Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

Posts con #politica tag

Uruguay - EL TRIUNFO DEL NO EN EL PLEBISCITO DEL 80 Y DE LA HUELGA DE HAMBRE DE LOS PRESOS DEL CUARTO PISO EN EL PENAL DEL LIBERTAD

1 Diciembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

                                                                 30 de noviembre de 2011

36

 

 

 

 

MENSAJE DE LA 36 

 

 

Quienes ingresen en Internet para informarse del Plebiscito del 30 de noviembre de 1980, donde triunfara el “NO” que diera comienzo al fin de la dictadura cívico militar uruguaya podrá encontrar información más o menos parecida a la que a continuación transcribimos. 

De una manera u otra siempre los protagonistas mencionados por los historiadores y relatores de aquellos acontecimientos han de ser siempre los mismos. 

 

Pero en honor a la verdad de aquellos hechos, nos corresponde a nosotros hacernos cargo de rescatar de la verdadera historia el papel que aunque limitado en razón de las condiciones de existencia que

vivían los presos políticos jugaron casi dos centenares de Tupamaros recluidos en el Cuarto Piso del Penal de Libertad. 

De manera que no solamente el Partido Comunista, Wilson Ferreira, su hijo Juan Raúl, el diario El Día, la Revista La Plaza, el Semanario Opinar, el Batllismo, y sectores Nacionalistas del Partido Nacional participaron de la lucha antifascista y del triunfo del “NO” en aquel plebiscito. También la organización, el 26 de Marzo y los Tupamaros aportaron en la medida de sus posibilidades desde el Penal de Libertad su granito de arena. 

Y ese acto de compromiso con la lucha, de valentía y de consciencia tuvo su costo, bien alto. Reprocesamientos y nuevas detenciones, nuevas torturas, decenas de familiares presos por llevar información política al Penal, por hacer denuncias antes los organismo internacionales, secuestros fuera del penal, decenas de nuevos rehenes algunos de ellos desparecidos durante meses. Pero esta lucha permitió que hoy podamos decir con mucho orgullo, que estuvimos presentes también en ese proceso de lucha del pueblo uruguayo, y que hasta ahora jamás la organización ha  faltado a ninguna cita, que históricamente la revolución nos haya convocado, aún estando presos de la dictadura.  

 

El plebiscito de 1980, realizado en Uruguay el 30 de noviembre de 1980, fue propuesto por el gobierno militar, con el objetivo de modificar la Constitución y, de cierta forma, legitimar la dictadura. El proyecto fue rechazado por la población por un 56% de los votos válidos y desencadenó el proceso de apertura democrática. El anteproyecto que el Poder Ejecutivo sometió a la consideración del Consejo de Estado iba encabezado con el título “Principios, bases y condiciones del nuevo texto constitucional”. El mismo, según versiones de prensa, había sido elaborado por la Comisión de Asuntos Políticos de las Fuerzas Armadas (Comaspo). El proyecto de la nueva constitución fue aprobado el 31 de octubre de 1980, lo que habilitó la convocatoria de la ciudadanía para pronunciarse sobre la propuesta del texto constitucional, de cuyo proceso de elaboración estuvieron ausentes los partidos políticos.

Hubo una permanente propaganda en todos los medios de difusión a favor del “SI” a la reforma propuesta, y una imposibilidad casi total de realizar un debate abierto sobre el proyecto, dado que estaban suspendidas las libertades individuales, el derecho de reunión, y existían miles de presos políticos, exiliados y destituidos. En el Partido Colorado, todo el batllismo, sector mayoritario, estaba a favor del “NO”, pero había parte del pachequismo que estaba por el “SI”, incluyendo a su líder Jorge Pacheco Areco, desde su cargo de embajador en Washington. 

También algunos sectores herreristas y los orientados por Alberto Gallinal, apoyaron el proyecto propuesto. 

La izquierda se opuso desde la proscripción, el exilio y la prisión. Más allá del proyecto de Constitución en sí y las posibles interpretaciones sobre sus consecuencias, la ciudadanía interpretó el planteo como un “SÍ” o un “NO” al régimen dictatorial. Si bien no hubo disposiciones oficiales que prohibieran la propaganda a favor del “NO” en los medios de comunicación, ésta prácticamente no existió. La expresión opositora se manifestó tímidamente a través de volantes y pegatinas, el “boca a boca”, la prédica del semanario “Opinar”, recientemente fundado, la revista “La Plaza” (un mensuario de Las Piedras, fundado a fines de 1979), algunos editoriales, con firma, en el diario “El Día”, los comentarios de Germán Araújo en CX 30 La Radio y unos pocos actos en locales cerrados, varios de los cuales terminaron con oradores y/u organizadores presos o proscritos.

El domingo 30 de noviembre se realizó ordenadamente el plebiscito. Los militares estaban convencidos de que ganaban. Siendo así, permitieron que se televisase el recuento de votos. Algunos días antes de la votación, la empresa Gallup había adjudicado un 60% de la intención de voto para el “SI”. Las papeletas por el “SI” estaban impresas en color celeste y las del “NO” en color amarillo. Para sorpresa del mundo entero, el resultado fue un rotundo triunfo del “NO” a la propuesta constitucional que hubiese significado institucionalizar el militarismo y su tutela del sistema político. Por el “SI” hubo un 42,51% de los votos válidos y por el “NO” un

56,83%. Hubo, además, un 0,66% de votos en blanco. Este fue el inicio de las negociaciones entre el gobierno militar y algunos partidos políticos uruguayos para el restablecimiento de la democracia según la Constitución vigente hasta el golpe de estado de 1973; proceso que incluiría las elecciones internas partidarias de 1982, el Pacto del Club Naval y que concluyó con las elecciones de noviembre de 1984. 

 

A fines de noviembre de 1980 se llevó a cabo en el Cuarto Piso del Establecimiento Militar de Reclusión Número 1, Penal de Libertad una huelga de hambre como forma de respaldar y estar presentes desde la cárcel en la lucha que el pueblo uruguayo estaba dando contra la dictadura durante el Plebiscito del 30 de noviembre por el NO. 

Inmediatamente los militares trasladaron a varios presos de ese Piso que ya llevaban entre 8, 9 y 10 años de reclusión para ser interrogados nuevamente en los cuarteles. Este acto de conciencia y valentía de aquellos detenidos, permite hasta el día de hoy destacar que la organización siempre a estado presente en todas las instancias de lucha del pueblo uruguayo, aún en las peores condiciones y sin medir las consecuencias posteriores que la acciones comprometan.

Todas las personas que habían sido sacadas del Penal permanecieron varios meses en calidad de rehenes “desaparecidos”, al cabo del cual posteriormente fueron devueltos al Penal de Libertad con un nuevo proceso penal. 

 

Aquellos reprocesamientos se interpretaron en su momento como una represalia a la actitud de los presos políticos del cuarto piso que como hombres y prisioneros políticos no dejaron de militar a favor de las causas populares aún en aquellas condiciones de encierro. 

 

El 20 de diciembre de 1980 el Diario “La Mañana” publicaba la siguiente nota respecto a los Comunicados de las Fuerzas Conjuntas. 

 

“Nuevos e importantes detalles del intento de reactivar desde el Penal de Libertad a la organización subversiva Tupamaros, que planeaba entre otras acciones, el secuestro y traslado al exterior de personas y la interferencia en transmisiones radiales y televisivas durante la Copa de

Oro, fueron revelados ayer por nuestras autoridades , confirmando de esta forma el anuncio ya realizado por el Comandante de División Ejército II, General Julio César Rapela, en los últimos días del pasado mes de noviembre.

De acuerdo a la información brindada en la pasada jornada, varios cabecillas del grupo complotado se encuentran ya detenidos en el Penal de Libertad y desde allí se valían de un grupo de secuaces que en libertad llevaban a cabo acciones de agitación y propaganda, que en definitiva iban a servir a sus planes. 

Ya las autoridades han podido identificar a los complotados, y han logrado la captura de la mayoría de ellos, habiéndose comprobado, como es habitual que aguardaban contar con el apoyo de Cuba y de otras organizaciones terroristas que han operado en el continente como los Montoneros de Argentina y el MIR de Chile.

En el Penal de Libertad donde se encontraban los cabecillas, había aproximadamente 120 sediciosos encarcelados ya complotados y se ha informado la detención de siete personas más, que se encontraban en libertad. 

El comunicado dado a conocer en la víspera por la Dirección Nacional de Relaciones Públicas es el siguiente: 

 

“Pese a que sus viejos líderes están algunos en prisión y otros prófugos en el exterior y pese a que los hombres que la componían fueron derrotados en el campo puramente militar, la organización subversiva Tupamaros siguió operando silenciosamente hasta haber alcanzado en fecha reciente un relativo grado de reactivación. 

Prueba de este rebrote sedicioso fueron las revelaciones efectuadas a fines del mes pasado por el señor Comandante de la División de Ejército II, cuando se refirió a la creación de un subgrupo denominado “Seispuntismo” o “Puntista”, mucho de cuyos propósitos fueron en aquella oportunidad divulgados. 

 

Hoy a esta altura de las investigaciones, las autoridades han podido conocer la identidad de varios de complotados, han logrado la localización y captura de la mayoría de ellos y se ha tomado conocimiento en profundidad no sólo de los grandes lineamientos de la acción que el extremismo pretendía llevar adelante, sino también de los más minuciosos detalles de toda una vasta planificación tendiente a la

consecución de los fines perseguidos por el terrorismo vernáculo que contaba ya con el decidido apoyo de otras corrientes subversivas que operan a nivel internacional. 

 

Dentro de los planes más inmediatos esbozados por la nueva dirigencia del movimiento sedicioso figuraban entre otras las siguientes acciones en orden cronológico:

 

-Interferencias radiales y televisivas en ocasión de la disputa de los encuentros de fútbol de la “Copa de Oro”, la primera de las cuales se habría de verificar el próximo 1 de enero en ocasión del partido entre las selecciones de Argentina y Alemania.     

 

-Emisiones radiales en frecuencia adecuadas, desde el exterior, con mensajes psicológicos destinados a la audiencia uruguaya. 

 

-Secuestro de personas de lugares que posibilitaran su retención fuera del territorio, en sitios relativamente seguros para demostrar la “vigencia” de la organización y para ejercer presión. 

 

-Secuestro de funcionarios jerárquicos del gobierno nacional y de funcionarios extranjeros para hacer más fuerte la presión y para obtener un necesario poder “negociador” que quizás pudiera utilizarse para el canje de sediciosos en reclusión. 

 

Ya para entonces los nuevos dirigentes contaban con haber logrado la formal organización del movimiento, haberle conferido la estatura de la en la actualidad carece y haber afianzado, además, su necesaria alianza con el Partido Comunista. 

La obtención de estos objetivos y la consumación de aquellas acciones debían conjugarse con la agitación y preparación ideológica de la población carcelaria (se detectó la existencia de de un número oscilante en los 120 sediciosos encarcelados en el penal de Libertad, ya complotados) y con la movilización del núcleo familiar de los reclusos para dotarse de la infraestructura interna aún inexistente. 

 

Conocidos los planes a que se hace mención en las líneas precedentes las autoridades reinvestigaron dentro del propio Penal de Libertad

resultando la identificación de los nuevos cabecillas del movimiento extremista y con el conocimiento de las orientaciones que imprimían a su accionar según se tratara de una u otra categoría de las personas que utilizaban para sus fines, sobre todo en el campo de la agitación y la propaganda previas a las acciones de mayor aliento. 

 

Para empezar a poner en marcha todo el engranaje de la planificación, los cabecillas nombrados, que siempre se preocuparon, no obstante de querer “rescatar” para la organización el viejo liderazgo de los primeros cabecillas del movimiento, se valieron de dos tipos de secuaces; aquellos que ignorantes de la realidad eran más permeables a la creencia de problemas y peligros ficticios, deliberadamente “fabricados”, y aquellos otros que a sabiendas se prestaban para ir creando toda una infraestructura propagandística que en definitiva bien iba a servir a sus planes. 

 

Ambos grupos estaban conformados por personas que se hallaban en libertad pero del primero formaban parte quienes eran dirigidos a formular planteos, inquietudes o “denuncias” ante representaciones extranjeras, agrupaciones religiosas de dentro y fuera del país y asociaciones de “fachada” del marxismo internacional. 

Posteriormente dan los nombres de quienes componían ambos grupos, todas esas personas mencionadas se encontraban en aquel momento bajo detención e indagadas con la anuencia y conocimiento de la Justicia componente. 

Finalmente corresponde consignar que todo lo que se informa la población a través de este comunicado, constituye la parte medular del trabajo de investigación de las autoridades quedando en reserva sólo aquellos aspectos cuya divulgación pudiera hacer peligrar el éxito final de la tarea a que las Fuerzas Conjuntas, por su propia razón de ser, están obligadas.

Esta precisión valdrá en su momento para justificar la emisión de nuevos informes que la población tendrá derecho a conocer.  

 

El Diario “El País” por su parte publicaba el día viernes 24 de noviembre de 1980 un extenso discurso del general Julio César Rapela pronunciado un día antes en la sede del Comando de la División del

Ejercito II, donde denunciaba la maniobra Tupamara desde el penal de Libertad:

 

“LOS TENTÁCULOS ESPARCIDOS”

 

Es pertinente consignar qué ha significado para el “puntismo” y para el comunismo la actuación de varios de sus hombres en la común tarea de hacer y propagar la subversión, actitud que se encuadra dentro del punto seis. Héctor Altesor, conocido y activo miembro del Partido Comunista del Uruguay, e hijo de un viejo y compiscuo afiliado a esa comunidad, formaba parte de la “Brigada Simón Bolívar”, que en su momento invadió el territorio nicaragüense. En las operaciones llevadas a cabo en Centroamérica fue muerto.

En setiembre de este año, refiriéndose al accionar de los comunistas en el mundo, Rodney Arismendi escribía en “Pravda” bajo el título “En la vanguardia de la lucha popular”: “El PCU movilizó las masas en defensa de la España  Republicana. Muchos comunistas uruguayos perecieron en combates contra el franquismo. Los comunistas se encontraban en las primeras filas del movimiento de solidaridad de nuestro pueblo con la Unión Soviética y otros países que lucharon contra la coalición hitleriana.  Apoyaron la lucha de Cuba y Vietnam, los combates de  clase del continente Latinoamericano, en Chile, en Nicaragua, en El Salvador, Guatemala y Bolivia.

En Nicaragua pereció nuestro compañero Héctor Altesor, luchando como voluntario en las filas de los insurgentes. Hoy en día el PCU expresa su solidaridad con el pueblo afgano que está edificando una nueva vida”.

 

Ya se ha expresado que la nueva estrategia a que se afilia la subversión, es la de crear en torno a un problema real o ficticio, un foco de oposición que en su cuidadoso crecimiento pueda llevar al desgaste y debilitamiento de un gobierno  como paso previo a la creación de un clima revolucionario que facilite la invasión del país desde el exterior.

Los “puntistas” recluidos han expresado que cuando empezaron a conocer los primeros puntos del cronograma político en Uruguay,

la subversión vio el flanco por donde poner en práctica su estrategia. Poco a poco fueron alimentando a través de las directivas emitidas desde el Penal y recibidas desde el exterior, las discusiones que empezaban a surgir en el seno de algunos grupos políticos y entonces promovieron la formación, con habilidad  tal que nadie podría decir que había concierto previo, de corrientes de opinión contrarias al cronograma, a las pautas y al proyecto de Constitución.

 

Con el grupo de “Convergencia Democrática” liderado por Juan Raúl Ferreira, hijo del referido Wilson Ferreira Aldunate.  

Intensificaron sus acciones de modo de reunir  en torno a las discrepancias con el texto a plebiscitarse, a figuras que ninguna cercanía pueden ni siquiera mantener con corrientes totalitarias sabiendo que se ignoraba quién estaba detrás de todo. Ahí estaba el problema creado por la subversión internacional y por los Tupamaros “puntistas”. Lo supieron aprovechar logrando aglutinar en torno a un punto de discrepancia, según indica su estrategia, no sólo a sus miembros, sino a quienes disienten sanamente pero ignoran por quienes están manejados. Y ahí debe verse su empeño en que el plebiscito no sea aprobado. De serlo, seguramente, la misma eficiencia que permitió a los organismos de Seguridad conocer y desbaratar el plan que se informa precedentemente, volvería a echar al suelo ese y cualquier otro planteo de parecidas características.

 

“SI” O “NO”, UN PRETEXTO

 

Por otra parte, la subversión es conciente que si triunfa el NO habrán de mantenerse las condiciones de excepción en que ha debido desenvolverse el gobierno y ello le ofrecerá siempre el pretexto marxista de seguir aludiendo a dictaduras, opresiones y fascismo. De triunfar el SI, la subversión también lo sabe, la eficiencia y las armas para descubrir y desbaratar sus planes seguirán al mismo nivel, con la diferencia de que el gobierno de entonces habrá  salido de las condiciones de excepción por las que se debió transitar hasta el presente.

 

Finalmente quienes acepten como reales y valederas las expresiones de mis palabras y se mantengan aferrados al rechazo del proyecto constitucional, cometen un acto de absoluta irresponsabilidad con el pueblo. Quienes no crean en lo hecho y entiendan que no son de recibo  las consideraciones realizadas, evidentemente no están capacitados frente al panorama actual del mundo de dirigir los destinos de una nación libre, soberana y democrática. Las Fuerzas Armadas sólo cumplen con su obligación de velar por la seguridad del Estado  y de mantener informada a la población para que ésta escoja su destino”.

 

Dice entonces el Boletín Informativo de los Familiares de Presos políticos editado en Suecia que a partir del 15 de mayo de 1981, se instaló en el Penal de Libertad un “Tribunal Especial” a cargo de tres militares, quienes interrogaron alrededor de 200 detenidos haciéndoles objeto de todo tipo de amenazas, centralizando todas sus preguntas sobre su actividad política dentro del Penal. 

Los nuevos reprocesamientos permitieron a la Justicia Militar retener en prisión a muchos de los detenidos que ya habían cumplido sus penas. Un centenar de presos políticos fueron acusados de mantener una actividad política y de estar organizados dentro del Penal de Libertad. 

 

El Comité de Familiares de Presos Políticos desde Uruguay envió a diversos organismos en todo el mundo, comunicados denunciando la situación en que vivían sus familiares presos y solicitando ayuda para salvar sus vidas y conseguir su libertad. 

Uno de aquellos comunicados de los familiares de los presos señalaba con mucha preocupación el temor de los familiares por la vida de uno de los detenidos que hasta aquel momento no había sido regresado al Penal de Libertad y cuya situación se agravaba en cuanto el secuestrado no contaba con familiares que pudieran reclamar por el.  

 

Todos los demás presos que habían sido sacados del Penal, habían vuelto a él reprocesados arbitrariamente, después de haber sufrido nuevamente las más crueles torturas que les dejaron serios trastornos en su salud. 

 

En el año 1980 muchos ex presos del Cuarto Piso del Penal de Libertad, se habían exiliado en Europa y habían desarrollado una base política mínima en Europa, fundamentalmente en Suecia, pero también aunque en menor grado en Francia, Dinamarca, España, Bélgica, Suiza e Italia. Lo que permitió desarrollar a un buen nivel la solidaridad Internacional con los presos políticos uruguayos. 

 

Las presiones y denuncias mundiales y especialmente la presencia en Uruguay de abogados internacionales reclamando por la situación de los detenidos reprocesados, y ellos influyeron para hacer posible el retorno de los mismos al Penal de Libertad.

 

El cuartel de Colonia fue uno de los lugares donde mantuvieron secuestrados durante nueve meses a seis de los prisioneros sacados del Penal. Posteriormente esos mismos detenidos fueron incomunicados en el Penal de Libertad. 

Al cuartel de San José fueron trasladados y torturados otros cuatro prisioneros. Oficiales alcoholizados y hasta drogados se jactaban de ser torturadores universales y experimentados y que Hitler era un grano de arena al lado de ellos.  

Los torturados en el Cuartel de San José, denunciaron a los oficiales Dauzó, Fagundez y Rebequia. Los cuatro prisioneros que ya tenían la pena cumplida fueron reprocesados con penas de tres a dieciocho años. 

 

Otro grupo grande de presos fue llevado a Juzgados Militares donde aquellos se negaron a declarar y firmar documentos que les presentaron los militares, quienes les dijeron que igualmente serían reprocesados. 

 

Mientras tanto la vida en el Penal de Libertad para aquellos detenidos se volvía intolerable para un grupo de unos doscientos presos, a los cuales se les acusaba de estar organizados y estar en contacto con el 26 de Marzo en el exterior a través de los familiares que los visitaban en el Penal de Libertad. 

Aquellos doscientos presos estuvieron sometidos hasta el final del régimen militar a un sistema de prisión muy severa, donde se les sancionaba por cualquier cosa, siendo continuamente provocados por la guardia y los oficiales, mientras que a muchos de ellos se les mantenían incomunicados con los demás presos. 

 

Aquella fue la odisea que les tocó vivir a aquellos doscientos presos políticos que tomaron una actitud firme y clara de apoyo a la lucha del pueblo uruguayo contra los planes de institucionalización de la dictadura, realizando una gloriosa huelga de hambre en el momento que el pueblo votaba por el NO. Pretendiendo aterrorizar a los luchadores presos, la Justicia Militar decretaba el reprocesamiento por Asociación Subversiva, Atentado a la Constitución y Desacato, entre otros cargos, todo lo cual sucede después que una vez más hayan sufrido graves torturas en los cuarteles.   

 

Un comunicado emitido por la Dirección Nacional de Relaciones Públicas (DINARP), que reprodujo el diario “El Día de la época de fecha 24 de junio, da cuenta del hecho.

 

“Procesaron a Miembros del Movimiento “Seispuntistas”

 

A través de la DINARP recibimos del Comando General del Ejercito el siguiente comunicado que da cuenta de las remisiones de integrantes del Movimiento “Seispuntistas” 

 

Al promediar el mes de diciembre del año pasado se informó a la población acerca del descubrimiento de los planes de reactivación del MLN Tupamaros, reorganizado bajo el nombre de “Sesipuntismo”, estaba llevando adelante desde el interior del propio Establecimiento Militar de Reclusión Número 1. 

En aquella oportunidad se divulgaron tales planes se dio a conocer la identidad de varios de los complotados y se informó sobre la situación jurídica que cada uno de ellos enfrentaba en esos momentos. 

Se dan los nombres de de seis reclusos reprocesados y de nueve familiares de presos del Cuarto Piso.  

 

La Justicia Militar que entiende en los delitos de lesa Nación cometidos por los agentes de la subversión se ha pronunciado hasta el momento sobre varios casos. Cabe añadir que a la fecha la Justicia Penal Militar dispuso del procesamiento y remisión por los delitos de Asociaciones Subversivas y Desacato a otros 18 componentes del subgrupo

“Seispuntista” en tanto 66 indagados más permanecen a disposición judicial. 

 

El Boletín Informativo del 26 de Marzo editado en Malmo, Suecia del 8 de junio de 1981, material que circulaba antes de la aparición del Semanario Liberación que acaba de cumplir trenita años destacaba en su editorial la siguiente nota. 

 

Según las informaciones más recientes transmitidas por los familiares de presos políticos, el día 8 de junio fueron reprocesados 26 presos políticos que están confinados en el Penal de Libertad. El cargo para este reprocesamiento es: Desacato. 

Los 26 presos políticos se negaron a firmar declaraciones exigidas por un tribunal militar instalado en el mismo Penal de Libertad, donde se amenaza y se tortura a los detenidos, no existiendo ningún tipo de garantía. 

 

Los 26 detenidos tienen un mismo abogado de oficio de apellido Morató, nombrado por los militares frente a las preguntas de los familiares este abogado ha contestado: “Señora no se aflija, su hijo está bien, está vivo. Piense en otros países los matan por esto”. “Dígale a su hijo que se porte bien y no se niegue a firmar la sentencia. Fíjese que cuando vino la Cruz Roja, su hijo presentó denuncias de torturas y malos tratos. Y eso es lo que tienen que pagar”.

 

Todos los que estaban en el Cuartel de Colonia volvieron al Penal, menos uno que continuaba sin saberse donde estaba. 

 

Por aquellos años dos brillantes intelectuales de izquierda uno colombiano y otro nacional, Gabriel García Márquez Premio Novel de Literatura, y el Uruguayo periodista y literato Carlos María Gutiérrez expresaron su pensamiento sobre el triunfo del NO en el plebiscito.  

 

“El cuento de los generales que se creyeron su propio cuento”

 

Gabriel García Márquez

 

Cuando el general Charles de Gaulle perdió su último plebiscito, en 1969, un caricaturista español lo dibujó frente a un general Francisco Franco minúsculo y ladino que le decía, con un tono de abuelo: «Eso te pasa por preguntón». Al día siguiente, el que fuera el hombre providencial de Francia estaba asando castañas en su retiro de Colombey-les-deux-Eglises, donde poco después había de morirse de repente y sólo mientras esperaba las noticias frente a la televisión. 

El periodista Claude Mauriac, que estuvo muy cerca de él, describió las últimas horas de su vida y su poder en un libro magistral, cuya revelación más sorprendente es que el viejo general estaba seguro de perder la consulta popular. En efecto, desde la semana anterior había hecho sacar sus papeles personales de la residencia presidencial y los había mandado en varias cajas a unas oficinas que tenia alquiladas de antemano. 

 

Más aún: algunos de sus allegados piensan ahora que De Gaulle había convocado aquel plebiscito innecesario sólo para darles a los franceses la oportunidad que querían de decirle que ya no más, general, que el tiempo de los gobernados es más lento e insidioso que el del poder, y que era venido el tiempo de irse, general, muchas gracias. Su vecino, el general Francisco Franco, no tuvo la dignidad de preguntarles lo mismo a los españoles, y poco antes de su mala muerte convocó a los periodistas que su propio régimen mantuvo amordazados durante cuarenta años y también a los que su propio régimen pagaba para que lo adularan, y los sorprendió con una declaración fantástica: «No puedo quejarme de la forma en que siempre me ha tratado la Prensa».

 

Por preguntones acaba de ocurrirles lo mismo que a De Gaulle a los militares turbios y sin gloria que gobiernan con mano de hierro a Uruguay. Pero lo que más intriga de este descalabro imprevisto es por qué tenían que preguntar nada en un momento en que parecían dueños de todo su poder, con la Prensa comprada, los partidos políticos prohibidos, la actividad universitaria y sindical suprimida y con media oposición en la cárcel o asesinada por ellos mismos, y nada menos que la quinta parte de la población nacional dispersa por medio mundo. Los analistas, acostumbrados a echarle la culpa de todo al imperialismo, no sólo de lo malo, sino también de lo bueno, piensan que los gorilas

uruguayos tuvieron que ceder a la presión de los organismos internacionales de crédito para mejorar la imagen de su régimen. 

 

Otros, aun más retóricos, dicen que es la resistencia popular silenciosa, que,  tarde o temprano, terminara por socavar la tiranía. No hay menos de veinte especulaciones distintas, y es natural que algunas de ellas sean factores reales. Pero hay una que corre el riesgo de parecer simplista, y que a lo mejor es la más próxima de la verdad: los gorilas uruguayos —al igual que el general Franco y al contrario del general De Gaulle— terminaron por creerse su propio cuento. Es la trampa del poder absoluto. Absortos en su propio perfume, los gorilas uruguayos debieron pensar que la parálisis del terror era la paz, que los editoriales de la Prensa vendida eran la voz del pueblo y, por consiguiente, la Voz de Dios, que las declaraciones públicas que ellos mismos hadan eran la verdad revelada, y que todo eso, reunido y amarrado con un lazo de seda, era de veras la democracia. Lo único que les faltaba entonces, por supuesto, era la consagración popular, y para conseguirla se metieron como mansos conejos en la trampa diabólica del sistema electoral uruguayo. Es una máquina infernal tan complicada que los propios uruguayos no acaban de entenderla muy bien, y es tan rigurosa y fatal que, una vez puesta en marcha —como ocurrió el domingo pasado— no hay manera de detenerla ni de cambiar su rumbo.

 

Sin embargo, lo más importante de esta pifia militar no es que el pueblo haya dicho que no, sino la claridad con que ha revelado la peculiaridad incomparable de la situación uruguaya. En realidad, la represión de la dictadura ha sido feroz y no ha habido una ley humana ni divina que los militares no violaran ni un abuso que no cometieran. Pero en cambio se encuentran dando vueltas, en el circulo vicioso de su propia preocupación legalista. Es decir: ni ellos mismos han podido escapar de una manera de ser del país y de un modo de ser de los uruguayos, que tal vez no se parezcan a los de ningún otro país de América Latina. Aunque sea por un detalle sobrenatural: Uruguay es el único donde los presos tienen que pagar la comida que se comen y el uniforme que se ponen, y hasta el alquiler de la celda.  En realidad, cuando irrumpieron contra el poder civil, en 1973,  los gorilas uruguayos no dieron un golpe simple, como Pinochet o Videla, sino que se enredaron en el formalismo bobo de dejar un presidente de fachada. En 1976, cuando a

éste se le acabó el período formal, buscaron otra fórmula retorcida para que el poder armado pareciera legal durante otros cinco años. Ahora trataban de buscar una nueva legalidad ficticia don este plebiscito providencial que les salió por la culata. Es como si Ia costumbre de la democracia representativa -que es casi un modo de ser natural de la nación uruguaya— se les hubiera convertido en un fantasma que no les permite hacer con las bayonetas otra cosa que sentarse en ellas.

 

“La voluntad de resistir”

 

Carlos María Gutiérrez

 

Después de siete años de terror ejercido por una dictadura sin parangón en la historia del país, el pueblo uruguayo vota masivamente contra una Constitución tramposa que pretendía institucionalizar el poder de los militares. Después de siete años de aculturación y aislamiento informativo, sin saber exactamente qué está pasando, ni menos aún lo que vendrá después de esta osadía, el pueblo uruguayo aprovecha este primer resquicio hacia la libertad aún lejana para propinar a la soberbia de los generales y a la abyección de sus colaboradores civiles la bofetada magnífica del «no». Después de siete años de sufrir destierros, asesinatos, cárcel y proscripción, los partidos políticos uruguayos, de izquierda a derecha, se ponen de acuerdo en la actitud básica: rechazar en bloque la tentativa continuista, levantando todos la consigna del «no».

 

Tomados con los pantalones bajos, la dictadura se confunde, trastabilla y se desdice. El general Julio Rápela había amenazado: «Si la Constitución no se aprobara, este Gobierno continuará funcionando». El general Boscán Hontou amenazó, una semana antes: «Si el plebiscito es desfavorable, puedo asegurar que no habrá elecciones en 1981, ni funcionamiento de los partidos políticos». Pero el presidente títere, Aparicio Méndez, se ve obligado a admitir que «el pueblo ha expresado su voluntad».

La voluntad expresada el domingo por los uruguayos no fue simplemente la de rechazar un texto constitucional que, entregado a publicidad tres semanas antes del comido, nadie pudo conocer en detalle. Esa voluntad ha sido, por encima de todo, la de resistir, siete

años después que las fuerzas armadas, con la complicidad del presidente felón Juan María Bordaberry, ocuparon el país y comenzaron a desmantelarlo. Ni el plebiscito ni su escrutinio fueron organizados, como han hecho creer a los periodistas extranjeros, según normas democráticas ni de acuerdo a la antigua ley electoral. La Corte Electoral, órgano imparcial que regía las elecciones, fue sustituida en su totalidad por paniaguados del Gobierno; las mesas electorales no contaban con delegados de los partidos, sino con funcionarios de la Corte; los mismos partidos estaban suspendidos, vetada la movilización por el «no», apaleados y encarcelados sus propagandistas. Pero, en esas condiciones, que no tienen nada que ver con las antiguas prácticas democráticas de Uruguay, todo el mundo fue a votar contra la dictadura, lo cual era demostrar que todo el mundo sigue resistiendo. Nadie sabe realmente los resultados, en esas condiciones; pero se debe considerarlos abrumadores, cuando estos militares, antes implacablemente decididos a quedarse, han debido conceder una mayoría del 58% a sus opositores.

 

Arbitrariedad

 

La opción popular del domingo no puede ser evaluada en términos jurídicos, porque en el Uruguay de los militares la juridicidad no existe. Jueces y parte en sus crímenes y delitos, autores de sus propios códigos de conducta, nadie espera de ellos que se ciñen a normas previas. Pero esa arbitrariedad, que puede pisotear el Derecho y todas sus jurisprudencias, deberá detenerse ahora, ante el hecho escueto y poderoso de la realidad política; la sociedad uruguaya se ha pronunciado contra toda la estructura de inserción en e! poder del Estado y contra todas las vías para legitimar esa usurpación, que los «constituyentes» de cuartel se apresuraron a meter en el texto a examen, cómo «disposiciones transitorias»; especialmente, la designación de un candidato presidencial único por las fuerzas armadas, el mantenimiento de los actos institucionales, con que suplieron el vacío de la Constitución que abolieron.

El «no» del domingo, según todo da a entender, traza una línea demarcatoria entre pasado y presente, para el proceso político uruguayo: por primera vez, desde que secuestraron al país, los militares han bajado a la calle para ver qué pasaba y se encuentran con una

sociedad que los repudia y, ni siquiera ante la promesa de la apertura política y de una gradualísima concesión de libertades, cae en el alivio del cortoplacismo ni en la (explicable) tentación de respirar algo más a sus anchas.

 

Vendrán ahora los leguleyos que pacen en los establos de la dictadura a retorcer las interpretaciones. Pero en la soledad de sus cuarteles, los generales no tendrán más remedio que examinar las cifras del plebiscito en su significado esencial. Los uruguayos no quieren las monstruosidades jurídicas de la Constitución que pretendieron infligirles el Tribunal de Control Político, como cuarto poder del Estado; el Consejo de Seguridad Nacional, como copartícipe del poder ejecutivo; el nombramiento del poder judicial por el Ejecutivo.

Pero, antes que nada, no quieren más el Gobierno de los usurpadores militares, y siete años después —masacrados, empobrecidos y embretado en un cuadro represivo feroz— dicen que no, con la señal silenciosa del voto.

 

El otro referéndum

 

Otras cosas que no figuraban en la Constitución propuesta, también fueron votadas el domingo, y recibieron voto afirmativo: la amnistía general, el levantamiento del veto a los políticos, el funcionamiento pleno de los partidos, el regreso de ese tercio de la población en el exilio. Los generales deberán también atender las orejas de ese sufragio no pedido ni consentido, pero que se les ha estrellado en la cara.

Por último; no es menos importante —pese a la pequeñez del país— la repercusión que la victoria popular en el plebiscito de Uruguay podrá tener para su entorno del Cono Sur. Después del mamarrachesco plebiscito chileno, ante los plebiscitos argentinos en perspectiva, el  ejemplo uruguayo sienta una nueva probabilidad, en su doble aspecto de unificación de los partidos políticos en cuanto al voto y de reacción cívica.

Nada sería peor, sin embargo, que los uruguayos (y, en especial, sus partidos políticos), pasaran de la satisfacción de esta primera victoria y de la serena apreciación de sus fuerzas, al mero triunfalismo. Acorralados en sus cuarteles, pero aún dueños del poder, los peligrosos generales se lamen las heridas y traman su respuesta.

 

Pues bien amigos y amigas de la radio, hoy 30 de noviembre recordamos un Aniversario más de aquel primer triunfo popular contra la dictadura cívico militar. Hemos reproducido de los diarios de la época y otros materiales publicados por nosotros mismos de aquel entonces, Comité de Familiares de Presos Políticos Uruguayos, Boletines del 26 de Marzo en Suecia, y muy pronto podremos extendernos largamente a través de un documento nuevo que publicaremos donde daremos cuenta de una serie de documentos internos del MLN acerca de la realidad del penal de Libertad y de la situación de los presos.

Cuando se trata de informar sobre la verdad de los hechos de la historia política siempre hace falta si es posible respaldar lo dicho con documentos de la época. Sino es factible quedar presa de las pasiones, los intereses personales, y terminar en el plano anecdótico y superficial como tantas veces se comprueba en muchos de los tantos libros escritos hasta el momento. 

 

Es cierto que los militares de aquella dictadura se acostumbraron a mentir y en los hechos relacionados al plebiscito del “NO”, dentro del penal y que involucran a los Tupamaros “puntistas” del Cuarto Piso, esa característica de falsear la realidad no es ajena a los relatos que ellos tratan de imponer a la opinión pública tendiente a favorecerles en el plebiscito.

Nos referimos a los supuestos planes de secuestros, transmisiones radiales y televisivas durante el “Mundialito” etc. 

 

Pero en cambio lo que si fue verdadero y no exageraron en nada fue en cuanto a:  

 

-La existencia de un grupo organizado, una restauración del funcionamiento interno de los Tupamaros “puntistas” dentro del Penal y que a esa altura ya llevaba años, desde 1972 en adelante. 

 

-Una conexión a través de la visita de los familiares con la reorganización en el exterior del 26 de Marzo “puntista”, y con los presos liberados que se mantenían en el interior haciendo contactos y llevando a cabo acciones de propaganda y agitación.

 

-Los militares de la dictadura estuvieron claros, en cuanto denunciar la huelga de hambre como un hecho político que buscaba la denuncia ante los organismos internacionales de derechos humanos de las condiciones infrahumanas en que se encontraban los presos políticos uruguayos. 

 

-A esa altura de aquel proceso uruguayo, el 26 de Marzo ya contaba en el interior con una buena infraestructura de ex presos, familiares y amigos que constituían una amplia red en todo el país, que facilitaba la obtención de dinero para viajar clandestinamente hacia el exterior y a su vez recibir a las delegaciones internacionales que venían a comprobar la realidad de las duras condiciones en que vivían los detenidos políticos. 

 

-Mientras que en el exterior ya se habían establecido contactos y nexos con muchas organizaciones revolucionarias hermanas, se había viajado a varios países amigos, se conseguía apoyo solidario con la lucha antidictatorial, y se daba comienzo a montar en toda Europa una gran base económica, política y social. 

 

En nada de eso le herraron los militares y pese a que en su discurso exageraron tanto influencia como repercusiones de aquella decisión de llevar a cabo una huelga de hambre en apoyo al plebiscito por el NO, en lo esencial se adelantaron a denunciar el germen de una organización que hasta hoy se ha mantenido fiel a los principios revolucionarios sin transar con ellos, ni llevar a cabo reuniones, acuerdos, y pactos de alguna clase.

 

CON TODO RESPETO AL PUEBLO URUGUAYO QUE LE DIJO NO A LOS DICTADORES. 

 

Y A LA VEZ CON IDENTICO RECONOCIMIENTO PARA AQUELLOS COMPAÑEROS QUE TUVIERON EL VALOR Y LA CONSCIENCIA DE DECIR PRESENTES DESDE LA CARCEL, EN AQUEL MOMENTO DE AUGE DE LA  LUCHA POPULAR.

Leer más
Leer más

Uruguay - Una estudiante de primero hizo lo que toda la prensa no pudo

30 Noviembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

18.11.11

5054972190_613abce98b.jpg

Traigan una noticia por semana. Eso es lo que les encargo a los estudiantes que toman su primer curso de periodismo. Les pido que las busquen en sus barrios, lejos de la Presidencia, el Palacio Legislativo y del estadio Centenario, los tres lugares donde los periodistas uruguayos gastan el 90 por ciento de sus energías.

Hace poco más de una semana, una estudiante de primer año de la licenciatura en Comunicación de ORT me entregó una noticia que me dejó con la boca abierta. Un grupo de alumnos del Liceo Francés había atacado su propio colegio. Habían agredido a un docente, destrozado el mobiliario, arrojado objetos desde el cuarto piso. Habían roto los vidrios y una cámara de seguridad, habían golpeado y abollado los autos estacionados en la vereda y tirado bombas de humo dentro de los salones donde tomaban clase alumnos más chicos. Entraron al colegio por una puerta trasera gracias a una llave robada y copiada en forma clandestina. Se habían preparado para el ataque consumiendo todo tipo de bebidas alcohólicas, marihuana y LSD. Colgaron carteles burlándose de la sexualidad de otros compañeros y de funcionarios del colegio.

Los hechos habían ocurrido el 17 de octubre y la estudiante Camila Ginés me entregó su trabajo dos semanas más tarde.

Habían pasado 15 días y ningún medio de prensa había publicado la noticia. ¿Cómo era posible?

Las posibles explicaciones son varias y todas ellas igualmente inquietantes.

No puede aducirse que el tema no interesa, ya que el estado actual del sistema educativo es casi el principal asunto del momento. Es frecuente incluso que la prensa informe sobre pequeños hechos violentos que ocurren en los liceos públicos. ¿Cómo es posible entonces que una simple pelea en un liceo del Estado salga en diarios, radio y televisión, y una asonada mucho más generalizada y violenta en un colegio privado pase desapercibida?

Tampoco puede aducirse que el Liceo Francés tapara el asunto. El colegio envió a todas las familias involucradas, que fueron muchas, un duro comunicado donde en forma detallada y explícita se da cuenta de los hechos y las medidas tomadas luego. Eso no es ocultamiento. Ginés lo comprobó: ni los estudiantes, ni los vecinos, ni las autoridades del colegio se negaron a hablar cuando ella llamó para consultarlos.

Mucha gente sabía lo que había pasado, pero ninguno de los cientos de periodistas profesionales que tiene el país nos enteramos.

El caso genera muchas dudas respecto a cómo trabajamos hoy en la prensa del Uruguay y cómo se informa la gente.

Por un lado, plantea una evidente dualidad sobre cómo se cubren las noticias según sus protagonistas sean ciudadanos más o menos acomodados. Parece que los ojos de demasiados periodistas miran hacia el mismo lado.

Por otro, el episodio arroja dudas respecto a al modo en que se selecciona hoy la agenda informativa.

Como siempre, o quizás incluso más que nunca, el menú de noticias hoy se basa en las líneas que bajan directamente del gobierno. El presidente dice que va a hacer un plebiscito para decidir qué hacer con la minería y todos los medios hablan del plebiscito de la minería. El presidente dice que no va a hacer el plebiscito y todos los medios dejan de hablar del plebiscito de la minería. Así de fácil.

Se hacen grandes olas con temas huecos: un video militar que nadie vio y ni siquiera se sabe si existió o no ocupó horas y horas de radio y televisión. Ahora todos comentan acaloradamente un comunicado del ministro Fernández Huidobro con insultos contra un anónimo fantasma como si fuera la primera vez que Fernández Huidobro insulta a alguien y como si de verdad algo pudiera cambiar en el país según lo que los fantasmas digan o no digan sobre su persona.

Esa agenda también es dictada, en menor parte, por los partidos de oposición y por los sindicatos. Ahí se termina la cosa.

Hay un periodismo que desde hace años se ha vendido por bueno y que lo único que sabe hacer es noticiar lo que dicen los políticos, los sindicalistas y los funcionarios. Si un diputado hubiera hablado en el Parlamento de lo que pasó en el Liceo Francés ellos lo hubieran noticiado. Si no, no. Fue necesario que un portal de noticias universitario reportara el caso para que el público pudiera enterarse.

Lo malo es que mientras la prensa se ocupa de lo que dicen y twittean los legisladores y de las idas y venidas de Gran Hermano, en Uruguay ocurren cosas verdaderas. Cosas que afectan a la gente. Cosas que deberíamos saber si pretendemos solucionar nuestros problemas. Pero como no las sabemos, los problemas siguen, se perpetúan, se agravan.

Hace poco otra estudiante me contó una noticia que vio con sus propios ojos: estaba en un restaurante y un hombre tuvo un infarto. Entre  los comensales había un médico que se molestó cuando le pidieron ayuda. La emergencia médica demoró más de diez minutos. El hombre estaba muerto cuando la ayuda llegó.

Es una lástima que lo que de verdad le ocurre a los uruguayos, lo que de verdad pasa, esté ausente en los medios.

La información que tenemos no nos permite entender: si pensamos que los problemas de la educación, o lo que ocurre con la droga, son solo un conflicto de la (espantosa) enseñanza pública, nunca podremos comenzar  a solucionarlos.

El periodismo tiene una responsabilidad en esa tarea. Pero su menú principal -la ensalada de choques, rapiñas, desnudos femeninos, ensueños filosóficos del presidente, riñas entre diputados, ecos de la tv chatarra y goles de uruguayos por el mundo- aporta poco, muy poco.

Habría que retomar la esencia del periodismo, tan olvidada, sacrificada en el altar de la reducción de costos (los empresarios) y de la pereza (los periodistas). Hay mucha gente que trabaja mucho, es cierto. Pero a la pereza física de algunos hay que sumarle la pereza intelectual de otros. Incluso ética. Hay que mirar mejor, pensar más, salir a la calle, dejar solos a Twitter y Facebook aunque sea una hora por día. Hay que darle más batalla a la rutina, discutir más con los jefes, con los editores, con los dueños de los medios. Hay que hablar más con la gente. Hay que preguntar. Hay que investigar. Para conseguir que alguien les ponga un micrófono delante de la boca, los legisladores tienen su rubro de gastos de secretaría.

Hay que trabajar mejor.

Una estudiante de primer año pudo



--
N e s t o r 

rana 059
Västerås, Suecia
Leer más

Uruguay - ÚLTIMA REUNIÓN PREPARATORIA DE LA MOVILIZACIÓN POPULAR CONTRA LA MEGA MINERÍA A CIELO ABIERTO A REALIZARSE EN TREINTA Y TRES EL PRÓXIMO FIN DE SEMANA

30 Noviembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

30/11/2011

Marcha ARATIRI 009

Se desarrollará en el Centro Democrático de nuestra ciudad este jueves 1 de diciembre a la hora 20:30.

En la oportunidad se ajustarán los detalles de la marcha que partirá de Villa Sara el próximo sábado y recorrerá las calles de Treinta y Tres en un circuito que culminará en plaza 19 de abril donde se dará lectura a una proclama.

Precisamente en esta reunión del jueves, se someterá a la aprobación de la Asamblea el texto de esta proclama, por lo que se invita a todos quienes deseen concurrir para participar de esta instancia, brindando su opinión al respecto.

Por la Comisión Organizadora

 

Anibal Teran.

Leer más

MéxicoPolítico: Denuncia ante la Haya, Calderón fascista (OPINION)

29 Noviembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 29/11/11
 felipe calderon
Netzaí Sandoval, es un respetable abogado internacionalista, que el pasado viernes 28 de noviembre, presentó ante la Corte Penal Internacional de La Haya, una demanda contra el presidente Felipe Calderón y parte de su gabinete de seguridad, así como contra los integrantes del crimen organizado, por la comisión de diversos delitos de lesa humanidad. La petición en contra del representante del ejecutivo federal, fue respalda por la firma de 23 mil ciudadanos mexicanos, indignados por las inadmisibles acciones del gobierno federal en prejuicio de inocentes que claman justicia.

La petición de frenar la masacre y el clima de violencia e inseguridad que ha imperado en el país en el transcurso de los últimos cinco años, en cualquier lugar del mundo civilizado podría considerarse como un acto democrático y legítimo por excelencia. No así en el gobierno autoritario y fascista de Felipe Calderón, quien este lunes respondió con un desplegado publicado en diversos periódicos de circulación nacional, amenazando con proceder legalmente contra quienes han solicitado su juicio político a nivel internacional.

En comunicación oficial CGCS-196 emitida por la Residencia Oficial de Los Pinos, 27 de noviembre de 2011, se argumenta que "El Gobierno de la República rechaza categóricamente las imputaciones falsas y calumniosas que un grupo de personas realizan ante la opinión pública y en instancias como la Corte Penal Internacional." Con esta irreflexiva respuesta, Calderón demuestra una vez más su indolencia y obcecación por continuar con una guerra absolutamente estúpida. Su mensaje es claro: no le interesan los 470 casos documentados de asesinatos, torturas, desplazamientos forzados y reclutamiento de menores, que se han producido en su gobierno y que ha dado por lamentables resultados, el asesinato de más de 50 mil personas, 230 mil desplazados y 10 mil desaparecidos.

Pero hay más, la comunicación oficial advierte: "Las imputaciones al Gobierno de México son claramente infundadas e improcedentes, como lo señalan ya las voces más autorizadas en la materia. Sin embargo, constituyen en sí mismas verdaderas calumnias, acusaciones temerarias que dañan no sólo a personas e instituciones, sino que afectan terriblemente el buen nombre de México, por lo cual, el Gobierno de la República explora todas las alternativas para proceder legalmente en contra de quienes las realizan en distintos foros e instancias nacionales e internacionales".

En otras palabras, lo que Felipe Calderón está cuestionando con su respuesta, es el derecho de la sociedad mexicana de acudir a instancias internacionales para manifestarse, y de paso amenaza abiertamente con perseguir a los 23 mil firmantes. Empero, si ese fuere el caso, ¿por cuál delito se nos acusaría?, ¿nos meterán a la cárcel por pedir que se revise ante un órgano internacional su actuar como jefe de Estado? Lejos de escuchar la voces que claman justicia, Felipe Calderón se empecina en acallar a sus críticos a toda costa, actuando como un fascista irreductible.

Si algo hemos construido con incipiente solidez, es la estructura legal que permite la libertad de expresión y de manifestación. Sin embargo, en mentalidades enfermas como las de Calderón y su séquito, cuestionar la pobreza de resultados de su guerra y los abusos de poder producto de ella, es una afrenta que merece el odio, la amenaza y la violencia. Allá él que quiere poner al país de cabeza con una supuesta guerra en dónde ganan los criminales, gana el gobierno y los ciudadanos pierden todo.

Dice Calderón, que el documento entregado en la Corte Penal Internacional de La Haya son imputaciones falsas y calumniosas, por lo que es pertinente preguntar: ¿los migrantes centroamericanos que ingresan al país y que son entregados al crimen organizado por autoridades de Instituto Nacional de Migración son falsas?, ¿son falsas la muertes de familias inocentes asesinadas en los retenes militares por no detenerse?, ¿es una calumnia la tortura a criminales e inocentes?, ¿es falso que los menores de edad son reclutados en la filas de las bandas criminales?, ¿son falsos los 230 mil desplazados?

Si de falsedades y calumnias hablamos, debemos reconocer que quien ha mentido sistemáticamente es Felipe Calderón Hinojosa, pues en cada discurso dice que hay quien no quiere que se combata al crimen. Yo invito a este gobernante a que haga público el nombre y apellido de persona u organización que haya expresado esta idea, y no se pierda en la retórica discursiva. Nadie lo ha dicho, esto si son falsedades y calumnias, pues quienes lo hemos criticado acremente, decimos que es la estrategia lo que está mal empleada, es la estrategia la que no ha dado un solo resultado positivo.

Calderón no ha hecho nada por combatir al crimen. Las organizaciones delictivas han crecido de ocho a doce. El poder económico de los criminales es más sólido, sus finanzas gozan de cabal salud como nunca antes, las facilidades para blanquear el dinero son autorizadas desde las entrañas del gobierno, los supuestos criminales que presentan escandalosamente en medios de comunicación como los más terribles y sanguinarios sicarios, apenas son operadores de medio pelo, sus operativos y capturas son producto de soplones y no de inteligencia. Por eso Calderón se empeña en sostener una guerra que sólo alimenta el odio y permite que se destinen más recursos económicos que no tienen vigilancia. Lo único que verdaderamente ha hecho es fortalecer las redes criminales... y de eso, para bien o para mal, Felipe Calderón tendrá que dar cuenta en la Corte de La Haya. Faltaba más.

Nota al margen: Las autoridades judiciales, prohijadas por el gobierno federal, tienen la firme convicción de mantener en estatus de sentencia definitiva el caso de la ciudadana francesa Florence Cassez, recluida por el delito de secuestro, en el penal femenil de Tepepan en la ciudad de México. No obstante, su defensa, comités de apoyo internacionales y diversas instituciones y personas que apoyamos la reposición del proceso para que haya una impartición de justicia transparente y cierta, estamos pugnando porque el caso no quede olvidado en las marañas de la burocracia judicial. Por fortuna, el abogado Agustín Acosta y su equipo de trabajo han encontrado un resquicio legal por donde se buscará de nueva cuenta demostrar la inocencia de Florence Cassez, ya hablaremos de ello.

******

Juan José Solis Delgado
Twitter: @juanjosesolis Facebook.com/JJSolisDelgado
(Ciudad de México, 1973) Es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana. Cursó la maestría en Comunicación en la Universidad Iberoamericana, especializándose en comunicación política. Por más de 12 años ha trabajado como productor y locutor de radio y TV. En el campo editorial, se desempeñó como Director Editorial y editor responsable de la revista Alas de papel de Editorial Noctua. Ha laborado como docente en diversas instituciones de educación superior, actualmente imparte clases en la Escuela de Periodismo "Carlos Septién García" y en la Universidad Iberoamericana. Su principal afición es la lectura y en particular las novelas de escritores iberoamericanos. Sus autores favoritos son Mario Vargas Llosa y Juan Carlos Onetti. Actualmente está encargado de la difusión de la investigación en la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.

Juan Jose Solis Delgado Escritor

AOL
Leer más

Egipto - "La agenda de Tahrir es salvar la revolución y trazar una línea roja al Ejército"

29 Noviembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

2049841024_76321fa744.jpg
  
Entrevista a Ahdaf Soueif 
 
 

Mónica G. Prieto
Periodismo Humano


El pasado 13 de febrero, cuando el pulso entre la dictadura y la población se perfilaba como un desafío histórico para el futuro de Egipto, la escritora cairota y comprometida intelectual Ahdaf Soueif (Cairo, 1950) describía para la BBC los vínculos que se habían creado entre ella y la revolución que hacía tambalearse a Hosni Mubarak. "Siento, y cada padre que conozco sabrá a qué me refiero, siento que necesito concentrar toda mi atención en este bebé, en esta revolución recién nacida. Necesito mantenerla segura cada segundo en mi corazón y en mi mente", escribía.

Por eso no resultó extraño que, cuando los jóvenes regresaron a Tahrir hace menos de una semana para resucitar su movimiento prodemocrático, la autora de El Mapa del Amor -su obra más famosa, con un millón de ejemplares vendidos, traducida a 21 idiomas- y popular comentarista política bajase a la símbolica plaza con ellos y junto a otras muchas personalidades egipcias decididas a no dejarse arrebatar la revolución.
Ahdaf suena cansada pero determinada al otro lado del teléfono en la conversación que mantenemos en la mañana del viernes. Es el tipo de determinación de quienes saben que tienen todo por perder y mucho que ganar en su causa.

Periodismo Humano. ¿Egipto está viviendo una nueva revolución o se trata de terminar una revolución inacabada?

Ahdaf Soueif. Se puede decir que estamos asistiendo a la segunda oleada revolucionaria, pero los objetivos no han cambiado, el enemigo no ha cambiado y la gente no ha cambiado.

P. ¿Cuáles son las demandas de la población concentrada en Tahrir?

A. S. Queremos que el SCAF (el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas) entregue el poder por completo a un organismo civil. No nos importa que sea un Gobierno transitorio, un consejo o un gabinete de salvación nacional, pero necesitamos un cuerpo civil que asuma el control del Estado con plenos poderes, que nos guíe hasta las elecciones y que supervise el proceso electoral. La clave del asunto es que el SCAF ha empleado la fuerza física contra la revolución. Desde el 26 de febrero ha cometido masacres, como la que costó la vida a 27 personas [en una manifestación de cristianos coptos donde el Ejército fue acusado de brutal represión] y que en sólo cuatro días ha matado al menos a 40 personas. Esa es la cifra oficial, pero los médicos en Tahrir nos dicen que en realidad los muertos son muchos más.
Ya no nos podemos creer que el SCAF nos pretenda traer democracia. Aquellos que han ordenado gasearnos y dispararnos deben pagar por ello. Necesitamos un presidente civil que nos devuelva la libertad.

P. Se oye hablar de violencia y de acoso contra manifestantes locales y contra extranjeros. ¿Quiénes protagonizan esos incidentes?

A. S. Son los mismos de siempre, aquellos pagados por el régimen. No se les puede llamar seguidores de Mubarak o del régimen porque carecen de ideología, son gente a sueldo. El Aparato de Seguridad controla a un millón y medio de personas, de los cuales se estima que unos 300.000 son matones a sueldo. Esa gente sigue existiendo y sigue siendo pagada, y si no les paga el Ejército lo hará el aparato de la Seguridad, pero se trata de milicias civiles.

P. ¿Se puede decir entonces que desde la caída de Mubarak las cosas no han cambiado en Egipto?

A. S. De hecho, se puede decir que están peor. El régimen tenía confianza en sí mismo y en su poder, usaba a esa gente [matones] para mantenerse en el poder. Ahora el SCAF no está tan seguro de sí, se siente bajo amenaza, y usa instrumentos muy agresivos para afianzarse en el poder. Lo que estamos experimentando es peor que con Mubarak: desde febrero más de 12.000 personas han sido detenidas y sometidas a cortes marciales, y 6.500 de ellos han sido condenados a duras sentencias por los militares. Mubarak nunca gaseó a su gente, y ahora según algunos, como el corresponsal de Sky News, una persona con experiencia cubriendo guerras, el Ejército está empleando gases virulentos. Hemos tenido 40 víctimas mortales en sólo cuatro días: esto es peor que con Mubarak.

P. ¿Entonces todo fue un golpe de Estado de los militares, que se sirvieron de la revolución para apartar a Mubarak y hacerse con el poder?

A. S. No, fue definitivamente una revolución. Pero cuando el régimen la intentó contener y se dio cuenta de que no podía hacerlo hubo conversaciones detrás de la escena, y de esas consultas y discusiones salieron los discursos de Mubarak. Lo que ocurriese tras los bastidores le dio el poder al SCAF. Creyeron que podían usar simple retórica e implantar cambios cosméticos para calmar las cosas, encarcelar a algunos representantes del antiguo régimen y que así podrían acabar con la revolución. Y la gente tenía que creer al Ejército porque no había alternativa alguna, así que le dimos nuestra confianza.
La gente le dio al SCAF una oportunidad para esclarecer su posición, y un paso tras otro, el camino hacia una salida honorable se transformó en un camino para mantenerse en el poder a toda costa. Para ello se mantiene cada vez más cerca del antiguo aparato y del antiguo régimen repitiendo sus tácticas, como avivar el enfrentamiento entre coptos y musulmanes. Son las mismas herramientas que empleaba el antiguo régimen.

P. ¿Están los manifestantes a favor de celebrar elecciones a partir del lunes?

A. S. Estará más claro esta noche, cuando veamos lo que pasa hoy en la plaza [por el viernes, cuando estaba convocada otra marcha de la última oportunidad que esperaba congregar a un millón de personas]. Pero a rasgos generales nadie quiere posponer o cancelar las elecciones.

P. ¿Representan los manifestantes de Tahrir a todo el pueblo egipcio?

A. S. Cuando comenzó la revolución, a principios de año, se solía acusar a los manifestantes de que no representaban a todos. En un momento dado hubo 18 millones de egipcios en la calle, en febrero, y se disolvieron las dudas. Está pasando lo mismo. Creo que la agenda de Tahrir es salvar la revolución, trazar una línea roja a los militares, y creo sinceramente que sí, representa la voluntad de todo el pueblo egipcio.

P. ¿Qué sentimientos genera la decisión de los Hermanos Musulmanes de apartarse de esta revolución?

A.S. Históricamente, su liderazgo siempre intenta mantener una buena relación con el régimen, seguramente porque siempre han sido sometidos a un tratamiento brutal y han tenido que sobrevivir en la clandestinidad. Siempre han evitado la confrontación con el régimen y por eso, durante enero y febrero, oficialmente no estaban en Tahrir pero en la práctica muchos de ellos estaban en las calles. El liderazgo de la Hermandad intentó mantenerse al margen pero la nueva generación tomó las calles como los demás. Hubo entonces una enorme división entre los Hermanos Musulmanes y ahora está volviendo a ocurrir: se mantienen al margen pero individualmente están volviendo a Tahrir. Esta postura les ha hecho perder muchísima credibilidad, va en su contra.

La percepción es que quieren que las elecciones tengan lugar a toda costa porque creen que este es el momento que más votos le va a propiciar, independientemente de la situación. Oficialmente, el SCAF y los Hermanos Musulmanes están en contra de la revolución. La mayoría de las facciones políticas coinciden en querer una presidencia y un Gobierno civil y apuestan por el tándem Mohammad ElBaradei y [Abdem Moneim] Abul Fotouh [líder de los Hermanos Musulmanes muy apreciado por la nueva generación del partido, expulsado del partido el pasado junio] y la Hermandad no los quiere. Tampoco creo que el SCAF quiera a ElBaradei, porque su mera presencia podría disuadir a Estados Unidos de seguir dándoles apoyo.

P. La Junta Militar ha designado a Kamal al Ganzouri como primer ministro. ¿Supone eso algún cambio para los manifestantes?

A. S. No, no es la solución. Es repetir el estilo de Hosni Mubarak, es lidiar con la revolución con soluciones de hace 30 años. Para nosotros Al Gazouri no es relevante.
Leer más

Perú - Informe al campesinado y al pueblo peruano

29 Noviembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

3989712124_207ea24c28.jpg
  
Sobre mi actuación en el XI Congreso de la Confederación Campesina del Perú
 
 
Hugo Blanco

 
El primer día del congreso fui llamado a la mesa de honor del Congreso.

Me sorprendió escuchar el informe de que venía el Ministro de Agricultura invitado para inaugurar el Congreso.

Cuando entró el ministro dije en voz alta "¡No puedo compartir la mesa con el representante de un gobierno que ha enviado soldados y policías para reprimir a nuestros hermanos de Cajamarca que luchan en defensa del agua y de la vida! ¡Viva el campesinado cajamarquino!".

Luego me bajé del estrado.

Fui elegido Presidente del Congreso.

Cuando anunciaron que vendría el presidente Ollanta Humala renuncié a la presidencia pues no podía estar al lado de quien, actuando como sirviente de una empresa minera depredadora, reprime al campesinado cajamarquino que lucha en defensa del agua y de la vida.
Leer más

URUGUAY - Comunicado de prensa post juicio minería‏

29 Noviembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Presentación del informe final sobre la minería a cielo abierto en Uruguay, redactado por el panel ciudadano que participó de un proceso de información y deliberación, con base en fuentes documentales…
 29/11/2011

 

 "En la jornada de ayer, entre las 18 y las 21 hs., tuvo lugar el cierre del Juicio ciudadano sobre minería a cielo abierto, organizado por la Universidad de la República, tras un fin de semana de exposiciones de expertos abiertas al público.


El Movimiento por un Uruguay sustentable estuvo representado en esta iniciativa de la UDELAR por el Phd. en Química Ignacio Stolkin, en el equipo asesor,  y, en el panel de invitados a disertar sobre distintos aspectos de la actividad minera, por el biólogo Ángel Segura, el periodista Victor Bacchetta, el ingeniero Carlos Anidos y el Esc. Julio Gómez, miembro de la comunidad afectada directamente por los primeros pasos del proyecto Valentines de Aratirí-Zamin Ferrous.


Con el cometido de seguir avanzando en nuestra tarea de nutrir y fomentar el debate público sobre esta temática, les hacemos llegar para su difusión un registro audiovisual del breve informe final que presentó el panel ciudadano luego de un intenso trabajo de información y deliberación.

Link al video: http://www.youtube.com/watch?v=HO4nllLEDtk


Tras apuntar algunos aspectos claves que señalan la inconveniencia de dar luz verde a proyectos de las características del de Aratirí en las condiciones actuales del país, el panel conformado por 15 ciudadanos cierra su informe enfatizando que “el Uruguay se debe una discusión en profundidad, con la más alta participación y el mayor nivel técnico posible, a los efectos de decidir sobre éste y otros proyectos de inversión”.


Para facilitar la ampliación de esta información con las voces de los protagonistas de esta instancia, les acercamos los datos de contacto de algunos de ellos:


Mari Fygueredo 094413859

Carmen Ipuche 099 324 801

Mayra Muñoz 091280749

Fernando Ríos 098883468

Andrés Alliaume 099 24 708

Gricelda Rodríguez 099 760 453

Juan Carlos Lena juancarloslena@hotmail.com

Leer más

EL SECRETARIADO DEL ESTADO MAYOR DE LAS FARC-EP ENVÍAN UNA CARTA ABIERTA A LA EX GUERRILLERA LUCÍA TOPOLANSKI

29 Noviembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

  28 de noviembre de 2011

 36

 

MENSAJE DE LA 36

 

EL SECRETARIADO DEL ESTADO MAYOR DE LAS FARC-EP  ENVÍAN UNA CARTA ABIERTA A LA EX GUERRILLERA LUCÍA TOPOLANSKI
LAS FARC DIERON DE BAJA A TRES POLICÍAS Y A UN MILITAR SECUESTRADOS TRAS UN FALLIDO INTENTO DEL EJERCITO DE RESCATARLOS POR LA FUERZA

En Colombia, “Fueron encontrados muertos con tiros de gracia cuatro uniformados de la fuerza pública”, dijo el ministro Defensa, Juan Carlos Pinzón al dar a conocer la noticia de la muerte de los uniformados en poder de las FARC, en el departamento del Caquetá.
Nos duele profundamente en el alma. La fuerza pública tiene la legitimidad y la obligación constitucional de defender los derechos de los colombianos en todo el territorio nacional, por ello es necesario adelantar operaciones militares en todo el territorio”, dijo el ministro de Defensa al confirmar los combates que se desarrollaron con el grupo guerrillero que tenía en su poder a los miembros de la fuerza pública, secuestrados hace más de 12 años.
El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, se abstuvo de revelar los nombres de los uniformados muertos, hasta tanto confirmar la identificación y darla a conocer primero a los familiares.
La  siguiente es la declaración del ministro de Defensa:
"Nos duele profundamente en el alma, nos duele por sus familias.
La Fuerza Pública tiene la legitimidad y la obligación constitucional de defender los derechos de los colombianos en todo el territorio nacional, por ello es necesario adelantar operaciones militares y policiales en todo el país, precisamente para defender los Derechos Humanos y las libertades de todos los colombianos.
Hace 45 días tropas de las Fuerzas Militares adelantaban una operación en la zona general del municipio de Solano, Caquetá. En esa zona se venían adelantando operaciones en busca de una estructura de las FARC de acuerdo a informaciones que se tenían previamente.
En esas informaciones se decía que existía la posibilidad de que esa estructura tuviera en su poder a secuestrados de la Fuerza Pública.
Alrededor de las diez de la mañana, luego de haber encontrado huellas la noche anterior, las tropas se aproximaron y entraron en combate, minutos después de ese combate y en la zona general luego de que se hace el registro, se encuentran en un punto concentrados cuatro cadáveres, cuatro personas muertas, tres de ellas con disparos en la cabeza, uno de ellas con disparos en la espalda.
Estas personas resultan ser secuestradas, miembros de la Fuerza Pública. Lamentamos profundamente que mueran miembros de estas instituciones, que hayan sido muertas de manera indefensa, sin ninguna posibilidad de defender su integridad.
Fueron muertos con tiros de gracia. Había cadenas en el sitio.
En el resultado de este combate quedo herido un soldado y adicionalmente fue capturada una integrante de esa organización guerrillera queportaba un arma de fuego, un fusil.
A esta hora están ingresando las unidades de la policía judicialy se está coordinando para que haga presencia el CTI. Lo que se busca es un análisis detallado de la escena de los hechos y sobre todo una inspección a los cadáveres, a los cuerpos de estas personas asesinadas.
En Colombia no pueden quedar estos hechos en laimpunidad, estos hechos deben ser absolutamente judicializados.
Nosotros esperamos que el planeta entero, Colombia entera, las organizaciones nacionales e internacionales de Derechos Humanos repudien este terrible asesinato, esto fue un asesinato a mansalva, a sangre fría, con tiros de gracia.
Esto es francamente inaceptable y demuestra la irracionalidad y la falta de respeto por la vida, de respeto por los Derechos Humanos de las personas que tiene esa organización de las FARC. Lo único que les importa es la soberbia, una actitud criminal, una actitud que los lleva a asesinar con tiros de gracia a personas en absoluto estado de indefensión, después de años y años de secuestro, de abusos, de vejaciones.
Estos crímenes no pueden quedar impunes en Colombia, han dicho las autoridades.
A las FARC y a esas organizaciones terroristas les decimos que son responsables por la vida de las personas que mantienen secuestradas. Tienen que responder por ese delito de lesa humanidad, tienen que responder por esos crímenes inaceptables.
De verdad, con profundo dolor, enviamos un saludo solidario a las familias, nos duele profundamente que el dolor de esas familias hoy se acreciente, que después de años y años de estar alejados de sus seres queridos, de saber que sus seres queridos estaban siendo maltratados, deshonrados, hoy además tengan que sufrir con la noticia de la partida definitiva de sus seres queridos.
Nos duele profundamente, en nuestras instituciones hay una profunda solidaridad, nos duele General Naranjo, nos duele General Navas, nos duele General Mantilla que hombres de sus instituciones hayan sido vilmente asesinados”.
“Por fortuna el sargento Erazo único secuestrado que salvó la vida no presentan ningún rasgo sicótico, ha sobrellevado muy bien su cautiverio. Está en un estado postraumático y se le explicó la situación y pues obviamente está en un periodo de duelo porque perdió a sus compañeros, a sus hermanos. Él está siendo tratado por el personal que integra el equipo de salud mental del hospital y hemos detectado un avance muy positivo”, dijo elcoronel Camelo al señalar que se dará de alta al uniformado cuando se logre determinar si presenta alguna enfermedad tropical.

Según el primer parte médico, el sargento Luis Alberto Erazo, de 47 años, se encuentra en buenas condiciones generales. Se le realizó una cirugía plástica reconstructiva en el pómulo izquierdo, recibió además un tratamiento de salud oral porpérdida de dentadura y de medicina interna e infectología para descartar cualquier patología.

“Fue descartado todo lo que tiene que ver con enfermedades infecciosas. Sin embargo, se le está practicando en este momento un análisis para descartar enfermedades tropicales. Pero en términos generales se encuentra bien”, dijo la directora del Hospital de la Policía, quien informó que el uniformado tuvo algunos problemas para dormir pero logró conciliar el sueño luego de media noche.

El sargentoque sobrevivió al fusilamiento de las FARC, fue intervenido por una herida de tres centímetros de largo en su mejilla izquierda. Así mismo, se determinó que sufrió hace tres años de una enfermedad que fue tratada con penicilina.
Erazo, llegó el domingo al aeropuerto militar de Bogotá en una pequeña aeronave y de inmediato fue introducido en una ambulancia que le trasladó al hospital de la policía, donde se reencontró con su compañera Elvira, su hija Gisela, de 16 años de edad, y otros familiares.

El agente, herido por disparos y esquirlas de granada que lanzaron guerrilleros de las FARC cuando al comenzar los combates el sábado escapó de sus captores y se internó en la espesa selva del municipio de Solano, en el departamento de Caquetá.

Flor, hermana del sargento, aseguró que “toda la familia está feliz por la noticia”, mientras que su hija Gisela, que cumplió 16 años el sábado, lo consideró como “el mejor regalo”.

Javier Yanguma, alias “Orlando Porcelana”, habría dado la orden de ejecutar a los cuatro uniformados.Según un informe del diario colombiano El Espectador  escrito por María del Rosario Arrázola.
El reemplazo del jefe de lasFARC“Fabián Ramírez” fue quien dio la orden de asesinar a los secuestrados. Lleva 33 años en ese grupo ilegal, es hombre de confianza de “Joaquín Gómez” y hoy objetivo de la justicia.
Javier Yanguma, el jefe guerrillero que dio la orden de ejecutar a los uniformados José Libio Martínez, Édgar Yesid Duarte, Elkin Hernández y Álvaro Moreno, entró a las FARC hace 33 años, cuando aún era menor de edad. Es caqueteño y de orígenes campesinos. Antes de ser escogido como jefe del bloque sur, era uno de los encargados de llevar la contabilidad del rentable de los negocios de la organización guerrillera de todos los frentes que operan en el sur del país. Fue el encargado de tratar de dar con el paradero de la ex guerrillera Yuli, que desertó de las FARC.
El Espectador conoció que las declaraciones de Yuli a la justicia se fueron convirtiendo en piezas fundamentales para los investigadores de la Policía, que hoy tienen en su poder información bastante detallada sobre los movimientos de este bloque y su comandante Javier Yanguma, cuyo alias es Orlando Porcelana: uno de los hombres más cercanos de José Benito Cabrera, alias Fabián Ramírez. De hecho, las autoridades ya han identificado la telaraña de testaferros de Ramírez y Porcelana y por eso se adelantan expedientes en las unidades Antimafia y de Lavado de Activos de la Fiscalía.
Fue a finales del año pasado cuando se reportó que, en desarrollo de operativos de las Fuerzas Militares, uno de los campamentos de Fabián Ramírez había sido bombardeado. Se llegó a rumorar que había sido dado de baja. Su cuerpo, sin embargo, nunca apareció. Desde entonces se especula que el jefe guerrillero se habría refugiado en un país vecino, mientras a la distancia continúa manejando los hilos del narcotráfico en las FARC.
Más allá de los rumores sobre el paradero de Fabián Ramírez y de algunos de sus familiares, lo cierto es que una semana después del bombardeo del año pasado, la guerrilla tomó la decisión de reemplazarlo con Orlando Porcelana. A él le fue encomendada la misiones del bloque Sur y de coordinar junto con Joaquín Gómez los movimientos, traslados y cuidado de los secuestrados. Ese botín político con el que buscan presionar al Gobierno para un canje.
Fuentes de inteligencia de la Policía consultadas por El Espectador aseguraron que en vista del recrudecimiento de combates y de operativos en Guaviare, Meta, Tolima, Cauca y ahora en Norte de Santander, el secretariado ordenó enviar a un grupo de uniformados secuestrados a Caquetá, sobre todo los de más alto rango. La información suministrada por Yuli y por dos guerrilleros más a los organismos de seguridad le permitió al Ejército ubicar un radio de operaciones por donde la guerrilla movería a los denominados “canjeables”. En ese contexto ocurrió la tragedia del sábado pasado.
Hace poco, Orlando Porcelana escogió a Alirio López, un guerrillero de su confianza, para que estuviera a cargo de los secuestrados, sin percatarse de que desde hace mes y medio unidades del Ejército y de la Policía les seguían los pasos. En palabras de un oficial de inteligencia, “no se tenía la certeza de que López estuviera con los secuestrados, pero sí sabíamos que nos llevaría a donde estaban”. Lo demás es historia conocida. López tenía la orden de disparar contra los uniformados si había algún intento de rescate y eso fue lo que hizo al notar la presencia de las tropas del Ejército en zona selvática de Solano Caquetá, en horas de la mañana del sábado. Cerca de 50 guerrilleros fueron los encargados de responder la acción conjunta de la Fuerza Pública. “Cuando se vieron perdidos y que los secuestrados iban a ser rescatados, les dispararon”.
Orlando Porcelana es uno de los hombres de confianza de Joaquín Gómez y del mismo secretariado, no sólo por los 33 años de permanencia en las FARC, sino por ser uno de los grandes “contribuyentes” de las finanzas del grupo ilegal. Desde el sábado este comandante del bloque Sur, que reemplazó en funciones a Fabián Ramírez, se convirtió en otro de los objetivos de alto valor de las Fuerzas Armadas. Esta acción lo puso en el radar de las autoridades, casi que a la par con Rodrigo Londoño, alias Timochenko, máximo jefe de las FARC. Hoy el Ejército despliega operaciones para dar con el paradero de Porcelana en Caquetá o Putumayo.


El sargento que sobrevivió contó la forma como logró escapar de más de 13 años de secuestro e indicó que los guerrilleros viven “desesperados y aburridos”.

El uniformado que sobrevivió a la operación militar, que el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón describió de “búsqueda y localización”, calificó a la guerrilla de las FARC como una organización de "sinvergüenzas y mentirosos".
El sargento de la Policía Luis Alberto Erazo Maya indicó que el grupo del ejército que patrullaba el área no alcanzó a llegar a la zona donde estaban los secuestrados, por lo que aseguró que “no hubo cruce de disparos” entre la fuerza pública y la guerrilla, pero confirmó que a sus “compañeros los mataron a mansalva y sobre seguro”. 
Erazo indicó que en el campamento donde fueron muertos los integrantes de la fuerza pública llevaban menos de 24 horas; agregó que el grupo que los mantenía secuestrados “estaba integrado por al menos 42 guerrilleros”. Además, señaló en diálogo con Caracol Radio que “a dos o tres metros, estaban tres guardias, luego una escuadra de reacción, más los comandantes. Llevábamos apenas un día en ese campamento. Llegamos el día anterior a las 2 de la tarde y como a las 6 nos encadenaron”, puntualizó.
Reveló que la guerrilla los mantuvo secuestrados por diez años en sur del Caquetá e indicó quenunca pasaron a territorio ecuatoriano.
Con relación a la guerrillera que fue capturada por el Ejército, Erazo explicó que “seguramente era   una de las guardias que estaba en la periferia del campamento” al tiempo que agregó que una de las estrategias de las FARC es colocar entre “dos o tres guerrilleras en esa zona”.
Agregó que los guerrilleros “viven aburridos”, y que es común que intenten fugarse o entregarse al ejército, sin embargo advirtió que “son conscientes de que si los descubren en el intento serán sometidos a un consejo de guerra para posteriormente ser asesinados”  
Dijo que una desmovilización podría darse entre un comandante y varios guerrilleros, pero “uno solo no porque es muy peligroso, es como decir fusílenme”.
Aseguró que luego de la muerte de alias “Alfonso Cano” ya se tenía claro que alias “Timochenko” iba ser su sucesor y que en el interior de la guerrilla se dijo que la baja del líder guerrillero “son cosas que pasan en la guerra”.
Finalmente advirtió que a alias “Timochenko” la fuerza pública lo va a encontrar o a dar de baja “hasta en el mismo infierno”.
El rescate militar es una obligación del Estado: dijo el sargento Erazo.
El uniformado hizo un llamado a los colombianos para que cese la indiferencia con los secuestrados.
 “El rescate militar es una obligación del Estado”, dijo el sargento de la Policía, Luis Alberto Erazo, quien se recupera de sus heridas físicas y del dolor que le causó la pérdida de sus compañeros de cautiverio, con los que convivió cerca de 12 años y a los que recuerda con nostalgia.
“Yo llevaba 12 años secuestrado, Libio José Martínez llevaba 14 años y lo asesinaron. ¿Qué quiere que piense de un rescate?. Siempre se habla de la posibilidad de un rescate o de fugarnos. El cabo Moreno se fugó una vez, un patrullero lo intentó dos veces y estuvieron de buenas que no los fusilaron; yo también pensé en fugarme apenas me cogieron”, dijo Erazo, quien no descarta que unasalida negociada al conflicto sea la forma más adecuada de terminar con el dolor de las familias que la guerra mantiene separadas y a unos “héroes de la patria” enterrados en la selva.
“La política negociada al conflicto es la más obvia, la más adecuada, la que deben aceptar los guerrilleros, la que el presidente Santos les está ofreciendo en este momento”, dice.
Erazo también hizo un llamado a los colombianos para que cesen la indiferencia, para que se sienta unrechazo universal a la guerrilla y a la violencia. “Así como Dios existe, también existe el mal y el mal es las FARC”.
“Una cosa es contarlo y otra muy diferente vivirlo. Colombia no cree que hay secuestrados, que hay civiles, militares, policías y hasta niños en poder de las FARC. Colombia no cree eso y por eso la apatía. Por ahí está Herbin Hoyos haciendo caminatas, hay mucha indiferencia; las familias de los secuestrados están solas”.
Mientras el uniformado relata con nostalgia los momentos que vivió en la selva no pierde la esperanza de volver a ver a sus compañeros, a los que dejó atrás, pero a los que jamás olvida en sus oraciones y recuerda en cada anécdota vivida entre cambuches y caminatas.
“A mis compañeros que se quedaron allá les digo que tengan fe en Dios, que así como yo salí, ellos van a salir. Pero que estén tranquilos que el caso que nos pasó a nosotros no les va a pasar, confíen en eso y sé que pronto los vamos a tener con nosotros”.
Luego de un largo suspiro recordó al sargento del Ejército José Libio Martínez Estrada; y a los integrantes de la Policía Nacional, el coronel Edgar Yesid Duarte Valero, el mayor Elkin Hernández Rivas y el intendente jefe Álvaro Moreno.
“Mi capitán Duarte era un hombre muy espiritual, dedicado a su familia en escritos, leía mucho la Biblia, era un hombre muy educado. El teniente Hernández era un hombre muy alegre, muy recochero. Hincha foribundo de Millonarios y recordaba mucho a su padre. Moreno quería salir rápido del cautiverio y ayudar a doña Mery a colocar una miscelania y Martínez quería salir rápido para abrazar a su hijo y conocerlo”.
Finalmente, agradeció a cielo por la fortuna de tenerlo con vida al lado de su familia. “Yo le doy gracias a Dios y a la virgen María de las Lajas que con su bendición me sacó de ese momento de angustia y desesperación cuando las balas me zumbaban y herían mi cuerpo. Yo saqué la fuerza que necesité para poder salir corriendo por la selva”.

Finalmente las FARC enviaron una carta abierta a “Colombianos por la Paz”.
Carta Abierta de las FARC a Colombianos por la Paz
Fechada en noviembre de 2011 y firmada por el Secretariado del Estado Mayor de las FARC-EP.

Colombianas y colombianos por la paz

Lucia Topolanski
Senadora de Uruguay

Jody Williams
Premio Nobel de la Paz 1997

Elena Poniatowska Amor
Escritora mexicana

Alice Williams
Escritora afroamericana y feminista. Premio Pulitzer a la obra de ficción en 1983 por la novela El color púrpura

Mirta Baravalle
Presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo

Isabel Allende
Escritora y Senadora Chilena

Danielle Miterrand
Francia

Rigoberta Menchú
Premio Nobel de Paz

Socorro Gómez
Presidenta del Consejo mundial por la Paz

Hermana Elsie Mongue
Ecuador

Nidia Díaz
Dirigente FMLN

Margarita Zapata
Embajadora Nicaragua

Xiomara Castro de Zelaya
Vocera Frente de Resistencia Hondureño

A nombre del Secretariado de las FARC-EP, a ustedes amigas de la paz y de la solución política de los conflictos, nuestro saludo cordial.

Aferrados a la esperanza de que la liberación de prisioneros de guerra, como resultado de un acuerdo entre las partes contendientes, puede encausar la nación hacia el raudal de la solución política, respondemos hoy su misiva de agosto.

De acuerdo. El conflicto armado colombiano tiene profundas causas sociales, económicas y políticas, que deben ser temas de discusión para su superación definitiva. Compartimos igualmente que la paz de Colombia está ligada a la paz de la región y que, además, es anhelo universal. No permitiremos que se nos escape esta oportunidad para reiterar a través de ustedes, nuestra disposición de dialogar con el estado, de cara al país, con miras a un futuro de paz. Desde luego, aceptamos la disposición y concurso de ustedes para contribuir en la búsqueda del noble propósito.

Nos solicitan en su carta un nuevo gesto de liberación unilateral de prisioneros de guerra. Está bien. Pero quisiéramos compartir algunas reflexiones sobre el tema:

Sería justo que apelando al ejercicio de la razón, el derecho y la ética en el tratamiento del problema, no se in visibilizara a los guerrilleros presos. Son alrededor de 800. El dolor no es solamente de los familiares de los prisioneros en nuestro poder. El humanitarismo debe mirar, siempre, con sus dos ojos.

Durante el gobierno de Ernesto Samper liberamos unilateralmente en Cartagena del Chairá a 80 prisioneros de guerra. En el cuatrienio de Andrés Pastrana, luego de la firma de un acuerdo humanitario, liberamos a 47 militares y policías y en cambio recibimos 13 guerrilleros. Inmediatamente, con la esperanza de generar un medio ambiente propicio para el abordaje del canje, dejamos en libertad en la Macarena, sin ninguna contraprestación, a 305 soldados y policías que habían sido capturados en combate. Más recientemente, durante el gobierno de Álvaro Uribe, gracias a la gestión humanitaria del presidente de Venezuela Hugo Chávez y de la senadora Piedad Córdoba, liberamos, también de manera unilateral, a algunos senadores, representantes, diputados y concejales, y a otro grupo de militares y policías. La verdad es que nunca hubo reciprocidad por parte del gobierno de Colombia.

La disposición de las FARC en este sentido ha sido diáfana. No admite discusión ni cuestionamiento. Seguimos a la espera del momento propicio para pactar con el Estado colombiano un canje de prisioneros de guerra.

La realidad es dura. Cuando en Medio Oriente el Estado sionista de Israel libera a más de 1.000 prisioneros palestinos a cambio de uno sólo de sus soldados, el gobierno de Colombia le ha dado la espalda, por 13 años, a los suyos. Aquí hay una indolencia infinita con el sentimiento de los familiares de los soldados prisioneros, pero también un desprecio por la suerte de unos hombres que arriesgando como nadie su vida, cayeron en el campo de combate defendiendo los intereses de quienes hoy los olvidan.

En sana lógica, un acuerdo de paz en Colombia debiera estar antecedido por un canje de prisioneros entre las partes contendientes porque, sin duda, un evento tal allanaría la senda del entendimiento y el fin de la guerra, del conflicto social y armado que se prolonga por seis décadas por la intransigencia estéril de los gobiernos. Se debe poner punto final a una larga historia de violencia institucional, de despojo, de paramilitarismo, desapariciones forzadas, masacres, “falsos positivos”, fosas comunes, exclusión, imposiciones neoliberales y manipulación de la opinión. A las mujeres pacifistas del mundo representadas en ustedes les pedimos actuar y extender sus manos solidarias hacia el pueblo de Colombia.

Les sugerimos dirigir su mirada sobre la situación que afrontan centenares de guerrilleros presos y unos 7.500 ciudadanos encarcelados por sus ideas, como resultado de la criminalización de la oposición política y la protesta social; la mayoría de ellos acusados de terrorismo y de otros delitos que tratan de ocultar el carácter político de su causa y sometidos a condiciones infrahumanas de reclusión, irrespeto a la dignidad, violación de sus derechos humanos, hacinamiento y torturas, políticas acentuadas por la injerencia del buró federal de prisiones de los Estados Unidos. Les pedimos analizar la posibilidad de constituirse en comisión, o gestionar la conformación de una comisión humanitaria que visite las cárceles de Colombia y constate en el terreno la veracidad de la denuncia. Intercedemos, igualmente, por los presos sociales, por los que casi nadie habla, para protestar por las condiciones degradantes de su reclusión.

Les solicitamos considerar, como asunto crucial para aclimatar la convivencia, el estudio de fórmulas que permitan la repatriación y liberación de Simón Trinidad, Sonia e Iván Vargas, guerrilleros de las FARC prisioneros del imperio, extraditados a los Estados Unidos por el rencor y la retaliación de un ex presidente desquiciado. Su extradición, sustentada en montajes jurídicos urdidos por Uribe Vélez, la inteligencia militar y el ex Fiscal Osorio, fue una flagrante violación de claras disposiciones constitucionales. Simón Trinidad ha sido condenado a 60 años de prisión por una causa ajena a la que fue extraditado. Vaya nuestra voz de aliento a los tres rebeldes farianos, ante su infame y largo cautiverio neocolonial.

Permítannos reiterarles, distinguidas ciudadanas del mundo, nuestro mensaje de irrenunciable decisión de continuar y elevar a nuevos niveles la brega por la libertad de los prisioneros de guerra y de los presos políticos.

Como un nuevo acto humanitario que respalda esta carta, anunciamos la liberación de 6 prisioneros de los que permanecen en nuestro poder, los cuales serán entregados a las firmantes de la misiva que hoy respondemos, encabezadas por la insigne dirigente política colombiana, la senadora Piedad Córdoba, previa precisión de los protocolos de seguridad. Esta fue la determinación del comandante Alfonso Cano días antes de ser asesinado por el régimen guerrerista y sanguinario de Juan Manuel Santos.

¡Viva la memoria del comandante Alfonso Cano!

Con sentimientos de respeto y admiración,

Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP
Montañas de Colombia, noviembre de 2011."

Leer más

UN GRANO DE MAIZ - LA LITERATURA

28 Noviembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

28.11.11

quijote

LA LITERATURA (Lunes 28-11-2011)

Si definiéramos al hombre como un animal que cuenta historias, no sería un absurdo. Desde el principio, cazadores y recolectores han debido pasar sus conocimientos y aventuras al resto de la tribu en forma de pequeñas historias. Aun hoy se conocen tribus con viejos cuentacuentos depositarios de la historia oral del grupo, y en el llano quedan muchos cazadores cuenteros.
Podemos decir que la literatura acompaña al hombre desde el principio de los tiempos, es claro que no era escrita, una gran memoria guardaba la ficción oral de los primigenios.
Cristo para sus enseñanzas usó las parábolas y éstas a través de los siglos cumplen su función. La civilización se construyó sobre la palabra, sobre las historias, escritas o habladas.
El hombre aprende principalmente con historias, las lecciones morales adquirieron forma de fábulas, mitos. Estamos acostumbrados a las historias, a los cuentos, nos formamos humanos con ellos. Los líderes, los valores, cuando transformados en historias, se enraízan en el alma popular.
Esto lo sabe la oligarquía. Así, en el llano abundan los cuentos de espantos, de silbones, que ayudaban mediante el miedo a la dominación. También encontramos leyendas, como la de Florentino, que apuntalan la rebeldía aún frente al mismo diablo.
Las historias han irrumpido en la política, la televisión oligarca es un instrumento potente al servicio de la formación de creencias, miedos, fobias y ficciones que suplantan a la realidad. Toda la programación de la televisión oligarca es una historia, desde las noticias de sucesos hasta los programas políticos, todos cuentan una historia completa, con desarrollo, nudo dramático y desenlace. Y todas ellas tienen como fin atacar la posibilidad revolucionaria en el inconsciente, en el alma.
Los noticieros de la mañana, todos, tienen una sección de sucesos donde transforman el delito en dramáticas historias, los crímenes en literatura. No presentan el dato aislado, la estadística, construyen ficciones, dramas, en una cautivante serie de capítulos, como si de una novela se tratara.
El resultado para ellos es magnífico: consiguen manipular a su conveniencia a la opinión. Tienen plumíferos que transforman, sin ningún escrúpulo, cualquier hecho en ficción. Así consiguen hacer de un delincuente un estadista, de un fascista un demócrata, de una oligarca una defensora de los humildes o condenar al ostracismo a un héroe.
La Revolución debe dejar el dogmatismo comunicacional, el de los fríos números, de las gráficas que sólo gustan al que las hizo. La Revolución debe contar su historia. Cuántas historias no hay en los refugios, o en el hospital cardiológico infantil, o en las casas entregadas, en las casas de alimentación, en los graduados de las Misiones, en los curados de los CDI, en las Misiones, las visiones restauradas, o en las incapacidades compensadas. Esas historias deben ser contadas.
No podemos dejar que sea la oligarquía la que cuente nuestras historias, las historias de esta Revolución. Ellos lo deforman todo, crean imagen apocalíptica del chavismo…
¡Con Chávez, resteaos!
Leer más