasificación de los agroquímicos realizada por la Organización Mundial de la Salud, y las derivadas de ellas, tanto por la metodología utilizada para hacerlas, como por la conformación de los equipos de expertos y los antecedentes tenidos en cuenta para hacerlas.

 

El pedido de Informes sigue sin haber sido respondido

 

El Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación todavía no respondió al pedido de informes de lo actuado referente a la Petición que se le hiciera llegar el 24 de febrero. Dicho pedido fue realizado bajo el amparo del “Régimen de Libre Acceso a la Información Pública Ambiental”, establecido por la Ley 25.831/2004, y el Decreto Presidencial 1.172/2003 que regula el Acceso a la Información Pública.  En ese momento, la Dirección nos informó que la respuesta debía ser entregada en 10 días hábiles.

El 31 de marzo recibimos a través del Departamento de Información al Ciudadano un informe técnico desde la Gerencia General del SENASA.

Además de que el pedido de informe fue dirigido al Ministro, cabe señalar que el SENASA no tiene la incumbencia de sancionar la norma que modifique la metodología de clasificación de los agroquímicos vigente, por lo que no es organismo que debe responder el pedido de informes.

El 14 de abril se le hizo llegar al Ministro el rechazo de esa pretendida respuesta.

Habiendo pasado ya más de 40 días hábiles desde la presentación del pedido de informe solicitado al Ministro, que es quien tiene esa incumbencia,  todavía está sin repuesta.

Son más de 8000 ciudadanas y ciudadanos que esperan que el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, el Sr. Julián Andrés Domínguez, cumpla con las normas y sus funciones específicas y se digne a responder.

.

Claudio Lowy

 

Referencias:

 

·      Agroquímicos: Normas infames. http://www.biodiversidadla.org/Principal/Contenido/Documentos/Agroquimicos_normas_infames

·      Informe del 1er ENCUENTRO DE MEDICXS DE PUEBLOS FUMIGADOS realizado en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba en agosto de 2010. www.hoylauniversidad.unc.edu.ar/2010/septiembre/primer_encuentro_pueblos_fumigados_2010.pdf

·      Resolución 147/10 del Defensor del Pueblo de la Nación. - www.dpn.gob.ar/areas.php?id=01&ms=area3

·      Informe de la Universidad Nacional del Litoral: “Conclusiones, Consideraciones y recomendaciones generales”, respondiendo a la Demanda de la Sala Segunda de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de la Provincia de Santa Fe. www.unl.edu.ar/noticias/media/docs/Informe%20Glifosato%20UNL.pdf  

  

Contactos

 

·      Santa Fe - Carlos Manessi – Centro de Protección a la Naturaleza, Santa Fé. O342-156 145 532 - parendefumigarsantafe@yahoo.com.ar. Adhesión institucional.

·      Rosario y California, EE.UU - Oscar Scremin – Médico Toxicólogo - David Geffen School of Medicine at UCLA. 11301 Wilshire Blvd, Los Angeles CA 90064. Telefonos: USA: 310 923 2427; Argentina: 0341 155 459 735 (Celular Rosario); 0341 435 7109 (Laboratorio Rosario). oscar.scremin@gmail.com

·      Rosario - Víctor H. Smith – Médico - 0341- 4376644 – Rosario.

·      Rosario - Damián Verzeñassi – Médico; Cátedra de Salud Socioambiental, Universidad Nac. de Rosario. 1º Congreso Latinoamericano de Salud Socioambiental – 0341-5485841 - damianverze@yahoo.com.ar – Adhesión Institucional

·      Resistencia Alejandra Gómez, abogada - Red de Salud Popular “Ramón Carrillo”-  reddesaludchaco@yahoo.com.ar – 03722664745. Adhesión Institucional.

·      Paraná - Luis Lafferriere, economista Proyecto de Extensión "Por una nueva economía, humana y sustentable", Facultad de Ciencias de la Educación (UNER). info@porunanuevaeconomia.com.ar.   Adhesión institucional.

·      Paraná - Daniel Verzeñassi, bioquímico – Integrante del Foro Ecologista de Paraná – 0343-4235311 - danielverze@uol.com.ar

·      Pampa del Infierno, Chaco - María Amelia Bertoldi - Club de Ciencias ECOGUARDIANES, de la Escuela Nº 657 - ecoguardianes657@hotmail.com

·      Marcos Paz, Pcia Buenos Aires -Carlos Vicente – Acción por la Biodiversidad – RENACE – info@biodiversidadla.org (011) 15 6308 8809

·      Mar del Plata - Silvana Buján – Bios Argentina – RENACE – silvanabujan@yahoo.com.ar – Tel: (0223) 15 5019937

·      Córdoba - Red Universitaria de Ambiente y Salud - Medardo Ávila Vázquez – Cátedra de Pediatría – Fac. Ciencias Médicas – UNC – medardoavilavazquez@yahoo.com.ar – tel (0351) 15 5915933. Adhesión institucional

·      Colón, Entre Ríos - Poli Echevarria y Horacio De Carli de la "Asamblea Popular Ambiental Colón - Ruta 135 (Entre Ríos)". hmdecarli@gmail.com; poliechevarria@yahoo.com.ar – 03447 15 404 638.

·      Carcarañá - Paola Angeletti – 03413133266 - pao.angeletti@hotmail.com – Movimiento Paren de Fumigarnos, Provincia de Santa Fé. Adhesión institucional.

·      Buenos Aires-Marta MaffeiUnidad Popular - 011-15-4412-0800 - maffei@sinectis.com.ar

·      Buenos Aires - Javier Souza Casadinho –RAPAL- 011-1536171782 - javierrapal@yahoo.com.ar

·      Buenos Aires - Javier Rodríguez Pardo – Movimiento Antinuclear del Chubut (MACH) – RENACE-UAC – machpatagonia@gmail.com

·      Buenos Aires - Enrique Casal – La Huerta de Saavedra – 011-15-4403-1597

·      Buenos Aires - Claudio Lowy- ecolowy@yahoo.com.ar  – Tel (011) 15 6467 5187

 

www.renace.net

Leer más