Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

¿Para qué legislación para proteger a fabricantes de vacunas, si fueran tan seguras? Pregunta Paul King

18 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Nov 15, 2010

LA LEGISLATION EUA PARA ABSOLVER  A LAS FARMACÉUTICAS POR DAÑOS O MUERTES RELATIVAS A VACUNAS –SOLO ES NECESARIA POR LOS RIESGOS QUE CONLLEVAN

“NINGÚN FABRICANTE DE VACUNAS SERÁ CONSIDERADO RESPONSABLE EN NINGUNA ACCIÓN CIVIL POR DAÑO O MUERTE CAUSADOS POR LA ADMINISTRACIÓN DE UNA VACUNA DESPUÉS DEL 1 DE OCTUBRE  1988…”

podcast7vacunas.gifBy Ulla Danielsen

Cualquiera que quiera tomar una decisión sobre una vacuna o programa de vacunación dado –realmente basado en consentimiento informado, debería estudiar bien la legislación que protege a los fabricantes, proveedores y establishment de salud.

Según el Analista Químico de EUA Paul G. King, PhD, la verdad sobre la falta de seguridad inherente a las vacunas puede encontrarse en la forma más clara en el “National Vaccine Injury Compensation Program” (NVICP) de EUA. Resto del artículo


En esta legislación, bajo la sombrilla de “Estándares de Responsabilidad” y el encabezado “Efectos adversos inevitables; advertencias”, se aclara que “Ningún fabricante de vacunas será responsable en ninguna acción civil por daños y perjuicios por daño o muerte relacionada con la administración de una vacuna a partir del 1 de octubre de 1988, si el daño o muerte resultante de los efectos secundarios eran invevitables, incluso cuando la vacuna haya sido bien preparada y fuera acompañanda de advertencias e instrucciones

 “Si las vacunas realmente fueran seguras, no hubiera necesidad de ningúna legislación de “Programa de Compensación por daño por vacunas” para proteger a las farmacéuticas o proveedores de salud de demandas civiles por daños”, según Dr. King.

Además, Dr. King también sabe que´no hubiera necesidad del doble idioma orwelliano metido en el párrafo titulado “Efectos adversos inevitables; advertencia” ni por legislación para absolver a los fabricantes de “daños inevitables” que incluyen “enfermedad o muerte relacionada con vacunas”.

Dada la cita del “National Vaccine Injury Compensation Program”, claramente hay un riesgo inherente de grave daño o muerte para cualquiera que se vacune.  Por lo tanto, cada persona debería tratar de sopesar cuidadosamente estos riesgos ante los beneficios potenciales, pero no garantizados, que cualquier vacunación pueda proveer.

Como fuente general de este evaluación factual, Dr. King recomienda la segunda edición del libro de Neil Z. Miller, Vaccine Safety Manual For Concerned Families and Health Practitioners (ISBN 978-188121737-4), disponible en línea.

 

Traducción Claudia Calvo - Costa Rica

Compartir este post

Comentar este post