Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

politica

EEUU responsable por el debilitamiento de la salud de Gerardo Hernández

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

favor difundir

Alarcón responsabiliza a EEUU con debilitamiento de la salud de Gerardo Hernández

28 Julio 2010
Gerardo Hernández y su pájaro Cardenal
El presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, Ricardo Alarcón, responsabilizó hoy al gobierno de Estados Unidos por la salud del antiterrorista Gerardo Hernández, prisionero en aquel país y aquejado de problemas físicos.
“La salud de Gerardo corre peligro y de esa situación es enteramente responsable el gobierno de los Estados Unidos”, advirtió Alarcón en el capitalino Palacio de Convenciones, donde trabajan las comisiones permanentes del Parlamento, previo al quinto período de sesiones de la séptima legislatura de este órgano.
Alarcón enfatizó, además, que se obstruye la justicia en el caso del antiterrorista al confinarlo al hueco de la prisión de Victorville, California, sin haber cometido indisciplinas.
Para el titular del Parlamento cubano se trata de una situación muy grave, porque el reo no solamente está en el hueco, sino en condiciones de castigo, en una celda muy pequeña, sin ventilación, con solo un diminuto orificio en lo alto de la pared de la celda que comparte con otro cautivo.
“El gobierno estadounidense conoce que Gerardo tiene algunas dolencias físicas, por las que ha estado reclamando ser examinado por los médicos desde el pasado mes de abril”, comentó Alarcón, quien advirtió que solo el 20 de julio le permitieron asistir a una consulta.
Al día siguiente, sin embargo, lo llevaron al hueco, en una celda de dos metros de largo por uno de ancho, donde las temperaturas superan los 35 grados Celsius, a pesar de que se le diagnosticaron varios problemas y aún sin tratamiento.
Aparentemente, comentó Alarcón, Gerardo tiene problemas con una bacteria que, según dijo el médico que lo atendió, circulaba entre la población penal, con algunos casos muy graves, aunque no se sabe ciertamente si es la situación del cubano, porque no le han hecho los análisis.
Según parece Gerardo tiene también alteración con la presión arterial. Es un hombre joven, acaba de cumplir 45 años, pero se ha pasado 12 en condiciones realmente muy difíciles y tensos, recordó.
Alarcón manifestó su preocupacién por la salud del antiterrorista cubano, a pesar de la voluntad de este, sobre todo porque no tiene atención médica.
“Hasta ahora hemos reclamado ante el Departamento de Estado y no hemos tenido respuesta. Porque no se trata solamente de que esté en el hueco, sino en condiciones de castigo dentro del hueco”, recordó.
Advirtió que está sin comunicación con sus abogados, justo cuando se realizan trámites de apelación, una situación que se repitió constantemente durante todo el proceso.

Gerardo debería estar trabajando con sus abogados en la fundamentación del habeas corpus. Eso lo sabe el gobierno estadounidense y en este momento lo tienen sin comunicación con sus abogados, sin recibir correspondencia, completamente aislado y encima de eso enfermo, con riesgos para su integridad física”, enfatizó.
(Con información de Prensa Latina)

¡ Libertad inmediata para los Cinco héroes prisioneros del imperio!
Leer más

Más calor y menos lluvia para la última década del siglo

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Más calor menos lluvia última década siglo
No hace mucho que la NASA hizo público un aumento de temperatura a escala planetaria y ahora nos llega el cálculo realizado por AEMET (Agencia Estatal de Metereología) sobre los cambios que provocará en España el calentamiento global.

El presidente del citado organismo, Ricardo García Herrera,y la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, dieron a conocer anteayer las conclusiones del estudio, actualizando los datos registrados hace dos años: más calor y menos lluvia. Entre los años 2071 y 2100 el país experimentará una subida de 3 a 6 grados para las temperaturas máximas (6,5 en la Meseta) y de 2 a 5 para las mínimas. Como es mayor la primera la oscilación térmica diaria -del día a la noche- será más brusca, volviéndose similar a la de algunos desiertos; pusieron el de Arizona como ejemplo.

Ello no quiere decir que España quede desertizada pero sí que sufrirá cambios en el ciclo hidrológico. Las precipitaciones podrían llegar a reducirse hasta un 30%, lo que supondrá veranos aún más tórridos que los actuales, con el consiguiente efecto sobre la agricultura y el turismo. Es decir, el sistema económico nacional no se podría mantener tal cual está ahora.

 

Tomado de La Brújula Verde

Leer más

Uruguay - Movimiento 26 de Marzo - audicion 30/07/2010

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

 

 

 

 

eduardo-rubio (Small)

                                                          Eduardo Rubio

 

 

 

 

 

estrella-2026-20recortado.jpg

 

 

 

 

LOGO RADIO 4 chico

Leer más

Un índice ecológico para la industria textil

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 


Desde hace aproximadamente tres años, un centenar de marcas de ropa y calzado, así como vendedores, han estado trabajando en Eco Index. Se trata de una herramienta informática que mide el impacto de sus productos en la ecología y los derechos humanos -en cuanto a método de fabricación-, de todas las edades.

Es un índice de sostenibilidad graduado para informar al consumidor del grado “verde” que tienen las prendas y zapatos que usa, pero también persigue resultar útil al propio fabricante. ¿Cómo? A través de un software se envía a la empresa en cuestión una lista de preguntas sobre sus prácticas medioambientales. La información obtenida sirve para medir qué aspectos pueden mejorarse y conseguir así reducir costes.

Algunas de las marcas más conocidas que ya aplican el Eco Index son Levi Strauss, Adidas, Nike, Patagonia, Timberland y Columbia Sportswear.

 

Tomado de La Brújula Verde.

Leer más

Silencian en Chile de huelga de hambre de presos Mapuches

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 


 

Santiago de Chile, 28 jul (PL) Una prolongada huelga de hambre de más de 20 presos Mapuches, que demandan un proceso judicial justo y rechazan la aplicación de la rigurosa Ley Antiterrorista, sigue siendo silenciada por los grandes medios chilenos.

  Los comuneros Mapuches iniciaron el ayuno hace más de 10 días en varias cárceles del sur del país, pero solo algunos medios alternativos han publicado notas al respecto.

El Observatorio Ciudadano y la red de ONGs Acción apoyaron públicamente las reivindicaciones de los presos, que también defienden los derechos de sus comunidades a la tierra y el territorio, y denunciaron la falta de cobertura informativa.

José Aylwin, co-director del Observatorio Ciudadano, criticó que los medios de comunicación oficialistas y los vinculados al empresariado no han cubierto este tema y señaló que, por ello, no ha tenido el impacto que debería producir.

Aseguró que muchos chilenos no saben que casi 60 Mapuches o personas comprometidas con esa causa están actualmente procesados o condenados por la Ley Antiterrorista por protestas sociales vinculadas a la reivindicación de derechos por tierras o de derechos políticos.

"Se les aplica la Ley Antiterrorista, que data del régimen militar, y que a pesar de haber sido reformada sigue teniendo un tipo penal muy abierto en que caben muchas conductas y se presta, como en el caso de la protesta social Mapuche, para arbitrariedades", precisó.

Aylwin dijo a Radio Universidad de Chile que la Ley Antiterrorista permite períodos de prisión preventiva muy largos y que muchos Mapuches llevan más de un año en esa situación.

El abogado también indicó que la protección de los testigos incluida en esta legislación impide una adecuada contra interrogación a éstos y existe consenso entre los diversos organismos defensores de los derechos humanos que esa condición imposibilita el desarrollo de un juicio justo.

Cuestionó además la aplicación de la justicia militar en algunos de los procesos que se siguen contra los Mapuches por hechos de protesta social, puesto que carecería de imparcialidad y cito como ejemplo que ninguno de los carabineros responsables de la muerte Alex Lemun, Matías Catrileo y Jaime Mendoza Collio hayan sido sancionados.

Ante la inexistencia de respuestas en el sistema judicial y político chileno, recalcó, los movimientos Mapuche y sociales recurrieron a instancias internacionales, pero aún esperan un pronunciamiento por parte de las autoridades del Gobierno chileno.

 

Tomado de Prensa Latina

Leer más

Argentina: LA NECESIDAD DEL SOCIALISMO

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

logochecompaanim.gif

La evolución de toda la vida política, económica, social y cultural de nuestro País plantea con fuerza la necesidad de llevar adelante una revolución de carácter socialista como única manera de resolver los profundos problemas que se acumulan y estallan intermitentemente por toda la geografía del País. De hecho estos conflictos y estallidos que suben a la superficie, no son más que la manifestación de un extendido malestar que se va acumulando en las profundidades de la sociedad, y que por ahora no encuentra una canalización política por parte de las fuerzas revolucionarias  tras un proyecto de transformaciones de fondo.

De este modo las luchas obreras y populares se suceden una tras otras sin que exista coordinación entre las mismas, y sin que aparezca el hilo conductor que las unifique y potencie a partir de un programa que plantee remover las causas económicas y sociales que están en la base de dichos hechos. La critica de la sociedad capitalista, y de los valores que promueve y defiende, siendo necesarios como paso inicial de toda conciencia critica, no constituyen por si mismos una política revolucionaria, sino está vinculada al mismo tiempo con el reconocimiento de la necesidad de derrotar el dominio que ejerce la burguesía, y su reemplazo por un gobierno de los trabajadores y de todos los explotados, dominados, y humillados por el capitalismo. De hecho esta critica se debilita, se estrecha y resulta ineficaz cuando se limita a señalar solamente las injusticias económicas del mismo, como hacen los reformistas de derecha e izquierda, y no se orienta hacia  la totalidad de este sistema económico-social y cultural y sus consecuencias en los más diversos planos para la vida millones de personas.

El capitalismo no es solo un sistema económico. Cuando Marx elaboró como una categoría central de su teoría el concepto de sistema económico- social, no escindió lo económico y lo social. Por el contrario demostró la relación dialéctica entre ambos aspectos y como lo económico determina en última instancia lo social.

En este sentido los sucesos de Bariloche deben ser un toque de atención para las fuerzas revolucionarias sobre los procesos de división y enfrentamientos que se dan en toda sociedad dividida en clases sociales antagónicas, y sobre el estado, más o menos latente, de guerra civil que se va instalando en la misma. De hecho no puede llamar la atención que una barriada arrasada por el hambre, la desocupación, el frío y la miseria se levante frente al asesinato de un joven por parte de la policía, y que luego de la masacre de otros dos, se lancen a las calles de la ciudad y ataquen los edificios públicos. ¿Pero que expresan los que salen a las calles en apoyo a la policía asesina y piden más represión para los pobres y los trabajadores? ¿Acaso se puede pensar que este es un fenómeno aislado, exclusivo de Bariloche? ¿Acaso no se siembra en todo el País el racismo contra los pobres y la discriminación “contra los negros” que “casualmente” son trabajadores y pobres? La burguesía ha arrinconado en barriadas miserables, carentes de todo, a millones de trabajadores ocupados y desocupados, a jóvenes que no consiguen trabajo y que tampoco estudian, y ahora pretende darle una solución policial a este verdadero estrago social que ellos mismos crean.  A través de sus políticos, medios de difusión y diversas instituciones quieren naturalizar la pobreza y la necesidad de reprimir inundando las barriadas populares de policías y gendarmes como ocurre en muchos lugares del Cono urbano y en otros lugares del País, atacando,  deslegitimando y reprimiendo las protestas y las luchas de los trabajadores ocupados y desocupados, a los defensores del medio ambiente y a las minorías sexuales que luchan por sus derechos, como hacen Bergoglio y otros reaccionarios, que con un lenguaje medieval acusan a los homosexuales de enfermos y a quienes apoyamos sus luchas de “instrumentos del demonio”.  La división en la sociedad se extiende en la medida en que se acumulan en el País todo tipo de problemas sociales, sanitarios, culturales y solo un 15% de los trabajadores cobran un salario acorde a la canasta familiar, mientras el 70% no alcanza a cubrir el 50% de la misma, y el 15% restante cobra salarios de miseria,  hay millones de desocupados e indigentes y se sigue arrebatando las tierras de los campesinos pobres, destruyendo el medio ambiente y saqueando los recursos naturales. La división real en nuestro País no es entre el oficialismo y la oposición como se nos pretende hacer creer para sumarnos al juego de optar por el mal menor y seguir a unos u otros en todas sus maniobras, zancadillas, promesas y jugadas. La división real  es entre los millones de trabajadores, los pobres y los discriminados y una minoría de propietarios de los medios de producción que nos hunden en la miseria y la explotación. Y esta división solo se resuelve con la lucha y el triunfo de unos u otros.

Esta división entre clases sociales antagónicas no siempre aparece con claridad en la conciencia de sus protagonistas. La burguesía no solo dispone del poder económico,  también dispone del poder espiritual e ideológico sobre la mayoría de la sociedad y arrastra detrás de sus valores y políticas a una parte importante de los trabajadores y pobres.  Para mantener su poder intenta generar consensos en torno a sus políticas,  despierta ilusiones, recurre a la demagogia, como hace el Kirchnerismo y ahora también la oposición con el tema del 82%. Si las luchas obreras y populares la obligan hace concesiones, o reprime y siempre trata de aislar a las fuerzas revolucionarias en sus relaciones con las masas. Se comprende que si la burguesía no fuese eficaz  en esto su dominio sería imposible. Pero la lucha de clases tiene sus raíces en la estructura económica y más tarde o más temprano desborda todo esto y se expresa en toda su nitidez y violencia. Para las fuerzas revolucionarias se trata de hacer consciente, lo que muchas veces son reacciones más o menos espontáneas impulsadas por el odio ante tanta injusticia. De organizar las fuerzas de nuestra clase, de elevar la conciencia sobre la necesidad de la lucha política por el poder, de superar al reformismo y el enanismo político que promueven comprimiendo el cerebro de los trabajadores y los pobres a la lucha solamente por aumentos de salarios o planes asistenciales sin plantearles al mismo tiempo la necesidad de derrotar a la burguesía y su sistema social. 

La pregunta es ¿Podemos avanzar en esta situación sin levantar un programa de transformaciones revolucionarias, sin hacer la critica a la totalidad del sistema capitalista, sin unificar las luchas y sin elevar la conciencia y la organización independiente de la clase obrera, los pobres, los campesinos sin tierras y los jóvenes? ¿Podemos avanzar sin unir sólidamente la lucha económica con la lucha teórica y la lucha política por el poder? En definitiva ¿Podemos avanzar y triunfar sin constituir una organización política que ocupe la vanguardia de las luchas y sea reconocida como tal por los millones de explotados y discriminados por la burguesía y su sistema social ?.

 checompaniero@prguevarista.org 

Che Compañero Organo de Prensa del Partido Revolucionario Guevarista.

Editorial 27
Leer más

Costa Rica: Doña Laura Chinchilla, y don Alfio, pifia.

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Laura Chinchilla, entre sus colegas de partido Alfio Piva y Luis Liberman. Efe

Laura Chinchilla, entre sus colegas de partido Alfio Piva y Luis Liberman. Efe

 

Es un gobierno con minúscula. Un Poder Ejecutivo de mentirillas, de película “purapantalla”, como las de Steven Seagal.

Si doña Laura trajo a un actor, para resolver el problema de la inseguridad , no hay que sorprenderse que la amenaza ambiental del uso de cianuro en la industria minera, pretenda resolverlo con un equipito de fiscalización.

 

Con una asesoría medianamente inteligente, doña Laura tendría conocimiento de que el 11 de mayo, el Parlamento Europeo recomendó la prohibición de la minería a cielo abierto, y advirtió que su fiscalización es excesivamente compleja y que la realidad ha demostrado una alta incidencia de catástrofes ambientales a partir de las experiencias con esta industria extractiva. Y conste que en Europa tiene miles de veces más recurso que Costa Rica para fiscalización...

 

Pero del mal asesoramiento del Poder Ejecutivo, estamos más que avisados: cuando un periodista le pregunto a don Alfio respecto a las personas que integraron el equipo que le ayudó a analizar el fallo de la Sala IV, titubeó, balbuceó, pifió, y dejó claro que el Poder Ejecutivo, no tenía claro absolutamente nada.

 

Tanto así, que don Alfio refirió la cantidad de $1.700 millones como monto de indemnización a una empresa que pretende obtener la mitad de esa suma a lo largo de todo el proyecto. (Aunque su página oficial en internet, exhibe a los inversionistas extensiones mucho más amplias que las actualmente concesionadas... cosa que al gobierno no parece preocuparle)

 

En ese sentido, no dicen nada la Presidenta Chinchilla y el Vicepresidente Piva, sobre las estimaciones de pérdidas millonarias para el país en materia turística. Difícilmente podrá seguir promocionándose Costa Rica como país verde, luego de permitir el desarrollo de la mina de oro a cielo abierto más grande de Centroamérica. De verde, solo nos quedará el amargo acento liberacionista en las políticas antimedioambientales.

 

También olvida el poder ejecutivo que aún los fallos judiciales, son impugnados por las empresas en arbitrajes internacionales, cuando consideran “que no se les ha hecho justicia”. Los archivos del CIADI podrían ofrecer buenos insumos para los equipos que “asesoran” a doña Laura y a don Alfio.

En cualquier caso, también el Estado puede ser indemnizado por una empresa a la que se le demuestra haber promovido la corrupción, y el ofrecimiento de dádivas a funcionarios públicos. ¿Qué pasó con ALCATEL?

 

Por otro lado, no hay excusa para lavarse las manos en espera del proceso contencioso administrativo. Dicho proceso, (lo mismo que el recurso ante la Sala IV), es consecuencia de la irresponsabilidad del gobierno de Oscar Arias, al emitir el decreto que declara de interés público la minería a cielo abierto en Crucitas.

 

Precisamente, doña Laura tiene la potestad de derogar ese vergonzoso decreto: hacerlo no lesiona en nada el Estado de Derecho ni su institucionalidad. Los tribunales están para emitir criterios técnicos en materia jurídica (la justicia es ciega). El Poder Ejecutivo está para tomar decisiones y emitir resoluciones políticas; para determinar las políticas públicas que en materia ambiental resulten consecuentes con los valores conservacionistas que caracterizan al pueblo costarricense, y con el potencial de desarrollo ecoturístico que depende de la coherencia entre el discurso ecologista que se promociona hacia afuera, y las actividades que se permite desarrollar en nuestro territorio.

 

David Rojas

(miembro de la brigada ecologista que caminó de Zapote hacia Crucitas) (88551557)

Leer más

México no tiene presencia en política internacional; todo se decide entre los siete o 20 grandes.

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

-cid_001b01cb2ed1-f4c36600-0a00a8c0-Pedro.jpg

Pedro Echeverría V.

 

1. ¿Por qué carajos la mayoría de tus artículos son sobre México si este no decide nada, vale pura madre a nivel internacional? Me reclamaba de entrada mi querido amigo Luis Arturo. Y a partir de allí me ha soltado mil un argumentos para demostrarme que las decisiones de los EEUU, China, Europa, los países asiáticos, incluso Brasil, eran los que estaban determinando la política, la economía y el comercio mundial. De entrada estuve de acuerdo con él diciéndole que por eso me había preocupado por escribir más por América Latina donde en estos momentos el imperialismo de EEUU encontraba una fuerte oposición y que no contaba con el material suficiente para interpretar bien lo que sucedía en el contexto de aquellos bloques de países de poder que definían el destino del mundo mientras los pueblos producían las riquezas que se les iba de las manos.

 

2. Y es sin duda una realidad desgraciada, pero así es: mientras miles de millones de indígenas, campesinos, obreros, empleados, de todo el mundo entregan su vida a la producción creando gigantescas riquezas en los campos y ciudades, un puñado de gobernantes de los países más poderosos determinan políticas de intercambio y de mercado para su propio beneficio como países imperialistas. Y le contaba a mi amigo del campesino coreano Lee que se suicidó en septiembre de 2003, en las barricadas de protesta en Cancún por impotencia ante lo que se aprobaba por países imperialistas en la reunión de la OMC. Así como los burgueses explotadores de cada país exigen a los obreros y demás trabajadores producir y producir sin protestar para que los ricos se hagan millonarios, así lo países de más alto nivel someten con sus leyes a los pequeños.

 

3. México en los sesenta y setenta tuvo cierta presencia en la OEA (no en la ONU) pero a partir de los ochenta –al entregarse atado a los EEUU- se convirtió en un simple apéndice de éste. Por su gran número de habitantes (112 millones), su extensión, riquezas y producción, sería uno de siete o 20 países con mayor influencia, fuerza y determinación. Obvio, si mantiene sus políticas derechistas y proyanquis sería uno más oponiéndose fuertemente a las luchas de los pueblos; pero estaría subrayando su presencia. Hoy es casi inexistente por ser el patio trasero de los EEUU. ¿Tendrá México la posibilidad de llegar a ser independiente mientras mantenga a 10 millones de braceros en los EEUU por su incapacidad para crear empleos y salarios decentes? ¿Podrá ser independiente sojuzgado por inversionistas yanquis y gigantescas deudas?

 

4. Muy a principios de los sesenta algún amigo trotskista, haciendo paralelismo con Marx, me decía: Vale madre el triunfo de revoluciones en países pequeños porque nada podrán hacer para salir adelante en serio; en cambio si la revolución triunfara en los EEUU todos los países se obligarían a tomar el mismo camino; por eso veíamos entonces con mucho interés las luchas de los negros de las Panteras, de Malcom X, el Poder Negro, así como las grandes batallas en las calles contra la guerra de Vietnam una gran esperanza revolucionaria en los EEUU. Parece que la teoría del “eslabón más débil” sólo llevó a burocracias de partido al poder y a la conformación de un Estado burocrático y represivo. Por eso muchas batallas en pequeños países en lugar de ser anticapitalistas se transformaron en simplemente antiimperialistas o nacionalistas.

 

5. Así durante décadas luchamos contra políticas privatizadoras en salud, educativas, reformas laborales, de pensiones, etcétera pensando que son determinaciones de algún tonto funcionario mexicano cuando son políticas internacionales que se firman en cumbres mundiales y que, para echarlas abajo, se requiere de grandes fuerzas y batallas. De allí surgieron las grandes batallas de los “globalifóbicos” o altermundistas cuyas protestas en diferentes países se han hecho históricas desde 1999 en Seatlle. ¿Acaso no han sufrido millones de trabajadores mexicanos la criminal competencia en el mercado mundial con competidores subsidiados en los precios en el atún, la leche, la carne, el pescado, etcétera, obligándolos a tirar sus productos por desplome de los precios determinados por acuerdos internacionales?

 

6. Fidel Castro dijo alguna vez que “el deber de todo revolucionario es hacer la revolución” y alguien más señaló que “cada proletariado debería acabar con su propia burguesía”; todo ello está bien como consigna, pero el asunto es mucho más complicado si se busca ubicar bien al enemigo principal y construir las estrategias para derrotarlo. ¿Cuál es el margen que le queda a un gobierno nacional dependiente frente a una política imperial dominante? ¿Por qué países que con gran voluntad, entusiasmo e inteligencia como Rusia, China, los países del llamado “bloque socialista”, no pudieron construir el socialismo y se quedaron en gobiernos burocráticos? ¿Por qué Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, que voluntariamente buscan construir el socialismo tienen enormes dificultades para hacerlo? ¿No es acaso mayor el peso internacional?

 

7. Pienso que debemos leer con mayor atención a Petras, Chomski, Wallerstein, Amin, Giddens, Ramonet y muchos más analistas políticos e historiadores que se han dedicado a analizar durante años la política internacional. Las políticas nacionalistas y localistas están bien, pero son muy limitadas. Es necesario apoyarlas con nuestra participación,  pero jamás olvidar que las grandes decisiones en la gran política se toman a nivel internacional. ¿Puede olvidarse que México ha firmado que cada año debe someter su política y la distribución de sus presupuestos al Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial? Nuestros pobres gobiernos, aunque se digan independientes, democráticos y lo que quieran, viven arrastrados y con la lengua para fuera esperando las decisiones del gobierno en turno de los EEUU. Por eso y otras cosas sería interesante observar cómo podría gobernar un gobierno realmente antiimperialista.

 

http://pedroecheverriav.wordpress.com

Leer más

Costa Rica: Acuerdo legislativo para proteger el agua

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Acuerdo legislativo para proteger el agua

Reforma a Constitución de la República asegura el acceso como derecho humano y establece que no podrá salir del dominio público

El Diputado José María Villalta Florez-Estrada, saludó el acuerdo de las fracciones legislativas que permitirá avanzar reformas en la Constitución de la República, para proteger el agua. A continuación la moción de consenso, que recoge las posiciones que ha mantenido el Frente Amplio en esta materia:

MOCIÓN
ASAMBLEA LEGISLATIVA
PLENARIO

EXPEDIENTE No. 14.757 “Reforma del inciso 14) del artículo 121 de la Constitución Política”

DE VARIOS DIPUTADOS
HACE LA SIGUIENTE MOCIÓN:

Para que el texto adjunto sea tomado como texto sustitutivo del proyecto de reforma constitucional del expediente 14.757.

“REFORMA DEL ARTÍCULO 50 Y DEL INCISO 14) DEL ARTÍCULO 121 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA

ARTÍCULO 1.- Adiciónase al artículo 50 de la Constitución Política cuatro nuevos párrafos finales; Los textos dirán:

Artículo 50.-

[…]

El derecho humano al agua es fundamental e irrenunciable. Toda persona tiene derecho al agua potable y a su saneamiento, con arreglo a la ley.

Es deber del Estado y de toda persona velar por la defensa, protección y restauración del recurso hídrico. El abastecimiento del agua a las poblaciones será prioridad.

Las normas y las políticas nacionales relacionadas con el agua deberán garantizar la gestión sostenible del agua y la solidaridad con las futuras generaciones.”

ARTÍCULO 2.- Adiciónase un penúltimo párrafo al inciso 14) del artículo 121 de la Constitución Política; El texto dirá:

“Artículo 121.- Además de las otras atribuciones que le confiere esta Constitución, corresponde exclusivamente a la Asamblea Legislativa:

[…]

14)

[…]

Las aguas son un bien de dominio público que pertenecen a la Nación y no podrán salir definitivamente de su dominio; su uso y explotación se regirá por lo que establece la ley.

[…]”.-

TRANSITORIO ÚNICO.- Adiciónase un nuevo transitorio a las Disposiciones transitorias del Título XVIII, Capítulo Único de la Constitución Política, relacionado con el artículo 50 y el penúltimo párrafo del inciso 14) del artículo 121; El texto dirá:

Se mantienen en vigor las leyes existentes, así como las concesiones vigentes y los permisos de uso actuales otorgados conforme a derecho, mientras no sea dictada una nueva ley sobre la materia del agua.

Rige a partir de su publicación.

 

Visite: http://www.frenteamplio.org
http://www.twitter.com/FrenteAmplio

Leer más

LA IMPOSTURA DEL CAPITALISMO MORAL

30 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

   por Yvon Quiniou (*) (Le Monde Diplomatique)

 

En plena crisis financiera, frente al descaro de los grandes bancos, los líderes políticos de los países capitalistas, golpearon la mesa. Los más audaces, ante el temor a cuestionar profundamente el sistema, llamaron a una moralización del capitalismo. Sin embargo, desde entonces, las promesas han desaparecido; sólo queda la mistificación.

¿No sería tiempo de moralizar el capitalismo? En lo más álgido de la crisis, la pregunta fue formulada por los dirigentes políticos, con Nicolas Sarkozy a la cabeza. Es decir, por los mismos que antes se libraban a una irreflexiva apología del liberalismo que parecía representar el “fin (dichoso) de la historia”. Así formulada, la cuestión es ambigua: si hay que moralizarlo, es porque el capitalismo es inmoral; si puede hacérselo, es porque no es intrínsecamente inmoral en sus estructuras. Sólo se cuestionarían sus excesos. Ahora bien, la inmoralidad es constitutiva del capitalismo, contrariamente a la concepción que pretende hacer de la economía una realidad que escapa a la moral.

Ya en el siglo XX, el economista ultraliberal Friedrich Hayek había enunciado esta objeción (1): sólo un comportamiento individual intencional podría calificarse de justo o injusto –no puede ser el caso de un sistema social que, en tanto tal, no fue querido por ninguna persona–. Lo que lleva a Hayek a rechazar el concepto mismo de “justicia social”, decretado absurdo ya que juzga lo que no puede ser juzgado. Por ejemplo, escribe: “No existe criterio por el cual podríamos descubrir lo que es ‘socialmente injusto’, porque no hay sujeto que pueda cometer esa injusticia” (2). Incluso ve allí un vestigio de antropomorfismo de intenciones humanas que se proyecta sobre una realidad inhumana (en el sentido de impersonal); este antropomorfismo animaría la corriente socialista y su pretensión de redistribuir de manera justa la riqueza y los medios de producirla. La concepción de Hayek desemboca pues en un total amoralismo en el campo de la organización económica de la sociedad, e incluso en una forma de cinismo que se adjudica por adelantado los medios de enmascarar el mal que alimenta, dado que al quitarle todo fundamento intelectual, teóricamente lo niega (3).

Recientemente, esta tesis adquirió una nueva juventud gracias a André Comte-Sponville con su libro Le capitalisme est-il moral? (4), cuyo éxito mediático –incluso cuando su contenido fuera cuestionado por la crisis– traduce bien la imposición de la ideología liberal. Al distinguir en el seno de la vida social el orden científico-técnico, el orden jurídico-político, el orden moral y el orden ético (que define por el amor), coloca la economía en el primero: “La moral carece de toda pertinencia para describir o explicar cualquier proceso que se desarrolle en ese primer orden. Eso vale en especial para la economía, de la que forma parte”, afirma (5).

Una lección que quedó en el olvido

La moral aparece entonces en una posición de exterioridad, ya que el capitalismo se sitúa fuera del campo: ni moral ni inmoral, sino amoral. No es que la moral no pueda intervenir –ya nadie sostiene una posición tan radical–. Pero sólo puede hacerlo desde una posición marginal, a través de la política y el derecho, para atenuar sus perjuicios, sin poder ni tener, sobre todo, que suprimir sus causas. Además, ya que ningún sujeto opera en los procesos económicos, no se puede juzgar en nombre de normas que sólo pueden aplicarse a actos subjetivos: de nuevo mutis a la idea de que habría una significación moral de la justicia o de la injusticia sociales, y un deber de modificar la economía si no respondiera a los criterios de la justicia. Sin embargo, Compte-Sponville reconoce que el capitalismo puede ser injusto, así como la naturaleza cuando distribuye el talento entre los hombres, pero no por cierto inmoral, y por lo tanto no puede ser fundamentalmente cambiado (6).

Este tipo de discurso no sólo contribuye a declarar inocente al capitalismo por los considerables perjuicios que tenemos a la vista –y por lo tanto a justificarlo ideológicamente–, sino que alimenta un cinismo generalizado con respecto a la política, al quitarle cualquier ambición moral importante. Su justificación se basa en un error mayor, perfectamente visible en Compte-Sponville y presente en todos los partidarios del capitalismo: la integración de la economía al orden de la ciencia y de la técnica, en efecto moralmente neutro. Es olvidar lo que los separa fundamentalmente.

La ciencia y la técnica (con las cuales la economía está evidentemente articulada) son tan sólo medios y sólo puede juzgarse su uso social. Así, una nueva técnica de producción que aumenta la productividad del trabajo no es en sí misma causante de desempleo y por lo tanto mala; al contrario, permite disminuir el tiempo de trabajo y así el sufrimiento del hombre: puede producirse lo mismo en menos horas, con los mismos trabajadores; o incluso brinda la posibilidad de retribuir mejor a los asalariados gracias al aumento de productividad. Su valor reside, pues, en el uso que se le de.

En cambio –y esta es la gran lección de Karl Marx, ese olvidado de las teorías económicas oficiales hasta la reciente crisis– la economía está constituida por prácticas por las que algunos (los capitalistas) se comportan de una determinada manera con respecto a otros (los obreros y asalariados en general) explotándolos, sometiéndolos a ritmos infernales, despidiéndolos so pretexto de competitividad, u oponiéndolos los unos contra los otros mediante una cultura de resultados o nuevas reglas de management, que hoy se sabe hasta qué punto generan un sufrimiento laboral verdaderamente insoportable (7).

Todo eso no nace de la técnica o de la ciencia sino de una práctica social que organiza el trabajo, que es requerida como tal en base a objetivos mercantiles (la ganancia) y que se ofrece pues por definición al juicio moral: práctica humana o inhumana, práctica moral o práctica inmoral. Marx lo había comprendido con claridad cuando afirmaba que “la economía política no es la tecnología” (8).

¿Qué valores y qué política?

Con una perspectiva más extensa –ya que aquí está en juego el poder de la política–, lo que hay que rechazar es ese tipo de realidad que por lo general se adjudica a la economía: una realidad objetiva y absoluta, decretada independiente de los hombres (cuando son ellos los que la hacen) y sometida a leyes implacables, análogas a las de la naturaleza y que, por supuesto, no habría que juzgar: no se critica la ley de la gravedad… incluso cuando ocasionalmente pueda hacer mal. Esta deriva intelectual lleva un nombre: economismo, que no sólo consiste en erigir la actividad económica como valor primordial, subordinando a ella todos los otros, sino en considerar que está hecha en lo esencial de procesos sustraídos de la responsabilidad política.

Sin embargo hay que comprender que, si bien existen muchas leyes de economía capitalista, éstas son estrictamente internas a un cierto sistema de producción regido por la propiedad privada; pueden ser modificadas e incluso, en un principio, abolidas si se cambia de sistema. Por ello hay que ver en esas leyes reglas de funcionamiento de un determinado tipo de economía (que no es el fin de la historia), que organizan un cierto tipo de relaciones prácticas entre los hombres y que tienen, ellas mismas, un estatus práctico. Fueron instituidas (hasta a nivel mundial, en la actualidad), por lo que pueden ser modificadas. Lo cual significa que las llamadas “leyes económicas” se someten directamente a la legislación de las leyes morales, como todo lo que concierne a la práctica.

Por esta razón la propia “ciencia económica” no podría ser una ciencia pura, virgen de juicios de valor. Tal como las ciencias sociales en general, y de acuerdo a la naturaleza de su objeto –están implicadas personas–, la “ciencia económica” compromete valores, al menos de manera implícita; aprehende la actividad humana y orienta el análisis de lo real en tal o cual sentido, que puede aprobarse o no.

El economista estadounidense Albert Otto Hirschman lo señaló al subrayar la complejidad, a menudo inconsciente, de la ciencia económica y de la moral. Observó que “la moralidad… ocupa el centro de nuestro trabajo, a condición de que los investigadores en ciencia social estén moralmente vivos” (9); formula pues el deseo de que las preocupaciones morales sean explícita y conscientemente asumidas por la ciencia social –volviendo a Marx, cuando afirma en los Manuscritos de 1844 que la economía es “una ciencia moral real, la más moral de las ciencias” (10)–.

Queda por saber cuál es esta moral que nos pide que nos preocupemos por la economía y no la consideremos como una realidad ante la cual la política debería inclinarse fríamente. En primer lugar, conviene romper con una visión moral de lo humano replegada a la esfera de las relaciones interpersonales y que sólo se interesa por las virtudes y los vicios individuales. En cambio, hay que admitir que, distinguida de la ética y en consecuencia referida a las relaciones con el prójimo (11), esta moral debe aplicarse al conjunto y por lo tanto a las relaciones sociales en su globalidad, es decir a la vida política (en sentido estricto, a las instituciones), social (siempre en sentido estricto, a los derechos sociales) y económico.

Sin embargo, si bien empezó a ocupar los dos primeros campos desde la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 hasta la de 1948, sería deseable que se detuviera ante las puertas de la economía. Hay que eliminar esta prohibición, considerando una política moral que sea también una economía moral, es decir una política que cumpla con los valores morales, incluso en el campo económico.

Pero entonces, ¿qué valores y qué política? La respuesta puede encontrarse en la fórmula que enunció Immanuel Kant y que se une al sentido moral común: el criterio de lo Universal ordena respetar al otro y no instrumentalizarlo, y exige promover su autonomía. Libre de cualquier segundo plano metafísico o religioso, exige que suprimamos la dominación política (ejercida en parte a través de instituciones democráticas), la opresión social (hecha en parte a través de los derechos que el movimiento obrero conquistó a partir del siglo XIX), pero al mismo tiempo la explotación económica: lo que todavía no se consiguió. Recién al hacerlo protegerá y profundizará, mediante la política, las adquisiciones morales obtenidas en los otros campos.

En verdad la moralización del capitalismo se revela rigurosamente imposible, ya que este es en sí mismo inmoral, se pone al servicio de una minoría afortunada, instrumentalizando a los trabajadores y negando su autonomía. En realidad, exigir su moralización debería llevar a exigir su supresión, cualquiera fuese la dificultad de la tarea.

 

 

1 Ver en especial Friedrich Hayek, Droit, législation et liberté, Presses Universitaires de France (PUF), Tomo I, II y III, 1980-1983.

2 Op. cit., Tomo II, pág. 94.

3 Interrogado sobre las consecuencias humanas del liberalismo, Hayek pudo decir, si eventualmente hubiera víctimas, “¡y bien, tanto peor!”.

4 Albin Michel, París, 2004 (reeditado en 2009).

5 Op. cit., 2º edición, pág. 78.

6 Op. cit., págs. 238-239.

7 Ver particularmente los trabajos de Christophe Dejours y de Jean-Pierre Durand “Nouvelles aliénation”, Actuel Marx, Nº 39, PUF, París, mayo de 2006.

8 Karl Marx, Contribution à la critique de l’économie politique, Editions sociales, París, 1966, pág. 151.

9 Albert O. Hirschman, L’économie comme science morale et politique, Gallimard-Seuil, París, 1984, pág. 109.

10 Pasado su período juvenil, Marx no teorizó sobre esta complejidad: es una laguna en su obra.

11 En mi vocabulario, la ética sólo concierne a la vida individual y puede presentarse bajo la forma de una sabiduría, aconsejada pero facultativa.

 (*) Filósofo. Acaba de publicar L’ambition moral de la politique. Changer l’homme?, L’Harmattan, col. Raison mondialisée, París, 2010. Traducción: Teresa Garufi

 

Fuentes:Le Monde Diplomatique/Comcosur

Tomado de Semanario Alternativas.

Leer más