Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Tras las cacareadas palabras de Evo Morales

1 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Desmontamos la noticia a petición de nuestros lectores

 

César Pérez Navarro - Tercera Información |
Evo_transgenicos.jpg Lejos de escandalizarnos por las palabras de Evo Morales, sus declaraciones en tono distendido -bromeando- contra los transgénicos y en defensa de la soberanía alimentaria, lo que debería abrumarnos una vez más es el papel que juegan las agencias de noticias en Bolivia, entre otros lugares indóciles del mundo.

Que los periodistas de tales agencias asistan a un importante evento -La Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra- evento cuyo contenido a todos debiera preocuparnos si evaluamos con rigor la catástrofe que se nos viene encima, y que del mismo extraigan carnaza para periódicos, televisiones y radios: ”Morales culpa a los transgénicos de la homosexualidad y la calvicie” (Público), en lugar de una cobertura seria de la conferencia, considerando que eso es lo que nosotros debemos saber, que eso es información, es sencillamente indignante.

Que la labor de desprestigio a los gobiernos de aquellos países que conforman el ALBA parta ya de las agencias que distribuyen la información entre los medios de comunicación y todos difundan la basura tal y cómo la reciben, cada cual con su enunciado gracioso, incluidos esos que se dicen “progresistas”, tendría que llamar a la reflexión sobre el cúal es el cometido real de las multinacionales mediáticas en nuestra sociedad, especialmente cuando se trata de informar sobre los presidentes de países molestos para la práctica de la doctrina del Libre Comercio, doctrina de Fe en Europa y Norteamérica, aún HOY.

¿Cómo es posible que de un discurso de varias horas siempre se extraigan aquellos segundos o ese otro minuto que, de alguna forma, puede ser utilizado para el descrédito de un presidente que insiste en defender los productos locales frente a los importados, a la par que la nacionalización de la explotación de los recursos energéticos? Tal aberración desinformativa sólo puede comprenderse si uno se imagina al periodista de las agencias o de Prisa, Vocento, RCS, Imagina, etc. cumpliendo -que para eso le pagan- la consigna para la cual fue enviado al evento: “extrae del discurso cualquier frase que podamos utilizar. El resto no nos interesa”.

El debate que se abre en la sociedad es, entonces, tan ridículo como el que nos ocupó hace unos días; Evo Morales asegura que los homosexuales europeos lo son por comer pollo (TVE), Homosexuales españoles exigen una rectificación (ABC), El pollo homosexual (La Vanguardia), Evo Morales: "Los pollos hormonados te vuelven homosexual" (La Sexta, entrecomillando como si fuesen palabras textuales), y así, hasta más de 500.000 resultados en el buscador Google si introducimos "Evo Morales homosexualidad", aunque nunca pronunciase esa palabra.

Es entonces, cuando los medios alternativos nos vemos inmersos en el juego de tener que corregir los excesos de los media mass y recordar, por ejemplo, la Constitución de Bolivia, aprobada bajo el gobierno del MAS en Febrero de 2009, que en su artículo 14 II dice; “El Estado prohíbe y sanciona toda forma de discriminación fundada en razón de sexo, color, edad, orientación sexual, identidad de género, origen, cultura, nacionalidad, ciudadanía, idioma, credo religioso, ideología, filiación política o filosófica, estado civil, condición económica o social, tipo de ocupación, grado de instrucción, discapacidad, embarazo, u otras que tengan por objetivo o resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos de toda persona“.

¡Y si fuese sólo cosa de los medios alternativos! Hasta el gobierno de Bolivia tiene que perder el tiempo en salir a la palestra y decir lo evidente: que el presidente, por supuesto, respeta la libertad sexual de cada cual, que se ha exagerado, que se ha interpretado lo que se ha querido, etc. Pero para este tipo de noticia, no esperemos una divulgación medianamente aceptable.

Tampoco leeremos que, a propósito de las palabras de Evo Morales, se abra un debate acerca de los riesgos de los transgénicos, de manera que el lector pueda averiguar hasta qué punto éstos pueden ser dañinos para la salud, tal y cómo planteó la OMS en 2005 o nos sigue recordandoGreenpeace. Por no hablar de los nefastos impactos que generan en aquellos países productores de soja transgénica, principalmente: desplazamiento de los productores locales de cultivos diversificados, pérdida de fuentes de trabajo, de productividad local, dependencia de alimentos importados, erosión y pérdida de biodiversidad, cambios en los patrones alimentarios y, en definitiva, destrucción de la soberanía alimentaria. De todo eso también habló Evo, pero parece que no es de nuestra incumbencia o no debería serlo. Tampoco lo son las denuncias del presidente boliviano a los incumplimientos del protocolo de Kyoto y de otras cumbres, como la de Copenhage que, como acusaba Morales, sirven de lavado de imagen a los países neoliberales.

La noticia, si los medios fuesen nuestros y no de las corporaciones, podría haberse titulado: “Evo Morales propone la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática ”. Por descontado, si los medios permaneciesen bajo el control democrático de los ciudadanos nunca hubiésemos censurado la semana de lucha y la manifestación de miles de personas contra los transgénicos, el pasado 17 de Abril en Madrid. ¿Cómo podemos interpretar la masiva difusión de la estúpida anécdota por parte de todos los medios, y cómo no, también de Público y El País y que, unos días antes, ambos medios “progresistas” silenciasen tanto la convocatoria de dicha manifestación como su resultado?

Compartir este post

Comentar este post