Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

PARTE I, CICLO: MEDIO AMBIENTE Y CAPITALISMO

12 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

PARTE I, CICLO: MEDIO AMBIENTE Y CAPITALISMO
Entrevista al demógrafo Guillermo Macció.

Lunes 8 de noviembre del 2010.

“Buscando en la literatura, buscando en los orígenes de los problemas medio ambientales me encontré con una obra maestra, maestra de verdad, escrita por un norteamericano de primera línea mundial en 1948, recién termina la Segunda Guerra Mundial, considerada en el prólogo como una de las autoridades más importantes del planeta tierra de la época en estudio del suelo y conservación en la agricultura y él fue el organizador de la primera conferencia interamericana de conservación de los recursos naturales renovables en Denver, Colorado, en 1948”

 

Chury: Le doy la bienvenida a Guillermo Macció como todos los lunes...

Macció: Buenas tardes Efraín, buenas tardes audiencia, es un doble privilegio esta vez, he encontrado un material que quisiera compartir académicamente con los escuchas, pero además para mí tiene un significado político inimaginable como también espero sea inimaginable cuando lo escuchen los oyentes, porque es una primicia absoluta a pesar de que es muy antiguo. El tema que voy a tratar en esta audición y en la que viene y que creo va a despertar considerable interés se llama medio ambiente y capitalismo
Sucede que en todo el movimiento medio ambientalista de América Latina y en general del mundo se lo pretendió presentar cuando surgió allá bien entrado los años 70, finales de los 70, comienzo de los 80 como una cuestión política, sin partido, salvo las excepciones de lo que ocurrió en Alemania y en Francia donde se fundaron partidos ecologistas o partidos verdes, pero el movimiento ecologista en general y en particular en América Latina marcó diferencias claras con los partidos políticos y tanto que en el Uruguay cuando apareció un partido ecologista es tan minúsculo que ni siquiera subsistió unos años. Entonces la idea de que el ecologismo y la militancia ecologista estaban ausentes de complicaciones o involucramientos con partidos políticos fue debilitando, generando anemia en los partidos ecologistas y hoy prácticamente en el Uruguay y en América Latina tienen poca fuerza, poca presencia, aunque los problemas ambientales han cobrado dimensiones cada vez mayores
Buscando en la literatura, buscando en los orígenes de los problemas medio ambientales me encontré con una obra maestra, maestra de verdad, escrita por un norteamericano de primera línea mundial en 1948, recién termina la Segunda Guerra Mundial, considerada en el prólogo como una de las autoridades más importantes del planeta tierra de la época en estudio del suelo y conservación en la agricultura y él fue el organizador de la primera conferencia interamericana de conservación de los recursos naturales renovables en Denver, Colorado, en 1948. Al año siguiente la conferencia de las Naciones Unidas en 1949 sobre conservación y utilización de los recursos naturales se trataron solo como separada de los problemas demográficos, quiere decir que ya empezó al año siguiente la censura sobre los temas ambientales. Este hombre que se llamó William Vogth escribió un trabajo que lo tengo acá, es un libro de antología, traducido al español en Buenos Aires por la editorial sudamericana en 1952 que se llama Camino de Súper Vivencia y yo lo he traído porque es un planteamiento político emanado del riñón del departamento de agricultura de los Estados Unidos, para demostrar el componente insoslayable político del mundo capitalista y de la libre empresa en el desastre medio ambiental que él percibe ya en 1948, tiene una vigencia aplastante porque dice lo que va a ocurrir salvo que ocurre antes de lo que él pronosticaba, analiza país por país y también está citado el Uruguay porque fue un hombre que viajó por todo el mundo con un conocimiento perfecto de la realidad y anticipa la forestación del Uruguay, el desastre medio ambiental absoluto de Haití, el desastre de la agricultura peruana por el agotamiento del guano, la introducción de herramientas bárbaras para explotar la tierra, plantea todo un enfoque de la gestión ambiental asociándolo con decisiones políticas y él no yo me da pie para instalar en nuestra discusión en el Uruguay la cuestión medio ambiental como un asunto absolutamente político. Lo que vamos hacer es presentar la obra con absoluta fidelidad, con absoluto rigor, leyendo párrafos para que se vea que no invento nada y luego con ese antecedente construir nuestra propia percepción política de las cuestiones medio ambientales del Uruguay y de América Latina. Creo honestamente que es un hallazgo valioso porque nos nutre de una vertiente que estuvo siempre oculta de que las cuestiones medio ambientales atañen directa y cada vez con mayor énfasis a lo político y hoy ningún político tiene derecho a eludir o sacarle el cuerpo a un abordaje frontal y directo a las consecuencias políticas de decisiones empresariales y de los gobiernos sobre asuntos ambientales, porque se nos va la vida y los argumentos y las cifras que presenta este hombre, estoy hablando que se anticipó en casi 30 años a las decisiones de la Conferencia de Estocolmo, que para muchos es la puerta que se abre a la cuestión medio ambiental. Este hombre además no escatima calificativos para los regímenes políticos y en consecuencia presentar en forma ordenada una parte de este texto puede ayudarnos, sobretodo a gente como yo que esta fuertemente involucrada a la Asamblea Popular con la cuestión medio ambiental desde la óptica política y a todo aquel que se quiera interesar y buscar al libro, a la obra, para que tenga una fuente, una visión capitalista que aún está vigente hoy, eso es lo importante, no es un documento arcaico 

Chury: Te escuchaba con muchísima atención y en este momento se me vuela de la memoria el recuerdo de alguien que dijo, pero pegó en el palo también respecto a lo que tu estás afirmando y a este libro, que una vez afirmó que la lucha en favor del medio ambientalismo es casi inútil hasta que no se transforme en un gran negocio, su vínculo con la política, el que se transforme en un gran negocio no está muy desacertado...

Macció: Claro, pero este hombre y nosotros los que estamos involucrados en la política con el medio ambiente como una cuestión absolutamente novedosa en un programa de partido político en Uruguay y estoy haciendo política franca, clara. Lo que quiero decir en el mensaje subyacente es, donde en adelante los partidos políticos no pueden prescindir de compromisos explícitos sobre la gestión del medio ambiente, la colisión que se ha producido en el Uruguay y en el mundo entre intereses empresariales y sustento de la vida, tan simple como eso y este hombre lo plantea desde un punto de vista político. Claro, él es un hombre muy frontal, una de las razones del problema ambiental es el crecimiento demográfico, él vivió cuando el planeta tierra tenía 1250 millones de habitantes ahora está en los 6900 entonces la solución era maltusiana: que nazca menos gente o que muera más gente, no se dio ni una cosa ni la otra, el problema de la población y las rigideces de la población siguen siendo cada vez más intensas. Y otro punto muy importante que mirándolo en restropectiva la gran solución al aumento de la población fue la exclusión, hay miles de millones de personas en el mundo que están excluidas de toda cuota de beneficio, de reparto, de vivienda, de alimentación, para este hombre esta gente sencillamente no tendría que haber nacido y él escandalizado dice en el prólogo de la obra que hay que estar muy atentos porque en la expansión del comunismo engendrada en la ignorancia del pueblo, ignorancia que tiene sus raíces profundas en la súper población y destrucción de la tierra es de mucha importancia para cada uno de nosotros, así que no se lo puede ni siquiera calificar de un pro socialista, pro comunista, hace esa advertencia, cuidado que hay un problema acá adicional que es la expansión del comunismo engendrada en la ignorancia del pueblo, yo creo que no hay ningún hombre de la extrema derecha en el Uruguay que haya ido tan lejos en una descalificación de tipo, o sea que es un hombre que uno no lo puede tildar de filocomunista o de izquierdista o de seudo revolucionario; es un estricto conservador. Quería hacer esta advertencia porque tenemos que acomodar nuestra mente a un planteamiento riguroso de un hombre que es fundamentalmente capitalista, admirador de la vida americana pero terrible crítico de ella. Vamos a ir entrando despacito, a esta sección y a la que sigue probablemente, que  he llamado medio ambiente y capitalismo, con una visión absolutamente nueva que nunca la había leído en ninguna parte hasta ahora
La primera cosa es poner en la mente de la audiencia que la cuestión medio ambiental tuvo pioneros mucho antes de lo que nos imaginábamos, ya en 1950 había gente que pensaba en estos términos, no vamos a decir nada nuestro sino a referirnos a su pensamiento, a sus propuestas, a sus argumentos. Para que no quede duda tampoco sobre su postura dice, “cualquiera que lea este libro debe compartir la convicción de su autor acentuada a medida de como lo fue escribiendo de como somos extremadamente afortunados por ser norteamericanos, espero poder contribuir a acentuar esta convicción y que con ella también crecerá el conocimiento de la oportunidad y de la responsabilidad que todos tenemos, no solo por ser miembros efectivos en nuestra comunidad nacional sino por ser parte de la comunidad mundial, la idea de rectores. Somos parte de un país afortunado pero también tenemos que participar en la regulación del mundo”
La obra tiene 4 o 5 pilares importantes, el primer capítulo fija los límites físicos del planeta tierra que es una entidad que tiene recursos limitados: aunque sean enormes no son infinitos. El primer factor limitante para este pensador en la sobre vivencia del hombre es el clima, parece mentira que después de cinco décadas estemos hablando de cambio climático; el segundo, es cuanta tierra útil hay disponible, no erosionada, no lavada por los vientos ni por las lluvias ni por los descubrimientos y calcula él en 1950 que para cada persona habría un cuadrado de 30 por 30 metros es decir 900 metros cuadrados para 1250 millones de habitantes de la época, divídanlo ahora por  los 6900 que hay y casi que no cabemos en el cuadrado de pie. A propósito de tanta gente, cuando se escribe este libro en 1950 la densidad era de 19 habitantes por kilómetro cuadrado y en la agricultura había ocupados el 64% de la población del planeta; en 2010 hay 6900 millones de personas, hay 51 habitantes por kilómetro cuadrado y 36% es la población destinada u ocupada directamente en la agricultura y tiende a reducirse, sabemos que los motivos son la tecnología, urbanización, un montón de factores, pero el sostén de la alimentación mundial cada vez está en menos manos, esa es la conclusión
La cuarta variable que parece muy novedosa, que algunos agrónomos la conocen pero no la publicitan mucho, es que a medida que se incrementa la productividad del suelo o de la tierra hay una resistencia ambiental contra la alta productividad, porque estoy estimulando a que la tierra produzca más de lo que puede dar con aditivos, con elementos adicionales y se genera una resistencia a la productividad, es como cuando uno llega a un punto límite de velocidad a la que puede correr y acelera y por supuesto el rendimiento es decreciente, pasa en las máquinas y pasa en todos los seres vivos, la tierra es un ser vivo.
El otro capítulo es que este hombre plantea tres teorías que me parecen importantísimas y reveladoras, la primera es que América cuando es colonizada por los europeos es víctima de cuatro elementos destructores que rompen el equilibrio de América antes de que llegaran los europeos, ellos son el hacha de acero, su aliado el fuego, el arado de vertedera, el rifle y la escopeta. El hacha de acero porque el hombre para ocupar territorio tiene que desmontar y se inventa el negocio del desmonte, del raleo y el negocio de la madera que es el principal elemento devastador de los suelos, por toda la erosión que se va produciendo y porque libera enormes masas de tierra cubiertas por bosques a los efectos climáticos de la lluvia, el calentamiento y la erosión para una agricultura absolutamente extraña al medio ambiente. Cuando el hombre necesita ralear un monte y no le dan los brazos hace carbón prendiéndole directamente fuego al bosque. Un campesino dice que con un buen fuego y una buena hacha puede limpiar 50 hectáreas por día, entonces el carbón no se hace como imaginamos sino prendiendo fuego al bosque, quemándolo todo y sacándole los árboles calcinados que se han convertido en carbón. Dice, “el hacha encontró un desenfrenado aliado en el fuego y cuando no había tiempo o energía para talar el bosque lo que se hacía era prenderle fuego. Vino el arado de vertedera que abría grandes heridas en el paisaje y encaminaba el agua de lluvia a su más efectiva destructividad y en los Trópicos donde una gran proporción de la agricultura se concentra en la ladera de las tierras altas es quizás la fuerza más devastadora desatada por el hombre. El colonizador trajo el rifle y la escopeta, mataba animales salvajes para alimento y protección, más adelante comenzó a matar para mercados distantes y por deporte, tan solo en las épocas pasadas se ha reconocido en general la necesidad de conservar un medio ambiente adecuado y una variada existencia de animales para su multiplicación. Gran parte de América Latina, África y Asia todavía mata con absoluta despreocupación del futuro, la lista de especies que el hombre no volverá a ver jamás es un feliz testimonio de su rapacidad y su estupidez. El fuego, el hacha, el arado, el arma de fuego han sido los cuatro elementos fundamentales de nuestra cultura moderna”
Luego empieza el capítulo de las ganancias que son deudas y leo, “uno de los ruinosos factores limitantes al vivir armonioso es el sistema capitalista y esta es una de las grandes críticas que se le pueden oponer, los métodos de libre competencia y la aplicación del estímulo de ganancia han sido desastrosos para el planeta tierra”. Más claro, un funcionario de Washington de nivel académico escribiendo esto en 1950, “los ferrocarriles recibieron grandes áreas de tierra en las cuales se establecieron los hombres y mujeres cuyos nietos desolaron el paisaje. La encarnizada competencia de bosques nos ha convertido en poco tiempo de una nación acreedora a una nación deudora en términos de recursos forestales, nos vemos obligados a importar madera y punta de madera para nuestro papel, mientras las tierras más apropiadas para producirlas han sido lavadas hacia los océanos y el Golfo de México. Hoy (por 1950) la libre empresa en la explotación forestal es uno de los peligros más grandes para América Latina”. Que tal, estamos descubriendo la dimensión de nuestra ignorancia y la dimensión del desconocimiento en nuestro propio espacio territorial, tenemos que estudiarlo más
Leo otro pedazo, “los intereses comerciales han quedado en libertad para envenenar miles de arroyos y ríos con desperdicios industriales, cientos de ciudades están gastando millones de dólares para poder beber con seguridad los desperdicios arrojados río arriba, la mugre y la basura que se echa por las cañerías de la cocina, aparentemente no hay ningún responsable de este proceso de contaminación que se introduce en las aguas interiores”
Si nosotros dijéramos esto como proclama de la Asamblea Popular hoy dirían que somos unos exagerados subversivos y estoy leyendo un libro escrito por un experto norteamericano en 1950. “El aumento de demanda del oxígeno del agua para permitir a la bacteria descomponer la materia orgánica es la ruina final de los peces que quedan en muchos ríos, el fabricante hace su negocio y el ciudadano americano paga el costo del aumento de la resistencia ambiental”. Tercer punto de estas conclusiones que es el capítulo que se llama las ganancias que son pérdidas, “el precio de los alimentos aumenta y también su demanda mundial, eso es una verdad de Perogrullo. El agricultor recarga los animales en sus pastizales, siembra hasta la última pulgada de tierra marginal disponible para hacer más ganancia, total mientras sople buen viento los precios bajan y él clama que no tiene como mejorar su tierra, necesita un subsidio, las entradas que han debido destinarse a mejoras permanentes han ido a parar a la compra de bienes suntuarios”
Quinto punto, “ a la industria se le ha permitido usar nuestros abastecimientos de agua subterránea como si fueran inagotables y la prosperidad y posiblemente la existencia de muchas de nuestras ciudades han sido comprometidas por el desperdicio gigantesco de agua. Y por último la pesca, los pescadores por negocios imbuidos en las prerrogativas de los piratas de recoger con sus redes cuanto puedan, han reducido la población de varios peces importantes hasta el punto que ya no es económicamente posible capturarlos” y da datos de una cantidad de especies de los Estados Unidos que están en vías de extinción. “Los balleneros tratan la fuente de su riqueza como si no hubiera límites para su ansia y han extendido al alcance de sus operaciones y la efectividad de sus ataques a los mares cada vez más remotos del mundo, el mamífero viviente más grande ha sido prácticamente exterminado en casi todo su campo ártico, la supervivencia de las ballenas que quedan depende probablemente de que se cumpla un tratado internacional”, que cuando se escribía este libro no había sido ratificado todavía por suficientes países como para hacerlo eficaz y todavía no ha sido ratificado el tratado de protección de las ballenas ni por Noruega ni por Japón, que son los grandes cazadores de ballenas.
Sigo con las variables que va anunciando. Miren todas las que hemos hablado, de los intereses comerciales para envenenar los arroyos, es el capítulo de ganancias que son pérdidas. Decir que el sistema capitalista es uno de los que ha sido más ruinoso para el medio ambiente, esa es la afirmación primera y después lo demuestra, que no se puede vivir de manera armoniosa en el mundo capitalista como se ve. Cómo los intereses comerciales han quedado en libertad para envenenar miles de arroyos y ríos.
El agua, cómo el negocio de la madera ha sido de explotación y de grave peligro para América Latina, nadie acá lo podría haber dicho mejor. El precio de los alimentos aumenta y explica por qué aumenta frente a rendimientos decrecientes de la tierra.
A la industria se le ha permitido usar nuestros abastecimientos de aguas subterráneas como si fueran inagotables, lo que pasa con las napas freáticas del Uruguay y de todo el planeta. Los pescadores imbuidos del gran negocio han ido a pescar los peces a cualquier distancia y han agotado especies en todo el planeta -y acá da datos de los departamentos, de Ecuador, de México, Nueva Inglaterra, etc.
Los balleneros tratan a la fuente de su riqueza como si no hubiera límites y dice en el 50 que todavía no todos los países pescadores de ballenas se han comprometido a cuidar. Y acabo de decir que Noruega y Japón, que son los grandes capturadores y consumidores de ballenas para todo tipo, se niegan a firmar la convención para protección, el tratado de las ballenas. O sea que pasaron 60 años sin nada.
Y sigo, los enormes recursos de guanos del Perú, ustedes saben que las islas frente al Perú, las islas Guaneras que es el archipiélago de las islas Ballestas fue un gigantesco negocio que dinamizó la fertilización de los campos en Inglaterra. El gran negocio del guano que estuvo vigente de finales del siglo XIX que tenía un stock de 23 millones de toneladas. Cuando se fundió el negocio, que fue por allá por los años 11, una de las grandes guerras, los problemas internos que tuvo el Perú en el siglo XX, por el 1911 ó 1912 fue que el stock de 23 millones de toneladas se redujo a 30.000 toneladas. Y hoy yo he estado, este año precisamente en las islas del guano y están todos esperando como se posan las aves marinas y creo que se abre cada 8 años para sacar un poco de guano porque es el mejor abono natural...

Chury: Sí, es el mejor fertilizante...

Macció: Claro.
Dice, es un medio literalmente invalorable para devolver la vida a tierras que mueren, fue entregado al mejor postor, en vez de ser administrado con vistas a proporcionar un rendimiento sostenido.
Los pájaros que producen el guano que son aves marinas que se alimentan de peces y de moluscos, por lo tanto son riquísimas en minerales, eran espantados de sus nidos porque estorbaban a los trabajadores.
Otro tema muy importante que son los propietarios de la tierra en América Latina que no viven en la tierra. Muchos ricos terratenientes latinoamericanos con sus intereses orientados hacia París o Nueva York, con sus haciendas aplican solamente una medida a sus enormes propiedades, el balance que le hace el contador cada año. Él no sabe y sí sabemos nosotros que esos hacendistas grandes han sido sustituidos por grandes inversiones de capital norteamericano y europeo. El gran estanciero uruguayo y el gran estanciero argentino ha sido progresivamente desalojado por las grandes inversiones.
En África, el punto de vista casi enteramente extractivo del sistema colonial da por resultado que los administradores de la tierra tratan de hacer su fortuna y regresar a la patria en el menor tiempo posible.
En EE.UU. las organizaciones comerciales Cargill para decir un dato, Monsanto, están sembrando con trigo zonas que con toda seguridad perderán en la próxima sequía la capa superior de la tierra por la erosión del viento. El principal interés es de ganancias y estas ganancias se fijan en el mercado de la competencia.
En otras palabras, y esta es la conclusión, se administra la tierra sobre la base de las leyes económicas. Lo que hemos dicho acá como si fuera una novedad de que la tierra en el Uruguay se ha convertido en una mercancía. Este señor ya lo dijo, la tierra se administra sobre la base de las llamadas leyes económicas y desatendiendo en forma muy general las leyes físicas y biológicas a las cuales está sometido. Da por sentado el hombre que lo que es bueno para la industria debe ser necesariamente bueno para la tierra. Este puede llegar a ser uno de los errores más costosos de la historia.
Ojalá que este libro lo pudiéramos compartir, haciendo las reservas del caso, de la antigüedad que ha pasado, los 60 años desde que fue escrito, los cambios demográficos que este hombre no fue capaz de predecir como no lo fue nadie. Pero la vigencia que tiene de apuntar a los factores que deterioran el medio ambiente y su absoluta crítica y al mismo tiempo afiliación a un pensamiento político. Este hombre desmitifica para nosotros y para los otros que el tema medioambiental no es un tema político: él dice que es un tema esencialmente político...

Chury: Esa es una gran aclaración...

Macció: Es una gran aclaración. El tema medio ambiental es esencialmente político hoy, 60 años después de que este libro fue escrito.

Chury: Bueno, seguimos en los minutos que nos quedan que son apenas 6 minutos...

Macció: Bueno pero en 6 minutos podemos decir muchas cosas...

Chury: Sí, se puede...

Macció: Sobre todo porque están escritas.
Luego hace un análisis muy profundo al que no vamos a entrar porque no hace mucho al caso, sobre el concepto del nivel de vida americano. Dice, tres de las principales señales de identificación del nivel de vida americano son el automóvil, el cuarto de baño y la radio. Para los oyentes jóvenes quiero decirles que el cuarto de baño universal en Europa se popularizó recién en la década de los años 70. El cuarto de baño en los hoteles de tres estrellas no existía, existía la palangana para lavarse las manos y un bidet. Y después el cuarto de baño, yo aburrido de quedarme en Ginebra en hoteles baratos donde uno pagaba un franco suizo para usar el water y había incluso waters con monedero dentro de los hoteles. Entonces, por eso nos sorprende lo del baño, porque el baño dentro de la casa con todo el confort que conocemos es un baño americano, el baño europeo es muy posterior.
Y la radio es porque cuando él escribe este libro la radio era la que dominaba, la televisión estaba recién en pañales y estaba reducida a minoría. Ni pensar en todos los otros aparatitos que tenía.
Entonces, él hace a partir de este como el creciente consumo de bienes que exigen minerales y materiales no renovables pone presión sobre la riqueza principal que es la extractiva y la agrícola. Y entonces, de ahí se empieza a generar una ampliación de la base de dependencia del sustento de la tierra. Porque hay tierra que se expropia para otro tipo de explotaciones industriales y básicamente extractivas. El caso lo tenemos en el Uruguay y esto lo digo yo, ¿por qué ahora están enloquecidos los europeos o los de Aratirí explotando las minas en el Uruguay? Porque se acabaron en otra parte y van por donde haya recursos naturales no renovables. Es decir, las inversiones no vienen para beneficio de los habitantes de un territorio, esa es una gran ingenuidad, una gran tontería y un alto grado de estupidez todo junto...

Chury: Y una gran mentira de los gobiernos de turno...

Macció: Y una gran cuota de corrupción también.
Pero cuando vienen a buscar lo que queda es porque en otro lugar no hay, ese ha sido el régimen.
Y leo, los economistas escriben acerca de la revolución agrícola, de la mayor productividad por trabajador del campo, de la ventaja de la agricultura mecanizada y de la aptitud del agricultor para alimentar más gente que antes del siglo XIX.
Lo que la mayoría de ellos dejan de reconocer es que la producción por agricultor no tiene ningún significado divorciada de la producción de alimentos por hectárea. Durante unas pocas décadas el mundo occidental fue capaz de marchar bajo esta creencia, mientras todavía tenía nuevas tierras para ocupar y mientras producía a costa de una capa de suelo superficial. Pero la agricultura moderna no ha elevado el potencial de producción de la tierra con excepción de muy limitadas regiones. No ha reducido la resistencia ambiental, lo único que ha aumentado es la destrucción del suelo sobre millones de hectáreas. La discusión de la revolución agrícola en términos de aumento de producción por agricultor o aun en términos de pura agricultura, expresa una forma de pensar muy falsa y peligrosa. Un hombre con una tecnología avanzada puede ser capaz de cultivar toda una sección. Esto no creará más secciones de tierra agrícola ni mantendrá ni siquiera la productividad de otros sectores.
Es decir, el hombre con su tecnología violó la capacidad de producción de la tierra y la está liquidando. Ese es el mensaje de esto...

Chury: Muy bien, estamos terminando pero el lunes que viene vamos a proseguir con esto...

Macció: Vamos a seguir porque he llegado a la página 73 y el libro tiene 375 páginas. Pongo el libro a disposición de la comunidad de oyentes para difundirlo en la forma en que se quiera...

Chury: Y les vamos a decir de qué forma lo vamos a difundir el próximo lunes...

Macció: Y pensarlo y discutirlo, hay que actualizarlo en la cifra demográfica. Hay parte del pensamiento de este hombre que no me gusta para nada, pero lo que él presenta como realidad mundial es inobjetable y lo que me admira es la vigencia que tiene hoy...

Chury: Sí, debemos fijarnos en eso.
Además aparece como un hombre que dice cuídense del comunismo, pero más adelante dice que el capitalismo es el responsable de los males...

Macció: Claro, no tiene empacho en decirlo, se ve que es un hombre muy solvente...

Chury: Sí, sí.
Bien, Guillermo, te agradezco como siempre el que hayas estado acá...

Macció: Bueno, será hasta el próximo lunes entonces.

Chury: Que pases muy bien.

 

Tomado de Cx 36 Radio Centenario

 

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post